Conectarse

Recuperar mi contraseña



Una nueva generacion H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
Una nueva generacion SiUh6o7
Una nueva generacion KRfbrcG
Una nueva generacion 9fBXn98

Una nueva generacion

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ir abajo

Una nueva generacion Empty Una nueva generacion

Mensaje por Veluzi Gedber el Mar Jul 19, 2011 8:55 pm

En dos puertos muy parecidos entre ellos pero separados por innumerables kilómetros van a empezar acontecimientos destinados a entrelazarse el uno con el otro.

En el puerto rebelde reinaba la agitación, no faltaba nada para partir, el día anterior su flota principal ya partió del aquel puerto, cada uno de los barcos de esa flota estaba rebosarte de soldados llenos de ánimos y ganas por sacrificar sus vidas por su patria si hiciese falta, pero aun así, su arma secreta, su guinda del pastel aun no había salido de aquel extraño puerto militar oculto en una enorme cueva que daba al mar con una boca recorrida por innumerables estalactitas que hacían parecer a aquella salida al océano la boca de un demonio.

Las innumerables personas que salieron de ese mismo puesto semanas, quizás meses antes de aquel día habían vuelto en su mayoría, destinadas a traer todos los hombres que pudieran para su barco, en total habían logrado reclutar miles de soldados, parece una cantidad exagerada pero aun así el barco seguía teniendo espacio para muchos más en la enorme embarcación, cientos de camarotes, cocinas, baños, taberna, hospital, más parecía una ciudad flotante que navegaba a la guerra.
El barco no se movía por vela pues si su ya de por si enorme tamaño hacia que algunos al principio se preguntases si chocarían contra las estalactitas de la entrada, unas velas sin duda chocarían y perderían el mástil, además más de uno de los oficiales que supervisaba aquella creación había preferido confiar para llegar seguro a su destino más en la fuerza de los hombres que en los caprichos de las mareas, por eso tenia innumerables de remeros, en su mayoría esclavos que la propulsaban por el mar.

Los jefes de la fuerzas opositoras al imperio que ansiaban recuperar su territorio antiguo habían encargado el barco además a numerosos oficiales a tres de sus más destacados generales en su marina, un humano que respondía al nombre de Ruder con fama de saber la mayoría de las veces la dureza necesaria para tratar a su tripulación, siendo en algunos momentos blanco como la mantequilla y en otros duro como la roca, entre los que le conocían bien conocían de sobra su odio hacia cualquier esclavo pues hace tiempo uno de estos en su intento de huir de la casa de Rudar en la que ejercía como sirviente mato a su esposa, desde entonces no los soporta.
Junto a esta figura al que correspondía el cargo de jefe de la misión habían otros dos generales, una engendra de la clase raptora, la más parecida a grandes reptiles, llamada Sxapin destacada por su extrema dureza a la hora de ejecutar cualquier orden y un orco grande incluso para los suyos llamado Riedo, ellos serian los capitanes de esta expedición y actualmente se encontraban repasando los planes junto con un montón de oficiales en su camarote.

El armamento del barco les daba confianzas y le hacia crrer que nada les podria derrotar, a los lados del barco entre las tablas de color azul marino e encontraban saliendo de entre los maderos numerosos cañones algunos ya cargados y listos para disparar, se podian contar por cientos las bocas de hierro que esperaban a escupir sus proyectiles sobre los enemigos y por grandes que fueran y por mucho que se movieran al disparar quedaban empequeñecidos junto con ese barco que reducia a los hombres a hormigas, esa era su mejor baza por la parte ofensiva, pero por la defensiva tampoco se quedaban atrás, el dinero de cierta ayuda anonimahizo para el barco había sobrado para acorazar el barco, meses antes cuando empezaron sus labores de construccion probaron a disparar uno de sus enormes cañones contra una parte del casco del barco que todavia no se había unido a este, esa parte ahora esta unida al barco, es fácil adivinar que paso aquel momento.

Solo esperaban los rebeldes para hacer zarpar a su precioso barco, llamado El Vigan a la llegada de las ultimas patrullas de recoleccion de soldados, que deberían llegar pronto, no sabian sin embargo que sin ser tan secreto su imperio opresor preparaba en un puerto bajo su dominio un arma similar, casi identica, el mismo color, tamaño y materiales, solo que en lugar de tres los driguia un solo capitanllamado Alberd, que se rumoreaba estaba medio loco aunque a veces no daba esa impresión, su extremo parecido hacia crrer a los muy escasos seres que conocian la existencia de ambas que habian sido fabricadas con los mismos planos, menos conocian que eso era verdad aunque no era relevante, el mismo emperador salio desde el balcon de su palacio para asistir al espectaculo, una maquina de guerra como la de los reveldes pero a su servicio partia ahora bajo su mirada hacia la conquista, confiaba plenamente en ellos sin embargo aun quedaba mucho por ocurrir.

-Es la hora de que la mayor potencia de noreth pruebe sus nuevos jugetes- cito el emperador lleno de orgullo, confianza y sentimiento de superioridad mientras volvia a entrar dentro de su fortaleza tras que su barco, el Utusian, zarpase.


Spoiler:

Una nueva generacion Luz_3_capitan capitan del Vigan
Una nueva generacion Images?q=tbn:ANd9GcQSKFA98INeLkzKl3iEq3F6p_LT4z3o1LPpVK9KVkiPbJYQ9MUr&t=1 la raptora
Una nueva generacion Ilustraciones-orcos-2 el orco
Una nueva generacion Captain_Flynn_Freeborn_by_CapnFlynn capitan del Utusian
Perdon por las imas, no pude encontrar nada mejor

Spoiler:
-Bien, una semana para postear, de momento teneis libertad para narrar como llegais a vuestro respectivo barco, cualquier duda, comentario, sugerencia, critica construciva, pregunta, etc por mp, gracias n.n


Veluzi, plateado paladin de hielo.
Una nueva generacion Velu

Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
Veluzi Gedber
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Nikulin el Miér Jul 20, 2011 7:33 am

Eso le pasaba por "pasarse de la raya". Ahora estaba encerrado en un camarote que parecía más una prisión más que un confortable dormitorio. ¿Qué había hecho? Pues simplemente se trató de comer al hijo gordo de un Oficial de alta jerarquía y, para su mala suerte, los guardias imperiales le atraparon mientras intentaba levantar vuelo con la obesa presa. Desde lejos no parecía tan pesada, fue una mala idea confiarse tanto.

Sin embargo, aunque pudieron haberlo matado, los guardias que lo atraparon lo llevaron ante el mencionado Oficial de alto rango y decían cosas como que La Gárgola era alguna clase de "Divinium" o algo así, una raza de seres alados como él. Nikulin no tenía idea de qué estaban hablando pues nunca había oido o visto a tales seres, pero mientras ellos pensaran que él era una de esas cosas y le dejaran vivir... Pues que así sea.

Fue por este motivo que el mencionado de alta jerarquía le ofrecería al "Divinium horrible" la oportunidad de unirse a una misión en altamar. Su capacidad para sobrevolar los cielos sería sumamente útil no solo para explorar, sino por si surgía alguna clase de enfrentamiento con piratas o similares. "¿Cuál es tu precio? ¿Qué quieres a cambio?" preguntaría el hombre y el Monstruo le respondería "Carne Fresca". Pues... que así sea.

Desde ese momento lo mantuvieron encerrado como prisionero en una gran habitación en la casa del Oficial, y aunque no le dejaban salir al menos le traían una importante cantidad de carne, kilos y kilos de vaya a saber Dios de qué animal eran. No importaba en realidad, pues la mayoría de las carnes tienen el mismo sabor. Pero llegaría de todos modos el momento en el que, a pesar de la buena dieta que tenía, desearía estirar sus alas y volar bajo las estrellas por el simple placer de sentir el aire frío sobre su deforme rostro. Por (mala) suerte, cuando ya estaba pensando en cómo salir de allí, un grupo de guardias entrarían en su recámara y, atándole una cadena al cuello lo llevarían como bestia salvaje hasta una inmensa jaula en la que lo transportarían hasta un edificio de madera y hierro que flotaba sobre el agua. ¿Qué clase de cosa era aquella? La había visto antes, o al menos algunas similares pero mucho más pequeñas.

- Disculpa la brutalidad de mis guardias, es que te tienen miedo. Si quieres más comida tendrás que acompañarnos en nuestro viaje en altamar- Diría el Oficial, quien con una indicación le ordenaría a sus hombres que llevaran al Monstruo hasta una recámara donde tendría mucho alimento pero, en definitiva, volvería a estar encerrado.

Y es así como nos encontramos en el principio de esta historia. Encerrado en su camarote Nikulin pensaba en cómo salir. Sin embargo no tendría que esperar mucho pues pronto un marinero le abriría la puerta desde el exterior y le dejaría "ser libre". Y como perro que escapa de un dueño malvado, la Gárgola correría sobre sus cuatro patas por los pasillos hasta llegar al exterior y desde allí extendería sus alas y levantaría vuelo pasando sobre la cabeza de los marineros. Las alas de cuatro metros de envergadura cada una, el cuerpo más la larga cola de casi metro y medio y la piel gris del Monstruo le daban un aspecto temible que contrastaba con el cielo gris.

De ese modo, tras levantar vuelo, Nikulin se daría cuenta de que no tenía idea de dónde estaba. Intentar volar sin saber a dónde ir sería muy peligroso pues podría terminar en el medio de la nada y él no era especialmente bueno nadando. Solo le quedaba una opción viable. Planeando y dando vueltas en círculos en el aire, regresaría al barco para terminar parándose sobre uno de los puestos de los vigías. Allí estaba lejos de esos molestos hombres y además podía contemplar el horizonte con facilidad, esperando ver tierra firme pronto.
Nikulin
Nikulin

Mensajes : 18
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Eleazar el Jue Jul 21, 2011 8:54 pm

El olor del viento tenía un toque característico y que me era poco familiar: el olor a sal.

Siempre que llegaba a alguna ciudad portuaria, ese olor me llamaba la atención, y solía tardar unos días en acostumbrarme del todo. El aire se me hacía pesado, cargado a pesar de que corría una ligera brisa. Casí sentía la sal pegándose a mi sudorosa frente.

Pero a pesar del clima enrarecido, también me sentía emocionado en cierta manera. Iba a tener la oportunidad de navegar en un navío que, según me habían comentado los hombres que se encargaron de enrolarme en su ejército, era impresionante. El Vigan. Esto de por sí ya era un aliciente para tomar la mar, pero si me uní a esta misión, fue sobre todo por los ideales que defendían.

Al parecer, las gentes de este reino estaban sufriendo la presión del Imperio, y luchaban por mantener su independencia. En cuanto me comentaron la situación, decidí unirme a su causa. Desde luego, si podía tomar parte en esta cruzada en busca de la libertad y la justicia, la tomaría. Aunque era consciente de que muchos de los hombres que se habían unido a esta aventura no lo hacían por ayudar a estos ciudadanos, y que probablemente la gran mayoría no se dejaría la piel por ellos.

Fui en dirección al puerto, acompañado por los nuevos soldados y por los responsables que nos habían reclutado. Algunos de ellos hacían gala de "malas maneras", comportándose rudamente, y parecían orgullosos de ello. Hacían comentarios respecto a los beneficios que ganarían con esta misión, pero ni el más mínimo comentario respecto a la situación y el objetivo que supuestamente defendían. En fin, era de esperar. También habían marinos, con las pieles oscuras y curtidas al sol, que iban y venían por todas partes.

Al fin llegamos a nuestro destino, y la grandeza y majestuosidad del barco me dejó impresionado. No era común ver una embarcación de semejantes dimensiones. Con esta arma de guerra, las posibilidades de victoria se incrementaban sin lugar a dudas.

El Vigan aguardaba paciente a la llegada de los últimos reclutados, entre los cuales me hallaba yo, y no quedaba mucho tiempo antes de que el barco zarpase. Cruzando por las pasarelas que se sostenían entre la barandilla del barco y el puerto, fui caminando hasta la cubierta. En un primer instante, me sorprendió ver que se movía por remos. En mi opinión, era un derroche de fuerza militar y mano de obra, pero no era yo quien debía decidir aquellos asuntos.

El barco rebosaba de gente, que se gritaba y daba instrucciones, haciendo todos los preparativos antes de echarse a la mar. No era esa mi labor, por el momento podía relajarme. Caminé por la entablada superficie, haciendo resonar con mis botas la madera de la cubierta. Sentía como retumbaba con cada paso, era un sonido que curiosamente me resultó agradable. Me asomé por la barandilla, apoyando mis codos en ella y dejando caer mi peso sobre la madera. Observé las olas romper suavemente contra la superficie del barco. Se oía de lejos los graznidos de algunas aves marinas. Con mi cuerpo reposando en esta postura, aguardé tranquilamente a que el barco zarpara.
Eleazar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Suspiro el Sáb Jul 23, 2011 10:16 pm

Los días de un rátido son veloces, se precipitan en un sin número de muecas y desprecios que corren por la garganta de los ignorantes y los eruditos por igual, nadie sabe tratar a un rátido con respeto y aquellos que lo hacen, descubren de forma veloz el error en el que han caído, es así como mi viaje en aquel imponente navío empezó, no por la necesidad de viaje, no por la huida de un pueblo, ni pensar en que fueron los ideales de aquella flota la que me llevó a unirme a aquella tripulación, es por venganza, simple y llana venganza.

Habrá sido un mes antes de que yo entrara al servicio de la enorme nave, mi caravana comercial se dirigía hacia las puertas de aquel gran imperio pues pensaba entablar una relación comercial mutuamente beneficiosa, después de todo, ¿Quién necesita más de los mercaderes que los pueblos en guerra?

No tuve demasiados problemas para llegar, después de todo, no había quien no escuchara las historias de estas grandes naciones enzarzadas en cruento combate; los cobardes huían y contaban historias de sus grandes hazañas en combate, personalmente no tengo manera de refutar sus historias, pero un mentiroso conoce otro cuando lo ve y yo, bueno, yo soy un gran mentiroso.

Una vez llegue a la ciudad me recibieron unos guardias, se comportaron como todo guardia debe de hacerlo, revisaron mi cargamento para asegurarse de que no contenía nada fuera de lo normal y me hicieron pasar a la ciudad; una vez adentro me recibió un coronel, o general, o cualquiera de esos cargos, sus insignias adornaban un uniforme pulcro y atendido, con esmero en los detalles, puesto que no había en aquel traje macula alguna; su bienvenida fue agradable y educada, incluso me sentí alagado y complacido cuando fui tratado como cualquier otro mercader, aparentemente había tomado una buena decisión , pues en ese entonces me imaginaba que para aquel soldado mi raza no importaba.

Pero siempre hay excepciones a las reglas y en este caso, no pude observar el subterfugio de aquel humano, así que supongo que siempre hay mentirosos mejores en el mundo, tal vez fue la avaricia lo que me hizo confiarme, mis mercancías eran vistas con ojos codiciosos e ingenuamente creí que eso era señal de una jugosa venta próxima.

Mi error fue rápidamente comprobado una vez que me llevaron al “patio de transacciones” un lugar abierto, con un hombre sentado en una mesa en el centro, tenía a su lado pilas de monedas, algunas joyas y muchos papeles, por lo que supuse era el tasador oficial y el comprador final de mis mercancías, sin embargo para este momento mis sospechas ya se habían activado, no porque ellos hicieran mal su trabajo, simplemente porque las ratas preferimos andar por la orilla de la pared, para nosotros, entrar a un espacio abierto va contra nuestro instinto, tal vez debí hacerle caso a mi instinto, porque lo siguiente que supe era que estaba rodeado, con varios guardias apuntándome con sus arcos y el tipo del centro desenvainando una espada.

Fue aquí donde cometí un grave error, pues antes de que su pudieran dar cuenta, había esquivado dos flechas y mi daga partía la garganta de aquel tipo mientras lo usaba de escudo humano; las flechas siguieron cayendo a raudales, pero yo escuchaba el tensar de las cuerdas y el posterior sonido de liberación, era prácticamente imposible golpearme mientras me encaminada a toda marcha zigzagueando por el patio y escuchando el inconfundible sonido de una flecha clavándose en el suelo tras de mí.

No tardaron en darse cuenta que las flechas no servirían con un rátido prevenido por lo que se abalanzaron sobre mí y me rodearon, sin importar que tan rápido fuera, ellos eran mucho y terminar por acorralarme contra un rincón del patio en donde yo defendía mi posición como un poseso por algún espíritu guerrero y fue ahí donde tuve un golpe de suerte, pues esta acción desencadenó las demás, ya que habían decidido no matarme en el patio sino fuera de los muros, ignoro en realidad el porqué de esta acción, probablemente sus oficiales mayores no estaban de acuerdo, tal vez ellos habían decidido quedarse con mi cargamento sin informarlo o tal vez no querían limpiar la sangre de un rátido, pero fuera lo que fuera, me sacaron de la ciudad a lomos de mi caballo como si escoltaran a un gran señor en lugar de un prisionero.

Una vez afuera me di cuenta de que estábamos solos y sin duda me percate de que iba a morir, así, sin más, víctima de una infame traición, pero como había dicho, mi suerte había cambiado en el momento en el que habían decidido ejecutarme afuera, pues una comitiva de reclutamiento de los rebeldes había observado mi posición, me inminente muerte y decidieron que si el imperio me quería muerto, ellos me querían en el ataque, pues cualquier enemigo de mi enemigo es mi amigo.

Fue así como conocí el barco insignia de los rebeldes y me puse a su disposición, como dije, no es por un ideal, este viaje es por venganza.


Última edición por Suspiro el Lun Jul 25, 2011 8:06 pm, editado 1 vez
Suspiro
Suspiro

Mensajes : 55
Edad : 32
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Desmond Morgan el Dom Jul 24, 2011 1:44 pm

Mi cara se reflejaba en el frío acero de la daga, ante mi tenia a otra víctima pero esta vez mi Pasajero Oscuro, como yo lo llamo, estaba satisfecho esta vez, otros motivos me llevaron a que esa víctima fuera testigo en primera persona de mi ritual. Y era mi código, tan exquisito, tan calculado, tan...propio. Pues la regla que seguía desde aquel día en que mi pasajero oscuro dio rienda a sus sentimientos, si es que alguna vez los había tenido, era la cuarta del código y la que me llevaba a ir detrás de un noble Juan Carlos de Sophia aquel malnacido acabó con la vida de mis padres adoptivos hace años y no descansaré hasta encontrarlo. Con una de las espadas afilaba la daga para que quedara impoluta, mientras mi cara se seguía reflejando en el metal, mi otro yo, tan natural, tan Desmond...
Quinn me saco de mi ensimismamiento haciendo ver que en aquella habitación encima de una mesa había una víctima así que, sin mas dilación, saqué el frasquito y se lo posé cerca de la nariz lo que le hizo despertarse tomando aire agudamente.
-Buenos dias.-dije cordialmente.-Aunque para ti es de suponer de que no son tan buenos-
-¿Que demonios quieres?-dijo mi víctima atada de pies y manos.
-Vaya, que directo, esta bien, vayamos al grano-dije.-Te he estado siguiendo y se que tienes contacto con Juan Carlos de Sophia.-la víctima no movió ni un musculo, o tenia miedo o la segunda opción que era mas coherente: ocultaba algo.
-Y bien, donde esta Juan Carlos.-la víctima sonrió yo lo hice también y me acerque a el acariciando el filo de la daga por los dos lados. Se empezó a poner nervioso, era lo que quería, así que volví a sonreír dejando mostrar mi sonrisa mas macabra, aquella que solo sabe poner mi oscuro pasajero.
-Bien, bien. Asi que, ¿Me lo vas a decir? O ¿Quieres morir por esa información?-
-No te voy a decir nada-dijo la que ya era una segura futura víctima, y escupió.
-Esta bien.-dije limpiándome.-Entonces a ver cuanto dolor puedes soportar.-nunca lo había hecho, torturar a alguien, nunca, mis trabajos suelen ser limpios, rápidos, pero la situación lo requería.
-Desmond, ha pasado mucho tiempo desde que estas aquí, ¿Cuanto tiempo puedes estar hasta sacarle información?.-dijo una voz a mi espalda, sentada en una silla.
-Calla, Quinn, el lo sabe, tengo que sacárselo.-
-Pero te arriesgas a que te cojan, esta olvidando el código.-
-¡No! El código sigue vivo, pero con mas reglas.-
-Con tus reglas Desmond, haz el trabajo rápido y vete de aquí, si sabes lo que te conviene.-
La víctima estaba atónita ante tal escena se había dado cuenta de que mi mente era insana y tras ver el horror en sus ojos volví en mi y le puse la daga en el cuello.
-Bien, ¿Me lo vas a decir?.-
-Esta bien, esta bien, hay un barco, no se muy bien donde esta, pero tengo en mi ropa la localización.-me fije en sus piernas que había atado con sus pantalones.-Se dirige hasta donde se yo, Juan Carlos de Sophia ha estado recientemente, te juro que no se mas, pero por favor déjame libre.-
-Lo siento, pero no puedo, requiescat in pace.-y tras esto me precipité a clavar la daga, con rapidez corte los ropajes y saque el papel, ahora ya sabia donde estaba solo quedaba encontrarlo.

Ah, el olor a salitre, a pescado destripado, aquella era una ciudad de mar pero no había tiempo, tenia que encontrar el barco y zarpar en el, si hacia falta luchar, lucharía.
Así pues, no costó encontrarlo, pues un gran grupo de soldados subía al barco, no sabia como subir, así que con riesgo me mezclé entre los soldados, y suspiré hasta que una voz gritó:-¡Eh, tu!-tocaba luchar así que pose las dos manos sobre las espadas y espere.-Se te ha caído la daga, la necesitaras allá donde vamos.-me relaje y quite las manos de las espadas, cogí la daga y le obsequié con un cordial y animado gracias, a lo que el hombre respondió asintiendo.
Nadie sabia como había llegado ese encapuchado al barco ni lo que tramaba seguramente, las cosas se podían poner feas así que me acerqué a la gente que allí había recaudando información entre sus conversaciones. Por lo visto este era el barco del imperio, y se iba a enfrentar a unos rebeldes, perfecto, mezclado entre gentes del imperio esperó recaudar información sobre aquel noble que un día arrebató la vida a mis padres, Juan Carlos de Sophia. El barco zarpó y cuando llevábamos ya un rato de viaje un monstruo sobrevoló el barco y yo posé las manos sobre las espadas, ¿Que demonios era eso, jamas había visto nada parecido?. Por lo visto parecía manso, pero aquello me daba buena espina, esto era una guerra, y si había mas de esos, no habría ningún peligro.


Elegid como quereis vivir, por que muy pronto morireis

CÓDIGO DE MATANZA:

Codigo de matanza.

1) No matarás inocentes.
2) Los niños son criaturas vulnerables, tampoco matarás niños.
3) No dejes llevarte por los sentimientos. Ni te involucres emocionalmente, así solo conseguirás meterte en problemas.
4) No dejes que te cojan. Se muy meticuloso, sigiloso y cuidadoso.
5) Investiga siempre a tu victima antes de matarla. Tienes que estar seguro de que es esa victima la que tienes que matar
6) Siempre, siempre. Tienes que aparentar ser alguien normal. Actúa bajo lo que te he enseñado, y nunca deberías tener problemas.
Codigo de matanza propio: 1) Venganza.
Desmond Morgan
Desmond Morgan
Oscuro pasajero

Mensajes : 442
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Veluzi Gedber el Miér Jul 27, 2011 9:18 pm

-¿Ya estamos todos a bordo?-
-Si señor, las ultimas “patrullas” acaban de regresar y ya tenemos a la mayoría en sus puestos, remeros, magos, vigías, los únicos que están desordenados son los mercenarios y marinos que en muchos casos nunca vieron nada semejante y exploran el lugar-
-Excelente, quizás después debamos hacer un simulacro para ver como se comportan todos, y si alguno no reacciona adecuadamente pues, en fin, mejor en ese momento que cuando toque la emboscada-.

Los tres generales hablaban en la cubierta del barco mientras contemplaban a algunos marineros quitando cualquier cosa que les amarraba a tierra y dado el tamaño de aquella embarcación eran muchas, una vez todas estaba a buen recaudo el capitán dio la orden, los remos de la parte izquierda salieron sosteniéndose casi rectos sobre el agua sin rozarla apenas, la razón de aquello es que la construcción del barco se hizo con el lado derecho pegado a la tierra de la caverna por lo que sacar los remos por aquel lado podría dañar el puerto o romper los remos, quizás las dos cosas así que pensaron en otra forma de empujarlos lo suficiente para sacarlos de aquella caverna, tendrían que empujar, pero no los humanos ni elfos, ni tan siquiera los orcos allí reunidos, si no algo mucho mas fuerte.

Sobre la cubierta se pudieron oír los bramidos de unas bestias de las manos de sus cuidadores un buen numero de elefantes de guerra avanzaron hasta el barco, las bestias no podían ir a la incursión, lo mas grande que allí podían llevar eran caballos y similares, quizás alguna bestia mayor, pero decenas de aquellos seres de ocho toneladas no.
Muchos marinos que jamás vieron uno de aquellos animales se asomo por la borda a mirar a los recién llegados, mientras estos hacían fuera común con sus duras cabezas sobre una estructura de madera diseñada desde que se percataron de aquel problema de salida para permitir a los elefantes empujar todos y sacar al barco al mar, lentamente la monstruosa embarcación empezó a separarse de la tierra pero mucho mas por la zona delantera que por la trasera, tras un cuarto de hora de diversos empujes y tiros planeados previamente los remos izquierdos salieron al agua y terminaron de llevar a aquel barco a su travesía.

En escasos minutos llevados por el empuje de cientos de aquellos remos perdieron de vista la costa y entraron en el mar, completamente rodeados de agua.

Por otra parte el barco del imperio libre de esos inconvenientes había salido de puerto hacia rato, en su cubierta una similar mezcla de caos y orden ofrecida por la extraña combinación que ofrecían tanto numerosos soldados imperiales todos aparentemente idénticos con la armadura blanca, escudo y espada reglamentaria, otros con arcos o lanzas que mantenían bastante serenidad y disciplina a pesar de que aquel barco era demasiado grande para que la ley y las patrullas llegasen a cada pasillo y camarote y muchos de los mercenarios por así definirlos , de distintos países, razas y creencias, unidos solo por su interés por la suma de dinero que les darán cuando acaben las tareas en aquel barco aprovechaba aquella falta de ley.

Precisamente uno de aquellos hombres estaba siendo llevado ante el capitán por un asesinato, aparentemente provocado por unas supuestas trampas en una partida de cartas que le habían quitado al culpable gran cantidad de dinero.
Lo llevaron al camarote del capitán, abrieron la puerta y lo echaron dentro, acto seguido sin esperar nada, cerraron la puerta, el fugitivo se encontró un camarote amplio y luminoso, bien decorado y con dos guardias dentro de la habitación, a los lados de la puerta uniformados como los soldados del imperio enfrente a el, detrás de una mesa plagada de mapas, cartas y artículos de escritura se hallaba un sillón de espaldas a el, pronto una voz serena y grave sonó en la sala.

-¿Eres tan idiota como para jugar a algo en este barco? las tropas imperiales no juegan con estafadores y todos los mercenarios de este navío son lo suficientemente avariciosos como para serlo a la minima oportunidad-
Un figura se levanto lentamente dejando ver parte de su cuerpo sobre el respaldo del sillón, -¿sabes chiquillo por que me eligieron para mandar este barco? te lo diré, algunos dirán por la experiencia, otros que el carisma, la pura verdad s que por alguna razón una vez que ven como me comporto ante la gente como tu, no hay muchos que repitan la acción y ahora- salvo las ultimas palabras se dirigió al preso en total calma manteniendo siempre la compostura, pero las ultimas palabras como las que dijo a continuación le hicieron comprender al marino por que se rumoreaba que el capitán estaba medio loco- ahora, ¡me toca divertirme!-

Minutos después en la cubierta el capitán reía a ratos mientras un enorme engendro de cuatro brazos tiraba de lo que parecía ser una caña de pescar, la presa tiburones y el cebo el asesino.



Spoiler:
-Bien bien, ¿por donde empezar?
Supongo que por aquí, aun falta un poco antes de que empiece toda la acción para unos y para otros así que de momento y hasta nueva señal, pueden hacer lo que querían dentro de sus respectivos barcos, mientras no se salga de la lógica o las reglas del foro, por mi parte sois libres para hacer lo que os imaginéis, solo una cosa, si metéis algún pnj es posible que mas adelante en el rol se me ocurra alguna forma de usarlo para alguna cosa o tal vez no, eso no lose.

Luego, se que Ezan y Loki no han posteado, Loki me dijo que no podría este turno y no pasa nada, pero Ezan nada, a menos que postease su despedida con otra piel que no conozca, si alguien sabe que ha pasado esto ultimo, les pido por favor que me lo hagan saber por mp o poniendo un spoiler en sus post si quieren para saber si esperarle hasta que vuelva o abrir su cupo ya.

El tiempo, simple, una semana y en el orden que querais los post y la ultima cosa que me gustaría comentarles s una cosa que probé ya en otras partidas y quizás en esta, se trataría de minificha de los enemigos de la partida puestas según salieran con información básica, como nombre, apariencia, agresividad, recomendaciones, etc y he pensado en que quizás alguno no quiera las minificha y me gustaría que me dijesen cada uno si quieren o no que se las ponga, ya sea por mp, post en lo de aventuras disponibles o spoiler en su post, o también pueden no decírmelo si no les importa o no quieren hacerlo, solo contar como un voto en blanco, gracias por su tiempo y espero que se diviertan.



Veluzi, plateado paladin de hielo.
Una nueva generacion Velu

Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
Veluzi Gedber
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Desmond Morgan el Jue Jul 28, 2011 9:50 am

Mientras miraba al ancho mar recordaba aquella vez que mi padre descubrió lo que podía hacer no con un animal si no con un humano:

Estaba en mi lugar de origen, jugando con mi mejor amigo Carriot y las cosas se torcieron. El padre de Carriot, un soldado retirado y borracho, lo maltrataba hasta la saciedad al punto de que en el cuerpo de Carriot estaba parcialmente cubierto de moratones y golpes, y casi siempre venía con algo roto, pero eso mi pasajero oscuro no lo aguantaba, quizás sea ese el indicio de que de verdad tengo sentimientos… eso ahora no importa. El caso es que esa noche estábamos jugando como cualquier niño de 11 años y su padre llegó totalmente borracho dijo unas cosas ininteligibles y tras desenvainar la espada le pegó con la culata a Carriot y el golpe lo derribo. Se le calló la espada debido a la ebriedad que era notoria y se fue refunfuñando algo así como: “Crio del demonio, la próxima vez te matare”. Mi pasajero oscuro, al oír eso, entro en acción y cogí la espada, que era corta pero a mis años aun pesaba, y levantándola con un enorme esfuerzo le propiné un tajo en la entrepierna lo que le hizo caerse al suelo ayudado, también, por el alcohol que llevaba en la sangre, entonces sin pensármelo dos veces le cogí la daga de la funda, como podía ir ese esperpento tan armado, y le levante la cabeza. Entonces recordé algo que cuando murió mi abuelo dijo mi padre: “Requiescat in pace” quería decir descanse en paz en un idioma que desconocía así que le dije.
-No vas a seguir maltratando a Carriot, requiescat in pace-y tras esto degollé al padre de Carriot. Este, atónito, me miraba con una mirada que no olvidare nunca, esa mirada emanaba verdadero pavor, es la que acostumbro ver en mis victimas pero Carriot no era una y esa mirada, en realidad, hizo mella en mí. Entonces Quinn me cogió en brazo y ante, aun, la atónita y aterrada mirada de Carriot, que empezaba a llorar, me hizo desaparecer de allí.
¿A qué viene esto? Os preguntareis, no os podéis imaginar a quien me encontré en aquel mismo barco. Eran cosas del destino, o quizás simple azar pero después de observar el mar, me dije a mi mismo que era hora de empezar la búsqueda lo que había venido a hacer y eso era encontrar a Juan Carlos. Miraba por los camarotes y todos estaban llenos pero de marineros, soldados y demás no eran de utilidad asi que cerraba la puerta tras pedir disculpas por la equivocación hasta que al final en uno me encontré a Carriot. Al principio abrí la puerta y él no me reconoció pero yo sí, la misma cara aniñada, con notables marcas debido al maltrato de su padre y nariz pequeña y redonda, algo delgado pero musculado, si, la vida le había tratado bien desde aquel día, y yo me alegraba, pero no sabía si él también lo hacía, probablemente me odiaba. Pero tras una segunda mirada, me reconoció y dijo.

-¿Desmond?-sí, era yo, pero preferiría que no lo supiera. Yo cerré la puerta rápidamente pero el salió del camarote.-¡Desmond!-exclamó huir seria inmaduro, había que enfrentarse a aquel problema.

-Eres…-dije intentando mostrar que no lo había reconocido.

-Si soy yo, Carriot.-dijo este.-Vaya te veo, muy bien, que es de tu vida, sigues asesinando gente.-Vaya, que directo, no me esperaba que en el primer minuto de conversación saliera ese tema, pero bien, era hora de acabar con ese problema de una vez por todas.

-Carriot, no tengo tiempo de lidiar con esto.-Bueno quizás no.-Estoy buscando a alguien Juan Carlos de Sophia.-dije, no tenía tiempo que perder en buscarlo.

-Sí, se quién es, llevo en esta ciudad bastante tiempo y hace un par de semanas pasó por aquí, no se adonde fue, pero creo que estaba aliado con este barco, desde que mato a tu padre a adquirido bastante…-

-Espera, como sabes que mato a mi padre.-le corté.

-Bueno, la noticia no es nueva.-sabía que mentía algo tenía que esconder.

-Está bien, adiós.-dije sin mediar más palabra y me fui pero algo me agarró por detrás. Y me susurró al oído: Te he buscado, Desmond, no olvidare nunca que estuve cubierto con la sangre de mi propio padre, y tu tampoco lo vas a olvidar, te mataré.

Yo reí la verdad que no me daba ningún miedo.

-Desde aquel día, he adquirido unas costumbres, he perfeccionado un ritual. No quieras ser parte de él, Carriot.-dije en plan amenazante y forcé para soltarme hasta conseguirlo, me giré y le miré sonriendo, hasta perderme por la esquina.

Sin duda ese era el futuro que le esperaba a Carriot si seguía por esos derroteros.


Spoiler:
Si, eso molaría, la minificha, así sabremos mejor como actuar, recuerdo que un rol sin conocer el enemigo me lo intente cargar y resulto que era mas fuerte de lo que pensaba XD


Elegid como quereis vivir, por que muy pronto morireis

CÓDIGO DE MATANZA:

Codigo de matanza.

1) No matarás inocentes.
2) Los niños son criaturas vulnerables, tampoco matarás niños.
3) No dejes llevarte por los sentimientos. Ni te involucres emocionalmente, así solo conseguirás meterte en problemas.
4) No dejes que te cojan. Se muy meticuloso, sigiloso y cuidadoso.
5) Investiga siempre a tu victima antes de matarla. Tienes que estar seguro de que es esa victima la que tienes que matar
6) Siempre, siempre. Tienes que aparentar ser alguien normal. Actúa bajo lo que te he enseñado, y nunca deberías tener problemas.
Codigo de matanza propio: 1) Venganza.
Desmond Morgan
Desmond Morgan
Oscuro pasajero

Mensajes : 442
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Eleazar el Lun Ago 01, 2011 5:25 pm

El ligero bamboleo del barco, que se mecía suavemente en el puerto como una cuna, era constante. Parecía que estaban tardando algo más de lo previsto en hacer todos los preparativos, y los marinos iban apurados de un lugar a otro. Dirigí mi mirada hacia la pasarela, donde se veía a los últimos mercenarios que iban llegando.

Suponía que sería una larga travesía en barco antes de que comenzara la acción, así que me podía tomar aquello con calma. Volví a dirigir mi vista hacia el oleaje que rompía contra la madera. Me percaté de que, a pesar de la cantidad de hombres que habían embarcado, no había demasiadas mujeres y hombres en el puerto para despedirles. Um, lo más seguro era que la mayoría de la tripulación fuera mercenaria, y por lo tanto no tuviera sus hogares en esta ciudad. Yo era un claro ejemplo. ¿A quien le importaba si moríamos o no, o si regresabamos algún día?

Sin embargo, las mujeres que había lloraban desconsoladas. Después de todo, entre la tripulación no había únicamente mercenarios... también habían simples ciudadanos, que luchaban por sus familias y por su liberación. No sabían del arte de la lucha más de lo que podían haber practicado durante los juegos de su infancia. Lo más probable es que no volvieran a ver a sus familias.

Miré a aquella gente con expresión apenada, pero no se podía hacer nada. Si se deseaba algo, había que luchar por ello y perder algo a cambio.

Mientras cavilaba, la gente se fue apartando del puerto. Me sorprendió ver que no esperaban a que el barco zarpase para irse, pero pronto entendí la razón. De pronto, se oyeron unos bramidos, provocados por unas inmensas bestias que se acercaban lentamente a la embarcación. Agarré la baranda y saqué medio cuerpo del barco, observando pasmado aquellas criaturas.

-¿¡Que demonios es eso!?- no pude evitar exclamar. Nunca había visto esos monstruos antes, debían de ser de tierras lejanas, tal vez de la zona oriental. ¡Eran verdaderamente impresionantes! ¿Cuanto debían medir?

Me di cuenta de que me estaba comportando como un chiquillo, e intenté retomar la compostura, algo azorado. Me crucé de brazos, y apoyé mi espalda contra la baranda, pero seguí contemplando a aquellas maravillosas bestias. Estaban ya al lado del barco, y lo empujaban con su colosal fuerza hacia las aguas. Ahora lo entendía, estaban sacando el barco, ya que los remos no podían salir debido a la proximidad del puerto. Otra desventaja de los remos... pero al menos gracias a esto, había podido comtemplar esos seres. Cuando terminara mi travesía, buscaría información sobre ellos.

Con un último y abrumador empujón, el barco por fin se separó lo suficiente como para que la hilera de remos saliera, y se empezó a adentrar en las aguas. El bamboleo en ese momento era más intenso. Tal vez fuera debido a la emoción de haber visto a los monstruos, pero no me sentía del todo bien. Me senté en la cubierta, intentando calmar mi ligero malestar. Esperaba no marearme... si es que no estaba mareado ya.

Spoiler:
Bueno, como ya comenté por MP, yo también estoy a favor de la ficha, por lo que pueda pasar XDU!! (me he imaginado a Desmond corriendo como un loco hacia una bestia de veinte metros X'DDDDDD)
Eleazar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Veluzi Gedber el Jue Ago 04, 2011 11:36 pm

-¡No vale! que inútil, intento darle una utilidad, algún uso, algo que podía hacer y el tipo no lo hace, eso esta mal amigo, muy mal- era el capitán del barco imperial quien hablaba, sostenía con una de sus manos la pierna de un hombre, esa pierna era todo lo que quedaba de el después de que el capitán lo hubiese usado de cebo para tiburones poco antes, el engendro aun sostenía la caña, no se había partido, al contrario que el cebo, el primer carnívoro marino que pico se llevo casi todo el cebo y parte de la cuerda, dejando ese miembro apenas colgando de una de las cuerdas.

-Que aburrido eres, en fin , esto se acabo, ¡eh tu!- reclamo con la pierna en la mano a un soldado que por allí pasaba por cualquier motivo y le lanzo los restos de aquel hombro-¿ocúpate de ellos quieres? tengo otras cosas que hacer- sin interesarse por la reacción de aquella persona desapareció al poco bajo la cubierta del barco, supuestamente de vuelta a su camarote pero en verdad, si en el camino volvía a sucederle otro de sus momentos de locura podría acabar en cualquier lado, quizás fuese solo cuestión de tiempo que apareciese por la taberna gritando a pleno pulmón sobre un caballo robado de las cuadras golpeando a los que se acercasen con un trozo del heno de los animales, con suerte algún otro oficial lo cogería a tiempo y lo entretendría con alguno de los temas en los que los rumores de su debilidad mental parecían completamente infundados.

El barco de los rebeldes se encontraba ya en alta mar, perdida completamente cualquier rastro de tierra firme por ningún lado y mientras los hombres y mujeres del navío se divertían o simplemente dejaban pasar el tiempo hasta el combate contra los imperiales los oficiales revisaban todo y a cada cosa, en ocasiones decepcionados por no haber podido probar algunas de las cosas que aquel navío disponía.
-Nos movemos bastante rápido a pesar del tamaño, deberíamos alcanzar el punto de reunión en unas horas-.
-Excelente, dejemos a la tripulación descansar de momento, y bien, mi amiga, sabemos que funcionaba la mayor parte de el armamento y las defensas, pero aquella cosita de los remos que técnicamente funcionaria pero nunca pudimos probarla, ¿crees que tendremos alguna oportunidad? bastaría cualquier cosa, barcos enemigos, algún monstruo marino, algún peñasco, quiero saber si funcionara cuando de verdad tengamos que usarlo-.
-Tranquilo, ya me he encargado de que los vigías estén bien atentos a cualquier cosa que nos sirva para comprobarlo, pero si quiere un consejo, grandes pedruscos marinos y cosas similares seria mejor evitar, sabemos perfectamente que este barco puede resistir cualquier choque contra carne o madera pero embestir una roca como una ciudad, no me parece muy seguro-.
-Tranquila, si tanto te preocupa evitaremos las grandes rocas, pero de todos modos que todos los encargados para realizarlo estés listos para probarlo en cualquier momento-.

Un rato después, ya había acabado cuando uno de los oficiales entro en el camarote del capitán contento porque habían encontrado algo con que probarlo, a un centenar de metros del barco una criatura marina apareció sobre la superficie del mar, observando el barco encarándolo, en la cubierta el capitán sonrío levemente, aquello serviría-que los magos en la parte trasera se preparen y que cambien y encajen los remos, no quiero que se nos escape esta oportunidad.

En poco tiempo ya estaba todo listo, los remos de madera que usaban para surcar las aguas por otros que se podían ver de colores metálicos y relucientes, esos remos no se usaban para navegar pues uno de sus lados estaba afilado como una cuchilla y salieron decenas de estos a diferentes alturas, en la parte trasera del barco ya se habían reunido los magos, en torno a una gran especie de cañón que acababa de salir desde la parte posterior, por delante el monstruo se acercaba gruñendo, parecía especialmente agresivo y receloso de algo, sin embargo a una orden del capitán el barro empezó a moverse mucho más rápido de los normal, los magos usaban su talento mágico para propulsar la nave como nosotros podemos ver que ocurre con los cohetes espaciales solo que en horizontal, los monstruo trato de evadirse del golpe y aunque la proa del barco no el golpeo si fue literalmente cortado por la mitad por algunos remos, el capitán estaba satisfecho, funcionaba, ahora solo restaba volverlo a poner todo como antes y dejar descansar a los magos del gran esfuerzo realizado, aunque esta vez también había que hacer otra cosa.

-Bueno, bueno, bueno- decía el capitán- parece que ya sabemos por que nos planto cara, seguramente creía que éramos un predador intentando comernos a sus crías, en fin, que la tripulación se libre de estas que ha subido a bordo, supongo que estarán aquí porque estaban encima del cuerpo de la madre y con el intento de esquive y el corte algunos han caído aquí, en fin yo me voy para adentro, encargaos de que algunos se encarguen de ellos.-

Spoiler:
-En fin, esto del bicho, sus crías y el barco misil es para que veáis como van a ser las minifichas y porque si no incluya esto me habría salido un post bastante corto….

Minificha de enemigos:

Nombre: crías de Blad

Apariencia: http://rhads.deviantart.com/art/Sea-Monster-2-152159352 la madre era muy grande, pero las crías a lo mucho 4 metros de largo

Puntos fuertes: Es una cría así que aun no ha desarrollado la dura coraza ni la fuerza de un adulto, a pesar de ello tiene unos dientes afilados y unas fuertes colas y aletas

Puntos débiles: Apenas han desarrollado la coraza, asíque básicamente cualquier arma les cortara

Recomendaciones: Encargaos vosotros si queréis atacando por delante aprovechando su reducida movilidad en tierra para matarlos fácilmente, o si no queréis molestarlos, en este cas podéis dejar su muerte a otros pj o pnj, lo que prefiráis

Grado de agresividad (de 0 a 10): 3

Resistencia al dolor: baja

En otro orden de asuntos tenemos dos bajas, loki dice que no cree poder postear y que ni quiere molestar ni quiere entrar cuando el rol lleve ya un par de turnos, por otro lado Ezan ya lleva 2 turnos sin aparecer y no lo veo desde hace mucho así que a menos que halla dicho que se ausenta o se va en la zona de ausencias con otra piel, esperare 1 semana mas a ver si vuelve…, ahora mismo abriré el cupo de loki, si alguien tiene alguna pregunta, duda, etc por favor mp y perdón por la tardanza >.<



Veluzi, plateado paladin de hielo.
Una nueva generacion Velu

Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
Veluzi Gedber
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Eleazar el Vie Ago 12, 2011 2:19 pm

Hacía largo rato que habíamos zarpado. Por mucho que agudizase la vista, lo único que se podía ver era agua y más agua por todas partes. Ni siquiera se podían ver ya las aves marinas que hasta hace poco gritaban y graznaban a nuestro alrededor.

Mientras nos alejábamos de la costa, me había entretenido observando como la tierra se iba viendo cada vez más lejana, y como introducían aquellas enormes bestias de nuevo hacia donde quiera que las alojasen. Me pregunté donde las acomodarían mientras no eran utilizadas. Sin duda, debían ser terriblemente costosas de mantener, teniendo en cuenta su desmesurado tamaño.

Pero ya no se veía ni había más que esa inmensa marea azulada. Y ese horrible, horrible bamboleo. ¿¡Acaso no iba a acabar nunca!?

Llevaba un rato sentado en la cubierta, con mi espalda apoyada en la baranda, tratando de contener las náuseas. La mano con la que me tapaba la boca no parecía ayudar demasiado, y sentía el sudor cayendo por mi frente. Aquí y allá se veía a otros hombres en la misma situación, seguramente gente no acostumbrada a este tipo de viajes, al igual que yo. Pero la mayoría de la tripulación andaba por el barco como si tal cosa. Suponía que debía ser cuestión de tiempo el llegar a acostumbrarme a ese maldito oleaje que nos zarandeaba. Me levanté del suelo, y comencé a caminar por la entablada cubierta. Tal vez si daba un paseo por el barco aquel malestar disminuiría.

Fue en ese momento cuando los marinos empezaron a murmurar y señalar algo en el mar. Me acerqué con curiosidad y miré hacia el lugar que apuntaban sus curtidos dedos: había algo que se movía a lo lejos, algo grande.

-¿Una bestia marina?

Todos mirábamos atónitos a la criatura, cuando el barco hizo un movimiento brusco que casi me hizo perder el equilibrio. Estabamos acelerando... ¿¡hacia el monstruo!? ¿qué razón podía haber para acercarnos a él?

Agarrándome a la baranda, mirándo hacia el monstruo y con el cabello volando hacia atrás por el impulso, vi horrorizado como los remos cortaban en dos a la criatura.

-Qué... ¿qué ha pasado?- estaba asombrado... aquella arma, incorporada dentro del mismo barco, era absolutamente mortífera. ¡Había sido cuestión de segundos el acabar con un monstruo que normalmente habría dado muchísimos problemas!

Pero la cosa aun no había acabado. Al parecer, las crias del monstruo habían subido a cubierta. Por todas partes se podía ver a los mercenarios luchando contra ellas. Miré con lástima a las criaturas: sólo eran crias. Pero estaban provocando problemas, e igualmente morirían sin su madre.

Desenvainé la espada, quizás el ejercicio mejoraría mi estado. Me acerqué a la cria más cercana, asestándole un golpe con el filo.

Spoiler:
Siento mucho la tardanza ú.ùU. Pero ya estoy aquí!!

No he querido decir si mato o no a la cria, o si mi espadazo le hace algo, porque no se si son criaturas tan débiles que prácticamente "mueren de forma espontánea" o si querrás manejar las batallas contra ellos, Veluzi XD!!
Eleazar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.