Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Club [priv.] [Celeste Shaw ; Shirei/Baku]
por Celeste Shaw Sáb Jun 15, 2019 8:59 pm

» ¡Ha llegado la cruzada!
por Strindgaard Jue Jun 13, 2019 4:33 pm

» Reglas de Noreth
por Sigmar Freud Miér Jun 12, 2019 7:01 pm

» Urna
por Amelie Winter Miér Jun 12, 2019 1:39 am

» El alma del bosque [Solitaria]
por Skam Mar Jun 04, 2019 3:08 pm

» [Reclutamiento y OFF] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Lamb Jue Mayo 30, 2019 11:11 am

» [Campaña] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Lamb Jue Mayo 30, 2019 11:00 am

» Un Zarpazo en la Tormenta.
por Ayanne Sáb Mayo 25, 2019 1:51 am

» Un Dios entre Nosotros.
por Azura Jue Mayo 23, 2019 8:01 pm

» Las desventuras de los bienaventurados (con Kasumi) [En construcción]
por Skam Miér Mayo 22, 2019 11:25 pm



Una nueva generacion - Página 3 H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
Una nueva generacion - Página 3 SiUh6o7
Una nueva generacion - Página 3 KRfbrcG
Una nueva generacion - Página 3 9fBXn98

Una nueva generacion

Página 3 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Kreos el Dom Sep 11, 2011 12:15 am

Aún seguía bebiendo con Wargo cuando el barco paró repentinamente. Ambas bebidas se cayeron al suelo, y Wargo, como si el mar le dijese que pasaba. Miré por la venta, había un niebla alrededor muestro, y podía ver a unos tres barcos. Wargo me hizo un gesto con la mano, y lo seguí. Cuando estuvimos en cubierta pude ver como los barcos que antes eran tres, subían a siete. Había un gran revuelo en el barco, todos se colocaban en posición. Agarré a un soldado y le pregunté:

-¿Qué esta pasando, soldado?-

-¡Los rebeldes atacan!-Me dijo rápidamente y se soltó. Lo vi alejarse por popa. Wargo me engancho y me metió en uno de los pasillos.

-¿Pero que haces?, ¡tenemos que luchar!-

-Hay grumetillo, como se nota que nunca has peleado en el mar...-Dijo con una risotada.-Sígueme, ahí que hundir esos barcos.-

Arqueé las cejas, era cierto que si alguien sabía de esto era Wargo. Lo seguí a través de un pasillo recto, torcimos unas escaleras y nos paramos frente a lo que parecía un camarote. Me quedé esperando tal y como de dijo, escuchando los golpes de las primeras balas de cañón que impactaban sobre nuestro barco, pero que el cascarón era capaz de aguantar sin ningún problema. Salió tras unos instantes, llevando con sigo algo envuelto en una manta,grisácea que antaño, sería, o eso esperaba, blanca. Le pregunte por el contenido de lo que tenía en las manos:

-Lo entenderás a su debido tiempo, grumetillo.-Su voz ronca era profunda, una sonrisa se le dibujaba en la boca, y sus ojos brillaban, ahora si que tenía enfrente al capitán Wargo. Lo seguí sin hacer mucho ruido, con mi mano sobre la empuñadura de la hoja, por si aparecía algún rebelde, ya que a simple vista el orco no iba armado.

Estuvimos caminado diez minutos sin parar, Wargo parecía saber a donde íbamos, pero yo no, y por eso me aprecía que estábamos perdidos, todos los pasillos eran iguales, solo esperaba que Wargo supiese que hacía...

Al fin llegamos, tras bajar unas escaleras de madera, dimos con la parte en la que estaban los cañones; Era un gran pasillo bien iluminado ya que cada tres o cuatro pasos se abría una ventana por la que asomaba la cabeza metálica de de unos cañones de color negro; detrás de cada uno una caja con balas para estos. Aún que la sala era grande, nadie disparaba;había combates entre soldados y rebeldes por hacerse con ese piso de cañones, ya que como se apreciaba desde fuera, había varias filas de ellos. Wargo corrió a uno de los cañones, y yo, con la espada ya desenfundada, fui tras el. Demostrando la fuerza de los orcos; arrastró el cañón hacia atrás el solo, lo cargo y apunto en unos segundos. Cogió una cerilla de la caja de munición y fue a prenderla cuando un rebelde, un humano, más viejo que yo, de un metro noventa, fuerte, con una camiseta azul y blanca a rayas, atacaba a Wargo con una espada que sería más grande que la mía.

Wargo, esquivó el ataque saltando hacia atrás, con una velocidad increíble para ser un orco, entonces agarró la tela blanca y la tiró. En sus manos sujetaba una grandísima hacha de batalla, a la cual se le notaba el paso del tiempo, ya que el filo estaba bastante deteriorado en algunos sitios, y el mango de madera quebrado por otros, aún así el hacha se presentaba robusta, y pesada. Wargo irrumpió en un grito de guerra y lanzó un tajo al pecho del hombre, que, al acertar, lo tumbó. Enseguida se formó un charco de sangre.

-Vamos no hay tiempo-Dijo, y prendió el mechero, se escuchó un enorme golpe. Me asomé por la ventana, parecía como polvo, aún no sabía muy bien si el cañonazo había acertado o no. Cuando me di la vuelta un elfo alto, pelo largo rubio, se dirigía a mi con dos dagas, no lo pensé dos veces, clavé el mandoble en el suelo y saqué las dos armas que llevaba en las botas. El elfo atacó a mi pecho, yo retire su daga con la mía, al tiempo que este atacaba a mí cabeza. Me agaché, aún así note como un mechón de pelo se desprendía de la cabeza. Con velocidad clavé la otra daga que no estaba bloqueando sobre el cuello del elfo. Cayó ahogándose con su propia sangré, sangre que me salpicó a mí también.Por las pintas sería un mercenario...

Wargo cargo otra bala de cañón y la disparó, esto alerto a dos orcos, ambos bastante iguales, de la altura de Wargo, más jóvenes, y con dos hachas, una en cada mano, en total cuatro. Wargo cargó contra el de la derecha, derribándole y cayendo encima de él. Mientras el otro orco se dirigió a mí. aparté las dos dagas de antes y las eché a un lado. Cogí mi mandoble, y me concentré, este sería un adversario duro de roer. Atacó sin piedad, y yo me defendía como podía hasta que me arrincono contra la pared en la que la que estaban los cañones. Lanzó con su diestra un ataque a mi pecho, el cual pude parar, aunque me dí en el codo con la madera de detrás y me hizo daño, aún así mi vida estaba en juego y no iba a permitirme el lujo de perder por un golpe. Aferrándome a las ganas de vivir cargué con furia contra el orco, y este, por la sorpresa de mi reacción,no pudo hacer nada. Mi espada se lleno de sangre de orco, que fastidió...me tocaba limpiarla...



Kreos :face:
Una nueva generacion - Página 3 Zack_doing_his_squatthrusts_by_AshleyGunvilleSi entreno tanto,es
por que voy a superarte Invitado
Kreos
Kreos

Mensajes : 21
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Veluzi Gedber el Sáb Sep 17, 2011 12:00 am

Barco rebelde:

Eleazar tuvo bastante suerte, es bastante seguro que como poco le hubiese echado una enorme bronca por ser tan blando, sin embargo esos extraños seres le ayudaron aunque es posible que le destrozaran el mutilado cuerpo en pocos minutos.
La general a la que dirigió la palabra e giro bruscamente hacia el después de escuchar su propuesta.
-¿Qué haces aquí parado? si crees tener alguna solución para esto, ejecútala y tu y yo ya hablaremos después de cómo perdonar y arrojar al mar a unas crías indefensas y seguramente ensangrentadas puede atraer a ciertos depredadores, venga, los cañones de la cubierta están cargados por si había alguna emergencia que solucionar rápidamente pero los de abajo no, aquí tienes algo para encenderlas- le dio el material básico para encender los cañones y le dejo, mientras sacaba su arco y disparaba a una de aquellas cabezas con suficiente puntería y suerte para darle en su ojo izquierdo, la cabeza que se sumergía con oto infeliz en sus fauces solo acertó a ver a Eleazar mientras bajaba.

La raptora algo después vio una formación de combate, una muestra de organización conservada en ese caos en el que cada cual luchaba por su vida o moría pues los que huían eran presas muy fáciles.
Aproximadamente dos docenas de soldados con escudos y picas formaban un circulo grande cerrado que impedía a cualquiera no deseado entrar en aquella relativa seguridad, dentro estaban varios arqueros y magos que rechazaban cualquier ataque que los de primera línea no pudiesen matar, en esa formación dirigiéndola estaban los amigos de la raptora, el orco y el capitán.

En ese circulo se adentro la raptora ayudando a los arqueros presentes, ella también como los demás se dio cuenta de la presencia de un niño humano, pequeño y de pelo muy negro que contactaba con su piel y ropas pálidas que nadie sabia de donde había salido y nadie dadas las circunstancias se preocupaba de aquello y hacían mal en no preocuparse de aquello.
Desde afuera se pudo ver como la formación era destruida, los hombres salían volando agitando sus extremidades muchos al agua de donde no salían y donde estaba antes el niño había ahora un demonio, pronto niños como aquel por todo el barco se convirtieron en aquellos entes, también algunos se dirigieron para abajo destruyendo todas las paredes a su paso para que los cangrejos y los tentáculos lo hiciesen mejor.

Barco imperial.

-Esto no funciona…- dijo uno de los generales de la flota, mientras veía como otros dos barcos algo más alejados de la batalla principal intentaban recoger a los tripulantes de uno de los navíos hundidos por el primer cañonazo de Kreos y su amigo, la segunda bala acertó en el mástil del barco donde el mismo estaba, esa bala fue especialmente la que le hizo reflexionar ya que le paso a escasos centímetros de su cara antes de impactar contra el mástil.

-¿Se han recuperado ya?- pregunto con enorme frialdad aunque su corazón iba a cien por hora, cuando le confirmaron que así era ordeno ya a los mismos magos e invocadores que trajeron la niebla para el ataque inicial que volviesen a usar sus dones para ayudar a su bando en la batalla, segundos después Kreos puedo comprobar como ellos ayudaron a los rebeldes.

Por el hueco entre el cañón y las paredes, se deslizo una capa azul, de apariencia ligera y fina como una hoja de papel, al principio podía considerarse una curiosidad bastante grande, pero cuando capas idénticas se deslizaron por todo el barco, y apareció una espada frente a ellas que empezó a ser esgrimida como si algún caballero invisible con esa capa manejara las armas contra los imperiales.
También por los demás lugares de aquella batalla también se presentaron otros seres similares también subían a bordo.

Spoiler:
Bien, muy buen trabajo todos, suspiro de momento no tiene riesgo de muerte, Eleazar, en uno o dos turnos tendrás tu veneno y por lo demás aunque os halla dado nuevos bichos para entreteneros un poco más antes del siguiente cambio importante lo demás sigue igual, mientras no os paséis… y ahora los nuevos:

Minificha de enemigos:

Nombre: Demonio acorazado

Apariencia: http://th04.deviantart.net/fs71/PRE/f/2010/355/c/f/demon_by_flycan-d35c2no.jpg perdón, no encontré el de la ultima vez y tuve que coger este u.u

Puntos fuertes: Enorme fuerza, capacidad de volar, armas en lugar de manos muy peligrosas, uso de magia de aire.

Puntos débiles: Alas muy frágiles, una cabeza muy susceptible a los cortes, golpes, etc, por la leve línea gris que separa su parte de rojo de la de negro, hasta un cuchillo de plástico podría cortarle por ahí.

Recomendaciones: Son muy poco ágiles por lo que alcanzar sus puntos débiles debería ser fácil, sus ataques de aire son fácilmente previsibles y pueden ser evitados con un poco de observación y ele espacio suficiente, para acabar su espalda, no pueden alcanzar por si solos nada de lo que halla en esa zona, salvo placándolo contra las paredes pero eso también afectaría a sus alas lo cual no lo hacen mucho.

Grado de agresividad: Alto

Resistencia al dolor: Alta

Minificha de enemigos:

Nombre: Capa aérea

Apariencia: Una capa azul que flota por el aire y una espada de hierro de 1,20 metros, se observa un gran ojo con los vasos sanguíneos muy marcados en la empuñadura de la espada y en la parte trasera de la capa.

Puntos fuertes: Son muy hábiles con las espadas, pueden volar, y la mayoría de los ataques no les hacen nada, por mucho que se le atraviese la capa los trozo seguirán levantándose

Puntos débiles: A ver, con un ojo tan visible en la parte trasera de la capa y otro en la espada, ¿es un punto débil bastante evidente no? el de la espalda bastaría para matarlo, el de la espada lo aturdirá durante unos segundos, la otra debilidad es que puedes poseerlos, bastaría como colocarse la capa como una prenda mas de vestir, eso si, manteniendo de alguna forma cerrado el ojo de la espalda de la capa (cinta adhesiva, hacerle suficiente daño en el ojo pero sin matarlo, por ejemplo dándole un puñetazo en el ojo, echándole astillas, o arena, etc) una vez puesta la espada del ente flotara a tu alrededor parando por si sola los ataques enemigo pero no atacando por si sola, este efecto durara hasta que pueda volver ha abrir el ojo, después volverá a recuperar el control completo y llevarla puesta en ese momento nos seria la mejor opción.

Recomendaciones: Dado que ambos habéis conseguido por vuestra cuenta un pj de apoyo es muy fácil, que uno lo distraiga por delante y que el otro por detrás apuñale el ojo, o también podéis intentar hacer fintas, amagos, etc.

Grado de agresividad: Media-alto

Resistencia al dolor: Altísimo

Minificha de enemigos:

Nombre: Ola viviente

Apariencia: Una masa de 20 metros cúbicos de agua que cambia de forma conforme lucha, dentro de ella se puede ver muy claramente una gema roja brillante de forma esférica.

Puntos fuertes: Multiformidad, invulnerabilidad a los ataques físicos, le resulta fácil y placentero matar ahogando, por favor, no luchéis con en el en mar (en el agua del mar quiero decir).

Puntos débiles: Un solo roce en esa gema le dejara dolorido y aturdido, algo mas que un roce resultaría mortal.

Recomendaciones: Dado que no tenéis magia para afectarle lo mejor seria usar armas a larga distancia (recordar las balistas, catapultas y cañones dispersos por la cubierta además de que las podéis coger temporalmente arco y flechas de algún cadáver por no hablar de ciertas armas arrojadizas que Morgan ya tiene) o intentar atravesar parte de su cuerpo para llegar a la gema, además a veces tienden a exponer mucho su parte débil.

Grado de agresividad: Alto

Resistencia al dolor: Total, salvo en la gema, ahí si resistencia es casi nula.

Se lo que estáis pensando, os he puesto bestias elementales del aire y el agua, ¿Dónde están las de tierra y fuego? los de agua apagaron sin querer a los pocos de fuego que había y la única tierra disponible para darle vida esta a más de 1000 metros de profundidad, si alguien quiere ver a los de tierra espero que pueda aguantar mucho la respiración.

Una semana de posteo, que disfrutéis n.n


Veluzi, plateado paladin de hielo.
Una nueva generacion - Página 3 Velu

Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
Veluzi Gedber
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Desmond Morgan el Lun Sep 19, 2011 12:50 pm

… Carriot y yo seguíamos espalda contra espalda rodeándonos aquellos cuatro hombres.

-Carriot- y aunque no lo vi, sentí que asentía.-Si no salimos de esta, que sepas que jamás me perdonare aquel error-.

-Eso no cambia que tenga que matarte.-Dijo Carriot.

-Lo se, solo quería que lo supieras, muera quien muera, espero que no sea aquí.-ambos respiramos hondo y esperamos el ataque de aquellos hombres, y por fin cargaron, ambos paramos los ataques, Carriot apartó una espada con el escudo y dio un tajo al otro en la muñeca lo que le hizo tirar la espada, se notaba que luchaba bien, no sabia cuanto tiempo me costaría ganarle el día que nos enfrentáramos de verdad, y no sabia si podía hacerlo. En cuanto a mi empece a ver mis carencias pues hice de nuevo la inútil táctica de parar las dos espadas con mis dos gemelas y otra vez me lleve una fuerte patada en el estomago que me hizo tambalearme me golpearon en la frente con la palma de la mano y me derribaron mientras caía vi que Carriot acababa con su ultimo enemigo y venia en mi ayuda barrí con un pie a uno de los soldados y conseguí derribarlo, rodé sobre mí para esquivar una estocada del segundo y me pude levantar con solo una espada en la mano, cogí mi daga que ya había sido anteriormente usada en algo que no fuera mi ritual y enfunde mi espada, corrí hacia el soldado esquivé la estocada e impulsando con la velocidad que me caracterizaba le clavé la daga en el cuello y empezó a sangrar a chorro, posiblemente le había seccionado la yugular, su cuerpo comenzo a temblar descontroladamente y acto seguido cayó al suelo inerte.

Carriot y yo nos miramos, y sonreímos el se volvió, era mi oportunidad. Levante la mano y justo cuando le iba a golpear con el cestus algo empezó a ir aun peor. Enfrente nuestro una ¿Capa?, o eso parecía, azul empezó a emerger de no se sabia donde y subió al barco.

-¿Que es eso?-pregunté.

-Un enemigo del que preocuparse parece-dijo Carriot. Ambos entramos en batalla e intentamos batirle pero era imposible, ese ser desviaba todos nuestros ataques entonces pude ver que tenia un gran ojo en su espada y otro gran ojo en su espalda, enfundé una de mis espadas y me lleve la mano a la pequeña bolsa esta vez tenia que apuntar mejor esquivé un barrido de aquella capa con su mandoble que flotaba en el aire. Así que, saqué una pequeña estrella de cuatro puntas y la tiré sin pensármelo dos veces al ojo de su capa, esta se desvió y rasgó la capa que acto seguido se recompuso como si nada. Sin embargo, la pequeña arma arrojadiza cayó a los pies de Carriot que la cogió y me miró extrañado, como si reconociera aquella pequeña estrella, y era cierto que lo hacia pero se concentró en la batalla y tras entender lo que intentaba hacer el hizo lo suyo con el ojo de la espada y le dio de lleno, el arma arrojadiza se quedó clavada en este, parecía que tenia mas puntería que yo. La capa parecía atontada esta era la oportunidad que buscaba, enfundé la espada en su respectiva funda y me llevé de nuevo la mano al pie para sacar mi daga y empecé a correr me costaba mantener el equilibrio apenas por el gran oleaje pero llegué, otro golpe brusco del barco hizo caerse a la estrella anteriormente clavada en el ojo de aquella espada y este empezó a parpadear otra vez y la espada recupero su tensión pero antes de que pudiera reaccionar, siquiera verme clavé la daga en el ojo de la capa y vi como por fin quedaba “inerte” sobre el suelo.

Cogí el “shuriken” y lo guardé en la bolsa.

-Bien, parece que esta muerto.-dije con respiración entrecortada, estaba empezando a acusar el cansancio lo que no era bueno, pues esta batalla parecía no haber hecho mas que comenzar.

-Bien, entonces eso también sera pan comido-dijo Carriot apuntando a mi espalda, me di la vuelta y ante nosotros se posicionaron dos capas más sabíamos como matarlas, pero nos había costado matar a una, no creía que pudiéramos con dos.


Elegid como quereis vivir, por que muy pronto morireis

CÓDIGO DE MATANZA:

Codigo de matanza.

1) No matarás inocentes.
2) Los niños son criaturas vulnerables, tampoco matarás niños.
3) No dejes llevarte por los sentimientos. Ni te involucres emocionalmente, así solo conseguirás meterte en problemas.
4) No dejes que te cojan. Se muy meticuloso, sigiloso y cuidadoso.
5) Investiga siempre a tu victima antes de matarla. Tienes que estar seguro de que es esa victima la que tienes que matar
6) Siempre, siempre. Tienes que aparentar ser alguien normal. Actúa bajo lo que te he enseñado, y nunca deberías tener problemas.
Codigo de matanza propio: 1) Venganza.
Desmond Morgan
Desmond Morgan
Oscuro pasajero

Mensajes : 442
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Suspiro el Miér Sep 21, 2011 10:29 pm

De repente todo fue un caos, una enorme ola de desolación y muerte sacudió al barco que momentos antes había demostrado su poderío; los gritos de los infelices que corrían por todos lados antes de ser devorados o destrozados en mil pedazos taladraban mi cabeza y ralentizaban mi pensamiento, pero fue precisamente una de aquellas creaturas la que me sacó de mi embeleso, escuche el aullido corto y sordo de Duque, el grito atronador de Irving que observaba a su enorme bestia partida por la mitad por uno de aquellos extraños seres que habían hecho presencia en el barco, ahora todo volvía a su ritmo natural, el extraño modo en el que había observado la escena se había desvanecido y solo el veloz reaccionar de mis extremidades me había salvado de ser devorado por completo, mientras tanto, la persona con la que había estado conversando momentos antes, ahora parecía encontrarse en un estado de furia irracional, había liberado un estoque de su funda y arremetía contra lo que estuviera cerca, incluso yo había sido su blanco en dos de las estocadas, lo cual no hacía nada fácil poder continuar con el ataque o huir o cualquier otra cosa, pero todo se vio reducido a la nada cuando un monstruo con forma de cangrejo había logrado aprisionar al humano, el mismo se había convertido en cuestión de segundos en una masa amorfa, destrozada por completo, pero ello me había dado el tiempo necesario, solo el justo.

Logre en el momento de mayor tensión colocarme sobre el extraño animal, ahora todo dependía de no caer de ese pedestal que me proporcionaba el sitio idóneo para poder maniobrar, una vez tras otra atacaba con mi daga los puntos del cuerpo que no eran cubiertos por la armadura ósea que cubría a la bestia, una y otra vez el monstruo trataba de atrapar a la escurridiza rata que corría sobre su cuerpo y de nuevo en cada intento, fallaba en su cometido; no tardó demasiado tiempo en que otra de las creaturas quisiera atacarme e hiriera a su propio camarada, sin embargo aquello no había logrado inmutar a la bestia, seguía en su ataque incesante y pronto me vi perseguido por dos de aquellas creaturas, así, sin nadie para apoyarme, no había otro remedio que huir y el sitio ideal, era el lugar a donde ninguno de ellos quería dirigirse, todos buscaban los camarotes, el interior del barco que ahora era atacado, pero los gritos surgían de todos lados y desde las entrañas de la nave hacían ecos interminables que aseveraban que aquel, no era el sitio ideal para huir, por lo que opte por otro enfoque.

Corrí lo más rápido que pude de aquellas enormes bestias que parecían completamente dispuestas a convertirme en su almuerzo, me eleve por la parte externa de los camarotes y solo por poco pude evitar los ataques de tentáculos que buscaban su siguiente presa, pero al fin pude llegar a una de las grandes cuerdas de soporte de aquella embarcación; sin dudarlo, sin darme tiempo siquiera de analizar lo que estaba haciendo, hui lo más rápido que pude por aquel filamento que ahora también sostenía mi vida, trataba de llegar a lo más alto del barco, tal vez ahí tuviera un panorama mejor de lo que estaba sucediendo; conforme iba subiendo, alcance a observar una cantidad increíble de infantes humanos, aquello era una estupidez, nadie debería haber subido a bordo niños, pero eso no era mi problema, después de todo, ellos eran humanos, no se detendrían un segundo en arrancarle el corazón a un menor pariente de los rátidos.

Pero todo cambio en un instante, aquellos niños, creaturas ya de por si poco creíbles en aquella expedición, pronto se vieron transformados en creaturas de otro universo, seres que jamás había visto, engendros salidos de algún punto del inframundo y de los cuales, uno me observaba directamente, con la intención clara de acabar con mi vida, lo cual no tardo en poner en práctica lanzándose en línea recta contra mí.

En mi precaria situación, había poco que pudiera hacer, incluso los músculos empezaban a fallarme debido al terror que se apoderaba de mi interior, ahora había llegado la hora de la verdad, aparentemente la batalla había comenzado antes de lo previsto y así lo quisiera o no, no había modo de librarse de ella, por lo que con un veloz movimiento corrí todo lo alto que me permitió el poco tiempo de que disponía y salte al vacio, no sin un plan, pero aquel que había concebido, bien podía ganarme unos instantes más de vida o simplemente acelerar mi muerte, de cualquier modo, el tiempo de correr se había terminado.

Uno de mis ganchos salió disparado de mis manos contra la creatura aérea que ya tenía prácticamente encima, el blanco eran sus enorme alas, habiendo dos motivos para ello, el primero, era el blanco más grande, el segundo, si lograba asestar el golpe, aquella creatura se vería obligada a descender junto conmigo pues vería una de sus alas inutilizada, solo esperaba que funcionara, mientras tanto, como si el mundo se hubiera detenido, observaba mi cuerda ir contra el enemigo y el suelo aproximándose velozmente.
Suspiro
Suspiro

Mensajes : 55
Edad : 32
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Eleazar el Vie Sep 23, 2011 4:43 pm

Sxapin, la raptora al mando de los hombres que ahora corrían sin orden ni concierto por toda la embarcación, se dirigió a mí en tono brusco. Tal y como me habían contado, era poco recomendable enfrentarse a la mujer, pero a pesar de sus rudas maneras me proporcionó el material necesario para llevar a cabo la acción que le había planteado como posible solución.

Asintiendo ante sus órdenes, me fui corriendo por la cubierta, en medio del caos.

Al parecer, a pesar de que los cañones del interior del barco no estaban listos, los de cubierta estaban preparados y cargados, lo cual era una suerte ya que yo no tenía conocimientos sobre cómo hacerlo. Me aproximé al que tenía más cerca de mí, bañado por el agua salada que caía por todas partes. Sostuve el metálico artefacto, apuntando como buenamente podía a uno de los enormes gusanos. No tenía ninguna práctica con estas armas, pero por suerte o desgracia, las bestias eran tan enormes que sería difícil que mi disparo no acertase la diana. Con el pedernal que me había facilitado Sxapin, golpeé una y otra vez las piedras cerca de la mecha de los cañones. Las feroces embestidas de los monstruos en la superficie del mar hacía que una lluvia constante de líquido cayera sobre nosotros, apagando las breves y mortecinas chispas que trataba desesperadamente de encender. Protegiendo con mi cuerpo entumecido la mecha, por fin conseguí encender uno de los cañones.

No esperé a que la mecha llegara hasta el final, simplemente corrí hacia el siguiente cañón. La madera estaba tan resvaladiza que por un instante perdí el equilibrio, y cayendo al suelo, me mordí el labio. Frustrado e impaciente, me levanté de la inestable superficie y alcancé la siguiente arma. Antes de que lograra encender el siguiente cañón, la explosión del anterior resonó en mis oidos. Dirigí mi vista hacia allí, y vi que el gusano al que había apuntado le había salido una enorme herida. La bala no había dado exactamente en el blanco, pues sus movimientos eran continuos e impredecibles, pero aunque la mayor parte del golpe se lo había llevado su reforzado caparazón, también se había llevado daños en la tierna carne de una de sus articulaciones. Satisfecho, apunté a otro de los monstruos y traté de encender la mecha.

-¡¡Cargad de nuevo aquel cañón!! -grité a uno de los marinos que corría cerca de mí, mientras intentaba secar el pedernal con mis ropas también húmedas. Conseguí encender la nueva mecha a duras penas, y el cañón soltó otra de sus brutales descargas. Esta vez no acerté en el blanco, pues la criatura se había movido a la velocidad del rayo. Estaba claro que no podíamos aspirar a derrotarles a todos... sólo podíamos rezar y esperar que las heridas y el ruido los acabasen espantando.

Otros marinos habían seguido mi ejemplo y también apuntaban con los cañones. Uno de los mortales gusanos fue atravesado por la bala de uno de ellos, y entre el resonar de la madera astillada se precipitó sobre el barco. Su enorme cabeza inconsciente, dentada con aquellos espeluznantes colmillos, reposaba sobre la cubierta, y los hombres trataban de echarla fuera.

Eché un vistazo tras de mí, cansado y con los brazos doloridos de frotar el pedernal. Los soldados protegían a los magos y arqueros en una posición defensiva, entre los cuales se encontraba la raptora.

Algo fuera de lugar llamó mi atención. Un extraño niño se acercaba a los soldados, y cuando más sorprendido estaba de ver algo así en un lugar como este, se transformó en otro monstruo, una especie de demonio. La cosa iba de mal en peor, era imposible que consiguiéramos hacernos con el control de la situación.

Vi entonces cómo otros niños se transformaban, y corrían al interior del barco, quién sabía con qué intenciones. Corrí de nuevo hacia la general, con el ceño fruncido de furia y preocupación.

-Mi general... ¡Esos malditos crios se han metido en el interior del barco! pueden causarnos muchos problemas, pero no puedo con ellos yo solo. ¡Necesito que alguien me acompañe! -esperaba que la raptora me mandase alguno de sus soldados para ayudarme, o incluso que ella misma, como luchadora experimentada, se hiciera cargo de la situación.
Eleazar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Drake el Dom Sep 25, 2011 12:27 am

Como Kreos:

Wargo consiguió acertar con el cañón en uno de los barcos rebeldes que se nos echaban encima, el mástil de la embarcación, que al lado del navío en el que íbamos era como una cáscara de nuez, crujió antes de soltarse de su posición en la cubierta y caer al mar, dejando la popa del barco echa pedazos, rápidamente, un barco rebelde que estaba al lado inició una refriega para intentar salvar a sus compañeros caídos. El disparo del orco y el posterior acierto pareció hacer mella en los marines, quiénes se agruparon se rápidamente tomaron el control de la zona, la efectividad de un ejército fue vista en ese momento en el cual, los soldados trabajaron en equipo y conseguían reducir el número de incursiones rebeldes, haciendo que estos últimos huyeran o simplemente cayesen al suelo, manchandolo de sangre y en algunas ocasiones de miembros de aquellos que quedaban moribundos.

Rápidamente se armaron cañones que empezaron a escupir sus pesadas bolas de hierro contra aquellos barcos, ahora rondaban los treinta, aún eran muchos. Me agache junto con mi espada y la restregué como pude de un trozó de tela que le arranqué del pantalón, Wargo, que en esos momentos andaba dando órdenes a los marines que aparecían estar más verdes se acercó a mí y me dijo:

-Nunca limpies la sangre entre la batalla, no sabes la que vas a derramar con tu arma hasta que esta termina.-Dijo dándome una palmada en la espalda. Tragué saliva y me levanté tirando el paño improvisado de tela al suelo y colocando mi espada en la espalda. Wargo fue hacía el cañón que tenía al lado.

-Wargo...creo que por el momento no vamos a desperdiciar más sangre...-

Sorprendido de mi visión, apunte con el indice a unas extrañas capas que portaban una espada, lo raro de esto, bueno, nadie llevaba la capa puesta y habían pasado por las ventanas por las que asomaban las bocas de los cañones. Aparentemente, eso no debería moverse así, empezando a atacar, se podían ver unas treinta capas iguales solo en el pasillo en el que estaba. Los solados encargados de los cañones habían resultado heridos al haberse encontrado a las misteriosas capas apareciendo por arte de magia. La situación se descontrolaba de nuevo, pero al parecer, un soldado de alto grado al parecer, por la capa con cintas que llevaba sobre los hombros, además de unas canas, bajo por las escaleras que teníamos enfrente, en la otra punta del pasillo, agitando la espada y gritando.

-¡Están por todas partes!¡Golpead el ojo que tiene en la capa para inutilizarlos!¡Grupos de tres, vamos muchachos, tenemos que ganar esta batalla!- Junto con aquel hombre bajaron cinco capas más, dando mandobles a todo lo que veían. Los soldados enseguida se pusieron a seguir las ordenes de su superior, y en el caso de Kreos y Wargo, lo que vino bien fue el consejo, ya que a Wargo le hicieron un corte en diagonal desde la cintura en el lado derecho hasta el hombro izquierdo, la herida parecía que doliese, pero para el orco no sería más que un rasguño, y ya luchaba ferozmente contra la capa, y a pesar de la desigualdad entre las armas;las capas con una espada sencilla, pero bastante rápida, y el orco con un hacha tan grande como la capa, y seguramente bastante pesada. A pesar de eso, estaban en una fiera pelea en la que ninguno se decantaba vencedor, ya fuese por que al orco las heridas que le hacían en los brazos y muslos no le afectaban, como que los trozos de capa que se desprendía volvían a surgir al cabo de unos instantes.

Kreos tenía de frente la espalda de la capa, donde el ojo que decía aquel soldado se podía apreciar, un ojo del color de la sangre,tanto el iris como la pupila tenían ese tono carmesí que parecía estar tan vivo, y saliendo de la capa hacía el ojo unas venas hinchadas de color verde rojizo, sin duda ese ojo era horripilante, así que, ¿por qué no destruirlo? Pensó Kreos recogiendo su daga del suelo. Se acercó hasta donde estaba la capa, y cuando iba a apuñalarla bloqueo su ataque con la velocidad del rayo y se volvió para parar al orco.

-Wargo, esto es todo o nada.-Le dije con una sonrisa de medio lado en la cara, el orco emitió un gruñido u una sonrisa enseñando una vez más los caninos. Me recuperé del ataque y me lancé contra la capa, cuando esta se giró salté hacia atrás para verla caer, el líquido acuoso se derramó por toda la capa al recibir el fuerte corte vertical del orco.

-¡Buen plan grumetillo!-Dijo con una risotada ronca.[color=green]-Bien, coge un cañón, hay que hundir el barco que nos manda estas cosas.

Me dirigí al cañón que tenía a mi lado, pero una de esas capas me frenó al cortarme en la cara, solo fue una herida superficial en la mejilla izquierda, pero la sangre recorrió rápidamente la cara y el cuello, dándome un escalofrío. La capa se encontraba flotando frente a mí, no había tiempo que perder, así que desenvaine la Buster Sword y empece a atacar a la capa, pero esta desviaba o esquivaba mis ataques yendo hacia al derecha. -Ya sé.-Pensé la ver que la capa siempre esquivaba hacia el mismo lado. Hice un amago con la parte plana de la hoja, y la capa, tal como predije se fue hacía la derecha y aprovechando la inercia que llevaba el golpe giré la espada hacia la parte con la hoja, y golpee el ojo que había en la empuñadura de la espada dándome el tiempo necesario para situarme tras la capa y golpear duramente el ojo con mi mano izquierda, quedando esta inconsciente, aún no paso mucho desde mi puñetazo hasta el posterior apuñalamiento con la espada. Cargué el cañón como lo había echo antes Wargo y asome la boca de este por la ventana, girándolo un poco hacia la derecha, donde estaba el barco más cercano. Prendí una cerilla rápidamente, pero cuando quise encender la mecha, Wargo estaba a mi lado, sudando como un pollo rechazando como podía los ataques de dos capas. Me levante y cogí las dos dagas.

-¿A cuál te pides?-
Drake
Drake

Mensajes : 41
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Veluzi Gedber el Dom Sep 25, 2011 8:42 pm

Barco imperial:

A pesar de la matanza para ambos bandos que estaba teniendo lugar en aquellas aguas sin embargo a pesar de la emboscada y la diferentes bestias elementales convocadas por los enemigos del imperio estos resistían y no solo eso si no que además prosperaban, pronto aquella batalla estaría decidida y si todo seguía desarrollándose como hasta ahora estaba claro quien seria el ganador, los rebeldes que asaltan el barco cada vez son menos y están mas heridos y desmoralizados, los que intentaban destrozar la coraza del navío desde sus naves veían como sus esfuerzos eran en vano, haría falta algo mucho más fuerte para romper alguna parte del barco y mientras aunque con ciertos problemas en las salas de las diferentes filas de cañones debidos a los seres de agua y aire que les perseguían seguían causando bastantes problemas a la flota enemiga.

En los mandos rebeldes la idea de una retirada iban aumentando con cada bala de cañón que rompía las maderas de su barco o con cada grito de un compatriota o mercenario herido pronto los jefes de la flota enemiga decidirían irse de allí, sin embargo antes de ese momento aun quedaba tiempo para realizar unas cuantas bajas más, mientras el capitán del barco imperial quedaba en paradero completamente desconocido.

Abajo en la sala donde Kreos y su compañero peleaban no había mucha novedad, solo que cada vez había más sangre y cuerpos o trozos de tela y que cada vez se veían menos barcos enemigos por la rendija entre el cañón y la madera, y también el insignificante detalle de que las capas desconfiando de su suerte en el combate viendo a sus semejantes caídas ya decidieron aprovechar los cadáveres, antes de que pudiesen impedirlo cada uno de las capas recogió otra espada igual a la que ya tenían de los cadáveres de sus semejantes muertos, además de que recubrieron su capa inicial con otra que extrajeron del mismo lugar a las espadas, su ojo desapareció de la espalda y volvió a aparecer por la parte delantera, flotando entre las dos espadas, la segunda capa se movió hasta quedarse frente al ojo y se retorció tomando la forma de una siniestra sonrisa azul en la cual se podían notar los dientes de tela.

En el mar que los rodeaban, parecía que hasta los propios magos que los convocaron se habían olvidado de ellos, atrapados por su peso en el fondo del mar finalmente se agruparon y comenzaron ha hacer su propia versión de las pirámides humanas, finalmente uno de ellos pudo saltar desde las espaldas de su compañero hasta la cubierta del barco, cosa que no le sentó muy bien, barro y rocas fueron lanzadas desde su cuerpo, donde su base de roca resistía al mar pero su cubierta más superficial de arenisca ya apenas ocupaban sus posiciones originales después de haber salido aquellos seres de tierra desde la profundidad del océano donde fueron convocados, algunos más intentaron saltar pero solo se chocaron contra el lateral del barco zarandeándolo fuertemente, el barro surgido de esta criatura choco en la totalidad de las capas, que fueron a parar una a la derecha de Desmond y otra algo más alejadas, el barro de aquellos seres dejándoles los ojos de las espaldas completamente cerrados y cegados listos para ser poseídas ahí alguien sabia como hacerlo o tenia la suerte de caer encima de esas capas que ahora permanecían en el suelo aparentemente inertes pero sin separarse espada de la capa.

El ser de piedra barrio con sus fuertes brazos la cubierta del barco destrozando a barios de los individuos rebeldes o imperiales que por ahí se hallaban, incluso una ola viviente cuya gema fue golpeada por casualidad con suficiente fuerza para matarla.

Barco rebelde:

La raptora le iba a responder cuando ambas vidas cayeron al vacío, desde el interior uno de esos demonios acababa de reventar las paredes y parte de la cubierta del barco con su magia, Eleazar, la raptora y algunos soldados más se elevaron en el aire y cayeron a las habitaciones inferiores en la caída Eleazar se separo de los demás, cuando pudo recuperarse y ponerse en pie vio que se encontraba en las caballerizas donde ya quedaban pocos caballos, no había ningún caballo, había un total de tres cabezas de gusano llevándose a los cuadrúpedos, una de ellas tenia una flecha clavada en el ojo y al ver a Eleazar paro en seco en su tarea y le miro con furia, era el mismo recolector que había sido herido antes por la capitana y que antes de sumergirse solo vio a su atacante y el hombre que lo acompañaba, no era difícil adivinar los sentimientos que guardaba para ellos dos.

Al poco de verla embistió intentando atraparla, no acertó y Eleazar quedo libre aunque le paso cerca, pudo ver su veneno cayendo por sus colmillos, se retiro decidido ha hacer una segunda carga certera pues allí tenia todas las de ganar, espacio errado, fuerza, tamaño y el no contaba con las grandes armas que había usado anteriormente, sin embargo, todavía no era el turno de el de caer en sus fauces, más bien era el turno de hacer un nuevo amigo, sus homólogos en el barco imperial tenían compañeros, Suspiro lo tuvo antes y ahora se podría decir que halaría a alguien nuevo, solo le quedaba a el y su compañero estaba llegando con paso fuerte desde la habitación contigua, antes de que el recolector embistiese su amigo rompió la pared y reaccionando de una forma muy rápida para su tamaño agarro a la bestia por los colmillos y tras unos segundos de forcejeo ese extraño ser con aspecto de árbol le partió el cuello y el tentáculo callo al suelo aparentemente muerto, la imagen de su defunción fue terminada cuando el ente le arranco la cabeza al atravesar con una enorme espada que cuando había comenzado el combate había recogido de un orco bastante grade su cuerpo, los rastros del recolector divididos entre una cabeza en la que aun chorreaba su veneno y el resto del cuerpo que aparecía desangrándose sobre el suelo, el ser árbol sin mediar palabra empezó a recoger en un pequeño recipiente de cristal el veneno que goteaba de los colmillos de la cabeza dejando al humano recuperarse de lo que acababa de suceder.

Después de eso se levanto se acerco al humano y le entregó el veneno, -ya me percate de que son vulnerables a su propio veneno, ten, tómalo, te podría salvar en un futuro, yo me llamo Polok y estaba buscando a alguien que me ayudase a limpiar esta zona de esos malitos demonios y cangrejos, ¿querrías ayudarme?-

Un grito grave resonó por el aire provocado porque el ala de uno de aquellos demonios había sido atravesado por el gancho de suspiro, se giro y callo fuertemente de espaldas contra la cubierta, Suspiro, siguió a su gancho y también callo, sobre el demonio, no recibiendo más daño que el susto que se había llevado, poco después mientras el demonio se recomponía un leve temblor sacudió el barco, demasiado pequeño para ser sentido salvo por algunos, ese demonio fue uno de ellos, al instante el demonio comenzó a sudar, su rostro tenebroso fue sustituido por una mueca de miedo y le tembló todo el cuerpo, algunos otros como el ya habían salido volando del barco.
-A…apártate de encima mío, tengo…tengo que salir de aquí- se volteo, Suspiro callo al suelo sin resentirse e intento levantar el vuelo, pero su ala dañada no se lo permitió y callo cerca del ratido -maltito, ¡me acabas de condenar a perecer con todo este maltito barco!-
conforme hablaba en sus palabras se notaba una mayor cantidad de miedo y odio, culminado cuando alzo una de sus cuchillas y golpeo con ella en el suelo a la vez que desataba su magia de aire para hacer un boquete que llego casi hasta el fondo del barco.
-Mátame…mátame- repitió cansadamente -tenemos prohibido suicidarnos, pero tu, ratido, me puedes matar, hazlo, por favor-


Spoiler:
Bien, otra vez un magnifico trabajo todo, el próximo mastareo será en dos semanas o cuando me posteeis todos, lo primero que pase, ahora procedo con las minificha nuevas:

Nombre: Convocatoria de piedra

Apariencia: http://laesenciademorganna.com/wp-content/uploads/2011/07/earth_elemental.jpg

Puntos fuertes: Duro cuerpo de piedra casi invulnerable a las armas mundanas, fuerza descomunal

Puntos débiles: Asombrosamente lento y torpes

Recomendaciones: No nos compliquemos, podría deciros algún plan complicado y raro para matarlos, pero hay una forma mucho más sencillo de eliminarlo, tirarlo por la borda.

Grado de agresividad: Altísimo

Resistencia al dolor: Altísima

Nombre: Polok

Forma: http://dreamworlds.ru/uploads/posts/2010-03/1269669914_yent.jpg

Stads:
Resistencia: 55
Fortaleza: 79
Agilidad: 10
Destreza: 15
Espíritu: 0
Esencia: 5

Psicología: Un ser bastante amable y pacifico normalmente, aunque si se ve amenazado no dudara en responder de una forma increíblemente violenta y destructiva.

Minihist: Fue atrapado mientras dormía y lo confundieron con leña para el barco, lo tomaron como un enorme tronco inerte, siguió durmiendo en el barco hasta que el ataque lo despertó, no sabe como ha llegado ahí y de momento considera que antes de preguntar se asegurara de que mientras piensa no pueda aparecer algo por detrás y matarle.

Las capas son iguales a las de antes solo que con dos espadas y una sonrisa que o tiene más uso que aterrorizar psicológicamente, Eleazar ya tienes tu veneno, 90 gramos te pasare su potencia después ahora con tu nuevo amigo no creo que lo necesites mucho.
Suspiro, interrógale, mátale o ignórale y vuelve a luchar/huir, haz lo que quieras, si le interrogas puedes hacer que diga la repuesta a la pregunta si tu mismo la sabes (es decir, si le pides nombre puedes inventártelo, si le ordenas que te diga porque os atacan y que viene, seguramente tengas que esperar a mi turno para la respuesta o enviarme un mp con las preguntas y yo intentaría responder las que el demonio te puede responder, las capas, si queréis las podéis poseer como dije anteriormente solo tendríais que descubrir la forma de que vuestro pj acabe con la capa puesta, suerte n.n


Veluzi, plateado paladin de hielo.
Una nueva generacion - Página 3 Velu

Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
Veluzi Gedber
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Drake el Sáb Oct 01, 2011 4:15 pm

Ahora mismo desde mi posición se escuchaban tres sonidos; el primero y más ruidoso provenía desde los cien metros, y era la explosión provocada por la pólvora de los cañones de los barcos rebeldes, una explosión y un posterior silbido de una bola de acero surcando el aire para, al chocar, formar el segundo ruido, el más penetrante de todos, como si las campanas de una gran iglesia sonasen en mi cabeza, las bolas de acero caían al mar, vencidas por la impenetrable cubierta del barco en el que estaba, formando otro ruido, un chapoteo al caer al agua del mar. Todos esos ruidos se repetían innumerables veces, hasta que ya eran costumbre escuchar las balas de cañón sobre la coraza del barco. La situación en las demás partes del barco me era desconocida, pero, por el momento parecía ir bien, ya que no vinieron refuerzos de otras partes del barco...Aún pensaba entre desvío y desvío de aquellas capas lo idiota que había sido al meterme en esta lucha que no tenía nada que ver conmigo, pero no podía desconcentrarme mucho con las dos capas atacando sin cesar a Wargo y a mí.

-Grumetillo, ¡ahí que hundir esos barcos cuanto antes!-

-Lo sé, pero no hay nada que podamos hacer con estas capas-

Mire alrededor, los marines estaban luchando bastante bien contra las capas, aún así había varias bajas del Imperio, pero se estaba consiguiendo que las capas retrocediesen y su número bajase. Parecía que en esta planta esta todo ganado...

Nunca hay que darse por vencedor hasta que la batalla acaba. Wargo consiguió cortar el ojo de una de las capas, cayendo esta inmóvil al suelo, como otras tantas capas en diferentes lugares del pasillo, era increíble como caían las capas, y las pocas que quedaban empezaban a estar en problemas, aunque, quizás los problemas los teníamos nosotros: La capa contra la que peleaba se dejo caer, como si le hubiese vencido, ¿se han dado por perdedores? Me dije a mi mismo, al ver que la capa no se movía, ni esa ni las que quedaban en el barco parecían dar señales de vida. Un momento de alegría se podía ir percibiendo, pero lo bueno no dura mucho...

Las capas inertes, se levantaron, elevándose por encima de nuestras cabezas, ondeando, los trozos de las capas caídas empezaron a flotar, y ha unirse a las capas que estaban levitando, que no eran más de siete, y se comenzaron a formar: Una maléfica sonrisa se apoderó de ellas, en la parte delantera y en la trasera, ahora con dos capas, un ojo mayor, más oscuro. Cuando descendieron al suelo tomaron las espadas de sus compañeros caídos, ahora las capas, de un color azul oscuro, casi negro, portaban dos espadas que blandían con destreza, una sonrisa maléfica y un gran ojo negro en su parte de atrás. Apreté las mandíbulas con fuerza, aquellos monstruos parecían bastante más fuertes que las capas anteriores, y así lo demostraron poniendo en jaque a todos los que luchaban contra ellas. Wargo y yo repelíamos a duras penas los ataques de estas. Una espada se blandía contra el hacha del orco y otra contra mi y mis dagas.

-¿Que hacemos Wargo?-

-!Encárgate de las espadas un momento!-

Dude por lo que me dijo, pero no podía pensar muy bien a lo que se refería el orco, así que me puse en medio de las espadas y comencé a desviar la espada encargada del orco, hasta que esta empezó a prestarme atención, Wargo aprovecho el momento para esfumarse de allí. Empece a pelear contra la capa, pero no podría aguantar mucho, las espadas eran más rápidas y me hacían numerosos cortes en los brazos. Empezaba a dudar de lo que había echo Wargo, pesaba que me había dejado de lado, tragué saliva mientras intentaba apartar uno de los ataques de la capa, cuando vi a Wargo llegar con un trozo de tela bastante largo y de color negro. Llegó por la espalda de la capa, pero el gran ojo giró, dejando a Wargo indefenso contra la capa, ya que había dejado su hacha a mi lado.

-¡Mierda!-Pensé, cuando me lancé contra el ojo de la capa daga en mano.

¡No lo mates, solo golpea!- Lo que me dijo Wargo me pillo lanzando el ataque, y me hizo dudar, suficiente para que la capa se girase con una velocidad asombrosa y me hiciese un tajo en el pecho, en diagonal que me hizo retroceder. Jadeé, no había caído en que yo era de carne y hueso, y el cansancio hacia mella en mí, jadeé observando a la figura, ahora su sonrisa me parecía maléfica y retorcida. Apoye las manos sobre mis rodillas, mirando a la capa y jadeando. Me incorporé y adopte una posición más ofensiva con las dagas preparadas. La capa iba a ir a discreción a por mí, y cuando hizo el ademán de lanzarse a la carga, el orco consiguió darle un puñetazo en el ojo de la espalda. La capa se tambaleó y empezó a caer, pero ese ojo era más resistente de lo que parecía, y consiguió abalanzarse con la espada en cruz contra mí. Por la velocidad que había usado al capa y por mí, que me agache, quede dentro de la capa, mirando a Wargo y con las espadas en el otro lado, mi cara, se volvió blanca de temor al pensar que es lo que el ser que controlaba la capa podía hacer ahora, pero Wargo parecía tener un plan: Golpeó duramente de nuevo a la capa y esta cedió, pero se quedo flotando a mí lado.

-Grumetillo, ¡átate esto en la cintura, que pase y cubra el ojo de la capa!- El orco pirata me lanzó el trozo de tela que tenía en la mano, yo obedecí al instante, la idea tenía su lógica, dejar ciego al ojo para que no pudiese hacer nada, es decir inutilizarlo, ahora solo tenía que salir de la capa y atravesar el ojo. No dio tiempo, escuche dos capas como las que llevaba luchar...¿entre ellas?, la capa que llevaba estaba anulando todos los ataques que se dirigían a mí, y eso que peleaba contra cuatro espadas. Me giré y apreté aún más el trozo de tela con el que se mantenía cerrado el ojo y le dije al orco:

-¡Yo te cubro, tu hunde esos barcos!- Dije observando la fría eficacia con la que la capa desviaba sin parar los ataques de las otras dos capas, aún así tenía las dagas bien sujetas y firmes, por si acaso se le escapaba algún ataque. A los pocos segundo de decirle a Wargo que disparase escuche una fuerte explosión a mi lado. El orco pirata había lanzado ya, y se preparaba para el segundo disparo. Retrocedí, hasta cubrir a Wargo y prácticamente miraba como la capa hacía lo suyo perfectamente.
Drake
Drake

Mensajes : 41
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Desmond Morgan el Dom Oct 02, 2011 2:35 am

...Carriot y yo no sabíamos que hacer ante esas capas. Yo espere el ataque de estas y Carriot me imito pero algo pasó la tela de la capa se desgarró incomprensiblemente y dejo ver el dibujo de una sonrisa, Carriot retrocedió.

-Q-que demonios es eso-tartamudeó Carriot amedrentado

-¿Tienes miedo?-dije-No deberías tener miedo a cualquier cosa que pueda morir- mientras tanto las capas cogieron otra espada para unirla a la suya las dos quedaron flotando y con ambos ojos. ¿Ahora tendría mas visión y reflejos? No lo quería descubrir, pero parecía algo inevitable pues las capas con una sonrisa y doblemente armadas se dirigian hacia nosotros. Fue algo bueno o algo malo lo que paso entonces pero el caso es que un gigante de piedra se hizo con el barco y soltando tierra cegó a las capas. Las capas empezaron a soltar estocadas al aire y comprendí que estaban realmente ciegas corrí hacia la mas cercana esquivé una estocada agachando, lo espada me rozó la capucha, salte y pase por encima de la siguiente estacada tenia los dos ojos a mi merced así que con mis dos espadas le di muerte clavandoselas en ambos esta se derrumbo en el suelo ¿fue en error? Quizás porque Carriot decidió que esa batalla ya no era suya y clavo su mirada en la capa que le pertenecía matar.

-¿Que pasa Carriot?-dije.

-Esa capa es poder, Desmond-dijo como si dirigiéndose hacia ella con lentitud.

-¡NO!-grité- Íbamos bien.- no me importaba que cogiera la capa me importaba lo que pudiera hacer con ella. Asi que, Carriot se puso la capa y dije: Tu y yo, Desmond. Vamos a saldar cuentas- La capa quedo durmiendo sobre su espalda y las espadas suspendidas frente a el yo empecé a sentir algo, posiblemente miedo, ¿Cual seria ahora mi destino? Ataqué con una de mis espadas y automáticamente la espada izquierda se levantó y paro mi golpe Carriot sonrió.

-No tienes posibilidad de ganar- Lo más inteligente en aquel momento era huir así que, corrí perseguido por Carriot. Yo estaba exhausto no sabia cuanto iba a durar corriendo, recé por encontrar un terreno que me diera una ventaja y mis plegarias fueron escuchadas pues la entrada hacia los estrechos pasillos de los camarotes estaba frente a mi así que, me escabullí por ella y Carriot entró tras de mi, confiaba en que sus mandobles de la capa no pudieran maniobrar bien entre los pasillos estrechos y pronto me pudiera enfrentar a el de hombre a hombre.


Elegid como quereis vivir, por que muy pronto morireis

CÓDIGO DE MATANZA:

Codigo de matanza.

1) No matarás inocentes.
2) Los niños son criaturas vulnerables, tampoco matarás niños.
3) No dejes llevarte por los sentimientos. Ni te involucres emocionalmente, así solo conseguirás meterte en problemas.
4) No dejes que te cojan. Se muy meticuloso, sigiloso y cuidadoso.
5) Investiga siempre a tu victima antes de matarla. Tienes que estar seguro de que es esa victima la que tienes que matar
6) Siempre, siempre. Tienes que aparentar ser alguien normal. Actúa bajo lo que te he enseñado, y nunca deberías tener problemas.
Codigo de matanza propio: 1) Venganza.
Desmond Morgan
Desmond Morgan
Oscuro pasajero

Mensajes : 442
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Suspiro el Mar Oct 04, 2011 2:13 am

- ¿Tan terrible es el destino que nos espera?, vamos, ¿y tu crees que te hare el favor de acabar con tu vida antes de saber lo que esta pasando?, no me subestimes creatura, no soy tan misericordioso, acaso puedo escuchar tu plegaria, pero necesito respuestas, las cuales tu me puedes dar.

El instinto del rátido ahora se veía envalentonado por la desesperación de su contrincante, su propia psique le exigía hacer sufrir a aquel que antes lo persiguiera, pero no solo eso, las ratas son las primeras en abandonar el barco cuando se hunde, pero, ¿Qué encontraría en el agua?, no, no podía salir al mundo sin saber lo que ocurría, no de esa forma, pero la respuesta estaba justo ahí, conmigo, no a mi merced, pues la fuerza de la creatura era evidente, pero sí, estaba desesperada y yo podía aprovechar aquello.

- Vamos, vamos, que no es para tanto, primero que nada, en vista de que puedes hablar, dime, ¿Cuál es tu nombre?

La creatura golpeo el suelo cerca de mí de una forma imponente, pero yo veía venir aquella embestida provocada por el miedo y la rabia, por lo que no fue difícil escapar de aquel ataque, sin embargo la creatura seguía desesperándose.

- No tengo porque responder a tus preguntas, eres un enemigo y perecerás pronto, todos en este lugar están condenados, tú no serás una excepción, ninguna de las almas de este navío volverá a ver tierra.

- Pues ahora, por lo que tengo entendido, eres parte de esas almas, vamos, me has dicho que no se te permite suicidarte, eso quiere decir que eres un guerrero con aquello que llaman honor, pues bien, ¿acaso tu honor no te exige reconocer que eres mi prisionero?, si ya estamos muertos, de nada servirá que no respondas mis preguntas, no te exijo que traiciones a los tuyos, solo que me digas aquello que puedas decirme, eso es todo, no es una gran contravención a tus principios, ¿cierto guerrero?, empecemos por tu nombre, velo como una condición para acabar con tu vida y por supuesto, con tu deshonra.

Los ojos de aquella bestia se llenaron de odio, no sabía si era contra mí, contra la situación o contra su propia impotencia.

- Me llamo Balisrre, pero eso es todo lo que obtendrás de mi rata.

- Bueno, yo no estaría tan seguro, puesto que si existe una forma de que salgas de este barco, es conmigo, cualquier otro no dudara en arrancarte la garganta, pero de nuevo, morirás sin recuperar el honor que te he robado, o tal vez me equivoco, tal vez solamente eres una bestia y no conoces el concepto del honor, el deber, si es así ¿Por qué no simplemente acabas con tu vida?, si de cualquier forma vas a huir de tus responsabilidades, hazlo ahora, solo yo observo y me dejaras por lo menos antes de morir la visión de un orgulloso guerrero humillándose a si mismo y manchando su propio nombre con ingratitud, desobediencia y cobardía.

La creatura seguía sin responder a mis palabras, tal vez le habían llegado, tal vez simplemente estaba midiendo su posibilidad de suicidio, pero por lo que fuera, decidí seguir hablando.

- Mira, no me interesa demasiado que me expliques lo complejo de tu sociedad, lo terrible que es tu señor o el castigo inimaginable que me espera en este lugar, pero lo que si quiero saber, es si existe alguna forma de escapar de ese destino, no solo para mi, entiéndelo, he visto como te transformas, si tomas de nuevo tu forma infantil, puede ser que yo pueda incluso cargarte, podremos tomar un bote para escapar, yo cuidare de ti, pero para eso, necesito que tu cuides de mi, velo desde mi punto de vista, si estoy perdido y tu también, ¿Por qué no trabajar juntos para salir de este lugar?, empezando por que tu me brindes la mayor cantidad de información que pueda sernos útil, por ejemplo, ¿hay manera de dialogar con estas creaturas como contigo?, ¿alguna habilidad de todos los aquí presentes puede sernos útil?, ¿buscan algo que podamos darles a cambio de nuestras vidas?, ¿Quién te ha mandado atacarnos?, ¿Cómo huir de su cólera?, tu sabes, cosas que conoces, el tiempo se acaba, decide ahora, intercambio tu vida por información, dime todo aquello que pueda serme útil para escapar, jura que no te guardas nada que no comprometa tu honor y yo mismo te arranco la cabeza si así lo deseas o podemos tratar de huir juntos de aquí, ya estas perdido demonio, yo te ofrezco un aliado que seguramente no esperabas encontrar aquí o si has decidido huir cobardemente del mundo, te ofrezco una salida en la punta de mi daga, pero tienes que decidir ahora.

Aquel ser observaba a su alrededor, se veía que tenia una difícil decisión por delante, por dentro yo estaba hirviendo en desesperación, por fuera parecía tranquilo y apacible, confiado en mi plan, ofreciendo una alternativa para un terrible destino que yo mismo no sabia si podría evitar, pero necesitaba la información, necesitaba saber más de este asunto antes de aventurarme a tratar de huir.
Suspiro
Suspiro

Mensajes : 55
Edad : 32
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 3 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.