Conectarse

Recuperar mi contraseña



Una nueva generacion - Página 8 H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
Una nueva generacion - Página 8 SiUh6o7
Una nueva generacion - Página 8 KRfbrcG
Una nueva generacion - Página 8 9fBXn98

Una nueva generacion

Página 8 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Eleazar el Lun Jun 11, 2012 8:57 pm

No sabía de dónde habían salido, pero de pronto me vi rodeado por montones de aquellas sinuosas criaturas. Conseguí alcanzar a una de ellas y cortar su carne pero, lejos de sentirme satisfecho, el grotesco espectáculo de sangre del que hizo gala la criatura me espeluznó. Se retorció sobre sí misma durante unos momentos, y después se ocultó bajo tierra.

Agarré con fuerza mi espada y miré con esperanza al resto de serpientes; tal vez la herida de su compañera las disuadiese de continuar su ataque. Parecían dudar, no lanzaban un ataque directo... pero vi cómo algunas reptaban cerca de mí y de la joven de manera furtiva, y tuve que intervenir: no podía dejar que esas bestias se acercaran a la joven herida. Lancé varios tajos hacia ellas, intentando agrandar el cerco que iban cerrando en torno nuestro, y conseguí cercenar la cabeza de algunas de ellas.

Según pasaban los minutos me iba agotando poco a poco: las morenas parecían no terminar jamás, en cuanto mataba a una, otra aparecía y ocupaba su lugar... pero yo no contaba con relevo alguno. Mi cansancio me hizo más torpe, y algunas de las serpientes me lograron alcanzar y herir.

Cuando pensé que ya no podría aguantar mucho más, todas las morenas lanzaron un horripilante chillido y se ocultaron bajo tierra. Observé a nuestro alrededor con ansiedad, ¡podían reaparecer por cualquier sitio! Pero aunque pasaba el tiempo no daban señales de vida... parecían haberse esfumado para siempre. No me fiaba... lo mejor que podíamos hacer era alejarnos de allí y regresar con Polok.

-¿Se encuentra bien? Tenemos que marcharnos enseguida... ¿Se puede levan...?- me giré hacia la joven, y me di cuenta de que se había incorporado. Sus fuerzas le fallaron, y dejó caer su peso apoyándose en mí.

-Gra…gracias, me has salvado la vida…te estoy muy agradecida, espero, poder compensarte de alguna manera… -apoyó su cabeza sobre mi pecho, y se agarró fuertemente a mí.

-No... no diga eso, señorita. -Le contesté, algo turbado. - No necesito que me compense de ninguna forma, me conformo con que logremos escapar de este lugar de pesadilla...

Una segunda voz se dejó oír entre los árboles. "Apártate de ella", había dicho... busqué entre las ramas, pero no conseguí ver a la persona o criatura de la que procedía la voz. La joven herida estaba completamente atemorizada, acurrucada contra mí. "Hablo enserio, quítate de en medio", insistió la voz. Tras su segunda intervención, pude ubicar mejor al dueño de la misma... aunque entre las hojas, era poco más que una oscura figura de la que a duras penas veía nada.

-¿Por qué debería apartarme? ¿Y por qué debería fiarme de alguien que se oculta en la espesura, y no se deja ver? -Con mi mano derecha empuñé la espada hacia el lugar del que parecía provenir la voz, y con la izquierda sujeté a la muchacha, intentando tranquilizarla. Estaba realmente agotado... parecía que las desgracias se sucedían una tras otra sin tregua, y estaba comenzando a enojarme. -¡Muéstrate primero, y decidiré si me aparto o no!

Spoiler:
Obviamente, Ele protegerá a la débil damisela que probablemente esté deseando arrancarle la cabeza uwuU X''DDDDDDDDD!!
Eleazar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Desmond Morgan el Dom Jul 01, 2012 5:08 pm

-Fuego, fuego, fuego-me repetía a mi mismo, estas bestias eran vulnerables a todo lo que ardía. Había una forma de matarlos, Pero estaba solo, el joven que iba conmigo se había quedado atrás y seguramente hubiera muerto, al capitán lo habían matado, yo lo había matado a decir verdad, y Carriot no corrió mejor suerte. Estaba yo solo ante el peligro, yo y la insistente silueta de mi padrastro.

-Desmond. Has pasado mucho, tu solo sin ayuda de nadie.-espetó Quinn.- No creo que debas nada a nadie, abandona el castillo, sea como sea, busca alguna salida, algo.-

Sujete con firmeza la antorcha y le dije: No puedo Quinn, sabes que no puedo, esta gente ha reclutado personas para convertirlas en... monstruos. No puedo hacer eso, necesitan pagar por lo que han hecho y si debo morir en el intento que así sea, tu me lo enseñaste Quinn, ningún asesino debe quedar impune.

-Piénsalo de esta manera Desmond si no sales de aquí no podrá...-la silueta de Quinn desapareció por completo tras el ruido que se oía en los pasillos, parecía que estaban muy revolucionados y hablaban de lo que más temía que pasaba, un rugido hizo temblar cada cimiento del castillo, y mi corazón se empezó a revolucionar, saqué la espada con miedo, mi mano temblaba, el regenerador de hierro la bestia letal de la cual acababa de leer no hace mucho. ¿Que pasaría? ¿Como seria? ¿Acaso era tan letal?

Salí de la cocina me resigne a dejar mi condición piromana para afrentar a tal bestia quizás la pudiera controlar, quizás y solo quizás a base del... ¡SI! A base del dolor, pretendía controlarla y como había dicho acabar esta locura desde dentro.

Así que baje la gran escalinata hacia la puerta, en la gran habitación que me encontraba que hacia las veces de recibidor no había un alma, sin embargo era lo suficientemente grande para afrentar a una bestia así. Sus pasos cada vez hacia temblar el suelo hacia mi destino, parecía que me había olido, o algo parecido por que sabia muy bien donde estaba y por tanto a donde dirigirse.

Al final rompiendo piedra al gran bestia apareció, el regenerador de hierro. Así que decidí embestir el regenerador se dio cuenta y hizo que de su cuerpo salieran unas púas que me rozaron los dos lados de la cara quitándome el pañuelo y haciendo que me sangraran las mejillas. Mi plan, el único que tenia para vencer a la bestia había sido frustrado en apenas cinco segundos pero aun tenia la antorcha que había dejado en el suelo, así que enfrente mio el regenerador, con una antorcha no vi más opción que volver a recuperar mi instinto piromano, no podía acercarme a el asi que enarbolé la espada hacia el mutante y me agaché a por la antorcha, para mantenerlo como si un animal fuera, despavorido ante el elemento devastador más eficiente, el fuego.



Elegid como quereis vivir, por que muy pronto morireis

CÓDIGO DE MATANZA:

Codigo de matanza.

1) No matarás inocentes.
2) Los niños son criaturas vulnerables, tampoco matarás niños.
3) No dejes llevarte por los sentimientos. Ni te involucres emocionalmente, así solo conseguirás meterte en problemas.
4) No dejes que te cojan. Se muy meticuloso, sigiloso y cuidadoso.
5) Investiga siempre a tu victima antes de matarla. Tienes que estar seguro de que es esa victima la que tienes que matar
6) Siempre, siempre. Tienes que aparentar ser alguien normal. Actúa bajo lo que te he enseñado, y nunca deberías tener problemas.
Codigo de matanza propio: 1) Venganza.
Desmond Morgan
Desmond Morgan
Oscuro pasajero

Mensajes : 442
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Veluzi Gedber el Lun Jul 02, 2012 1:39 am


Desmond:
Una gutural y grave risa surgió de su garganta, sus extraños labios, puntiagudos y retorcidos, parecieron formar en una sonrisa macabra, no tenia ojos, pero los sonidos que había hecho el hombre sobraban para localizarlo, no tardo mucho en confirmarse los temores, aquella demoniaca carcajada, venia del monstruo.
-Patético… ¿qué se supone que pretendes hacerme con esa lamita? ¿o ha sido otra cosa caliente la que he notado tan cerca?- inmediatamente comenzó a atacarle, sin embargo, sus movimientos se vieron increíblemente lentos y predecibles, aunque no dejaba contraatacar, apenas respirar, no era muy difíciles de evitar, no paro de hablar durante todo ese pequeño combate, mientras trataba de golpearle con sus destructivas zarpas.
-Hay cosas en este castillo que podrías destruirme, por desgracia para ti, no tienes nada, aah, la genial idea de intentar destruir mis plagas con fuego, ¿cuántos lo habrán intentado?, a saber cuánto tiempo llevas aquí, dime humano, ¿aun no has aprendido a distinguir las plagas de las criaturas? Tengo muchas plagas dentro de mí, soy partes de la colmena, a menos que puedas prenderme fuego por dentro o inundarme de oscuridad o luz, no podrás hacer nada…¿sabes cuánto tiempo llevo encerrado? soy peligroso, mucho, no me suelen sacar a menos que estén ellos aquí, quiero divertirme, por eso estoy manteniendo esta conversación, el aburrimiento…es lo que tiene….quizás incluso pueda divertirme con tigo antes de matarte, ¡o arrancarte los ojos para ponérmelos! Quizás eso si funcionase, en fin, ya hable mucho, mientras empiezo a ponerme en serio y te doy caza, dime, ¿cómo te llamas?¿de qué color tienes los ojos?...- también dijo algunas otras preguntas mientras se podían apreciar como innumerables puntos negros surgían de su piel, convirtiéndose en un segundo en un densísimo bosque de púas, saliendo en todas direcciones, estirando sus extremidades, antes de lanzarse a por el joven, con toda su piel pulsante, como si su corazón le propulsase aquel temblor y respirando agitadamente, tratando de acercarse y divertirse, después de tanto tiempo encerrado.

Sin embargo, aquella criatura no contaba con que había un ser muy, muy, muy enfurecido con aquella colmena, muchas veces había trabajado con ellos, sin embargo esta vez habían metido la pata, no le habían dado la información que necesitaba, estaba errada y no era el tipo de demonio que perdonaba errores, sabía que no podía enfrentarse a ellos directamente, lo destrozarían, su poder no radicaba en el combate pero si algo, molestarles con alguna cosa, y esperar que la próxima vez no le fallasen así, si Desmond aguantaba vivo lo suficiente, quizás podría ser encontrado y usado para aquel castigo, quizás incluso podría matar a aquella bestia que tan invencible parecía en aquellos momentos.


Eleazar:
-Inocente criatura que en estas islas aun confía en las apariencias, está bien, me iré y os dejare tortolitos en paz…- un murmullo de las hojas dio la impresión de desaparecer entre la espesura, al instante, la joven se apretó fuerte contra el cuerpo de Eleazar.
-Mi pequeño héroe,… gracias…muchas gracias…- dijo sollozando, mientras le abrazaba con fuerza y posaba su barbilla en su hombro.
Pasaron unos segundos de paz, antes de retroceder de golpe aquel cuerpo, especialmente la cabeza, salpicando chorreones enteros de sangre, con una enorme y certera flecha clavada entre sus ojos, contrariamente a lo que pudiera parecer, la mujer reacciono y lanzo con fuerza a Eleazar a un lado, mirando con furia a las manos femeninas que salían de los arboles, sosteniendo un arco, peo ya no parecía la misma.
Su cuerpo desnudo se había abierto por la mitad, en los bordes de aquel enorme corte, enormes dientes de marfil afilado sobresalían, recorriendo toda la línea de su cuerpo, desde la entrepierna hasta la frente, esta “mujer” se alzaba sobre una multitud de extrañas serpiente, que recordaban fuertemente a las que se tuvo que enfrentar el humano hace poco, surgiendo como arboles de la tierra justo en sus pies y piernas, moviéndose su base por toda la piel libre, dándole una aspecto aterrador, mientras con su viperina lengua maldecía en idiomas desconocido, antes de huir y ocultarse en la nada, la mujer, con cierto aspecto de felino, surgió con el arco guardado hasta donde estaba el hombre, ya en pie, lo primero que hizo fue propinarle un fuerte bofetón.
-¡Serás idiota! si estás aquí es que has sobrevivido al laboratorio principal en las montañas, ¿y aun confías en las apariencias? aquí cada árbol, trozo de suelo o animal puede ser uno de sus agentes, este lugar esta despoblado casi todo el año, pero cuando empieza la temporada, ningún rincón es seguro, ahora mismo nos están observando y escuchando sin duda, si quisiera podría matarnos, ahora más nos vale llegar a la playa rápido, por lo que se, después del atardecer y estamos muertos, por cierto, no me presente, me llamo Kelinka, encantada ¿y tu quien eres?, por cierto, a partir de ahora no te fíes de nada que yo no te diga…-.
Minutos después se escucho un profundo grito en la selva, salpicado con un rugido, su nueva amiga le aclaro que seguramente fuese ese el destino de alguien que se había fiado más en el cuerpo suave y atractivo de aquel monstruo, más de lo que había visto ellos mismos.

Spoiler:
Bien, Desmond volvió =D en fin, básicamente Eleazar, conoces a una de las mayores expertas en aquella isla y te vas a la playa con ella antes de que oscurezca, puedes poner que tu amigo vuelve ya si quieres, por otro lado, Desmond, puedes hacer prácticamente lo que quieras ahí, salvo matarlo, si una de las cosas que quieres hacer, es sobrevivir, en el próximo turno recibirás ayuda y en poco, quizás te puedas librar de él, dos cosas y acabo el off, la primera seria daros disculpas por mi mala calidad y deciros que si queréis o necesitáis que os de algo más ara jugar, solo decídmelo y lo antes que pueda os daré algo más, y segundo, el verano ya llego, en teoría ya deberíamos adelantar hasta un turno semanal para que no acabemos este rol demasiado tarde, si veo vuestros post antes del 9-10 de este mes, daré por hecho que podéis acelerar durante las vacaciones, si no, seguiremos con el turno por mes, gracias y que disfrutéis n.n


Veluzi, plateado paladin de hielo.
Una nueva generacion - Página 8 Velu

Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
Veluzi Gedber
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Eleazar el Vie Jul 06, 2012 1:24 pm

"Inocente criatura que en estas islas aun confía en las apariencias, está bien, me iré y os dejare tortolitos en paz…"

¿En las "apariencias"? Miré de reojo a la muchacha que se acurrucaba en mi regazo, y que no paraba de llamarme héroe y darme las gracias. Era una pobre chica, tan delicada que me sentía incapaz de concebir la idea de que pudiera hacerme ningún tipo de daño, o albergar siquiera malas intenciones. Pero sí que había algo raro en ella... repetía lo mismo una y otra vez...

La otra voz se había esfumado.

-Señorita, escúcheme un momento...-la agarré suavemente por los hombros y traté de separarla con cuidado de mí, pero ella seguía apretándose contra mi cuerpo -¿Qué hace usted aquí, y cómo ha llegado hasta este punto atravesando todas esas hordas de monstruos sin nada más que unos pocos arañazos? ¿Llegó desde el castillo, como yo? ¿Cómo logró una chica desarmada como usted sobrevivir en este infierno? Quiero que me expli...

La sangre salpicó mi cara en ese instante. Observé con estupefacción a la joven, en cuya frente se incrustaba una flecha salida de la nada. Antes de que pudiera reaccionar, y contra todo pronóstico, la chica me empujó con una increíble fuerza hacia un lado... y comenzó a transformarse en una terrible criatura deforme y macabra. Todo su cuerpo... todo su cuerpo era una terrible boca dentada y sanguinolenta, rodeada de las mismas serpientes que otrora nos acosaban. Vi incrédulo cómo desaparecía entre la espesura, siseando, con la flecha aun clavada en su vomitivo cuerpo...

Y entonces, sentí una mano abofeteando mi cara.

-¡Serás idiota! si estás aquí es que has sobrevivido al laboratorio principal en las montañas, ¿y aun confías en las apariencias? aquí cada árbol, trozo de suelo o animal puede ser uno de sus agentes...

Estaba casi paralizado por la sorpresa. La transformación súbita de la aparentemente indefensa joven y el bofetón de la mujer de la espesura me dejaron en un estado de confusión total. La joven que me sermoneaba se presentó como Kelinka.

-Por cierto, a partir de ahora no te fíes de nada que yo no te diga…

-Primero me regañas por fiarme de las apariencias, me dices que no confíe en nada ni nadie... ¿y ahora me dices que confíe plenamente en ti, después de ese bofetón?-me reí con desánimo mientras me frotaba la mejilla dolorida. -Me llamo Eleazar. Supongo que tienes razón, que puedo fiarme de ti... un monstruo que tratara de engañarme sin duda sería más amable...

Pero ella no me escuchaba. Comenzó a caminar hacia la espesura, obsesionada con la idea de alcanzar la playa. A duras penas podía seguirla entre las raíces y las hojas del suelo. Escuchamos un grito a lo lejos, y ella me explicó que seguramente era la nueva víctima de la "chica". Mientras hablaba, no paraba de caminar ni un solo segundo.

-Eh... espera... ¡espera, espera! mi amigo aun está por aquí, no puedo dejarle... tengo que buscarle... -ella pareció enfadarse, y me dijo que teníamos que llegar a la playa antes del atardecer, pero yo no podía abandonarle. Comencé a correr hacia el lugar donde había dejado a Polok a pesar de las quejas de Kelinka, pero pronto empezamos a oír el sonido de un cuerpo que avanzaba hacia nosotros justo desde aquella dirección. Al principio nos escondimos, pensando que podía ser otra de las criaturas, pero Polok apareció momentos después.

-¡¡Polok!! Gracias a los dioses que has despertado...- Polok explicó que había oído ruidos y gritos en la selva, y que pensó que yo podía haber estado en peligro.

La mujer nos urgió a seguir caminando en dirección a la playa, y por el camino le expliqué a mi amigo lo sucedido hasta el momento.

-Kelinka... no entiendo nada. ¿Por qué tenemos que llegar a la playa? ¿Sabes tú qué es lo que está pasando en este lugar? Yo... Polok y yo estábamos en una embarcación, empezaron a salir monstruos de todas partes, naufragamos... y cuando desperté ya estábamos aquí. ¡No tiene sentido, deberíamos haber muerto ahogados! ¿Qué son todas esas cosas, de dónde salen, y por qué nos atacan con esa aparente insaciable sed de sangre?

Poco a poco, nos íbamos acercando a la playa... y el sol se iba moviendo por el cielo.

Spoiler:
Bienvenido de nuevo Desmond, pensaba que Velu y yo nos habíamos quedado solos XDDDDDDDD!! Has llegado justo a tiempo para ver como Eleazar se comía una buena ostia de Kelinka X'DDDDD!!

Por mi podemos adelantar el ritmo de posteo, ya no tengo clases ni prácticas!!
Eleazar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Desmond Morgan el Sáb Jul 14, 2012 7:13 am

El monstruo se rió. ¡Se rió! Es decir tenía conciencia sobre lo que pasaba no era una bestia, no simplemente ello sino que, tenia inteligencia, era algo mortal pero yo mantuve el tipo. El monstruo comenzó a hablar.

-¿Caliente? Lo unico caliente que vas a sentir esta noche es tu sangre sobre este suelo-dije desenvainando las dos gemelas y sabiendo que me enfrentaba a una muerte segura, aqui se acaba el camino, lo siento Quinn, siento todo, no he podido ser lo que tu querias, y eso en parte me alegra. Lo siento hermana, pues jamás volveré para protegerte, y lo siento Juan Carlos, lo siento de verdad, pues mi filo, no se va a hundir en tu pecho, no el mío pero espero que si el de otra persona.

Mientras pegaba yo iba esquivando con algunas dificultades. Por lo que habia leido, no usaba todo su potencial se estaba divirtiendo, me estaba hablando.

Y cuando dijo lo del fuego, lo de quemarle por dentro, quizás fuera una solución aquella bestia solo debia abrir la boca pero como. Solto otra vez los pinchos que rasgaron mis ropajes, estaba impotente, pero entonces lo pensé, esos pinchos salian de la carne no sabia de que estaban hechos, pero en el caso de que lograra cortar uno el alarido de la bestia me daria tiempo para hacer lo suyo, quemarlo por dentro.

Le sonreí y andé hacia el, multitud de puntos negros sombrearon la silueta de la bestia hasta que salieron con fuerza. yo rode sobre el suelo esquivandolos y justo cuando tuve uno a tiro, levanté las dos gemelas y me dispuse a cortar tantos pinchos como me fuera posible, si es que podía hacerlo.

Spoiler:
sorry por el minipost, no sabia que poner


Elegid como quereis vivir, por que muy pronto morireis

CÓDIGO DE MATANZA:

Codigo de matanza.

1) No matarás inocentes.
2) Los niños son criaturas vulnerables, tampoco matarás niños.
3) No dejes llevarte por los sentimientos. Ni te involucres emocionalmente, así solo conseguirás meterte en problemas.
4) No dejes que te cojan. Se muy meticuloso, sigiloso y cuidadoso.
5) Investiga siempre a tu victima antes de matarla. Tienes que estar seguro de que es esa victima la que tienes que matar
6) Siempre, siempre. Tienes que aparentar ser alguien normal. Actúa bajo lo que te he enseñado, y nunca deberías tener problemas.
Codigo de matanza propio: 1) Venganza.
Desmond Morgan
Desmond Morgan
Oscuro pasajero

Mensajes : 442
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Veluzi Gedber el Sáb Jul 14, 2012 4:58 pm

Botando levemente, unas pocas de aquellas negras, largas y lisas espinas cayeron al suelo de piedra, rebanadas las afiladas lanzas por las armas de aquel humano, el ser inmediatamente oculto, quizás más por puro instinto que otra cosa, todas las espinas restantes en el interior de su cuerpo, al tiempo que sus cortados y monstruosos labios, se removían como gusanos enormes y resecos, formulando unas breves palabras de odio hacia Desmond.
-Muere, muere, muere, muere, muere…- empezó a murmurar mientras se encogía y se doblaba, cruzando los brazos sobre su pecho como si de pronto le hubiese empezado a doler muchísimo el pecho o la barriga, pero los puntitos negros que empezaban a verse crecer por toda su piel sugerían otra cosa muy distinta, pocos segundos después, se pudo oír gritar un profundo grito, deseando su muerte al tiempo que hasta la última de sus espinas salió de su cuerpo a velocidades demenciales, en direcciones de todos tipo que se puedan imaginar y desde casi cada sitio de su cuerpo, algunas llegaron hasta el suelo o las paredes más cercanas, dejando profundas marcas en ellas, otras se atravesaron entre ellas, quedando atravesadas por sus hermanas, incluso otras, como algunas de las recién regeneradas que habían sido previamente cortadas, atravesaban su propia carne, que comenzaba a volver a crecer alrededor de aquellas armas, un resultado, seguramente brutal para cualquier criatura cercana, si es que hubiese habido alguna allí.

Una de las cosas malas de no tener vista, ene se momento no se había podido enterar de que algo muy especial había detectado a Desmond y se lo había llevado bastante lejos de allí, cuando el humano volvió a ver algo más que una oscuridad retorcida y ondulante, pudo ver una inmensa sala, llenas de toda clase de cosa, experimentos se podrían decir, desde armas al más puro estilo medieval, hasta otras que no eran conocidas o que podrían superar las que el publico considerase más avanzadas de su época, también había cosas que…parecían vivas, sus cuerpos medio deformes latían, algunos podían verse cosas mínimamente reconocibles, como un rostro o una mano, pero en las prisiones de cristal, no se podía verse nada más humano, había muchas más cosas, orgánicas e inorgánicas en sus cárceles, también estantes bastante grandes llenos de toda clase de potingues indefinibles e instrumentos cuya función no podría estar clara, en el centro una enorme cubierta metálica circular a alta temperatura podría llamar su atención, así como la enorme palanca que estaba en su lateral.

-Bienvenido a los laboratorios principales…- un demonio de cientos de ojos se mostraba tras él, aquella figura, seguramente muy bien reconocida por Eleazar, y quizás temida por sus acertijos, lo miraba con todos sus globos oculares, -no me pidas explicaciones porque no las daré, simplemente, me interesa que lo mates, nunca nadie lo había conseguido y seguro que sería un duro golpe contra la colmena, tienes unos minutos antes de que te rastre e irrumpa aquí, mientras puedes mirar e investigar toda la zona, quizás se te ocurra algo diferente, pero siempre…¿ves esas esferitas azules y plateadas en aquella cupulita de cristal? Puedes probar a tirárselas encima de ese redondel de hierro y después tirar de la palanca, eso funcionara, pero bueno, una de las cosas que más he apreciado siempre de los seres inteligentes de este mundo es su imaginación, quizás se te ocurra otra cosa…-

Eleazar:
-Porque todos aquellos que no lleguen a la playa desearan por toda la eternidad la muerte, aquello que os ataco era un recolector, una criatura nacida y diseñada solo para, como indica su nombre, para recolectar criaturas vivas, seguro que durante todo el ataque la cantidad de muertos fue mínima, ¿verdad? tiene una parte inferior redondeada y achatada, con una enorme boca con la que muerde la parte inferior de criaturas o barcos para inyectarles su veneno o inmovilizar el barco y luego salen el resto de sus gusanos de su cuerpo para recoger los cuerpos y almacenarlos en su interior, hasta el destino requerido, y atacan así, porque es vuestra vida o la suya, estamos en una zona de pruebas, todas las criaturas creadas recientemente y algunas antiguas, están aquí, matando a todos los que han sido traídos aquí para demostrar que son fuertes, letales y valiosos para su colmena, si alguno no cumple lo que se espera de él, es eliminado y su cuerpo transformado en otra criatura que si que sea útil, solo buscan sobrevivir, y bueno…lo sé porque yo fui parte de ellos hasta hace poco, mis padre cuando crecí me vendieron al mejor postor, creí que me haría otras cosas, pero me uso como a vuestros compañeros…- dijo mientras se acariciaba las orejas y la cola de gato, con una ligera y evidente tristeza, -yo antes era humana, pero al final no me pude aguantar más y decidí fugarme, aprovechando que todos los que lleguen a la playa podrán ser libres, fue una promesa que hizo el señor, nunca rompe las promesas por lo que confió en poder irme de aquí rápidamente pero como no lleguemos a tiempo nos espera el infierno a los tres, y especialmente a mí, no podemos perder tiempo, no queda mucho hasta que empiece la noche- conforme hablaba, pocos de los hombres y mujeres del barco sobrevivían a las criaturas que les acechaban entre las hojas, por suerte, la mayoría de las criaturas aun no estaban al corriente de que Kelinka había logrado eliminar su parasito y ya no estaba con ellos, por lo que la mayoría los dejaba en paz, pensando quizás que esas eran sus presas y las conducían a alguna trampa mortal, pero por desgracia, estaban a punto de atravesar los dominios de una criatura que si conocía aquel cambio, mientras hablaban, la selva lentamente iba volviéndose menos frondosa, se podía divisar con mayor caridad el cielo limpio y brillante, al final, los arboles desaparecieron dejando lugar a un pequeño terreno plagado de hierbas secas, en el horizonte se podía ver claramente el objetivo, la playa y una pequeña formación rocosa que les impedía el camino, sin embargo, se veía con claridad un desfiladero que discurría entre las rocas hasta desembocar en la playa, ya se podía respirar el fresco aire salino de la costa.

-Ya estamos cerca, solo hay que atravesar este desfiladero y estaremos a salvo, y podréis volver a vuestras vidas- un desfiladero, un camino pedregoso entre enormes paredes irregulares en forma y tactos, que yacía en completo silencio, sin un ápice de vida visible entre aquel territorio gris, en guardia como solía moverse, con el arco tensado entre sus manos, mirando nerviosamente de un lado a otro, tratando de percibir los peligros antes que ellas al grupo.
Por desgracia, los peligros ya los habían visto desde hacía bastante, Eleazar y s arboleo amigo pudieron verla palidecer, después de que un breve temblor sacudiese la roca del desfiladero, -se…se me olvido…- dijo de una forma inocente, -perdona, no debí de fiarme de las apariencias, yo también me equivoco…ahora, ¡corre!- pronto la criatura vio que parecía que la habían descubierto, eso le pasaba por eructar después de comerse a los últimos supervivientes…no podía esperar más, tenía que atacarlos ya, ojos enormes se empezaron a abrir por todo el acantilado, lo que en un principio parecían pequeñas deformaciones puntiagudas en la roca, crecieron y se alargaron hasta formar pétreos tentáculos que trataban de empalarlos y de vez en cuando, bocas enormes que se sumergían hasta el centro del mundo aparecían, dispuestos a tragarlos, todo el desfiladero era un predador.

Spoiler:
-Desmond, lamento no haberte dado más material en el turno pasado t.t lo siento, espero haber puesto suficiente en este, puedes congelarle encima de la sospechosa trampilla tal y como sugiere o si quieres matarlo de otra forma, mínimamente acorde a la minificha del que puse hace algunos turnos, si necesitas algo, puedes tratar de extraerlo de los proyectos del laboratorio, puede haber casi cualquier cosa, asique todo tuyo.
Eleazar, turno de revelaciones sobre tu parte de la trama, puedes poner como le dais esquinazo al cazador y llegáis a la playa, incluso si lo necesitas el señor árbol puede morir aquí, ya queda poco de esta aventura, muchas gracias por seguir n.n-


Veluzi, plateado paladin de hielo.
Una nueva generacion - Página 8 Velu

Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
Veluzi Gedber
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Eleazar el Dom Jul 15, 2012 8:44 pm

Kelinka me bombardeó con sus respuestas, con tal cantidad de explicaciones que a penas era capaz de digerirlas.

-Sí... es cierto que en el barco no hubo demasiados muertos. Y me sorprendió despertar con vida, en aquella celda. Pero, si lo que dices es cierto... Suspiro seguramente habrá muerto... -¡Ahora tenía sentido! aquel ataque en el buque... el comportamiento de todas aquellas criaturas tan distintas cooperando unas con otras, como si siguieran un objetivo común... ¡se comportaban de ese modo porque sí que tenían un objetivo! conseguir conejillos de indias... nosotros. -Entonces, ¿tú eras humana? y las criaturas del castillo... ¿también lo eran? Pero no lo entiendo... todos esos monstruos... ¿por qué necesitan demostrar que son letales? ¿cual es el objetivo último de todas estas pruebas?

Mientras avanzábamos entre los árboles, se oían continuamente los gritos del resto de desgraciados del lugar. Mi corazón se encogía en el pecho cada vez que oía un alarido cercano, y en varias ocasiones pasamos peligrosamente cerca de algún monstruo... pero parecía que no nos veían, o que no querían vernos, o que no les interesaba seguirnos en aquella dirección. Todo aquello me ponía los pelos de punta.

Caí entonces en algo que había dicho Kelinka.

¿Has... has dicho que hay un "amo"? Es él que obliga a todos estos engendros a destrozar todo lo que encuentran, ¿verdad? Espera... mientras estaba allí dentro, escuché una voz. Me impuso una ridícula prueba para continuar y sobrevivir. Me pareció que se burlaba de mí y mi miedo... ¿era él el "amo"? ¿¡Qué demonios es lo que quiere con todo esto!?

Nos fuimos acercando paulatinamente a la playa, de arenas blancas y limpias... empezamos a acelerar aun más el paso, de manera casi inconsciente.

-Ya estamos cerca, solo hay que atravesar este desfiladero y estaremos a salvo, y podréis volver a vuestras vidas

Una sonrisa de alivio acudió a mi rostro; con cada paso que daba, sentía el peso del miedo desapareciendo, y cada vez un mayor alivio. Creo que, ante la hermosa vista de la playa, los tres bajamos la guardia. Fue un error.
Tras una leve sacudida del terreno, vi a Kelinka atravesada por una punzante roca.

-se…se me olvido…perdona, no debí de fiarme de las apariencias, yo también me equivoco…ahora, ¡corre! -la sangre corría por su torso, y sus ojos se apagaron.

Eché a correr, sin mirar atrás, consumido por el pánico. Todo se movía, el miedo me impedía ver a dónde iba. Terribles ojos inyectados en sangre se abrían por todo el desfiladero, mortales agujas de roca ensartaban cada metro de terreno, y hambrientas bocas se abrían por doquier. Aterrorizado, pude observar a poca distancia de mí cómo Polok era empalado, instantes antes de ser brutalmente devorado. Corrí, corrí y corrí... hasta que las frías olas del mar tocaron mis pies.
Eleazar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Desmond Morgan el Sáb Ago 04, 2012 1:27 am

Era el fín, habia enfadado a la bestia, enfadado y mucho, se puso en posición fetal, y se preparó para la estocada final, con sus largas púas, posiblemente multiples de ellas atravesaran mi cuerpo, simplemente, no creia en nada pero tan cerca de la muerte cualquier hombre se volvería religioso. Hinqué mis dos rodillas y abrí las manos dejando todo mi ser al descubierto habia desistido de todo esto, me habian dejado solo, sin compañía, ya no recordaba la cara de Carriot cuando le dí muerte ni siquiera la del capitan, en aquella batalla en medio de ninguna parte, todo acababa aquí.

-Que Zhuie Shu me reciba con los brazos abiertos- y esperé, esperé y esperé. De pronto abrí los ojos ya no me encontraba frente a la gran bestia, en la misma posición pude ver una habitacíon llena de todo tipo de objetos raros, me fije en ellos pero pronto una figura demoniaca me abordó y enarbole mi espada, pero vi que no tenia ninguna intencion de atacarme.-Demonios.-nunca mejor dicho.-Que susto...-

Dijo que usara mi imaginación, anulada completamente por la ofuscacion de una información mortal para ellos, el voraz, la bestia más temible... el fuego.

-Desmond, el fuego milenario.-el fuego milenario, un fuego usado por una raza antigua que habito las zonas alrededor de mi villa, un fuego que no se podia apagar, aquel fuego que solo podía hacer un alquimista muy avanzado. ¿Su aspecto? A pesar de prenderse no era liquido, como el oleo, era muy consistente, tanto como si fuera pasta y al minimo toque ¡PUM! Explotaba como la pólvora, eso con los diferentes elementos que tenia la mezcla, entre ellos el ya mentado oleo, hacia de ella un arma mortal, no creia que aquel demonio supiera de su existencia.

-No se vencerle, yo, solo me dedico a matar personas, asesinos, gente humana, pero no se luchar contra las bestias, no se, simplemente no tengo entrenamiento alguno para matar a un monstruo como este. ¿Por que yo? Posiblemente muera, y creeme, no temo a la muerte, pero si fracaso todo habra sido en vano.-dije sin animo.-Dame las armas necesarias para vencer a la gran bestia y yo intentare abatirla.-


Elegid como quereis vivir, por que muy pronto morireis

CÓDIGO DE MATANZA:

Codigo de matanza.

1) No matarás inocentes.
2) Los niños son criaturas vulnerables, tampoco matarás niños.
3) No dejes llevarte por los sentimientos. Ni te involucres emocionalmente, así solo conseguirás meterte en problemas.
4) No dejes que te cojan. Se muy meticuloso, sigiloso y cuidadoso.
5) Investiga siempre a tu victima antes de matarla. Tienes que estar seguro de que es esa victima la que tienes que matar
6) Siempre, siempre. Tienes que aparentar ser alguien normal. Actúa bajo lo que te he enseñado, y nunca deberías tener problemas.
Codigo de matanza propio: 1) Venganza.
Desmond Morgan
Desmond Morgan
Oscuro pasajero

Mensajes : 442
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Veluzi Gedber el Lun Ago 06, 2012 11:22 pm

Eleazar:

La adrenalina corría por sus venas, sus pechos subían y bajaban agitadamente mientras ese gran carnívoro trataba de atraparlos, tenían en cierto sentido suerte, tras aquel día aquella criatura rezumaba de comida, por algunas de sus bocas aun se podía percibir partes sangrantes de cuerpos mutilados en los fríos colmillos de sus vacías fauces, si se hubiesen internado en sus dominios un rato antes, apreciarían el cambio de voracidad y velocidad con la que se movían sus afilados miembros, pero ahora estaba casi lleno, bajo aquellas toneladas de músculos y roca bajo las que corrían una gigantesca cámara dividida en muchas más pequeñas almacenaban cientos de cuerpos a medio digerir, procesar o infestar, cuerpos de todas las razas imaginables mezclándose en un viscoso caldo a medida que la carne de digería y dejaba solo a la vista de ojos podridos a medio consumir trozos sucios e inertes de huesos, destino de afortunados, en otras cámaras la infestación era introducida en los moribundos huéspedes, era desconocido donde el heroico guerrero árbol encontraría su descanso final solo había la certeza de que casa desesperado paso le ponía un poco a él y a su compañera, de la salvación, finalmente, el terreno de aquel gran carnívoro quedo atrás junto con el hombre árbol, quizás se le indigestase ese enorme ente vegetal al estar más acostumbrado a la carne que a la madera, pero eso es otra historia.

No tardaron mucho desde aquel punto en llegar a la playa, viendo como el sol se iba posando lentamente sobre la delgada línea del horizonte, tiñendo de mil colores el cielo, -esperemos, debería de llegar pronto…- fue la sugerencia de aquella mujer cuya raza comenzó siendo humana pero ahora se acercaba más a la de una Horige, mientras las olas del mar y su constante murmullo alejaban algunos últimos gritos de hombres y bestias aun resonantes en la tenue atmosfera tropical, cada segundo se convirtió en horas a su entender, una terrible espera, se notaba la tensión y el terror en su cuerpo, sabía que no incumplía nunca un juramento, que dijo que todos los que no formasen parte de su familia que llegasen a la playa antes de la noche, serian salvados y llevados lejos de aquella isla, pero aun así, no se sentía del todo segura en aquellos momentos, entendía lo que suponía desafiar u ofender a alguien como él y lo temía…mucho.

El Sol ya desapareció tras el horizonte, la luna, oculta tras la montaña y la vegetación, lentamente dejaba entrever sus rayos pálidos, mientras la brisa marina se enfriaba progresivamente unos pasos de pies pequeños empezaron a resonar por la playa, un individuo pequeño, casi diminuto, de azules trajes brillantes, sombrero de tres puntas y una tez pálida como la espuma del mar coronada por dos brillantes ojos rojos, apareció en escena, paseaba tranquilamente mirando de un lado a otro, con una leve sonrisa en su rostro, sonrisa que cambio a una expresión de sorpresa y posteriormente a una de odio y frustración que quedo rápidamente oculta tras una máscara de seriedad e indiferencia a medida que hablaba y se acercaba a los individuos.
-¿Cómo, supervivientes? Alguien no hizo bien su trabajo, espera, ¿Kelinka? ¿Tu por aquí? ya sé que nos abandonaste, ¿como te has atrevido a hacernos esto? Y ¿Cómo lo hiciste?-
-Eso no importa, lo que importa es que ya no voy contigo y los tuyos y ¿tengo que recordarte la promesa de los que sobrevivieran a tu espantoso juego?- por un segundo se dejo entrever su ira, levanto levemente el brazo y chasqueo los dedos, mientras esperaba, debido sus últimas palabras antes de desaparecer, siguiendo su camino.
-Estas jugando con fuego gatita, ten cuidado, como empieces a hablar, te arrepentirás muy caro y tu, humano, no sé muy bien quién eres, pero un consejo, no te quedes cerca de ella más de lo necesario, hay algo tan grande que tu mente no puede asimilarla y no te gustara estar cerca de los que como ella o yo nos hemos metido de lleno, adiós- tonos eco y brusco, haciendo fallar levemente su máscara, hasta que desapareció siguiendo su paseo.

Al final, una enorme criatura voladora, grande como para transportar a decenas de personas con facilidad por los cielos se acerco lentamente a ellos y aterrizo, instándoles a subir, una vez estuvieran encima se alejarían volando de la isla sobre el gran océano, y al poco Kelinka abrazaría fuertemente a Eleazar y empezaría a sollozar, en varios sentidos no la habían tocado, pero había visto cosas que espantarían a las peores pesadillas que nadie se atrevería a imaginar y todo eso para ella, así como ese cautiverio para Eleazar, ceso.

Desmond:
El corazón con prisa podría haberle laido, pues a cada segundos había que su muerte o la de aquella criatura más cerca estaba, con rapidez con la experiencia que tenia y manejando con rapidez sus manos, bajo la atenta mirada del demonio puerta elaboraba aquel extraño producto que se suponía debía hacer arder a aquella bestia infernal, si todo fallaba, aun podía tirar de la palanca y tirarlo al incinerador, una cantidad ingente de lava fundida ocultas bajo las capas de aquel metal, pero no fue necesario, la volátil muestra estaba lista y solo fue cuestión de esperar.

Finalmente, su afilado rostro sin ojo alguno y esos extraños labios con la boca abierta de par en par, con su rítmico y siseante sonido al respirar y caminar entraron en la sala, para entonces, por precaución, el demonio se oculto en las sombras, esperando el desenlace, si ganaba el humano ganaría mucho el, si no, no perdería nada más que unos pocos minutos de su inmortal vida.
-Se que estas ahí, puedo olerte y saborearte…- entro avanzando seguro con sus enormes pies y de pronto, su cuerpo empezó a arder en llamas gigantes, pero, al principio ni eso parecía poder detenerlo, su estruendosa risa surco el ambiente mientras regeneraba a gran velocidad las células quemadas de su organismo, pero entonces, quién sabe si algún truco de Desmond, un empujoncito del demonio, alguna propiedad para la que su algo anticuado cuerpo no estaba adaptado, se paró en seco y con voz inescrutable, pronuncio unas palabras, -nunca…nunca podrás matarnos del to….do…- el fuego llego hasta los parásitos que en su interior daban soporte vital a la criatura, haciéndolas arder y matándolas, sin esas plagas, su destino estaba sentenciado, primero un brazo, luego otro, la cabeza y más tarde el torso, todos palpitaron unos segundos antes de hincharse y explotar, dispersando trozos de carne y vísceras que se iban consumiendo rápidamente, las innumerables púas del organismo no tardaron en convertirse en polvo y al final, solo quedaron sus piernas y un pequeño trozo de su cintura, que se arrodillo frente al humano, antes de caer al suelo, inerte.

-Jajajajaja- se escucho la risa de entre las sombras mientras la imponente figura de la criatura se acercaba al muchacho, -Bien hecho hijo, está muerto, muerto, muerto, muerto, que delicia, menudo golpe asestamos, en fin, creo que te prometí una salida, y si no, te la doy ya, hay pocos lugares en el mundo donde no te buscaran, pero de todos ellos, de momento te llevare a uno en especial, incluso tendrás compañía…- dicho esto, abrió sus fauces y engullo al joven, que pronto vio un destello purpura, luego oscuridad hasta finalmente caer en su destino, tardo un poco en recuperar los sentidos, la brisa marina, fría y salada, lo tenues rayos de las lunas, la lisa y firme superficie, aquella flecha que le apuntaba a la cabeza, finalmente recupero la conciencia del todo y abrió los ojos, -siento lo del arco, hay…bueno unos tipos con los que no quiero encontrarme y temía que tu fueses uno, perdona- mientras apartaba y guardaba su arco, eso fue lo que le dijo Kelinka.

Spoiler:
Esto llega a su final o.o bueno, en parte, si queréis aun tengo una cosita preparada que podría daros mas juego si no deseáis alargaros mas solo quedan uno o dos turnos, muy bien hecho ambos y muchas gracias por seguir hasta el final, (se pone tierno) casi me da lástima que se acabe, pero no puede durar siempre… en fin, ahora podéis hablar, dormir, descansar o disfrutar del paisaje lo que queráis en vuestra enorme montura, he aquí una imagen de la misma, en el siguiente spoiler, en fin, ya no tengo nada que decir…gracias y tratare de postearos lo antes que pueda n.n
Spoiler:
Una nueva generacion - Página 8 Starcraft_2__zerg_broodlord_by_phillgonzo-d332pry


Veluzi, plateado paladin de hielo.
Una nueva generacion - Página 8 Velu

Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
Veluzi Gedber
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Desmond Morgan el Mar Ago 14, 2012 4:18 pm

Sin mediar palabra aparte al demonio y use su tabla de pociones para hacer el fuego antiguo. Era una vieja receta, que pocos de mi aldea conocían pero por suerte, en su increíble sabiduría, Quinn sabia como hacer un preparado semejante. El suelo temblaba cuando iba por la mitad.

-Date prisa Desmond, espero que funcione.-dijo Quinn. Aceleré el ritmo no sabia como iba a salir solamente que o ardía hasta los cimientos o simplemente moría.

El polvo de las rocas de aquella habitación se desprendía de su lugar, escapando de las grietas, el monstruo ya estaba cerca y el preparado también estaba apunto de hacerse. Al final logré acabar, y la bestia entró por la puerto implorando por mi sangre. No se la iba a dar, al menos no tan fácilmente. Cogí el preparado y esperé en posición a que se hiciera a la vista, cosa que no tuve que esperar mucho, pues su cabeza se asomó vociferando mil y una amenazas yo lo lancé y cerré los ojos el ruido del fuego y el ardor que emanaba, hizo que los abriera para darme cuenta de que la bestia, el gran regenerador de hierro, aquel ser invencible había sido abatido, pero aun así, seguía andando hasta explotar en mil pedazos su mitad de arriba y caer como si suplicara, su mitad de abajo, a mis pies.

El demonio se mostró jubiloso ante tal hito, yo sonrei, tenias razón Quinn, como siempre, la tenias. La bestia,la inofensiva, me teletransportó a un lugar donde decia que no me iban a buscar y cai de bruces sobre algo que al tacto parecia arena. Sal, la brisa marina, esto era una playa. Notaba cierto placer al estar tumbado sobre arena, que de otra forma me habria parecido incomoda, pero llevaba lo que parecia ser todo el día yendo y viniendo, y luchando con una bestia, que si bien era dificil de vencer, habia gastado la mayoria de mis energias en ello.

Abrí por fin los ojos para encontrarme una flecha a medio palmo de mi nariz, yo me levante corriendo, y la mujer que tenia enfrente se disculpo.

-Si, por aquí todo es muy peligroso.-dije cogiendo fuertemente las dos empuñaduras por debajo de la capa.-Por cierto, soy Carriot. Permiteme preguntarle ¿Exactamente, donde estoy?-


Elegid como quereis vivir, por que muy pronto morireis

CÓDIGO DE MATANZA:

Codigo de matanza.

1) No matarás inocentes.
2) Los niños son criaturas vulnerables, tampoco matarás niños.
3) No dejes llevarte por los sentimientos. Ni te involucres emocionalmente, así solo conseguirás meterte en problemas.
4) No dejes que te cojan. Se muy meticuloso, sigiloso y cuidadoso.
5) Investiga siempre a tu victima antes de matarla. Tienes que estar seguro de que es esa victima la que tienes que matar
6) Siempre, siempre. Tienes que aparentar ser alguien normal. Actúa bajo lo que te he enseñado, y nunca deberías tener problemas.
Codigo de matanza propio: 1) Venganza.
Desmond Morgan
Desmond Morgan
Oscuro pasajero

Mensajes : 442
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Una nueva generacion - Página 8 Empty Re: Una nueva generacion

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 8 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.