Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Evento] El Cuestionario Diario
Ayer a las 4:38 pm por Alegorn

» Reunión en sueños [Partida Publica]
Dom Ene 14, 2018 11:01 am por Celeste Shaw

» [Off y reclutamiento] Reunión en sueños
Sáb Ene 13, 2018 9:08 am por Niris

» Maleficarum [Solitaria +18]
Vie Ene 12, 2018 8:09 am por Lujuria

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Ene 11, 2018 2:55 am por Almena

» Sistema de corrección de partidas por pares
Miér Ene 10, 2018 1:33 pm por Strindgaard

» El cofre maldito [Privada con Masterización]
Lun Ene 08, 2018 8:29 pm por Vanidad

» Reglas de Noreth
Lun Ene 08, 2018 7:38 pm por Rectina Pomoviejo

» weba
Lun Ene 08, 2018 12:44 pm por Strindgaard

» 1+1
Dom Ene 07, 2018 3:11 am por Rectina Pomoviejo

» [Evento] Los Cuentos Perdidos de Noreth
Sáb Ene 06, 2018 3:45 am por Staff de Noreth

» Udoroth, el Rey Tortuoso
Sáb Ene 06, 2018 3:44 am por Staff de Noreth

» El Primer Vampiro
Sáb Ene 06, 2018 3:44 am por Staff de Noreth

» El Zorro de Cristal
Sáb Ene 06, 2018 3:43 am por Staff de Noreth

» Pan Pan, la Protectora
Sáb Ene 06, 2018 3:43 am por Staff de Noreth




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Consecuencias de la Muerte de una Musa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Consecuencias de la Muerte de una Musa

Mensaje por Charlotte De Rais el Mar Jul 19, 2011 11:36 pm

Las disculpas de una hija


Mientras que Zephyrae se encontraba de viaje en viaje, volví a mi hogar, a Tirian-Le-Rain, como se la suele llamar por añoranza o por necesidad, quizá; o también puede ser por mi forma de pensar retorcida y masoquista, allí Chest, no pensaría encontrarme.

Quizá, sólo quizá.

Camuflada por una capa improvisada -que justo hace unas horas fue una cortina-, me dirigí a mi hogar, a mi casa... Caminé por las calles que gloriosamente no cambiaron en demasía, anduve por los atajos que de memoria sabía, aún recuerdo cuando, de niña corría por las serpenteantes callejuelas para llegar no muy tarde del toque de queda de mis padres.

Y hallé mi hogar. No podía imaginar el choque emocional que me pudo causar.

Intenté no dejar que las pupilas se me nublaran con las lágrimas, de veras que lo intenté, mas no lo logré. ¿Te preguntas por mi hogar? Destruído, completamente y por entero destruído. La imagen de las dos cruces intactas en el tiempo se me grabó a fuego sobre el pecho. Sentí como mi corazón se retorcía y agonizaba. Me descubrí el rostro con los suaves movimientos con los que suelo actuar y caminé hacia donde mis padres fueron crucificados vivos y quemados cual brujos por blasfemias y mentiras.

Y rompiendo a llorar pedí perdón.

Perdón por no ser la hija perfecta.

Perdón por mi ira.

Por mi avaricia.

Por la envidia a mi gemela.

Por mi descarriada vida.

Por los malos ratos que les hice pasar.

Por mis compañías, por mis malas compañías.

Por mi culpa.

Cada vez que lo pienso, se con certeza y firmeza que hice bien en retirarme de aquellos bélicos anarquistas en su gran mayoría. Sin embargo, me desplomo al simple hecho pensar en que yo, Charlotte de Rais y Quimerae - así es en la realidad- yo, fui parte activa y pensante de los que han sido los verdugos de mi familia, o gran parte de la misma. Sí, aún queda mi hermana, Shaiya, la que hasta hace unos instantes era la enemiga residente en mi casa, y la que me da miedo encontrar, ¿cómo mirarla?
¿Cómo hermana?
¿Cómo rival?
¿Cómo mujer arrepentida? No, creo que mi orgullo no me lo permitiría ante ella, quien fue la silenciosa predilecta frente a mi vociferante llamada a ser el centro de atención. No, definitivamente, no.

Y comenzó a llover, pareceque los dioses se apiadan de mis pecados y limpian mi alma con el llanto de sus lágrimas; que en mi cabello caen, resbalan sobre mi cuerpo para yacer entre ellas sobre la mojada tierra.
Agachada la cabeza, contengo la respiración para poder soltarla poco a poco, permaneciendo quieta, inmóvil...

...viva aunque muerta.


avatar
Charlotte De Rais

Mensajes : 90
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.