Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Hoy a las 1:59 am por Niris

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Danza de fuego y sombras.

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Danza de fuego y sombras.

Mensaje por Rosalie el Miér Oct 05, 2011 5:32 pm

Su comportamiento comenzaba a amedrentarme, me incomodaba su nueva forma de mirarme y de hablarme. Por un momento llegué a considerar que fuese Kadar haciendo de las suyas nuevamente, manipulando una imagen de Gerard falsa, pero, si así fuera, ¿por qué Gerard me habría rescatado de mi condición de esclava?, no tendría sentido que kadar hiciera aquello cuando sus intenciones claramente eran hacernos infelices en este mundo de pesadillas.

Me cohibí, sonrojé y a la vez me asusté frente a lo que dijo, yo no era una mujer adultera, me habían criado con una profunda moral así que no le encontraba sentido a su pregunta y por lo demás era demasiado ingenua para siquiera imaginar que mi posición dejaba a la vista gran parte de mi busto, solo caí en cuenta de ello cuando su mano aprisionó uno de mis pechos logrando que soltará un grito de sorpresa y retrocediera dejando caer al mismo tiempo el mapa de mis manos, me llevé súbitamente los brazos cruzados sobre el pecho.

-¿¡Cómo te atreves!?-

Estaba ofendida, molesta pero también avergonzada por su osadía, le habría dicho algo más al respecto pero el tiempo no estaba a mi favor, la entrada creada por mi doble imagen en el espejo quebró parte de las paredes y ahora todo se venía encima. Era momento de correr y nada más.

-“Mientras más rápido salga de aquí… mejor”-

Traté de guardas mis nervios en una férrea caja de metal para que no fueran un impedimento para lo que tenía que ser un viaje exitoso, mi imagen del espejo desapareció para visualizarse en otro espejo de la sala y a medida que avanzaba fuera de la sala mi otro yo me seguía frente a cada espejo que surgía a mi paso, sonreía y me miraba con sorna, como si todo esto le resultara muy gracioso, pero no estaba con tiempo ni mucho menos las ganas de prestarle atención así que le ignore aunque de todos modos ella no volvió a formular palabra alguna.

Corría con desesperación para lograr salir del recinto, sentía las voces de nuestros perseguidores a nuestras espaldas aunque por ahora a quién veía también como un peligro era al mismo Gerard pero aún así no me atreví a soltar su mano, si llegásemos a separarnos podía todo resultar más peligroso, pero por lo visto el mayor peligro fue la misma destrucción creada por las manos de mi doble, viéndome impulsada hacia adelante me volví de golpe en un medio giro para ver como Gerard recibía parte de los escombros sobre su cabeza. A veces no entiendo de donde saco tanta bondad porque olvidando enseguida lo que ocurrió anteriormente me acerqué a él para ver su estado, los pasos y las voces se hacían más próximas para a mí solo me preocupaba que estuviera bien y en condiciones de continuar.

-¡Estas sangrando! –Exclamé- No te muevas tanto, deja que… ¡ah, maldición, no tengo mis ungüentos! –Proferí al darme cuenta que no traía mi bolso conmigo para tratar estas emergencias, aunque de todos modos el tiempo no me hubiera alcanzado, en eso llega alguien armado y me amenaza con su espada –Yo… no… yo no…-Me traté de disculpar pero sabía que sería inútil, retrocedí unos pasos, cavilando en algún ataque más Gerard incorporándose de pronto fue quién se adelantó en ello, pegué un grito de sorpresa al ver lo que pasaba con su ojo, ¿sería causa del escombro?, no… era algo más.. pero… no sabría descifrarlo y tampoco quería.

Nuevamente preferí callar mientras partíamos hacia la salida, Gerard parecía conocer bien el terreno porque prontamente llegamos a los jardines pero antes de seguir avanzando me volví para apuntar con mis manos hacia la pared que estaba sobre la entrada disparando una flecha de fuego similar a la empleada por mi doble logrando así que los escombros sepultaran la entrada a nuestras espaldas, mi idea era bloquearles el paso para así ganar más tiempo.

-¿Y ahora a donde vamos?-Inquirí una vez afuera corriendo por un camino de piedra donde una amplia arboleda nos aguardaba.

-Yo que tú me pondría a leer esa carta-Dijo mi otro yo nuevamente.

Me sobresalté al escuchar esa voz, pero que yo supiera no había ningún espejo en los exteriores, así que no podía definir quién la proferí.

-Aghhh, me sacas de quicio, revisa tus malditos bolsillos-

Le hice caso sin rechistar sacando entonces un pequeño espejo que probablemente estaba en uno de los bolsillos del vestido desde antes y no me había dado cuenta al cogerlo, la miré dentro del espejo aún usando el vestido de novia mover las manos constantemente como si me incitara a hacer algo. Claro, la carta.


Querida Sahian

Tus hermanos y yo te extrañamos mucho desde que te tuviste que marchar para cumplir con el trato. Aquí las cosas transcurren con calma desde entonces, al menos la familia Sieglein ha tenido la consideración de cumplir con su palabra. Pero sabemos muy bien que es temporal. Quieren nuestras tierras, y tarde o temprano vendrán por ellas. No queremos que tu esfuerzo sea en vano así que hemos planeado la forma de libertarte de aquí, cruzando la mitad del bosque hemos abierto un portal que te llevaría hacia nuestras tierras nuevamente, tienes que encontrarlo a tiempo, antes de tu boda se inicie o será demasiado tarde, convence a tu prometido de que quieres pasear o lo que se te ocurra, pero debes salvarte, nos ha costado mucho trabajo abrir ese portal.

Se despide con cariño Aliora, tu querida prima que espera pronto tenerte en sus brazos nuevamente.
avatar
Rosalie
La Inquisidora

Mensajes : 203
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de fuego y sombras.

Mensaje por Gerard Sieglein el Jue Oct 13, 2011 3:00 am

Tome mi rostro, cerca de mi ojo cambiado, al tiempo que sentía un ligero derrumbe tras nosotros, me gire y pude notar la finalización de un conjuro provisto por ella- no está mal-dije procurando recuperar mi aliento-al menos no eres tan inútil- murmure, mientras retiraba la mano de mi ojo, cambiado en totalidad, habiendo vuelto a la normalidad la miro y suspiro-ahora…por donde….- note que ella saco la carta y comenzó a leerla, por segunda vez se al quite para ver, pero esta vez le apreté una nalga y le quite la carta leyéndola con total tranquilidad-bueno al parecer, tenemos que ir por allí-sonreí y tome su mano. Si ella se resistiera o no, la llevaría allá, aunque sea a rastras. El camino era complicado, mi cabeza dolía y estábamos probablemente siendo seguidos por los guardias o soldados de mi familia. El bosque, lleno de sonidos, frondoso, hacia que la luz se perdiera por momentos, los arboles altos y frondosos hacían una gran cobertura y el camino deteriorado denotaba su antigüedad –sabes-dije ya con un ritmo de caminata más calmado-probablemente intenten asesinarme al llegar-sonreí- así que ya que me asesinaran si me quedo también, no tengo a donde ir- dije sin mirar atrás y mencione en pocas palabras el asesinato de mi padre y que el sujeto que había matado era mi tío. Probablemente me querría un monstruo, así que será justo decirle mi nombre- ah y no soy quien crees que soy, mi nombre es Zeref- agregue al final llegando a un portal armado de piedras- creo que es aquí.


Gracias por las firmas---->Ficha<----inuwel y arwen owo


avatar
Gerard Sieglein

Mensajes : 155
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de fuego y sombras.

Mensaje por Rosalie el Sáb Oct 15, 2011 6:01 am

-¿Qué te crees?- Exclamé tanto asustada como fastidiada de su actitud tan osada e irrespetuosa que mantenía conmigo. Nuevamente me había arrebatado algo de las manos, esta vez la carta, solté un jadeo esporádico al sentir su mano posarse en mi trasero y ahí sí que quise darle una bofetada, estaba tan molesta que ni caí en la cuenta que mi mano ardía con el ímpetu del fuego pero este me cogió la mano y me tironeó para avanzar, estaba roja de rabia, se estaba burlando de mí y yo no podía hacer nada para quejarme, o podía… pero no era capaz, sentía unas incesantes risas circular en mi consciencia, atenazarme burlonas por mi cobardía. Y lo cierto es que no era mi consciencia, si no la molesta mujer del espejo que usaba mi apariencia como imagen que se reía a ganas en mi bolsillo, tenía ganas de tomar ese espejo y tirarlo lejos, ¿qué se creía al burlarse así de mí?

Sentí un nudo en la garganta al sentirme tan inútil de ni siquiera poder defender mi propia integridad, miré de reojo a Gerard que me conducía al lugar indicado mientras me contaba cosas… el cómo mató a su padre y a su tío, ¡y lo decía con toda la tranquilidad del mundo!, ¿cómo podía ser tan perverso?, me pregunté mirándolo con asco, aunque también de sorpresa al escuchar lo último que dijo.

-¿Zeref?-Me paré en seco e hice un movimiento brusco con la mano para liberarme -¿Entonces no eres Gerard? ¿¡quién diablos eres entonces!? ¿Acaso lo has poseído? ¿Tienes algo que ver con Kadar?-

Y no, no es que la valentía hubiese aparecido en mi de golpe, sucedía simplemente que estaba preocupada, sí, preocupada por el destino de mi compañero, ahora había sido consumido por alguien externo, o al menos eso era lo que me daba a entender, y de ser así… ¡simplemente no podía permitirlo!, era válido que me quedara de brazos cruzados si algo me atacaba a mí, ¿pero a él?, no, eso no lo iba a permitir.

-Sea quién seas, libéralo –Exigí cincelando mi rostro a uno de enfado alzando ligeramente mi brazo derecho donde surgió una ligera llama, había gastado ya mis recursos mágicos así que sería muy poco lo que podría hacer contra él, pero no podía permitir que el tal Zeref consumiera la mente de Gerard.

Claro, ¿cómo no lo pensé antes?, ¡por algo había cambiado tanto!, de una persona amable y respetuosa a un sujeto malvado y atrevido… Incluso ignoré aquel cúmulo de piedras adornadas en círculo en aquel bosque, cubiertas de grabados rúnicos que emitían un ligero resplandor, y es que si uno se asomaba frente a ellas vería una especie de pozo sin fondo pero envuelto en una neblina de mágica esencia, pero yo no estaba para ver eso, para mí mi prioridad era rescatar a Gerard antes de salvarme a mí misma.

No obstante de pronto me sentí alicaída, todo a mí alrededor comenzó a dar vueltas, había gastado demasiado poder mágico y ya no tenía fuerzas para conjurar nada más, no, no, ¡No!, maldición, necesitaba ayudar a Gerard de alguna manera, pero… ¿cómo hacerlo si no me podía ayudar ni a mi misma?

-Qué pena me das –Comentó la voz de aquella mujer en el espejo.

-Calla…-Musité tratando de traer energías para poder conjurar algo… ¡Lo que sea!.

-Uh, tranquila, no tienes porque ponerte así, veamos, necesitas, ¿magia, no?, yo te ayudaré cielo, pero no será gratis…-

-No confío en ti-

-Bien, entonces aquel tal Zeref se hará dueño de tu amiguito –Comentó con cierto toque cantarino a su voz.

Tomé unos momentos para pensarlo bien, hasta que al final asentí – Está bien… ¿qué tengo qué hacer?-

Gerard por supuesto no podría escuchar a esa otra mujer y solo escuchaba lo que yo murmuraba como si me hubiera atacado una especie de esquizofrenia o simplemente tenía la manía de hablar sola.

-Rompe este espejo-

Asentí nuevamente soltando un suspiro mientras metía mi mano al bolsillo para sacar aquel espejo, titubeé un poco pero como no había tiempo que perder lo impacté de lleno contra la tierra y luego lo pise para cerciorarme que lo había roto. Al hacerlo una esencia blanca surgió del mismo y esta sí sería visible para Gerard, aunque en esta oportunidad deberíamos decir que por Zeref. Aquella esencia blanquesina y etérea se impactó de lleno en mi corazón y me hizo poner los ojos en blanco por unos segundos, luego bajé ligeramente la cabeza y trastabillé hacia adelante, quedándome impertérrita por un buen rato para después alzar el mentón con firmeza como si no hubiera pasado nada.

-Kadar, es esto –Comenté fuera de sí viendo como mi mano se levantaba por si sola y apuntaba a Gerard. Espera, espera, ¡yo no dije que quería matarlo!, exclamé interiormente pero aquella esencia que ocupaba mi cuerpo me ignoró completamente y apuntó una intenso remolino de fuego en dirección a Gerard, o al menos eso pensé, porque la llama se desvió de golpe antes de siquiera rozarle para impactarse detrás de este donde habían unos árboles incendiándolos por completo, acto seguido mi otra mano se levantó para disparar en otra dirección, y así consecutivamente, logrando quemar la arboleda que nos rodeaba, el humo era espeso junto con el calor.

-No te quedes ahí, ataca, destruye, ¡esto es Kadar!, ¡hay que destruir su propio sueño!-Exigió en dirección a Zeref. Aquella voz sonaba con firmeza y seguridad, una voz que jamás creí que pudiera sonar en mi propia boca. Y luego de indicar aquello avanzó hacia aquel portal que brillaba intensamente pero en vez de ingresar por este lo desarmó empujando con el pie las piedras y se puso a dispararle constantes bolas de fuego.

-“¡No!, ¿¡qué haces!?”-Chillé en mi mente –Ese portal…-

-Ese portal es falso porque es parte del escenario de Kadar –“Comenté” en voz alta centrando una mirada madura y fría en Gerard –La forma de vencer a Kadar es destruyendo su sueño, no participando en él-

Y efectivamente todo alrededor pareció perder contenido, incluso el fuego se volvió gris, hasta que se desfiguró de tal manera que adquirió una forma rocosa, todo alrededor parecía volverse de piedra hasta que ambos nos encontramos en aquella cueva donde entramos en un principio, a lo lejos se divisaba una leve luz que debía ser la salida de la cueva, sonreí levemente mientras que mentalmente le di las gracias a esa mujer, pero de pronto sentí que todas mis energías se estrellaban contra el piso, una esencia blanca salió de mi pecho hasta ondear el aire y dirigirse raudamente hacia aquella salida perdiéndose por completo.

Desde entonces no volví a escuchar la voz de esa mujer.

Mis piernas flaquearon y caí de rodillas, sintiéndome profundamente cansada. La cueva comenzó a temblar y a caerse a pedazos, pero yo no tenía fuerzas para continuar.

avatar
Rosalie
La Inquisidora

Mensajes : 203
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de fuego y sombras.

Mensaje por Gerard Sieglein el Dom Oct 23, 2011 2:44 am

Ella zarandeo su mano al escuchar mi nombre y se detuvo en seco, sus preguntas sonaban, como decirlo, estúpidas? Aunque dadas las circunstancias tenían sentido. Levante las manos con una sonrisa ante sus palabras y no dije nada, absolutamente nada mientras ella me apuntaba con su mano intentando conjurar, algo que no pudo, era obvio su cansancio mágico, yo solo sonreía cínicamente mientras ella se quedo pensativa en la misma pose. Comencé a bajar las manos lentamente y sonriendo- que acaso ya terminaste de amenazarme?- deben haber pasado escasos segundos entre mis palabras y cuando volvió a levantar las manos apuntándome, diciendo algo completamente extraño , como si no fuera ella misma. Mi sonrisa cambio a cara de preocupación, podría liquidarme si no era ella o tal vez, no; pero en ese momento dijo algo que me calmo...”esto es Kadar” algo que significaba una cosa, no apuntaba a mí. Estaba en lo correcto y me relajo al ver al tornado de fuego ser disparad junto a mi sin siquiera rozarme, mientras ella gritaba y destruida todo como loca, metí mis manos a mis bolsillos y observe como cada fondo, cada hoja, se desintegraba, no por el fuego, sino porque el sueño se caía a pedazos. – No soy útil en eso, al menos aun-dije sabiendo las limitaciones de mis poderes mientras veía a la joven pelirroja mientras el mundo se oscureció como dentro de una cueva. Cada árbol y hoja se volvía roca, incluso el fuego. Ya con el sueño disipado y conciencia completa observe la cueva, aprecia calma y la salida estaba delante, pero un temblor sacudió la base, logre separar mis pies para no caerme, fue una fuerte sacudida, me gire y observe a la pelirroja tirada en el piso, sin fuerzas, observe la salida y escuche atentamente los sonidos de la cueva, solo había un sonido de rocas chocando, un sonido muy evidente, la cueva se veía abajo. Tome a la joven en hombros y comencé a moverme con ella—vamos maldita sea ayúdame o no saldremos de aquí-dije intentando que ella se despabilara y moviera las piernas, así correr a la par. Las piedras caían alrededor nuestro, así que tuve que cargarla bajo mi pecho, tomándola como una chica recién casada, trote, porque correr no podía con tanto peso y salte con lo justo, viniéndose al cueva abajo tras de mí. Había logrado antes de caer, girar para que la chica cayera sobre mí.
Tras la caída, la corrí casi furioso y me levante-demonios, tenias que volverte inútil cuando la cueva se venía abajo? –suspire y metí mis manos en los bolsillos de nuevo, mire alrededor, el camino estaba desierto y calmo, solo significaba una cosa, ya podía hablar, ella no tenía fuerza para hacer nada- no tengo nada que ver con Kadar, pequeña cabello de fosforo mal prendido, soy un simple mago del siglo pasado, que lo único que hizo fue intentar destruir la simpleza de la inútil humanidad-dije mientras en mi mente miraba a Gerard quien guardaba silencio comenzando a recordar todo, todo lo que le había hecho- hace 19 años el nacimiento de dos gemelos , me dio posibilidad de colar mi alma en uno de ellos, mediante una maldición que había hecho a esa familia, había sellado parte de mi en un lugar de la casa, casualmente a habitación matrimonial-sonreí cínicamente y me agache a su altura- fue sencillo preparar los recuerdos falsos y tomar el control la primera vez… créeme , lo que tomo Kadar no fue tan alejado de la realidad..si asesine al padre del chico, al tío, ala madre y al hermano, le arranque el brazo, me detuvieron a tiempo y me enviaron a ejecutar, peor una rebelión en contra de la familia me dio pie de huida- me levante extendiendo los brazos- y heme aquí, listo para retomar mi trabajo donde lo deje…. La mente del chico es débil mientras este solo y tú no tienes absoluto interés en el… así que mi vida y control sobre él será total, y lo único que necesitaba es que Kadar debilitara el sello en mi ojo que colocaron para limitar mi magia y evitar que destruyera el lugar, en este joven y vigoroso cuerpo, que aunque débil con el propio entrenamiento se mantendría bien.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cada recuerdo, cada sentimiento, cada dolor, cada sufrimiento que había causado habían vuelto a mi….y no me gustaba. Ver a Zeref hablando como si nada me debilitaba cada vez más, no solo porque me dolían sus palabras sino porque era como si fuera absorbido, absorbido por la oscuridad…estaba solo… mi familia había muerto y los restantes me odiaban y querían matarme probablemente. Caí de rodilla en lo profundo de mi mente y sentí unos pasos junto a mi- tan pronto te rendirás?...- gire mi vista y vislumbre a mi otro yo, el aventurero- que te quedes asi solo lo hace mas fuerte… dejaras que mate a la chica- dijo y lo mire sorprendido-matarla…? – pregunte- claro…es testigo de su existencia… no puede vivir…
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Saque mi daga- bueno...porque te cuento esto?…es simple… querías saber quién era, y no podía dejar de contestarte tu último deseo-saque una daga de mi cinturón y la levante-adiós… - baje mi daga firmemente, pero mi otra mano detuvo el impulso- pero que…. – el sello de mi ojo se formo de nuevo y comencé a tambalearme hacia atrás- oye no, qué demonios haces niño! –gritaba, exaltado, comenzando a moverme soltándola daga y golpeándome contra la roca en ambas manos, dándome solo un dolor fuerte- recuperar mi cuerpo-dije levantándome, mi ojo estaba con la forma ya mostrada previamente, haciendo que mi cabeza doliera-cállense…-dije a las voces de mi cabeza y puse mi mano derecha en mi rostro-CALLENCE! – grite desaforado, mi sombra sufrió un ligero movimiento, provisto de mi magia, y caí de rodillas, para luego caer sobre mis brazos, agotado. Jadié unos segundos y levante mi rostro con una sonrisa, incorporándome algo recuperado-lo siento… mi viaje…debe seguir solo, por obvias razones, pero…-tome de mi mochila un alimento y se lo deje a mano- ten esto por si tienes hambre… -dije con una sonrisa y me despedí, alejándome lomas que podía de la chica, no sabía que me deparaba, pero al menos ella podía protegerse, yo debía encontrar la forma de protegerme de mi, y de controlar estos cambios… y estas voces.


Gracias por las firmas---->Ficha<----inuwel y arwen owo


avatar
Gerard Sieglein

Mensajes : 155
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de fuego y sombras.

Mensaje por Rosalie el Dom Oct 23, 2011 11:22 pm

Epílogo

La naturaleza de las sombras somete en penumbra hasta al alma más blanca, las rodea de cadenas negras, poderosamente imponentes, flaqueando cualquier intento de escape, y ni siquiera el fuego de la bondad es capaz de quebrar.


Sahian se encontraba desmayada aunque poco a poco iba recuperando la conciencia, aquel espíritu que había liberado a su suerte ahora se marchaba disperso como la blanca neblina, aquel espíritu del espejo que fácilmente se había amoldado al cuerpo de Sahian para conjurar hechizos ahora estaba libre de la prisión impuesta por Kadar. El pequeño Kadar, lloraba y maldecía, cual criatura caprichosa que siempre tuvo todo lo que quiso en sus manos y ahora no podía soportar que todo aquello se resbalara de sus manos, poco a poco lo iba perdiendo todo, su imperio de los sueños se hacía pedazos y por más que trataba de volver a armas las piezas estas se disipaban hasta perderse en el olvido de un sueño lejano, pronto su propia conciencia despertaría, liberaría a su gente, pero le destruiría.

De todos modos ambos ya estaban libres aunque tampoco ajenos a sus problemas, Sahian que aún no volvía en sí obligó a que Gerard… ¿O Zeref?; pues quien sea, la cargara en sus brazos hasta caer juntos mientras la entrada de la cueva se hacía pedazos detrás de ellos, el gritó de Kadar, un grito cargado de ira y dolor repercutió en aquel sitio mientras una voluta de polvo y piedras saltaban desde el derrumbe…

Aquella neblina alba observó desde lo alto el derrumbe de los sueños, y ahora poderosa y estable, Kendra, la poderosa hechicera de fuego, ex heredera al trono de los Corazones de Fuego veía con curiosidad lo ocurrido. Porque sí, los corazones de Fuego no fueron un invento de Kadar, realmente existieron, pero de ellos hoy en día solo queda el recuerdo de algunos...

Ahora bien, ¿quién era aquel espíritu que aparecía frente al espejo de Sahian?

Kendra.

Kendra había muerto hace aproximadamente 18 años en manos del asesino Wirfell luego de dar a luz a una niña de nombre peculiar, en ese entonces había cambiado notablemente, su ánimo irascible y visceral se había borrado por las fuerzas del amor hasta volverse una mujer buena y justa… pero también vulnerable por lo cual no pudo hacer nada para enfrentarse a Wirfell quién la asesinó sin piedad al igual que a su pareja, pero poderosa como ella misma hace un buen tiempo había logrado sepultar en un lugar seguro e infranqueable parte de su alma, rebuscó por mar y tierra un lugar seguro y entonces lo encontró… el reino de Kadar. Uno de los mayores temores de aquella mujer fue siempre la muerte, ella quería traspasar cualquier barrera que la llevara a impedir el fin de sus días por lo cual rebuscando en magia antigua y prohibida logró partir en dos su espíritu logrando esconder una parte de él donde Kadar para que así aunque llegasen a destruir su cuerpo ella seguiría viva puesto que parte de su alma seguiría intacta. Mas el detalle radicaba en que la memoria de esa segunda alma terminaba en el mismo instante en que era separada de la otra, por lo tanto lo ocurrido posteriormente la actual Kendra no tenía manera de conocerlo, no sabe que se enamoró ni sabe que tuvo una hija, y si bien sabe que fue asesinada desconoce quién y por qué motivos lo hizo, como asimismo su alma es tan oscura como lo fue en otrora.

Sahian había despertado a la vida a su propia madre y ambas deconocían ese suceso.

En tanto la muchacha una vez despierta vio sorprendida como su compañero revelaba quién realmente le manipulaba y cuando estuvo por matarle al parecer el Gerard verdadero lo impidió dejándole comida y una simple despedida, Sahian quiso seguirle pero el desgaste mágico seguía haciendo mella en ella, maldijo el hecho de ser tan débil mientras la figura de Gerard se perdía más adelante.

Probablemente no volvieran a verse nunca más... ya que el enlace de sus destinos ya se había cumplido y posiblemente ahora no había nada que les uniera de alguna forma.

Ese mismo día llovió intensamente. Kadar había muerto.




FIN
avatar
Rosalie
La Inquisidora

Mensajes : 203
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de fuego y sombras.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.