Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» BrannMur Aullatormentas
por Capitán Pescanova Ayer a las 8:31 pm

» [Reclutamiento] Noche de Muerte
por Strindgaard Ayer a las 6:22 am

» Que no estoy - Alegorn
por Lamb Jue Jul 19, 2018 11:59 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Katarina Miér Jul 18, 2018 7:35 pm

» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Criaturas Norethianas: Cactilio
por Azura Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Semiausencia
por Bediam Mar Jul 17, 2018 10:01 pm

» Criaturas Norethianas: Hexagoat
por Croatoan Lun Jul 16, 2018 8:03 pm

» Criaturas Norethianas: Pejesapo
por Strindgaard Lun Jul 16, 2018 7:48 am

» Criaturas Norethianas: Bargest
por Kenzo Dom Jul 15, 2018 6:17 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Misterios y recompensas

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Arwen & Pasifae el Lun Ago 29, 2011 3:08 am

El anciano se quedo mirando fijamente al antromorfo mientras la imagen de Kalathor terminaba por esfumarse, tras un larga pausa meditando sobre dios sabe qué, dejo de mostrarse pensativo y rompió en una nueva carcajada.

-A tu primera pregunta, mi interesante invitado, no es ni lo uno, ni lo otro, sino un poco de ambas, para que limitarnos a una opción cuando pueden ser multitud de ellas.-Se limito a permanecer con aquella sonrisa divertida que no se borraba de su rostro-Eres un ser interesante, pero estúpido, tu arrogancia un día terminará por acabar contigo, mi querido amigo.

Puso las man
os sobre su esfera y esta se volvió a iluminar, no ocurrió nada, pasado varios minutos una imagen se fue formando, como lo eran ellos, pero en esta ocasión era el sirviente. El hombrecillo fue a decir algo pero su amo le acallo con un gesto.


-Y, sí, me divierto, por eso estáis aquí.-Hizo un gesto para que se marchase, pero no sin antes responder a su último comentario- Contaba con ello.

El antromorfo se esfumo al igual que el bárbaro, y detrás de ellos los demás, habían perdido su oportunidad de hacer preguntas, y era la hora de actuar.

Spoiler:
Off.rol- El tema se esta retrasando mucho, entre mis ausencias y las de los que no han respondido todavía, desde ahora los turnos serán de 4 o 5 días para avanzar el tiempo que hemos perdido.

A los que no han dado noticias de vida, si no lo hacen en los turnos siguientes, tomaré medidas y si lo veo necesario abriré cupos para sustituirles.

Podéis hacer lo que queráis, ya sabéis la distribución de la mansión, os toca escoger a donde ir.




Invitado ¿Quién soy? ¿Arwen o Pasifae?
Spoiler:
avatar
Arwen & Pasifae

Mensajes : 37
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Zyrxog el Lun Ago 29, 2011 3:26 pm

Las palabras del inferior eran interesantes, todo hubiera estado en calma, mas aquel anciano despertó la ira de la abominación, que antes de desaparecer lo miro con frialdad,... “estúpido”, por primera vez alguien le llamaba así, quizás entre los inferiores no fuera más que un insulto de baja categoría, mas para la abominación era totalmente distinto, ¿acaso el inferior lo trataba como menos que el? … lo había llamado arrogante, nada más alejado de la verdad, ya que el simplemente mostraba la verdad, para que necesitaba mentir hacia seres que tenían tan poco valor, como para gastar energías en ellos, mas guardo silencio, mientras sentía el peso nuevamente de su cuerpo abriendo los ojos, volvía a estar tras ese pilar, con su cuerpo que instantes antes había abandonado, dejo de apoyarse en la fría piedra para salir a la luz, aun no habían vuelto a sus cuerpos, y aunque el bárbaro había sido el primero en volver a su cuerpo de seguro estaba perdido al no pensar con claridad si no con sus músculos, poca atención presto a los demás, las hembras y machos estaban en una posición casi de ensueño, hubiera sido muy fácil matar uno por uno, pero le serian de mas utilidad con vida.

Aquel portador de la muerte camino sobre las piedras que formaban el piso, miraba con curiosidad ese lugar, las pesadas cortinas habían sido bajadas, hasta el punto de que la única luz que existía eran las de las velas encendidas, al parecer no deseaban que hubiera diferencia entre el día y la noche, mas aquello simplemente era absurdo, no pensaba quedarse tanto tiempo en ese lugar como para no saber cuándo amaneciera o el sol muriera, dio una última mirada a los inferiores …mas los dejo con sus sueños y dudas, mientras el abandonaba ese lugar, internándose en ese lugar, entre oscuridad y las pocas velas encendidas comprendía y memorizaba la ubicación de cada lugar, jamás uno podría estar seguro de que debiera de usar esa información, la cocina no tenía ningún objeto de relevancia, algo que los inferiores siempre usaban para preparar sus insípidos alimentos, las habitaciones eran las típicas de aquellos seres, una cama una vela, la ventana cerrada y tapiada, sus pies lo llevaron por un pasillo largo, habitaciones y mas habitaciones, debió de regresar cuando topo con un pasillo sin salida, tras de si había dejado las habitaciones y la cocina, la despensa, tomo otra puerta y encontró algo que le era de su agrado, los estantes se levantaban hasta el techo y apilados en cada rincón habían libros y más libros, desde algo tan simple como un cuento para las crías inferiores hasta tácticas de guerras e informes de batallas, el aroma a viejo, a seco y conocimiento era fuerte, mas también había algo mas … algo mas visceral que se movía tras las paredes, como si aquello que mantuviera el lugar estuviera vivo.

La abominación miro de reojo cada uno de los libros, mientras tomaba uno lo miraba fugazmente, si no erra de su interés simplemente era arrojado al piso, pronto una pequeña montaña de libros se formo, mientras que los estantes quedaban vacios, mostrando sus esqueletos de madera y metal, entre todos los libros tan solo uno permanecía en la mano de aquel ser, un libro de ciencias, uno muy simple, pero que le causaba gran interés, después de unos minutos dejo de lado los libros y tomo asiento en una pequeña mesa que había iluminada, sus tentáculos hacían pasar las hojas rápidamente, mientras los ojos de la abominación leía a una gran velocidad, como si devorara cada palabra, mas no llego a la mitad del libro para mirarlo con desprecio y arrojarlo al suelo, las palabras carecían de lo que el necesitaba, tan solo le decían lo que el había descubierto entre los gritos y suplicas agónicas de sus especímenes, aquel libro había sido escrito por inferiores para inferiores, ahora comprendía que el saber de aquellos seres estaba aun más bajo que sus expectativas.

Abandono la biblioteca, dejando tan solo el caos tras su visita, cuando volvió a la sala varios de esos inferiores comenzaban a despertarse, mas ninguno poseía ese interés que hubiera hecho mover a la abominación para diseccionarlo, les dio la espalda, mas pronto tomo otra puerta, la ultima, aquella que llevaba al sótano, el viejo inferior tenia cierto interés en lo que había bajo ese lugar, y de cualquier forma, ahora lo importante para la abominación no era salir de ese lugar, si no encontrarlo … encontrar al anciano y demostrarle que con su ser no se jugaba, ya que tendría que pagar con su carne y viseras aquella palabra.


Última edición por Zyrxog el Mar Ago 30, 2011 11:28 pm, editado 1 vez




Patetico  Invitado no eres mas que un inferior ... una alimaña que deberia de pisar con mi pie


I Eat Your Brain Muajaja




Llevo varios cadaveres a mis espaldas: Rue, Elena, Aleria, Jack Cross, Erik, Fayt Reeden, Malblung Anwarünya, Lairë Tinúviel, Naerys, Björki Gotriksson, Sheoldred, Silence, Ferenec, Iosif, Tuxy, Light Yagami, Vanegan, Jarko, Hans Stoker ... quizas el proximo seas tu Invitado
avatar
Zyrxog
Señor de la Muerte y Putrefacción

Mensajes : 523
Edad : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Vanator el Lun Ago 29, 2011 8:23 pm

Aquello iba de mal en peor. No estaba seguro de si me arrepentía de haber puesto mis pies en aquella mansión, pero estaba bastante convencido de que no sacaba nada con llorar sobre la leche derramada. No había salida, tal como aquel misterioso anciano no tardó en explicar, por lo que sólo cabía el quedarse allí y arreglárselas lo mejor posible.

"Nota mental: no seguir esferas luminosas que flotan", me dije con cierto fastidio. Aquella sensación mágica o rara o etérea en que los sumía el anciano no me gustaba. Era un cosquilleo, una especie de vértigo... era muy extraño, no me sentaba bien. "Debo estar alerta", pensé para ní, observando a mis variopintos compañeros.

El tipo pulpo era el que más me ponía los nervios de punta. Se veía siniestro y ¿malvado? No estaba seguro, pero no me daba buena espina. No obstante, primero debía hacer mis preguntas. ¿Qué debía preguntar? Sentía mucha curiosidad acerca del lugar, de quién era aquel anciano, de por qué nos había traído hasta allí y qué pretendía, pero realmente... ¿esperaba que él le respondiera con la verdad?

Me gustaría saber una cosa —murmuré y fue realmente extraño: era como si no sintiera mi voz saliendo de mi garganta, pero supiera, a la vez, que sí, que había hablado—. Espero la responda con honestidad. ¿Podremos salir de aquí? —Suponía que diría algo como "Eso depende de vosotros", por lo que traté de adelantarme a eso—: Me refiero, sí, nosotros hemos decidido llegar hasta aquí, por nuestra propia cuenta y riesgo, pero... ¿Tendremos la oportunidad de salir después?

"¿O me arrepentiré de haber seguido tu luz?", pensé, pero me guardé esos pensamiento. En el fondo, me sentía como un idiota por haber hecho una pregunta tan poco inteligente y que seguramente no sería del todo respondida, pero la curiosidad que —suponía— el resto tenía, no era propio de mí. La curiosidad era sana hasta cierto punto y algo en mi ¿instinto? me decía que era mejor ser discreto en estas circunstancias.

Y... me gustaría saber su nombre, si es que es posible —agregué, algo más decidido. Creía que por ahora era suficiente. Esperaba que el anciano respondiera y comenzar a explorar la mansión. Debería mantenerme con los sentidos al máximo. Quizás la biblioteca fuera un buen lugar para comenzar. O quizás la sala de música.



Última edición por Vanator el Vie Sep 02, 2011 9:10 pm, editado 1 vez
avatar
Vanator

Mensajes : 16
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Kalathor el Mar Ago 30, 2011 10:08 am

Según volví en mi y abrí los ojos vi al maldito pulpo "reptando" por allí. No sabía que demonios hacer y mire al lobo. Luego reí dandome cuenta de que los dos pensábamos lo mismo.

-¿Vamos a comer o que?-le dí una pequeña caricia al lobo y me levanté del suelo.

Ese maldito viejo me tenía cada vez mas cabreado. Me había contestado tonterías. Y sobre el sotano, tendría que inspeccionarlo. Podría ser donde estaba escondido él, aunque no era muy probable. Daba igual, lo primero que haría, despues de comer, sería entrar en el sotano. A lo mejor encontraba a alguien que tambien estubiese interesado en venir conmigo al lugar prohibido. A lo mejor el pulpo estaba interesado, aunque no pe parecía de fiar. Era el típico con pinta de falso.

Caminé por los pasillos lentamente, meditando. Una de las cosas que no comprendía era lo de la salida. Si hay entrada tambien hay salida. Y si no siempre se puede fabricar una. Y otra cosa en la que pensaba era en que el viejo me había llamado perro. Ese maltido brujo moriría si me daba la oportunidad.

El lobo me acompañaba cuando entramos en la cocina. Había algo de fruta pero no nos interesaba a ninguno de los dos así que rebusqué por otra cosa. Encontré un poco de jamón curado y algo de queso, eso ya estaba mejor. Había un par de baquentas de las que tomé una y senté en ella. Corté un buen pedazo del jamón y se lo di al animal. El resto me lo comí yo.

Tenía que pensar como haría para entrar en el sotano , ya que este sería mi próximo paso. Tendría que preguntarselo a todos los "invitados", aunque no tenía demasiada esperanza, solo el pulpo me las daba, y como ya había dicho lo que no me daba era confianza.
avatar
Kalathor

Mensajes : 65
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Arwen & Pasifae el Vie Sep 02, 2011 3:19 am

Todos regresaron a sus cuerpos, y poco a poco cada uno fue recobrando la conciencia, algunos más rápidos y otros mas lentos, pero en resumen todos despertaban. Cuando lo hizo la joven Arwen se encontró con la cara pensativa de su compañera fantasmal.

-Deberíamos ir al sótano- Su cara reflejaba con claridad sus dudas- Hay algo raro en esta casa, tenemos que descubrir que es.

Arwen se limitó a permanecer sentada, se sentía algo mareada, y las palabras de su amiga no ayudaban a aclararla la mente. Se levanto y camino por uno de los pasillos mientras su compañera la seguía de cerca, no sabía lo que buscaba exactamente pero continuo caminando hasta dar con una sala. Por lo que parecía no iba a estar sola, otro de los invitados comía algo junto a su animal. Arwen se dirigió hasta un enormes estantes de madera y busco un vaso o copa, lo encontró y luego se sirvió de una de aquellas botellas que había mencionado el anciano.

ºººººººººººººººººººººººººººººººº

Mientras tanto el anciano observándoles desde su bola de cristal urgía un maquiavelico plan para cada uno de ellos. Alguien carraspeo a su lado, se giro con cara de pocos amigos le fulmino con la mirada. El criado retrocedió y cerro la boca.

-Estate quieto o serás el primero en ver de lo que soy capaz.

El hombrecillo palideció, se apoyo en una de las columnas y se dejó caer con lentitud, le temblaban las piernas del miedo, no se podía decir de él que su virtud fuese la valentía.

El anciano hizo girar sus manos de nuevo sobre la esfera, la cual se iluminó e instantes después don personas inconscientes aparecieron a su lado, una de ellas brillaba como si su piel estuviese cubierta de luz azul, la vampira y la joven, dos peones que acaban de quedar fuera de juego.

ººººººººººººººººººººººººººººººººº

Vanator regresó a su cuerpo como los demás a diferencia de que a él no le había sido respondidas su preguntas, pero no tardo demasiado en llegar la respuesta, una vocecita en su cabeza se encargo de ello.

-Soy un hombre de palabra, saldréis de esta mansión dentro de tres días, la cuestión es si será vivos o muertos- La risa proyectada a su mente fue como si lo golpearan en ella con un mazó, se llevó las manos a la cabeza mientras el dolor casi le hacía volver a la inconsciencia- Y si estos tres días resultas ser digno podrás saber mi nombre, espero verte entonces.

La voz cesó pero el dolor de cabeza permaneció, se dejó caer de rodillas al suelo sin dejar de sujetarse con las manos la cabeza, poco a poco el dolor fue menguando pero sin llegar a desaparecer del todo.

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººº

En la cocina Kalatrhor y Arwen permanecían tranquilamente disfrutando de los majares que el anciano había puesto a su disposición. Un fuerte sonido les sobresalto, a la elfa se le cayó la copa y el guerrero miró a todos lados para buscar su procedencia pero no encontró nada. La elfa se levantó para coger otro copa, el bárbaro volvió a dar otro sobresalto, si le hubiesen hecho jurar diría que había sentido un respiración en su nuca.

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Y por último nuestro querido antromorfo que había sido el primero en despertar y había decidido dar una vuelta por la mansión. Nada había resultado de su interés a excepción de la biblioteca que le había suscitado cierta curiosidad. Mientras ojeaba los libros no vio una sombra deslizarse tras él, un ser que ya había escogido objetivo para su diabólico plan. Salió de la biblioteca dejando un reguero de libros caídos que se volvieron a colocar solos en cuanto se marcho. Ahora le tocaba escoger, si bajar al sótano y enfrentarse a lo que fuera que se encontrase ahí o ser prudente y quedarse

Spoiler:
off.rol: Lo dicho 4-5días para los post, tenéis libertad total, tener en cuenta que quiero creatividad y que no os pongo límites, solo hay 3 cositas, no podéis salir de la mansión, no encontraréis al anciano ni al criado y no se pueden poner lugares de la mansión que yo no haya mencionado antes. El sótano será una serie de túneles con salas. Aquí queda la cosa XD




Invitado ¿Quién soy? ¿Arwen o Pasifae?
Spoiler:
avatar
Arwen & Pasifae

Mensajes : 37
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Vanator el Vie Sep 02, 2011 10:41 pm

Gruñí de dolor, sintiendo el suelo frío bajo mis rodillas. Las manos se habían incrustado en mi cabello con fuerza y jadeé, aún mareado y adolorido, sintiendo aquel sufrimiento martillear mi cráneo. ¿Se suponía que aquello era una especie de lección, una muestra de fuerza?

Uno debería aprender a no entrometerse, aunque lo llamen —me quejé en voz alta. Me levanté con algo de dificultad y me apoyé en una columna, aún sin estar completamente bien. ¿Qué diablos me había hecho? No lo sabría nunca, suponía. Con todo, no estaba contento y eso de andar merodeando por allí no me atraía en lo absoluto.

"Quizás debería recostarme un poco". Sin embargo, la opción no me tentaba. Comencé a caminar a tientas, recuperándome un poco, dirigiéndome hacia la sala de música. Esperaba no toparme con nadie, porque de lo contrario no estaba seguro de poder actuar con tranquilidad. Me sentía un poco enfermo.

Ánimo y valor —me dije y comencé a caminar. Me dirigí hacia la puerta del frente y hubiera jurado ver pasar a alguien saliendo de la biblioteca, pero fue solo un instinto; no logré ver a nadie. Continué mi camino hasta la sala de música que estaba dotada de un hermoso piano de cola y otros bellos instrumentos colocados en estantes.

No sabía tocar piano, por lo que me acerqué a una exquisita flauta dulce que no se asemejaba en nada a la que yo tenía, pero que no debía ser muy diferente de tocar. Me acerqué al estante de vidrio, que se hallaba inmaculadamente limpio y abrí la puertecilla, tomando la flauta que me había cautivado.

En ese preciso instante, todo el cristal explotó y debí cubrirme con las manos, para que ningún fragmento se incrustara en mi rostro. Sentí que los trozos de vidrio me rasgaban la piel de las manos y percibí la sangre goteando.

Mierda —gruñí, cabreado. No obstante, al incorporarme, mis manos estaban intactas, al igual que las estanterías de cristal. ¿Qué clase de brujería era aquella? Volví a intentar tomar la flauta, esperando otra ilusión, pero esta vez no ocurrió nada. La tomé con delicadeza, admirando la belleza de su confección y la armonía de su estructura, deseoso de comenzar a usarla.

¿Me escucharía alguien? No lo sabía, pero solo esperaba no encontrarme con más sorpresas desagradables. "No cuentes con ello", me dije. Me llevé la flauta a los labios y comencé a tocar.
avatar
Vanator

Mensajes : 16
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Zyrxog el Sáb Sep 03, 2011 11:35 pm

Los sonidos de ese lugar denotaban movimiento, de seguro los inferiores ya habían despertado completamente y recorrían ese lugar, algo que de seguro les traería más de una sorpresa como también a la abominación, el sonido de cristales quebrándose llamo su atención, mas estos no duraron demasiado, luego de unos minutos pensando en su próximo paso lo decidió, abriendo la puerta que llevaba hasta el sótano, tras la madera una empinada escalera se presento, de roca negra como la noche y brillante como la bruma del campo de guerra a la luna, un paso y luego otro, descendiendo a las entrañas de ese lugar, quizás con la esperanza de encontrar al anciano y destilar de su cuerpo cada uno de sus conocimientos, o tal vez, tan solo revelar el gran misterio de ese lugar, de cualquier forma la oscuridad era lo único que rodeaba a la abominación, oscuridad que penetraba por cada uno de sus poros hasta su frio y marchito corazón, era una sensación agradable, ya que para un ser que había vivido en una cloaca durante la mayor parte de su vida aquel ambiente era como estar en casa, la escalera era interminable, mas pronto toco el suelo y con ello la luz se hizo, luz de velas y antorchas, que cubrían cada rincón de ese lugar.

El pasillo se extendía infinitamente frente a él, en las paredes las velas ardían lentamente, mientras que una infinidad de puertas y pasajes surgían a medida que la luz iluminaba ese lugar, las paredes goteaban esa humedad de las profundidades, mientras que la madera lentamente era devorada por el moho que comenzaba a subir por estas, los pasos de la abominación resonaban en esas paredes frías y desprovistas de vida, la primera puerta se encontró frente a él y con mano segura la abrió, el polvo cubría cada rincón de esta, los objetos que habían bajo este apenas podían distinguirse, entre figuras amorfas y extrañas, los tentáculos de la abominación se movieron tenuemente, como si estos ansiaran algo que tomar, la puerta fue cerrada y siguió caminando por ese pasillo, el aroma a encierro y humedad llenaban sus pulmones, como si fuera el aire cálido de primavera, mas este era frio, como la piedra muerta que pisaba, otra puerta fue abierta, no había nada en su interior, tan solo el impecable piso, como recién lustrado como un espejo, levanto su mirada y esta apenas se inmuto por el espectáculo que contemplaba, un esqueleto empotrado en el techo, como si fuera parte de este y lentamente tratara de escapar, su quijada abierta, sus cuencas vacías, y huesos descubiertos, un espécimen antiguo , la puerta fue cerrada, no por miedo, si no por falta de interés, a medida que veía sala tras sala, habitación tras habitación, el lugar parecía carente de interés, vacio de esa esencia que el nigromante ansiaba.

Girando sobre sus pasos volvió sobre ellos, siempre por el pasillo, mas extrañamente no importaba cuanto caminara, el pasillo era interminable, el tiempo pasaba y como si fuera infinito no avanzaba hacia las escaleras, a lo lejos las velas se apagaban, solamente dejando una pequeña zona iluminada, sus pasos se detuvieron, ya que algo más pasaba, las rocas entre los muros comenzaron lentamente a brillar, como si una fuerte luz proviniera desde atrás de estas y como si fueran un ser vivo se separaron, dejando ver limo que las unía, las paredes desaparecieron, las velas fueron engullidas por las tinieblas y tan solo quedo la abominación en silencio, extrañamente había una luz que lo iluminaba, una luz que provenía desde lo alto, no era una vela, no era el sol, simplemente una luz blanca que lo iluminaba, la abominación no temía a lo que pasaba ahí, curioso era … pero no le temía, lo que un inferior pudiera lograr en ese lugar simplemente era para otros inferiores y no podía temer a algo que no merecía su atención.

Mas se escucho el sonido de cadenas y antes de que la abominación pudiera pestañear, una docena de cadenas con ganchos aparecieron en la oscuridad, los ganchos parecidos a los de un carnicero pero más pequeños se incrustaron en su carne, sus brazos, piernas, incluso tentáculos fueron sujetos por aquellas cadenas, las cuales comenzaron a estirar lentamente, un grito inhumano se escucho de la garganta de la aberración, mientras era levantado del suelo hasta quedar con sus miembros extendidos, la sangre brotaba de esas heridas, una sangre oscura, ajena al carmesí de los humanos, las cadenas comenzaron a girar sobre sí mismas, logrando que la carne y piel se estirara hasta distancias insoportables, la abominación sentía un terrible dolor en cada lugar de su cuerpo, pero no era lo único, se escucho una simple risa, las cadenas tiraron con la fuerza de un gigante, arrancando la piel y carne del cuerpo de la abominación, un remedo de sangre y huesos cayó al suelo sin vida.

La abominación debió de afirmarse contra la pared jadeando sonoramente y con sudor sobre su amplia frente, que había sido aquello pensó, no sabía si había sido una ilusión, una pesadilla, ahí estaba, a un paso de bajar hasta el sótano, mas en su mente ya había bajado e incluso explorado lo que había mas adelante, pero aquellas cadenas … aquellas cadenas que había sentido como reales, durante unos instantes dudo si dar ese paso, seguir adelante o volver con los inferiores y usarlos para que exploraran ese lugar…




Patetico  Invitado no eres mas que un inferior ... una alimaña que deberia de pisar con mi pie


I Eat Your Brain Muajaja




Llevo varios cadaveres a mis espaldas: Rue, Elena, Aleria, Jack Cross, Erik, Fayt Reeden, Malblung Anwarünya, Lairë Tinúviel, Naerys, Björki Gotriksson, Sheoldred, Silence, Ferenec, Iosif, Tuxy, Light Yagami, Vanegan, Jarko, Hans Stoker ... quizas el proximo seas tu Invitado
avatar
Zyrxog
Señor de la Muerte y Putrefacción

Mensajes : 523
Edad : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Kalathor el Dom Sep 04, 2011 11:30 pm

Comía con tranquilidad pensando mi próximo paso cuando entró una elfa en la estancia. Volví la cabeza para mirarla. No parecía peligrosa, pero las apariencias engañan, sobre todo cuando se trata de la maldita brujería.

-Hola- saludé a la elfa y me levanté en busca de bebida, después de rebuscar un momento y no encontrar nada- ¿Es que no hay hidromiel en este maldito lugar?

Encontré un barril y llené una jarra. Me senté de nuevo. La elfa se sirvió un vino en una copa.
De repente se escuchó un ruido extraño, a la joven se le calló la copa y yo me levanté apoyando la mano en el pomo de la espada y buscando el lugar de procedencia. Como no encontré nada, me volví a sentar sin soltar la empuñadura del arma.
Después de cavilarlo un rato y mientras la elfa rellenaba su copa, me decidí a preguntarle sobre el sótano.

-¿Estás interesada en averiguar que hay en el sótano, mujer?-di un trago a la jarra.

Seguía sintiendo algo extraño en el lugar, como si hubiese algo o alguien detrás de mi. Pero no era así. Me volvia hacia atrás y no había nadie. Este lugar me ponía los pelos de punta, siempre me encontraba con la maldita brujería. Si fuese algo físico, ahora mismo estaría en el suelo, nadando en su sangre y sin lo que tuviese por cabeza, pero era algo intangible.

avatar
Kalathor

Mensajes : 65
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Arwen & Pasifae el Miér Sep 07, 2011 3:42 am

¿Que era lo que había ocurrido? ¿Sería capaz nuestro solitario antromorfo descubrir lo que acababa de pasar? Y mejor, ¿sería aquella la última sorpresa que le depararía la noche?

Un chasquido procedente de la puerta a su espalda le hizo girarse, instintivamente llevo la mano al pomo de la puerta pero este ni se movió, lo intento de nuevo, pero la puerta estaba cerrada, se había quedado encerrado en aquél sótano.

Un risa femenina muy cerca de él le hizo volver a girarse, una joven corría por el pasillo iluminado por las antorchas, se giró para mirarle y sonrió. Su cabello era dorado, vestía un rasgado vestido blanco que no pasaba por sus mejores momentos, y sus ojos en su totalidad negros le miraban muy fijamente con un brillo burlón. Sin dejar de correr le indicó con la mano que la siguiese, corría cada vez más rápido, volviéndose un punto borroso en la lejanía, hasta terminar de desaparecer por el lejano pasillo.

El antromorfo bajo las escaleras pero no anduvo mucho antes de ser presa de una profunda sensación de soñolencia, todo empezó a dar vueltas a su alrededor, incapaz de mantenerse consciente se dejo arrastrar por aquel sopor, su cuerpo calló al frió suelo y su mente no fue a parar muy lejos.

Todo era borroso y confuso, el mismo lugar, pero a la vez muy distinto, hasta el era distinto, no sentía el peso de la gravedad tirando hacía bajo de él, su cuerpo o mas bien su espíritu no pesaba, era como una pluma, si saltaba podía llegar al techo y nada tiraría de él para devolverlo al suelo. La joven que había visto antes le miraba desde escasos metros con una sonrisa triunfante.

-Ahora ya somos dos para jugar.

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Vanator seguía tocando la flauta, tan sumido en la melodía que no se percato de que ya no estaba solo. Un ser se había apoyado en la pared próxima a la puerta mientras lo miraba fijamente tocando, aquel ser que ya había visto con anterioridad, un monstruo con tentáculos en la cara y mirada calculadora, aunque en esta ocasión sus ojos blancos mostraban un brillo amenazador mucho mas profundo que la mirada de desprecio que solía acompañarle.

Se acercó lentamente hasta el licantropo.


ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

La elfa dio un largo trago al vino intentando encontrar el consuelo en el alcohol a la perturbación que sentía desde hacía poco y que la estaba poniendo de los nervios. Su compañera inmaterial no dejaba de mirarla con reproche mientras andaba sin rumbo por la cocina en un vano intento de descubrir lo que acababa de pasar.

-Creo que es la hora de que me toque a mí.

Su mirada fija no admitía replica, la joven elfa se encogió de hombros y ante la repentina sacudida de su compañera se dejo deslizar, llevándola hasta la más profunda oscuridad mientras la bruja tomaba posesión de cuerpo. Fue un cambio tan sutil que el bárbaro apenas podría sospechar el mínimo indicio de que algo había cambiado en su compañera, aunque sus ojos hasta el momento dorados se habían vuelto negros como las oscura de las noches, y una alegre sonrisa de dibujo en el rostro.

-Si y mucho, creo que tendríamos que dejar estas tonterías e ir directos allí.

Se levanto y salió de la cocina sin esperar confirmación por parte del otro, mientras caminaba con rapidez hasta el recibidor Arwen se fue materializando a su lado.

-Espero que sepas lo que haces.

La bruja se echo a reír sin ni siquiera mirar a su amiga y compañera de cuerpo, entró en la sala principal y fue hasta la puerta, pero se quedo con las ganas, la puerta no se abría, el pomo no se movía ni el mas mínimo centímetro, su intuición la decía que aquello era cosa de magia.

-¿Y ahora qué?

Estaba pensando su siguiente paso cuando se oyó un fuerte estruendo, provenía de la puerta que se encontraba enfrente suya, si no recordaba mal por allí se encontraban las habitaciones y demás.



Spoiler:
Off.rol- Voy a estar todo el fin de semana fuera, por lo que el turno será si no hay cambios hasta el lunes.

Zyrzog, la chica es un fantasma, estas en otro plano, eres incorporeo y poco más, como ya sabes tienes libertad total incluso para controlarla a ella o el plano.

Vanator, quien te ataca no es el verdadero Zyrzog si no un doppelgángurs que ha tomado su forma, te intentará atacar y tienes que explicar que es el ruido que escucho Pasifae.

Kalathor, tu tienes libertad total para hacer lo que quieras.




Invitado ¿Quién soy? ¿Arwen o Pasifae?
Spoiler:
avatar
Arwen & Pasifae

Mensajes : 37
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Zyrxog el Lun Sep 12, 2011 10:16 pm

Aquel lugar cada vez le era más desagradable, pero a pesar de ello había algo que lo impulsaba a mantenerse en ese sitio, y era muy simple, poder arrancarle la vida al anciano, aquel que había no solo osado molestarle en su labor, en su investigación y razón de progreso, el inferior tan solo había sido una molestia desde el instante en que había comenzado ese desagradable juego, las sorpresas le eran molestas, pero más que ellas era el inferior que estaba tras ellas, con paso decidido subió las escaleras de ese sótano que solo le había traído una desagradable experiencia, aun resentía su cuerpo, aunque no había ninguna marca en su piel, la propia imagen de su cuerpo desollado en vida había sido un espectáculo demasiado de mal gusto, y si encontraba al viejo, de seguro lo haría vivir en carne … o mejor dicho en piel propia, la mano se poso en el pomo de la puerta, pero esta estaba cerrada, extrañamente aun cuando giraba la puerta no se novia, como si estuviera empotrada en ese muro.

Sus tentáculos se movieron con desagrado, estaba llegando a su límite, el sonido de una risilla llamo su atención, mientras se giraba con ojos grises y llenos de odio, una inferior corría por el pasillo iluminado por las antorchas. Su cabello era dorado, vestía un rasgado vestido blanco que no pasaba por sus mejores momentos, y sus ojos en su totalidad negros le miraban muy fijamente con un brillo burlón, cosa que solo era echarle leña al fuego en esos momentos. Sin dejar de correr le indicó con la mano que la siguiese, corría cada vez más rápido, volviéndose un punto borroso en la lejanía, hasta terminar de desaparecer por el lejano pasillo.

La aberración avanzo dos pasos por el pasillo, debía de desahogar aquella frustración, y aquel sentimiento asesino que comenzaba a consumirlo, mas debió de llevarse la mano a la frente mientras que la otra se apoyaba en una de las paredes, acaso el inferior volvía a llevarlos ante su presencia, aun seguía jugando con fichas que no le pertenecían, ni física ni espiritualmente, su cuerpo perdía cada vez más peso, mientras su espíritu era arrancado una vez mas de su contenedor, este se deslizo por el muro para terminar sentado en el húmedo suelo cubierto por moho.

Cuando abrió sus “ojos” porque eran ojos ¿o no? … el ambiente estaba borroso, parecía el mismo lugar y a la vez no, como si todo fuera tangible y a la vez irreal, pronto una figura danzante se le acerco, había sido la misma figura que había visto antes, esta le hablo con tono juguetón e infantil, siempre sonriendo triunfante, la abominación se levanto o en realidad se elevo, se miro a si mismo ya no tenía cuerpo, tan solo era una masa de humo gris , no habían brazos ni pies, incluso sus tentáculos habían desaparecido, la mujer danzaba y danzaba, hablándole de la soledad y los juegos, aquella masa nublosa solamente se agitaba, mientras los muros desaparecían y eran reemplazados por arboles, la fría roca del suelo cambiaba a flores de vivos colores, y pronto aquel sótano era un bosque de lo más alegre, cosa totalmente contraria a los gustos de la criatura, el humo comenzó a moverse, entre los árboles, viendo con ojos inexistentes los alrededores, parecía otro mundo, otro lugar en ese ínfimo lugar, mas pronto la esencia de la aberración se detuvo, la mujer seguía tan infantilmente jugando, mas poco a poco el humo comenzó a tener forma, primero dos ojos grises surgieron, ojos inexpresivos y totalmente inhumanos, el humo tomo la forma de dos piernas que con tan solo tocar el suelo comenzó a pudrirse este, era como si se descompusiera lentamente la hierba a su alrededor, pronto llego a los arboles y como una enfermedad, la mujer se giro a la nube, de la cual surgían los brazos delgados y de piel grisácea.

-¡¡¡Detente!!! … ¡¡¡Detente!!!... ¡¡¡ lo estas arruinando todo!!! … yo quiero jugar-

Pronto el cuerpo escuálido y delgado apareció, este estaba desnudo y se podía ver la delgadez de sus extremidades, sus costillas marcadas contra su piel, la poca carne que poseía su cuerpo, mas el ser exhalo el aire contenido en sus pulmones y como si fuera un conjuro sus ropas volvieron a su cuerpo, el bosque comenzaba a marchitarse y ahora el lugar parecía más un pantano que el bello bosque que había sido su origen.

-No estoy para juegos inferior *hablando con desagrado*-




Patetico  Invitado no eres mas que un inferior ... una alimaña que deberia de pisar con mi pie


I Eat Your Brain Muajaja




Llevo varios cadaveres a mis espaldas: Rue, Elena, Aleria, Jack Cross, Erik, Fayt Reeden, Malblung Anwarünya, Lairë Tinúviel, Naerys, Björki Gotriksson, Sheoldred, Silence, Ferenec, Iosif, Tuxy, Light Yagami, Vanegan, Jarko, Hans Stoker ... quizas el proximo seas tu Invitado
avatar
Zyrxog
Señor de la Muerte y Putrefacción

Mensajes : 523
Edad : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Misterios y recompensas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.