Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Camino al sol.
Hoy a las 3:00 am por Gula

» Solo hay un modo de conocer el desierto...
Hoy a las 1:40 am por Kaila

» Otra ausencia
Ayer a las 4:59 pm por La Aberración

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Ayer a las 12:25 pm por Turion

» Sistema de corrección de partidas por pares
Dom Ago 20, 2017 11:02 pm por Eudes

» Gabranth [Ficha en construcción]
Sáb Ago 19, 2017 12:25 pm por Bizcocho

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Sáb Ago 19, 2017 10:44 am por Niris

» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
Vie Ago 18, 2017 10:21 pm por Eudes

» Azura (En construcción)
Jue Ago 17, 2017 9:24 pm por Bizcocho

» No tan pequeños problemas (solitaria)
Jue Ago 17, 2017 12:29 pm por Celeste Shaw

» Y les vendieron sus almas al diablo. [Priv. Kaila]
Jue Ago 17, 2017 12:20 am por Jan Egiz

» Òracion a los Dioses] Müsenïe
Miér Ago 16, 2017 2:37 pm por Katarina

» Evento: Fe y devoción
Mar Ago 15, 2017 9:05 am por Niris

» Preguntas a la comunidad (Religión)
Mar Ago 15, 2017 8:47 am por Niris

» Preguntas a la comunidad (Deidades)
Mar Ago 15, 2017 8:46 am por Niris




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Vida y muerte, Derechos Divinos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vida y muerte, Derechos Divinos.

Mensaje por Zephyrae el Vie Jul 22, 2011 3:07 am

[Off: Esta historia es continuación de la presentada en la partida Secretos de Familia Capítulo 1 con link en:

http://www.cuentosdenoreth.com/t730-secretos-de-familia#6355

El grupo de la partida original ha sido dividido en tres, siendo esta historia una de tres diferentes partidas para darle continuación a la anterior.]

Kadar dormía y al hacerlo soñaba, sus sueños como pequeños mundos a su alrededor llevaban mucho de ser la totalidad de su propio universo. Su inmenso poder daba forma y creaba realidades enteras que eran tras esto destruidas por capricho.

Algo repentinamente llamo la atención del hechicero de los sueños, por un breve instante la presencia de alguien que ya habría olvidado pero por alguna razón lograba reconocer, otro dueño de los sueños en sus dominios o acaso serían cinco de ellos.

Nada en la realidad había llamado su atención en siglos, no desde la caída de parte de la gran cueva y la muerte de algunos cuantos de sus juguetes. Kadar había olvidado lo que era que su atención fuera llamada por algo que no hubiera creado el, una dicha infantil se apodero de el por unos instantes al saber que tenía invitados, su poder extendiéndose a ellos y atrapándolos. Llevaba tiempo sin tener nuevos juguetes, esto sería sin duda divertido.

***********************************************************

En la oculta y profunda cueva de las montañas Drakenfang los cinco emisarios de Arkael habían caído ante los poderosos conjuros de Kadar, tan solo entrando en las ruinas de Andeiras, sede física del antiguo gran imperio de los sueños los compañeros habían sido atrapados por profundos sueños ante los que nada pudieron hacer para defenderse, los conjuros que Arkael hubiera preparado por tanto tiempo para ellos activándose y empezando su labor, extraños vínculos solo visibles para quien conoce de la magia de los sueños uniéndolos de manera tal que su misión apenas empezara.

***********************************************************

La luz del Sol se extendía con el amanecer en el valle, la forma en que las montañas de las cercanías se mezclaban poco a poco con el valle y la rígida roca daba lugar al bosque y este a su vez al lago creaban una vista impresionante y hermosa, más aun por que aquel que la contemplaba lo hacía en pleno vuelo en las alturas.

No se suponía Wilcox estuviera aquí, los vientos de estas alturas podían derribar a muchos Diviums y por lo tanto los jóvenes lo tenían prohibido pero la fuerza del viento era como siempre un desafío recibido con agrado por las poderosas alas blancas de Wilcox.

La dicha de disfrutar estos vientos y la vista del amanecer desde estas alturas era suficiente para arriesgarse a las leves reprimendas de su madre, esto acompañado de la risa de su padre y su mirada de orgullo ante cada una de sus locuras y cada desafío que superaba hacía que el regaño fuera incluso deseado.

Su vista se desvió al bastón que portaba en la mano derecha mientras volaba, no tenía sentido que llevara un bastón al vuelo donde solo le estorbaría, no parecía recordar haberlo tomado en ningún momento pero al detener la vista en este podía reconocerlo hasta el punto de la certeza, este era su bastón y era normal que lo tuviera.

Era momento de regresar al hogar, donde sus padres y hermano le aguardarían para los primeros alimentos del día. Por un momento le extraño la imagen que su mente conjurara de su hermano Cenos, con un cuerpo mucho más frágil y delicado que el de su padre y el, adecuado para muchos Diviums menores pero no propio de la herencia de los Demauj, sus negras alas un tema de plática entre otras familias. La imagen de el mismo en tales condiciones vino a su mente y aun cuando esto le extraño, pues nunca había imaginado algo así, empezó a reír ante la absurda idea y a acercarse a su hogar en las montañas.

*************************************

La luz de las flores en la cueva poco a poco fue cambiando, los cerrados ojos de Phoenix al caer en el abrazo del sueño. Su cuerpo cayendo sin fuerzas en el sopor mágicamente inducido, perdiendo fuerzas constantemente hasta el momento en que el sueño se desvaneció.

El cansancio había desaparecido en un solo instante y al abrir los ojos la escena que ante ella se extendía era la de un inmenso valle con bosques y lagos, la luz que viera aun con los ojos cerrados era la del amanecer, el Sol saliendo a la distancia llenando de matices el paisaje ante ella.

Al ver sus alrededores logro notar como se hallaba ahora en una elevada montaña, el frío del amanecer sintiéndose plenamente real en su piel, haciéndole difícil el recordar que seguramente sería todo un sueño creado por aquel que había venido a buscar junto a sus compañeros. Con este pensamiento la realización de hallarse sola, incluso su hermosa serpiente y eterna compañera dejaba de estar en su lugar habitual.

Tras ella se hallaba una casa trabajada en la blanca piedra de esta parte de la montaña, las puertas enormes y diversos ventanales de gran tamaño que se encontraban abiertos, como invitándole a pasar.
En la abierta puerta frente a ella Phoenix alcanzaba a ver salir un hombre alado, sus blancas y enormes alas , capaces de transportarle por los cielos le hacían parecer de mucho mayor tamaño al propio de la raza de los Diviums, su andar mostraba la gracia natural de tales criaturas y su rostro una inmensa sonrisa. Esas facciones le parecían conocidas a Phoenix, algo había familiar en ellas pero era difícil el estar segura de que se trataría.

-Sed bienvenida a la casa Demauj portadora de la luz- Le dijo el Divium con reverencia y calidez en su voz. – Que esta te brinde abrigo en las tormentas y descanso en tus viajes. - Concluyo con total formalidad. Su vista desviándose de ella por un momento hacia el firmamento, su sonrisa aumentando aun más pues en esos momentos Wilcox, su hijo llegaba a casa, al verlo Phoenix lograría reconocerlo completamente aun cuando su cuerpo hubiera cambiado de una manera tan atlética, y una sonrisa adornara su rostro, cosa que la gitana hubiera sentido imposible hace unos momentos. Sin duda era elquien llegaba, cambiado pero reconocible y con el ahí la semejanza entre sus rasgos y los de su padre aun mayor. El mayor cambio más allá de su cuerpo eran las radiantes alas que lo transportaban por los aires hacia ella.

******************************************

[Off: Como podrán leer nos hemos transportado ya al mundod e los sueños, uno que en este caso se ajusta ala historia de Wilcox. Las reglas para interactuar en este mundo serán diferentes para ambos.]

Phoenix
Spoiler:

Por tu parte mantienes la lucidez total de haber estado en la cueva y quedado dormida. No te es difícil el saber que esto se trata de un sueño pero puedes notar gran realidad en el mismo. Todas tus estadísticas están aumentadas en dos puntos (además del aumento proporcionado por tus brazaletes. Haciéndote sentir con más fuerza y energía que nunca antes. La voz en tu interior no provee en estos momentos información adicional.

Wilcox

Spoiler:
El sueño ha alterado del todo tus recuerdos, no puedes darte cuenta de que se trata de un sueño, en este siempre has gozado de este fuerte y atlético cuerpo y es tu hermano Cenos con sus oscuras alas el que juega tu papel, tanto en su debilidad como en su secreto interés por las artes oscuras. Te corresponde el complementar aun más la historia por estas líneas así como dar el motivo de la visita de una humana hechicera de la luz a tu casa. Ella te parecerá familiar como si la hubieras visto en sueños antes pero no estarás seguro de en donde. El bastón que llevas habrá de permanecer a tu lado todo el tiempo.

[Off: Les corresponde ahora el rolear su llegada a la casa de los Demauj, así como su encuentro en este reino de sueños. Disfruten y recuerden que los posteos se han vuelto semanales. Empezando a contar a partir del momento de este post pero no tengo problema con que participen múltiples veces entre ustedes en la semana para aumentar el roleo entre los personajes.]
avatar
Zephyrae

Mensajes : 124
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Vida y muerte, Derechos Divinos.

Mensaje por Zephyrae el Vie Ago 12, 2011 6:00 am

[Off: Nota sobre la salida de Phoenix]
Spoiler:

[Off: Doy aviso de que por razones de falta de posteo retiraré a Phoenix de la historia actual por este capítulo. En el cual aun no ha participado. Le daré aviso por mensaje privado previo a colocar este post por lo cual el único personaje de la partida es ahora Wilcox hasta el siguiente capítulo en el que se reunirá con el resto del grupo. SI en ese entonces Phoenix se encuentra con más disponibilidad la aceptaré gustoso en el capítulo 3, el siguiente texto es para permitir tal ocurrencia sin afectar de más la historia]

Antes de que Phoenix fuera capaz de responder algo, antes incluso de que su asombro pudiera registrarse sintió una oscura fuerza envolverla. La esencia de esta muerte y degradación su vista nublándose ante esta y tras un gran dolor pudo sentir como su espíritu era arrancado del onírico cuerpo creado en los sueños de Kadar.

Todo a su alrededor se veía oscurecido como por una densa neblina la caual era aun más irreal en su color negro cual si a la vez fuera mezcla de oscuridad y niebla. El negro humo volviéndose cada vez más denso y aun cuando su espíritu no requería el respirar de este una sensación de fetidez le llegaba de este.

-NO HABRÁ LUZ PARA MI NIGROMANTE. – Le parecía entender en esta oscuridad, no eran palabras sino una simple idea que pulsaba en la misma mientras su espíritu resguardándose empezaba a dormir, una parte de ella contemplaría cuanto ocurría en este sueño mas solo sería capaz de recordar cuanto había ocurrido en este.

En el sueño solo paso un latido de corazón para los que observaban a la sacerdotisa, en este el único cambio que era posible percibirse era el color de los ojos de la sacerdotisa, ambos ojos cada uno en su color único se habían oscurecido hasta tornarse de un oscuro negro. Tras esto la sacerdotisa sonrió, su rostro asumiendo la seguridad y solemnidad esperado por su cargo.

******************************************

El saludo de Wilcox había interrumpido el de su padre y a tal interrupción fue a lo que dio primera respuesta la sacerdotisa. – Es mi labor que la luz y la vida fluyan por el mundo joven Demauj, existe acaso algún mal en tu hogar que la luz debiera erradicar.

Desde que se girara a contemplar la llegada del apuesto Divium su mirada le había recorrido, apreciando su fornido cuerpo y deteniéndose en el oscuro bastón que con él llevaba, su oscuridad en constante contraste con las claras alas del Divium. La mirada de la sacerdotisa portaba clara apreciación de cuanto veía. Aun cuando Wilcox era incapaz de comprender la realidad del punto hasta el cual tal mirada alcanzaba a ver en sus adentros.

-Habrá de perdonar la impetuosidad de mi hijo, dama de la luz. – Dijo el padre de Wilcox, interrumpiendo el minucioso examen que la sacerdotisa realizaba en este e interviniendo antes de que fuera capaz de dar respuesta alguna. –No existe mal alguno en esta casa noble dama pues todos bajo su techo extendemos nuestras alas en la luz. Permítame conducirla con mi esposa, señora de la casa e impaciente mujer que sin duda me recriminaría cualquier retraso pues arde en deseos de conocerla. Es sin duda un honor que haya elegido nuestro hogar para hospedarse.

Tras esto extendió la mano para tomar la de la sacerdotisa y conducirla a la casa no sin antes dirigir una drástica mirada a su hijo en cuanto estaba seguro de que la sacerdotisa no le veía. –Wilcox atiende a tu hermano y asegúrate de que se mantenga en sus aposentos, deseamos que se recupere pronto, con suerte a tiempo para el festival.

El festival de la luz se acercaba, en este las inmensas corrientes de fuerza vital que brotaban de las montañas mismas surgirían a los cielos, cada diez años se daba tal suceso que de acuerdo a las iglesias de la luz brindaba vida a toda la región. Solo aquellos Diviums que habían salido de la niñez podían ser partícipes en este por lo cual sería esta la primera ocasión en que Wilcox y su hermano tendrían edad para asistir al mismo.

La resolución de sus padres había sido el que Cenos no asistiría al mismo, sus oscuras alas a la vista de toda la sociedad traerían sin duda malos rumores a su familia. Pocos en las montañas sabían de ese hecho, la taciturna y solitaria manera de vivir del primogénito de la casa facilitaba mucho esto, así como su gusto en el volar principalmente en las noches.

Quizás esta hubiera sido la razón por la que le habían permitido continuar sus estudios en la magia, aun después de encontrar a algunos de los animales que fueron víctimas de estos. Quizás para sus padres simplemente fuera más sencillo darle la espalda a su hijo que aceptarlo como tal.

Sea cual fuere el caso se había decidido el alegar que sus hijos se habían enfermado juntos, la enfermedad elegida contagiosa e impredecible en su duración. Wilcox habría sanado rápido de esta pero Cenos se mantenía aun en cama, solo pudiendo ser visitado por su hermano que ya no podría enfermarse. Con tal mentira conseguirían mantenerlo oculto durante el festival, Cenos había aceptado tal sabiendo que evitaría que tuviera que abandonar sus estudios y soportar a su familia por un largo tiempo-

La severidad en la mirada de su padre había sido a la vez reclamo por cuanto había dicho así como clara instrucción de que visitara a su hermano, Wilcox podría librar muchas de sus desobediencias sin problemas pero nunca en estos asuntos. El honor de su casa era muy importante para sus padres.
avatar
Zephyrae

Mensajes : 124
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.