Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Hoy a las 8:00 pm por Eudes

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Hoy a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El misterio de los fantasmas dormidos...

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El misterio de los fantasmas dormidos...

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 13, 2011 4:21 pm

El fragor de la pequeña contienda no cedió ante la huida de algún que otro condenado fantasma, poco contribuyó la exclamación de fastidio que Clarimonda expulsó ante la inmensa amabilidad de Noctis y su "regalito". Con tal de no matar al humano de un cuchillazo, se apartó rápidamente permitiendo así que el poseído cayera sobre el cuerpo del moribundo, el cual ya se había liberado de su fantasma. El enemigo que aun se alzaba ante todo aquel caos aprovechó la desventaja de Clarimonda asestándole un golpe tremendo en la nuca, por unos instantes todo en tinieblas se convirtió... parecía que se iba a desmayar pero luchó para recuperarse. De pronto, un sonoro alarido proveniente de su atacante dio el empujón necesario para que la visión de Clarimonda volviera, ante sus ojos se materializó una curiosa escena; el poseido moribundo que tenía encima al "regalito" de Noctis portaba un cuchillo escondido, el cual utilizó para dejarlo inconsciente. El fanstasma abandonó su cuerpo, el recién desposeido se desmayó ante los ataques del desesperado moribundo y éste último también perdió el conocimiento.
El atacante de Clarimonda parecía altamente desconcertado, desconcierto que duraría poco, dado a que ella ya se había lanzado a por él repitiendo el mismo procedimiento utlizado anteriormente; navajazo, derramamiento de sangre y desmayo sin muerte. Por fin había finalizado la pelea.

La vampiresa tan solo había mostrado un mínimo de preocupación por el caido que había arremetido contra su compañero; le quitó el cuerpo del mismo de encima, le tendió sobre un lecho de hojas secas como si de una delicada y hermosa criatura se tratara y su frente besó con la suavidad de los pétalos de jazmín acariciando la húmeda tierra al dejarse caer sobre la misma. El, dormido, sonrió.

Finalmente se acercó a sus compañeros altanera y pícara como siempre. Cierto es que se había percatado del rencor que Seshiel irradiaba hacia ella, quizá aquel pequeño aperitivo no le había sentado del todo bien... realmente le daba igual, sabía que se le pasaría. ¡Solo quería saciar su hambre!

...Hambre. Aquella palabra retumbó en la mente de la vampiresa cuando un fuerte olor a sangre penetró por sus fosas nasales. Sus ojos, ávidos de curiosidad y placer, siguieron el hilo invisible que tan maravilloso aroma trazaba en el aire hasta que se posaron sobre una casa cuya única luz encendida era una del segundo piso. Se relamió y esbozoó una media sonrisa entre macabra y ansiosa.


-He aquí la cuna de la oscuridad y una inagotable fuente de alimento desperdiciado. Propongo que entremos juntos Seshiel y yo, el licántropo puede ir por otro lado, sin duda podremos confiar en su instinto animal.- Un halo de inconfundible sarcásmo envolvía aquellas palabras, estaba claro que prefería pasearse por la estancia sin tener que aguantar a un asqueroso, estúpido y banal saco de pulgas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El misterio de los fantasmas dormidos...

Mensaje por Seshiel el Dom Sep 11, 2011 5:02 pm

El joven espiritista asintió ante la propuesta de que él y Clarimonda fueran por una entrada mientras que Noctis iba por la otra, pero cuando se giró para ver si éste estaba de acuerdo, no lo vio... ¿Se habría ido sin decir nada...?

En cualquier caso seguramente sería inútil buscarlo, pues era muy probable que no consiguieran encontrarlo...
Seshiel- Pues parece que nos hemos quedado sólos... Esperaba contar con más ayuda...

Ahora ya había dejado de ser frío con la vampiresa, el asunto del licántropo le hizo olvidarse del problema de los inocentes heridos y pasar a darle más importancia a su misión.

Él tomó la iniciativa, se acercó a la entrada principal, abrió sin esfuerzo alguno la puerta y se quedó sujetándola a la espera de que su compañera entrase antes que él.

Cuando ella entró, el espiritista la siguió y tras cruzar un estrecho, oscuro y algo sucio pasillo, llegaron a lo que sería el salón de la casa.

Era un salón bastante grande y en él había: Una mesa rectangular nada pequeña, ocho sillas (Tres en un lado, tres en el otro y una en cada punta), un enorme espejo rectangular de cuerpo entero (Sin ningún adorno, rodeado únicamente de madera antigua, que es de lo que están hechos todos los muebles, el suelo e incluso las paredes) y un armario gigantesco en cuyo interior seguramente sólo habría ropa sucia y vieja...

Sin embargo no había ni una sola ventana, ni tampoco ningún pasillo más, así que el joven tomó asiento en la silla de una de las puntas y se quedó un rato en silencio, pero al pasar medio minuto, habló:
Seshiel- ¿Alguna idea...? Sigo pensando en lo de Noctis y no logro concentrarme...
avatar
Seshiel

Mensajes : 19
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.