Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» BrannMur Aullatormentas
por Capitán Pescanova Ayer a las 8:31 pm

» [Reclutamiento] Noche de Muerte
por Strindgaard Ayer a las 6:22 am

» Que no estoy - Alegorn
por Lamb Jue Jul 19, 2018 11:59 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Katarina Miér Jul 18, 2018 7:35 pm

» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Criaturas Norethianas: Cactilio
por Azura Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Semiausencia
por Bediam Mar Jul 17, 2018 10:01 pm

» Criaturas Norethianas: Hexagoat
por Croatoan Lun Jul 16, 2018 8:03 pm

» Criaturas Norethianas: Pejesapo
por Strindgaard Lun Jul 16, 2018 7:48 am

» Criaturas Norethianas: Bargest
por Kenzo Dom Jul 15, 2018 6:17 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Seguridad y Prosperidad

Página 6 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Eleazar el Sáb Dic 03, 2011 12:15 am

No me había dado cuenta, pero el pequeño se había lanzado temerariamente a por la bestia. Había trepado por mi espalda, e interpuso su escudo entre mí y las voraces fauces del monstruo, protegiéndome. Di un par de traspiés, y recuperé la estabilidad. Fishlegs no debería haberse arriesgado así, ¡pero de no ser por él, el hombre-can me habría destrozado!

Al menos, tras el incidente Wrath había podido tomar una posición ventajosa desde el aire. Gritó algo, me pareció oír mi nombre, pero la ferocidad de la tormenta ahogó sus lejanas palabras.

En ese breve lapso en que mi atención se desvió hacia el divium, la tierra fangosa y la busca de mi daga en mi bota, el monstruo atrapó a Fishlegs. Observé horrorizado cómo el pequeño cuerpo de mi compañero se agitaba entre sus dientes, y cómo era lanzado más allá, como un vulgar muñeco de trapo. Cayó sobre el barro y me quedé paralizado un instante, mirando su pequeño cuerpo, temiendo que ya no poseyera vida. Pero no... aliviado, pude comprobar que se removía, y que no parecía haber sufrido heridas especialmente graves. Sin embargo, necesitaba asegurarme de su estado. Volví mi vista al monstruo: parecía que el fango había distraído al lobuno engendro, cuya atención se centraba de nuevo en mí. Y entonces, una nueva luz me dio esperanzas. Había estado manoteando, sin conseguir atinar por el nerviosismo, buscando mi daga; al fin mi puño se cerró en torno a su mango, y la saqué precipitadamente. Me negaba a alejarme de allí a por el resto de nuestras armas, a abandonarles a su suerte frente a esa criatura, a pesar de las palabras de Alexei. Quién sabía lo que me podía encontrar al volver... ya había visto bastante tras el terrorífico instante en que el pequeño cayó entre aquellos colmillos.

Alexei arremetía una y otra vez contra la bestia, gritándole, asegurándose de que su atención recaía sobre él. Dándole las gracias en silencio, corrí junto a Fishlegs. Parecía aturdido por la caída, y me pareció que estaba dolorido en su tórax, pero estaba relativamente bien. Había temido que, en el zarandeo, su cuello se hubiera roto.

-Arriba Fishlegs, ahora no podemos descansar. Aguanta con ese valor que has mostrado un poco más...-le insté, ayudándole a incorporarse, y sosteniéndole el magullado cuerpecillo con la mano.

El repentino silencio que guardó la criatura, la efímera paz que se sentía de pronto, me hicieron volver la mirada. Y el mundo se cayó a mis pies. Unos pasos más allá, observando la escena a cierta distancia de las casas... estaba el hombre que nos abrió la puerta. Rain se acercaba corriendo por el camino encharcado, hacia el anciano. El engendro les había visto.

Maldiciendo para mis adentros, fui hacia allá con toda la rapidez que me permitían mis resbaladizas botas. Casi de inmediato, el monstruo también inició su persecución. Rain, sosteniendo al hombre, avanzaba junto a él a un paso que se me antojó ridículamente lento en comparación con el avance descontrolado de la bestia. Les iba a alcanzar, y solo Dios sabía cual sería el trágico final. ¿¡Por qué habían salido de sus casas, justo ahora!?

En mi carrera, iba ganándole terreno a la criatura, pero no sabía si llegaría a tiempo de evitar la desgracia. Sostenía con fuerza la pequeña hoja acerada, rogando a los cielos por unas piernas más veloces. Tal vez Wrath, con sus alas, podría llegar a tiempo... pero el cielo inclemente, el suelo empapado y la lluvia pesada parecían estar en nuestra contra. Seguí corriendo... estaba cerca... si conseguía acercarme lo bastante...

Arriesgándome a un todo o nada, salté hacia la bestia a pesar de la distancia que nos separaba, con la única idea en mente de clavar mi acero en sus cuartos traseros y frenar su avance.

Spoiler:
En estas condiciones, me temo que Eleazar se dará de narices contra el suelo en su salto kamikaze, y que cenaremos pinchito de Ansuro uwuU X'DDDDDDDD!! Y Wrath está medio entorpecido por la puñetera lluvia D8... dios mio, Fish, vuelve, vuelveeeee QOQ!!! *le agita por los hombros X''DDDDDDDDDDD*
avatar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Wrath Alexei el Jue Dic 08, 2011 9:43 pm

No podía creer lo que estaba sucediendo, en un abrir y cerrar de ojos de problemática a catastrófica, precisamente lo último que habría deseado estaba sucediendo, los ojos se me nublaban constantemente con el caer de la lluvia, las alas pesaban cada vez más y más y solo la luz de los repentinos relámpagos me permitía una vista nítida de la situación, pero aquello no era lo más importante; de entre la tormenta pude observar la terrible escena, Ansuro y Rain corrían peligro, pero no volvería a fallar, no de nuevo, Rain no volvería a ser herida por mis errores.

Fue un momento extremadamente largo; las alas se extendían en toda su longitud y hacían esfuerzos inmensos por elevarme; le suplicaba al viento que me transportara hasta el lugar donde se encontraban los indefensos humanos, no podía permitir que ellos fueran heridos.

En aquel momento mi cabeza recordó los viejos días de entrenamiento, mi pelea en el coliseo con Vrede, mi promesa de hacerme más fuerte y mi compromiso para no dejar que ningún ser querido fuera herido de nuevo, mis armas estaban lejos de mí, pero no necesitaba de ellas, mi misión no era matar, ni lastimar, sino proteger y con eso en mente, las palabras de mi familia se repetían una y otra vez en mi mente, por un instante imagine la cara de sorpresa de Rain al ver mi ciudad, al ver el mar, los grandes desiertos y los frondosos bosques, era definitivo, no podía dejar que le hicieran daño.

Ahora era evidente, la pesada lluvia y la velocidad de la bestia no me permitirían llegar a tiempo, incluso con el vuelo, que se hacía pesado en cada instante, me sería imposible llegar, pero de pronto lo vi, remontando los cielos, conociendo a mi hermano, el humano se abalanzaba en una apuesta por detener a la bestia desde sus cimientos.

Era la maniobra perfecta, era nuestra oportunidad de detenerla; mi idea inicial había sido aterrizar entre la bestia y los humanos esperando las seguras consecuencias, pero al saber que no llegaría la respuesta me fue obvia una vez Eleazar hizo su aparición. Me eleve lo más que puede en la fracción de segundo que me quedaba para colisionar y aprovechando el peso de mi cuerpo, de mis alas empapadas y el poder de la caída, me arroje en una pequeña, pero esperaba yo, efectiva caída libre en contra de la parte superior de la bestia, la cabeza sería el perfecto objetivo, pero me conformaría con darle en la espalda, de esta forma, si Eleazar lograba detenerlo por la parte baja y yo lograba cambiar su trayectoria con un golpe en la parte alta, la bestia rodaría indefensa al suelo; no me engañaba, nosotros correríamos la misma suerte, pero por lo menos Rain y Ansuro estarían a salvo, pero había algo que aun no tenía en claro y ello me golpeo cuando el acero que sostenía Eleazar era iluminado por un rayo, ¿acaso habría escuchado lo que le dije?, ó ¿aun ignoraba que aquel ser era una mujer en problemas?

Las dudas asaltaban mi cabeza, pero el momento era demasiado precioso para poder perderlo en contemplaciones; compacté mi cuerpo lo más que pude para poder convertirme en un proyectil efectivo, elegí el lugar de impacto y preparé mi hombro para la envestida. Pero, ¿llegaríamos a tiempo?, solo los dioses podrían precisarlo, mientras tanto, yo solo podía rogar porque el plan funcionara, que por lo menos uno de los dos lograra su cometido y por supuesto, porque el pequeño Fishlegs se levantara del suelo y nos ayudara.

¿Qué era lo que me había traído aquí? Tal vez la sed de aventura, la necesidad de un propósito, el deseo de alejarme de aquella ciudad que me diera la bienvenida en el mundo de los humanos; no había manera de saberlo, pero la única manera de descubrirlo, era saliendo de ahí con vida, la única forma de conservar mi alma y mi honor, era protegiendo a aquellas personas y el único camino que conocía para convertirme en un gran guerrero, era enfrentándome a cualquier desafío libre de miedo, pues que así fuera, yo no pensaba huir de la batalla y por lo tanto sería un honor morir en ella, ser digno de confianza, un escudo fuerte para mi familia o desvanecerme en la nada, eran mis únicas opciones, yo lo había elegido así cuando abandonara mi hogar, yo afrontaría las consecuencias de aquellos actos.
avatar
Wrath Alexei

Mensajes : 46
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Sylver el Vie Dic 09, 2011 11:20 am

El aliento de la bestia a la carrera producía vaho contra el frío del ambiente. Sus garras arañaban el barro, clavándose casi hasta donde la tierra seguía compacta a pesar de la lluvia, mientras movía con rapidez las patas con los ojos fijos en su presa. A través de su visión de lobo todo era gris y confuso... todo menos la capa rojiza que la muchacha vestía de nuevo, contra el cual se lanzaba.

Cuando tan solo le faltaban un par de brincos para lanzarse sobre la espalda de su presa, algo le golpeó por detrás y la bestia se giró de forma instintiva lanzando una dentellada.

Eleazar dejó al pequeño Fishlegs herido en el barro, preguntándose porque todos: cerditos, mujeres locas con palos y ahora un perro gigante; le pegaban a él, y se lanzó a la carrera en la misma dirección que el enorme lobo, dispuesto a interceptarlo. Sus pies, sin embargo, resbalaban en el fango y su salto no fue todo lo equilibrado que él pretendía. Aun así, a pesar de que durante unos segundos le pareció que sus dedos se cerrarían sobre el vacío, su mano libre apresó la gruesa pata trasera de la bestia y con su otra mano clavó la daga hasta la empuñadura en el peludo cuarto trasero.

La bestia lanzó un aullido y se giró mostrando los dientes, en un movimiento tan rápido que Eleazar no tuvo ocasión de reaccionar. Los dientes de la bestia se hundieron en la carne de su hombro de forma dolorosa. Por fortuna, el enorme lobo no tuvo tiempo de estirar.

Wrath había sacado fuerzas de flaqueza, se había elevado todo lo que sus pesadas alas lo sostenían y ahora se dejaba caer en picado como lo haría un águila contra una presa. El cuerpo compacto y fugaz del divium impactó contra el lomo y cuello del crinos, obligándole a soltar el brazo del humano y hundiendo su cabeza en el barro.

La bestia no esperaba un ataque desde arriba y quedó aturdida unos segundos. Wrath resintió la caída en sus brazos y piernas, que le dolerían durante unas cuantas horas.

Rain seguía empujando a Ansuro sin detenerse, cojeando hasta que llegaron a su casa. En la puerta permanecía Hope, intrigada pero demasiado asustada para salir a ver que estaba ocurriendo. En cuanto la joven tabernera la hubo visto se lanzó a abrazarla cayendo de rodillas. Tras este reencuentro y unos cuantos besos y promesas de que luego la mataría por haberla asustado, entraron a la casa y Ansuro cerró la puerta.

Rain aun notaba punzadas de dolor en su tobillo, más aun después de la huída a la carrera, pero aun así se movía por la casa en un ir y venir ansioso, sin apartar los ojos de la ventana. Fuera, la lluvia seguía cayendo sin compasión y los tres extranjeros se debatían en una lucha a muerte.

-Sería de gran ayuda que te tranquilizaras.- la voz de Ansuro la sacó de entre sus pensamientos.

-Lo siento, no me enciendo y me apago como una vela.- replicó nerviosa la muchacha.

-¿Qué era eso? ¿Qué está pasando? ¿Rain?

La joven ignoró la pregunta de la pequeña. Sus ojos se habían posado en la chimenea... y en el atizador afilado de acero oscuro que se encontraba junto a ella. Sin dudar un instante lo tomó y se dirigió a la salida. Ansuro trató de detenerla pero Rain abandonó la casa a la carrera antes de que el anciano pudiera agarrarla.

En el exterior, los tres aventureros tuvieron un momento de respiro. Fishlegs permanecía sentado en el barro, magullado y con los brazos alrededor de su cuerpecito dolorido, a unos siete metros del resto.

El crinos emitió un gruñido hueco cuando empezó a recuperarse del golpe. El sabor a sangre entre sus dientes y la cercanía de amenazas desconocidas espolearon su instinto y le provocaron una descarga de adrenalina. Apoyando las garras en el suelo alzó de nuevo la cabeza y gruñó, olfateando y mostrando los dientes al más cercano. No había duda alguna, iba a volver a atacar.

Spoiler:
Nuevo mastereo. Dejo a Fishlegs un poco fuera de la acción hasta que su user vuelva, aunque lo nombro de pasada para evitar que simplemente desaparezca de escena. Ahora nos centramos en la acción :3 Eleazar, estas herido. Tienes un mordisco lobuno en tu hombro derecho de aproximadamente un palmo de largura, en realidad es un bocado pequeño teniendo en cuenta la mandíbula que se gasta el crinos. Te escuece que te rabia. Wrath, has caído bien pero ha sido una caída dura, te resientes en brazos sobretodo pero no estás herido (mañana tendrás agujetas Razz). Tu placaje aéreo consigue aturdir al crinos y contáis con aproximadamente tres minutos para pensar que hacer antes de que se recupere. Lo mismo de siempre, una semana para postear, el próximo viernes pongo el mastereo. Esperemos que Fish vuelva pronto y se reincorpore.




Spoiler:
Gracias Dullahan :3 XD
avatar
Sylver

Mensajes : 228
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Eleazar el Dom Dic 11, 2011 2:29 am

En un segundo, en un instante, sentí varias cosas sucediéndose vertiginosamente: mis botas resbalando en el barro, la sensación de vacío tras el salto, mi mano helada por la lluvia aferrando la cálida y peluda pata de la bestia, mi daga hendiendo la carne, la sangre caliente derramándose por mi mano y, entonces, un lacerante dolor en mi hombro.

Un grito de dolor desgarrado surgió de mi garganta en cuanto los dientes de la bestia me apresaron, y solté mi presa de inmediato. Pero, aunque mi daga ya no estaba incrustada en su piel, los colmillos del monstruo no dejaron de apretar. Me encontraba en un estado de total indefensión, y si no hubiera sido por los actos de Alexei probablemente la criatura me hubiera dado fin.

Sin embargo, mientras yo estaba inmovilizado, el divium cayó como una saeta desde el cielo. Impactó contra el engendro, que me soltó de inmediato. Sin poderlo evitar, con el cuerpo tendido sobre el barro y los charcos, me sujeté la herida reprimiendo gemidos de dolor. Sentía mi cabeza palpitar, y pinchazos en el lugar donde la dentellada me había perforado. Apreté la mano contra el hombro, y aun con mi cabeza sobre el fango entreví con un ojo a Alexei. Parecía dolorido tras la caída, pero había conseguido aturdir a la bestia. Al menos, Rain y el anciano habían logrado llegar a la casa a tiempo. Sin embargo, nuestra paz no duró mucho, pues el hombre-can ya comenzaba a recuperarse, y se levantaba mirándonos con ojos enfurecidos. ¡Teníamos que darnos prisa si queríamos tener alguna oportunidad de obtener ventaja!

Con el cabello manchado por el barro cayéndome sobre molestamente sobre la cara, me desabroché trabajosamente el cinturón y lo saqué. Alargué la mano hacia mi daga, que había caído al suelo, e hice un esfuerzo por incorporarme, con la tira de cuero sobre en una mano y el acero en la otra.

Ahora que la muchacha y el hombre estaban en la casa, la prioridad era conseguir ponernos a salvo. Ya daba igual derrotar al monstruo... tal vez, si no acabábamos con él en ese momento, volvería más adelante a atemorizar a los campesinos; pero nosotros, en las condiciones en las que nos encontrábamos, ya no podíamos hacer nada más. Habíamos hecho todo lo posible, todo lo que había estado en nuestras manos... ahora bastaba con conseguir tiempo para huir. Sin embargo los tres estábamos heridos, y nuestro enemigo parecía recuperarse a un ritmo vertiginoso. No podríamos coger a Fishlegs y resguardarnos a tiempo.

-¡Wrath, ayúdame a inmovilizarlo!- le lancé la daga, y fijé la vista en la bestia. Apresurándome antes de que recuperara sus facultades, y resistiendo a duras penas el dolor, pasé el cinturón rápidamente sobre su garganta. Tiré hacia atrás por los dos extremos de cuero, tratando de hacerla perder el resuello, pero mi hombro herido no me permitía ejercer demasiada presión sobre su cuello. Sin embargo, si conseguía ganar algo de tiempo para Wrath, para que él pudiera debilitar o darle fin a esta espantosa criatura...

Spoiler:
Bufff... que fea está la cosa ù3u!! menos mal que ya viene "la mujer loca con atizador" (versión mejorada y evolucionada de "la mujer loca con palo" X'DDDDD) a salvar a estos pobres desgraciados uwu XDDDDDDD!!

Y mientras Ansuro y la niña calentitos en casa, viendo el show desde la ventana D8!! X''DDDDDDDD!!
avatar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Wrath Alexei el Mar Dic 13, 2011 8:10 pm

El dolor recorría mi cuerpo como un torrente, como el viento, sin hacer distinción de nada, el impacto había sido brutal, pero la misión había sido lograda, los no combatientes estaban a salvo, pero no por demasiado tiempo, la creatura se recuperaba, nosotros no, la lluvia caía en torrentes, por un instante pude observar las gotas golpeando contra el suelo mojado, la rítmica danza de la lluvia levantando con su impacto gotas de agua que volaban por un instante, el barro en mi ropa, el sabor metálico de la sangre en mi boca, la urgencia de triunfar en aquella batalla que estaba ya perdida.

-¡Wrath, ayúdame a inmovilizarlo!

Eleazar había tenido una idea y se precipitaba en contra del animal para poder contenerlo; la bestia se revolvía en el fango confundida, el cruel acero brillo un momento con la luz de un relámpago y la idea de atravesarle el corazón cruzó fugazmente por mi mente; fue desechada de inmediato, la capa que portara unos momentos antes aun me hacían recordar lo que se escondía detrás de aquellos colmillos, aquel salvajismo. Eso era, era justo lo que necesitaba, cómo no había pensado antes en ello, la capa que colgaba del cuello de la bestia, si debíamos inmovilizarla aquella prenda mojada nos serviría.

No estaba demasiado lejos de ellos, por lo que una vez me hube incorporado decidí ocupar los pocos recursos que teníamos a nuestro alcance, tomé la capa con fuerza y me arrojé sobre la espalda del licántropo tratando de enredarla en el hocico de la bestia, con la esperanza de evitar que abriera de nuevo las fauces pero no solo eso, pues mi intención también era que aquello le impidiera recuperar el aliento, pues ya veía a Eleazar tratando de asfixiar a la creatura; mientras hacia eso, dejaba que todo el peso de mi cuerpo cayera mientras tensaba la mordaza improvisada para lograr derribar a la creatura.

Ahora que estábamos tan cerca, no sabía si Eleazar me habría escuchado, pues las voces y los gemidos se perdían entre la tormenta.

- Es solo una mujer Eleazar, no la mates, solo dejémosla inconsciente.

Mi cuerpo se tensó aun más tratando de logra derribar a la mujer convertida en monstruo, tratando de tener esperanzas en cuanto a el resultado de aquella confrontación, la daga aun se encontraba empuñada en mi mano pero rogaba no tener que utilizarla, solo quería que aquello acabara, incluso trate de impulsarme con las alas para generar aun más fuerza en contra de aquella bestia, pues si lográbamos derribarle, si conseguíamos ganar el tiempo suficiente y si por algún milagro la inconsciencia llegaba hasta ella, era factible que viéramos de nuevo a la mujer que pedía ayuda de manera desesperada y que por supuesto, no tenía conciencia de sus acciones mientras se encontraba en ese estado.

- Por favor, ¡Reacciona!

Era un grito desesperado en búsqueda de la mente y el alma de aquella a quien atacábamos, un intento de hacerla salir de su locura, de lograr que aquella bestia que carcomía su ser y su mente se alejara de una vez por todas y la mujer que se escondía en ese cuerpo se hiciera con el control de aquella bestia que justo en ese momento le arrancaba la razón y la cordura.
avatar
Wrath Alexei

Mensajes : 46
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Sylver el Jue Dic 15, 2011 11:49 am

La bestia gruñía sordamente, arañando el fango con sus garras, tratando de escapar de los dos pesos que la inmovilizaban y del cuero que apretaba su garganta impidiéndole tomar aire. Sus fauces se abrieron de nuevo pero antes de que pudiera volver a hincarle el diente a Eleazar, el divium envolvió los restos de la capa que aun permanecían en su cuerpo alrededor de su hocico, evitando el mordisco justo a tiempo.

El crinos se revolvió como un perro acorralado, gruñendo y golpeando el suelo con las garras con furia. Su fuerza fue demasiado para el brazo dañado de Eleazar, éste perdió su agarre y la bestia, con un último forcejeo, cayó de espaldas revolcándose por el fango y derribando a Wrath. La tela de la mordaza improvisada terminó rasgándose y con un gruñido enloquecido, el crinos se volteó aun sobre el fango y el cuerpo de Alexei y clavó los dientes en su ala derecha vorazmente.

Durante unos segundos que al divium le parecieron eternos, el crinos agitó la cabeza sin soltar su presa, al igual que haría un coyote para desnucar un conejo recién cazado. Las plumas oscuras de las alas de Alexei se empaparon de su sangre oscura.

-¡¡SUÉLTALO MONSTRUO!!

El atizador de hierro impactó con fuerza sobre la cabeza del crinos, aturdiéndolo y haciéndole soltar el ala herida de Wrath. Rain alzó de nuevo su "arma" y aun descargó un par de golpes más sobre la cabeza del crinos antes de que este reaccionara gracias a la adrenalina.

Su zarpazo fue demasiado rápido y la muchacha cayó hacia atrás con un quejido quedo. Las garras rasgaron la ropa de su vientre y pecho y abrieron surcos sangrantes en la piel bajo ella. Aun con la violencia del golpe, la muchacha no soltó el atizador de acero aunque no estaba en condiciones de usarlo. Tumbada bocarriba y medio hundida en el fango, ignorando el sabor a sangre de su boca, la muchacha se arrastró tratando de forma desesperada de alejarse de ese monstruo que ahora la enfocaba a ella.

Los ataques fueron demasiado rápidos, demasiado fugaces para que ninguno de los tres aventureros se recuperara de sus heridas y acudiera a ayudar a la joven tabernera. Con un nuevo gruñido, la enorme bestia se lanzó sobre Rain, dientes y garras listos, cortando su débil grito y haciéndola desaparecer bajo su enorme cuerpo peludo.

Un trueno retumbó en el oscuro cielo nocturno y casi dio la sensación de que su vibración hacía temblar la tierra. Tras el estruendo, el silencio. Incluso la incesante cortina de lluvia hacía desaparecido.

El cuerpo del crinos permanecía ahora inmóvil y empapado, y tras unos segundos de incertidumbre el pelaje comenzó a retraerse y sus formas crujieron, empequeñeciéndose. El cambio se detuvo antes de haberse completado y dejo el cuerpo en un horrible estado híbrido, ni humana ni crinos, y bajo él, Rain temblaba jadeando en estado de shock, con la mirada fija en el rostro desfigurado del "monstruo" y sin aflojar sus manos ensangrentadas del atizador oscuro que se había clavado por casualidad en el corazón del crinos, salvándole la vida a la muchacha.

Cuando acudieron a Rain, ésta no opuso resistencia alguna, siguiendo de forma sumisa cualquier movimiento o acción que pretendieran que hiciera, aunque sus ojos seguían abiertos como platos y fijos en el cuerpo inmóvil.

El cese del ruido de pelea dio el valor suficiente para que todos aquellos curiosos salieran de sus casas y se arremolinaran en torno a la escena, envueltos en sus capas y mantas. Entre ellos acudieron Ansuro y Hope. La pequeña exhaló un grito cubriéndose la boca con las manos.

-...Es Anne.- dijo alguien entre la multitud, en un murmullo contenido. El nombre de Anne se extendió por los presentes hasta llegar a oídos de Ansuro.

-A......Anne?- la voz del anciano se quebró en cuanto sus ojos volvieron a posarse sobre el cadáver. Sus piernas le fallaron y cayó de rodillas, abriendo y cerrando la boca pero incapaz de hablar.

"¿Qué le ha pasado?", "¿Qué le han hecho?", "¿Esa es Anne?", "Anne", "Rain la ha matado", "¡Brujería! Miradla, lleva la marca del mal en su cuerpo", "La Bruja, La Bruja, ella ha hecho esto", "Urraca ha hecho esto", "La bruja tiene perros enormes en su casa", "¿Será esto lo que le hace a los niños?" "Urraca", "Urraca", "Urraca".....

Los ojos de Rain se despegaron del cuerpo sin vida de Anne y se posaron en aquel extranjero por el que había empezado a sentir algo, aquel que la había tratado con amabilidad y la había sonreído a pesar de su rudeza y el mal carácter demostrado. Wrath. Sus ojos oscuros se inundaron de lágrimas y con la garganta seca, solo pudo exhalar unas débiles palabras.

-....La he matado....

Una voz rota de dolor se abrió en el aire con un alarido. Ansuro se arrastró por el fango con el cuerpo tembloroso y se aferró al cuerpo de Anne, abrazándolo con un llanto desesperado.

Ajenos a su dolor, los presentes (que casi eran el pueblo entero) cambiaron de masa curiosa a masa enfurecida, y entre gritos y maldiciones se armaron de antorchas, orcas, porras y rastrillos, jurando de forma exaltada venganza contra la bruja. En su ciego avance, la multitud armada amenazaba con aplastar el cuerpecito de Fish a su paso, imparable fuera quien fuera quien tratara de detenerla. Se internaron en el bosque nocturno, camino a la granja de la bruja para ajustar cuentas.

En la confusión, nadie se dio cuenta de la ausencia de Hope, aunque un pequeño trozo arrancado de su camisón blanco se agitaba atrapado en unas ramas oscuras en la linde del bosque. No muy lejos de allí, volvió a escucharse el graznido de un cuervo.

Spoiler:
Fin del mastereo y no queda ni uno solo sin heridas XD Fish sigue en el suelo inactivo, aturdido y herido, y será aplastado por una multitud furiosa si nadie lo salva. Eleazar, te escuece tanto el hombro que te arrancarias el brazo (no hace falta que lo hagas Razz), casi no puedes hacer fuerza y no puedes levantarlo del todo (hasta la altura del pecho mas o menos) Wrath, tienes una herida fea fea fea en tu ala derecha, no es nada que no se pueda curar con equipo medico y tiempo, pero corres el riesgo de que se te infecte y por el momento no podrás volver a volar, tambien te escuece a horrores el mordisco. Rain se ha llevado un arañazo chungo, tres surcos sangrantes desde su ombligo hasta su pecho, por fortuna no llegaron al cuello. Su ropa esta rota y sus atributos a la vista, aunque en su estado no parece que le preocupe mucho.

Los "cazadores de brujas" se internan al bosque hagáis lo que hagais por detenerlos, dejandoos atras a vosotros y a Ansuro que sigue llorando aferrado al cadáver de su hija. Chan chan, que rumbo tomará ahora la historia?? depende de vuestras elecciones!! Cualquier pregunta, por pm o en el hilo de siempre, que ya me repito.




Spoiler:
Gracias Dullahan :3 XD
avatar
Sylver

Mensajes : 228
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Wrath Alexei el Jue Dic 15, 2011 11:41 pm

El orgullo es un curioso compañero, demasiado curioso desde mi forma de ver, después de todo, había sido el orgullo el que me permitiera seguir avanzando, había ondeado con orgullo mi nombre y me procedencia, estaba orgulloso de ser un guerrero, de ser un Divium, de ser yo mismo y de estar dispuesto a enfrentarlo todo, había aceptado aquella misión con orgullo y era con orgullo que aceptaba el peso de cuidar a todos aquellos que me fueran queridos, pero justo en ese momento, en ese instante eterno en el que los sucesos se sucedieron sin piedad sobre el abatido grupo que nos conformaba, el orgullo se había estrellado en mil pedazos.

Primero había sido la muerte de Rain, aquella imagen me había dejado atormentado en el alma, se había disparado el gatillo de una psicosis sin par en todo Noreth, pero aquel fuego que amenazaba con consumirlo todo, el odio que se metía en mi alma y se revolvía con insistencia había sido apagado de la misma forma en que empezara, había tenido miedo, demasiado miedo de que Rain muriera, pero el momento en que ella saliera de debajo de la bestia me había parecido el más feliz que hubiese experimentado, no obstante, el destino tiene la forma de lograr que nos demos cuenta de nuestros errores, tiene la forma de conseguir que paguemos por nuestra arrogancia y yo sabia lo que sucedería después, pues las palabras que se propagaron por el pueblo fueron solo la confirmación de mis temores anticipados, aquel licántropo era Anne.

Son muchos los libros que he leído, incontables los lugares que he visitado; he sobrevolado por desiertos y mares, por bosques y montañas, he oído hablar de los vampiros, conozco el idioma de los elfos y los enanos, he visto noches estrelladas capaces de dejar sin aliento a cualquier mortal y fue por ello que la muerte de Anne me retorcía el alma en pesares, había oído hablar de la licantropía, sabia perfectamente que la muerte de Anne no era un asunto de maldiciones, había sido la ignorancia la que acabara con la vida de la pequeña, había sido el egoísmo de sus semejantes lo que le impidiera encontrar ayuda y ahora esa misma ignorancia se había armado y viajaba en busca de una segunda victima.

Me despoje, no sin dolor, de mis prendas y cubrí a Rain, mi pecho quedó al descubierto y las prendas mojadas y sucias no podían hacer demasiado para ayudar a mitigar el frio que calaba en ese momento nuestros huesos; porque no se trataba de un frio común, por lo menos no en mi caso, aquella sensación recorría mi espalda por completo, el sabor de la sangre llenaba mi boca, la noche parecía espesa y pesada; no, no era la temperatura lo que nos arrancaba el calor del cuerpo, pero aun así busqué un refugio para aquel extraño malestar apretando mi cuerpo contra el de Rain, buscando en un firme abrazo un poco de calidez, una gota de alegría, tal vez solo un destello de esperanza. Lentamente bese sus ojos, probablemente lloraba, no puedo decirlo, solo sé que en ese momento anhelaba hacerla sentir mejor.

- Gracias por salvar mi vida y especialmente por salvar la tuya, no se lo que habría hecho si hubieras muerto, gracias Rain, de verdad te lo agradezco, gracias por seguir viva.

Era mi forma de decirle que lo entendía, que había sido necesario, que su vida había estado en el abismo de la perdición y que ella había logrado salir airosa, pero, ¿de que sirven las palabras cuando el corazón esta hecho pedazos?, no lo sabía pero con la mirada buscaba a Hope, la había visto al lado de Ansuro, deseaba encontrarla para poder llevarla junto con Rain a un lugar seguro, por lo menos uno seco, un lugar alejado de la cruel indiferencia y estupidez de su propio pueblo; no podía creerlo, no podía concebir el crecer en un lugar como aquel, lleno de temores e incertidumbres, no solo eso, no podía darme el lujo de esperar demasiado, había oído por aquellos mismo seres que atacarían a otra inocente; llamadme estúpido si lo deseáis, pero no podía dejar que aquella turba enardecida atacara en la noche a una anciana que probablemente era tan incomprendida como temida en aquel pueblo.

Por un instante, un precioso instante logré ver a Hope caminando, pero aquello me sirvió para ver aun otra cosa, el cuerpo del pequeño Fishlegs se encontraba tendido en el suelo, indefenso y la muchedumbre se encaminaba con paso decidido contra él dispuesta a aplastarlo, sabia que apelar al sentido común de aquella gente seria una empresa perdida por lo que sin pensarlo dos veces me aleje del reconfortante contacto con Rain y me abalance en dirección del pequeño; logré arrastrarme sobre el fango a tiempo para salvar al pequeño pero la turba no tuvo compasión de mi cuerpo, envolviendo el cuerpo de Fishlegs fui pateado repetidas veces pero sin consecuencias graves para mi cuerpo.

Aquel error lo pagaría, aunque aun no sé si llamarlo error, después de todo, el Señor Fishlegs también merecía ser salvado, pero por un instante, cuando logré recuperarme e incorporarme con Fishlegs en mis brazos me encontré con el horror de haber perdido nuevamente a Hope, aquello era demasiado, el dolor de la perdida de Anne, el llanto de Ansuro, la culpabilidad que atormentaba el alma de Rain, aquellos aldeanos habían hecho demasiado, hasta ahora había logrado ignorar su evidente maldad, pero esto había sido demasiado, no pensaba dejarlos continuar por lo que avance hasta Rain y me dirigí tanto a ella como a Eleazar.

- Vámonos, vamos hacia la posada, necesito mis armas y que el señor Eleazar cauterice y cierre mi herida con algo de fuego, la noche aun es joven y no pienso dejar que se tiña aun más de sangre, es urgente, no podemos perder más tiempo pero no podemos salir sin armas, eso nos costo muy caro la ultima vez.

Observe un momento a Ansuro, sin duda aquel clima y su vejez lograrían matarlo de una vez por todas, no podía creer que resistiera mucho más aquella situación, no después de ver el cuerpo de su hija, mucho menos en ese estado, era evidente que moriría si lo dejábamos, pero, ¿Quién tendría el coraje de separar al anciano del cuerpo de su hija?

- Señor Eleazar, el pequeño Fishlegs le tiene mucho aprecio, yo he aprendido a estimarlo, es evidente que usted es un hombre de honor, así que le pregunto, ¿acaso debemos alejar a un hombre de su ultima esperanza?, ¿de su ultimo amor?

No esperé una respuesta, si fuera yo, preferiría morir en la tumba de mi ultimo cariño, de mi más preciado tesoro, morir en esa tumba seria una muerte honorable, vivir después de haberla perdido no seria vivir en absoluto.

- Dioses, ¿acaso solo hay terror en este sitio?


Era un murmullo contenido destinado solo para mi, pero que inconscientemente buscaba con la mirada en las nubes por una respuesta. Arrastraba la mano de Rain que continuaba en shock, esperaba llegar pronto a la taberna y mi intención era correr a toda velocidad, era necesario ir por Hope, en realidad no pensaba esperar a que curaran mi herida, solo pensaba cubrirla y vendarla, tal vez perdería un ala, pero no perdería a Hope y cada instante era precioso, mis ojos buscaban a Eleazar en busca de alguna idea, algún plan, tal vez que uno de nosotros fuera por la niña y otro por las armas, pero no podía pedirle ninguna de las dos cosas a menos que él estuviera de acuerdo, además, esperaba que Rain no se diera cuenta de la ausencia de Hope, no quería que tratara de seguirnos, el pueblo había enloquecido y era evidente que no veian con buenos ojos a Rain, no podía arriesgarme a que nos acompañara en búsqueda de la niña, pero necesitaba a Eleazar, pues aun encontrando a la pequeña, no podía permitir que asesinaran impunemente a una pobre anciana, ahora más que nunca, detestaba la ignorancia de aquellas personas.
avatar
Wrath Alexei

Mensajes : 46
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Eleazar el Vie Dic 16, 2011 3:35 am

En cuanto sentí la proximidad del divium, el apoyo que me brindaba contra aquella ferocidad incontenible, noté mis ánimos levantarse. Vi cómo trataba de inutilizar sus fauces con el trozo de tela que la bestia llevaba inexplicablemente a la espalda, y yo aferré con más fuerza los extremos de la correa, intentando facilitarle la labor.

- Es solo una mujer Eleazar, no la mates, solo dejémosla inconsciente.

-¿¡Una mujer!? ¿Este monstruo?- la sorpresa me hizo dudar, y mis manos perdieron fuerza un instante. La criatura, o la mujer, no desaprovechó mi titubeo: con un salvaje movimiento de cuello tiró de la correa tratando de liberarse. Yo no solté los extremos del cinturón, pero el impulso de la criatura hizo que mi hombro herido se resintiera terriblemente. Con cada nueva embestida, el dolor se hacía más y más insoportable, y cada vez me costaba más contener los gritos y mantener las manos cerradas en torno al cuero.

En uno de sus descontrolados movimientos no pude soportar más el dolor, y la mujer-bestia finalmente se libró de mi abrazo. Caímos los tres por el fango, y sentí cómo se me nublaba la vista. El dolor era insoportable... me pregunté si se me habría roto o descoyuntado el hombro. Pero mi situación no era, ni de lejos, la peor... pues vi, espantado, cómo la bestia se recobraba como si tal cosa, y en su furia ciega lanzaba una voraz dentellada al ala emplumada de Wrath.

-¡¡SUÉLTALO MONSTRUO!!



Todo ocurrió muy deprisa, demasiado como para que mi embotada mente, atontecida por el dolor, pudiera asimilar lo acontecido completamente. Figuras difuminadas que se movían de aquí para allá, y manchones borrosos en la lluvia, y un relámpago de luz... y el silencio después.

Rain yacía bajo la figura del monstruo, que comenzaba a retraerse sobre sí misma y a crujir. Ya no parecía un monstruo, pero tampoco un humano... y un atizador se incrustaba en su pecho. La sangre chorreaba lentamente por el metal hasta las manos de la chiquilla. Wrath se abrazó a ella, susurrándole unas palabras que no pude oír.

Se oyó el ruido de las puertas abriéndose, y pude ver entre la niebla de mis ojos la luz de los candiles. Una marea de murmullos inundó el aire... y pude escuchar una palabra por encima de todas: "Urraca". Las palabras de aquella mujer, la que me llamó en el mercado... ojalá las hubiera escuchado. Nos había advertido: "no salgáis de noche". No hicimos caso... y acabó ocurriendo esa tragedia. ¿Por qué no habíamos aguardado sin más a que la pequeña regresara? había estado a salvo todo ese tiempo, en casa del anciano... al cual vi llorando sobre el cuerpo de la mujer-bestia, junto a Rain.

La gente del pueblo, de pronto, gritó encolerizada, y armándose con rastrillos y antorchas comenzaron a penetrar en el bosque, clamando venganza. Me empujaron, y en uno de esos envites me golpearon el hombro herido, tirándome al suelo. Cuando la turba pasó, vi a Wrath sobre Fishlegs, que se levantaba y se dirigía en nuestra dirección.

- Vámonos, vamos hacia la posada, necesito mis armas y que el señor Eleazar cauterice y cierre mi herida con algo de fuego, la noche aun es joven y no pienso dejar que se tiña aun más de sangre, es urgente, no podemos perder más tiempo pero no podemos salir sin armas, eso nos costó muy caro la última vez.-Observó un momento al anciano, consumido de dolor ante el cuerpo sin vida de la mujer -Señor Eleazar, el pequeño Fishlegs le tiene mucho aprecio, yo he aprendido a estimarlo, es evidente que usted es un hombre de honor, así que le pregunto, ¿acaso debemos alejar a un hombre de su última esperanza?, ¿de su ultimo amor?

Wrath comenzó a caminar en dirección a la posada, llevando a la ausente Rain de la mano. Sin decir nada, a duras penas cogí a Fishlegs con mi brazo bueno, y seguí durante unos pasos a Wrath. Pero me detuve casi de inmediato.

-¿Y por qué deberíamos detener el derramamiento de sangre?- miré a Wrath un momento con semblante serio, tratando de poner en orden mis pensamientos y mis sentimientos -Sólo van a hacer justicia. Sólo van a dar fin a esa bruja... esa maldita Urraca. Debí haber escuchado a aquella mujer que trató de advertirnos en el mercado... ojalá lo hubiera hecho. Nos dijo que no saliéramos en la noche, a Fishlegs y a mí... y tontos de nosotros, no la escuchamos. Tuvo que ser ella, Urraca, quien mandó a esa mujer bestia contra el pueblo... ¿Quién sabe lo que podría haber ocurrido si nosotros no hubiéramos estado aquí?

Pensé entonces en lo que nos dijo la mujer... "si la chica está en peligro, Urraca saldrá".

Miré a Rain un momento, y luego a un lado y a otro, buscando en la oscuridad. Pronto oí el graznido de un cuervo... giré mi cabeza... y allí estaba. Justo en la linde del bosque, un pájaro oscuro como la noche. Dejé con cuidado a Fishlegs en el suelo, y cogiendo una piedra del suelo, la lancé contra el ave. No conseguí alcanzarlo, pero alzó el vuelo y se perdió de mi vista.

-Os acompañaré a la posada, y dejaré allí a Fishlegs. Después seguiré a la turba, y ayudaré a dar muerte a la bruja. Esa maldita no volverá a causar daño en este pueblo. Se lo prometí a aquella mujer, la que trató de avisarme en el mercado...- Recogí al pequeño del suelo, y miré a Rain. Ella... ¿podía confiar en ella? Había matado a la mujer bestia, salvándonos... ¿Había entrado eso en los planes de la bruja? Quizás Rain era cuidada por Urraca sin ser consciente, desde las sombras... No estaba seguro sobre qué pensar de esa chica, pero las dudas me atormentaban.

Comencé a caminar hacia la posada, aguantando el dolor y al pequeño sobre mi espalda. Pasé junto a Wrath y tomé mi daga con el brazo malo. Descubrí con disgusto que lo tenía casi por completo inutilizado, y que a penas podía levantarlo. Pasé también junto al anciano, que lloraba desconsolado. Aparté la vista de él, apenado. Esta sería la última vez que alguno de los habitantes de Crowville sufría de este modo...

Spoiler:
Ele se une a la masa enfurecida XD... acompañará al grupo a la posada, y curará las heridas de todos si se lo piden (incluso las de Rain, a pesar de su desconfianza XDDDDD!!)... pero después se largará al bosque a por la bruja, con compañía o sin ella XDDDDD!! (a no ser que algo o alguien se lo impida, claro uwú...)

Ele aun no es consciente de que Hope ha desaparecido, piensa que está en la casa de Ansuro todavía... si descubre que ha desaparecido, tal vez ayude a buscarla si saben convencerlo... aunque ahora mismo lo que más ocupa su mente es dar caza a la bruja XD

Me pone triste pensar que esto huele a final... (las masas de gente con rastrillos siempre salen al final de la peli X''DDDDDDDDD!!) pero joder, que interesante y dramático se pone esto X''DDDDDDDD!!

PD: (Seguramente este será mi último post en este tema hasta después de los examenes, que no puedo descuidarme demasiado ya, que empiezan el lunes XDDDDDDU!!)
avatar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Sylver el Vie Dic 16, 2011 12:30 pm

Las palabras de Alexei provocaron que Rain llorara con más intensidad, abrazada a él. El divium también se aferró a su cuerpo como un naufrago a un madero a la deriva, cada uno buscando en el otro el consuelo que necesitaban. La camisa mojada del divium cubrió el cuerpo de la muchacha y le produjo escalofríos. Rain permaneció así, inmóvil y con la frente pegada al pecho desnudo de Wrath, hasta que éste se movió alejándose de ella.

Rain se quedó de pie temblando y con la mirada perdida, frente a ella se encontraba arrodillado Ansuro, que se balanceaba adelante y atrás apretando contra su cuerpo el cadáver hibrido de Anne, roto de dolor y sin nadie que se acercara para brindarle un consuelo imposible. La joven apretó la mandíbula cuando notó castañear sus dientes y se abrazó a sí misma, arrebullándose en la ropa del divium.

Los planes que los dos aventureros hicieron le pasaron desapercibidos. En su mente visualizaba una y otra vez el terrible monstruo lanzándose contra ella... y el rostro desfigurado de Anne al segundo siguiente. Anne.... la única amiga que había tenido jamás. Su mente aun estaba perdida mientras el divium la conducía de la mano de regreso a la taberna, dejando a Ansuro a solas con su dolor en mitad del fango. Una vez dentro, se dirigió directamente a la chimenea encendida frente a la cual estaban las armas y demás equipo de los aventureros.

Sus ojos se quedaron fijos en las llamas del fuego. El calor poco a poco fue haciéndola sentir mejor y suspiró cerrando los ojos. Tragó. Envolvió el dolor, lo encadenó y enterró en las profundidades de sí misma, junto a todos aquellos malos recuerdos que guardaba del resto de su vida.

A su espalda Alexei y Eleazar discutían. Poco a poco, Rain volvió a la realidad y llegó a escuchar algunas palabras. Se giró sobresaltada.

-¿Bruja?¿Urraca?.....-tras unos segundos pareció reaccionar y se puso en pie de golpe, frunciendo el ceño- ¿¿¿¡¡¡Qué van a qué???!!! ¡¡Tu!!- espetó cuando Eleazar se acercó para examinar sus heridas. La joven golpeó sus manos-¡¡No me toques!! ¡¡Tu no entiendes nada de nada!! ¿¿Quién te crees que eres para juzgar a nadie??¡¡Eres un...!!

Se detuvo en mitad de sus gritos y miró alrededor. Su tez empalideció más aun si cabe.

-¿Do....donde está Hope?

Sin esperar respuesta cojeó hasta la puerta de la taberna y escudriñó la linde del bosque. Sabía perfectamente donde estaba... donde ella misma debería estar. Un relincho proveniente de las cuadras atrajo su atención. En su estado no llegaría a tiempo, aun sin estar herida y por mucho que corriera... pero tenía un caballo, el caballo del espadachín fallecido. Y su espada.

Corrió resintiéndose de las heridas hasta la barra y tomó la espada, lanzándose luego al exterior esquivando apenas cualquier mano que tratara de detenerla. No había tiempo para explicaciones, no podía perder un segundo más.

Bajó las escaleras trastabillando y a punto de caer por ellas y abrió de par en par las cuadras. El caballo de Sirio de la Vega retrocedió asustado cuando ella trató de encaramarse a su grupa de forma torpe. Con cada intento fallido de montarse sobre el animal, la desesperación de Rain crecía. Finalmente se giró y miró a quien la hubiera seguido hasta las cuadras.

-Van a matarla...por favor.... por favor, ayúdame. Los mataran a todos.

Spoiler:
Lo conseguí! Lo conseguí? Siento el post corto y cutre ejem, en cuanto lo cuelgue me voy a la cama >.< Tenéis que tomar una decisión (como supuse que a Wrath no le haría gracia lo de que Eleazar quisiera unirse a la fiesta de “matemos a la bruja”, he comentado que discutíais en la taberna.) Fish se quedará en una de las habitaciones, descansando y reposando sus heridas. Vuelvo a lo de las decisiones, tenéis que elegir si vais a buscar a la niña o a matar a la bruja. Podéis separar vuestros caminos si queréis, no hay problema. Rain parece dispuesta a lanzarse a caballo a través del bosque aun sin saber cabalgar, y aunque no os ha dado explicaciones de nada parece que va a buscar a Hope.
Una vez decidáis vuestro camino, lanzaos a él (así evito otro post corto y cutre, ya que no quiero empujaros hacia ninguna decisión). Si queréis, para hacerlo mejor y evitaros tb a vosotros un post cortito, escribidme por pm lo que decidáis hacer y os doy datos a cada uno para vuestros post. Wink Por cierto, Ele, me encanta la canción, es perfecta para el momento.




Spoiler:
Gracias Dullahan :3 XD
avatar
Sylver

Mensajes : 228
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Wrath Alexei el Jue Dic 22, 2011 9:33 pm

Era triste, realmente desolador escuchar aquellas palabras, pero de nuevo me encontraba en aquel predicamento que me hubiera seguido siempre, una vez más estaba al borde de los acontecimientos de este mundo que se limitaba a caminar sobre la tierra, de nuevo me encontraba en lo dominios de los caminantes y como tal, debía limitarme a observar sus acciones, puesto que este era su mundo.

- Lo entiendo señor Eleazar, disculpe que no comparta vuestro entusiasmo, pero será que ya he tenido suficiente, ha sido demasiada muerte por el día de hoy para mí, mi espada ha sido forjada para proteger, ir en busca de sangre estaría en contraposición con todos mis principios.

Las llamas habían calentado el atizador lo suficiente para este momento y con un cálido, febril y doloroso bullir de sangre aplique la braza ardiente sobre mi herida; el dolor fue inmediato y terrible, recorrió todo mi cuerpo y me arrojó sobre mis rodillas imposibilitándome para cualquier otra acción. Fue un momento de terrible agonía, de desesperación sin par, pero fue solo un instante durante el cual la herida remitió su sangrado.

Logré incorporarme trabajosamente y ponerme con premura la muda de ropa que traía conmigo, no podía eliminar de mi mente la imagen de Hope y la desesperación también arremetía contra mi espíritu.

- De verdad lamento no poderlo acompañar, pero me interesa mucho más buscar a una inocente niña que matar a una anciana en el bosque, tal vez sea que usted tiene razón, probablemente usted entiende el mundo de los caminantes mucho mejor que yo, para mi, las palabras que he oído en el bosque solo reflejan ignorancia, hombres y mujeres que por ignorancia y temor dejaron que la licantropía de una muchacha se saliera de control, hombres y mujeres que por temor la abandonaron a su suerte, humanos que por ignorancia y temor deciden culpar del abandono que le habían proferido a aquella creatura a una mujer que se esconde en el bosque…

Mis manos habían trabajado arduamente para este momento, pues mis armas ya se encontraban en el lugar que nunca debieron de haber abandonado, sin embargo mis manos se aferraban fuertemente a su empuñadura, desesperadas por la situación que estábamos viviendo.

- Pero puede que usted tenga razón, quizás aquella mujer sea la responsable de todo esto, es vuestra decisión ir en su contra, jamás me atrevería a cuestionar sus decisiones, pero yo nunca he visto a esta mujer hacer nada en contra de esta aldea, vamos, ni siquiera he visto a esta mujer, solo he escuchado el grito enardecido de una turba iracunda y antes de decidir sobre la vida y la muerte de alguien a quien no conozco prefiero poner a salvo a aquellos que sí forman parte de mi vida...

Las manos se habían relajado poco a poco, era evidente en mi voz que no me agradaba el camino que Eleazar tomaba, mucho menos pensar en que el inocente Fishlegs lo seguiría en su embestida sangrienta, así que dos vidas serian manchadas por la sangre arrancada con temor y furia, la suciedad de una injusticia podía perseguirnos para siempre, Madaling había sido la prueba de ello, me había sido arrebatada de las manos por nuestros propios errores, yo mismo la había asesinado, pero ¿Quién era yo para dudar de las decisiones del espadachín?

- Lamento mucho si lo he ofendido señor Eleazar, pero en mi experiencia, toda la sangre, todo el terror, la desesperación, la muerte que pueda sembrarse en el mundo, jamás nos devolverá ninguna de las vidas que se han perdido y hasta que no tenga el poder de restaurar la vida, no seré tan insolente, arrogante y orgulloso como para decidir cuando quitarla, dos valientes murieron en el bosque, una muchacha murió en la plaza y todo fue porque aquellos que ahora claman justicia, cuando tuvieron la oportunidad de hacer algo que realmente cambiara el destino de la joven, habían decidido abandonarla, a ella y a su pobre padre que clamaba a gritos un poco de ayuda, que ofrecía absolutamente todo lo que tenia para poder obtenerla, un hombre que será la victima de aquel abandono tanto como los demás, pues no superará este golpe, lo siento mi buen señor, para mi es suficiente muerte el día de hoy.

Había terminado de prepararme, estaba dispuesto a salir en busca de Hope cuando Rain se percató de su presencia y salió en su búsqueda, aquello que más había temido había pasado, de nuevo íbamos a arriesgar nuestras vidas, aunque debía admitirlo, Rain me había salvado la vida antes y por algún motivo, me sentía mucho más a gusto yendo con ella.

Fue una escena casi agradable verla luchar contra la bestia que se resistía a su contacto, pero lo feliz de la escena era opacado por la desesperación que la acompañaba; no tardamos mucho en estar en marcha, ella me había pedido conducir la montura y yo ignoraba si Eleazar nos había seguido, pero cuando las indicaciones de Rain nos condujeron por entre los árboles internándonos en el bosque, supe que de cualquier forma nos encontraríamos, el inocente Fishlegs seguramente lo habría seguido, pero no había forma de evitarlo, los vientos habían soplado lo suficiente como para hacer que nuestros destinos avanzaran y era este el punto de colisión, incluso tratar de evitarlo sería demasiado arrogante.

Pero aquello no era lo único que ocupó mi mente durante aquella travesía, pues mientras nos adentrábamos en los bosques, de entre la vegetación y los árboles se escuchaban apagados y lejanos gruñidos, pero poco a poco se acercaban a nosotros, desde las sombras se observaban siluetas dibujadas en la penumbra, pero desaparecían antes de poder distinguirlas, algo nos perseguía, era grande, pero demasiado veloz cómo para distinguirlo, nos seguía por el bosque y anunciaba sin cuidado su presencia, pues los sonidos que lo acompañaban se elevaban por encima del trote de la montura y los gritos de Rain que me apuraba durante todo el camino y se pegaba a mí con temor.

El camino fue largo, mucho más por el cansancio y las heridas que por la distancia, pero habíamos llegado, una pequeña casa en el bosque esperaba nuestra llegada, pero aquella persecución en las penumbras me había dado mucho en que pensar; Rain se había bajado de inmediato, incluso antes de que pudiera detener por completo al caballo, simplemente había sentido su veloz movimiento y escuchado su caída a suelo, por un momento creí que se habría caído de la montura, pero inmediatamente la vi correr hacia la puerta y golpearla desesperadamente en busca de respuesta, pero para mi esto aun no terminaba; me apee del caballo y me preparé para la embestida que seguramente vendría desde el bosque, prepare mis armas y me dispuse a luchar, solo esperaba que Rain entrara a tiempo a la casa para que no estuviera en peligro más de lo necesario, pero no me había dado tiempo de nada, desde el bosque se escuchaba el clamor de la muchedumbre que venia en busca de sangre, que contaminaba con venenosas amenazas aquel valle y que tal vez, venía acompañada de dos guerreros dispuestos a luchar.

A esto se había reducido todo, me encontraba solo en la línea de vanguardia de una batalla perdida, sin duda, si alguien sobrevivía y el relato llegaba a mis padres, ellos estarían tristes, pero orgullosos de mi muerte, mi hermana estaría inconsolable y Vrede no me perdonaría haber faltado a su boda.
avatar
Wrath Alexei

Mensajes : 46
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.