Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hola a todos soy Amelie
por Amelie18 Hoy a las 12:07 am

» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Ayer a las 8:27 pm

» Criaturas Norethianas: Águila Flecha
por Azura Ayer a las 8:26 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Ayer a las 5:32 pm

» BrannMur Aullatormentas
por Capitán Pescanova Vie Jul 20, 2018 8:31 pm

» [Reclutamiento] Noche de Muerte
por Strindgaard Vie Jul 20, 2018 6:22 am

» Que no estoy - Alegorn
por Lamb Jue Jul 19, 2018 11:59 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Katarina Miér Jul 18, 2018 7:35 pm

» Criaturas Norethianas: Cactilio
por Azura Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Semiausencia
por Bediam Mar Jul 17, 2018 10:01 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Seguridad y Prosperidad

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Sylver el Jue Feb 13, 2014 11:13 am

La lluvia se había extinguido poco a poco, como si las mismas nubes se sintieran agotadas e incapaces de extinguir las llamas que devoraban la iglesia. La piedra gris del templo se ennegrecía bajo las caricias de las llamas, llamas cada vez más colosales, avivadas por la madera y las telas que se encontraban en el interior.

Los aldeanos permanecían frente al edificio en llamas, agrupados y manteniendo su rezo como un canto fúnebre. Cuando alguien golpeó la puerta atrancada de la iglesia desde dentro, uno de los asustados niños alzó su mirada hacia su padre, quien permanecía a su lado agarrándole de la mano y entonando el himno religioso. Algunas cristaleras se quebraron por el calor cuando las llamas las alcanzaron. Los bancos, el altar, los ricos tapices, las caras telas, las velas, todo fue consumido por las llamas... todo excepto un objeto. Su rostro esculpido en madera se podía entrever entre las hambrientas llamas, el pequeño ídolo que representaba la Divinidad a la que se le rezaba en esa iglesia se resistía a consumirse, como si el propio Dios quisiera preservarlo de las llamas.

El espeso humo negro oscureció el amanecer que poco a poco se abría paso desde el horizonte. Un mal presagio, señal de la ira del Dios.... o lo sería de no haber sido sacrificadas las criaturas impías que osaron penetrar en aquel lugar. Sus almas corruptas habían sido enviadas al Dios, al igual que su devoto siervo, el párroco al que todos recordarían como un mártir.

Solo cuando las llamas retrocedieron y se extinguieron, los aldeanos se alejaron. Jamás volverían a abrir esa iglesia, nunca dejaría que los niños espiaran su interior carbonizado a través de las ventanas. El miedo y la ignorancia parieron nuevas leyendas locales, y una de ellas tenía como protagonista a la joven tabernera. La bruja Urraca se había marchado, desaparecida en el bosque, y su nieta había ardido en el interior del santuario. La bruja que había traído la oscuridad, la desgracia y las bestias sobre Crowville había sido devorada por el fuego pero ... ¿ había sido purificada?

La historia del embrujamiento sobre el lúgubre y ennegrecido edificio corrió de boca en boca. El pérfido espíritu de la bruja lo moraba, tratando en vano de liberarse para continuar su tormento sobre el pueblo. El miedo se acentuó en el pueblo cuando algunos aseguraron ver y oír cosas extrañas cuando pasaban cerca de la iglesia quemada, sonidos y movimientos en el interior del edificio. Los aldeanos no tardaron en levantar una pequeña ermita, un altar exterior colocado justo enfrente de la iglesia quemada, en el cual siguieron sus rezos y alabanzas a su Dios, en cuya fuerza confiaban para mantener atrapado el espíritu impío de aquella bruja, cuya maldad continuaba incluso tras su muerte.

Sin embargo, ninguno de ellos supo ni sabrá jamás lo que en realidad ocurrió en el interior del edificio.

En el momento en el que las llamas devoraban la iglesia, los aventureros se encontraban atrapados en el sótano bajo la misma. Por la escalera de piedra caían algunos escombros carbonizados y cenizas encendidas. El humo hacía cada vez más difícil la respiración, pronto la sensación incómoda se convirtió en dolor en cada bocanada de aire. Era demasiado tarde. El piso superior estaba envuelto en llamas, alimentadas por la madera seca y las telas de las paredes. Aun en el caso de llegar a las cristaleras con vida, le habría sido imposible al lumini alzar el vuelo y atravesarlas, mucho menos cargando con alguien.

Iban a morir allí.

Pero el párroco no tendría pensado morir. Era cruel, pero no estúpido. Si su intención era quedarse con Rain, tendría pensada una vía de escape ya que los fanáticos aldeanos no habrían perdonado la vida a la bruja. No después de todo lo que el les había contado sobre ella. La mente del divium aun estaba lo suficientemente despejada para barajar esta posibilidad y, por suerte, su resultó ser cierta y lograron encontrar una pequeña puerta, oculta bajo un tapiz oscuro colgado de la pared de piedra, al fondo del subterráneo.

A pesar de la penosa situación en la que se encontraban, los aventureros hicieron lo único que podían hacer, siguieron adelante y avanzaron por el oscuro pasadizo arrastrando consigo a la muchacha inconsciente, dejando atrás el cuerpo sin vida del párroco que había dedicado su vida a combatir la maldad... pero que había dejado que esa misma maldad creciera en su interior.

Rain había dejado de sangrar gracias a los primeros auxilios de Eleazar, pero su cuerpo se encontraba pálido y cubierto de sudor frío. El espadachín también perdía bastante sangre y se sujetaba su brazo izquierdo, que le colgaba junto a su costado, incapaz de moverlo o levantarlo. Wrath Alexei no se encontraba mejor, al borde de la inconsciencia. Su cuerpo apenas era capaz de sostenerle, resentido por las heridas recibidas esos días y por el agotamiento de la reciente pelea, y aun así cargaba en sus brazos a la tabernera inconsciente, manteniéndose en pie con poco más que su fuerza de voluntad. Cada paso era una lucha por no caer desmayado.

Tras lo que pareció una eternidad vagando por la oscuridad del pasadizo, el suelo se inclinó en una cuesta ascendente que les llevó hasta una pequeña puerta, que Eleazar pudo abrir sin problemas.

Los titilantes rayos de luz que se filtraban entre la negra humareda que cubría el cielo fueron suficientes para cegarlos momentáneamente. El pasadizo les había llevado hasta una salida disimulada en un panteón sin nombre, en el camposanto de la parte trasera de la iglesia en llamas. Frente a ellos se encontraba la linde del bosque, y entre sus árboles algo revoloteó. Se escuchó un graznido y un ave oscura descendió desde las ramas para posarse sobre la lápida de una tumba. El cuervo ladeó la cabeza y volvió a graznar, observando a los aventureros. Tras unos segundos, alzó el vuelo de regreso al bosque... a través del cual los guiaría.

Ningún aldeano supo jamás de su escapada, nadie vio a los aventureros que se perdían entre los árboles y escapaban del pueblo. No hubo sacrifico alguno y el Dios dirigió su ira hacia el pueblo que había quemado su santuario, en cuyo interior, entre la madera carbonizada, aun se encontraba su pequeño ídolo, intacto sobre los restos del altar. Crowville permaneció como tantos años antes, aislado del resto del mundo y ahora maldito por el mismo Dios al que los aldeanos continuaban rezándole, pidiendo seguridad y prosperidad.



Lyrics
Spoiler:
(Ooooo)

Through this land of tradgedy
I try to find my way
And in this town of misery,
I search for you
Now we walk away to the last of the days;

(Ooooo)

And in this world
There were only memories
Of how we could get through
There was just no way to see
Now we lost our way in the land of the day;

(Ooooo)

And in this life
How will they remember me
Will they see the truth
Will they just lose everything
Now it fades away to the land of the day.




Spoiler:
Gracias Dullahan :3 XD
avatar
Sylver

Mensajes : 228
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Seguridad y Prosperidad

Mensaje por Eleazar el Vie Mayo 09, 2014 1:03 pm

Epílogo


Nos detuvimos un momento entre las raíces retorcidas de uno de los árboles de la espesura. Ya nos habíamos alejado bastante del pueblo, de la iglesia y de sus enloquecidas gentes, y la pálida Rain no podía aguardar más por una cura en profundidad. La recosté como pude entre la madera recubierta de musgo, y retomé el tratamiento que le había proporcionado dentro de la iglesia con las hierbas que aun me quedaban en el zurrón.

Wrath se sentó cerca, las alas plegadas, el rostro perlado de sudor, con aspecto agotado... pero sin cerrar los ojos ni un instante. Vigilaba la respiración de Rain mientras yo la trataba, aparentemente más preocupado por ella que por su propia salud.

El cuervo nos observaba desde lo alto de una rama cercana, graznando ocasionalmente, como instándonos a seguir. Lo ignoré, no podíamos seguir caminando de esa forma.

Rain había recobrado algo de su color, y su respiración se iba haciendo más regular a pesar de que aun tardaría bastante en despertar. Ahora que podía contemplarla con más detenimiento, podía observar el sufrimiento por el que debía haber pasado... no sólo su cuerpo reflejaba las torturas vividas, su rostro demacrado también había sido marcado por la cruel huella del dolor. La dejé reposar sobre las raíces, y me acerqué entonces a Wrath.

-Ahora te toca a ti. -Le sonreí un momento antes de comenzar a rebuscar entre las escasas existencias que aun quedaban de plantas medicinales. Quizás podría recuperar parte de ellas en el bosque, cuando continuáramos la marcha...

Mientras curaba las heridas del hombre alado como podía, recordé las palabras que me había dicho durante la desesperante estancia en la iglesia en llamas. Yo había perdido el juicio, el miedo a morir quemado vivo me impedía pensar con claridad... pero entonces, Wrath dio con la solución, la que nos salvó a los tres: el obispo debía de tener una salida secreta de la iglesia, una por la que escapar de las llamas. Recordé también cómo la euforia me embargó en ese momento. ¿Cómo no se me había ocurrido? Solo teníamos que encontrar la salida...

Wrath, preocupado por Rain -por quien obviamente albergaba sentimientos- me había pedido que me adelantara con ella y la pusiera a salvo. Dejé escapar una pequeña risotada, y le contesté: "si te dejara aquí, ella me mataría".

Habíamos avanzado por el pasillo de piedra, y buscando entre las paredes una puerta secreta, dimos con un lienzo que ocultaba una entrada. La atravesamos penosamente, arrastrándonos y tosiendo dolorosamente, tratando de expulsar el humo negro de nuestros pulmones. Tras una eternidad, salimos al exterior. Nos encontrábamos cerca de la linde del bosque, desde la que un cuervo graznaba ruidosamente mirando en nuestra dirección. Nos apresuramos a entrar entre los árboles, a ocultarnos del pueblo antes de que nos vieran, siguiendo los revoloteos de plumas negras del animal... internándonos entre los troncos sin saber muy bien a dónde llegaríamos.

Y allí estábamos ahora.

Terminé con Wrath, y me recosté sobre el tronco sujetándome el brazo herido. Había vendado la herida, había aplicado una cataplasma, pero aun me ardía horrorosamente la piel. Tras unos minutos, el cuervo graznó furiosamente.

-Ja ja ja... nuestro pequeño amigo nos regaña, Alexei. "Sois unos gandules", nos dice. -Con la ayuda de Wrath, levanté a Rain y proseguimos nuestro camino, siguiendo a ese ave que nunca más sería un símbolo de mal agüero para mí.
avatar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.