Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ingeniería Rúnica
Ayer a las 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Ayer a las 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría

» ¿Quién rolea?
Dom Oct 08, 2017 2:51 am por Runesha

» Un Zarpazo en la Tormenta.
Lun Oct 02, 2017 1:19 am por Ayanne

» Índice de ciudades
Lun Oct 02, 2017 12:41 am por Minos




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Un nuevo rumbo

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Lizbeth el Jue Jun 21, 2012 11:06 pm

El la miro un momento y Lizbeth pensó que iba a responder algo agradable. Incluso tuvo la torpe idea de que el le daría las gracias o algo por el estilo… pero, su mirada se opaco al escuchar su respuesta. Liz no supo al principio como reaccionar. Le dijo que ella se tumbara y comiera que el no tenia hambre. Se levanto y fue a ponerse la ropa… Las mejillas de la chica se enrojecieron, tomando un boyo que acompañaba el guisado lo arrojo hacia el, enojada. El pan dio en la cabeza del hombre, Liz tenía sus ojos llenos de lágrimas y le temblaba la ceja (un tic que le daba cuando se ofendía)

-¡pues tampoco tengo hambre!- grito con la voz temblorosa, y poco le importo no haber comido desde hacia dia y medio. Tomo sus cosas y fue directo al baño –no te voy a detener. ¿Sabes lo que es que una chica haya quedado desnuda delante de un hombre y todavía se decida a traerle de comer a la cama? ¡¿Sabes que pensaran de mí ahora todo el mundo?! ¡No, porque eso no importa, porque te ofendí… y… y…- dio un gruñido y metiéndose a la habitación arrojo la puerta con fuerza, cerrándola de golpe. La chica se sentó en el suelo, abrazando sus rodillas molesta… había entendido mal a Gong.

Ella no comprendía eso de estarse castigando al mismo. Para ella, el que el rechazara su comida, se levantara y vistiera era un símbolo de que había pasado de ella. De que probablemente se había ofendido o peor aun, se burlaba que ella había quedado desnuda la noche anterior. Sus ojos se llenaron de lagrimas, le había costado reunir el valor para ofrecerle comida y darle las gracias… y no entendía el porque se había portado tan grosero. En silencio apoyo la cabeza sobre sus rodillas, mordiéndose el labio inferior. Era así mejor… Había aprendido hace mucho que confiar en los hombres era peligroso y estúpido. ¡¿Por qué en primer lugar había confiado en el?! Era una idiota. Pero eso se arreglaba fácil… solamente tenia que alejarse de el, alejarse del mundo… alejarse de todo aquel que pudiera ser un peligro para ella. Se puso de pie, cepillando su cabello en silencio, mirándose en el espejo… ¿Por qué no podía ser como las demás chicas? ¿Por qué no podía simplemente “tontear” con cualquier tío? Como dirían las jóvenes de algunos bares, un “acoston” y ya. No… tampoco podía buscar muchas amistades… y el recuerdo amargo de Sahian le invadió. No, las amistades están mal y prohibidas. La chica trago saliva, suspirando, entrenzando su cabello –No volverá a pasar.- dijo determinantemente. Recordó entonces a Brian, enfureciéndose aun mas al punto en que cerro el puño y golpeo la pared a un lado del espejo, abriéndose una pequeña herida en los nudillos que sangro un poco. Se quejo… pero el simple recuerdo de ese hombre ¡le hacia rabiar! Sacudió la cabeza, alejando recuerdos, mientras buscaba entre sus cosas ropa limpia para usar Finalmente encontró un vestido blanco toples con adornos a la cintura en color rojizo y dorado. Un par de medias rosas fuerte y zapato cómodo. Se observo… era la ropa ideal para correr y huir. Un short por debajo del vestido fue la última pieza… Salió de la habitación, pensando en que seguramente el ya no estaría ahí
.
avatar
Lizbeth

Mensajes : 61
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Gong el Vie Jun 22, 2012 12:57 am

-Idiota- se murmuraba a sí mismo el guerrero, -imbécil, ella quería ser amable y tú la haces enfadar, bastardo…- se repetía si mismo mientras recogía el pan del suelo y lo dejaba en la bandeja, debería de disculparse, con lentitud, habiendo alcanzado a ponerse solo las calzas, cubriéndose de su blindaje solo hasta la cadera, toco levemente la puerta por la que había desaparecido y hablo.
-Lo siento, he sido un idiota, no quiero que te enfados, no me ofendiste, eso lo hice yo y aunque se que mis palabras no valen nada, quisiera pedirte disculpas, y nadie pensara nada de esto, porque nadie lo sabrá, sinceramente no hablo con nadie desde hace años…lo siento, fui estúpido, pero es que…yo no me merezco esto, disfruta tu de cualquier placer, yo no puedo tener…ahora, me vestiré, maldeciré mi falta de saber hablar con mujeres y me iré a dar una vuelta, a despejarme, y si no estás aquí cuando vuelva…en fin, simplemente gracias por haberme hecho pasar una noche agradable y en fin…me voy, ahora volverle…-

Se volvió mirando al suelo, insultándose repetidamente, y agarrando finalmente con fuerza su guadaña, pasando con delicadeza los dedos por aquel filo carmín tan preciosos para él, de pronto recordó lo que había sentido antes, aquel placer que se permitió, en su mente una sola palabra se agolpaba contra él, había eludido su condena, debía de ser castigado, sentir aquel dolor que tanto odiaba.

Miro el filo de su guadaña y la afiladísima punta con lentitud exasperante recorriendo su piel desnuda, abriéndola a su paso y dejando que la sangre le manchase el cuerpo, una vez termino con el primer surco, le siguió otro y otro más, llenándole de sangre, dolor, picor y escozor el cuerpo y la mente, aunque al menos mientras algunas lagrimas producidas no por el dolor físico, sino emocional llegaban sus ojos, pudo sentir que cumplía su castigo.
avatar
Gong

Mensajes : 32
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Lizbeth el Vie Jun 22, 2012 1:49 am

Iba a abrir la puerta cuando le escucho hablar. La joven pego el oído a la madera, intentando que el sonido traspasara lo más posible. Pedía disculpas y decía que no hablaba con nadie… Una sensación de culpabilidad la inundo. El hombre aseguraba no merecer ninguna clase de placer… y dijo que iría a despejarse. Liz guardo silencio un momento, sin responder. ¿Realmente se arriesgaría una vez más? ¿Y si a el le pasaba algo malo? Los recuerdos de Sahian sucumbiendo ante Brian que les había traicionado le atacaron de nuevo. La chica pego la frente a la puerta, respiro profundo y, decidiéndose, abrió la puerta.

Habría imaginado que el ya no estaría cuando se decidió a salir y pensó que incluso tendría que seguirle. Sin embargo, su mente se quedo en blanco cuando vio como el hombre sangraba y hacia un tercer corte en su espalda. Lizbeth dio un grito alarmada, mientras corría a el y con todas su fuerzas arrancaba la guadaña de sus manos. -¡¿Qué haces?! ¡Loco! – busco entre sus cosas, corriendo al baño a tomar su bolso para sacar algo que pudiera ayudarle. Lo único que encontró fue su hermosa chaqueta color rosa pálido que utilizaba con el vestido que ahora llevaba. Apretó la prenda, debía conseguir mas vendas… maldijo en voz baja, pero con una navaja corto un trozo –mas vale que no te muevas… o… argg …- Lo llevo hasta la cama, obligándole a sentarse. Ella se subió a la cama, de rodillas –mas vale que me hagas caso- dijo firmemente. ¿Cómo hacer que siguiera sus órdenes? Evidentemente el quería castigarse. ¡Madre santa! ¿Qué podía hacer alguien como Liz? Se le ocurrió un plan, sonrío -¡Esa no es la forma de castigarse!- dijo ella determinantemente, mientras iba al baño y mojaba la prenda en agua. Salió, hablando casi como si fuera experta en castigos y esas cosas – pues, querido. Esa no es la forma de castigarte por ofenderme. Si es que eso pretendías.. Pero quédate quieto Gong- no se le daba bien el papel de loca dominante, pero si eso era lo que se necesitaba para que el no se lastimara a si mismo… Paso con suavidad aquel paño improvisado por la herida, limpiándola. –Si hubieras querido castigarte, tendrías que haber hecho otra cosa… como… ¡como ser mi esclavo por un día! – eso era lo que ella necesitaba. Tomo la centella asiática, que serviría para coagular… suspiro, no seria suficiente. Puso un poco de la hierva sobre el otro trozo de chaqueta, pasándola por la herida –perdón si arde…- murmuro, antes de volver a hablar –Gong… todos estamos siempre propensos a ofender a los demás… -paso la yema de los dedos por su espalda, acariciando la piel que no había sido herida, como un intento de apaciguar lo que el dolor que seguramente sentía –pero… no por eso debemos castigarnos así… cuando alguien ofende a otra persona lo mejor es pedir perdón… y… buscar reparar el daño – La chica finalizo la curación antes de sentarse junto a el, mirándole -¿Por qué dices que no puedes tener ningún placer? Comer no es un placer… si lo vemos de una forma estrictamente médica, comer es necesario para que no mueras. No es un placer… -Liz lo miro un segundo suspirando –no debo de hacerlo pero… Gong. ¿Puedo ser tu amiga? Ya sabes, e… acompañarte al menos en el camino a la próxima ciudad que vayas. Tampoco es que yo tenga un camino fijo… -lo miro fijamente –porque… porque no puedes disfrutar de nada?-
avatar
Lizbeth

Mensajes : 61
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Gong el Vie Jun 22, 2012 3:34 am

No hablaba, se mantenía en silencio completo mientras era curado, solo sentado en aquella cama mirando al suelo pensativo mientras sentía las caricias de aquellas manos en su espalda, apenas se movía, casi aprecia muerto, lo máximo que hizo fue una leve mueca de dolor cuando le rozaron las heridas.
Espero unos segundos antes de hablar, al menos se merecía una explicación, por más que desease salir a despejarse con el aire fresco de las afueras, se obligo a quedarse y hablar con ella un poco.
-No merece la pena que malgastes tus cuidados con alguien como yo, si quieres ser mi amiga, adelante nos soy quien para impedírtelo, pero recuerda que no me merezco nada, si es lo que quieres seré tu esclavo unos días para compensarte por mi estupidez…- se levanto y se dirigió hacia lo que le quedaba de ponerse de ropa, poniéndose la camisa y los guantes, pero dejando de momento la máscara, casco y sus armas, se volvió y se sentó junto a la mujer, -soy una mala persona, de las peores, no merezco nada, pero me gustara no viajar solo, aunque yo tampoco me dirijo a ningún lugar en especial, pero me tendrás que decir más formas de sufrir-

Espero allí unos minutos, incluso probo parte de la comida que había traído ella, aunque trato de convencerla de que ella comiese también, finalmente, tras varios minutos de un silencio un tanto incomodo, volvió levantarse de la cama, esta vez por más tiempo.
-Bueno…creo que me voy a dar ese paseo ya, de momento no llueve demasiado por lo que veo y después de los acontecimientos de esta noche y todo…pues necesito despejarme y pensar un poco, quizás incluso recuerde algún lugar decente al que viajar contigo más tarde, de momento aun podemos quedarnos en esta posada, si quieres-dijo reduciendo su voz hasta un pequeño hilillo de voz tímida,, finalmente se coloco la máscara y se dirigió hacia la puerta, una vez estuvo abierta se giro un segundo, -¿quieres…quieres que traiga algo?...espero poder verte cuando regrese…-, finalmente, salió a la calle, dejando que el frio frescor de la brisa entrase por los recovecos de su armadura y le rozasen la piel.
avatar
Gong

Mensajes : 32
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Lizbeth el Vie Jun 22, 2012 3:57 am

Liz lo escucho con calma. El decía que no merecía cuidado alguno. Afirmaba que no merecía nada y que seria su esclavo. La chica aguanto la sonrisa, mirándole con seriedad. Se levanto a terminar de vestirse y ella lo observo. Dijo que era una persona mala, y que tendría que darle formas de sufrir. No tenia idea… Liz iba a aprovechar esos días que el le había dado… ella no tenia idea de cuanto eso cambiaria su destino. Luego, el comió un poco, a lo que ella respondió del mismo modo, comiendo lo mismo que el. Su mente ya maquinaba todo lo que tendría que hacer… enseñarle… y se pregunto si estaría en lo correcto. Espero que si.

Liz sintió empatía hacia aquel hombre. Hacia Gong. Ella sabía lo que era sentirse miserable, inútil, como un trozo de basura que solo arruinaba el paisaje. Intuyo que el sentía lo mismo, y seguramente se le añadía la culpa. Se pregunto porque, pero eso, lo descubriría en su momento, o tal vez nunca. De cualquier modo, si el no quería decir, ella no tenia porque preguntar. Lo observo salir, el pregunto si quería algo, ella sonriendo asintió –Sip. Algo de comer. –sonrió- pero quiero algo que te guste a ti… no estoy segura sobre que tengo antojo, así que tendrás que decidir… oh! Y un carboncillo… - sonrió inocentemente antes de verle salir.

Tendría probablemente como 20 minutos, así que se movió como rayo. Salió de la habitación, la miraron extraño por traer una mancha de sangre en la parte delantera del vestido, pero ella lo ignoro. Pidió algunas cosas de urgencia al posadero que, por fortuna tenia todo lo que ella requería, aunque no era demasiado. Fue luego arriba y limpio un poco, esperando a Gong. Puso sobre la cama un par de pantalones de lana cómodos, una camiseta del mismo material y un par de pantuflas hechas de piel de conejo. Observo las prendas, probablemente si le quedarían. Luego, pidió una bebida caliente y más mantas. Las acomodo en la cama, a modo que quedara cómodo. Finalmente, saco un libro. Dejando todo acomodado pidió agua caliente, cuando llegara, seguro estaría tibia y perfecta para un baño. Pregunto al mozo un par de cosas y el respondió ávidamente. Genial, la lluvia seguiría por la tarde, pero le habían dado una idea. Si, Liz lo iba a hacer sufrir… pero no del modo en que el esperaba.

Finalmente, tomo su cuaderno y con algo de pena rompió varios trozos, escribiendo en ellos algunas cosas. Guardo los papeles en un bolso y se sentó con las piernas cruzadas en la cama, sonriendo juguetonamente, esperando a que el llegara. Estaba lista.
avatar
Lizbeth

Mensajes : 61
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Gong el Vie Jun 22, 2012 7:59 pm

El fio y húmedo aire le embestía sin parar, penetrando por los recovecos más pequeños de su armadura y poniéndole la carne de gallina del gélido viento, el cielo seguía cubierto por un denso y gris manto de nubes que cambiaban de forma constantemente, todas de un gris intenso amenazaban una lluvia torrencial cercana.
Los pedidos de la joven aun resonaban en su cabeza, un carboncillo y algo de comer, algo que le gustase a él, una cuestión que nos e había planteado nunca, bueno, quizás sí pero hacia tanto tiempo que ni se acordaba, mientras paseaba por las encharcadas calles, se hacia esa pregunta, ¿qué cosa le gustaba comer? Normalmente se limitaba a las cosas que podía encontrar, matar, recolectar y cocinar, quizás algo diferente, se planteaba, algo que no soliese probar normalmente, por unos segundos recordó el olor suave y profundo del chocolate que le había ofrecido antes Liz, quizás algo como eso podría servir, pensaba.

Tardo un poco más de lo previsto, durante su paseo se encontró la mayor parte de los comercios de la ciudad completamente cerrados a causa de las lluvias torrenciales de la región, pero finalmente, volvía al cuarto con unas cuantas galletas de chocolate y los carboncillos que le habían pedido, ya estaba cerca, cuando un brillo grisáceo atrajo su atención a un pequeño callejón.
Tirado en el suelo, se encontraba una extraña figura n tanto grande, la forma era la típica curvada de un arco iris, incluso se veían leves líneas en negro que separaban lo que deberían de ser diversas capas de colores, sin embargo no había ni azul ni violeta ni verde ni rojo, era un arco iris gris, en los extremos de esta figura, a modo de base se veían dos pequeñas nubecitas también de color gris que podían sumarse para apoyarlo y mantenerlo en pie, el objeto reflejaba levemente el brillo del sol y a pesar de la suciedad que le rodeaba estaba bastante limpio.
Curioso, lo recogió del suelo y lo examino, era bastante ligero y por extraño que sonase, era reconfortante sostenerlo entre las manos, finalmente, se lo llevo.
Al final, un ratito después de haber salido volvió a entrara en el cuarto, dejando el arco iris gris en un lado, le ofreció las cosas que consiguió en el paseo.
avatar
Gong

Mensajes : 32
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Lizbeth el Sáb Jun 23, 2012 4:10 am

Cuando Gong regreso, Lizbeth le esperaba con las piernas cruzadas sobre la cama, sonriendo con calma y un dejo de altanería. Dejo el una cosa que ella no supo que era, pero la vio como bonita -¿eso es para mi?- pregunto la chica mirando con un brillo alegre el objeto, parecía un arcoíris gris. Liz se puso de pie de un salto, mirando luego las galletas. -¡Me trajiste una joya, galletas y carboncillos! Genial!- Recordó pronto su plan, volviéndose a sentar. –Te tomare la palabra- dijo ella con cierta firmeza –Serás mi esclavo por dos días, así quitaras tu ofensa…- dos días, solo eso pedía. Espero que funcionara…

-¿sabes que es un esclavo, verdad? –como si el no lo supiera, respondió la pregunta, en parte porque quería evitar cualquier contratiempo-un esclavo obedece las ordenes de su ama en cualquier momento, circunstancia y sin importar lo que sea. Por más estúpido o complicado, debe obedecer y si no, tendrá un castigo.- Liz se levanto de nuevo, tomando la bolsita que había preparado con papeles dentro. –Veras… si tú no haces lo que yo pida… tomaras uno de estos castigos. –Liz sacudió la bolsa- Y, bueno, será necesario aplicar algunas reglas. Primero-levanto el dedo índice –nada de armas filosas sobre tu piel. Nada de guadañas, dagas, agujas, espadas, cuchillas… es decir, no quiero que te cortes. Segundo… puedes irte en cualquier momento… pero si lo haces… -ella suspiro con un sentimiento de pesadez- no volverás a verme nunca…- dicho eso, se acerco a el, tomando su mano para guiarlo a la cama, donde estaba el traje que le había conseguido. Pantalones y camiseta cómodas, con pantuflas igual de cómodas –primero, quiero que te pongas esto… -dijo ella mirándole fijamente –y mande a pedir agua para el baño, así que… quiero que tomes una ducha tibia. –Ella sonrió, mirándole firme pero amablemente.

Tomo una de las galletas y las probo –están deliciosas… quiero aprender a cocinarlas…- aparentaba observar distraídamente aquella galleta sin embargo, miraba a Gong de reojo, observando su reacción… tenia miedo de que se fuera y nunca volviera… una extraña sensación de que el le necesitaba y ella tenia que estar con el le invadió. Fue raro y nunca lo había sentido. Era como si tuvieran que estar juntos… y no estaba segura de que eso fuera correcto, pero, se daría dos días para pensarlo. Solo dos días y, vería, si realmente Gong era digno de confianza como para ser un compañero de viajes…
avatar
Lizbeth

Mensajes : 61
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Gong el Sáb Jun 23, 2012 7:27 pm

No quería, pero lo tenía que hacer y lo aceptaría fuesen cuales fuesen las coincidencias, se creía que lo un poco de esclavitud para lo de su ofensa no sería una evasión de su castigo, si no parte de este, por su cabeza pasaban muchas ideas terribles, que le erizaban la piel y le hacían hervir la sangre solo de sentirlas, odiaba de verdad esas cosas, no es que no lo pudiera soportar, simplemente es que a pesar de estar subyugado por la culpa, su instinto de auto conservación y su propios sentido común le hacían repeler las cosas que acabasen en que su piel fuese cortada y su sangre bañase el ambiente, sin embargo la culpa y la necesitad de castigo le podían la mayoría de las veces.

Por eso aquel día le resultaba tan raro, quería pagar, castigarse por no solo sus males pasados, también por la ofensa hecha a la joven, sin embargo, esta parecía empeñada en no dejarle aplicarse su castigo y le decía que hiciera cosas agradables, ropa cómoda, baños cálidos, especialmente parta alguien que normalmente lo único se sentía sobre su cuerpo era esa pesada armadura de la que apenas se desprendía y normalmente el agua que rozaba su piel estaba fría, casi helada y venia del rio o del cielo, una suave caricia total del agua caliente era algo que no había sentido en años, y eso en cierto sentido le gustaba, después de todo, ¿ a quién no le gusta estar bien? Puede que a algunos, pero él no era de esos, en esos momentos batallaba consigo mismo el incumplir la regla de nada de dolor o seguir sus pasos, se detuvo en silencio mirando un poco la ropa y la puerta entreabierta del baño donde humeante le esperaba el agua donde poco antes se había bañado la joven.

[color:7051=indigo ]-Liz..yo no…- empezó a murmurar, sin embargo al final lo reconsidero, tenía que solucionar lo de su fallo con ella, al final, cedió, [color:7051=indigo ]-de acuerdo ama, me bañare y me pondré esto..deme un ratito, si me necesita estaré dentro…- dijo mientras se internaba en el baño y se comenzaba a desnudar y bañarse, con la mente llena de confusión, finalmente, antes de que se le olvidase, grito lo bastante alto como para que ella le escuchase, pero no lo bastante flojo para no molestar a los demás residentes, [color:7051=indigo ]-por cierto, ese arco iris gris lo encontré, cógelo si quieres…-
avatar
Gong

Mensajes : 32
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Lizbeth el Sáb Jun 23, 2012 10:37 pm

Ella pensó que el no le haría caso, que no le obedecería y que todo se vendría abajo. Sin embargo, Gong accedió, yendo a la ducha… una vez que hubo desaparecido de su vista, Liz se dejo caer sobre las sabanas. Esto seria muy difícil. Ella no era de las que sabían mandar, de hecho, ni siquiera le gustaba obligar a otros a hacer cosas… sabia que eso no era agradable, que te pidieran hacer algo que no querías… un dolor de cabeza agudo le hizo llevarse las manos a las sienes. La joven cerró los ojos con fuerza y se retorció entre las sabanas y cobijas que había puesto. Tembló, dado un quejido, algo estaba cambiando… las lagrimas recorrieron sus mejillas… y quedo de pronto mirando al techo, algo en su pasado… Liz se sentó de golpe, mirando a su alrededor. –Soy virgen- dijo en voz baja. Un encapuchado de escamas rojas se había pasado por su mente, sus recuerdos… la chica se abrazo a si misma, mordiéndose el labio inferior. Ese sujeto la deseaba aun más y con más fuerza… y no descansaría hasta tenerla.

La voz de Gong le saco de sus pensamientos, de algún modo su voz fue mas que tranquilizadora para ella. Era como si la simple idea de que Gong estaba ahí nadie se atrevería a molestarlos. Sonrió al escucharle decir que el arcoíris era de ella. Corrió hasta el objeto, tomándolo en el aire con cierta alegría –es hermoso- dijo, pensando en que podía hacer con el. Pensó en collares, adornos para el cabello… pero, era demasiado grande para eso, aunque no tanto como para un… con una enorme sonrisa corrió a su bolsa, buscando algo ahí. Al cabo de 10 minutos, había improvisado un cinturón que coloco en su ropa. Lucia bien, de no ser porque su vestido se había manchado. Suspirando se cambio, la ropa del día anterior ya estaba seca. Lo lucio un momento mas y, satifecha, se quedo con aquel objeto como prenda de vestir. Era suyo y Gong se lo había traído, se sintió bastante contenta. Fue a la ventana a observar el día, nublado… suspiro, lo bueno es que aun así, había ideado un plan.

Se recostó sobre la cama, mirando al techo sonriente. Las galletas las coloco en una bandeja y un criado trajo algo de te caliente. Liz espero a que Gong saliera, antes de dar su siguiente orden. –Te sentaras aquí a comer galletas y tomar te… necesito que te quedes quieto.. y comodo- diría ella, mientras tomaría su cuaderno y carboncillo. Si, definitivamente, Gong le inspiraba de un modo agradable. Así que, se acomodo, esperándolo, emocionada.
avatar
Lizbeth

Mensajes : 61
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Gong el Dom Jun 24, 2012 2:06 am

Un fuerte escozor le recorrió todo el cuerpo con rapidez cuando el caliente liquido le recorrió los cortes de la espalda, volvieron a escocer otra vez cuando rozaron con lentitud el fondo del recipiente con agua, haciendo que se revolviera y más que tumbarse, se sentase esperando no prolongar aquel escozor, al menos hasta que se dio cuenta de que eso no irrumpía las normas, no se estaba cortando, lo malo es que se acostumbro pronto a aquello y apenas pudo auto castigarse, con lentitud, el efecto del agua cálida le calmo y relajo, sus músculos que habían estado tensos durante mucho, mucho tiempo empezaban a relajarse, acabo dormitando, mirando al techo distraído mientras su cuerpos e limpiaba completamente y sus dedos se llenaban de arrugas por haber pasado demasiado tiempo en el agua.

Al final, tras haberse perdido entre las diminutas olas que hacia el agua con cada pulsación de su corazón, salió completamente húmedo de la bañera, correando grandes cantidades de agua hacia el suelo, con lentitud, se seco concienzudamente y se puso aquella ropa, cálida y como da y suave, que hacía de cada movimiento una magnifica caricia que le estremecía el cuerpo, finalmente, salió del cuarto, de forma lenta y pesada, casi arrastrando sus pies descalzos por el suelo de madera, pero manteniendo, o al menos tratando de hacerlo, de mantener un rostro serio e inescrutable, fuera otra coa que nunca haría el por sí mismo.

Le pedía que se relajase y se sentase a tomarse unas pocas de las galletas que había conseguido antes y algo de té que había aparecido en la mesilla de al lado de la cama mientras estaba dentro del baño, también le pidió que estuviese quieto.
Se sentó, confuso, pensando en cuando empezarían las ideas de sufrimiento que la esclavitud que habían aparecido en su cabeza mientras regresaba, con mano temblorosa, cogió una galleta y la comió con lentitud, no sin antes ofrecerle una galleta a ella.

avatar
Gong

Mensajes : 32
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo rumbo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.