Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La fuga (priv. Calígula) [Phonterek]
Ayer a las 12:56 am por Calígula

» El secuestro de Gr´olKos "El clan cuchilla sangrienta"
Sáb Dic 16, 2017 3:30 pm por Lilith Schwarz

» [Evento] Los Cuentos Perdidos de Noreth
Sáb Dic 16, 2017 10:57 am por Lamb

» Buenas
Vie Dic 15, 2017 3:27 pm por Balka

» A Hope's Tale
Jue Dic 14, 2017 10:56 pm por Gar'Shur

» Anhouk, la forjadora
Jue Dic 14, 2017 9:33 pm por Bizcocho

» Demonología: Adulterium [+18]
Mar Dic 12, 2017 10:23 am por Envidia

» Aulenor Abe
Dom Dic 10, 2017 6:33 pm por Bizcocho

» - Apocalipsis now -
Sáb Dic 09, 2017 10:11 pm por Balka

» Una mala decisión
Sáb Dic 09, 2017 1:56 pm por Bizcocho

» Calígula, el demonio del mar
Sáb Dic 09, 2017 1:13 am por Calígula

» Aracnofobia [Campaña]
Vie Dic 08, 2017 10:27 pm por Vanidad

» Un paseo inesperado [Priv. Celeste Shaw]
Mar Dic 05, 2017 10:06 am por Celeste Shaw

» Locuras en Santa Timotea para Jóvenes Azuzables [Priv. Eudes]
Sáb Dic 02, 2017 9:26 pm por Isarika Endier

» The Shining of a Thousand Suns (Privada)
Miér Nov 29, 2017 6:51 pm por Vanidad




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Explorar y salir echando leches

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por Kefka Palazzo el Lun Ago 29, 2011 7:52 pm


En la taberna del Dragón negro se respiraba un clima de cordialidad relativa y se percibía una fina sensación de hostilidad en las mesas de apuesta y en los pasillos del establecimiento. Una noche ajetreada para los trabajadores del local los cuales no se daban abasto con los pedidos, en ocasiones incoherentes, de los clientes deseosos de mas jarras de cerveza e hidromiel de la que podían contener dentro e su organismo. Una vista común de fin de semana laboral para aquellos acostumbrados al bullicio de la ciudad negra y de las tabernas mas famosas del lugar.

En contraste, las calles de la ciudad amurallada yacían oscuras y silenciosas. Como si la presencia de los ciudadanos de Malik-Thalish desapareciese durante la noche para dejar el mero recuerdo de sus existencias diurnas. Gracias al azote continuo del mar a las faldas de la gran ciudad, una bruma espesa y salina cubría las calles en su densidad, siendo los caminos más bajos que llevaban hacia los muelles interiores de Malik-Thalish los que se encontraban más inmersos en la bruma y la niebla nocturna. Una noche perfecta para cometer el crimen a todos aquellos lo suficientemente valientes o tontos como para tomar un camino por estas calles custodiadas por el mal y la corrupción.


Hacían falta un par de horas para la llegada de la media noche. La noche era perfecta para salir de caza.. si contabas con los colmillos adecuados para el trabajo.

Eva Nicodemus tenía su objetivo claro. Deseaba conseguir información sobre Duncan e iniciar su caza esa misma noche, por lo que decidió acudir a la fuente de información más confiable. El posadero local. El hombre se mostraba cauteloso y decidió hablarle al oído con el objetivo de ser lo más discreto posible al hablar sobre gente peligrosa. Eva inclinó su cabeza para poder recibir toda la información posible que el tabernero le pudiese ofrecer, no sin antes interesarse en una platica que mantenía un grupo de hombres en una mesa cercana a la barra. Sería sin duda una noche activa para la moradora de la oscuridad.

~ ° ~ ° ~ ° ~

El hombre de la máscara, conocido como B, había decidido esperar hasta que la noche abrigara los bajos instintos de las personas e incitara al crimen a controlar las calles de Malik-Thalish. Un festín de sangre y castigo aguardaba en sus manos, pero solo podía pensar en un criminal en especial el cual su captura le brindaría, además de el placer de torturarle, una cuantiosa recompensa. O al menos eso decía en el anuncio que había leído temprano ese día. Pero tan acostumbrado estaba en obtener la información por la fuerza que cuando intentó hablar como se debe con algunos clientes de la taberna del Dragón negro lo único que consiguió fue causar miedo y sospechas pues ¿que clase de persona porta una máscara tan agresiva cuando trata de aparentar ser amigable?

A pesar de su intento por engañar a algunos ebrios del lugar solo consiguió un par de comentarios absurdos e intimidó a otros hombres los cuales decidieron simplemente mantenerse alejado el hombre enmascarado. Simplemente era demasiado sospechoso.

~ ° ~ ° ~ ° ~

El elegante humano, portador de un par de armas de fuego y espadas de duelista, había consumido tranquilamente una cena digna de recomendación mientras intentaba repasar en su mente la forma más adecuada de conseguir una "entrevista" con el bandido Duncan Lorentz. Deseaba saber si la reputación de gran duelista que poseía el bandido era digna de la habilidad con la espada de Sirio. Pero simplemente no encontraba la forma de comenzar su búsqueda.

Después de meditarlo un buen rato, y de observar la variedad de personajes interesantes que habían acudido esa noche al Dragón negro, decidió hacer uso de su carisma con el fin de conseguir la información de alguna mujer de buen porte. No tardó mucho en encontrar a una buena candidata. Helenne era su nombre. Vestía ropas de cortesana pero no parecía vender su cuerpo, o al menos no le pareció que fuese de esas.

Sin demorar, Sirio invitó una ronda de bebida a la mujer y precipitadamente preguntó a la recién conocida fémina sobre cualquier información que supera sobre Duncan Lorentz y su actual paradero. Un acto demasiado ingenuo por su parte teniendo en cuenta que en estos lugares no se aprecia nada a aquellos que no sepan mantener su boca cerrada.

Lo único que consiguió de parte de Helenne fue una risa burlona disimuladamente oculta detrás de su fina mano y un amable concejo de su parte antes de dejarle solo en la mesa que planeaba compartir con ella...
Ten cuidado con lo que dices en esta ciudad, forastero, quizá la información que buscas te encuentre antes...

~ ° ~ ° ~ ° ~

Zyrxog, el nefasto ilícido de la oscuridad, había decidido buscar información en un lugar menos concurrido donde pudiese actuar a sus anchas sin tener que soportar los ruidos y las costumbres de los inmundos seres inferiores de la superficie. Decidió que la bodega de aquel establecimiento sería un lugar apropiado para tener una entrevista privada con algún trabajador de la taberna. Y estaba en lo correcto, pues no fue si no la mismísima hija del dueño, Mirna Frost, la que encontró en aquel lugar privado.

La conversación no fue para nada amistosa entre la aberración y la aguerrida mujer. Pero, haciendo uso de la persuasión que le caracterizaba, Zyrxog consiguió una pista importante sobre el posible paraadero del tal Duncan Lorentz. No era una información tan precisa, pero sin duda era más de lo que podía esperar de parte de un espécimen tan testarudo. Y para su mala fortuna no disponía del tiempo suficiente como para llevar a cabo una interrogación más "profunda" en aquella bodega de alimentos.

~ ° ~ ° ~ ° ~

El Dragón negro era un lugar de gran interés popular, de eso no cabía duda alguna. Pero las noches de Malik-Thalish ofrecían algo más que vana diversión... la ciudad negra ofrecía crimen y traición... y una gama de cosas innombrables.



Spoiler:


Muejejeje :lol:

Bien bien bien. Parece que algunos han mostrado una buena lectura de la situación y de sus propios personajes.
Aquellos que han recibido un MP de mi parte ya llevan una clara ventaja sobre los demás. Sigan así :lol:

Los que no recibieron MP en esta ocasión no se desesperen pues esto apenas da comienzo.
Les recomiendo un par de cosas para que mejoren su participación:

*Tengan en cuenta que están rodeados de gente que en su mayoría está o estuvo implicada en algún delito y a esta clase de gente no le gusta hablar sobre otros pues saben bien que sus gargantas podrían ser cortadas. Es una ciudad peligrosa después de todo.

*La discreción es un arma de gran utilidad.

*Prestar atención a los detalles de mis mastereos. Las pistas están ahí y solo hace falta que hagan el movimiento correcto para descubrirlas.


Por último quiero dejar algo en claro nuevamente para que no halla confusiones:

- Lo que le digo a cada uno de ustedes no es conocido por los demás jugadores a menos que estén juntos o el jugador con alguna información relevante lo desee compartir con los demás. Por esta razón, puede ser que algunos de mis mastereos les haga falta algún dialogo o un detalle que un jugador halla conseguido en su turno, pero con el fin de evitar el Metagaming dicha información es enviada por mensaje privado.

Ya lo dije al principio, piensen en esto como una competencia. Pero si desean hacer equipo háganlo, sin duda eso aumentará sus posibilidades de éxito.

El próximo mastereo es el Lunes 5, así que tengan sus acciones a tiempo.

El orden de posteo es irrelevante, pero si alguien quiere hacer equipo con otra(s) persona(s) pónganse de acuerdo de forma privada para que sus propios post tengan coherencia y validez.

***Daré información extra si todos postean antes del sabado, para premiar su constancia e interés :lol:***



avatar
Kefka Palazzo

Mensajes : 114
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por B el Jue Sep 01, 2011 5:19 pm

Nada. Su estrategia no había funcionado. Lo único que había conseguido marcándose aquél farol era acongojar al hombre que había estado bebiendo, hasta ahora tranquilamente, a su lado en la barra. Intentó lo mismo un par de veces más, cambiando de objetivo, pero el resultado final fue el mismo. El que no soltaba algún comentario poseído por el alcohol, se asustaba. Era comprensible, llevar una máscara no es la mejor opción para socializarse, pero no podía quitársela, debía de ser así.

El maestro Fuuten fue muy claro respecto a eso. Nunca debía de quitársela en presencia de personas ajenas. Nadie debía de ver su rostro. Puede que no pasara nada, que nadie se percatara de su presencia. De hecho, con la máscara lo que más conseguía era llamar la atención desmesuradamente, pero al menos así se aseguraba de que nadie le reconociese. Antiguos enemigos, guardias…pero sin duda el que nunca debía de ver su cara era Khnel Minteror. Había pocas probabilidades, pero si el hechicero o cualquiera de sus secuaces encontraba a B, no sería tan misericordioso como la última vez, y menos aún si averiguaba lo que el enmascarado había estado haciendo los últimos años, con el único objetivo de matarle y recuperar su magia. Definitivamente, la máscara se iba a quedar donde estaba. Más aun estando en aquella ciudad en la que con seguridad más de uno le reconocería. Ahora, B era un hombre discreto, y había ciertos lujos que ya no se podía permitir.

Apoyado en la barra, bebiéndose una jarra de hidromiel bien fresca que le acababan de servir, le daba vueltas a su cabeza acerca de qué podía hacer para obtener la tan preciada información. Acercarse amigablemente no había funcionado; por la fuerza sería demasiado arriesgado allí en medio, aunque no si se escondía; jugar a las cartas y así ganarse la confianza de los demás, si es que así lo conseguía, tampoco era una idea que le agradase. Lo único decente que merodeaba por su psique era darle otro trago más a su álgida bebida. Le encantaba esa sensación, cuando el frío del hidromiel entraba por su boca y penetraba en su garganta, provocándole un escalofrío que le recordaba a los helados parajes en los que antaño se situaba su aldea.

Una vez acabada su bebida, que no había tardado mucho en ser vaciada, se dio la vuelta y comenzó a examinar la zona. El amiente de jolgorio no había cesado. Multitud de personas seguían sin separarse de su bebida, mientras practicaban conversaciones de todo tipo…

¡Eso es! Si nadie le daba la información por su intimidante máscara, la conseguiría sin que se diesen cuenta de su presencia. Quizás en alguna mesa se esté hablando de Duncan y la misión de K, solo hacía falta aproximarse disimuladamente. Agachado y simulando que estaba buscando algo que se le acababa de caer, B se aproximó a una mesa cercana la barra en la que se estaba manteniendo una charla, intentando que su oído descubriera algo antes de que los ojos de los demás le descubriesen a él.
avatar
B

Mensajes : 133
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por Zyrxog el Vie Sep 02, 2011 10:57 pm

El ambiente en ese lugar no era el mejor que se podía esperar, entre jamones curados con sal, barriles de vino e hidromiel, la abominación permanecía en silencio, escuchando con atención la respuesta de la mujer, la información que le proporciono era interesante, mas el reloj seguía avanzando y aquello era molesto, la hembra era más inteligente de lo que parecía, aparte de terca como cualquier inferior en ese maltrecho lugar, la ciudad era en si un caldero de infames y malnacidos que con gusto eliminaría de la faz de la tierra junto con cualquier ser vivo sobre la tierra, pero no había tiempo, la mujer dejo en claro que las gemas no eran de su interés, cosa que hizo gracia a la abominación, cualquiera hubiera matado con facilidad por tan solo una moneda de oro y esa hembra se negaba, bueno de cualquier manera era tiempo de salir, con tranquilidad la abominación se levanto dejando caer las gemas y monedas al suelo, sus tentáculos se movían y dio un paso en dirección de la mujer, pisoteando las piedras preciosas que resonaron contra el suelo, la mujer tomo actitud agresiva nuevamente empuñando con fuerza aquellas cuchillas que habían en sus manos, mas la abominación no hizo ningún movimiento mas, tan solo su voz se escucho contra las paredes, una voz gutural y cavernosa, inhumana completamente.

-Hembra… espero que tu información sea cierta… si no tendré el desagradable placer de arrancarte las entrañas lentamente… si el tiempo no estuviera en mi contra lo haría de todas formas… espero que sea nuestro primer y último encuentro, o el próximo simplemente será el último-

Tentando la suerte le dio la espalda a esa mujer y en pasos silenciosos abandono ese lugar por la misma mohosa puerta por al que había ingresado, la mujer quedo sola con el aroma a muerte en u nariz, y con la misma esencia que contaminaba todo lo que había en esa bodega, por su parte la abominación solo se digno a mirar el cielo, la luna aun no estaba completamente alta, mas faltaba poco, el tiempo apremiaba, las calles a esas horas no eran precisamente las mas desiertas, aunque sus habitantes eran borrachos y cadáveres, algo interesante para el nigromante, sus pasos eran silenciosos, mientras como si se tratara de bruma recorría calles y pasajes, algunos vagabundos tan solo veían una figura delgada, otros podían ver los ojos carentes de emociones y compasión que en ese rostro desagradable se incrustaban, pero no importaba la apariencia, una cosa era en la que concordaban, el aroma a muerte que dejaba tras de sí esa criatura.

Los minutos pasaban y el camino se acortaba, la luna lentamente subía en el firmamento para quedar sobre la cabeza de la abominación, la luna blanca y pura como los huesos quemados al sol, era la única luz real de esas callejuelas, las velas apenas iluminaban los cristales oscuros y manchados de las casas que aparecían, casas con puertas pequeñas y sucias, casas construidas entre la podredumbre y la miseria, pero todo eso carecía de valor o simple importancia para la abominación, sus pasos terminaron por llevarlo cerca de la puerta este, en ese instante aminoro la marcha, caminando entre las sombras, y ocultando su presencia, aunque eso no sería tan fácil, su propia apariencia no era tan fácil de ocultar, mas si algo había aprendido durante tanto tiempo entre las cloacas y cadáveres, era lo útil que era cubrir su presencia.

Busco a los alrededores algo con que ocultarse, mas no encontró nada, las calles estaban cubiertas de desechos, pero ninguno útil, sus tentáculos se movieron con desagrado mientras volvía a caminar buscando algún lugar idóneo para ocultarse, las palabras de algunos hombres detuvieron sus pasos, en ese momento lo vio, una pila de barriles y unas pocas cajas apiladas, lo suficientemente alto como para cubrir su cuerpo, en silencio se deslizo por el piso hasta llegar a su objetivo, en cualquier momento hubiera usado algún cadáver de los que abundaban tanto para atacar a quien se pusiera en frente y por medio de la tortura hacerlos hablar, pero no era recomendable que alguno gritara o escapara, al final no era bueno llamar la atención y menos cuando se cazaba a un inferior, detuvo sus pasos cuando estaba ya tras de ese lugar, las cajas y los barriles lo ocultaban a la perfección y de por si el oscuro y angosto pasaje le era idóneo por si debía de marcharse pronto, de cualquier forma … estaba ahí para obtener información.




Patetico  Invitado no eres mas que un inferior ... una alimaña que deberia de pisar con mi pie


I Eat Your Brain Muajaja




Llevo varios cadaveres a mis espaldas: Rue, Elena, Aleria, Jack Cross, Erik, Fayt Reeden, Malblung Anwarünya, Lairë Tinúviel, Naerys, Björki Gotriksson, Sheoldred, Silence, Ferenec, Iosif, Tuxy, Light Yagami, Vanegan, Jarko, Hans Stoker ... quizas el proximo seas tu Invitado
avatar
Zyrxog
Señor de la Muerte y Putrefacción

Mensajes : 523
Edad : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por Sirio de la Vega el Dom Sep 04, 2011 11:54 pm

La dama se marchó. Mi estrategia no había tenido éxito. Me quedé yo solo con dos cervezas que evidentemente bebí. Yo creía haberla camelado pero por lo viso no había acertado con mis pensamientos. Necesitaba otra forma de obtener información.

Mientras apuraba el último trago de la cerveza se me ocurrieron dos ideas. O montar un escándalo para que se presentase una ocasión de conocer a alguno de los compinches de Lorentz o seguir preguntando "discretamente". Y creo que por ahora haría lo segundo. A lo mejor el tabernero sabía algo y quería compartirlo conmigo por unas cuantas monedas. Caminé hasta la barra.

¡Perfecto! Cuando llegué allí el hombre había entrado en la cocina, esta era mi ocasión. Con sigilo y discreción me colé en la cocina. Allí estaba el hombre, cojiendo una bandeja de asado. Me acerqué a él intentando parecer lo menos amenazante posible. El hombre ya estaba entrado en años y no parecía pendenciero.

Hola buen hombre. ¿Que puede contarme usted sobre Duncan Lorentz a parte de que es un pirata buscado?-sonriendo le tendí la mano dejandole así en la suya una bolista con cierta suma de dinero.

Si esto no resultaba, ya me quedaban pocas opciones no violentas. Y lo último que deseaba era llamar la atención, por ahora.
avatar
Sirio de la Vega

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por Kefka Palazzo el Mar Sep 06, 2011 8:25 pm


Había perdido la noción del tiempo, y un pequeño infante corría por las calles de Malik-Thalish en busca de un poco de leche para una madre enferma en casa. Corría tratando de esconderse lo más posible entre las sombras de los edificios negros como la misma noche. Corría desesperado. Corría como si la muerte acechara en cada esquina y en cada callejón sombrío. Corría sin esperanzas pero con ilusión. Ilusión que no impidió la trayectoria mortal de la saeta disparada desde lo alto de una casa abandonada. Un sacrificio más para la ciudad negra; innecesario e irrelevante pero, al fin y al cabo, un sacrificio más.

La noche estaba cerca de alcanzar la cúspide de su negrura. La neblina salada proveniente del mar se intensificaba, cubriendo perfectamente las piernas, hasta las rodillas, de los que andaban por la noche estrellada. Era tan densa que cualquiera podría saborear el agua del mar helado que rodeaba aquellas costas de Thonomer. El incansable sonido de las olas y el viento arreciaba con forme pasaban las horas y los sonidos de la gente desaparecían de las calles para generar los ecos tenebrosos que produce el aire al ser arrinconado en una curva o un callejón sin salida. El sonido de la gran cantidad de embarcaciones y marineros amarrando sus navíos o descargando sus mercancías en el muelle se intensificaba y acompañaba el sonido de las brizas marinas. Las jarras de cerveza, la música de los bardos y las pianolas de cantina y las risas histéricas de la clientela nocturna se escuchaban cual fiesta pagana en medio de un vacío terrenal. Las sombras esperaban más sacrificios y más sangre. Ya había esperado demasiado.

~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~

Las técnicas de conversación del hombre enmascarado parecían no haber dado frutos. Era complicado que la gente confiara en otras personas en aquella ciudad caótica, y mucho más difícil era confiar en alguien que no mostrara el rostro. Las cosas podrían ser complicadas para el asesino sediento de venganza y no tendría la paciencia de continuar con las falsas cortesías. Si quería conseguir información sobre Duncan de forma discreta debía actuar con mayor decisión y sutileza. Inteligente mente buscó a los individuos más sospechosos del lugar, y no tardó mucho en dar con un grupo de hombres encapuchados que no dejaban de charlar sobre un robo y una venganza personal. Parecía que aquello podía serle de utilidad, por lo que decidió acercarse y fingir que tiraba algo en el suelo con la esperanza de capturar alguna pista sobre lo que deseaba encontrar. Los individuos, un grupo de tres humanos y un elfo, estaban inmersos en su conversación y no pareció que se percataran de la presencia del hombre enmascarado. Había dado con un poco de información interesante pero esto no sería suficiente para dar con el paradero de su actual objetivo. Aunque, por algún lado debía comenzar.

~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~

El pequeño intento de conseguir información de parte de una mujer extraña había resultado poco efectivo para Sirio quien, ademas de haber sido humillado en su orgullo, se había dado cuenta de que la información es algo que se valora muy alto en aquella ciudad. No parecía tener opciones viables, y nadie hablaría por voluntad propia. Este no era un lugar donde abundasen los buenos samaritanos después de todo, por lo que optó por la solución más práctica... preguntarle al dueño de la taberna. Pero esta vez no trataría de conseguir información de forma gratuita. No, esta vez pagaría para que le brindasen los datos que deseaba conocer. Sirio esperó a que su anfitrión abandonara la barra para abordarlo en un lugar de mayor privacidad. Algo le decía que aquella información no la soltaría tan fácil estando rodeado de una multitud de oídos corruptos. Una vez en la cocina, Sirio saludó de forma inocente al robusto tabernero, el cual no dudó un solo segundo en tomar el hacha de carnicero en su cinturón y tomar una posición defensiva en contra del individuo que se había atrevido a meterse en una zona fuera de los límites de la clientela. Aquella no sería una conversación sencilla para Sirio, pero confiaba en sus buenas intenciones y su morral de oro.

~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~

El engendro de los tentáculos buscaba tan solo un motivo para comenzar el ritual de muerte que tanto anhelaba. Había conseguido información relevante sobre el posible paradero del bandido por el cual había decidido entablar ciertas relaciones sociales que no involucraban instrumentos quirúrgicos, pero había dejado una promesa de dolor y muerte a aquella mujer si su información no había sido relevante para lo que el ilícido ambiciaba obtener. La noche era perfecta para ocultar su fétida presencia. La neblina salina ocultaba bien sus pasos y su hedor a muerte y pocos se atrevían a mirarle fijamente desde las sombras. Sin duda pudo haber sido víctima del sin fin de bandidos de la ciudad, pero estos siempre buscan presas sencillas y con menos tentáculos. Su camino terminaba en la puerta Este de la ciudad. No parecía haber indicios de actividad reciente durante lo que había pasado de la noche por lo que pensó que aún estaba a tiempo de conseguir pistas relevantes o de decidir que hacer con la hija del dueño de aquella taberna de renombre. Buscó algún lugar donde poder tomar refugio y así pasar desapercibido de cualquier curioso que transitara por la zona o, mejor aún, de cualquier bandido con intenciones de brindar información al engendro. Su espera no fue larga, pues justo antes de decidir donde ocultarse, un grupo de tres hombres armados salían de la ciudad mientras mantenían una discreta conversación incriminatoria. Zyrxog estaba complacido.

~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~

La suerte estaba echada. Los mercenarios en busca de una recompensa misteriosa movían sus piezas de la manera que más les parecía conveniente. Pero en estas oscuras calles, las cosas nunca salen como uno desea y, cuando parece que así lo hacen, tan solo es una ilusión...



Spoiler:

Muejejeje :lol:

Mejorías, mejorías... pero cuidado, las cosas no son lo que aparentan.

¡Que desgracia! .. tuvimos una ausente esta semana muejejeje :lol:

Eva, tu conversación con el tabernero se extendió un poco más de lo planeado por lo que tu siguiente acción será en base a esto.

Revisen su bandeja de entrada.. quizá han sido bendecidos por mis sabios consejos Muejejeje :lol:

Siguiente mastereo: Lunes 12.

Igual que la anterior semana [a pesar de que nadie se interesó] Brindare pistas muy buenas si todos postean antes del sábado 10.



avatar
Kefka Palazzo

Mensajes : 114
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por Eva Nicodemeus el Miér Sep 07, 2011 4:08 am

El tabernero de nombre Godwinn Frost se me acercó y me habló al oído para evitar que indeseables escuchasen nuestra conversación...

-Niña, no es sensato venir a estos lugares hablando tan alto sobre personas relacionadas con artefactos robados y nobles en desgracia...

Me contuve la risa, hacía tanto que nadie me llamaba niña, si supiera aquel hombre de lo que era capaz aquella niña se hubiese replanteado aquellas palabras.

-Duncan es un capitán venido a menos. Navegaba por estos mares con una flota de seis galeones piratas en sus tiempos de gloria, pero la marina de Malik-Thalish acabó por destruir la mayoría de sus fuerzas y reclutó tras sus filas al resto de su tripulación...-No aparte mi mirada de él, toda mi atención ahora puesta en lo que me estaba contando.-Lo último que se supo de Duncan fue que comenzó una campaña de venganza en contra de los responsables de que su flota desapareciera, dicen que fueron solo un puñado de nobles los que presionaron al Rey para que acabara con su organización delictiva.

-Si sales en su busca no te puedo detener, pero quiero que sepas que Duncan tiene ojos y oídos en muchos lugares. No confíes en nadie y no esperes ayuda voluntaria. Aquí todos prefieren tener su propia cabeza bien afianzada entre sus hombros antes de proteger a un forastero.. así sea una mujer tan bella como tú...

Aquella información no me decía donde lo podía encontrar pero era un gran paso para conocer a quien me enfrentaba, y si tantos amigos tenía Duncan sería fácil dar con uno de ellos, una caza nocturna en busca de sangre e información. Me bebí el vino de un trago y pague la copa más una pocas monedas de agradecimiento por la información. No me había bajado aun del taburete cuando escuche una interesante conversación a mis espaldas.

A pesar de los abrumadores sonidos de la taberna, mis sentidos no me fallaron por lo que logre escuchar lo siguiente:

Ya llevamos dos horas enteras en este lugar y el contacto aún no llega ... 
... ¿al menos sabes como es? quizá ya está aquí y ni por enterados...
... solo sé que es una mujer deseosa de que le robemos a su amante ...
... en todo caso, si tarda más no podremos hacer nada. Su carroza partirá en menos de una hora y tengan por seguro que no volveré a hacer un trabajo así sin recibir mi paga antes ...
... donde vuelva a ver a ese estafador le apuñalaré y tomaré de vuelta aquel artefacto extraño ...
... Sshhh! ... cállense de una buena vez! ...

Aquello me resulto de los más interesante, parecía que mis amigos encapuchados conocían de buena tinta a mi objetivo, puede que incluso tuviesen alguna pista de donde lo podía encontrar. Me quede sentada mirándoles de reojo mientras sopesaba mis posibilidades, podría acercame e intentar sonsacarles algo de información pero si la cosa se torcía no me encontraba en el mejor lugar para sacarles la información por la fuerza, puede que si esperaba un poco a que llegase la mujer de la que hablaban se me brindase la oportunidad sola.

Spoiler:
Off.rol: Se que mi post no fue gran cosa, pero no ando en mi mejor momento de inspiración y tiempo, y bueno me preocupaba más no ser saltada este turno también XD
avatar
Eva Nicodemeus

Mensajes : 19
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por Zyrxog el Sáb Sep 10, 2011 4:40 pm

La noche estaba estrellada, aunque la cúpula oscura estaba cubierta de nubes y humo, las chimeneas que constantemente quemaban madera o carbón creaban las torres oscuras que se alzaban hasta el cielo cubriéndolo lentamente, engulléndolo en una oscuridad gris y toxica, el perro ladraba, los gatos maullaban sobre los techos, buscando entre las pilas de basura y desecho algo que comer, las ratas luchaban entre ellas por los desperdicios que los inferiores dejaban a su paso, el hecho de que entre las pilas de basura hubieran cadáveres a medio comer por los gusanos no era sorprendente, en un lugar como ese, donde sobrevivir un día era lo asombroso, debían de vez en cuando retirar los cadáveres, que hacían con ellos era un misterio, pero la aberración suponía que aquellos que terminaban en prisión debían de comer algo diariamente, pero aquello de importancia estaba sucediendo al lado de la aberración, el escondite que había escogido era el más idóneo, aunque lamentablemente nada era lo que parecía, el oído de la abominación no era el mejor del mundo, pero entre ese malsano ambiente, y el propio silencio de la noche las palabras era reconocibles completamente, las voces eran de tres inferiores, y por su reducido y burdo lenguaje no eran más inteligentes que un perro amaestrado.

-¿Estas seguro de que será por aquí...?*preguntando uno de los inferiores con dudas, aunque había otro sonido, el del metal chocando ligeramente*-

-Sí hombre, dijeron que en la puerta este nos reuniríamos. No deberían tardar en llegar.*se apresuro a responder otro de los inferiores, con voz rasposa y burda*-

-¿Pero no habrá pasado ya esa carroza?... ¿Y si ya se nos escapó?*volvió a colocar la duda el primer inferior, su voz parecía la más joven de todas, o quizás fuera el más idiota de ese grupo*-

-No hombre, aún no es media noche. Se supone que las mercancías pasarán por aquí a media noche una vez que hayan sido descargadas del navío.*volvió a repetir de forma rasposa el inferior*-

-Espero que no demoren tanto en venir. Tengo la sensación de que algo malo pasará...*A veces los inferiores podían sentir lo que sucedería, mas como siempre, eran demasiado ignorantes como para confiar en esas emociones*-

Fue la gravedad, la mala organización, o que el propio destino le daba una mala jugada, pero uno de los sacos de grano que había movido para cubrirse comenzó a moverse, con tan mala suerte de que este cayó al suelo, produciendo un ruido sordo, la aberración no tenía tiempo de jugar, y tan solo esperaba que aquellos inferiores, no fueran lo suficientemente valientes como para acercarse a un oscuro callejón, donde algo desconocido para sus reducidas mentes les esperaba.

-¡Cállense! ¡Quién anda ahí! *se escucho por fin al voz del tercer inferior, aunque este parecía más firme que las demás, quizás el líder de esa pandilla de ignorantes*-

-Iré a ver... *dijo el de la voz rasposa, acercándose hacia el escondite de la abominación*-

Los pasos del inferior se acercaban hacia el callejón, de seguro aquellos serian sus últimos instantes con vida, pero por ahora había desenfundado una roída daga de metal, la abominación maldijo aquel momento, pero ya no se ganaba nada con ello, levanto su mano presto a utilizar su conjuro sobre la sangre de ese inferior, pero dudo … dudo si debía de influir tanto dolor a un ser tan inferior, hacer que gritara y que pronto dos inferiores mas se lanzaran contra su ser, bajo su mano y la llevo hasta donde tenía aquella daga de cuarzo, una de las única armas que usaba, y única por qué no acostumbraba a lanzarse directamente contra los inferiores sin un plan, o usando a un cadáver u otro inferior que terminara herido, quizás solo tenía una oportunidad para actuar y hacerlo en el máximo de los silencios.

Conforme el sonido de los pasos se acercaban, el cuerpo de la bestia se agazapaba en las sombras, donde no se podía ver nada, el inferior por fin se interno en ese callejón, quedando al alcance de la criatura, de un movimiento rápido pero certero la daga se incrusto bajo el brazo del inferior, con esto la daga, del inferior, cayó al suelo, más un grito pronto se haría oír y atraería a los demás, sus tentáculos se alargaron enrollándose en el cuello de ese hombre, era verdad, su fuerza no era muy superior a esos inferiores, pero la sorpresa era un factor a su favor, sus tentáculos lo comenzaban a estrangular, mientras que uno entraba sin compasión por su boca, entrando mas y mas hasta llegar casi al estomago, el hombre comenzaba a morir ahogad por ese tentáculo, pero demoraría mucho, nuevamente tuvo que usar su daga, e incrustándola entre sus costillas rebano el corazón de ese inferior, una fracción de segundo el cadáver estaba en brazos de la bestia, ahora tenía algo con que trabajar … mas solo esperaba ahora …




Patetico  Invitado no eres mas que un inferior ... una alimaña que deberia de pisar con mi pie


I Eat Your Brain Muajaja




Llevo varios cadaveres a mis espaldas: Rue, Elena, Aleria, Jack Cross, Erik, Fayt Reeden, Malblung Anwarünya, Lairë Tinúviel, Naerys, Björki Gotriksson, Sheoldred, Silence, Ferenec, Iosif, Tuxy, Light Yagami, Vanegan, Jarko, Hans Stoker ... quizas el proximo seas tu Invitado
avatar
Zyrxog
Señor de la Muerte y Putrefacción

Mensajes : 523
Edad : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por B el Sáb Sep 10, 2011 5:58 pm

En esta ocasión, su plan sí que resultó efectivo. No es que su especialidad fuera el sigilo, pero los sospechosos conversadores de la mesa a la que el enmascarado se había aproximado estaban tan inmersos en sus palabras, que no se dieron cuenta de la cautelosa presencia de B. Gracias a esto, el enmascarado pudo oír algo acerca de una carroza y un contacto al que estaban esperando. Interesante y misterioso, pero nada que sirviera al torturador para proseguir con su investigación. La cosa cambió cuando uno de ellos dijo algo acerca de un artefacto extraño que recuperaría cuando acabase con cierto estafador. La palabras “artefacto extraño” activaron la alarma de B, que rápidamente cambió de opinión sobre sus nuevos amigos: sí que tenían relación con Duncan, y probablemente perseguían el mismo objetivo que el enmascarado.

Eran cuatro y estaban encapuchados, por lo que no pudo esclarecer con detalle sus rostros. Sin embargo, bastaba con eso para saber que tres de ellos pertenecían a la raza humana y el otro a la élfica. Tenían los objetos suficientes como para defenderse en un combate, lo cual argumentaba aún más la idea de ser precavido y no entablar contacto físico. De momento, al menos.

Decían estar esperando a un contacto, y si ellos tienen relación con el artefacto extraño que B deseaba conseguir, el contacto también lo tendría. Por ende, lo más sensato era repetir su acción, espiando de nuevo. Tras fingir haber encontrado lo que buscaba, con disimulo, el enmascarado salió de la taberna. El cielo nocturno seguía intacto, inundado en su oscuridad. La perversa niebla se había intensificado aún más, y el ambiente de la ciudad seguía siendo una juerga en la que los ruidos y los cantares ebrios se escapaban por las aberturas de las tabernas.

Era un buen momento para volver a visitar la casa de Elexis, en la soledad de la noche, y comprobar a ciencia cierta si ya habían descubierto los cadáveres o no. El contacto de los encapuchados podía llegar en cualquier momento, así que se encaminó con celeridad al hogar de su viejo amigo y se adentró brevemente en él, tras comprobar que seguía estando solo. Al igual que la ropa que el enmascarado llevaba bajo la túnica que había cogido prestada antes, el suelo de la casa era una piscina de sangre. Tal y como lo había dejado. No obstante, el escenario había sufrido una alteración desde su última visita. Los cadáveres no estaban. Los guardias habrían descubierto el mal olor de la casa y se los habrían llevado, pero como a ninguno le importa que la casa estuviera pulcra, la sangre aún seguía ahí.

El asesinato se había descubierto y el enmascarado no había tenido ningún problema de acusación. Eso era lo que esperaba. Una vez averiguado aquello, volvió sobre sus pasos y se paró frente a la taberna. Había ido y vuelto en menos de un minuto, por ende si los encapuchados se hubieran ido aún los vería desde allí. Seguro que seguían. Sin vacilar, buscó el primer rincón cercano cuyas sombras le sirvieran de disfraz y esperó, mirando fijamente la puerta de la taberna, a que los encapuchados y su contacto le diesen más información.
.
avatar
B

Mensajes : 133
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por Sirio de la Vega el Mar Sep 13, 2011 1:44 am

Despues dela charla conel buen hombre le tendí la mano, agradecido y el se despidió de mi con bastante amabilidad. Algun dinero había perdido, pero me fue útil aquella información. Ahora solonecesitaba marcharme a buscar lo que me había dicho el tabernero. Lo díficil era encontrarlo en una ciudad que desconocía, donde además la gente no solía tratar bien a los forasteros, y mucho menos a los entrometidos. Necesitaba encontrar aquella carroza. ¿Pero de donde podía sacar la información necesaria? Si al menos pudiese infiltrarme en la banda... Pero eso era casi imposible.

Salí afuera, para tomar el aire fresco y poder pensar. Allí había un hombre armado y totalmente ebrio, y sentado en el suelo. Tenía un sable tirado en el suelo, por lo que se lo pude apartar sin demasiada complicación. Me acerqué a él y le hablé con tono amable, aunque mis intenciones no lo eran. Con ese tipo de gente, el dinero ya no servía.

-Venid conmigo querido amigo. Os invitaré a una copa- el hombre, incapaz de razonar por el alcohol, me puso un brazo al hombro y asintió.

Lo llevé a un callejón totalmente oscuro y estrecho. Examiné ese callejón, allí no nos vería nadie. Lo bueno sería que el hombre no se acordaría de mi al día siguiente debido a su gran cogorza. Lo estampé contra la pared con la minima delicadeza posible. Luego saqué una de mis pistolas y se la puse en el cuello. Está acción pareció devolverle un poco de raciocinio. Desde mi punto de vista, aquel hombre sabría slgo, asta me atrebería a apostar a que era un pirata.

-Si te disparo ahí, morirás muy lenta y dolorosamente. Además me mancharía la ropa, cosa que no deseo en absoluto, así que hagamos las cosas bien y contesta a mis fáciles preguntas-aprete un poco el cañon del arma contra su cuello y la amartillé- ¿Donde será el asalto a la carabana que harán los hombres de Duncan? Dime el número exacto de hombres que habrá.

avatar
Sirio de la Vega

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por Kefka Palazzo el Mar Sep 13, 2011 6:57 am

La tensión se podía respirar en las afueras del Dragón negro. La salinidad del aire y el fuerte aroma del mar solo eran superados por la inseguridad que los ciudadanos de Malik-Talish sentían. Pero extrañamente, esta noche se sentía más tensa que las anteriores. Había sed de sangre inocente en las calles de la ciudad negra. Silencio absoluto en los callejones oscuros sutilmente iluminados por tenues reflejos del alumbrado público de las calles principales. El alarido del viento acarreaba los últimos suspiros de los individuos finados en algún rincón oscuro de la zona. La noche se acercaba a la hora más oscura y las piezas estaban colocadas en el tablero para una partida de ajedrez. La ciudad contra los ingenuos en busca de honor, justicia o cualquier otro deseo banal.

~°~°~°~°~°~°~°~°~

Después de debatir si extraerles la información que necesitaba o simplemente esperar a que su contacto acudiera al lugar, Eva decidió permanecer pasiva y esperar el arribo de la misteriosa mujer que seguramente sería el contacto que ella estaba esperando le llevara directamente hasta Duncan, y a su recompensa. La espera de la vampiresa no había resultado tan larga. Pero lo que vio no era para nada lo que hubiese esperado ver. Solo habían pasado quince minutos cuando una mujer Drow de hermosa y siniestra apariencia se acercó al grupo de hombres quienes, al verla detenida mente, tomaron sus armas y sin pronunciar palabra alguna se encaminaron hacia la puerta siguiendo a la hermosa mujer de piel oscura que había hecho babear a más de uno en aquel lugar de ocio. Eva había quedado anonadada, pues había pasado mucho tiempo desde que una mujer mortal le hubiese hecho sentir envidia ante su atractivo. Pero no tenía tiempo que perder. Si les dejaba apartarse demasiado podría perderles el rastro, por lo que rápidamente decidió partir en su persecución. Esperando que aquel grupo le llevara directo hasta su presa. Lamentablemente para ella, no contaba con la rapidez con la que el grupo abandonaría el establecimiento y, para cuando logró abandonar el local, el grupo había desaparecido entre las sombras de un callejón al frente de la taberna. Debía apresurar el paso, pero un humano enmascarado se topó en su camino. Ya le había visto antes en el interior del Dragón negro, pero no podría saber si se trataba de un asesino contratado por estos hombres o bien algún ladronzuelo con malas intenciones. No podía perder tiempo...


~°~°~°~°~°~°~°~°~


El humano conocido como B, había decidido esperar en las sombras a que aquellos individuos abandonaran la taberna con la esperanza de seguirlos hasta el lugar donde efectuarían un robo más. En la mente del hombre enmascarado, haber escuchado aquella conversación había sido como sacarse la lotería. Solo tendría que seguirlos desde una distancia segura y atacar cuando menos se lo esperaran. Atacar mientras usas las sombras como camuflaje no es una mala idea si se tiene en cuenta el lugar en el que te encuentras. Tenía al menos unos veinte minutos entre las sombras y solo había visto a un par de humanos adentrarse en las sombras de un callejón. No podría decir si ambos iban ebrios o no, pero era algo que no le interesaba en lo más mínimo. Su objetivo era seguir al grupo de bandidos en cuanto estos salieran, y mayúscula fue su sorpresa al ver al grupo abandonar la taberna como esperaba pero encabezados por una hermosa elfa oscura. Sus atuendos eran demasiado provocativos para una ciudad tan peligrosa como esta, pero no pudo vitar preguntarse si la mujer era aún más peligrosa. Sin embargo no se preocupó por ella. Su plan iba maravillosamente bien. Tanto que se sorprendía a sí mismo. Y una vez que el grupo tomó un callejón cercano a la entrada de la taberna, B decidió que era hora de iniciar su persecución, pero se sorprendió al ver como una mujer encapuchada casi choca con él antes de que pudiese iniciar su persecución. No sabía quien era esta mujer pero tal parecía que no se trataba de una chica cualquiera. Parecía decidida a acabar con su existencia a la menor de las provocaciones, y eso no sería tolerado por el humano de la máscara. Pero el tiempo estaba en su contra y el grupo que le interesaba seguir rápidamente saldría de su alcance.

Spoiler:

Elfa drow que vieron tanto Eva como B

~°~°~°~°~°~°~°~°~

Sirio de la Vega seguía vagando por los alrededores. Parecía que la información recibida por parte del tabernero no había sido suficiente como para iniciar una búsqueda más dedicada por lo que, en un acto de completa desesperación ante la poca información obtenida, cogió por las ropas al primer ebrio armado que vio a las afueras de la taberna y, sin miramientos, lo llevó hasta un callejón oscuro sin salida. Le azotó bruscamente contra la pared y le amagó con su arma de fuego tras interrogarle con la esperanza de que, por algún milagro divino, la mente difusa del individuo se iluminara con la sabiduría de los dioses y le dijera una información desconocida para el pobre borracho de mala muerte. El hombre no alcanzó a formular si quiera una frase cuando vomitó súbitamente sobre el humano de las armas de fuego. El olor nauseabundo del vómito humano era una combinación de ron, cerveza de barril y mariscos. Un rosa amarillento decoró las finas ropas de Sirio mientras esparcía un adorable aroma a putrefacción por todo el lugar justo antes de que el ebrio humano perdiera la conciencia. Sirio de la Vega estaba perdido y a punto de abandonar aquella búsqueda que no le había dejado nada más que deshonor, pérdida de oro y sus ropas preferidas vomitadas por un hombre sin valor. No era una buena noche.

~°~°~°~°~°~°~°~°~

El desafortunado hombre se retorcía entre los tentáculos de la aberración mientras dejaba de respirar por completo tras la perforación de su caja toráxica y la obstrucción de su garganta. Zyrxog mantuvo su mirada fija sobre los dos hombres restantes. Sus tentáculos se tambaleaban amenazantes tras dejar caer a su anterior víctima. Las criaturas de la oscuridad eran un peligro recurrente en esta ciudad y trataría de aprovecharse de este factor. El miedo a lo desconocido era algo demasiado usual en las razas inferiores, y una ventaja en situaciones normalmente desventajosas para el antropomorfo con habilidades de combate nulas. Sin embargo, solo uno de los hombres parecía afectado por el miedo mientras que el hombre, que parecía ser el líder del grupo, embistió sin miedo al ilícido cruzando sus dagas por enfrente de su cuerpo y manteniéndose a una altura baja, tratando de evitar lo más posible los mortales tentáculos de su enemigo. El hechicero de los tentáculos se vio sorprendido ante la repentina muestra de habilidad del bandido, y haciendo uso de toda su movilidad logró apartarse del ataque frontal haciéndose a un lado y tirando un par de barriles vacíos los cuales rodaron a las espaldas del antropomorfo. Había sido herido en un costado por las dagas de su enemigo, pero no parecía ser una herida profunda ni mucho menos mortal. Pero el peligro no estaba en la herida. Ahora el peligro estaba en la repentina confianza adquirida por ambos bandidos, al ver que hasta los monstruos deformes pueden sangrar.

Spoiler:

Muejejejeje :lol:

Zyrxog, Eva y B están en situación de combate. Por lo que deberán recordar que el resultado de sus acciones y las de sus oponentes dependen de mí.

Eva y B: Si. Ustedes dos están encarados y en punto de entablar combate. Esta no es una situación de la que se pueda salir haciendo uso de las palabras y la educación. Es una ciudad muy peligrosa y ambos son completos desconocidos, sin mencionar que han perdido de vista a sus verdaderos objetivos, los cuales atravesaron la oscuridad de un callejón oscuro. Les pido que sean fieles a la psicología de sus personajes y salgan de sto de forma coherente, de lo contrario tomaré las medidas que me parezcan pertinentes ... y si no queda más remedio que pelear les pido que sea una cruel y sangrienta lucha muejejeje :lol:

Zyrxog: Estas herido por debajo de las costillas de tu costado derecho. No es una herida grave ni te impide realizar algún movimiento. El humano que no ha atacado es claramente más débil y temeroso, pero no seas confiado muejejeje :lol:

Sirio: Estás lleno de vómito :lol: ... Si pasas otro turno sin una clara idea de que hacer serás eliminado de la partida. Tanto podrás salir vivo como muerto, dependerá de lo que hagas así que es tu última oportunidad para retomar el hilo de la aventura.

* Son cerca de las 11 de la noche
* El siguiente mastereo será por la noche del Viernes 16 puesto que es una situación de combate y no requiere tanto detalle. Con 25 líneas me conformo. Tengan listos sus post antes o me veré obligado a tomar acciones no tan amables en su contra muejejeje :lol: [cualquier duda o ausencia me la hacen saber vía MP]

Ciao :lol:



avatar
Kefka Palazzo

Mensajes : 114
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Explorar y salir echando leches

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.