Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Ayer a las 9:51 pm por Balka

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Illua el Vie Ago 26, 2011 8:54 pm












La situación había cambiado radicalmente, ahora habían desaparecido los veteranos, dejando totalmente expuestos a los jugadores, que ahora no tenían nada que les pudiese ayudar a obtener pistas algunas sobre el juego, en consecuencia, seguramente se viesen afectados constantemente por aquellos castigos, se ponía bastante interesante aquello...

El ser alado se retiró de nuevo a las alturas, una vez retirados a los participantes más afectados, y a los arqueros, pues decidieron convertir el juego en algo más... Constante, los arqueros solo lanzaban ataques a distancia, y a corta eran incapaces de hacer mucho, así pues, debido a que no daban juego, los habían retirado, dejando únicamente a los mejores jugadores... y a los que habían aguantado, claro.

El haz de luz del centro del campo se expandió con velocidad, cambiando radicalmente el campo, a algo que bien podría gustarle más a los guerreros que el anterior campo lleno de plantas, algo digno de los mayores combates, un campo de piedra. Cuando el haz se hubo extendido por todo, pudieron ver de nuevo los gruesos muros de roca que separaban las gradas de la arena, a gran altura, aunque precisamente no era arena lo que tenían a sus pies, un campo con grandes rocas en el suelo, haciendo que fuese en su mayoría una zona lisa que poder pisar sin problemas, pero entre las grandes rocas lisas, habían piedras más pequeñas, de forma que una caída allí, mas que levantar polvo levantaría pequeñas piedrecillas.

Todo el escenario parecía tener de esa forma un toque gris muy serio, sin vida, en contraste con el anterior... ese era el tercer campo ¿Cuantos más les quedaban? Seria una sorpresa, y yo como narrador, a pesar de conocer la cantidad, preferiría callármela para no romper la tensión y mantener el suspense de la historia... Al fin y al cabo, eso es lo que debe hacer un buen narrador...

Pero el campo no era totalmente plano, cercanos al centro, habían dos enormes piedras, más bien montañas, se podría considerar exagerando un poco, pues cada una tendría más de cuatro metros. Una estaba en la zona del campo del equipo Gamma, y otra en la del Omega, pero una ultima se hallaba en el centro del campo, un poco a la derecha, manteniéndose así en algo como, una zona neutral.

Illua miró a Astarthea, que estaba a los lejos, junto a Daebra, conde en el comienzo del partido habían estado Trian y Bj respectivamente, mientras que a su lado estaba Lain, encontrándose en una posición similar, pero, esta vez, donde estaba Yaus y Agrid respectivamente.
Todos sentían en su interior algo, una mejora... los dos campos anteriores les habían curtido, se sentían con más poder que al entrar, y cuando todo terminase, verían que sus esfuerzos eran recompensados.

Bj y Agrid, por su parte, continuaban en su combate personal, en el mismo sitio, sin cambiar nada su posición, parecía evidente, que la atención sobre estos era considerable, y prefirieron no moverlos...
El publico gritaba eufórico, animando a los equipos a continuar, a pesar de no conocer a ninguno de sus integrantes, todos estaban sorprendentemente animados, y no era para menos, era uno de los mejores torneos de Blitzkrieg que se había celebrado jamás, sus participantes vivían el juego... y algunos no aguantaban...

Lo tenía todo, estrategia, magia, fuerza, combate, y juego ¿Que más se podía pedir? Cada choque entre las espadas, era seguido de un vitore, una aclamación, de cada una de las personas que conformaban los fans de los grupos, algunos, habían decidido aclamar a un equipo por su buen juego, otros, por tradición, por haber seguido siempre al mismo, lo que estaba claro, es que ambos eran equipos fantásticos...
El cielo se hallaba despejado, solo alguna nube rebelde se atrevía a interponerse entre el sol y el campo, haciendo que la iluminación fuese perfecta, y favoreciendo mucho la visibilidad, fortuitamente para ellos, ninguno era un vampiro, así pues no debía temer nadie los rayos del poderoso astro.

Y... El juego se reanudó, cada uno volvió a jugar...

-------------------------

Off: Info en el tablón ^^
avatar
Illua
Duelista Sombría

Mensajes : 167
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Björki Gotriksson el Jue Sep 01, 2011 10:51 am

El golpe que dimos tanto el vikhar como yo fue brutal. El mazo mágico impactó contra su martillo, haciendo que de la fuerza ambos salieran algo rebotados. Sin embargo, el vikhar logró ser más rápido en aquella ocasión, empezando a hacer descender su arma. Iba a alzar el arma para bloquear, cuando de repente sucedió algo que nos paró a todos.

El chucho y el gatazo estaban en una pelea mucho más brutal que la que yo mantenía con Agrid, y a tal grado llegaron que ambos empezaron a romperse huesos. Yaus le rompió las piernas a Trian, pero este, sin quedarse atrás, le agarró los brazos al chucho, y tras un fuerte tirón le rompió los brazos. El licántropo soltó un fuerte aullido de dolor, y fue entonces cuando el ser alado raro nos paralizó. Me cabreé soberanamente, y aquello unido al hecho de que la pelea se estaba alargando demasiado, me estaba poniendo de aún más mal humor.

Entonces éste, tras apartar al licántropo y al engendro y hacer que recibieran atención médica, empezó a hacer cambios de última hora. Cambiamos de campo, y se cambiaron los equipos, y tras eso, finalmente recuperamos el movimiento de una puta vez. Golpeé con mi arma el mazo del vikhar por un costado, logrando que esta se desviara hasta mi hombro. Recibí el impacto ahí, y si no me rompí nada fue por mi constitución. Solté un grito de dolor furioso, y tras eso retrocedí un par de pasos rápidamente para poder analizar mejor la situación... Pero sucedió otra cosa muy distinta...

Empezó a agitarse mi respiración, mis manos se crispaban alrededor del mazo, mi visión empezó a cambiar... Nunca antes me había enfurecido de aquella manera... Cierto era que muchas veces me había cabreado, pero jamás llegué a ese extremo... Era como si la mezcla de los golpes, del estar jugando a un estúpido juego en contra de mi voluntad, estuviera desatando la furia que llevaba acumulando durante todos mis años como matador de una forma mucho más violenta de lo que jamás había sentido.

Sangre, gritos, muerte a mi alrededor... Mis camaradas combatiendo por cada centímetro de una mina de suelo plano y pedregoso contra los malditos orcos. Era mi primera batalla contra ellos. Apenas hacía unos días que había luchado contra los rátidos, y ya volvía a estar en acción. La emoción de la batalla, unida al odio ancestral que sentimos los enanos por los orcos, se entremezclaba con la adrenalina que mi cuerpo soltaba a mi sangre. Delante mío se alzaba un poderoso guerrero orco, el cual tenía su mirada fija en mí, buscando pelea. Yo alcé mi hacha en señal de que lo aceptaba, rugiendo un tosco:

-Baruk khazâd! Khazâd ai-mênu!-

Yo fui el primero en cargar, con el arma alzada, rugiendo de ira. Mi primer ataque iba dirigido contra la rodilla del supuesto orco, buscando desequilibrarlo para poder golpearlo seguidamente en el torso. Sumido en aquella alucinación provocada por la rabia ciega que me poseía, no me di cuenta en ningún momento de que lo que tenía delante era realmente Agrid, el vikhar con el que estaba luchando realmente, y tampoco me di cuenta de que realmente las piedras eran del campo, así como que no habían enanos muriendo a mi alrededor. Se había desatado mi rabia acumulada... Se había desatado la ira de la montaña. El estado de fervor que los humanos llamaban “bersérker”.


Off: Lo que está en cursiva es una alucinación, sustituid “orco” por “Agrid” y ahí tenéis lo que ve en realidad. Después, estoy haciendo uso de la habilidad de nivel 2 que adquiriré, “Bersérker”.
avatar
Björki Gotriksson

Mensajes : 86
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Astarthea el Vie Sep 02, 2011 12:45 am

Seguí a Illua hasta el centro del campo, buscando la blitz con la mirada. Aún estaba un poco aturdida por el dolor de cabeza y el chirrido que poco antes tenía en mi mente, pero intentaba mantener mi mente ocupada buscando la dichosa pelota, por no decir maldita. Aquel juego comenzaba a cansarme, no…no comenzaba, ya estaba cansada de él. Quería salir de allí, quería volver a ver a mi padre..quería…quería….

Abrí los ojos de par en par cuando me dí cuenta que, de repente, no podía moverme. Llamé a Illua, así que podía hablar. Miré, como pude, a mi alrededor, así que podía ver. ¿Qué estaba pasando?
Una voz llamó mi atención, aquel ser alado descendía hacia el campo. Y por su tono de voz estaba sorprendido, o eso me pareció a mí.

-Los acontecimientos nos obligan a hacer un pequeño cambio de ultima hora...- Dijo aquel ser tras hacer un recuento de los jugadores y mientras, con un gesto de su mano, el campo cambiaba de nuevo, incluso nosotros, los jugadores, cambiamos las posiciones.
De repente me encontraba junto a Daebra, y por fin, pude ver la Blitz, en el centro del campo. Incluso sentí rabia, hace un momento estaba cerca, muy cerca.

-Los equipos cambian para equilibrar el juego... Perdonen las molestias, cambiamos de campo... ¡Roca!- Continuó el ser. Tras aquello un nuevo haz de luz recorrió el campo, conforme el haz de luz pasaba, el campo de juego fue cambiando de forma, tomándo entonces la de aquello que el ser había dicho por último…era de roca. Piedras, muchas piedras por todas partes.

Cuando al fin pude moverme, después de que el ser alado ascendiese de nuevo a su lugar y que el haz de luz se disipase dejando el campo totalmente distinto, me dí cuenta de que faltaban jugadores. Realmente no sabía exactamente quién faltaba, aunque sí era cierto que a algunos los hechaba en falta. El caso era que ahora éramos seis, tres contra tres.

Miré a Illua, ahora demasiado lejos de mí, ahora enemigas al parecer. Estabamos demasiado lejos com para ser compañeras de equipo. Aquella promesa que le hice, acababa de romperse…y no por voluntad propia. No me gustaba en absoluto aquel cambio, pero aquello era un juego y tenía que seguir las reglas. No entedía el porqué del cambio, pero si así lo querían, así sería. Hasta ahora yo no era precisamente la mejor jugadora, pero aquello debía cambiar, tenía que empezar a moverme y rápido.

Entocnes recordé la blitz, la cual había olvidado por unos instantes. Sin perder más tiempo miré a Daebra mientras comenzaba a moverme.

-¡Vamos! ¿Qué haces ahí parada? Sígueme. – grité a Daebra cuando yo ya había comenzado a correr hacia el centro del campo, hacia la Blitz. Sonreí al ver que , al mirar tras de mí, Daebra también se lanzaba a por la blitz. Dos posibilidades de hacernos con ella.

-Claro, claro, dale órdenes a la pobre chica. ¿No llevas mucho tiempo fuera ya? - dijo una voz en mi cabeza...

-Cállate, nadie te invitó a éste entierro...- respondí malhumorada. Aquella niña tonta ya empezaba a coger demasiada confianza, c0menzaba a ser...más como yo. Una risa resonó en mi mente, de nuevo ella. Sí...más como yo... y eso me sacaba de mis casillas.


avatar
Astarthea

Mensajes : 67
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 03, 2011 1:02 pm

[ El choque de mazos había sido brutal, todo lo que hubiera entrado en ese momento en el radio de acción de las dos cabezas de martillo seguramente hubiera recibido un impacto tan fuerte que lo hubiera destrozado por completo, desintegrado prácticamente, pero eso no bastó para detener el combate entre el enorme vikingo y el enano, combate que parecía que no iba a tener fin, al menos no uno que fuera beneficioso para uno de ellos dos. En el campo cundía el caos como si alguien hubiera prendido una mecha de pólvora mojada en aceite para hacer explotar una enorme bomba. El divium que tenía pinta de ser el regente y organizador del torneo dio el alto para cambiar las cosas. El tiempo se detuvo, el aire ya no corría y los participantes estaban inmóviles en un espacio donde la sangre manchaba la tierra.

Las cabezas de los dos mazos todavía estaban juntas y así fue hasta que regresó el flujo del tiempo. Fue entonces cuando aquello volvió a ser la pelea que era. En la mente del Vikhar todavía circulaban las imágenes de muerte y desolación causadas por su tribu, violaciones, raptos, decapitaciones de inocentes, ataques a traición, asaltos. Su sangre hervía como si estuviera puesta en el caldero del mismísimo infierno y el dolor que su cuerpo absorbía con cada golpe ni tan siquiera podía sentirlo. Ante él se seguían alzando las figuras de los soldados de su difunto padre, soldados que querían acabar con el gigante nórdico. La espada que todavía sostenía entre los dedos de la mano zurda cortó el aire para acabar con una de las ilusiones mientras el enano tenía ya sus propios problemas, entrando por primera vez en el estado en el que el vikingo llevaba años entrando.

-Með hamar á Þór til að drepa þig! – gritó con fuerza en respuesta a las palabras del enano, que aunque habían sonado el enánico originalmente para el Vikhar habían sido una frase de desafío en su propio idioma.

La espuma blanca que salía de su boca demostraba que ya no era persona, al menos no una muy sana. Sus dientes se apretaron con fuerza mientras que escuchaba los pasos sobre la roca, pasos del enano que él tomó por los pasos de sus enemigos. El mazo cayó al suelo y la diestra se ciñó a la empuñadura de la espada junto con la siniestra. Pocos conocen realmente la diferencia entre sujetar una espada con una mano y hacerlo con dos. El filo dio en el suelo y la carrera desenfrenada de la mole humana dio comienzo. Su “plan”, si es que se le podía llamar así, era rajar desde la entrepierna hasta la cabeza al segundo al mando de su clan, un hombre alto y fuerte aunque no tan ancho de hombros como el gigante Agrid. Lo haría de tal modo que cuando estuviese cerca arrastraría la espada por el suelo hasta que la primera parte de la hoja entrara en contacto con la piel de bellaco, cortando luego de manera ascendente y con todas sus fuerzas para rajarlo por la mitad. Si funcionaba aquel hombre no se volvería a levantar, aunque claro, no era realmente un humano, sino un enano que le estaba dando al vikingo el combate más glorioso de toda su vida, un combate en el que sí valía la pena acabar sus días.
]
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Illua el Dom Sep 04, 2011 8:36 pm

Illua empezó a correr a gran velocidad hacia el centro del campo, sentía su magia cargada, se sentía con poder para lanzar sus conjuros, había pasado mucho tiempo inconsciente, y eso le había recargado, además de curtirle la batalla, haberse enfrentado a todo eso, solo había despertado su espíritu de batalla, su instinto de supervivencia.
Corrió hacia la blitz, con la katana desenvainada en la zurda, preparada para enfrentarse a sus oponentes. Daebra y Astarthea corrían ambas a por la pelota, por lo que Lain no se quedó atrás, y acompañó a Illua con su guadaña en la mano ¿El bastón? Era mejor estar preparado para luchar, ya había quedado desprevenido antes, cambiando de arma no hacía nada, además, el poder que se le había otorgado era el de mayor poder mágico, no implicaba necesitar usar aquel báculo. Además, la mujer de cabello azul portaba un arma igual... Dos guadañas unidas podían representar un poder sorprendente.

-Señora, pelea usted sorprendentemente bien, creo que ahora que no tenemos a nuestros lideres, deberíamos tener un trato mejor, me llamo Lain, y la ayudaré...

-Yo soy Illua, tu magia nos va a venir muy bien, por desgracia, esa mujer sabe cual es mi poder, no pensé que el equipo cambiaría, y se lo conté... Sin embargo desconozco lo que puede ser capaz de hacer ella, mantente alerta, pues aun no ha revelado su potencial.-Respondió sin pararse a mirarle, el objetivo principal era conseguir la blitz.

Ambos equipos, y ambos jugadores, llegaron a la vez al centro, a coger la blitz, pero Illua aprovechó su arma, dando un golpe con la katana hacia un lado, apartando así la pelota del alcance rival, y la cogió velozmente. Dando un corte al aire, usando su habilidad cronokinetica, paró el tiempo, y salió corriendo durante el momento en el que todo estaba paralizado, que duró más de lo que había pensado, lo que serían cinco segundos. Recorriendo así una parte sorprendentemente grande del campo, quedando a la mitad entre el centro y el aro del otro equipo cuando el tiempo volvió a avanzar.

A los ojos de los demás, fue como si Illua se hubiese teletransportado desde donde estaba, a muchos metros más allá. Tomando así una sorprendente ventaja.

-¡Entretenlas!

Dijo Illua a Lain, que se había quedado sorprendido al ver la desaparición repentina de la mujer, e, inmediatamente, empezó a cargar su magia para lanzar un conjuro a las mujeres, que debían decidir si ir a por Illua, o a por Lain... o tal vez se les ocurriese una forma de neutralizar a ambos.

Por su lado, el enano y el vikhar estaban en un estado de rabia, ambos poseídos por la ira, mas, el humano, ya llevaba más tiempo en ese estado, y empezaba a agotarse su furia, dentro de poco sufriría todo el daño que no había sentido, y eso podría darle una ventaja a Bj.
El enano fue a un lado, dispuesto a dar un golpe a la rodilla del vikhar, pero este, dió un paso, lanzando un corte ascendente con su espada que se encontró con el arma del enano, haciendo que cuando el filo chocase contra el mango, y el humano hiciese la fuerza ascendente, el mazo subiese por la fuerza del mazo, desviando el mazo enano, pero, la fuerza del mazo, desvió también a un lado el corte, haciendo que ambos ataques fallasen. Mas, entonces, los ojos de ambos brillaron en rojo un momento, y lanzaron un rugido a la vez.

Bj cogió su mazo y se asestó un poderoso golpe en las piernas con el, cayendo al suelo por la fuerza. Agrid, por su parte, soltó el mazo con una mano, sostieniendolo solo con la zurda, y tomó su mazo del suelo con la otra, para golpearse en el pecho con el un momento después, antes de soltarlo al caer hacia atrás por el golpe. Ambos se habían autolesionado... como si hubiesen sido... embrujados.
avatar
Illua
Duelista Sombría

Mensajes : 167
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Björki Gotriksson el Sáb Sep 10, 2011 5:28 am

En la realidad, llevaba un buen rato peleando contra Agrid, el honorable humano que me estaba presentando una batalla digna de ser la de mi muerte. Sin embargo, mi mente, en su estado de furia asesina me mostraba una escena completamente distinta. Concretamente, el primer enemigo al que abatí cuando me rapé la cabeza e hice el juramento de matador.

El orco y yo nos empezamos a lanzar toda una serie de ataques y contragolpes. Sus brutales armas competían contra mi gran hacha de guerra enana, devolviéndonos golpes y salvando la vida de milagro a cada esquiva y bloqueo. Estuvimos así un buen rato. Ambos estábamos cansados, y teníamos varios cortes, moretones y raspaduras.

Finalmente, coincidimos ambos en un amplio movimiento. Mi hacha se lanzó hacia las rodillas del gran caudillo orco, pero este, tras moverse de una forma extrañamente ágil para ser orco, lanzó un tajo con su hacha y ambas armas salieron rebotadas, fallando así los dos ataques. Me iba a lanzar a por él, ambos gritamos de furia y nos lanzamos a la carga.

El orco logró acertarme un golpe entonces. Noté un intenso dolor en las piernas cuando éste lanzó un barrido bajo que me impactó en las piernas. Fue tal el golpe que caí al suelo derribado, soltando un alarido de dolor furioso. Me golpeó en la rodilla, y de no haber sido por mi resistenciaa, se habría roto mi pierna. Lo que sí noté fue un fuerte escalofrío recorrer mi columna al notar el dolor del golpetazo en la rodilla.

No sabía que realmente aquél golpe, que en mi imaginación había sido producido por el recuerdo de aquél orco que maté, realmente había sido propinado por mí mismo, como si mi cerebro buscara putearme y me hiciera mover los brazos en dirección contraria a donde quería. Tampoco sabía que el vikhar había sufrido algo parecido. Sencillamente empecé a intentar incorporarme, con dolor.
avatar
Björki Gotriksson

Mensajes : 86
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Astarthea el Sáb Sep 10, 2011 10:10 pm

Corrí tan rápido como pude hacia el centro del campo, donde descansaba la blitz, con Daebra a mi lado. Si bien era cierto que no tenía un plan, seguro que algo se me ocurriría una vez llegase el momento. Por lo pronto tenía la intención de coger la blitz, como no, y después correr como alma que lleva el diablo hacia el aro. Era sencillo, muy sencillo, tanto que dudaba que fuese a funcionar. Las cosas sencillas nunca salen bien.

Cuando pocos metros faltaban ya para llegar hasta la dichosa pelota me percaté que Illua y Lain se habían lanzado a la carrera también a por la blitz. Nosotras, Daebra y yo teníamos que llegar antes. Por lo que mi reacción fué la de mirar de nuevo a la sacerdotisa y gritarle a pleno pulmón.

-¡¡¡Vamos!!! ¡¡Date prisa!! - mis pasos se hicieron un poco más rápidos, tanto como la falda me permitía..."Maldita falda", pensé.

Poco antes de llegar al centro del campo, la falda de mi vestido hizo de las suyas, pisé el borde con un pié y tropecé cayendo de rodillas al suelo, colocando las palmas de las manos también en éste. Me puse en pie tan rápido como pude, observando que Illua y Lain estaban ya demasiado cerca. De nuevo corrí tanto como pude y casi había llegado a mi objetivo...casi.

No sé cuantos improperios solté en aquel momento, Illua llegó antes que yo. Quizá si no hubiese tropezado...quizá si no llevase ese maldito vestido que tanto le gustaba vestir a esa niña malcriada. Sí, incluso después de lo que pasó cuando estuve en aquella nada, me costaba perder la costumbre de llamarla niña malcriada.

Tanto Illua y Lain, como Daebra y yo habíamos llegado al mismo tiempo al centro del campo, pero Illua había sido más rápida y, usando su arma, había golpeado la blitz apartándola de mí. Grité un tanto enfurecida, quizá lo que Illua hizo no fuese para tanto. Pero tan sólo pensar lo cerca que estuve y que Illua antes era compañera de equipo siendo ahora mi peor enemiga, hacía aflorar la ira que había en mí.

Sabía perfectamente a lo que me enfrentaba con Illua, ella misma me lo había confesado. Esa mujer tenía también el don de la Kinesis, como yo, era tan peligrosa como yo. Aún así, aquella situación no hizo más que provocarme para que me centrase más en el juego, provocó que me lanzase de nuevo hacia la blitz, ignorando por completo a Lain, a quien ví cuando quise echar un vistazo para ver la posición de Daebra.

Fué entonces cuando me detuve un momento, calibré la situación. ¿A por quién? ¿Illua o Lain? Ambos estaban lo suficientemente cerca de nosotras dos, pero Illua tenía la blitz, que era mi objetivo.
Llamé a Daebra y la insté a que se acercase a mí, después me giré de nuevo y...¿qué diablos había pasado con Illua? Hasta hace un segundo estaba a un metro de mí y ahora...

-¡¡¡Maldición!!!- Grité con ganas. Miré a Daebra de nuevo mientras yo, ni corta ni perezosa, rasgaba mi vestido por encima de mi rodilla. Se acabó la buena chica....

Tras haber roto mi vestido y, por fin, poder moverme con casi total soltura, comence de nuevo a correr, esta vez mi objetivo era Illua quien, a saber cómo, había llegado mas lejos de que me esperaba. Poco después pude ver a Daebra a mi lado.

-Nuestro objetivo es ella...y sólo ella, pero vigila nuestras espaldas, no me fío ni un pelo de Lain. Yo...puedo protegernos a ambas, pero ¡¡¡¡corre!!! No puede llegar al aro. - Le dije sin dejar de correr, apenas si me salían las palabras por la emoción de la persecución.

Tenía que hacer algo si quería ganar terreno a Illua, pero sólo se me ocurría una cosa. Aceleré un poco más el paso para acortar distancias, una vez creí que la distancia no era tanta me detuve. Coloqué ambas manos con los brazos estirados ante mí y las palmas abiertas hacia delante, hacia Illua. Me concentré lo más que pude, cerrando mis ojos visualicé los rayos de una tormenta en mis manos, las cuales comenzaron, en poco tiempo, a desprender esos rayos pero en miniatura. Abrí los ojos y miré mis manos, poco a poco los rayos en mis manos se fueron haciendo más y más grandes, cuando pensé que eran suficientemente grandes.
Cerré de nuevo los ojos, visualizando ahora que los rayos se dirigían a Illua, una vez visualizado eso con "el ojo de mi mente" como yo lo llamaba, abrí otra vez los ojos de golpe.

Quizá lo consiguiese o quizá no, realmente tenía la esperanza de que mi elektrokinesis surtiese el efecto deseado. Esperaba que los rayos alcanzasen a Illua que, a esa distancia, sentiría tal descarga y cosquilleo que la haría detenerse al sentirse ligeramente entumecida. Tampoco creía que le pasase nada más. Lo peligroso era que estuviese muy cerca, si así fuese, la descarga eléctrica sería tal que quien la recibiese seguramente se desmayaría. Pero no era ese el caso.


avatar
Astarthea

Mensajes : 67
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Invitado el Dom Sep 11, 2011 7:29 pm

[Y fue tras el brutal golpe de su propio mazo en el pecho que el enorme vikingo despertó de su trance]

Se podría decir que en ese momento abrí los ojos para ver de nuevo el campo. Los gritos de júbilo de la gente, el sonido de los golpes por todos los lados, los hechizos volando de uno a otro lado y la sangre en el terreno rocoso. Inspiré para ponerme en pie tras haber caído por un golpe de un enemigo desconocido y cuando puse el pie en el suelo sentí el pinzamiento de nervios en esa zona. Dolor, un terrible dolor que con cada latido se extendía ahora por mi cuerpo entero, en especial la zona del abdomen, donde por lo visto había recibido un buen golpe. No me podía poner en pie en ese momento, el dolor iba invadiendo rápidamente mi cuerpo haciéndome sentir como las viejas heridas se reabrían y las nuevas aparecían. El cansancio también me hizo mella, haciéndome soltar un jadeo mientras mantenía un brazo y una pierna apoyados en el suelo, como si me inclinara ante el rey del trueno, Thor.

Rápidamente observé mi situación, cuanto menos era favorable, ya había perdido todas mis opciones viables al no poder levantarme por la acumulación de dolor, el pie me pedía a gritos que lo cortara y el estómago me dolía lo suficiente como para desear abrirme a mí mismo en canal y sacar las zonas afectadas, pero ni mucho menos me rendiría por eso. Haciendo acopio de las fuerzas que me quedaban tomé mi maza de roca y acero y aproveché mientras que el enano se levantaba para hacer un juramento en Vikhar: - Að börn af guðum opna nú hliðum Valhalla. Ég er sonur Óðins og dýrð og heiður að ég mun deyja þakið blóði óvina minna. – tras decir estas palabras eché mi brazo derecho hacia atrás, usaría el brazal mágico que me había dado el pollo con máscaras, así sería más fácil provocar o bien una fractura o bien desviar al menos el arma del enano si esta intentaba un golpe. Respiré hondo unos instantes y luego avancé rápidamente con el brazo hacia delante, lanzando un poderoso barrido de mazo de derecha a izquierda. Dada mi posición y la altura del enano una vez estuviera de pie la cabeza del arma apuntaba a sus manos, quería arrancarle el mazo de las manos para que el combate se librara sólo con los puños.

-¡¡Qué Odín nos coja confesados y Thor comparta con nosotros su gloria, Björki Grotiksson!! ¡¡Que si alguien me ha de quitar la vida sea el mismo que me ha dado el combate más intenso de mi vida!! – grité mientras el mazo seguía avanzando con todo mi dolor -¡¡¡¡¡¡GLORIA O MUERTE!!!!!!
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Illua el Mar Sep 13, 2011 7:11 pm

Illua se acercaba peligrosamente al aro, pero, esa vez no sería tan fácil marcar punto. Repentinamente sintió un calambrazo recorriéndole su pierna derecha, que se extendió por su cuerpo. Esta, dejo de responderle de inmediato, y cayó hacia delante, haciendo que la pelota se le escapase de las manos, así como la katana, pero a diferencia que la ultima, que quedó a su lado, la pelota rodó un poco alejándose de Illua, que intentaba recuperar la movilidad de su pie. Pero entonces sonó una explosión...

¡Que sorpresa! Empezaban a verse los efectos del campo... Cuando Astarthea lanzó su chispa, y esta golpeó a Illua en la pierna por la espalda, sintió lo mismo que la cronomante, y un poderoso calambre golpeó su pierna, haciéndola caer al suelo, como si el conjuro se hubiese duplicado y hubiese afectado a ambos.
Laín y Daebra estaban en el centro del campo, ambos mirándose, cuando el mago negro empezó a girar su guadaña ante el. Había estado cargando su poder mágico durante un tiempo para poder probar algo nuevo... El chorro de fuego que lanzaba desde el suelo... O prender su guadaña para explosionara... No le parecieron demasiado eficaces, quería probar que sucedía si en vez de usar su magia para envolver en fuego la guadaña, usaba la guadaña, para expulsar el fuego...

Por su parte, Daebra empezaba a cantar en voz baja, un leve susurro armónico y bello, una canción que nunca antes había entonado, quería darle tiempo a su compañera, pero no sabía de ninguna forma de hacerlo, y pensó, que tal vez concentrando su magia curativa ante ella, podría hacer una barrera, o alguna cosa similar para protegerlos. Al fin y al cabo, nunca se podía saber el resultado de un conjuro cuando intentabas hacer algo nuevo.

Laín entonces dio un grito, liberando su energía acumulada con el, y su arma se prendió en llamas, que al estar girando, se asemejó a un circulo de fuego ante el, el cual, de inmediato lanzó un chorro de llamas directo hacia ella, que terminó de cantar, y extendió sus brazos, siendo rodeada de una luz blanca, que tomó forma de alas, las cuales de inmediato se cerraron sobre ella, justo antes de que las llamas la alcanzasen, deteniendo el conjuro. Y un momento después, las extendió con fuerza, en un estallido de luz, que desaparecieron, y que desvió el chorro de fuego, que fue hacia el mago, golpeándole aquellas llamas, las cuales no llegaron a producir tantos daños al aun estar girando la guadaña ante el. Y... ambos sufrieron dos efectos extras...

Nada mas terminar aquellos ataques, defensas, y contraataques, salieron disparados, no por voluntad propia, si no como si una ráfaga de viento los hubiesen empujados. Daebra fue lanzada hacia atrás por los aires, cayendo cerca de Astarthea de espaldas, sorprendida, pero si se fijaban, podían ver en sus manos una marca de color rojo intenso, que parecía una diana...
Algo similar le pasó a Lain, el cual tras ser golpeado por sus propias llamas desviadas, sintió aquel empuje que lo lanzó varios metros hacia atrás, cayendo igualmente de espaldas, y con la misma marca en la mano, pero con sus ropas algo chamuscadas, mas no su piel, parecía que el campo aun protegía de ese tipo de daños... Aunque extrañamente, notó como el golpe recibido, era muy poco potente... Esto se debía a que había sido desviado, perdiendo su potencia, debilitado por su guadaña, y por el mismo campo, que parecía absorber parte de la magia.

La atención del partido, volvía a estar dispersa, ya no se centraban solo en los guerreros, dado que se ponía muy emocionante el juego, y ambos guerreros, a pesar de que mantenían bastante la atención, se hacía algo pesado el combate de furia, dando golpes a diestro y siniestro sin pensar. Pero ellos continuaban combatiendo, divirtiendo a los más guerreros de los espectadores.
El enano, tras autogolpearse, cayó al suelo, golpeándose la rodilla y dando un alarido de dolor (Algo un poco sorprendente, dado su estado de furia, pero comprensible puesto que era la primera vez que lo activaba, y tenía fallos como era lógico)
Y Agrid, igualmente cayó al suelo tras el golpe, recobrando su cordura, y sintiendo los golpes que le habían dado... Su pierna, al forzarse a levantarse cuando aun estaba dañada... El primer golpe con la cabeza del mazo del enano cuando entró en el berseker, y el ultimo golpe, con el que se autolesionó. Todo aquello le llegaba ahora de golpe, sintiendo un dolor mayor al que habría tenido si hubiese sido de uno en uno.

Por suerte, el cerebro no es capaz de controlar el dolor en varias partes del cuerpo, quedándose solo con el dolor de la ultima, el golpe que le autolesionó, pero aun sintiéndose débil en las otras zonas. Con sus ultimas fuerzas, y aprovechando la debilidad del enano, dio un poderoso mazazo a las manos del ultimo, haciendo volar lejos aquella maza, y dejandole sin armas, obligando así a Bj a luchar con las manos, o intentar recoger su arma.
Pero entonces, el efecto del campo al no moverse, volvió a hacer mella en ellos. Agrid nada más golpear al enano, dirigió su mazo hacia las piernas, dándoles otro golpe y reforzando el dolor que sentía en ellas, mientras Bj por su parte, ahora desarmado, cerró su puño con fuerza y se dio un enorme puñetazo en el rostro.

Los gritos del publico, su euforia... Animaban a los jugadores a continuar combatiendo, a seguir aquel espectáculo, que posiblemente, sería bien recompensado si daban un buen espectáculo.
avatar
Illua
Duelista Sombría

Mensajes : 167
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Astarthea el Dom Sep 18, 2011 12:45 am

Cuando abrí mis ojos de golpe sonreí ampliamente al ver que mi conjuro había dado de pleno en la diana. Illua cayó al suelo sin poder evitarlo, presa de una descarga eléctrica por mi parte.
La pelota cayó de sus manos rodando varios metros por delante de ella, mi sonrisa se amplió al pensar que al menos había ganado un poco de tiempo, por lo que sin pensarlo más veces me lancé a por la blitz.

Pero mi felicidad no duró mucho, aquella sonrisa en mis labios se borró repentinamente cuando yo también caí al suelo al sentir un intenso dolor recorrerme la pierna derecha.
Estaba sufriendo en mi misma el efecto de mi hechizo, aquel que había lanzado a Illua. Lo sabía porque en más de una ocasión – cuando entrenaba mi don – me había lanzado a mí misma mis hechizos por equivocación, y ciertamente dolían...y mucho. Lo que aún no tenía claro era porqué yo recibía también ese impacto, porqué el dolor se había reflejado también en mí.
Guardé aquella pregunta en mi mente para preguntarla más tarde, quizá después no sirviese de mucho la respuesta, pero quería saberlo,mi naturaleza era ser curiosa cual niña pequeña.

Apenas si podía pensar debido al dolor en mi pierna, estaba tan, tan cerca de conseguir tener la pelota en mis manos. Traté de arrastrarme mientras el dolor, aún intenso, desaparecía. No debería durar mucho, mis conjuros era muy débiles aún, gracias a Elhías.
Mi intención era arrastrarme mientras no pudiese levantarme para ganar terreno hacia la pelota. Illua estaba más cerca, pero si había sentido lo mismo que yo tampoco estaría muy en condiciones de caminar. Cuanto más me acercase, menos terreno que recorrer cuando al fin pudiese lanzarme a la carrera a por Illua.

Mientras me impulsaba con los brazos y la pierna “sana” hacia Illua y la blitz capté algún movimiento a mi espalda. Giré ligeramente la cabeza para ver qué estaban haciendo Daebra y Lain, pues a la primera le había dicho que simplemente vigilase nuestras espaldas. Para cuando los vi ya era demasiado tarde, Daebra había caído cerca de mí y de espaldas con un sonoro golpe que de seguro le habría dolido en extremo.

-¿Estás bien? -pregunté a la sacerdotisa mirándola. Mientras esperaba respuesta eché una ojeada a Illua, no quería que se me escapase. Una idea pasó fugazmente por mi mente, ambas tardaríamos unos segundos en poder ponernos en pie, pero cuando pudiésemos ella estaba mas cerca que yo de la blitz. Fue entonces cuando ví su arma cerca de ella pero también tirada en el suelo.

Estiré mi mano apuntando hacia la katana de Illua, acababa de lanzar un hechizo, así que el siguiente no sería muy potente, quizá si esperaba un poco más sí lo fuese, cuando descasase un poco. Pero para lo que necesitaba hacer, con poco poder me bastaba.
De nuevo cerré los ojos para visualizar algo con “el ojo de mi mente”, esta vez era una especie de barrera que a ojos de los demás sería casi transparente, como si mirasen a través de una gota de agua, pero para mí era de color dorado. Aquello que intentaba conjurar era un campo magnético de muy pequeña envergadura pero lo suficiente como para atraer hacia mí el arma de la cronomante.
No necesitaba que llegase hasta mis manos, tan sólo quería alejarla de ella, ¿qué haría? Dejaría su arma e iría a por la blitz, o querría recuperar primero lo que era suyo? Esperaba que fuese lo segundo.

Una vez visualicé la pequeña barrera frente a mi mano con la palma abierta, abrí los ojos de golpe como lo hiciese con el anterior conjuro, viendo así ante mí aquel pequeño muro dorado brillante. Sin cerrar los ojos de nuevo imaginé que la katana de Illua se movía hacia mí, que recorría algún trecho alejándose de Illua. De nuevo tenía la esperanza que funcionase, por aquel entonces era el único plan que tenía...hasta que me recuperase un poco y se me ocurriese algún otro.


avatar
Astarthea

Mensajes : 67
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.