Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» A Hope's Tail
Hoy a las 8:32 pm por Gar'Shur

» El deber de un jefe
Hoy a las 3:44 pm por Varok

» Strindgaard
Hoy a las 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Hoy a las 1:19 pm por Bizcocho

» Pero sin presiones eeh!
Hoy a las 12:37 pm por Lujuria

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Noreth Se Revela

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Doctor Ivo Robotnik el Lun Dic 26, 2011 1:09 pm

Como si la canción del mundo fluyera
Por los torrentes de la tierra
Alimentando a sus criaturas e hijos
Como una madre atenta que da todo por ellos
Aun cuando los muy ingratos simplemente la lastiman
La madre tierra, el padre sol
La bella doncella blanca con su corte infinita
La canción del mundo no se puede detener…
Ya que el día que lo haga la vida será borrada
Como si un dios pasara su mano por ella
Consumiendo todo lo que existe y dejando un vacio

Christian Chacana 29 de diciembre de 2011
¿Acaso eran los dioses los responsables de aquello? O ¿También habían terminado por sucumbir ante la nada? Del bosque nada quedaba, de las altas montañas solo un abismo sin fin quedaba como marca, los minotauros, los enanos habían desaparecido, mientras la tierra era devorada por la nada, la gran ciudad de los humanos, la joya de los nobles terminaba por ser un agujero sin fin en la tierra, largas franjas eran devoradas por algo invisible, los grandes y poderosos dragones miraban desde lo alto, aquella visión era aterradora … si uno quisiera imaginarse era mejor que se imaginara una armadura después de recibir cientos de flechas, no habían lagrimas por lo perdido, era como si se hubieran olvidado de su existencia, Bargho el minotauro había desaparecido junto a su señor, el void no era más que un murmullo que se apagaba como las velas ante el viento, amenos … la poderosa ciudad voladora ya no sobrevolaba noreth … y si alguien le preguntaba a los eruditos por ella, estos jamás la habían oído nombrar, lentamente noreth se borraba, no solo de la tierra misma, sino también de los recuerdos de aquellos que lo habitaban, Khamja … o bella Khamja que sueños tenias, unidos a tu señora y sus súbditos … ahora donde yaces entre tus cenizas … donde existes si no solamente en la mente de su ama … tanto Lanna como todos los demás generales y comandantes se habían reunido en el gran concilio, buscando una respuesta a la desaparición de su señora, mas nada pudieron hacer, cuando la nada los engullo … no hubo dolor ni sufrimiento, solo frio y vacio, como si jamás hubieran existido, para los habitantes de noreth Khamja jamás había existido e incluso no reconocerían los nombres de sus integrantes.

En la taberna de los “tres reyes” Nogard estaba durmiendo, algo raro en el, después de buscar durante todo el día a rose, no la había podido encontrar y aun contra su voluntad el sueño le venció, bajo donde dormía, los canticos de felicidad eran notorios, como la de las conquistas, canciones de borrachos y sabios guerreros, mas pronto el silencio se hizo, nadie se movía, era como si alguien hubiera detenido el tiempo, en la cama de paja los labios de Nogard pronunciaron el nombre de su amada … Rose, antes de que como lo había hecho gran parte de noreth desaparecían y solo dejaban la nada en su lugar, un agujero sin fin en la tierra …

NO muy lejos, aquel demonio o quizás era un espíritu … quien sabe ya, Kashimiro estaba jugando con una pequeña esfera, una esfera que brillaba intensamente con cada luna llena … un tesoro arrebatado a cierta intrusa que le había sido un incordio, pero sus juegos no durarían mucho, entre los túneles y cuevas donde había creado su refugio una alta figura se presento, el demonio se sobresalto ya que no lo había sentido llegar, mas antes de que este pudiera hacer algo la figura levanto su mano y la nada surgió … devorando todo, incluso aquella esfera que desapareció de la faz de noreth … uno a uno comenzaban a sucumbir, no por gracia de dioses u demonios, ya que incluso ellos estaban a la merced de aquella “nada”.

Fuera de noreth, muy lejos, después de las barreras de la magia y de la tecnología todo estaba tranquilo, Salvador había encontrado a su amigo Vicente o Vi como le decía, no había aparecido ninguno de sus escamosos personajes y eso era más un alivio que otra cosa, Salvador le puso al tanto de la situación a Vicente, este durante unos instantes no se lo pudo creer, pero después de mirar con más atención a Illua debió de aceptarlo, ahora debían de ver que hacer, Illua había permanecido casi un día en noreth, cosa que quizás para ellos no era mucho, pero para aquel otro mundo era demasiado, EN aquellos momentos conversaban sobre la posibilidad de que otros hubieran vuelto … que otros hubieran llegado a ese mundo, muchos podrían hacer un personaje sin pensar en sus consecuencias en la realidad … ¿Ivar? ¿Jack? ¿Zyrxog? ¿Thor? o incluso el mismo Razgriz … era cosa de imaginar solo la muerte que podrían traer consigo … mas todo fue callado cuando Illua hizo notar su presencia, mas no por sus palabras si no pro aquel grito, un grito agudo mientras llevaba sus manos a su cabeza, la cadena de su libro, hecho del mejor de los mithriles se corto ... cayendo al piso, Illua no dejaba de afirmarse la cabeza, mientras abría sus ojos a más no poder, cayendo de rodillas, su mente era bombardeada en esos minutos, podía ver Khamja destruida, sus generales muertos, podía ver toda su organización hechas trizas, mientras las voces de aquellos que le servían resonaban en su mente, buscándola, llamándola y pidiendo auxilio en su nombre, algo sucedía en noreth y aun la división de ambos mundos podía romperse con tanta facilidad … una simple lagrima cayo por la mejilla de Illua, una lagrima que ni ella podía comprender … en aquellos instantes sentía que algo muy importante se le había arrebatado … y que un vacio crecía en su pecho.

Inuwel estaba mucho mejor, el baño había hecho que su pelo desapareciera, pero había pasado lo mismo con el pelo de su cola, la cual ahora parecía un gusano famélico, la toalla que le envolvía su cabeza no se movería por ninguna razón, mientras que su cuerpo era cubierto por un pijama, realmente y para pesar de su creadora, el pijama le quedaba mejor a Inuwel que a Camila, después de tranquilizarse decidieron hablar de algo, aunque el tema más recurrente era la superioridad de Inuwel y que Camila debía de mantenerse al margen, pronto para cambiar aquellas palabras la televisión fue prendida, claro que se le debió de dar toda una explicación de su funcionamiento y de que no era brujería a Inuwel, siempre tratando de que no el lanzara algo a la pantalla y terminara hecha trizas, programa tras programa fue cambiando, a esa hora la mayor parte eran noticias o alguna película, mas Inuwel pronto se apretó su pecho, abriendo sus ojos de par en par y guardando la respiración, acababa de sentir como parte de si desaparecía, la cola de su trasero desapareció, sus orejas volvieron a ser normales … había perdido más de lo que imaginaba, ya que mientras siguiera en el mundo real … ella sería nada más que una humana, su licantropía había desaparecido y sentía que un vacio crecía en su pecho.

Rose feliz con José se habían propuesto a ir a acampar, cosa que solo a ellos podría ocurrírseles, de cualquier forma las cosas estaban completas, el viaje fue tranquilo, risas y comentarios, rose se detenía a ver cosas nuevas cada cien metros, los perros a lo lejos podían sentírsele aullar y Argezas no aparecía por ningún lado, para alivio de José en realidad, mas cuando llevaban la mitad del camino Rose tropezó, claro no fue nada grave, mas en esos minutos algo cambio en ella, fue como si gran parte de su vida hubiera sido borrada, como si sus recuerdos desaparecieran y dejaran lagunas de nada en su mente, aquella experiencia tan solo duro un instante, como un simple parpadeo, nuevamente se coloco en pie y con una sonrisa rio algo de lo torpe que había sido, la caminata prosiguió, hasta que después de un tiempo llegaron hasta donde habían decidido acampar, en aquel momento José hizo una simple pregunta “Nogard debe de estarte buscando Rose” … mas ella simplemente respondió con una cara de curiosidad “¿Quién es Nogard?”

Off:
Spoiler:
Bueno aquí está el mastereo, espero que no sea demasiado malo como los demás, discúlpenme por el atraso de un día del mastereo, se que debía de colocarlo antes pero creo que los tres saben de mi falta de imaginación y también las complicaciones que tengo en estos momentos, por eso , disculpen, como ven he dejado algunos actos predispuestos o como se diga, solamente con José, espero que no le moleste pero era necesario … cada personaje a perdido algo, Illua ha visto como toda Khamja desaparece y en estos momentos oye las voces de todos sus siervos en su mente, Inuwel ha perdido su licantropía en su totalidad, por lo que es una simple humana y Rose … Rose a perdido parte de su memoria, no es como una amnesia, simplemente que sus recuerdos no están y ella desconoce totalmente eso, Rose perdió todos sus recuerdos con Nogard, y si se le pregunta por sus aventuras pasadas, simplemente el no participo y se logro todo sin estar él.

Próximo mastereo Domingo 8 de enero del 2012



~~
avatar
Doctor Ivo Robotnik
Artifice Mecanico

Mensajes : 301
Edad : 52
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Inuwel el Vie Ene 06, 2012 10:41 pm

No sabía muy bien qué haríamos ahora entre nosotras… me mordí el labio inferior mientras me agachaba frente al mueble de la cocina buscando papas fritas, ramitas o lo que sea que hubiera para picar, y por suerte encontré todo eso junto con galletas, mi abuela siempre tenía todo preparado para posibles invitados, principalmente para sus nietos, pero lamentablemente no quedaba nada de bebida, ni una cola-cola o como mínimo un pepsi, ni modo, así que hice un jugo cualquiera, uno de manzana de marca sprim, lo vertí en dos vasos grandes de vidrio y juntando todo eso en una bandeja lo llevé hacia la sala, allí Inuwel seguía sentada en el sillón, mirándose de vez en cuando su extraña cola lampiña que parecía un grotesco gusano o cola de rata, por lo demás ella no se había atrevido a quitarse la toalla de la cabeza a pesar de tener el cabello seco y es que eso servía para taparle las orejas, por lo visto era lo que menos gracia le hacía.

-Pareces una horigue así-Se escapó de mi boca en son de gracia cuando ingresaba a la sala y posaba la bandeja en la mesa con una sonrisa mientras tarareaba una canción cualquiera a medida que posaba los vasos y repartía las ramitas y papitas en dos platos distintos ajena a Inuwel que me echó una mirada asesina aunque no con la voluntad real de hacerme daño, si no de aquel que dice “no me hace ni puta gracia”, ya que después de todo lo que pasamos yo ya no le resultaba realmente una completa desconocida, y sí bien ella debía de seguir utilizándome para sobrevivir aquí más que tenerme algún aprecio seguía siendo mucho mejor a que me jurase realmente la amenaza de muerte.

-Bueno, borra esa cara de amargada, no es para tanto lo que te pasa ahora hace nada que pensé que habías muerto, de pronto te desmayaste y por más que traté de reanimarte no despertabas… y al final lo hiciste, con pelos… ¡pero lo hiciste!, es lo que importa realmente…estaba muy preocupada por ti, no vuelvas a hacer una broma como esa de nuevo…-

¿De qué hablas?--Inquirió mientras tomaba con cierto recelo una ramita y se la echaba a la boca, la mascaba y luego de unos segundos cogió otra confirmando que le había gustado -¿Desmayarme? ¿Cuándo? En serio… ¿de qué hablas?, yo nunca me desmayé-

-¿Qué? ¿No lo recuerdas?-Salté yo abriendo los ojos ampliamente sin tragarme del todo la papita que me había metido a la boca –pero pero, si fue antes de que te llenaras de…mmm… bueno… supongo que es mejor asi –Me quede un rato pensativa, era raro que no se acordara de nada, pero por otro lado creo que era mejor así, a fin de cuentas estaba con vida, y sí, tenía una cola y orejas, pero estaba viva que era lo importante.
-Bah, que importa, ¡veamos tv!-

Por supuesto, antes de encender el televisor tuve que explicarle paso a paso a Inuwel qué era un televisor –Repito, lo que veras a continuación no es magia negra ni mucho menos gente pequeña atrapada en una caja, es solo un medio de entretención de este mundo, todo lo que ves ahí es completamente ficticio, no ataca, solo es para ver y divertirse-

-¿Y qué tiene de entretenido ver a otra gente?, no lo entiendo…-

-Mmm… cierto-Pestañeé algo pensativa e incluso medio avergonzada, de todos modos la televisión siempre fue un absurdo absorbe mentes, pero que bah… a mi me gustaba- bueno, ya te acostumbrarás-Dije simplemente sin referirme a mis telenovelas.

Encendí la televisión y para milagro Inuwel no atacó ni hizo amago de hacerlo, iba cambiando canales, desde películas, música, reality show, telenovelas nocturnas, el club de la comedia, y dibujos animados, lo dejé en los padrinos mágicos, quizás si viera caricaturas no le sorprendiera tanto que ver gente real en pequeño, sin embargo no sería eso la perturbación real de Inuwel, de pronto vi que se echó hacia atrás bruscamente y comenzó a gritar, me volví de inmediato en su dirección muy preocupada viendo como tenía los ojos abiertos como platos y se apretaba con fuerza su corazón, vi que su cola desaparecía y también sus orejas, eso debía de ser algo bueno, sin embargo la luna llena todavía no desaparecía… entonces…. ¿qué pasaba?

Vi que de pronto me tomó de los brazos con mucha fuerza y sus ojos se clavaron en mi dirección pestañeando constantemente, comenzó a olfatearme y luego negó con la cabeza como si no comprendiera lo que pasaba, algo muy importante le faltaba.

-Inuwel, Inuwel, ¿qué pasa Inuwel? ¿Inuwel?-

-¡Cállate me molestas!-Exclamó empujándome pero no con tanta fuerza como hubiera esperado, se miró sus manos mientras se ponía de pie y miraba a su alrededor aturdida –veo… veo…¿qué veo? ¿por qué tanto brillo? ¿colores?... y no huelo nada…-

Me quedé boquiabierta mirándole desconcertada, ¿había perdido su licantropía?, ella ya la había perdido en una oportunidad, ella conocía bien esa sensación, solo que está vez era completa, era una humana, una humana común y corriente, me miró fijamente esperando una explicación, yo negué con la cabeza desesperada por no saber que decirle.

-¡Noreth!-Dije de golpe yendo hacia mi mochila, abriéndola y sacando el notebook, siempre me enganchaba la net del vecino así que debía de andar bien, puse w3.cuentosdenoreth.com y esperé a que abriera...




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Illua el Dom Ene 08, 2012 12:22 pm

-Ops... Cierto Illua, perdona... Mm... Pues eso chicos, hay que encontrar una forma de devolver a Illua a Noreth de inmediato...-Dije respondiendo a la intrusión de la cronomante.

-Antes que nada... ¿Que te hace pensar que quiero volver? Aun no me has enseñado nada de este mundo, si aún sigues con vida es por eso.-Nos respondió fríamente... No, no era buena idea enfadarla, si poseía tanto poder y recursos como en Noreth estábamos... Bastante jodidos. Había que pensar algo rápido.

-Cierto... Mm... Bueno, tu tampoco nos preguntaste ¿Que quieres conocer?

-¿El qué? Jum...-Empezó a repasar el lugar con su mirada, buscando algo útil. Por suerte, la zona donde vive Vicente es algo así como un parque cruzado por una calle, y no hay mucha tecnología ahí a parte de los coches que cruzan sin parar, los semáforos y las farolas, aunque finalmente señaló a estos dos últimos.-Esas extrañas luces que se encienden solas ¿Como funcionan y para que sirven?

-Cierto... No tuvimos que cruzar ninguna calle transitada antes... Bueno, mira, las blancas son solo para iluminar, pero las rojas y verdes sirven para dar indicaciones a los coches, la luz roja les indica que deben parar, y la verde que pueden avanzar. ¿Como funciona? Mm... Alex, cuéntale tu.

-Pues... Son una estructura alargada vertical metálica en cuya cabeza se encuentra un generador lumínico basado en un filamento incandescente que se activa cuando una corriente de electrones pasa a gran velocidad por él, la corriente llega por el suelo a través de unas pequeñas tuberías especializadas y el impulso es controlado por un bucle que les dice cuando encenderse y cuando apagarse. Las luces rojas y verdes no tienen más complicación que un cristal de ese color delante del filamento.-Respondió Alex tal y como le había pedido al principio... De manera compleja, aunque bueno, no veo yo el peligro de una farola... Pero por si las moscas.

-Wow... Buen resumen

Sin embargo, algo nos acalló. Illua repentinamente empezó a gritar, llevándose sus manos a la cabeza y levantándose bruscamente, como si estuviesen lanzandole un conjuro de tortura directo al cráneo. El movimiento busco hizo que la cadena se enganchase en el banco, y con el estirón al levantarse se quebró. Rápidamente lo tomé (Usando mi camisa para no "mancharlo") y lo dejé en el banco, para que lo custodiasen Alex y Vi.
Yo me acerqué a Illua, que rápidamente cayó al suelo de rodillas.
Temblaba como una hoja en otoño, su rostro estaba pálido, muy pálido, de un blanco sepulcral que no hacía más que darle una apariencia más tenebrosa a sus brillantes ojos azules que miraban el suelo abiertos como platos. Como si estuviesen viendo en ellos la creación de su planeta. Pero todo lo contrario... Veía su destrucción...

Le pregunté que le sucedía, pero no me respondió. Seguía mirando al suelo llevándose las manos a la cabeza, y casi estirándose del perlo... Debo decir que conozco esa sensación de rabia y frustración...
Por suerte, tras unos segundos la cosa se calmó un poco, y tras preguntarle de nuevo me respondió. Con su mirada aterrorizada me miró. Ese miedo... Jamás lo había visto en ella... ¿Que podía haber causado tal reacción en la fría Illua? Ella era como un témpano de hielo. Pero... Aquello superaba las fronteras. Parecía un miedo antinatural, y por unos momentos creí que alguna criatura de Noreth se había escapado y estaba causándole aquello. Pero no era nada de eso... Era... Algo real, un poco...

-He... He... He vis... visto... Khamja... Mis generales... Mis subordinados... Mis sierv... os... No... Mis compañeros... Lanna suplicaba ayuda... Me pedía a gritos que la salvase mientras una nube de oscuridad se la tragaba...
Akdhar intentaba usar su magia... Pero... Era inútil... Bante se lanzó a pelear contra esa cosa... Y desapareció, Meghan y cid estaban atrapados... La sala del tesoro... Fue consumida... Todo ha desaparecido... Y les escucho en mi cabeza... Me piden ayuda...
-Me dijo Illua, y en las ultimas frases su voz se iba quebrando.

Tardé unos segundos, pero me di cuenta de lo que había pasado... Illua me había revelado Khamja... Eso... ¡Era imposible! Yo no le había dicho que sabía nada de su organización, y ella en una situación normal no habría dicho nada. Pero... Creo que aquellas voces le estaban afectando. Creo que estaba confundida y no pudo pensar bien. No le quedaba otra.
La ayudé a sentarse de nuevo en el banco, donde abrazó su libro con fuerza y lo apretó contra su pecho, con la mirada perdida en el suelo, y aun con su piel pálida y temblando de horror. Desde luego. La escena debió ser horrible...

-Illua... Que... ¿Que quieres hacer?-Pregunté finalmente, pues, no podía hacer más.

-Qui... Quiero volver... Quiero regresar a Noreth... ¡Ya descubriré lo demás! ¡Pero no puedo abandonarlos! No... No puedo dejar que Lanna y los demás... Desaparezcan... Esa nube negra... Era como... La nada... Me ha robado un trozo de alma solo mirándola... Lo siento... Noto... Su vacío... ¿Será eso el Void?

Su voz parecía estar siendo un lamento, con trazos de locura. Desde luego aquello no era normal. Debíamos devolverla cuanto antes a Noreth. No creí que pudiese aguantar mucho más.
avatar
Illua
Duelista Sombría

Mensajes : 167
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Rose Atillart el Miér Ene 11, 2012 7:35 pm

El camino está siendo sencillo, literalmente: Es un paseo por la montaña, o más bien por sus faldas. Todavía hay mucha distancia que cubrir entre nosotros y la montaña, o más bien el cerro, dado que tampoco es que sea demasiado grande, pero no se hace tan pesada como cuando voy solo, principalmente por la buena compañía, la de mi hija. Aún me resulta extraño pensar de ese modo y pese a que me he acostumbrado a esto en apenas un día, es, como ya he dicho, extraño el hecho de tener alguien a quien llamar hija y a quien cuidar de esa forma, aunque ella, claro está, no lo sepa. Discurrimos por un lugar tranquilo, casi desierto y cuyo único sonido a parte de nuestras voces y nuestros pasos es el del viento al mover la alta hierba, que casi me llega por las rodillas, cubriendo mucho más a Rose por su reducido tamaño en comparación con el mío. Por donde vamos no hay casi árboles, sin contar los tres o cuatro chaparros que crecen al borde del riachuelo que hay a nuestra derecha, cuyo sonido se ve completamente eclipsado por el del fuerte soplido del viento que arrastra con él la arena de un poco más adelante, donde la tierra sufre un “corte” y baja unos metros, no más de cinco, puesto que el terreno por el que vamos ahora es una especie de colina, y una parte de ella está dispuesta a modo de camino para el ganado, muy habitual en la zona. Con cuidado, bajamos por ese mismo tramo y cruzamos los cuatro metros que separan una pared de la otra, casi verticales pero que al no ser de más de cinco o seis metros permiten una escalada rápida y sencilla, sin más complicaciones que algún que otro rasguño por un roce contra una roca o algo semejante. Tras esto, cuando ya estamos sobre la colina de nuevo, puedo notar como el viento sopla con más fuerza y veo como con él arrastra las nubes de la noche, violáceas por la caída del sol. El cielo, enrojecido como las mejillas de Rose, poco a poco se va volviendo negro por el fondo y la luna y las estrellas ya hacen a un lado al viejo sol amarillo que se deja vencer sin oponer resistencia. La noche ya casi cae, son más o menos las nueve de la noche, y pronto no se verá bien, así que hay que darse prisa. Rose avanza con mayor soltura que yo por la hierba y por el campo en general, normal, después de todo Noreth debe ser así casi en su totalidad, hermoso, natural y sin la asquerosa contaminación que hace que de vez en cuando la niña tosa un poco.

Con cada uno de nuestros pasos se escuchan algunos más cuando el viento lo permite, pequeños animales huyendo de lo que para ellos son gigantes y también el de la hierba al ser pisoteada y rota bajo nuestro peso. A medida que avanzamos se van viendo algunas casas con un gran espacio entre ellas. La mayoría son granjas tradicionales, donde apenas hay máquinas y se cuida a los animales, no se los ceba para luego venderlos al por mayor. En ellas se puede observar sin problemas a las ovejas, que abundan más que ningún otro animal, que pastan tranquilas comiendo la hierba del suelo o la de las grandes balas que hay apiladas en pequeñas montañas de no más de dos bloques, también quedan todavía algunas vacas rezagadas que poco a poco van siendo guardadas en los establos de chapa o los lugares que tienen asignadas. No hay lobos ni tampoco problemas con animales salvajes, pero lo que sí hay en los tiempos que corren es mucho ladrón, y cualquiera con una buena furgoneta y algo de mano con los animales es capaz de llevarse una cabeza de res bajo la manga, lo cual no conviene desde luego. También se alcanzan a ver ya los árboles del bosque que hay cuando subes unos metros en la montaña, no son grandes robles ni tampoco nobles almendros como a mí me gustaría, sino encinas y altos pinos que no pierden sus hojas de aguja pese a la cercanía del otoño, con el cual también aprieta el frío, que ahora se nota un poco en el viento que recorre el camino entre los árboles. Al poco de llegar a la montaña la pendiente en el terreno se nota cada vez más, así como también la falta de vegetación a ras de suelo, pues alrededor de los árboles apenas crecen uno o dos setos si acaso, eso hace más sencillo el camino, aunque la tierra está algo más suelta por las últimas lluvias, y sin poder hacer nada para evitarlo Rose cae al suelo. Va por delante de mí, así que en cuanto la veo caer a tierra corro hacia ella y me coloco a su altura para ayudarla a levantarse: - ¿Estás bien? – le pregunto mientras que le tiendo la mano para que le sea más fácil levantarse. Ella simplemente asiente con una de sus perladas sonrisas mientras que se sacude la falda y la camisa: - Sí, sólo ha sido un traspié tonto. – comenta riendo mientras que vuelve a ponerse en marcha. Sonrío con ella y al cabo de un rato le indico que pare, ciertamente me tiene molidas las fuerzas, no puedo más e incluso me cuesta un poco respirar, estoy en muy baja forma desde luego: - Está bien… - digo jadeante: - Acamparemos aquí… - añado después quitándome de la espalda la mochila en la que va la tienda y una manta que metí para taparnos, pues con los sacos iba a hacer demasiado calor. Sin rechistar, como es costumbre en ella, asiente y se quita también su pequeña mochila, cargada con las cosas para comer y una bolsa de basura para no cargarnos una multa por ensuciar el paisaje, y se sienta sonriente en el suelo mientras que yo voy desempaquetando la tienda y cosas por ese estilo.

-Nogard te debe estar buscando, Rose. – le digo al mismo tiempo que extiendo, o más bien intento extender, la tienda de campaña, la cual supuestamente “se monta sola” una vez lanzada al aire. Pero lejos de eso quedo como un completo capullo y esta no se abre, haciendo que me tenga que acercar para abrirla de a poco: - ¿Quién es Nogard? – pregunta ella risueña, en respuesta a mi frase. En ese momento mi sangre se congela y siento un fuerte pinchazo en el pecho ¿No recuerda a Nogard? No tiene sentido: - Ya sabes… tu chico. – le digo mientras que me peleo con la dichosa tienda para que abra. Nada, no surte efecto y ella sigue impasible: - ¿Mi…. Chico? ¿A qué te refieres? – pregunta algo turbada al mismo tiempo que intenta sonreír: - Pues a tu novio, Rose, a eso me refiero. – repito una vez más: - Y… yo no tengo novio… Nunca he tenido… - dice más roja que nunca – Sí has tenido. – digo aguantando la amargura que me invade: - Sí lo has tenido y lo tienes, se llama Nogard, tiene sólo un año más qe tú y es rubio, de ojos azul verdoso y alto, muy alto para su edad. – ella niega una vez más poniéndose más roja: - Sí Rose, es así ¿Sino por qué te angustiaste tanto al venir aquí? ¿Por qué casi lloraste cuando te pregunté como estabas hace un rato? Rose, piensa un momento, cierra los ojos y piensa detenidamente… ¿Y todos esos sueños en los que él aparece? ¿Y todas esas noches abrazada a él en las posadas e incluso a la intemperie? – pregunto mientras que, furioso ya con la tienda, acabo por abrirla de un tirón: - Yo no tengo novio. – dice una vez más, haciendo que un suspiro escape de mis labios. No quiero gritarle, no debo hacerlo, aunque sé que a veces lo que se necesita para abrir los ojos es un fuerte golpe, pero no siempre ha de ser físico, puede que… - Rose, sino tienes novio… ¿Con quién perdiste tu pureza? No eres de esas, he visto tus sueños desde que eres niña… no la perderías con cualquiera ¿Verdad que no? Piensa Rose, pero no uses la cabeza, usa el corazón… Alguien que quieres tanto como tú a él no puede desaparecer ni aunque los Dioses quieran… - añado finalmente mientras que, finalmente, logro montar del todo la tienda, sin riesgo de que se venga abajo. Ahora sólo falta esperar que sea cierto lo que dicen, eso de que no se puede olvidar a una persona realmente amada, pues aunque la memoria lo olvide no lo hace el corazón…






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Doctor Ivo Robotnik el Miér Ene 11, 2012 7:42 pm

Y el mundo dejo de girar
Y con ello este dejo de avanzar
Los continentes han sido devorados
Las tierras han sido laceradas
Mas queda el vacio
Aquel que no puede ser llenado
Aun cuando termine de devorarlo todo
Y solo quede la nada para recordarlo

Christian Chacana 14 de enero de 2012

Y como había estado pasando, vidas y existencias desaparecían, letras y palabras eran borradas, las montañas, los océanos, todo desaparecía, consumidos por aquello que era la anda, un gran vacío, algo que si posabas la vista en el, sentías que te quedabas ciego, no había forma de definirlo, no había forma de comprenderlo, solo era el vacio, quien no perdonaba, los poderosos dragones habían caído, los enanos en sus minas habían sido derrotados sin siquiera levantar un dedo, incluso criaturas tan viles, tan oscuras como los nigromantes habían perdido sus dominios, Zyrxog había caído junto a la ciudad de Phonterek, donde durante tiempo había mantenido su guarida, mas ahora de la ciudad, de sus habitantes y señores solo quedaba la nada, un agujero en el suelo y la tierra que no tenia fin y que parecía llegar al propio centro de ese mundo, podrían preguntarse ¿Quién era el responsable? Mas no había nadie manejando aquellos finos hilos, no había nadie que controlara aquella nada, simplemente era salvaje, era una depredadora de lo vivo, de lo que existía, nadie del reducido grupo había descubierto como lo que sucedía estaba ligado al foro… o quizás sí, ya que uno de ellos, la única mujer estaría a punto de ver con sus propios ojos como lo que acontecía en un mundo afectaba al otro.

Camila ahora sufría con la desesperación de Inuwel, no había otra forma de explicarlo, ya que lo único que la hacía especial, lo único que apreciaba realmente, había escapado de sus manos, como gotas de agua entre sus dedos, la mujer gritaba, como si le hubieran arrancado un trozo de carne ¿y acaso no era eso lo que había pasado? Había perdido parte de si, había dejado de ser una licana y ahora no era más que una simple humana, sin poderes especiales, sin habilidades diferentes, ¿acaso llegaría a la locura? O quizás ya había llegado a ese punto, mas Camila … Camila se percato de algo … el foro y con rapidez prendió el portátil metiéndose a él … lo que vio era demasiado extraño, a simple vista el foro no había cambiado mucho … si no fuera porque habían cosas que faltaban … toda la zona de Thonomer había sido borrada y junto con ellos cada uno de los roles que se habían escrito en ese lugar, los archipiélagos, el bosque de Silvide, Anemos, Thalis Nertheliam entre otros ya no estaban, con rapidez reviso las fichas, encontrando la que buscaba … Inuwel - Y la luna orgullosa es aplaudida por aullidos... cuando la vio le extraño aun mas … gran parte de la ficha de ella había desaparecido, como si hubiera sido borrada, grandes zonas en blanco, zonas sin sentido completamente, incluso objetos que le faltaban … era como si alguien o algo hubiera estado comiendo de ese lugar, el tag estaba desierto, extraño para ese momento, mas algo hizo que el espanto recorriera la espalda de Camila … el contador de mensajes que tenía el foro … si hasta hace poco habían 230.000 mensajes … ahora habían poco mas de 10.000 en el foro, noreth se estaba perdiendo en su totalidad, casi con desesperación Camila entro al área de administradores … lo que encontraría ahí le traería mas de un mal recuerdo y también una sensación de vacio como a Inuwel.

Lejos, muy lejos, tras montañas y océanos, tras tierras de cultivo y de guerras pasadas, dos jóvenes tenían problemas, quizás no tan grandes, pero si importantes como para preocuparse, Salvador … Salvador tenía sus propios problemas, Illua … la poderosa hechicera, la señora de Khamja, la gran cronomante no era más que una mujer ahora, una mujer que era torturada por voces, por imágenes que le taladraban el cerebro una y otra vez, no dejaba de sujetarse la cabeza, como si esta fuera a explotar por todo lo que veía, una y otra vez escuchaba esas voces, una y otra vez esas imágenes de dolor y destrucción surgían como erupciones en su cerebro, había revelado la existencia de Khamja a Salvador … lo había hecho cuando era uno de sus más grandes tesoros, mas ahora que importaba ¿soportaría mucho en ese estado? Un nuevo deseo surgió, ya no el de la tecnología, ya no el de saber de ese nuevo mundo, si no el de volver al propio… ¿seria muy tarde ya? ¿Las cosas se arreglarían con su presencia? Quien sabría ello… ahora debía de volver, de una forma u otra ¿Pero cómo? Era algo que desconocían, era como preguntarle a alguien como cruzar el mar sin una balsa… podían surgir mil y un ideas, pero todo seria fútil… ¿quizás la respuesta estaría en el foro? … ¿quizás podrían encontrar a mas que pasaban la misma situación? … quien sabría … era hora de averiguarlo y de tener esperanzas en que encontrarían una respuesta … mas mientras todos estaban ocupados, quizás no vieron aquel resplandor, aquella pagina que parecía cambiar en el libro de Illua y de que lentamente, por mano invisible se escribía a sí solo.

José… José tenia sus propios problemas, extrañamente Rose había olvidado la existencia de Nogard, ¿pero las palabras de José tendrían eco en su mente carente de recuerdos? Durante un tiempo le hablo, apelando a su corazón a sus sentimientos, mas Rose cada vez parecía más asustada, como si hablara con alguien que le hablaba de algo totalmente desconocido, Rose solo negaba, quizás tenían razón esas palabras, quizás no … mas cuando José termino de hablar, rose agacho su cabeza mirando al suelo y con voz suave le respondió.

-No conozco a ningún Nogard… y todo lo que me has dicho… yo... no se, no lo entiendo, no se como sabes tanto de eso tan privado, pero te digo ya que no conozco a ningún Nogard-

Quizás eso devastaría los ideales de José, quizás eso sería una piedra en su cabeza pero no se le podía culpar a Rose… como culparla si la ficha de Nogard no existía ya, como culparla si el lugar donde tantos momentos entre ellos habían dejado de existir, noreth se caía a pedazos, y cada vez que un trozo lo hacía, en al mente de Rose, quedaba un nuevo agujero… mas… ¿llegaría el momento en que su propia ficha desapareciera? Y si sucedía… ¿ella también desaparecería? José tenía muchas opciones, esperar al amanecer, hacer como si nada hubiera sucedido … volver a ver el foro … o quizás simplemente esperar, cualquiera fuera su respuesta el tiempo se agotaba, sin que él lo supiera, sin que nadie lo supiera.

OFF:

Spoiler:
Bueno aquí va el mastereo, les deje algunas opciones, de cualquier manera, dudas me dicen al MSN, ahora algunas cosas, José, trata de postearme antes o se retrasa demasiado esto, al igual que yo me atrase dos días y pido disculpas, mis neuronas roleras han sufrido últimamente una muerte estrepitosa, como ya muchos sabrán, por otro lado, creo que el post está claro, quedan dos mastereos mas y se termina la aventura xD, el próximo mastereo será el domingo 22, por favor no se atrasen.



~~
avatar
Doctor Ivo Robotnik
Artifice Mecanico

Mensajes : 301
Edad : 52
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Illua el Dom Ene 22, 2012 5:51 pm

Estaba realmente sorprendido, atónito, sin creerme lo que mis ojos veían y mis oídos oían. Illua, la gran y poderosa Illua derrumbada. Olvidándose del poder, olvidándose de la tecnología, solo por volver a Noreth, por salvar a los suyos... Eso era... Inconcebible. Illua era fría, sin sentimientos, habría dejado morir a cualquiera por conseguir sus deseos. Esa era su forma de ser, yo mismo la había escrito. Pero ese cambio... Si había conseguido que la cronomante se comportase de esa manera, si algo había apelado a su conciencia de esa manera, debía de ser algo muy fuerte. Se sujetaba la cabeza, agarrando sus celestes cabellos entre sus dedos como si una enorme presión se ejerciese sobre su cráneo. Decía que no paraban de hablar, que le pedían ayuda... Por lo que nos contaba parecía escuchar a todos pidiendo su ayuda. Algo que no podía ignorar, algo que le perseguía como la voz de su conciencia, y era eso lo que le impedía seguir su lógica normal... O tal vez... ¿Habría cambiado?
Tenía pensada una evolución en el comportamiento de Illua, con forme iba creciendo iba cambiando poco a poco. Pero no debía de volverse así hasta...

Me quedé mirándola... No... Era imposible, era muy poderosa, pero aún no parecía haber vivido todo lo que había planeado para ella. Ese cambio había sido ajeno a mi voluntad, algo o alguien la había cambiado...
De pronto, un resplandor se filtró a mis ojos por uno de mis laterales. La fuente de este no era otra que el libro de la cronomante. Su grimorio... Ella también pareció percatarse cuando mi vista se fijó en él, y con cuidado, con las manos temblorosas por el terror que aún le embargaba, retiró las cadenas contemplando el interior... En una de las últimas hojas, en la primera que estaba sin escribir... De allí venía el brillo, y pronto descubrimos que procedían de unas letras, unas letras que se escribían solas. Eso me hizo palidecer, y retrocedí ante la mirada de Alex, Vicente e Illua. No comprendían mi reacción, aquello era raro, pero no para ponerse así... Pero ellos no lo entendían... El libro... ¡No! No podía empezar a escribirse tan pronto... Aún no podía ser... Mis temores del cambio de psicología de Illua no hicieron más que crecer... Si el libro se escribía solo... No... Para eso aun faltaba...

pero tras pensarlo unos segundos, vi como la duelista estaba tan sorprendida como los demás, eso significaba que aún no había sucedido... Tras recuperarme de ese susto, suspire y me senté en el banco. Por un momento había pensado que la historia de la peliazul había dado un salto.
Pero mi tranquilidad no duraría mucho. Pues la cronomante empezó a leer las palabras que se escribían en el libro.

-"Como se de una cortina de agua se tratase, salí de ese velo junto a mis mascotas. Cayendo en el frío suelo de una extraña habitación. Pertenecía a un chico llamado Salvador, el cual estaba tan sorprendido como yo. Al parecer había ido a parar a otro lugar..."-Dijo con calma, pensativa, y con algunas pausas debido a la confusión en su cabeza, debida a su vez por las voces que parecían no callar sus súplicas. Parecía que el libro estaba escribiendo lo que había estado pasando... ¿Por que? Pero Illua cerró el libro, no quería leer más.-... Noreth... Mis hombres... ... ... ¿Como volver? ... Si tan siquiera pudiese ver el mundo... Un momento... ¡Puedo! ¡Tú! ¿No decías que podías ver Noreth y lo que en él sucedía con ese aparato mágico? ¡Muéstrame ese poder! ¡Quiero ver el mundo! ¡Quiero ver que está sucediendo!

En ese momento me golpee la frente con la mano ¡Eso era! ¿Como no lo había pensado antes? ¡Podía ser cosa del foro! Pronto, los tres subimos a casa de Vicente, pasando directamente a su habitación. Sus padres no estaban, así que no hubo problemas ni explicaciones, y en cuanto el ordenador de Vicente se cargó, cliké el botón de los marcadores que llevaba a Noreth y comprobé la situación... Lo primero que hice fue revisar las zonas... Ver si alguien había posteado algo importante o todo seguía igual... Pero me horroricé al ver la situación. ¡Varias zonas habían desaparecido! El Reino de Akhdar, donde se hallaba la base de Khamja, había sido borrado. Igual que Anemos y otras muchas zonas. Golpee con fuerza la mesa ¿Quien había osado borrar aquello en lo que tanto habíamos trabajado? Lo siguiente que hice fue buscar la ficha de Illua... El brazalete, ya no estaba... Claro, lo tenía yo, pero ¿Como sabía eso el foro?
Busqué Khamja, la organización de Illua, pero su ficha había sido borrada, igual que la de Cid, Lanna, y los demás miembros... Me enfurecí al verlo ¿Que sucedía? ¿Acaso algún haker había entrado a hacer de las suyas?

Rápidamente introduje la Pass de mi cuenta admin, deseando que esta funcionase y no me hubiesen quitado el poder. Pero por suerte, todo fue bien y pude entrar en la zona Admin. Vi que Camila también estaba conectada, y decidí que era el momento de hablar con ella. La zona parecía en perfecto estado. Rápidamente cree un tema para hablar de lo sucedido y pedir a Camila que entrase al msn para hablar mas tranquilamente.

-"Buenoi Alguien sabe por quer coño se ha borrado todo? Se me han borrado muchas fichas, Nogard, Shiro, Link y Dominnic por ejemplo, no quise mirart más por no cabrearme. ¿Alguien me puede explicar que pasa? Camila, por favor, ve al msn, hay que hablar de todo estol rapidamente. ... Dioses... Por Zeus... ¿Habéis visto los mensajeds? ¡Que alguien me explique que coño pasa aquí!
La ficha de Illua no se me borro, pero ¡Sorpresa! La tengo aquí a mi lado enloquecida porque escucha las voces de toda Khamja, la cual, por cierto ¡Ha desaparecido!
Esto no roza lo absurdo ES ABSURDO.
Necesito respuestas... No veo ningún haker por aquí, ni que hayamos perdido color. He mirado el PA, y me sale que lo ha borrado "Desconocido" de IP "Desconocida" hace cinco minutos... Y van desapareciendo más... Si no paramos esto se va a borrar ¡Y no nos matamos como mulas a trabajar para que se borre todo esto por una causa desconocida! ¿Alguien sabe que cojones pasa?

PD: Disculpad las faltas de ortografia, sabeis que cuando me altero no me paro a corregirlas, y esto me parece escusa suficiente"


Mi mensaje fue claro, necesitábamos explicaciones de una puñetera vez, y el PA no las daba, solo nos mantenía informados de la situación... Todo lo que le había dado al foro... Las zonas, las partidas, los personajes, iba desapareciendo poco a poco, y veía amenazadas las cosas que aún quedaban. Los post de la magia, el mercado de las brujas. La galería de avatares era ridícula debido a la desaparición de fichas. Mi tabla de materiales estaba echa una mierda, la mitad habían desaparecido y... Un momento... ¿Y mi mapa? Con rapidez lo busqué por la zona admin y lo contemplé... Tenía unas grandes manchas transparentes... Y se parecían ir extendiendo con lentitud, como si de un horrible gif se tratasen. Rápidamente lo copié y lo añadí en el post que había puesto, para que lo viesen... Era... ¿Que sucedía?
avatar
Illua
Duelista Sombría

Mensajes : 167
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Rose Atillart el Dom Ene 22, 2012 8:09 pm

Un largo suspiro escapa de entre mis labios mientras que la miro enrojecer con cada una de mis palabras. Su pulso aumenta también cada sílaba que sale de mi boca, su respiración se acelera y su pecho sube y baja cada vez más rápido, hasta encontrarse casi al borde de la taquicardia. En un momento, dejo de montar la tienda y me acerco hasta ella cogiéndola de los hombros y haciendo que mire a la cara: - Ya… ya… - digo mientras que la abrazo con una sonrisa y le beso la cabeza, recostándola en mi pecho dejando que suelte algunas lágrimas – Perdón ¿Vale? – Le digo al tiempo que me acuclillo y le limpio un poco las lágrimas – Me habré equivocado porque… como aquí sólo llegan tus sueños a lo mejor vi demasiadas veces el mismo. – añado después mientras que le doy un pañuelo más para que se suene. - ¿Me perdonas? – pregunto poniéndome ya en pie, y dirigiéndome de nuevo hacia la tienda para acabar de montarla. Su casi mudo “Sí”, llega a mis oídos con más claridad de la que ella, o yo mismo, se hace una idea, y con ello me arranca una sonrisa en la que no puedo evitar que se me caiga una lágrima, pues si no recuerda a Nogard implica que algo serio, más de lo que me gusta reconocer, está pasando, tanto en Noreth como en la Tierra, lo cual no hace más que complicar las cosas, pero ella sólo es una niña, y no le puedo decir que no es más que un producto de mi imaginación, así que me limito a seguir con mi “Plan”, si es que se puede llamar así a lo que tengo en mente desde hace ya un rato. Pasada una media hora, termino de asegurar la tierra al suelo y de colocarle el doble techo por si llueve, aunque es dudoso, pues no hay nube alguna en el cielo, y las estrellas que se dejan ver ya en el firmamento relucen con fuerza gracias a la falta de luces artificiales en varios kilómetros a la redonda. El viento que sopla una vez caída la noche es algo más frío, creando un brusco contraste con el tórrido y casi abrasador soplido que corre por las calles durante el día, pero, claro, esto no es el pueblo, sino la montaña, así que aquí hace más frío. Rose tiembla cada poco y le castañean los dientes, así que no tardo mucho en ponerle sobre los hombros mi chaqueta una manta, mostrándole una leve sonrisa casi al mismo tiempo que alargo mi mano para coger un par de bocadillos de la mochila que cargaba la niña a la que puedo considerar mi hija. Tras comprobar de qué es cada uno le doy a ella el que es más “natural”, que es el de tortilla con atún, y aunque al principio reniega un poco por el extraño sabor del aceite procesado a máquina acaba por morderlo al igual que yo el mío de lomo con queso.

-Vaya, cocinas bien ¿Eh? – Comento mientras como. –No es para tanto… - responde ella, sin poder evitar una pequeña sonrisa en su rostro algo ruborizado. –Sí lo es. – Añado una vez más – Hacía tiempo que nadie me hacía un bocadillo tan rico, además, este es mi sabor favorito ¿Cómo lo has sabido? – Inquiero, en parte sorprendido, porque lo último es verdad: - No lo sé, sólo… supuse que te gustaría, porque, bueno, a mí me gusta un poco. – Responde al final, dirigiendo después su mirada hacia el cielo, donde sólo una luna, llena esta noche, orbita por el firmamento: - ¿Sólo hay una luna? – Pregunta: - Así es, sólo una la más blanca y bella además. – Le respondo mientras que ya casi me acabo mi cena - ¿Y cómo se formó? – Ataja ella, con lo cual me deja un poco en jaque, pues no tendría sentido darle alguna de las tantas explicaciones científicas de las que he visto en documentales y leído por internet. Tampoco sería de sentido común decirle que no lo sé, pues eso la desilusionaría y es lo último que quiero, así que rápidamente me da por pensar algo, lo más sencillo y lo que lleva entreteniendo a niños por generaciones, incluso más que internet. –Rose ¿Quieres escuchar una historia? – pregunto, esperanzado en que diga que sí. Por suerte, esta vez, mis esperanzas no caen en saco roto y ella asiente fervientemente con la cabeza al mismo tiempo que me mira con ojos brillantes. - ¡Sí, sí, sí, sí! – Responde junto con su cabecita, moviéndose de arriba abajo. – Vale, vale. Pero para esta historia tenemos que ir a un lugar donde la luna se vea mejor. Aquí hay demasiados árboles. ¡Ven! – Exclamo yo, sonriente y divertido.

Tras ponerme en pie, le ofrezco la mano y con la misma energía que yo se pone en pie, dejando caer tanto la manta como mi chaqueta, aunque se agacha a coger esta última y se la coloca de nuevo sobre los hombros. - ¿No tiene botones? – Pregunta ella, ante lo cual niego arrodillándome delante y abrochándole la cremallera hasta que esta pasa sobre el pecho, sin dejarle escote alguno – Tiene esto, que es mejor que los botones. – Respondo, riendo un poco por como le queda mi chaqueta – ¡Ja ja ja! Me recuerdas tanto a… - Me callo de golpe, dejándola un poco expectante – ¿A quién? ¿A quién te recuerdo? – exclama ella, aunque yo sigo sin poder responder, con los ojos un poco lloroso y el pecho dolido por los recuerdos – A… a una vieja amiga. – termino por decir – Que… Bueno…je… hace tiempo que dejé de ver y contigo aquí... es como si la tuviera otra vez delante. – finalizo, empezando a llorar un poco por los recuerdos de Adriana, que me duelen como dagas ardientes, sobre todo sus últimas palabras: “Para mí tú estás muerto.”. Sin embargo mi tristeza pronto se convierte en sorpresa cuando de golpe ella me coge la mano y me la aprieta con las suyas: - No sé quien fue pero… Una vez alguien me dijo que si quieres a alguien de verdad, esa persona nunca muere… - se limita a decir, sonriéndome y abrazándome - ¿No me ibas a contar como se formó esa hermosa luna, Jose? – dice al final, haciéndome sonreír y ver el lado bueno de un mundo que está podrido, y eso que, irónicamente, ella ni siquiera “existe”, supuestamente, pues siempre existirá en mi cabeza y ahora en mi corazón. Con paso lento, como el de todo paseo agradable, vamos dejando atrás el mar de árboles inicial para movernos en dirección sur, hacia donde queda un barranco bastante profundo pero con una valla que nos separará de la caída de a saber cuántos metros. Al llegar, me siento en el borde, recostado en la valla de gruesa madera y la invito a sentarse a mi lado golpeando la tierra. Una vez que lo ha hecho, le paso el brazo sobre los hombros y le beso la sien con cariño, un cariño que no implica deseo, sino amor como el que sólo una vez he sentido.

-Verás… - Empiezo a decir, comenzando con la narración de la historia. – Hace mucho tiempo, cuando todavía se luchaba aquí con piedras y palos, sólo existía el sol, que iluminaba de día un mundo de colores radiantes que parecía sonreír antes sus rayos. Pero como sólo existía él, durante la noche en el mundo reinaba el caos y el terror. Los animales salvajes devoraban a la gente con avidez y maldad, acababan con todo aquel que se cruzaba en su camino y algunos hacían suyas aldeas y ciudades enteras. – Justo en ese momento, casi como queriendo acompañar mi narración, resuena el ulular de un lobo lejano, está a muchos, muchos kilómetros de nosotros, y no llegará aunque corra toda la noche, pero el viento es fuerte y arrastra con él los sonidos graves hasta distancias inimaginables. Con eso Rose suelta un pequeño grito de terror y se abraza con bastante fuerza a mí, haciéndome reír por lo bajo antes de seguir. – Y en ese régimen de terror que los animales de la noche tenían organizado, un día se levantó una niña. No era una gran guerrera ni tampoco sabía hacer magia, ni mucho menos era valiente, pero desde que un gran puma atacaba su aldea ella ya había perdido a su abuela y su abuelo, y sabía de buena mano que sus hermanos pequeños estaban los siguientes en la lista del despiadado puma. Así que un día, cuando el sol puso fin a su reinado y decidió irse a dormir, ella se quedó en la plaza del pueblo, desarmada e indefensa en la oscuridad. El puma, viendo una presa fácil, se lanzó a por ella, pero ésta fue más rápida, y con la velocidad del rayo evitó la carga y empezó a correr, a correr muy deprisa para alejarse de la aldea. – hago una pausa para tomar aire y continúo, mirándola a los ojos para dar más expectación al relato. – Dicen que durante dos días enteros corrió y corrió lo más rápido y lejos que sus piernas le permitían, pero al día que hizo tres aquella bestia la acorraló. Pero sin embargo, en su corazón no había cabida para el miedo o la tristeza, no le importaba morir, porque sabía que había protegido a todos los que ella amaba. Y así, por esa infinita bondad que había en su interior, cuando el puma saltó sobre ella no encontró blanda carne de una niña, sino la pared contra la que se rompió los dientes, pues la niña había desaparecido en un montón de luces blancas que subieron al cielo y formaron una gran esfera. Y todavía hoy, ella ilumina nuestras noches con su tierna sonrisa, protegiéndonos de todo lo… - cuando estoy a punto de terminar, siento un peso en mi pecho que me hace bajar la cabeza, pues me había puesto a mirar a la luna. Es Rose, que duerme tranquilamente, con la respiración calmada y tranquila, sobre mi pecho.

-Supongo que… tenías mucho sueño, peque. – Digo como si todavía pudiera escucharme, poniéndome en pie y agarrándola como si fuera una bebé para llevarla de nuevo a la tienda de campaña, donde la tumbo con cuidado de no despertarla y le pongo una manta por encima de su frágil y hermoso cuerpo. Entre sueños, se remueve de una manera tierna e infantil, soltando alguna que otra risa de diversión, seguramente recordando un día de tantas emociones como ha sido este para ella. Y mientras eso sucede, yo rebusco por mi mochila algo sin lo que nunca salgo de casa pese a que lo uso pocas veces. Tras registrar varias veces el bolsillo más grande de mi mochila, acabo encontrando aquello que buscaba, mi BlackBerry. Pese a que siempre la llevo cuando salgo de acampada pocas veces la he usado, aunque esta es una de esas ocasiones. Rápidamente le pongo la batería, que está desconectada para que no se gaste pese a no ser usada, y la enciendo, esperando unos segundos a que se encienda. Lo primero que recibo es el mensaje de que el reloj está fuera de hora, pero no le presto atención, entrando directamente a Noreth desde ella, puesto que ya lo tengo como marcador. Tarda un poco en cargar, pero finalmente lo logra y entro, quedándome de piedra cuando veo lo que ocurre, y es que muchas zonas han desaparecido. Rápidamente entro a la zona admin y leo el mensaje que ha dejado Salva para después intentar escribir el mío.

“Muy sinceramente, chicos. Ahora mismo a mí las zonas no me importan… me da igual, y sí, Salva, sé todo el tiempo que has invertido en ellas, pero tengo a Rose aquí conmigo y tengo miedo de lo que le pueda pasar. No recuerda a Nogard ni tampoco tiene idea de qué ha ocurrido para que esté aquí… Por Odín, más que ayuda creo que necesitamos un milagro ¿Quién se presta a que lo sacrifique?”

En mi mensaje intento plasmar lo desesperado que estoy por encontrar una solución, pues sé bien que es necesario, aunque también algo de humor, pues muchas veces lo que hace falta para ver la solución no va más allá de una simple carcajada que te ayude a sacarte el estrés.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Inuwel el Dom Ene 22, 2012 8:31 pm

Inuwel no paraba de gritar y maldecir y yo no sabía qué diablos hacer para tranquilizarla, porque el problema no era tanto de cómo debía sentirse, si no, de que llamaría la atención de todo el vecindario si seguía con sus quejas.
-¡Inuwel cállate! –Chillé a punto de lanzarle algo mientras esperaba que se abriera la página -¡Bien funciona!-Exclamé envuelta de felicidad, ¡bendito vecino y su generosidad al tener su internet abierto a todo público!, me puse a buscar enseguida si algo malo pasaba, mas el foro me cargó con normalidad, el skin era el mismo, incluso al entrar con mis cuentas no tuve problema, solo que… ¡un momento!, bajé la página para mirar algunas zonas y percatarme que faltaban algunos sitios, ¿qué diablos?, me pregunté viendo además que la última ficha posteada era una de prácticamente los inicios de Noreth, alguien se había puesto a borrar fichas y zonas a diestra y siniestra, ¿pero quién? ¿y con qué finalidad?, me mordí el labio inferior con nerviosismo para buscar entre las notas la contraseña de la cuenta para las herramientas del foro, y al acceder lo primero que hice fue un back up del día de ayer, y sí, se perdería información de este día pero se recuperaría lo que se borró antes, sin embargo la decepción se me reflejó en el rostro al comprobar que la página seguía tal cual, o sea, con esos sitios borrados.

-¡Inuwel silencio!-Volví a gritar mientras volvía a moverme en el foro, buscando incansablemente la forma de solucionar este problema… ah claro, solo tenía que volver a poner ciertas cosas, me di un golpe suave en la frente por no ocurrirme esa idea para poner un pendrive y traspasar toda la información del foro que tenía guardada, y eso hice, copy pastear, copy pastear… ¿y ahora qué?, me pregunté al ver que cuando posteaba mis fichas y las zonas faltantes estas volvían a borrarse, me llevé las manos al cabello pensativa, ach… ach… ¿qué hacer, qué hacer?... me fijé en los conectados, casi no había gente, pero al menos vi a Salva metido en la net y cuál fue mi sorpresa al leer un post suyo en la zona, decía que tenía a Illua a su lado quejarse, ¿él también?, entonces… ¡Diego!, rápidamente me levanté para buscar mi celular y llamarlo, quizás el tenía a Bastian consigo o quién sabe.

-Mi celular, mi celular…¿Dónde está mi celular?-Pregunté a viva voz registrando desesperada mis bolsillos y luego mi mochila, pero no había caso, no lo tenía, oh no… maldita sea, ¿por qué ahora cuando lo necesitaba no lo encontraba?, ¿y si se me perdió en la parcela esa?... demonios, demonios… ni modo, tendría que conectarme al msn y ver si alguien más lo hacía y se encontraba bajo el mismo problema que nosotros. Me metí al msn esperando a que cargara cuando vi a Salva conectado y le empecé a hablar toda acelerada y preocupada.

Mensaje estilo msn:
“*Oye tu tb tienes a illua a tu lado???
*yo tengo aquí a inuwel y lo peor es que perdió su licantropía y me esta chillando además que me han medio borrado las fichas y las zonas, faltan zonas...
*oye, oye, ¿sabes algo de lo que está ocurriendo aquí?, porque yo no tengo ni la mas minima idea, esto es muy raro, comenzando con que los pjs estén con vida a mi lado, y a egates le paso lo mismo, en cambio con diego no tengo idea, llama a jose por si las dudas, quizás le paso igual, y me dices lo que…”


Pero la conexión de pronto me falló, ok, no, miento, no falló mi conexión, si no mi computadora… la batería se había agotado, ah bueno, era eso… suspiré “aliviada” al darme cuenta que solo era eso y no era algo tan grave como un hackeo directo a mi computadora, ¿ya dije que quería mucho a mi notebook?, y trayendo el cable la volví a conectar para meterme a internet, pero Inuwel que estaba tan molesta con todo el mundo por su actual situación se acercó a donde yo estaba y para sorpresa mía le dio una patada directa a la pantalla de mi notebook, vi como en cámara lenta este se jodía por su pie descalzo, y la muy maldita tuvo suerte de que no le diera un golpe eléctrico por hacer eso.

-¡Deja de perder el tiempo con eso y devuélveme mi licantropía! ¿Crees que puedo seguir viviendo así? ¿de esta forma humanamente miscerable? ¡por qué eso son ustedes! ¡los humanos son todos unos seres asquerosamente débiles e insoportables! ¡Ustedes no son más que…!-Pero sus palabras se vieron cortada de golpe por… por… Creo que nunca en mi vida me había enojado tanto, ¿ya les conté que soy una persona profundamente calmada y reflexiva?, y de hecho lo soy, mucho, pero bueno, en esta oportunidad estaba harta, y que Inuwel me jodiera mi notebook, el cual me compré con mis ahorros y ayuda de mi abuela, el cual me permitía rolear a gusto sin que me estuvieran jodiendo por compartir la computadora, en el cual tenía guardado tantas cosas… ¿y ella venía a joderlo?, oh no, eso sí que no ¿quién diablos se creía?

-¿Quién diablos te crees tú…?-

-¡TE DIJE QUE TE CALLARAS ZORRA!-Grité aún con la mano alzada por haberle dado un puñetazo en plena cara, obviamente si ella fuera licantropa no hubiera sentido nada, pero ahora que era una humana como cualquier otra así su resistencia a los golpes no era de las mejores, además que ni ficha tenía. Vi que me miró aturdida, no tanto porque le hubiera dolido, si no porque no se esperaba esa reacción de parte mía, y sinceramente yo tampoco, incluso, luego de un rato bajé la mano pestañeando levemente sin entender muy bien lo que me pasó.

-Lo siento…. No sé que me pasó…-Murmuré sintiéndome mal por haber actuado de esa forma tan infantil e inmadura, nunca había sido una persona que se dejase influenciar tanto por las emociones, solo era un notebook, Inuwel había perdido mucho más que eso... Y mientras lo reflexionaba Inuwel aprovechó esa oportunidad para sujetarme de la muñeca y darme ahora una bofetada de respuesta.

-Nunca, nunca oses tocarme ni un pelo, ¡escuchaste humana!-Exclamó iracunda tomándome después del cabello lo cual me hizo reaccionar como si fuera una reacción innata por tocar mi pelo de la misma forma que la vez anterior volviendo a arremeter sobre ella logrando que ambas cayésemos al piso y comenzáramos a rodar por la alfombra, a tirarnos del cabello, patearnos y rasguñarnos como si fuera una pelea de niñas de básica.

-¡Eres una maldita desagradecida! ¡Me tienes harta! ¡No haces otra cosa que quejarte y quejarte!-

-¡Y tu eres una inútil que no sabe hacer nada!-

-¿¡Qué no se hacer nada!? ¿qué no se hacer nada?, ¡aweoná acabas de destruir la única forma que tengo de devolverte a tu mundo! pero ahora lo primero que haré cuando lo recupere será borrarte de él y hacerme otro pj mejor y menos quejica!-

-¡No tienes las agallas para hacerme algo así! porque cuando vuelva a ser la de antes te destazaré con mis propias garras por insolente-

-¿Ah no?, ¡claro que puedo! ¡y lo haré!, a fin de cuentas, yo te cree a ti, así que de la misma forma te puedo destruir, deformar, ¡hacer lo que me de la gana contigo!-

Y entonces en un giro rápido ella terminó sobre mi sosteniéndome de las muñecas contra el piso ocultando mi cara por su cabello que caía lado a lado. Ambas respirábamos agitadas, cada una con rasguños en la cara y el pelo enmarañado por tantos tirones, lo primero que pensé fue que me iba a golpear o tratar de ahorcar así que cerré los ojos, sin embargo... Inuwel no hizo nada, como lo leen, no hizo nada, pero su pregunta encendió una chispa en mi cerebro lo cual me hizo comprender que cometí un gran error al hablar de más.

-¿Cómo es eso que me creaste a mí?-Inquirió con voz fija y severa, mirada glacial y firme, expresión que no aceptaba réplicas, pero yo no estaba segura de revelar semejante verdad.

-Era un decir...-Murmuré sonando para nada convincente, ahora el problema no solo era devolverle la licantropía, si no, de qué forma ocultarle la verdad, o de qué forma explicarle que yo era su creadora... Por lo demás, no evité preguntarme, ¿cómo lo estarían pasando los chicos?, ¿y qué había sido de Egates al final?, realmente estaba preocupada por Pancho, quizás Ega reaccionó igual que Inuwel de agresivo... mas, nunca se me hubiera pasado por la mente lo que le pasó realmente... y era mejor así, supongo.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Doctor Ivo Robotnik el Dom Ene 22, 2012 10:08 pm

Y bajo el cerezo el hombre se durmió
Dejando en los campos elíseos sus ilusiones y esperanzas
Mas entre las ramas el cuervo miraba impaciente
Para que entre sueños pudiera este comer
El hombre no se despertó, cuando el ave se poso en su rostro
Ni tampoco cuando su pico perforo sus ojos, devorándolos

Christian Chacana 25 de enero del 2012

Como simple polvo Noreth se levantaba, las tierras del norte y sur desaparecían como si fueran castillos de arena contra una mano de hierra, entre los datos un vacio se movía, devorando todo lo que pudiera estar escrito, rebosando en su felicidad entre los pilares de Noreth, entre esas tierras verdes que en un parpadear desaparecían y solo dejaban esa nada, no era un vacio, no era la oscuridad, era como si posaran la vista en ello y uno se quedara ciego, era la nada, la cual rondaba aquel mundo de fantasía, alimentándose de las experiencias, de los sueños y anhelos que habían vertido los usuarios en sus palabras, en sus escritos, en el tiempo invertido y la pasión vertida en ello … pero ahora todo comenzaba a desaparecer, todo comenzaba a ser consumido y sin piedad, buscando aquello que había desaparecido de Noreth y que con ansias deseaba encontrar.

Noreth era un caos, y no me refiero a la tierra de fantasía, si no al foro en sí mismo, dudas desesperadas comenzaban a aparecer, dudas que en el tag surgían como hormigas después de derrumbar el hormiguero, los personajes desaparecían, los roles eran borrados, era como si alguien se divirtiera eliminando aquello por lo que habían trabajado, los adm se encontraban conectados, por lo menos aquellos que habían sufrido la aparición de ciertos individuos, palabras de dudas, otras de clara desesperación, molestia y caos surgían en aquel pequeño espacio donde podían mostrar sus dudas, una y otra vez las palabras “¿Qué está sucediendo?”, “¿ dónde está mi pj”, “¿quien mierda es el responsable?” , lamentablemente las cosas se quedaban hasta ese punto, nadie respondía, solo existían las dudas, y era muy probable que aun cuando un administrador entrara, tampoco pudiera dar respuestas, desde todas partes del mundo las dudas surgían, desde todas partes del mundo los datos desaparecían … ¿Quién era el responsable? … este prono se daría a conocer, y de una forma muy especial.

Pagina a pagina las letras aparecían, para horror de Salvador, para extrañeza de Illua, curiosidad de los demás, palabras que fueron leídas, pero no terminadas, un gran error cometido por la poderosa cronomante, si tan solo hubiera aceptado leer las palabras, hubiera encontrado entre sus páginas la forma de escapar de ese mundo, de escapar y volver a su origen , el mundo entre los datos, entre las palabras que ella consideraba real, mas Salvador tenía otros planes, el ordenador se prendió, dejo ver sus colores, cosa que Illua no presto demasiada atención, estaba pendiente de aquellas voces que aun no se callaban, si no que parecían volver con cada latido de su corazón y con cada respirar, el foro se abrió, Noreth se presento, para horror de uno de los creadores, de los administradores, trabajo de días y semanas había desaparecido, zonas borradas, fichas eliminadas, como si una gran criatura devorara sin piedad, el mensaje fue puesto pronto tuvo contestación, de parte de Camila, por primera vez ambos hablaban de la presencia de su personaje con el otro, no tardo en que José también pusiera su grano de arena, pero para sorpresa de los demás, únicamente era para mostrar la falta de interés por el problema, el vivía en su paraíso personal en esos momentos, con rose a su lado, y estaba feliz, después de mucho tiempo … pero las cosas no serian tan fáciles, ya que este narrador no es más que un simple títere, un títere que escribe solamente para que una sonrisa aparezca en la oscuridad.

Después del altercado con Inuwel, después de gritos y palabras indebidas, volvió la relativa calma, pero ya era muy tarde, un engranaje mas se había detenido y con ello, el nuevo camino se abría, era tiempo de que las nuevas piezas se mostraran, entre la oscuridad y las sombras un aire frio golpeo a ambas mujeres, para Camila no fue más que una simple ráfaga, para Inuwel fue diferente, ya que sintió que sus huesos se congelaban, y el tuétano de estos fuera succionado hacia el exterior, entre las sombras una sonrisa apareció, una sonrisa sin ojos, pero ellas no eran las únicas, en la tienda una figura rápidamente coloco su “mano” en la boca de José, no podía mover su cuerpo, ni tampoco gestionar palabra, rose dormía apaciblemente a su lado, como si no sucediera nada y era mejor que fuera así, no muy lejos, Salvador lidiaba con sus propios problemas, Illua se había silenciado, mientras se sentaba en la cama, a su lado las propias sombras tomaron forma, posando una de sus manos sobre los azulados cabellos de Illua mientas sus ojos perdían el color y no se movía, las tres sombras sonrieron al unisonó, como si fueran una sola, no habían ojos, solo sonrisas, con dientes blancos como la nieve, blancos y finos.

“-Pequeños … pequeños … cada uno vive en su mundo de fantasía, cada uno vive su sueño idílico, algunos mas *mientras la sombra de José sonreía aun más amplio* otros menos *sonriéndole a Salvador y Camila* de cualquier forma tengo hambre, tengo hambre y sed, he comido mucho pero no me satisfago, tierras y océanos, cuerpos de monstruos y hombres, mujeres y niños, que importa, solo tengo hambre, hay tres bocados que deseo que vuelvan, tres bocados que necesito que vuelvan … el cuarto ya volvió *refiriéndose a Egates* pero su ser era amargo por su creador … devuélvanme lo que es mío, devuélvanme lo que necesito … por que cuando termine con el mundo de letras, vendré por el mundo de hombres”-

Las palabras se acallaron, y como si fueran arrastradas por el viento las sombras desaparecieron, todas, a excepción de la que veía José, esta seguía sonriendo, sonriendo y cerrando la boca del joven, una mano se dirigió hacia rose, y con un dedo recorrió su brazo lentamente, como si deseara algo de ella, acerco su mano a su boca y des esta una larga lengua negra surgió, para lamer el dedo con avidez, sonriendo nuevamente y hablando en casi un susurro antes de desaparecer.

“-Ella será el bocado mas delicioso-“

Las sombras desaparecieron, dejando una mas dudas, aun mas inquietudes, lamentablemente ahora se enfrentaban a un problema aun mayor… aquella cosa que se había presentado provenía de Noreth, era la misma nada que buscaba lo suyo, las tres piezas que faltaban en su rompecabezas, debían de volver, pero según sus palabras… cuando lo hicieran serian devorados… ¿estarían dispuestos a arriesgarse a ello? Habían dos respuestas … ninguna era fácil, si lo hacían se arriesgaban a ser devorados … si no lo hacían, se arriesgaban que su mundo fuera el próximo en ser consumido, las respuestas traían aun más dudas, pero todo recaía en manos de los tres usuarios … de los res creadores, pero especialmente … de los tres seres que no pertenecían a este mundo.

Off
Spoiler:
Bueno, perdón por el retraso >.< saben que tengo problemas para postear últimamente y ahora hice el post en mi hora de colación (miente, aprovecho de que su jefe aun no llega) de cualquier manera, aquí está el mastereo, saben que cualquier duda, mp o MSN si me encuentran (siempre esta como desconectado) bueno que mas … a si, quedan dos mastereos mas, en este tendrán que decidir y ponerse de acuerdo en que harán xD, aunque José dudo que acepte que rose se marche, de cualquier manera, dependiendo de sus roles hare el siguiente mastereo, ese sería el penúltimo, como siempre una semana, aunque esta vez daré un poco mas, para que esta vez coincida con mi tiempo para postear, tienen hasta el viernes 3 de febrero, ¿Por qué viernes? Porque así tengo el fin de semana para hacer le mastereo, y no terminan ustedes esperando hasta mitad de semana, bueno como dije, cualquier duda mp, y creo que si habrán dudas.



~~
avatar
Doctor Ivo Robotnik
Artifice Mecanico

Mensajes : 301
Edad : 52
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Inuwel el Jue Feb 02, 2012 4:06 am

Se dijeron cosas indebidas, se faltó el respeto y se rompió completamente la confianza (¿o la confianza se propasó?)
Pero lo peor fue hablar de más. Yo había hablado de más, dejando en claro que mi boca no era ninguna tumba cerrada, ¡pero fue sin querer!, replico, como si fuese una justificación suficiente para el mal que ya causé.
Inuwel me taladró con la mirada que aunque yo trataba de evadir ella la traspasó con aquella perspicacia femenina, innata, que hace descubrir las marañas más oscuras de nuestras palabras y deja intuir lo secreto, lo tapado, que hay algo más detrás de lo que se dice… Y bueno, sumando a eso, yo mintiendo era… no era una experta, cuando lo hago generalmente suelo desviar la mirada, me sudan las manos y se me enredan las palabras.
Pero cuando me toca decir la verdad… todo lo contrario. Y por lo visto, eso tocaba decir. La verdad tal cual.
-Alguna vez…-Comencé a decir, sintiendo sus ojos que parecían perseguirme en todas direcciones. Al hablar traté de calibrar el peso de mis palabras, entrecerrando los ojos…, pensativa.
-¿Has tenido sueños tan reales que al despertar tu consiente todavía los saborea como palpables? ¿has imaginado mundos que posiblemente coincidan con algo que realmente exista? Yo no sé. No sé si eres una copia sacada de mi imaginación, no sé si mi capacidad creativa es capaz de solventarse en realidad… o que quizás´, o que quizás eres una coincidencia precisa de lo que alguna vez cree, mas no lo mismo…-
-…-
-Eres Inuwel, Inuwel hija de Jazmín II, señora de la casta Ningal e hija también de Roterk, jefe Calag-Meg de la manada Garra Gris, no tuviste tu primera conversión hasta los atrasados catorce años a causa de un talismán que te bloqueó tus capacidades raciales…-
-Detente…-
Pero su mirada parecía pedir que siguiera.
-…Hasta que tu naturaleza venció a la magia externa impuesta, a aquellas cadenas benignas contrarias al concepto de libertad. Y luego de ser libre te fuiste con tu nueva familia, conociste a tu manada, pero no fue fácil adaptarse, ser aceptada… no, eso no fue fácil, ¡para nada!, ellos te humillaron, te amonestaron, tuviste que aprender, sola, y con eso a crecer, y al final, cuando al fin fuiste aceptada, cuando tu padre desvió el desdén de su cara para tenderte la mano, fue después entonces que sucedió la masacre, Kashimiro les traicionó y los perdiste a todos, a cada uno de ellos, y te quedaste sola, como el cántico funesto de tu madre, hasta que encontraste a Locrian, lo habías mordido y…-
Vi que se apartaba de mí finalmente por lo cual me incorporé y me fijé en su cara, sus ojos parecían suspendidos en la nada, su mente…. Su mente debiera de ser un mar de incertidumbre. La vi tomar aire, cruzarse de brazos y recostarse sentada sobre la alfombra. Pensante.
-¿Cómo es que sabes tanto de mí? ¿Acaso lo de crearme…?-
-Puede ser mera coincidencia- Rebatí- Conozco tu pasado y un poco de tu presente, pero eso no implica que lo sepa todo de ti (supongo), porque, por ejemplo, ahora mismo no sé lo que estás pensando, y ciertamente ni se me ocurre… y, y tampoco supe que ibas a venir, ni que te pasaría esto. Mmmm…. Una vez vi una película que iba sobre algo así, de alguien que imaginaba una historia y personajes, y resultó que existían…-
Yo seguí hablando, pero ella ya no me escuchaba, me detuve al notarla demasiado callada y aquello me preocupó, quizás necesitase beber algo… Me puse de pie para ir por un jugo hasta que vi de reojo que daban las noticias en la tele… ¿a esta hora?, me pregunté extrañada… y fue ahora, que con el silencio de nuestro batallón extinto que escuché también varias bocinas de policía dando vueltas por aquí, e incluso varios vecinos estaban afuera murmurando algo. ¿Mataron a alguien?, me pregunté recordando la balacera que ocurrió una vez, hace ya unos años atrás, en la calle de abajo por asunto de droga…
En ese caso lo mejor sería quedarse en casa, solo esperaba que estuviéramos seguras, ya que ya no tenía a una licana que me defendiera, solo una humana bonita y de mal humor.
Pero lo que darían a continuación en las noticias me hizo soltar el vaso de vidrio que se hizo pedazos sobre la baldosa mientras mi mano abierta no dejaba de temblar hasta que luego de un rato se dirigió hacia mi boca mientras mi cabeza se negaba, inexpresiva. ¡Pancho había muerto! ¡Había muerto y más encima en manos de una criatura extraña! (no habían sido demasiado explícitos en el “cómo” murió) Era evidente que aquella criatura peluda como lobo era Egates y que Pancho… Francisco… Oh por Dios, debía ser una broma, me dije cayendo de rodillas sin desviar la cara de la tv donde hablaban del muchacho y su… su muerte, ignorando la ráfaga de viento que entró de… ¿había dejado la ventana abierta?, miré y estaban cerradas… fue entonces que después oí una voz, una voz tan perturbadora como la escena de la que era testigo, una voz que provenía de una sombra… Noté que Inuwel estaba impávida y con el rostro lívido, además que su cuerpo temblaba ligeramente como si le asediara de repente un frío profundo.
-Amargo… ¿qué… qué le hiciste a Pancho? ¿Tu mataste a Pancho ser despreciable? ¿¡Tu!? ¿¡Tu!? ¡Maldito responde!-Grité viendo como desaparecía, pero sus palabras dejaban una huella imborrable en mi cabeza.
Todo esto se había vuelto demasiado peligroso, demasiado peligroso para mí, quería… quería desistir, realmente quería desistir. Pero Inuwel... ella no tenía la culpa de nada...




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Noreth Se Revela

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.