Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Hoy a las 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Ayer a las 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Ayer a las 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Ayer a las 7:07 pm por Arete

» El cordero
Ayer a las 9:46 am por Bizcocho

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Miér Nov 15, 2017 5:48 pm por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria

» Deal with the Devil [Solitaria]
Dom Nov 12, 2017 7:40 pm por Casandra Von Schuyler

» Anhouk, la forjadora
Sáb Nov 11, 2017 1:26 pm por Bizcocho

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Vie Nov 10, 2017 9:47 pm por Lujuria

» Peccata Carnalia
Vie Nov 10, 2017 9:26 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


The second world.

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The second world.

Mensaje por Baby Doll el Jue Dic 22, 2011 11:01 pm



El correo llego a sus correspondientes sujetos de prueba exactamente a las 9 AM. El sistema de entrega FEDEX era experto en repartir correspondencia a petición del remitente. El paquete consistía en un cd de explicación y una caja con guantes, casco, consola y tobilleras de un material que parecía una mezcla de tela y plástico. Una carta venia con el kit personalizada para cada individuo, con una felicitación al haber sido seleccionado.

En lo personal, yo casi no me meto a concursos. Como diría mi madre, estoy más salada que el agua de mar y soy de las que pierde aun sin haber entrado al concurso. Sin embargo, cuando vi. Que no solo yo, sino otros más de noreth decidían entrar, sonreí esperanzada y me inscribí. El concurso consistía en relatar alguna historia o situación de un videojuego XGaming! a forma de que pudiera hacerles creer que había estado ahí. Para mi suerte, solo he pasado uno de sus juegos, así que, haciendo gala de tanto tiempo en el rol, aproveche. Cuando aquel paquete llego a mi casa, junto con la carta, me sentí la chica mas afortunada del mundo, por lo que, lo primero que hice fue poner un post en el foro que dijera. “Gane! Very Happy Ahora lo probare. Probare el juego virtual!”

La carta decía lo siguiente:

¡Felicidades!

Felicidades señorita Mónica.
Junto con saludarle deseamos anunciarle que ha sido seleccionada por XGaming! para colaborar en el desarrollo de la nueva plataforma de Videojuegos que ha desarrollado para el próximo año: El S.S.F.E.S (Sensorial Stimulation For Entertainment Sistem), presentando su primer juego de prueba “The second World”.
Le avisamos desde un principio que si usted no desea participar de la prueba en fase Beta de este nuevo sistema de juegos se abstenga de abrir el paquete, y lo regrese al remitente, sin embargo, aun y cuando lo devuelva, le pediremos que agregue los formularios adjuntos a esta carta junto con una Evaluación precisa y correcta de su experiencia con nuestra maquinaria mas moderna a fin de que pueda recompensársele monetariamente cualquier esfuerzo que haya realizado.
Solo tendrá que seguir las simples instrucciones en el manual del usuario contenidas en la caja para poder conectarse por primera vez al S.S.F.E.S.


¿Era una broma? Ni loca regresaría esto. Yo, que siempre estuve esperando la oportunidad… realmente no cabía en mi júbilo y estaba tan ansiosa de probarlo. Saque las instrucciones con prisa, como niña en navidad.

Instrucciones:

Una vez que esta listo para utilizar la plataforma S.S.F.E.S, le recomendamos tomar un sitio cómodo a fin de evitar daños por mala postura del cuerpo. La empresa XGaming! no se hace responsable por daño neuronal, físico o mental debido al uso incorrecto del dispositivo. Personas con problemas de salud fuerte deberán abstenerse de conectarse a The Second World. No utilizarse sobre superficies húmedas o en extremo calurosas.

1. EL proceso de conexión se realiza de forma casi automática gracias a la avanzada tecnología de XGaming, usted solo debe ponerse la mascara, y brazaletes de tobillas y muñecas, según la figura A, recuerde que las zonas amarillas de los brazaletes y tobilleras deben estar en contacto con su piel.

2. Conecte el cable A que une la mascara con la consola en el puerto A de la mascara.

3. Presione el botón de inicio en la parte superior de la consola, señalado como una X amarilla, sucesivamente, asegúrese de encontrarse cómodo y en un lugar tranquilo, puesto que, mientras la consola este en funcionamiento, su cuerpo se encontrara en un estado similar a dormir.

4. Si experimenta al problema con el inicio del juego, el juego incluye un modo seguro que se activara fácilmente con la orden de voz “Proceso Seguro”. Al instante, la consola se reiniciara y apagara en un plazo no mayor a 1 minuto.

5. Una vez dentro del juego, solamente siga las instrucciones para comenzar.

Adjunto para testadores del juego.
Este juego esta diseñado para poder utilizarse a cualquier hora del día en distintos servidores. Sin embargo, debido a que esta es la primera prueba en usuarios ajenos a la empresa, se le pedirá que espere hasta las 13:00 horas del mismo día en que ha recibido el paquete, a fin de poder monitorear de forma segura el funcionamiento del juego. En caso de iniciar antes o después, la empresa no se hace responsable por posibles fallos durante la sesión de prueba.


Perfecto. ¡Estaba lista! Observe el casco. Era muy moderno, de color blanco, tenía un visor de cristal que iniciaba a la altura de los ojos y cubría nariz y boca. Además de la banda blanca a la altura de la boca, venia un estuche con otras tres bandas y sus instrucciones de uso. También venia un folleto donde se explicaba que era el S.S.F.E.S. así como lo que debería llevar el paquete.

Folleto.
El S.S.F.E.S. es una plataforma de juego en la que el usuario podrá interactuar con los entornos del mismo modo que lo haría en una situación real. Estimulando todos los sentidos –gusto, tacto, olfato, oído, vista- el jugador experimentara la máxima sensación en videojuegos.

Trayendo el primer juego basado en esta plataforma, “The second World” representa la unión entre distintos modos de jugo y temáticas, pudiendo el usuario elegir entre la que mas se ajuste a su estilo.

Cada paquete debe incluir:
1 consola de juego.
1 Casco de experiencia virtual.
2 tobilleras de experiencia virtual.
2 muñequeras
1 cable de conexión de casco a consola de 1 mt de largo x 1 cm ancho.


***
Era ya la hora. La una en punto decía y yo me encontraba lista. El casco me dejaba respirar lo suficientemente bien como para no sentirme encerrada. Podía ver el techo de la habitación a través del casco… recostada, verdaderamente fue suerte que ese fuera mi día libre en la librería y que no tuviera ninguna cita con algún niño ese día. Me relaje… había pensado en lavar, pero bleh. Primero el vicio.

Me reí un poco y presione el botón. Me recosté y una voz retumbo desde el aparato. Femenina y mecánica, me recordó a algún que otro robot de una serie anime.

-Bienvenida señorita Mónica. Por favor, tome una posición cómoda. La cuenta regresiva al inicio del juego. 10… 9… 8… 7… 6…5…4…3…2…1… bienvenida a la experiencia. XGaming! la visión del futuro, hoy. –

Y una sensación de vértigo me invadió. Sentí como si las muñequeras y tobilleras me ataran a la cama, mientras que el casco me envolvía. Me sentí cada vez más pequeña y recordé escenas de la película de Harry Potter, cuando Dumblendore transporta a Harry por primera vez. El sentir de ser transportada mientras te quedas dormida… luego, todo en negro.

-Bienvenidos al nivel 0 de juego. En estos momentos se sentirán algo mareados. La sensación pasara en cuestión de segundos. Por favor, manténganse en el sitio de su aparición. –

Abrí los ojos. Mire a mi alrededor... me encontraba en sitio completamente blanco. Era… como la nada misma. Sin luz, sin oscuridad, solo blanco. La voz primero provenía de todo y ningún sitio a la vez, pero, pronto, una figura comenzó a materializarse en lo que seria el centro de aquel sitio. Los pixeles se unían uno a uno, formándola con rapidez. Sus cabellos eran largos y negros, llevaba unas gafas en forma de franja de cristal. Un traje negro, ajustado con botas largas. Varias líneas de luz iluminaban sus movimientos –literalmente-. Su voz, mecánica, con un toque de humano volvió a romper el silencio.

-Integrando jugadores en 3…2…1… Bienvenidos a la experiencia XGaming. –

Pronto, uno a uno aparecieron, como figuras pixeladas que tomaron su forma humana. De entre todos, pude reconocer a uno… ¡Chris!. Antes de poder intercambiar palabras, la joven volvió a hablar, captando mi atención.

-La experiencia comienza ahora. Bienvenidos sean a la plataforma. Mi nombre es Xactamira, seré su asistente de configuración. Delante de ustedes, una pantalla aparecerá con el menú a elegir. Primordialmente, sugiero que seleccionen el modo de juego, ya sea solo o multijugador. Después de esto, podrán elegir de entre las opciones disponibles. Antes, les serán mostrados los entornos de juego disponibles.-

La joven alzo la palma de su mano a un lado de su cuerpo, como lo harían las asistentes de los magos a la hora de mostrar un acto. Sonrío, hablando nuevamente.

-Primera plataforma. Medioevo. – Al instante, todo a nuestro alrededor cambio. Nos encontramos en medio de una taberna, con sillas y mesas viejas. Incluso ¡olía como una!. Sudor, cerveza y comida asada. Mire sorprendida y con una sonrisa enorme en el rostro. A la izquierda, un hombre regordete servia cervezas a otros sujetos que charlaban entre si. A la derecha, la entrada a la posada donde dos guardias enormes y uniformados inspeccionaban el sitio. Incluso me permití tocar una de aquellas mesas, detrás de mí. La madera se sentía tan real… -Primera variante. Medioevo época de brujas. – De pronto, en la escena, entro un cura, arrastrando a una mujer. La escena cambio tan abruptamente que incluso me maree. Estábamos en medio de una multitud, todos los aldeanos sostenían antorchas y el cura Leia un pergamino. El aroma de aquel sitio era una mezcla de aceite para antorchas, madera quemada y suciedad. La chica gritaba que no era bruja y me sentí incluso culpable… Todo era tan real. La joven volvió a hablar. –Variante fantasía. – Y de nuevo todo cambio. Ahora estábamos en medio de un bosque. Todo parecía normal, salvo por el hecho de que, los demás tenían distinta ropa a la que llevaban al llegar. Incluso yo me sentí extraña, podía ver las cosas mejor de lo que lo hacia antes, los sonidos se incrementaron y me sentí mas ligera. Mire mis manos… mi traje. Verde, con un arco colgando de la espada, toque mis oídos. Puntiagudo. -¡Soy una elfa!- grite sorprendida y con gusto. Habría preferido vampiro, pero el modo demo, estaba bien. Ruidos surgieron de entre las sombras que formaban aquellos árboles. Nerviosa, mire a los demás, cada uno con un traje distinto… di un paso hacia atrás, cuando aquella criatura salto contra nosotros, de tres ojos con garras en lugar de patas y hocico repleto de dientes…

-Cambio de plataforma. Actualidad. Año 2014. – Tan rápido fue el cambio que en un abrir y cerrar de ojos, estábamos en otro sitio. Era un callejón, el olor a basura vieja y gasolina de los automóviles que pasaban por la autopista cercana inundaban en lugar. Mire a mi alrededor… estábamos todos. –Modo súper héroe. Y al instante, trajes de nuevo. Yo llevaba guantes blancos, con un traje que consistía en mallas, falda corta y una blusa estilo corsé blanco. Mi cabello había crecido, largo hasta por debajo de la cintura y color blanco. Llevaba una mascara del mismo color que el traje. -¿Qué…? – pregunte, y supe casi al instante que podía hacer. De mis manos, un halo blanquecino surgía, como escarcha. Un grito capto la atención de todos, una pareja joven estaba siendo atacada por un sujeto muy parecido a una oruga humanoide y babosa. Una mueca de asco, aunque con satisfacción. –Entrando a siguiente modalidad. Modalidad Gangster activada. Y, de la nada, cada uno portábamos trajes al puro estilo de la mafia. Mi vestido, de color rojo brillante, con un cigarro largo y un bolso que abrí con curiosidad. Una pistola pequeña, de dama se encontraba cargada y en perfecto estado. La tome, observándola con una sonrisa… cada uno traía un traje similar, con armas de fuego y un buen fajo de dinero. –Mi dinero…- Dijo un hombre delante de nosotros. Me di cuenta donde estábamos, era un salón de juegos ilegales. Las cartas sobre una mesa delante de nosotros el cobrador estiraba la mano hacia nosotros, sosteniendo una cuerno de chivo. –Tres o mueren…- y justo cuando el primer disparo fue lanzado hacia nosotros, la modalidad cambio.

-Cambio de plataforma. Futuro. Año 3000.- Lo primero que llego a mi, fue un aroma a limpio. Lo segundo, la sensación de que estaba suspendida en el aire… baje la vista. ¡Lo estaba! Todos. Suspendidos en el aire como si la gravedad no existiera, bajo nosotros, varias naves espaciales disparaban una contra otras, a nuestro alrededor, estrellas y oscuridad. De un lado, un planeta muy parecido a la tierra, del otro, una nave híper gigante que disparaba con cañones hacia esta. [color=yellow]–Modalidad guerra del espacio. –[/color] Me di cuenta de que, ahora, llevaba un traje espacial color púrpura. En cada brazo, dos cañones que sabia yo, activaba con simplemente desearlo. Dos propulsores a la espalda me permitían mantenerme suspendida en el aire. Llevaba también a la espalda una espada… hacia frío. Ese sitio era muy frío, estábamos en pleno espacio. –Mola…- pensé, mirando a mí alrededor. –Segunda modalidad. Apocalipsis Zombie.- Y de un segundo a otro, mis pies tocaron tierra. Ahora en mis manos sostenía un bat metálico y en la espalda, una katana. Era… casi un sueño hecho realidad. Mire a mí alrededor… una ciudad completamente destruida, cuerpos por doquier. Ugg no creí que un sitio así apestara tanto. Me lleve las manos a la nariz, la putrefacción era demasiada. Mi ropa, cambiaba junto con el sitio. Un par de shorts cortos, con tenis y una mochila llena de cosas útiles y necesarias, una blusa de tirantes y una pañoleta en la cabeza. Mis ojos brillaron… ¡sii! ¡Zombies! Pensé. Un gruñido provino desde la otra carretera y, cuando menos lo pensaba, una horda de zombies corría hacia nosotros, tropezándose y gruñendo con hambre de carne humana… Sostuve el bat con ambas manos, lista para matarlos… de pronto, volvimos a la nada.

¡ ¿Qué?! Pero… pero estaba a punto de…-

-Por favor, seleccione la plata…pla…plataforma de su, su, su, elección. – OK… eso había sido raro. Durante un segundo, fue como si Xactamira estuviera a punto de desaparecer. Delante de cada uno apareció un menú, donde podía verse en una mini pantalla los escenarios mostrados. Marque la opción de “Solo”, puesto que, esta experiencia quería manejarla sola. Si… seguramente luego me juntaría con Chris, cuando pudiera hablar con el.

-En cuanto seleccionen el modo de juego, les pedirá crear un usuario. Por favor, llene los campos correctamente. La contraseña es a reconocimiento de voz, unida a un sistema de números y letras. –

En cuando elegí el modo solo, apareció una pantalla delante de mí. Era sencillo, solo tenia que llenar los campos a voz.

Nick: Ixtaleth.
Correo electrónico: monipautopia@hotmail.com
Edad: 25 años.
Sexo: Mujer.
Contraseña (7 caracteres): ***********

Luego, me mostró el menú de juegos. Indecisa, no sabia si ir por fantasía medieval (¡Tanto tiempo jugando en noreth!) o Futurista zombie. Finalmente, me decidí por la segunda, siempre había querido estar en un sitio así.

-Una vez seleccionado el modo de juego, espere a que su compañeros elijan la plataforma. –

Ahora estaba todo listo… a esperar. Mire a los demás con una sonrisa, mordiéndome el labio inferior. Si… ¡si! no cabía en mi alegría… ansiosa, jugueteaba con mis manos, esperando ansiosa.

instrucciones post de charla. :3
avatar
Baby Doll

Mensajes : 228
Edad : 28
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Eleazar el Lun Dic 26, 2011 5:16 pm

¡Felicidades!

Felicidades Srita Cristina.
Junto con saludarle deseamos anunciarle que ha sido seleccionada por XGaming! para colaborar en el desarrollo de la nueva plataforma de Videojuegos que ha desarrollado para el próximo año: El S.S.F.E.S (Sensorial Stimulation For Entertainment Sistem), presentando su primer juego de prueba “The second World”.
Le avisamos desde un principio que si usted no desea participar de la prueba en fase Beta de este nuevo sistema de juegos se abstenga de abrir el paquete, y lo regrese al remitente, sin embargo, aun y cuando lo devuelva, le pediremos que agregue los formularios adjuntos a esta carta junto con una Evaluación precisa y correcta de su experiencia con nuestra maquinaria más moderna a fin de que pueda recompensársele monetariamente cualquier esfuerzo que haya realizado.
Solo tendrá que seguir las simples instrucciones en el manual del usuario contenidas en la caja para poder conectarse por primera vez al S.S.F.E.S.


Bajé la carta, y eché un vistazo al paquete que me había llegado ese mismo día, aun con el precinto sin romper. Estaba sentada sobre el suelo de mi habitación con las piernas cruzadas, la notificación en las manos y… cara de alucinada. ¡Joder, joder, no me podía creer la potra que tenía! ¿Cuándo había participado yo en esto? ¿Había mandado alguna solicitud y ya no me acordaba? Bah, me había tocado el gordo, y eso me bastaba. Eché un vistazo más a la carta, leyéndola de nuevo, regocijándome... saboreando aquel delicioso momento de anticipación antes de abrir la caja. Pfff... ¿“Si no desea participar”? ¿Devolver el paquete? Que formalidad tan innecesaria... estaba claro que cualquiera en su sano juicio se lo quedaría. Lo que no terminaba de creerme es que ese “cualquiera” fuera yo.

Dejé la carta en el suelo y, con las manos listas para desenvolver, miré la caja. Ahh... me encantaban esos momentos. Esa anticipación, el logotipo de la empresa en el cartón, el olor a celofán, el misterio de qué demonios habría dentro. Hinqué las uñas en el celo, y empecé a despegar la esquina. Con cuidado, retiré el adhesivo, y abrí las solapas de la caja. Ohh, tío... que pasada. ¿Eso era un casco? Cuando decían “Sensorial Stimulation”, me imaginaba alguna cursilada tipo 3D, de esas que estaban tan de moda... pero al ver ese armatoste mi imaginación ya estaba volando. Me decía a mí misma que no flipara demasiado, pero ya me estaba imaginando algo similar al manga “Hack”.

-Nah...- Seguramente no sería tan espectacular como pintaba... la tecnología no había avanzado tanto. Pero dios, como molaban esos guantes. Me los planté y vi cómo quedaban... ¿Para qué servirían? Suponía que sería alguna especie de mando tipo Wii, un sensor de movimiento o algo así.

Bueeeno... era hora de echar un ojo a las instrucciones. Normalmente pasaba de esas cosas, por lo general los juegos ya te daban suficientemente la vara con los tutoriales... pero en este caso haría una excepción. Vamos, que no tenía idea ni de por dónde empezar. Leí las advertencias... ¿“Daño neuronal o mental”? ¿Neuronal? Me encogí de hombros... bah, iría dirigido a niños con problemas de epilepsia o algo así. Me puse las tobilleras, comprobé que las zonas amarillas contactaban con la piel y me puse la máscara. A ver qué más... “conecte el cable A”... blah blah blah... creía que ya estaba todo.

Oh, había también un folleto.

-“El S.S.F.E.S. es una plataforma de juego en la que el usuario podrá interactuar con los entornos del mismo modo que lo haría en una situación real. Estimulando todos los sentidos –gusto, tacto, olfato, oído, vista- el jugador experimentara la máxima sensación en videojuegos...”- Oh, venga ya. Eso no se lo creía nadie... y se llamaba publicidad engañosa. Solté el folleto con una risotada incrédula.

Salí de la habitación... no había nadie en la casa. Mis padres estaban trabajando, y mi hermana y mi hermano en clase. Cerré la puerta. Miré el reloj: las 13:00. Pulsé el botón de inicio con una risilla contenida y me recosté frente al escritorio, en el sillón de mi habitación. Que emoción... el corazón me latía un poco deprisa, como siempre que empezaba un juego nuevo que nunca había probado.

-Bienvenida señorita Cristina.- Fiuuu... que personalizado. ¡Usaban mi nombre!- Por favor, tome una posición cómoda. La cuenta regresiva al inicio del juego. 10… 9… 8… 7… 6…5…4…3…2…1… bienvenida a la experiencia. XGaming! la visión del futuro, hoy. –Noté una sensación extraña, y estuve a punto de perder el equilibrio, de caerme... o esa sensación me dio. Urg... mi híper sensible estómago hacía de las suyas...

-Bienvenidos al nivel 0 de juego. En estos momentos se sentirán algo mareados. La sensación pasara en cuestión de segundos. Por favor, manténganse en el sitio de su aparición. – Aunque hubiera querido, no habría podido reaccionar. Estaba en otro sitio... un sitio que ya no era mi habitación. Un cuarto blanco... si es que se le podía llamar cuarto. No había paredes, no había nada... ¡era infinito! Ostias... ¡Y yo estaba ahí, en persona! Me miré las manos, el cuerpo, me di palmadas en las piernas... ¡Era como si estuviera allí de verdad! Tío, era imposible... -Integrando jugadores en 3…2…1… Bienvenidos a la experiencia XGaming.- Ey, ey, ey... ¿Jugadores?

Frente a mis narices se empezaron a materializar de la nada varias personas. ¡Eh, en el folleto no ponía nada de esto! No quería que un montón de desconocidos me vie... oh. Bajé la vista y... claro, cómo no. Llevaba puesto el puto pijama. El del Pato Lucas. Bajé la vista con vergüenza, evitando las miradas de todos. ¡Mierda, esto se avisaba antes! ¿¡Qué hubiera pasado si estuviera en pelotas!?

Una figura me llamó la atención. Era una mujer de aspecto futurista, de ropa negra y ajustada y una especie de visor azul. Wow, sí que se había metido en el papel…-La experiencia comienza ahora. Bienvenidos sean a la plataforma. Mi nombre es Xactamira, seré su asistente de configuración. Delante de ustedes, una pantalla aparecerá con el menú a elegir. Primordialmente, sugiero que seleccionen el modo de juego, ya sea solo o multijugador. Después de esto, podrán elegir de entre las opciones disponibles. Antes, les serán mostrados los entornos de juego disponibles.- ¿¡Era la máquina!? Ya decía yo que vestía raro, y que tenía unos efectos de luz poco naturales. Tío, qué real parecía...

Si había flipado con el extraño cambio de situación, lo que vino después fue aun más alucinante. A unas palabras de la mujer futurista, el escenario cambió por completo. O quizás sería más correcto decir que “el lugar” cambió radicalmente, como si nos hubiésemos teletransportado. ¡Estábamos en una taberna, con todos los estereotipos típicos de las mil historias Medievo-fantásticas que había leído! Y parecía que todo estaba ahí de verdad… no era un simple efecto 3D… ¡Era como si estuviéramos allí! Sentía en los pies las irregularidades del suelo de madera, a través de los calcetines (no llevaba ni las zapatillas de andar por casa…). Uoh… ¿olía a asado?

-Primera variante. Medioevo época de brujas.

Y zas, todo cambió a nuestro alrededor de nuevo. Estábamos en medio de una multitud de pueblerinos, que sostenían antorchas en sus manos. Podía ver y oler las motas de fuego que se desprendían por el aire y… ¡Ese tío de al lado me había empujado!

–Variante fantasía.

Un bosque surgió de la nada. Ahh… miré todo con encantada fascinación. Habían dado en mi punto débil… siempre me había gustado ese tipo de lugares… y olía a naturaleza, y a árboles… todo a mi alrededor transmitía tranquilidad y paz… y todo era verde… verde… ¡Ey! ¿¡Por qué mis manos estaban verdes!? Una chica, de entre los otros jugadores, gritó emocionada que era una elfa. Miré mi cuerpo con más detenimiento… seguía siendo yo, pero mi pelo estaba cubierto de rastas y mi piel había cambiado. Mis orejas estaban algo puntiagudas. Llevaba un bastón extraño y tosco, y una especie de ropa de chamán o algo así.

-Y yo una orca… creo – una sonrisa se formó involuntariamente en mi boca. Era demasiado flipante. Nunca había oído que existiera una tecnología tan avanzada como esta, ni soñé que fuera posible llevar a este extremo la “realidad virtual”… pero para esos momentos estaba tan eufórica que ya había aceptado por completo que podía existir un juego tan alucinante. En esos momentos, ya no me preguntaba cómo era posible… sólo quería ver qué otras cosas podía enseñarme. Cuando algo nos gusta, nos da igual lo demás… tenemos facilidad para creernos lo que nos agrada, aunque parezca ilógico o imposible. Oh, y esto me gustaba, y mucho.

Un segundo después, estábamos en el mundo real, en un callejón, y después… llevaba mallas. ¡Iba de superheroína! Llevaba un traje ajustado y de un amarillo desvaído, y llevaba unas botas altas, un antifaz, unos guantes y una capa de color rosa chicle. No es que el traje no me gustara, aunque fuera cantoso a rabiar... de hecho me parecía una pasada, como especialmente diseñado para mí... pero llevarlo delante de otra gente... ejem, no me hacía mucha gracia. Un sujeto de aspecto sospechoso, que recordaba vagamente a una oruga, desvió mi atención de mi vestuario. El malo, claramente. Se me pasó por la mente: “si pudiera convertirme en algún tipo de bestia, podría aniquilarlo en un plis”... Sólo con pensar eso, algo se activó en mi interior, y mis manos se convirtieron en unas garras bestiales. Sentí como si mis piernas fueran terriblemente potentes y ágiles. ¡Podía cambiar la forma de mi cuerpo con solo pensarlo!

–Entrando a siguiente modalidad. Modalidad Gangster activada. - Nuestros trajes volvieron a cambiar. Las mallas fueron sustituidas por un traje con chaqueta y pantalones negros con rayas verticales blancas. Llevaba un ridículo sombrerito negro sobre la cabeza, y tirantes. Eché un vistazo a la chica de al lado y...joder, ella tenía un aspecto mucho más impresionante. Aunque bueno, yo nunca habría podido llevar ese vestido rojo... y el revólver de mi cinturón añadía encanto a mi traje. Molaba cantidad. Un tío delante nuestro disparó su arma, y cerré los ojos instintivamente.

-Cambio de plataforma. Futuro. Año 3000- Cuando abrí los ojos, pegué un respingo. Estábamos flotando en el aire y, aunque al principio me impresionó, pronto disfruté del espectacular espectáculo. -Modalidad guerra del espacio.- Sentí como si me congelase, y era normal porque... ¡Estábamos en mitad del espacio! Me mantenía en el aire con un par de propulsores en las plantas de los pies, que al principio me costaron un poco manejar. Dos impresionantes cañones surgían de mi espalda y pasaban sobre mis hombros, apuntando hacia delante. Sólo con pensarlo, dos cuchillas luminosas surgieron de mis muñecas.
–Segunda modalidad. Apocalipsis Zombie. - Uauh... alucinante. Una ciudad destruida, de un aspecto bastante apocalíptico, nos recibió. Habían hombres tirados por las calles, y por el olorcillo que subía a mi nariz... ejem, digamos que no se encontraban en muy buenas condiciones de salud. A mi espalda, sentí el peso de algo. Lo cogí: era un fusil impresionante. En mi cintura, había un machete (obviamente, la clásica “opción de emergencia” ante una posible falta de munición). Surgieron de la ciudad, rugiendo de sed de sangre, un ejército de zombies. Oh, gracias a Dios, en esta modalidad tampoco llevaba el pijama... habría resultado poco intimidante con él. En lugar de ello, llevaba unos vaqueros grises, una chaqueta marrón oscura y unas botas. El equipamiento perfecto para salir por patas.

Volvimos de pronto a la habitación blanca, y la mujer futurista dijo -Por favor, seleccione la plata…pla…plataforma de su, su, su, elección. -La mujer parpadeó unos momentos, como si fuera a desaparecer. Ah... una cagada de este tipo era de esperar en la versión beta. Esperaba que un juego tan impresionante como este no perdiera parte de sus encantos en un “ataque masivo lag”. Después de eso, frente a mí apareció una pantalla con varias opciones, y la mujer nos pidió que seleccionáramos el modo que deseábamos. Después de dudar un momento y dirigir una mirada furtiva a los demás, marqué la opción de "solo". Jugar en multijugador podía ser divertido... pero no era lo mismo hablar con gente sin ver sus caras, a través de la pantalla de un ordenador, que estar con ellos como si estuvieran en carne y hueso junto a mí. Siempre me sentía nerviosa cuando estaba con otras personas, al menos hasta que cogía confianza (aunque muchos de mis amigos de internet no se lo creían). Por el momento prefería disfrutar del juego sin presiones...

Una segunda pantalla apareció, con varios campos a rellenar. Sin alzar mucho la voz, fui dando mis datos:
Nick: Dange.
Correo electrónico: Dange@hotmail.com
Edad: 21 años.
Sexo: Mujer.
Contraseña (7 caracteres): *******

La chica de al lado nos sonrió, y yo le devolví la sonrisa con algo de verguenza. Parecía que ella ya había seleccionado la variante que quería, y esperaba a que nosotros hicieramos lo propio. Vi las opciones que nos daban, y que ya nos habían mostrado en una especie de "tentempié". No dudé mucho: elegí "Futurística; apocalipsis zombie". En cualquier otro momento, casi seguro habría escogido la opción medieval-fantástico... pero la última viciada había sido al Silent Hill shattered memories. Pocas veces había jugado a videojuegos de ese tipo y, tras tanto rpg, me enganchó probar algo nuevo. Quería algo parecido. Yo también esperé a que los demás eligieran, con el corazón latiendo de emoción y nervios.
avatar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Barlow el Jue Dic 29, 2011 12:05 am

“Hola nena… este es el numero de Dante Lyones el hombre que te ha robado el corazón! Por desgracia para ti no me encuentro en este momento, déjame tu mensaje después de la señal…” -beeeep-

“¿El corazón? Lo que me robaste fueron 350 dólares Hijo de p… se donde vives, mas vale que tengas mi dinero antes del viernes o te juro que te …. Haaaaa!!” -beeeeep-

“Señor Lyones, llamo de la compañía de teléfonos para recordarle que debe regularizar los pagos atrasados de su cuenta, este ya es el tercer aviso y la suspensión del servicio esta en tramite…” -Beeeeep-

“¿Dante? He tratado de ubicarte por todos lados! Solo quería decirte que lo de la otra noche fue un error y que no pienses que voy a retirar la demanda solo por que te acostaste conmigo… adiós!” -Beeeeeep-

“Dante -El Diablo- Lyones, los tipos duros como tu acostumbran a no responder el teléfono… pero yo se que seguramente me estas escuchando. Dante lo único que tienes que hacer es dejarte caer en el cuarto asalto y solucionare tus problemas financieros hasta el final del año…” -Beeeeeeep-

Esa es la manera en que naturalmente inicio mis mañanas, reproduciendo los mensajes en mi contestadora; esta es mi vida, un completo desastre de principio a fin. Pero la cosa no acaba allí, las malas noticias que no llegan por teléfono, llegan por correo, eche un vistazo a los sobres que tal como me lo esperaba eran todas facturas, cuando tropecé con un paquete bastante inusual “S.S.F.E.S.” decía la caja con esas letras llamativas y de aspectosofisticado.
“Yo no pedí esto, no se que es y seguro que no puedo pagarlo!” fue lo primero
que pensé mientras revisaba el remitente y dirección de destino, todo correcto… Ya lo tengo! Seguramente Diego mi hijo participo en el concurso usando mis datos y dirección, no tengo ninguna otra explicación razonable para que llegue una cosa de estas a mi hogar.
“¡Felicidades!

Felicidades Señor Dante.

Junto con saludarle deseamos anunciarle que ha sido seleccionada por XGaming!
para colaborar en el desarrollo de la nueva plataforma de Videojuegos que ha desarrollado para el próximo año: El S.S.F.E.S (Sensorial Simulación For Entertainment Sistem), presentando su primer juego de prueba “The second
World”.


Blablabla… arrugue el papel antes de terminar de leerlo, ya me quedo claro que es un video juego, seguramente esos simuladores virtuales donde salen mujeres anormalmente perfectas con las cuales se puede flirtear en alguna realidad ñoña tipo “señor de los anillos” no soy precisamente muy admirador de estas cosas, pero ¿Qué pierdo con probar? Seguro que mola mucho mas que las viejas consolas de 16 bit en las que solía jugar Mortal Kombat cuando tenia 12 años. El primer problema con el que tuve que lidiar fue con la talla del trajecito ¿Cuál es el punto de hacer que estas cosas sean tan ajustadas? Seguramente fueron manufacturadas para adolecentes y no para un adonis de metro ochenta y 32 años en el cuerpo; conseguí ponerme todo el equipo de todas maneras, conectar los cables fue otro dolor de cabeza, tuve que leer el manual 2 veces solo para enterarme de lo que es un puerto USB y un HDMI… que obsoleto me siento! Después de 15 minutos de descifrar donde va cada cable pude finalmente ponerme el casco y dar inicio a la sesión de juego

-Bienvenido señor Dante.”Hola nena del futuro, ¿eres una policía del futuro verdad?” Por favor, tome una posición cómoda. “Lo que tu digas preciosa ¿que jugaremos primero?… tu eres la policía yo el ladrón me dejo atrapar, me pones las esposas y luego hacemos cositas!!” La cuenta regresiva al inicio del juego. 10… 9… 8… 7… 6…5…4…3…2…1… bienvenida a la experiencia. XGaming! la visión del futuro, hoy. – Bueno esta más que claro que hacerle los puntos a una modelo virtual es el
equivalente a tratar de seducir a un ladrillo, puedo decir que el comienzo es
bastante prometedor, si bien no soy un gamer bien podre reírme de cada cliché
que pille en el camino, será divertido!!

-Bienvenidos al nivel 0 de juego. En estos momentos se sentirán algo mareados. La sensación pasara en cuestión de segundos. Por favor, manténganse en el sitio de su aparición. “no hay problema, soy un chico rudo puedo beberme una cerveza
en una montaña rusa, la interfaz de un video juego no me hace ni cosquillas”
mentira, la verdad es que si me sentía mareado, no tengo costumbre, es la primera vez en mi vida que me pongo un casco de realidad virtual y solo espero que esto no me mate de un ataque epiléptico.

-Integrando jugadores en 3…2…1… Bienvenidos a la experiencia XGaming. –¿Qué…mas gente? Hey no quiero ser visto por más gente;De donde se apaga esto!!

-Primera plataforma. Medioevo.– WOw eso fue intenso, cifras digitales aparecieron frente a mis ojos, líneas colores, pixeles diminutos creando un entorno a mi alrededor desde la nada en un abrir y cerrar de ojos y detalle por detalle se creaba ante mi un nuevo escenario, la calidad grafica era de otro mundo, incluso los colores parecían estar mas vivos que en la realidad misma… yo que pensaba que fumarse una rama escuchando Pink Floyd era algo intenso!!

Aparecí en medio de un mercado persa, repleto de gente,ladrones, prostitutas, estafadores, pequeñas tiendas vendiendo animalesexóticos, fetiches mágicos, armas, telares, alfombras todos afiebrados tratandode captar la atención de algún comprador yo estaba parado en frente de unhombre que ocultaba una perla en una de tres vasijas y las movía rápidamentepara hacerte perderla de vista, quizás el juego de azar mas viejo del mundo -Primera variante. Medioevo época de brujas. – Elescenario cambia otra vez… Hey!! ¿No creenque van un poco rápido? Recién empezaba a disfrutar el escenario anterior,había una mujer gitana de ojos misteriosos y cabello largo hasta la cintura yno le pude preguntar su número de teléfono, exijo que me devuelvan mi dinero!!
Encima es el peor cambio del mundo, estoy parado en una plaza que a juzgar por
su arquitectura aparenta ser británica, junto a dos hombres gigantes con sus cabezas cubiertas con capuchas mostrando sus pechos velludos y obesos sosteniendo hachas enormes… parecen verdugos o algo así.

Mis manos estánencadenadas detrás de mi espalda y estoy en lo que parece una ejecuciónpublica, los vegetales podridos que la gente me arroja despiden un olor desagradable, realmente los efectos gráficos de esta cosa están muy bienlogrados, pero yo sigo pensando que esto es una mierda estoy con la soga al cuello en vida real y también en el mundo virtual!!

“Por contradecir los dogmas de las santas escrituras, orinar en la basílica de san Pedro, ofender a una alta autoridad de la iglesia, resistencia al arresto, robarle la ropa a una mujer mientras se bañaba en el rio, adulteración de un titulo de nobleza, lenguaje soez, poligamia, estafa, incitación a la prostitución, riñas y escándalos en la vía publica… por el poder que me confiere el santo oficio te condeno Korven Stark, alias el sucio korven, el buitre picto, el don juan de los estafadores y cualquier otro alias que pueda tener a ser colgado hasta morir… dios tenga piedad de tu alma!” –Variante fantasía. Otro cambio alabado sea thor dios del trueno!! Lo que puedo entender es queestoy en pequeños fragmentos de cada realidad como una presentación del producto final… pues si de algo estoy seguro es que no quiero estar en los zapatos de ese Korven!!

Ahora mismo estoy en medio de un bosque totalmente desnudo y inclinado sobre un charco de barro… bastante malo, pero definitivamente mucho mejor que la escenita de la ejecución en noche de brujas. Puedo oír el aullido de los lobos, tranquilízate Dante es solo un juego por real que parezca no puede lastima… [color:e863=<]“Haaaaaaaaack!” Esto empieza a asustarme un poco, sentí una leve contractura muscular, no en extremo dolorosa pero si bastante molesta en mis brazos y espalda en la medida que veo a la luna salir de entre las nubes estas contracturas se intensifican, mi cuerpo se vuelve peludo, mis manos se convierten en garras y mis dientes convergen en filosos colmillos… Cool, Siempre quise ser un hombre lobo!!
-Cambio de plataforma.Actualidad. Año 2014. esto empieza a marearme; el cambio no fue tan sorprendente, llegue a un callejón repleto de grafitis, basura y escasa iluminación… me recuerda a mi barrio! –Modo súper héroe. jajajajajajajaja!! Ok esta parte me causo gracia, no tengo capa, tampoco la ropa interior sobre los pantalones, no mascara, ni mucho menos un tonto símbolo en el pecho en lugar de eso una rubia cabellera, músculos esteroidales como era de esperarse y una guitarra láser!
Spoiler:

Soy Varg blazer, el vikingo del rock n’ Roll y las melodías de la justicia caerán como relámpagos sobre los malhechores! -Modalidad Gangster activada.Que…que cosa? Quien apago la luz!! Esto es raro no veo nada y me cuesta respirar, es como si tuviera una bolsa de plástico puesta en la cara ¿se abra estropeado la consola? Quizás se me desconecto algún cable… “al señor Bartino no le gustan los sabuesos JACK” escuche decir a alguien con ese clásico asentó Ítalo americano de las películas de mafiosos ya sabes así como exagerando “jiaaackkk”… Hay no! No me digas que!

Tal como lo pensaba es una escena de torturas donde el chico bueno, vale decir yo cae prisionero, lo atan a una silla y en lugar de matarlo de una; como debería pasar en realidad y en el caso mas sensato te hacen sufrir mas de la cuenta y se extienden con frasecitas rebuscadas dándole al héroe la oportunidad de escapar! “¿Que Ocurre Jack? ¿Te comieron la lengua los ratones?” finalmente me quito la molesta bolsa plástica de la cabeza, estoy en una habitación oscura, quizás algún hangar abandonado o bodega de puerto, apartada de la ciudad para que no importe cuanto grite, nadie me escuchara y blablablá. ¿Por qué será que estas escenas incomodas son especialmente extensas?
“en este preciso momento te gustaría que te diera un tiro en la frente justo en medio de los ojos ¿Verdad Jack?... pero tengo ordenes estrictas de hacer que esto sea largo, ruidoso y muy desagradable” Dijo mientras presionaba el gatillo de un taladro, ¿hey que no es hora de pasar a la siguiente modalidad? “duraras tres largas semanas, Jackie boy puedes gritar todo cuanto gustes, nadie puede escucharnos!” El tipo esta acercando la broca del taladro a mi cara,ahora mismoa no se me ocurre como es que el héroe se las puede ingeniar para salir en una pieza -Cambio de plataforma. Futuro. Año 3000- de acuerdo estoy cansándome de estos cambios, mis expectativas eran ver nenas ligeras de ropa con orejas puntiagudas no pasar de ejecuciones medievales a ajustes de cuentas con mafiosos!
-Modalidad guerra del espacio.- mi ropa cambio, tengo puesto un traje muy pegado al cuerpo con algunas protecciones en el pecho rodillas y codos, parece uno de esos trajes que usan los surfistas, debido a lo perfectamente entallado que queda pero es mas grueso y confortable, lastima que esta un poco apretado en la entrepierna. En mis manos un fusil de asalto de aspecto futurista, miras digitales y contadores de precisión avanzada, la escena es un completo caos, otros hombres vestidos igual que yo corren de un lado a otro mientras otro grita dando ordenes a todo pulmón “Vamos señoritas muevan el trasero! ¿Acaso piensan vivir para siempre? Todo el mundo tome sus posiciones!!” simplemente seguí la corriente y hice lo mismo que todos hicieron corrí hasta una de esas capsulas y me ejecute al espacio en una especie de nave diminuta para un solo pasajero.

–Segunda modalidad. Apocalipsis Zombie.– Estoy vestido de negro, pantalones, botas y una abrigo largo todos de cuero, tengo una escopeta recortada en mis manos y un cuchillo de combate en una funda amarrada a mi pierna izquierda, me gusta el atuendo! Ojala pudiera tener uno así en vida real, tras caminar algunos metros pude ver mi cara en el cristal de una vitrina rota… Me falta un ojo!! En su lugar tengo un parche negro cubriéndolo y una melena larga hasta el hombro, me parezco a “Renegado” que aparecía en los dibujitos de Billy y mandy!
Spoiler:

Ok esto mola… quizás no seré el favorito de las chicas, pero si seré el mas malo de los malos! Chuck Norris muérete de envidia. Los zombies comienzan a aparecer en grupos pequeños y por tanto no parecen una gran amenaza “vengan con papa!!” Hasta mi voz suena mas grave y ecualizada, ahora entiendo por que hay gente que invierte muchas horas en estos juegos!
La interfaz vuelve a cambiar antes de darme la oportunidad de volarle la cabeza al primer Zombie-Por favor, seleccione la plata…pla…plataforma de su, su, su, elección. – Hooo genial! Un ataquede glitches, en las consolas de 16 bit era tan fácil como soplar la placa del cartuchoy problema resuelto, pero ¿Qué cosa se puede hacer en una consola de nuevageneración? La imagen de la mujer parpadeo y se vio invadida por algunospixeles que no venían al caso, bueno es una versión de prueba seguramente la versión final tendrá esos detalles corregidos.
Una pequeña pantalla con opciones apareció frente a mi, entre las cuales se podía ajustar el “nivel de violencia” si se quiere sangre o no , “lenguaje” español, ingles, alemán… también la opción de censura, si quería los diálogos completos y si prefería un pitido cada vez que alguien decía una grosería, se me ocurrió que la segunda opción haría el juego mas chistoso! Y finalmente la opción “multijugador”… prefería conocer bien el modo de juego antes de aventurarme con más gente así que seleccione la modalidad solitario.

Una segunda pantalla apareció, con varios campos a rellenar. Hey ya quiero jugar terminemos pronto!!

Nick: Blaze.
Correo electrónico: Slaine@live.cl
Edad: 32 años. “¿quieres también saber mi signo zodiacal?”
Sexo: hombre.

Contraseña (7 caracteres):*******
Por primera vez desde que me conecte, puse atención a los otros jugadores todos chicos jóvenes… Diablos que vergüenza! Seguro que deben estar pensando ¿y ese vejestorio que hace aquí? Miren para otro lado, pajenrris!!!
Ok… tranquilicémonos, mientras antes elija el escenario antes desaparecerán de mi vista; tomare la opción de "Futurística; apocalipsis zombie", lo del súper héroe no es lo mío y ya tengo suficientes mafiosos en mi vida real como para quererlos en el ciber mundo también… de la opción “medieval fantástica” me declaro decepcionado, no hay suficientes nenas.


Última edición por Barlow el Jue Dic 29, 2011 1:11 pm, editado 1 vez
avatar
Barlow

Mensajes : 19
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Grom Grito Infernal el Jue Dic 29, 2011 5:41 am

Los tenues rayos del sol se colaban entre las hendiduras de las persianas de madera, bañando la habitación de una sutil luz en medio del sonido de la alarma del celular, que vibrando continuamente al no encontrar a alguien que diera por finalizada la función programada un día anterior, termino por caerse abruptamente en el suelo propiciando un contundente golpe que resonó levemente en la habitación. Casi como si se tratara de una reacción en cadena, un sonoro bostezo siguió al golpe del celular a medida que la figura de un joven de cabellos negros, que no pasaba los 21 años vistiendo lo que parecía ser una pijama consistente en un polo de manga corta y un short, surgió de entre las sabanas blancas, llevándose ambas manos hacia la nuca mientras contraía su espalda tratando de despertarse del todo luego de lo que había sido una inolvidable fiesta el día anterior. Resoplando aun producto del letargo de recién levantarse de la cama, dio un vistazo a lo que era su habitación, reconociendo de inmediato los libros y ropas tiradas en el suelo como suyos al igual que el celular negro aun vibrando en el suelo, emitiendo a modo de alarma el peculiar silbido que había escuchado de una blonda enferma que actúa en una de las tantas películas de Quentin Tarantino.

- Otra vez el celular en el piso - exclamó el muchacho que respondía al nombre de Alejandro, tirando hacia un lado de la cama las sabanas que cubrían sus piernas - ya ni se para que pongo la alarma si al final ni la escucho - menciono con cierta sorna llevando ambos pies hacia el suelo, parándose casi de inmediato no sin antes tomar las gafas que yacían sobre la silla cerca a la cama.

Ni bien dado unos pasos diversas maldiciones salieron de los labios de Alejandro, al haber tropezado con una extraña caja que permanecía en el suelo, dando como resultado que resbalara unos cuantos metros golpeándose abruptamente la frente con el borde del escritorio. Una inminente ola de dolor recorrió toda su cabeza, haciendo que sus ojos lagrimearan por breves segundos mientras instintivamente frotaba con una de sus manos el reciente moretón que sobresalía desde su frente en medio de desiguales mechones de pelo negro. Luego de varios minutos sintiendo como el dolor desaparecía progresivamente, extrañándose del hecho que ningún miembro de su familia hubiese acudido a ver lo que le pasaba, dirigió su mirada hacia la caja de cartón que había propiciado el incidente, notando una carta de color blanco que reposaba cerca al cinto azul que rodeaba el empaque. Desgarrando el extraño logo fosforescente que sellaba la emisiva, leyó sorprendido el contenido que a grandes rasgos indicaba el haber sido seleccionado por XGaming para probar la versión beta de lo que parecía ser una nueva consola de videojuegos. Hecho que si bien lo recibía con sumo agrado, puesto habían pasado varios años desde que no ganaba ni aunque sea un caramelo en las tómbolas de su colegio, le provocaba gran extrañeza ya que no recordaba haberse inscrito en ningún tipo de concurso o convocatoria, claro a menos que se tratara de las usuales dadas por internet al escribirse en un foro, que de una u otra forma terminaba rellenando por costumbres al ser obligatorias.

- Este no tiene ni pinta de comparación con la Xbox 360 o el play station 3 - dijo con una evidente alegría, olvidando el dolor producto del golpe contra la pieza de madera ante el éxtasis de tener en manos lo que parecía ser un casco de realidad virtual, similar a los que recordaba haber visto en Tron, salvo por el hecho de que era blanco y que resultaba aun mas futurista - realmente será un lujo probar este juego cuanto antes.

Dándole un rápida ojeada al folleto de instrucciones que venía junto al casco y demás implementos, tomo asiento en el sillón de cuero negro que estaba cerca a la puerta, poniéndose todo los accesorios requeridos previamente depositando la consola sobre un tablero en el que solía dibujar en sus momentos libres, sintiendo como la adrenalina empezaba a incrementar ante cada campanada dada por el viejo reloj de péndulo que resonaba pese a estar en la sala, indicando con su rítmico compás que era las 13 horas. Sonriendo al ver su peculiar reflejo similar al de una especie de androide a través del visor que daba hacia el espejo del armario, que por extraña razón permanecía abierto pese a que siempre lo cerraba, volvió su atención hacia el pequeño botón con la palabra "iniciar", apretándolo en el acto mientras se deja caer en el respaldar esponjoso ante un voz desconocida de mujer que llamándolo por su nombre empezó una cuenta regresiva, dándole la bienvenida a lo que probablemente sería la mejor experiencia en toda su vida gracias al XGaming.

El asombro era total al ver lo que empezaba a formarse en su propia habitación, puesto cual acto de magia y haciendo evidente más que nunca la mención de "el jugador experimentara la máxima sensación en videojuegos" que figuraba en el folleto, todo se torno en un manto de oscuridad mientras una sensación similar a la experimentada al ascenso de una avión se esparcía en su estomago, dando como resultado unos leves mareos que llego a contener al son de la voz mecánica que dándole nuevamente la bienvenida pero esta vez al nivel cero, indicaba que la incomodidad por la que experimentaba pasaría pronto. Afirmación cierta, puesto de un momento al otro la agitación se detuvo en medio de un destello que termino revelando una extensa habitación blanca por donde se viese, destacando repentinamente un conjunto de caracteres verdes agrupándose casi al instante, formando la silueta de una muchacha de cabellos negros y piel pálida, vistiendo un traje idéntico a los mostrados en películas futuristas salvo por el hecho de tener ambos brazos y gran parte del rostro al descubierto. Motivado quizás por la curiosidad de saber de quién se trataba y como había ido a parar a tal lugar, siendo que en ningún momento había abandonado su habitación, estuvo a punto de levantarse de su asiento cuando nuevos destellos de caracteres dieron origen a diversas figuras sentadas como él mientras la voz mecánica, reconociendo esta vez su origen en la misteriosa mujer morena que claramente era una especie de guía para los jugadores de “The second World”.

- ¿Xactamira? Extraño nombre para un bot aunque debo admitir que el aspecto es espectacular en lugar de las típicas imágenes en 2d del play station – susurró para sí mismo, luego de escuchar como la mujer que permanecía parada daba a conocer su nombre y cuales serian sus funciones en el juego, una especie de guía tal como había imaginado apenas verla – nada mal aunque hasta ahora no veo que lo haga realmente espectacular…. Parece que por fin se viene lo bueno – expreso con una gran sonrisa al escuchar como Xactamira comunicaba que se procedería a mostrar cada uno de los entornos en los que se basaba el juego empezando por el Medioevo.

No habían palabras para describir el gran cambio que observaba a su entorno, cualquier posible duda sobre la verdadera innovación del juego quedo disuelto al comprobar como una lluvia de pixeles cambiaban el panorama, recreando un taberna de épocas medievales tal como figuraban en las películas. Lejos de ser tan solo puras proyecciones, todo era completamente real hasta el punto de sentir el aroma del licor y de la carne de cerdo asado, devoraba toscamente en las fauces de variopintos comensales, que sin reparo alguno y toda falta de educación escupían rezagos de lo consumido con la boca abierta, cayendo gran parte en el rostro de Alejandro. Mas asombrado que asqueado por tal nivel de realismo de la consola y sintiendo como el hambre empezaba a hacer sonar su estomago, debido a la falta de aliento al despertarse casi al mediodía, cogió un pierna de pavo que estaba cerca a él, dispuesto a darle un gran mordico y ver si el nivel de realismo llegaba inclusive al nivel del gusto como se promocionaba en el folleto. Experiencia que no pudo concluir al ver como se disipaba la suculenta presa en su mano y toda la taberna en si ante la mención de “Medioevo época de brujas” por parte de Xactamira, trasladando el festivo panorama de la taberna a uno de ira por parte de lo que parecían ser puritanos, que gritando a viva voz en cuello provocaron un momentánea sordera en los oídos del muchacho de cabellos negros, que surgiendo en medio de la furibunda muchedumbre con antorchas en mano, observaba consternado a un hombre de mediana edad portando un crucifijo de madera, leyendo un enorme papiro en medio de los llantos de una desgreñada muchacha que elevaba sus manos al cielo en búsqueda de ayuda. Sin darle tiempo para reaccionar al llegar a escuchar en medio del barullo “Variante fantasía”, nuevamente el escenario cambio hacia un bosque lleno de vida y vegetación por donde se viese, lo cual si bien era una muestra más de la magnificencia de la versión beta de la consola poco parecía importarle al muchacho, que prestaba más atención al hecho de ver como aumenta la cantidad de vellosidades en toda su piel mientras notaba un mayor peso en su espalda, percibiendo además la frescura de la vegetación ante sus pies o mejor dicha pezuñas descalzas.

- ¡Dios mío! Esto sí es fuera de otro mundo – exclamó eufórico al escuchar la voz ronca de sus palabras a modo de respuesta a la voz aguda y luego otra algo ronca de lo que parecían ser una altiva elfa de piel blanca y una mística orca de piel verde, reconociendo en aquellas dos figuras típicas de poderosas razas de los juegos fantásticos a dos de las muchachas que al igual que el habían estado en la habitación blanca – una elfa, un orco y un tauren según parece – dijo al tocar con una de sus manos los cuernos sobre su cabeza y con la otra el piercing que colgaba en su nariz y que era propia de las vacas o toros bajo el cuidado humano – ¡cuidado!

El potente grito dado al observar como una extraña bestia se abalanzaba desde los arbustos se perdió en el aire, cambio el utópico escenario forestal por uno urbano como lo era un callejón de concreto típico de cualquier ciudad, donde el sonido de patrullas lejanas alertaban a los gatos que salían asustados de entre los tachos de basura, dejando al descubierto diversos tipo de basura que emanaban un olor hediondo. Todo hubiera sido completamente normal para Alejandro si no fuera por la inusual vestimenta que al igual que sus compañeros usaba como producto del nuevo escenario mostrado dejando atrás las típicas formas de los personajes de WOW, siendo que a diferencia de los pintorescos trajes de mallas a su alrededor usaba lo que era una traje de metal o eso creía al observar a los demás por medio de un visor azul, figurando números y datos al enfocar su mirada en cada persona.

- ¡Wuju! Soy una especie de Ironman… ¿qué opinan ustedes? – inquirió a sus compañeros al ver unos guantes metálicos de color celeste en sus manos al igual que todo su cuerpo, agradeciendo el hecho de portar tal traje y no las peculiares vestimentas de los demás que claramente le recordaba los superhéroes visto en las dibujos cuando era niño – ¡Hey tu! Alto ahí – gritó el muchacho, siguiendo la dirección de las letras rojas que aparecieron en su visor con la palabra “amenaza detectada”, permitiendo percatarse de la enorme oruga humanoide que atacaba a una pareja de transeúntes.

Recordando lo que veía hacer a Ironman en las películas al enfrentar a los villanos, apunto con ambas manos en dirección a la antropomorfo mezcla de oruga con humano, desprendiendo dos potentes rayos láseres que se disiparon al igual que su entorno ante las palabras “Modalidad Gánster activada” por parte de la voz mecánica de Xactamira. Esta vez el escenario no cambio por completo sino más bien muto en una especie de salón con paredes de maderas en lugar las de cemento, siendo que esta vez apareció sentado en lo que claramente era una mesa de póquer, teniendo cartas en manos y fumando un puro pese a que no solía hacerlo. Girando su alrededor noto a sus compañeros vestidos con trajes similares a los que recordaba haber visto en películas de mafiosos como “El padrino” o “Los Intocables”, siendo que el también portaba uno igual salvo por el hecho de que era blanco por completo o por lo menos a un primer vistazo, ya que el sonido de un disparo disipo el panorama cambiando a uno totalmente diferente en todos los aspectos. El espacio en su cabalidad o por lo menos eso creía Alejandro al ver como se mantenían suspendidos juntos a sus compañeros en el espacio, viendo a sus pies monumentales naves espaciales que luchaban incesantes contra otras, recreando una épica batalla capaz de opacar a los mas majestuosos combates ideados en la mente de George Lucas.

- ¡ Excelente! esto es mil veces mejor que la armadura a lo Ironman – exclamó al ver como su cuerpo empezaba a brillar, formándose un exoesqueleto superior a la armadura que había empleado al pretender luchar contra la oruga humanoide, siendo que ese nuevo traje era completamente negro en su totalidad teniendo una escopeta futurista en una de sus manos y dos cañones láseres en los hombros como armamento, avanzando a través del impulso energético de sus botas – ¡ Zomm..biees!- vociferó entrecortadamente luego de escuchar la voz mecánica que ya bien conocía por lo avisos anteriores, indicando lo que sería el nuevo escenario a probar para beneplácito de Alejandro.

La ansiedad se apodero del muchacho al observar como la armadura que poseía daba paso a un traje común y corriente, jeans azules y un polo blanco, insuficiente protección para lo que confrontaría en la ciudad devastada que surgía ante sus ojos, donde coches en llamas, cuerpos calcinados y algunos mordisqueados yacían esparcidos en el suelo. La pestilencia de tal inmundicia era innegable, haciendo que pusiera toda su fuerza para no vomitar ante los mareos productos de los nauseabundos olores y el temor al tener que enfrentar a unas de sus grandes temores. Repitiendo una y otra vez que todo se trataba de un videojuego pensando en la gran experiencia que experimentaría de uno de sus juegos preferidos, noto como un palo de hockey tomaba forma en una de sus manos mientras en la otra un extenso machete de acero. Sin previo aviso el silencio sepulcral se rompió, dando paso a una marea de gruñidos de una muchedumbre de zombie que con los ojos en blancos y ropas hechas harapos bañadas de sangre amenazaban devorar al grupo de jugadores que permanecían a la expectativa.

- ¡No pues!- el reciente valor adoptado ante el hecho de poder enfrentar cara a cara lo que tanto hacia a través de consolas se torno en un pequeño enojo al volver a la habitación inicial, donde surgiendo nuevamente Xactamira dio a conocer que era hora de elegir la plataforma a jugar – versión beta y con fallos – dijo al escuchar las palabras entrecortadas de la guía virtual, que daban fe de que era una versión beta ante el pequeño fallo de programación según parecía – a elegir entonces.

Llevando una de sus manos hacia la barbilla vio con gran curiosidad la pantalla que surgía ante sus ojos, llenándola casi de inmediato sus datos.

Nick: Das.
Correo electrónico: Das24@hotmail.com
Edad: 21 años.
Sexo: Hombre.
Contraseña (7 caracteres): *******

Levantando la vista ante de elegir el escenario a jugar, vio como una de las chichas sentadas sonreían abiertamente mientras otra algo cohibida le devolvía el gesto. Sonriendo al ver tal timidez en una de la presentes pese a la experiencia zombie que daba temor al ser tal real, baja la mirada hacia el tablero optando por la alternativa de Apocalipsis Zombie , sin embargo, a último momento, motivado por la posible experiencia de tener un combate épico contra villanos tal como en los videojuegos de Batman o El hombre Araña, eligió la opción Modo súper héroe modo individual, esperanzado en volver a usar la armadura metálica y enfrentar en un combate sin igual a villanos de la talla de el Doctor Muerte o Magneto.
avatar
Grom Grito Infernal

Mensajes : 107
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Doctor Ivo Robotnik el Jue Dic 29, 2011 3:21 pm

Y así comenzó, un horror diferente
Algo que el mismo busco y del cual
No podrá escapar muy pronto
Ahora solo queda jugar…
Jugar con su vida y al de los demás
Ya que los cadáveres tienen hambre
¿Y que mejor bocadillo
Que la carne tierna y fresca?

Christian Chacana 29 de diciembre de 2011

Y bien … qué carajo hacia él, eran las 8 am, recién despertaba en su habitación, para variar no la había arreglado y se podía ver la ropa interior desde hace una semana arrinconada en una esquina, como temiendo que el polvo se le acercara, claro era más fácil que apareciera un hongo mirándolo y diciéndole “Papá” uno de esos días, sus pelos todos enmarañados, y claro no era para menos si también hacia un mes que no se cortaba el pelo, mas por pereza que por no querer hacerlo, por suerte el día anterior había lavado si no, habría tenido que usar la misma ropa del día anterior, abrió la puerta y para variar escuchaba lo mismo de todos los días “Andy baja al maxi para que la tía lo recoja” ahí espero que su sobrino bajara, medio dormido el pobre porque su hermana simplemente lo dejaba en las noches con la televisión y el pobre se dormía a la una de la mañana, parecía tallarín el pobre, colgando de la espalda de su “titi” como le había nombrado cuando no podía decir tío, con tranquilidad bajo los 12 escalones que separaban el segundo piso del “living” o comúnmente llamado sala, ahí le dejo sobre el sofá y le coloco el Disney junior, para variar daban “el jardín de clarilu” esos programas que uno encuentra tan chocantes a cierta edad que simplemente prefiere no saber nada de él, pero ahí, tuvo que sentarse a su lado mientras poco a poco se despertaba el pequeño… 8:30 y suena la bocina, el furgón “amarillo patito” se estaciona frente y al tía baja a recoger al maxi, un alivio para el, a veces tiene que bajar para decir que no irá al jardín únicamente porque a su hermana se le olvida que lo debe de despertar … bueno ahora tiene una mañana relativamente tranquila, hace un mes terminaron las clases y se ha estado rascando la entrepierna desde hace una semana, se dirige al patio, donde toma lo que necesita, ropa interior, una pollera y un pantalón corto, comúnmente llamado short allá, se dirige a la ducha, ya es hora de que deje de oler como oso después de hibernar durante meses, el agua sale hirviendo, para variar se le ha olvidado regular el “calefón” bueno, simplemente abre la llave del agua fría y con ello sale más temperado … 5 minutos cronometrados bajo el agua que termina cayendo negra al suelo de cerámica blanca y el agua es cortada, solo 5 minutos como aprendió, después de secarse, lavarse los dientes y etc., se sienta un minuto en el sofá, piensa meterse un rato ene l foro … pero de seguro no hay nadie conectado y viendo los temas que debe prefiere relajarse, son uno o dos solamente y tiene hasta el lunes … así que son buenos días de relajo … hasta que tenga que ir a conseguir practica.

En aquellos minutos tocaron la puerta, a esas horas solo podían ser dos cosas, o buscaban a su hermana o eran testigos de Jehová, no es que tuviera algo contra ellos, simplemente que siempre te hablaban de lo mismo, mas cuando abrió la puerta no había anda de ello, ahí había un auto negro y un hombre de negro, ¿acaso había algún alíen por ahí? Le recordaba esa película del año de la pera que aun le gustaba … de cualquier manera traía un paquete y después de ver que era para él comenzó a firmar … claro que los veintitantos papeles antes de que se le entregara la caja, ahora la tenía en la mesa de centro, que se acordara no había concursado en nada, pero con su mente lo más probable es que se casara y al año no se acordara, con cuidado abrió la caja y vio el contenido “Second World” parecía un juego de realidad virtual y pronto vio la carta que había dirigida hacia él.

¡Felicidades!

Felicidades Sr. Christian.

Junto con saludarle deseamos anunciarle que ha sido seleccionada por XGaming! para colaborar en el desarrollo de la nueva plataforma de Videojuegos que ha desarrollado para el próximo año: El S.S.F.E.S (Sensorial Stimulation For Entertainment Sistem), presentando su primer juego de prueba “The second World”.

Le avisamos desde un principio que si usted no desea participar de la prueba en fase Beta de este nuevo sistema de juegos se abstenga de abrir el paquete, y lo regrese al remitente, sin embargo, aun y cuando lo devuelva, le pediremos que agregue los formularios adjuntos a esta carta junto con una Evaluación precisa y correcta de su experiencia con nuestra maquinaria más moderna a fin de que pueda recompensársele monetariamente cualquier esfuerzo que haya realizado.

Solo tendrá que seguir las simples instrucciones en el manual del usuario contenidas en la caja para poder conectarse por primera vez al S.S.F.E.S.


Juego de realidad virtual en pocas palabras … con tranquilidad y sin mucha emoción abrió el paquete e hizo algo que jamás nadie hace … leer las instrucciones, leyó hasta que lo termino, por lo menos ahora sabia que debía de tener cuidado, en aquellos momentos su hermana aviso que se iba a trabajar, realmente ir a hacer aseo en un pub que le ofrecieron, la hora de conexión aun no había llegado, por lo que se dispuso a tomar su desayuno … un huevo revuelto y un yogurt, que delicia … claro si eres un niño, pero es lo único que había y no tenia deseos de ir a comprar pan o algo mas, ya si el día transcurrió, hizo aseo, reviso el foro y posteo en Doom … puso a hervir agua y hecho los fideos, ya había hechos alza, cuando eran cerca de las doce y media termino de cocinar y se puso a ver el folleto nuevamente, decía que desde la una de la tarde, así que espero y espero, después de conectar todo y de que fueran la 1 como se decían, conecto todo, para empezar nada y de a poco, como si fuera la matrix … película que detesta por cierto, en esos momentos una voz se escucho.

-Bienvenida don Christian. Por favor, tome una posición cómoda. La cuenta regresiva al inicio del juego. 10… 9… 8… 7… 6…5…4…3…2…1… bienvenida a la experiencia. XGaming! la visión del futuro, hoy. –

La visión del futuro … no sabía porque se sentía como en uno de esas películas en donde el futuro arruinaba todo … lo único que esperaba es que esa cosa no el friera el cerebro, la oscuridad ….era lo único que había en esos momentos, mientras se sentía atado al sofá, había sido la parte más cómoda que había encontrado, aunque ahora dudaba si había sido bueno conectarse en el living y no en la pieza, bueno de cualquier manera eran esos pensamientos que surgen después de hacer algo, pronto volvió a surgir la misma voz, esta vez pidiendo paciencia y que se quedara en el mismo lugar, abrió los ojos y frente a él comenzó a formarse de pixeles una figura, de seguro una mujer por las curvas que se notaban, ahí estaba, como un juego una figura.

-Integrando jugadores en 3…2…1… Bienvenidos a la experiencia XGaming. –

Dijo de sus labios y pronto se vio rodeado de mas “jugadores” de reojo miro a los que habían, hasta que reconoció a alguien, “Moni” y no por mono si no por Mónica, mas antes de poderle hablar comenzó todo a cambiar, claro esperaba que para bueno ya que esperaba en cualquier momento que la maquinita el friera el cerebro siendo tecnología nueva, como había dicho una de sus profesora, siempre la nueva tecnología fríe algo, sin importar lo que sea.

-La experiencia comienza ahora. Bienvenidos sean a la plataforma. Mi nombre es Xactamira, seré su asistente de configuración. Delante de ustedes, una pantalla aparecerá con el menú a elegir. Primordialmente, sugiero que seleccionen el modo de juego, ya sea solo o multijugador. Después de esto, podrán elegir de entre las opciones disponibles. Antes, les serán mostrados los entornos de juego disponibles.-

Genial, pensó, en aquel momento todo cambio, el ambiente e incluso sus ropas, el aroma a sangre y sudor fueron penetrantes, mientras su cuerpo se sentía pesado, el sonido de las espadas y gritos se escucho en sus oídos, -Primera plataforma. Medioevo.- escucho mientras debía de levantar un pesado escudo para protegerse de un golpe de espada, no era el mejor lugar para comenzar, en medio de una batalla, alguien que jamás había levantado un cuchillo contra alguien, se había imaginado varias veces en esa época, una época más simple y mas esforzada, una espada descansaba en su mano y sin dudarlo la levanto para dar un golpe a su contrincante. -Primera variante. Medioevo época de brujas. – La espada desapareció de su mano ahora tenía una biblia forrada en cuero, sus ropas eran de monje mientras la sala se encontraba en un pequeño claustro, libros por todos lados, la mayoría en latín, pero él podía leer los títulos, Copérnico, Da Vinci, entre otros, grandes científicos y artistas, frente a él un libro abierto, hablaba sobre las estrellas y constelaciones, mas en ese momento se escucharon los golpes en la puerta, abriéndose de par en par, ahí estaba un hombre vestido de blanco, con la cruz escarlata, un pesado rosario colgando de su cuello.

-Hereje… *mirando a los guardias a su lado* prendedlo y llevadlo ante el obispo-

–Variante fantasía. – Pudo escuchar antes de aquel templario le agarrara, estaba en un lugar extraño, altos vídriales, la noche hermosa, mientras delicadas nubes cruzaban por el cielo, cubriendo en parte la luna, sentía su cuerpo ligero, su piel pálida, sus colmillos sobresalientes, un vampiro … realmente no le preocupaba, aquella visión era perfecta, los bosques como un mar oscuro que se movía al son del viento, llevo sus manos hasta su espalda con pose solemne, viendo a lo lejos el pequeño pueblo en fiesta, como un noble se giro haciendo ondear su capa carmesí y azabache, caminando por los pasillos oscuros, con hambre …. Con hambre y sed.

-Cambio de plataforma. Actualidad. Año 2014. –se escucho y las cosas cambiaron, parecía que había vuelto a la ciudad, aroma a suciedad y basura, a bencina y gritos de gatos y perros, personas caminando por las calles sin preocupaciones, era el mismo mundo, sin ninguna variable por lo menos a simple vista. –Modo súper héroe. – se escucho, el cambio fue notable, ya que ahora no estaba en la calle si no en un lugar extraño, verde por todos lados, árboles frutales, plantas de lo más curiosas a cada lado de un camino de ladrillos, el se acerco a las plantas y estas comenzaron a moverse, siempre se había preguntado cómo era poder controlar las plantas, miro sus manos, guantes verdes y su cuerpo había cambiado, ya no tenía esos “kilotes” de mas, un cuerpo atlético, músculos, hasta el sentía gracia de ello porque jamás en su vida había tenido una apariencia así, Lamentablemente no duro demasiado y la voz metálica volvió a surgir –Entrando a siguiente modalidad. Modalidad Gánster activada. – EL ventilador se movía lentamente, mientras el humo de los puros se elevaba hasta el techo, la mesa de póker, las cartas en la mano, cuatro ases, frente a él un hombre bajo y regordete, con dos enormes gorilas tras de sí, el hombre sonrió y mostro sus cartas, cuatro reyes, la apuesta era alta en la mesa, muchas fichas de alta denominación, suspiro y mostro sus cartas cuatro ases, el pequeño hombre abrió sus ojos y frunció su ceño.

-Sabes que no me gusta perder Jimmy…-

Hubo un nuevo cambio por esa voz -Cambio de plataforma. Futuro. Año 3000.- ahora tenía en si mano un cañón de plasma, como sabía que era de plasma, pues porque lo había visto en deviantart antes, una voz muy joven se escucho, era un muchacho de no más de 17 años, vestido con un traje blindado y un casco –Señor los flancos norte y oeste han sido superados, nos están comiendo vivos, ¿cuales son sus ordenes?- ¿comandante? … jugaba juegos de estrategia pero eso era diferente a tener que manejar personas aun cuando no eran reales, su voz salió grave y distorsionada, como si tuviera que hablar por un filtro – Que se replieguen, debemos de organizarnos, que los heridos sean llevados a…- Nuevamente todo cambio, mas esta vez no tan diferente, volvía a haber aroma a sangre, pero esta vez a descomposición, –Segunda modalidad. Apocalipsis Zombi.- Ahí estaba, una ballesta en mano, una que jamás había usado eso sí, la ventana daba alto hacia una calle amplia, ahí los cuerpos caminaban, sin dudarlo apunto, no era muy difícil entender la situación, pronto un grito le llamo la atención, miro hacia un lado, un hombre corría como poseído, mientras tres cadáveres le seguían como si fueran atletas natos y sus cuerpos no estuvieran a punto de colapsar, apunto bien el virote, y presiono el gatillo, el proyectil surco el aire y dio en el cuello de uno de esos zombis, realmente no le hizo nada ya que siguió corriendo como si nada, no tenia practica realmente con esa arma, mientras volvía a recargar, nuevamente todo cambio.

-Por favor, seleccione la plata…pla…plataforma de su, su, su, elección.-


¡¡¡Lo sabía, el maldito lo sabia!!! Terminaría con el seso frito o al jugó con ese lugar, no le gustaba cuando sucedía eso, siempre era algo malo … y no mejor que cuando todo el horror comienza en los videojuegos, una pequeña pantalla surgió, cientos o miles de opciones, variables de lo más curiosas, un instante estuvo decidiendo, comenzó a apretar aquellos botones uno por uno, seleccionando hasta lo mas mínimo, si iba a estar ahí, prefería tener algo con que defenderse, después aparecía la opción del escenario “Apocalipsis Zombi” claro … era preferible eso a ser quemado por hereje, cazado por vampiro, o tener que luchar contra alienígenas, la opción solo se remarco, así que ahí la presiono, nuevamente una pequeña pantalla surgió con más datos y por lo que decía la voz debía de ser rellenado.

Nick: Zyrxog
Correo electrónico: balthazard86@hotmail.com
Edad: 25 años.
Sexo: Hombre.
Contraseña (7 caracteres): ***********

Y volvía a esperar, debía de tener todo listo los demás, así que simplemente debió de esperar, a ver qué escogían los demás, pero intuyendo algo… sabría que no era el único que terminaría corriendo por su vida siendo perseguido por cadáveres hambrientos.



~~
avatar
Doctor Ivo Robotnik
Artifice Mecanico

Mensajes : 301
Edad : 52
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Baby Doll el Sáb Dic 31, 2011 3:26 am


En este mundo no existe tal
Cosa como las coincidencias.
Solo lo inevitable.
Lo que el destino pone,
No puede ser deshecho.
–Yuuko San. –

-El error es el comienzo de lo inesperado,
Es lo que puede dar pie a una historia,
A una experiencia,
A un cambio de vida.
Y a veces… el error es necesario.
Aunque no por eso duele menos.
¿Será un “buen” error?-


Christian y Mónica. (Ivo Robonick y Baby Doll)

Finalmente, éramos 6 en total. Me sentí emocionada porque casi todos elegimos Apocalipsis zombie, aunque de igual manera, fue a modo solo. Todos, salvo Christian, que, ya fuera por no darse cuenta u olvidarse en el momento, dejo sin marcar la casilla.

-Que la experiencia comience.-

Dijo la voz mecánica de mujer, los pixeles desvaneciéndose como llevados por un viento que no se sintió. Mi alrededor comenzó a cambiar poco a poco, formándose paredes y una puerta delante Mio. Estaba en un pasillo corto. Me gire, mirando hacia atrás… estaba en un departamento. Lo supe porque la habitación estaba acomodad al puro estilo de soltería. Un sofá delante de un televisor encendido, aunque puesto en silencio. La lámpara de techo se encontraba apagada y algunos cuadros de una familia desconocida sobre las paredes. La sala estaba separada de la cocina por una barra adornada con azulejos. Una estufa, alacenas vacías y un refrigerador con solamente un trozo de salami y una lata de refresco. La cama no estaba tan lejos del sofá, del lado contrario a la cocina, consistía en una cama individual junto a un taburete, una lámpara pequeña y alfombra. Me dedique a mirar bien el sitio… repare en las ventanas. A pesar de que había dos, una en la sala y otra en la recamara, estas estaban selladas por madera fielmente clavada. Mi vestimenta… me mire en el espejo a un lado del pasillo. El cabello sujeto en la cabeza, la chaqueta que utilizaba estando en casa, por esas épocas hacia un frío del demonio y poco me faltaba para llevar triple ropa interior. Debajo de este, la camiseta con imágenes de mariposas y los jeans, junto con calcetines. ¡Estaba vestida igual que como lo había estado en casa! Si lo hubiere sabido, preferiría quedarme con los zapatos.

El juego había comenzado pero no tenia ni idea de cómo jugar. ¿Acaso tenia que salir y conseguir todo yo misma? ¿No era de esos juegos en los que iniciabas por lo menos con una barra de metal? Me dirigí a la cómoda de la recamara, buscando algo que pudiera ayudarme. Zapatos, armas… ¡un manual! Un ruido como de algo que aterriza me sobresalto, inmediatamente me gire, pálida del susto. Algo mas se materializaba delante Mio, los pixeles se formaron lentamente y la imagen fue completada con suavidad y rapidez. Dos piernas dieron lugar a pantalones cortos que a su vez una polera. El rostro comenzó a acomodarse y ahí estaba. -¡Chris!- Grite con una sonrisa, saltándole encima. Ni siquiera lo pensé dos veces y, aunque el golpe que dimos contra el suelo al caerle encima dolió en mis codos como si de verdad me hubiere golpeado, no me importo. -¡Waaaaaaa al fin puedo conocerte en persona!- grite con una gran sonrisa. –Eres tan guapo como la foto… ¡No sabia que tenias este juego!- mis ojos brillaron con la alegría del encuentro. Creí que no lo vería… aunque jamás repare ni pensé que, aun y cuando yo había elegido el modo individual, nos pusieron en multijugador.

-Nivel 1 activado. – La voz provenía de todos y ningún sitio a la vez. Busque la fuente de la voz, temiendo que algo fuera a saltar de pronto sobre mí. No sabia que esperar en aquel sitio… que se sentía tan real. Incluso, hacia calor. Me frote las manos, intentando procesarlo todo. De pronto, apareció ante nosotros una criatura coló azul pálido brillante que flotaba y volaba soltando una risita. –mi nombre es morph y seré su guía en el juego. ¡Explicare las reglas!- Su voz, aunque algo mecánica, era alegre e infantil. Me pareció que era muy similar a una berenjena azul con franjas rosáceas flotante, y sonreí. Era bastante tierno.

Dante y cristina (Eleazar y Barlow)

Tanto Dante como cristina se encontraban emocionados –a diferente nivel y de distinta manera- ante todos los acontecimientos tan rápidos y extraños que se daban como parte del juego. La joven de cabellos largos y despeinados que aun vestía el pijama fue la primera en “aterrizar”. La casa era un tanto diferente que la de los otros dos jugadores. Conformada por una puerta de madera con dos vitrinas de colores oscuros, daba entrada a un corto pasillo sin adornos. Este conectaba la puerta del baño junto con la sala, formada por dos sillones, piso de duela y tres mesitas de noche. Una TV de plasma y un ventanal cerrado con tablones. Otra puerta de madera daba a la cocina, con alacenas vacías, una ventana pequeña (cerrada) y un refrigerador con solo un trozo de queso y pan. La estufa y el comedor en la misma habitación. Otra puerta mas a la izquierda, era la entrada a una recamara de cama doble, varios taburetes vacíos y una lámpara. También existía aquí otro ventanal cepillado. La ropa que la joven llevaba era exactamente la misma que al aparecer en el juego por primera vez… pero esto no era todo.

El ruido sordo de un golpe en el suelo le alertaría. La imagen se formo rápidamente, como una descarga de datos a una velocidad impresionante. El calzado deportivo, jeans, porta buzos, sudaderas... manos vendadas y por ultimo, un tio con cara de boxeador que podría dar un par de golpes bien duros. Dante apareció –pese a que ambos habían elegido jugar solos- delante de la joven Cristina en ese instante.

En esto resulto el primer error del juego. Algo había sucedido que cambio los modos de juego. Pero, no hay que preocuparse, después de todo… la diversión estaba a punto de iniciar. ¿Se darían cuenta los dos de que eran jugadores? O ¿quizá pensarían que el otro no era más que un programa más del juego? Aun las cavilaciones no se daban por bien sentadas cuando una voz abrazo la habitación en la que se encontraban. –Nivel 1 activado.- Por mas que buscaran, en un principio la voz no se podría identificar… hasta que una criatura se materializo. De ojos grandes y rojos, su piel color azul brillaba en escamas que se acomodaban una sobre la otra. Dos antenas en la cabeza, patas y manos de dos y tres dedos respectivamente, sonrío, mirando a ambos jugadores. –Seré Morph, su guía en el juego. – Morph salto a un mueble cercano, a fin de verse mas alto, puesto que apenas media 40 cm. – ¡Y les explicare las reglas del juego!-

Alejandro (Grom grito infernal)

El único que escogió en el tiempo adecuado y opto por algo distinto ahora aparecía en aquella casa. De dos pisos, se encontraba en la habitación de la planta alta. Delate de el, una recamara elegante en la que una cama bastante grande resaltaba manchada de sangre. El aroma a cuerpo de mujer se sentía en el aire… pero su cadáver no se veía por ningún lado. Si Alejandro se atrevía a tocar aquella mancha enorme sobre las sabanas notaria que aun estaba tibia. El aun portaba su vestimenta común y por más que buscara, ninguna pieza excepcional portaría encima. A un lado de la cama un taburete y en el suelo alfombrado, una lámpara hecha pedazos. El armario a la izquierda de la cama se encontraba entreabierto. ¿Seria Alejandro lo suficientemente valiente como para abrirlo?

En caso de que se atreviera, Alejandro se encontraría con un cuerpo acomodado en posición fetal, abrazándose a si misma… una mujer de rubios cabellos bañada en sangre, con varios cortes en las muñecas y tobillos… sus ojos, aun abiertos mirarían hacia el. Como si el asesino hubiere querido que la joven mirara al mismo Alejandro.

Saliendo de la habitación, habría un pasillo que daba a dos cuartos mas cerrados con llave y unas escaleras que bajaban en caracol a la planta baja. Una enorme sala con televisión de último modelo, sofás caros y elegantes, lámparas de techo muy caras y dos puertas. Una daba a un armario donde colocar abrigos y la otra a la cocina y al comedor. Toda la casa se encontraba adornada con cuadros de personas desconocidas, una pareja que lucia muy feliz. Todos los estantes de la cocina se encontraban vacíos, salvo por el refrigerador donde encontraría un sándwich y una lata de zumo de naranja.

En donde quiera que el joven estuviera ahora dentro de esa casa, una voz hablaría de pronto.-Nivel uno activado- y, después de varios minutos un ser aparecería delante de el. A cuatro patas, muy parecidos a un perro, pero con orejas alargadas y puntiagudas miro a Alejandro fijamente, con sus ojos dorados. –Mi nombre es morph y seré tu guía de juego. – Su voz era mas dura, aunque confiable. -¡Y explicare las guías de juego!-

Diego (Bastian)

De todos lo jugadores, había uno que tenia un ligero retraso. No era por impuntualidad… sino porque el juego mismo había tardado en encender. Cuando Diego estuvo conectado, creyó que todo iniciaría pronto, sin embargo, una descarga eléctrica directa a su cuerpo le dejo inconciente unos segundos. Aquel toque de energía recorrió su cuerpo, luego fue hacia el juego y desapareció como llego.

Solo bastaba que el hombre eligiera la plataforma y a donde quería llegar, de manera que, en cuanto entrara, se encontraría en un sitio en blanco, al igual que sus demás compañeros y Xactamira le daría la bienvenida, mostrándole las opciones a elegir. Una cosa llevaba Bastian en su bolsillo y esa era una esfera luminosa azul. Claro que, ni el mismo sabría que portaba tal objeto o para que serviría, puesto que seria algo imperceptible.


Todos.
Cada uno tenía una criatura distinta. Mónica y Chris llevaban lo que parecía ser una berenjena llamada morph. Dante y cristina un ser que lucia como de otro mundo y Alejandro, algo que daba la impresión de un can. DE todos, ni Bastian seria la exepcion pues la creatura que se presentaría ante el seria una pequeña bola de pelos azul oscuro con toques claros en la cabeza. Sus ojos grandes parecerían incluso tiernos. Esta flotaría en el aire alrededor de Bastian.

-Mi nombre es morph y seré su guía de juego. ¡Explicare las reglas de este juego! –

A cada jugador al instante una pulsera aparecería en su mano derecha. Para Mónica, seria color púrpura. Christian la tendría amarilla brillante, mientras que Cristina roja y Dante negra. Alejandro seria plateada y la de diego color verde.

-En tu muñeca ahora tienes una “pulsera menú”. Esta te permitirá ver el menú de juego con la orden “Menú”. Al instante, aparecerá la pantalla que ahora ves –y con esto, una pantalla azul suave figuraría delante de cada jugador –En ella tienes los siguientes comandos. Salir del juego es para dejar la partida y regresar al mundo real. Si deseas guardar lo que has jugado, deberás encontrar un punto de control. Estos están distribuidos por la ciudad con una X verde y grande encima. –Una imagen de una gasolinera con una X brillante apareció delante de los usuarios- Barra de vida es para contar los puntos de vida que quedan. Al inicio del juego, cuentas con 300 puntos de vida. Según recibas heridas o golpes, estos bajaran. Si tu contador llega a 0, morirás en el juego y serás regresado al punto inicial o, si lo prefieres podrás salir. Recuerda que, en este juego, la realidad es parte de la fantasía, por lo que necesitaras suplir las necesidades básicas. Puntos XG es la barra donde te indica cuantos puntos XG has conseguido. A través del juego, podrás encontrar objetos con estos puntos escondidos en distintos sitios. Podrás identificarlos porque tendrán el logo de XGaming –Apareció ante cada uno una lata de refresco con un logo. Era un círculo negro con una X grande y una G sobrepuesta y en minúscula aming. – Para obtener los puntos tendrás que utilizar el objeto como es debido. Existe un arma especial que solo se podrá conseguir si pasas el juego con 400 puntos XG sin morir. Cambiar avatar es para cuando has encontrado objetos que puedes utilizar y deseas agregarlos a lo que llevas puesto. Según tu nivel es el límite de objetos que puedes cargar.

A nivel uno, solo puedes llevar 1 arma y 3 prendas de ropa común. 1 mochila con comida para 2 días, así como material de curación nivel básico.
Cuando pases a nivel dos, solo puedes llevar 2 armas blancas o contundentes y 4 prendas de ropa, común. 1 mochila con comida para 3 días, así como material de curación nivel básico.

Según subas de nivel en el juego, el menú te explica los objetos que puedes llevar contigo. La barra de experiencia te indicara tu avance a través del juego. Comienzas con 0 puntos. Para subir al nivel 2, son necesarios 1000 puntos. Obtendrás puntos por cada enemigo muerto o misión completada. La opción “Ver película” se activa al pasar la primer misión. Con esta opción, podrás ver la historia en la que te ves envuelto a través del juego. Esta se divide en capítulos. Por ultimo, la opción “Misión actual” te permitirá ver la misión que necesitas cumplir antes de poder avanzar mas en el juego.
Si en algún momento tienes dudas, solo basta con decir “Morph” y apareceré
.
Primera misión asignada:-

Mónica Y Christian. (Baby e Dr. Ivo robonick)

Ante ellos, aparecería la pantalla de misión.
-Encuentra un automóvil para salir de la ciudad-


Al asomarse por cualquier resquicio de la ventana, se darían cuenta de que se encontraban en un edificio alto, aparentemente en el 7mo piso. El elevador estaría decompuesto y fuera, exactamente en el pasillo delante del departamento, tres seres arrastraban los pies con mirada ausente. Una mujer que aun llevaba una bata de baño, con el cuello literalmente partido en dos, los ojos en blanco y sangre escurriendo se sus labios. El otro, era un joven sin un brazo, que había sido arrancado de tajo. Este caminaba con menos decadencia, aunque arrastraba el pie torpemente y dejaba un reguero de sangre, sostenía en su mano útil un cuadro con fuerza con el rostro de una mujer… no, era el rostro de Mónica, que había elegido el Nick de Ixtaleth. El tercer monstruo era una anciana, sin un ojo, ensangrentada y con un trozo del rostro desgarrado, al tal punto que podía verse el hueso. Llevaba una fotografía en el bolso de su chaqueta, era Christian, aunque su Nick en el foro seria Zyrog. Todos caminaban en círculo… cazando, esperando pacientemente.

Al dar una vuelta por la habitación, encontrarían bajo la cama una caja de herramientas con una barra metálica, una llave de tuercas y un martillo. Bajo el fregadero de la cocina un hacha y un mazo. En el refrigerador, dos latas con un logo de XGaming marcado en ellas. Zapatos en uno de los taburetes de la recamara… y, si buscaban bien, unas llaves que se ocultaban en un sitio bastante inesperado.

Dante y Cristina. (Eleazar y Barlow)

Ante ellos, aparecería la pantalla de la misión
-Encuentra otro refugio antes del anochecer.-


Y, de pronto, algo golpearía la ventana principal, aquella en la sala. Si asomaban, podrían ver un grupo de 5 zombis que golpeaban con fuerza la ventana, rugiendo. A través de las tablas, se veían sus sombras. El reloj de pared Marcaria las 2pm y el tiempo corría. Uno de los Zombies logro romper un trozo de ventan, colando una mano por entre una rendija de dos tablas. El cadáver viviente llevaba una cadena a la muñeca con un relicario que cayo delante de ambos jugadores. Al abrirlo, tendría la imagen de los dos, uno de cada lado. Tanto de Dange, como de Blaze… Nicks de estos dos jugadores.

Buscando en la casa encontrarían en uno de los taburetes una blusa, un par de jeans y zapatos, mientras que bajo la cama una caja de herramientas con una barra metálica, una llave de tuercas y un martillo. Bajo el fregadero de la cocina un hacha y un mazo. En el refrigerador, dos latas con un logo de XGaming marcado en ellas. En alguna parte de la casa, encontrarían un celular con batería, saldo, señal y GPS incluido. . Un preciado tesoro que podrían cargar con ellos. La puerta estaba abierta y por suerte, la calle despejada. En cuanto salieran, descubrirían el apestoso hedor de la muerte pudriéndose, el calor del sol no ayudaba. El refugio… no estaba muy lejos de ahí.

Alejandro.
Ante el, aparecería la pantalla de la misión
-Descubre la identidad de la mujer.-


Aquella dama en el armario, no portaba ropa o identificación. Lo único que llevaba era un collar con una fotografía del mismo Alejandro, cuyo Nick era Das. La ventana de la habitación se encontraba abierta y daba a un árbol bastante alto por el cual podría escapar. Si el buscaba alrededor de la casa, solo una habitación de arriba estaría abierta. Bajo la cama, encontraría un bat ensangrentado. También hallaría un cinturón para escalar, de esos que utilizan aquellos ropa en el armario y un twinkie con el logo de XGaming.

La otra puerta que se encontraba cerrada, tenía un nombre tallado en la fina madera. “Miss Isabela” decía. Y se encontraba cerrada… quizá ahí estaba la clave. Dentro de la habitación habría muchas cajas, de entre todas, una sellada de forma distinta, con cinta dorada… como si guardase un secreto importante. Al abrirla, contendría además de mucho papel y borlitas de plastico y un diario cerrado con llave. Justo en ese momento… sirenas de policía alertarían al chico.
avatar
Baby Doll

Mensajes : 228
Edad : 28
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Eleazar el Mar Ene 03, 2012 6:53 pm

-Que la experiencia comience.- Tras las palabras de la máquina, los demás desaparecieron junto a la habitación blanca.

Aparecí en una casa de aspecto algo desastroso y, tras echar un vistazo a mi alrededor, comprendí que estaba completamente sola. Di un suspiro aliviado. Era mejor jugar en modo "solo"... me sentía mucho más relajada que sufriendo los efectos de mi maldita timidez. Eché un vistazo a la completamente verosímil habitación, sin contener mis nervios y emoción. Comprobé con disgusto que, a diferencia de en la demo, llevaba aun el pijama. Y nada más, ni una mísera arma.

-Mierda...- Sin embargo, pronto cambié de opinión. Sonriendo, me arremangué las mangas del pijama. -Bien, es hora de saquear este lugar.

Miré a mi alrededor, y caminé por la habitación en dirección a las dos vitrinas de aspecto destartalado y viejo. A través de las dos cristaleras, pude ver varias botellas de vino, algunos platos y copas vacías. Con esfuerzo, y haciendo que la pintura se descascarillase y cayese al suelo, las abrí. Comprobé las botellas, miré detrás de los platos y miré el interior de las copas. Nada.

Di al pasillo contiguo, y entré al baño. Rebusqué en el botiquín, en los muebles y miré incluso detrás de la mampara de la ducha, que tenía un aspecto bastante asquerosillo (ugh... aunque peor aspecto tenía la taza del váter). Por mi experiencia anterior, sabía que al principio de los juegos solían dar algún remedio curativo (una hierba, una poción... cualquier cosa), y tenía la esperanza de encontrarlo en el baño. Pero tampoco encontré nada. Chasqueé la lengua.

Salí de allí y entré a la cocina, de aspecto lúgubre. Miré en las alacenas, pero estaban vacías también. Sin embargo, al abrir la nevera...

-Jojojo... ¡premio! -cogí un cacho de queso y de pan con satisfacción, y los guardé en el bolsillo. Por lo visto, los objetos curativos en este juego adoptaban la forma de comida. O eso parecía.

En la vida real, jamás me habría comportado de esa manera tan obsesiva y exhaustiva, era demasiado despistada para ello, y probablemente ni habría caído en el detalle de examinar la casa... pero, aunque no lo pareciera, esto era un videojuego. No sabía si era el término exacto, pero podría decirse que era una... "coleccionista de ítems". En todo videojuego que probaba, me obsesionaba conseguir todos los cofres, todos los objetos, no dejarme nada atrás. Especialmente los ítems raros. Siempre registraba todo de arriba a abajo, hablaba con cada uno de los pueblerinos y, para qué mentirnos, podía llegar a ser muy pero que muy tacaña. Siempre me lo pensaba muy bien antes de gastar un ítem (incluso los más irrisorios, baratos y fáciles de conseguir), y solía acabar los juegos con la despensa llena a rebosar de objetos sin utilizar. Pero, ah... cómo me gustaba verla así de llena.

Un ruido sordo tras de mí me sobresaltó. Miré a mi espalda y... oh, no. No no no... ¡Le había dado a la opción "solo"! Un hombre de aspecto rudo (y que reconocí como uno de los jugadores de la habitación blanca) apareció. Además parecía un tipo peligroso, del tipo de tipos que yo solía esquivar en la medida de lo posible...

-Ho-hola... ¿qué haces aquí? yo le había dado a modo "solo"... -me atraganté un poco. Tenía que ser un error del juego... ¡yo no le había dado a multijugador!

–Nivel 1 activado.- interrumpió una voz, cuyo origen no encontré al principio, pero que luego tomó la forma de un bichejo extraño de color azul. –Mi nombre es Morph, y seré su guía en el juego. ¡Explicaré las reglas de este juego!- una pulsera roja apareció en mi muñeca derecha. Morph nos explicó el funcionamiento de la pulsera, que cumplía las funciones de menú, y que hizo aparecerlo ante nosotros. Nos explicó que debíamos cubrir las necesidades básicas (oh... de modo que la comida no eran objetos curativos...), las reglas, los objetos que podíamos portar según nuestro nivel, y que podíamos conseguir puntos XG entre otras cosas. Tras las explicaciones básicas, una pantalla apareció: "Primera misión asignada: -Encuentra otro refugio antes del anochecer.-"

En ese momento, entre una de las ventanas selladas se coló el brazo putrefacto de un zombie, entre los golpes de lo que se adivinaba que eran sus "compañeros". Un relicario con nuestras fotos cayó de su necrotizada mano. Genial... ¡la acción comenzaba y aun no había encontrado un arma!

-Bus... ¡busquemos algo con lo que defendernos por la casa antes de salir!- miré el reloj de pared. Eran las 2:00 pm. Terminé de mirar en la cocina, y reparé en dos latas con el logo XGaming que antes no había visto en la nevera. Cogí una de ellas... en palabras de Morph, "había que usarlos correctamente para obtener los puntos". Um, bueno, no había que pensar mucho. Bebí el contenido de una de las latas, y miré a mi compañero. El de aspecto de matón a sueldo.

-Mi nick es Dange... em... toma-le lancé la otra lata. Bueno, suponía que ir con esa mole me ayudaría a pasar a través de las filas de enemigos. Corrí a registrar el último rincón de la cocina, el fregadero. Ohh... que gustazo. Había un mazo y un hacha, nuestras primeras armas. -Mira, he encontrado esto...- el hacha pesaba demasiado para mí, de modo que se lo di a él y yo me quedé con el mazo. -Eh... si quieres... busca en el salón y yo buscaré más cosas en la habitación.- Salí corriendo hacia el cuarto. Me ponía nerviosa estar con ese tío gigante, que me sacaba casi dos cabezas y que me hacía sentir como una pulga, y más aun estando en pijama.

Nada más entrar a la habitación, se me iluminó la cara. Sobre una banqueta habían una blusa, unos jeans y zapatos... ¡Ah, qué alivio...! Lo sentía por mi compañero, pero eso me lo quedaba yo... no pensaba continuar con el pijama de Lucas por una ciudad infestada de zombies. Dejé a la vista mi pulsera y le di a "avatar". Añadí la ropa nueva, y mi aspecto cambió de inmediato. La miré con alegría, y satisfecha de tener por fin calzado, pues ir descalza no era bueno para correr por una calzada. Busqué debajo de la cama: encontré una caja metálica que pesaba bastante, y la arrastré afuera dejando un rastro en el polvo del suelo. Dentro había una barra metálica, una llave de tuercas y un martillo. ¡Esas armas eran mucho más ligeras y adecuadas para mí! Traté de coger la barra metálica, pero tuve que soltar primero la maza. Arg, ¡odiaba dejar objetos atrás por falta de espacio!

¡Eh, aquí... aquí hay más armas! - no creía que ese tiarrón fuera a soltar su hacha, pero prefería avisarle por si acaso. Cuando entró en la habitación, llevaba un móvil en la mano. -Uoh... qué pasada ¿¡Dónde has encontrado eso!?- Estaba claro que yo había escogido la habitación equivocada, y que él había conseguido el ítem bueno. Qué decepción... pero tal vez él me dejara usarlo al ir juntos. Por casualidad, el hombre abrió un mapa de la zona.

-Vale... estamos aquí... y tenemos que llegar hasta el refugio. No está muy lejos. Deberíamos darnos prisa en completar la misión...

Abrimos la puerta, que se abrió sin dificultad. Me asomé con cautela, pero no había nadie a la vista. Un olor a putrefacción llegó hasta mi nariz, y me tapé la boca con la manga. El sol brillaba con fuerza... me sorprendió este detalle. Esperaba que fuera un escenario gris y oscuro, con niebla o algo así. Corrí entre los árboles que rodeaban el edificio, y eché un vistazo. A lo lejos, entre los edificios, podía ver la cúpula del refugio. El problema era cómo llegar.

-Emm... yo voy a ir por ahí. Si quieres ven... -No estaba segura de si quería que me siguiera o que me dejara sola, pero el tío me acojonaba un poco.

Bajé la calle deprisa, corriendo todo de frente, por la carretera. Perdí de vista la cúpula por los edificios, pero seguí bajando. Me daba un poco de cosa dejar la seguridad de los árboles, pero no había más remedio. Sin embargo, mis miedos parecían no tener fundamento, ya que no había ni un alma alrededor. Corrí hasta el final de la calzada, y pude ver de nuevo el refugio a lo lejos. Giré a la derecha, y pude ver a un lado de la calle un automóvil aparcado. Un poco más allá, un complejo de departamentos. Y a la puerta de ese edificio...

-¡Ostia put...!- cerré la boca de golpe, y me escondí en la esquina del edificio que acababa de pasar, agarrando con fuerza la vara de metal. Allí había una barbaridad de zombies... no sabía si podría con todos ellos. Pero quería ganar experiencia... y sólo superando misiones no aumentaría demasiado mi nivel. No sabía si el hombre me seguiría, pero le esperaría un poco. Si venía conmigo, y si él se lanzaba a por ellos... yo también iría. Si me quedaba sola, trataría de esquivarlos en la medida de lo posible.
avatar
Eleazar

Mensajes : 301
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Grom Grito Infernal el Jue Ene 05, 2012 5:41 am

Las minutos transcurrían mientras el joven aguardaba sentado la próxima visualización del XGaming, aprovechando el tiempo para dar un vistazo a los demás jugadores que permanecían en la inmensa habitación blanca, dándose cuenta para su beneplácito como no era el único que usaba pijama puesto al igual que él, muchos habían sido tomados desprevenidos luego de levantarse de sus camas o por lo menos eso parecía al observar sus vestimentas. Tentado a entablar conversación con la muchacha que estaba próximo a su lado, escuchó como la voz robótica de Xactamira empezó a resonar por toda el lugar, revelando el inicio de una nueva etapa del juego en medio de una dispersión de pixeles, que difumando a todos los que estaban a su alrededor hasta el punto de hacerlos desaparecer empezó a recrear una extensa habitación, tomando poco a poco la forma de una recamara o eso creía ante la extensa cama de sábana blanca que veía al igual que un pequeño taburete que yacía cerca a ventana abierta.

Confirmando como sus suposiciones eran ciertas al encontrarse parado en lo que claramente era una lujosa recámara de paredes violetas, noto con cierto desagrado como lejos de portar una armadura como la que había usado para enfrentar a la oruga humanoide, vestía unos jeans azules y un polo negro en lugar de su improvisada pijama. Dudando por unos instantes si Xactamira había tomado en cuenta su elección se llevo una mano hacia la barbilla, percibiendo un peculiar aroma de colonia de mujer mientras sus ojos iban de un lugar a otro, hasta el momento en que se detuvieron en seco al contemplar una mancha rojiza sobre las inmaculadas sábanas junto a lo que parecía ser los restos de una lámpara de porcelana, totalmente destrozada en el suelo alfombrado. Tornando su disgusto en una incipiente curiosidad se aproximo hacia la cama, arrodillándose en el suelo tocando el viscoso y tibio líquido mientras un olor a hierro en el aire se mezclaba con la fragancia de mujer, propiciando que llevara dos dedos manchados con el líquido carmesí hacia su nariz, reconociéndolo de inmediato como sangre o lo que era peor sangre humana.

-¿Sangre humana? Claro a menos que me confunda, cosa que dudo pues este olor es idéntico al que percibí la semana pasada al cortarme la mano con la ventana – mencionó, tirando parte de la sabana al suelo al excederse en la fuerza para limpiar una de sus manos manchados de sangre, recogiéndola en el acto mientras súbitamente recordó la lámpara hecha pedazos en el suelo, llegando como si una revelación divina se tratase lo que probablemente había sucedido en aquella habitación – Estoy en la escena de un crimen – vociferó , recordando haber visto un escena similar a la que tenía ante sus ojos en una película protagonizada por Richard Gree, donde era inculpado al despertaba en un cuarto de un hotel junto a un cadáver de una mujer que reposaba en el piso con inmensos cortes, producto de haber sido estrellada contra una mesa de vidrio. Salvando por la excepción que no hallaba ningún cadáver pero si manchas de sangre y la lámpara destrozada, poco tiempo le demoro atar cabos, llegando a la conclusión que un asesinato se había producido y si bien el no era el culpable, el haber tocado la sábana lo haría parecer tal al quedar impregnadas sus huellas dactilares – ¡maldición! ¿Cómo no pude ver venir esto? Mil veces he visto películas donde el asesino hace que un inocente será encarcelado al dejar sus huellas en la escena del crimen y justo hago eso – dando un fuerte puñetazo al suelo a modo de frustración, pensaba en la forma tan desventajosa de comenzar el nivel que lejos de parecerle de superhéroe mas el recordaba a una temática de detectives – al mal tiempo buena cara… si ya estoy inculpado no creo que suponga más problemas si me pongo a revisar algo que demuestre mi inocencia o por lo menos que me sea de utilidad.

Decidido a empezar sus investigaciones sobre alguna pista que le revelara como se había dado las cosas, se agacho hacia la altura de base de la cama, observando pese a la tenue luz del lugar un bat de madera, un cinturón de escalar y una pequeña bolsa de plástico propia de los dulces que se venden para los niños, donde figuraba un círculo negro con una X grande y una G sobrepuesta y unas pequeñas letras que no lograba leer del todo. Pensando en que tales objetos podían serle útil, mas aun al asociar el que uno de ellos poseía lo que parecía ser el logo de la empresa del videojuego, introdujo miedo cuerpo debajo de la cama dispuesto a recogerlos, escuchando como una voz gruesa inundaba la habitación rebelando que el nivel 1 empezaba, haciendo que girara el rostro encontrándose con una criatura similar a un can de orejas puntiagudas cual duende, unos inmensos ojos dorados y un pelaje tricolor conformado por una extraña mezcla de un plateado claro, blanco y plomo, dándose a conocer como Morph, el que sería su guía en el juego.

-Interesante - murmuró, apoyando la espalda sobre el bastidor de madera al ya haber salido debajo de la cama, escuchando las indicaciones de Morph sobre la utilidad del menú, puntos XG y lo que sería el manejo del inventario, sin embargo, lejos de ser eso lo que le captara su atención, esta permanecía centrada en la pulsera plateada que se había materializado en su muñeca al igual que la mochila semi abierta donde termino guardando los objetos recientemente conseguidos – Mis suposiciones no estaban tan alejadas según parece pero no tenía idea de la relación con una mujer… aunque pensándolo bien… eso justificaría el aroma que percibí al aparecer en este lugar… además puede que este viva o de lo contrario la hubieran indicado – sonrió al contemplar como la imagen canina se disipaba dando lugar a una pantalla donde figuraba lo que sería la misión a resolver, descubrir la identidad de una mujer.

Sabiendo ya lo que tendría que hacer, se levanto poniendo la mochila en sus hombres contemplando como la pantalla se disipaba, haciendo que se diera cuenta de un sospechoso armario del que no se había percatado en todo el tiempo que llevaba. Recordando por un momento la escena de Resident Evil 4, donde León encaminándose a un armario termino encontrando a un tipo amordazado, se dirigió a hacer lo mismo con la esperanza de encontrar a la mujer. Grande fue su sorpresa o mejor dicho espanto quedando por unos segundos enmudecido, ante lo que contemplaba al abrir la puerta de caoba. El cuerpo inerte de una mujer viéndolo a través de unos ojos sin expresión alguna, cuya hermosa cabellera rubia y digna de admiración al estar viva ahora yacía mancillada de sangre al igual que muñecas y tobillos productos de salvajes cortes. Repitiéndose una y otra que todo se trataba de un juego por lo que no era real, se aproximó hacia el cadáver, sacándolo del armario para depositarlo en el suelo mientras respiraba profundamente para mantener la calma, notando en el proceso como la cabeza de la mujer no presentaba la dureza propia del cráneo sino más bien una singular blandura. Dejando en el cuerpo en la alfombra giro levemente la cabeza de la muchacha, descubriendo inmensas manchas de sangre en medio de enormes fisuras que revelaban que el cráneo había sido golpeado repetidamente con un objeto contundente, asociándolo en el instante con el bat de aluminio hallado debajo de la cama, puesto estaba impregnado de sangre en su parte más ancha haciéndolo el arma homicida. Hecho que daba respuesta al cabello ensangrentado pero no a la insania del objeto empleado para realizar profusos cortes a menos que se tratara de la restos de la lámpara, opción que descarto de inmediato ya que era sumamente difícil producir cortes de tal magnitud con un objeto como la porcelana.

-¿Acaso esto será una pista para descubrir tu identidad? – refirió, tomando el collar que yacía en el cuello de la occisa mirando extrañado su propio retrato en una diminuta fotografía – será mejor revisar si puede encontrar algo más que cadáveres en este lugar – le cerró los ojos de la muchacha, tapándola con la sábana manchada con sangre antes de salir de la habitación con cierto recelo, puesto el causante de tal crimen virtual podría aun estar al acecho.

Un extenso pasillo de paredes azules con cuadros de diversos de diferentes tamaños surgió al dejar la habitación, mostrando diversas personas que desconocía por completo, percatándose del pequeño detalle que tampoco figuraba la imagen de la joven encontrada en el armario, dando a entender que no era habitante de la casa. Avanzando unos cuantos pasos en dirección a una escalera que daba al primer piso, haciendo que se diera cuenta recién que se encontraba en el segundo nivel, trato de abrir dos puertas que para su mala suerte estaba cerradas, lo cual no le impidió apreciar el detalle que en una de ella figura un marquesina con un sobre relieve en blanco donde se leía “Miss Isabela”, nombre que probablemente era una pista sobre la identidad a encontrar en la misión, sin embargo, no podía confiar en tal dato a cabalidad puesto nada le aseguraba que así fuese.

-¿Asesinato en una casa lujosa? Un juego de última generación y termina cayendo en un cliché tan común – dijo luego de bajar la escalera en forma de caracol, apreciando un enorme televisor de pantalla líquida similar al que había visto en un catálogo en medio de una majestuosa sala con sofás de cuero, iluminadas por peculiares lámparas en forma de araña que expedían una tenue luz blanca – No estaría mal que objetos como estos estuvieran en mi habitación, sería ideal para los momentos de reposo luego de llegar de las practicas – refirió, dirigiéndose hacia una de las dos puertas de madera que próximas a la sala, encontrando un armario que a diferencia del anterior no contenía cadáver alguno sino más bien un conjunto abrigos y casacas, tomando una de las últimas al recordar que podía llevar hasta tres trajes – Ropa en la puerta numero uno y en la numero– dijo abriendo la otra puerta, encontrado una inmensa cocina que sería la envidia de cualquier famoso chef – bueno veamos que de utilidad puede hallar aquí.

Recordando que Morph había indicado que debían velar por las necesidades básicas pese a ser un juego, dio un alto a la búsqueda de información sobre la identidad de la muchacha, empezando a buscar cualquier objeto comestible en todas las gavetas, horno y refrigerador. Lejos de encontrar alimentos en abundancia como suponía al estar en una casa tan lujosa, solo llego a conseguir un sándwich de jamón y queso junto a una lata de zumo de naranja que bien o mal serviría para su propósito de mitigar cualquier posible atisbo de hambre a futuro, motivo por el cual no dudo guardarlas en uno de los bolsillos de la mochila plateada. Volviendo sus pensamientos en el objetivo de la misión mientras lavaba sus manos, llego a la conclusión que la única pista era la habitación cerrada con la marquesina en la puerta por lo debería buscar el modo de entrar en ella.

- Cerrada desde adentro según parece – indicó disgustado, girando la perilla luego de haber vuelto al segundo piso para tratar de abrir la puerta donde figuraba “Miss Isabela”- normalmente no haría esto pues se consideraría vandalismo pero al ser un simple juego no creo que importe mucho al final – sacando el bate de aluminio de su mochila, tomándola con firmeza y elevándola para descargar un potente golpe sobre la perilla dorada, que termino por abollar – creo que será necesario unos cuantos golpes más.

Tuvo que pasar alrededor de 5 minutos de incesantes golpes para lograr quebrar por completo la perilla, destrozando la cerradura interna dejando la puerta abierta hacia una habitación llena de cajas de cartón por donde se viese. Luego de varios minutos de abrir caja por caja encontrando tan solo adornos y ropas de mujer que no le servían de mucho, logro hallar un polo blanco que parecía ser de hombre en el preciso instante que una caja cubierta de cinta dorada surgía ante sus ojos. Esperanzado encontrar algo útil puesto prácticamente había quedado atascado, observó emocionado como en el interior de la caja en medio de papel y bolas de plástico había un pequeño diario de tapa negra sellado por un pequeño cierre de seguridad plateado.

-No me jod… - bufó al escuchar el sonido de las sirenas de los autos de policía, indicándole que estaban próximos a llegar a la casa probablemente para indagar sobre el crimen que de uno u otro modo se habían enterado al ser un videojuego – y en estén momento llega la policía… ¡carajo! Mas suerte no puedo tener – guardo apresurado el diaro, polo y bat en la mochila, dudando en comentar lo sucedido a la policía o escapar, optando por lo último puesto al ser un juego sabía que era lo más indicado – solo veo una solución para escapar de aquí – saliendo apresurado de la habitación se dirigió hacia el cuarto de la blonda muchacha, recordando haber visto una ventana abierta que bien podría servirle de escape.

Viendo como la ventana daba hacia un árbol que no estaba muy elevado del aire, se armo de valor alejándose unos cuantos metros del marco de la ventana para luego correr con todas sus fuerzas saltando en el borde yendo a caer directamente sobre las ramas, que para buena suerte evitaron una abrupta caída al suelo.

- Creo que será más conveniente esperar que el sonido de la sirena se aleje al igual que los policías para segur la misión - valiéndose de la habilidad ganada con el pasar de los años en trepar árboles, se adentro entre las ramas que parecían más propensas a soportar su peso, ocultándose esperando que su presencia no fuera rebelada para no ver truncada su primera misión en el juego.
avatar
Grom Grito Infernal

Mensajes : 107
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Doctor Ivo Robotnik el Vie Ene 06, 2012 3:50 am

Y los muertos se levantaran de su tumba
Y estos serán más que los vivos
Caminaran por las calles buscando alimento
Pero no habrá nada que los sacie
Solo la locura quedara
Cuando el día llegue
Y los cuerpos vuelvan a caminar sobre la tierra.

Christian Chacana 05 de enero de 2012

Una nueva realidad y comenzando por un gran golpe, antes de que pudiera darse cuenta de donde estaba un gran bulto se le lanzo encima, para empezar perdió el equilibrio, para continuar dio contra el suelo y su cabeza reboto contra el duro suelo, con suerte de que ahí aun no podía morir por ese golpe, el cual le dejo aturdido por unos instantes, mientras su mirada comenzaba a recuperarse, lamentablemente había cometido un pequeño error cuando había usado el casco … los anteojos … claro, el casco era muy cómodo, pero usándolo los anteojos se le incrustaban en la cara y era un poco molesto para no decir, completamente doloroso, aun recordaba cómo le habían dado “pelotazos” aludiendo a de futbol y baloncesto en la cara y como estas esferas habían hecho trizas los cristales contra sus ojos, pero esos recuerdos no venían a la situación, una voz estridente taladro sus oídos mientras parpadeaba un par de veces, es verdad … usaba anteojos, pero no estaba ciego sin ellos, después de darse cuenta quien era lo único que hizo fue abrir la boca, lo suficiente como para que una mosca explorara esta.

-Que caraj… ¿Moni? ¿Eres tú? *reaccionando un poco lento* y claro que no soy guapo, yo creo que un zombi me ve y comienza a darle nauseas… *los brazos de Mónica rodearon par abrazarlo, y este sintió la presión*- Moni… me quiebras las costillas *bromeando* bueno… creo que es mejor que veamos que sucede aquí… por muy falso que sean las cosas no quiero que me coma un zombi… y con esos escalofríos que me dan a veces-

Sin complicaciones se paro, pero con u dolor en la nuca que le quedaría para rato, más antes de poder hacer algo apareció una criatura … y la sorpresa no fue menos cuando se dio cuenta de que no era más que un Neopet … ni que XGaming hubiera comprado también eso, de cualquier manera se sentó en la cama para escuchar lo que decía, y más que otra cosa porque el dolía la cabeza y parado, como buen hombre que era, no podía hacer las dos cosas, una pulsera apareció en su muñeca, de color amarillo patito como decía el, mientras escuchaba con atención y miraba las imágenes, quizás no tenia buena memoria y las cosas pasaban de él con suma facilidad, pero si había algo era que leía el manual siempre, después de escuchar la misión, con tranquilidad se restregó los ojos y camino hasta la ventana, tapiada por suerte y de reojo vio el exterior, las cosas no se veían muy bien, sangre por doquier, humo no muy lejos, vidrios rotos, cerca podía verse algunos cuerpos y no muy lejos, los primeros zombis que vería en ese lugar, mas no los últimos…

-Bueno Moni… creo que es hora de ponernos serios con este juego no crees… * rascándose la nuca* aunque sea de zombis… prefiero no tener que enfrentarme a ellos directamente si me entiendes, aun no quiero morir sin siquiera completar la primera misión… pero no sé, veamos que encontramos en este lugar, supuestamente siempre hay algo para matar a un zombi… aunque creo que tú has jugado estos tipos de juego más que yo jajaja…-

Con ello comenzó la exploración de ese lugar, cualquier cosa era útil, pero había que pensar … un arma y tres parte de ropa … para empezar y viendo que ir de pantalón corto y remera negra lo mejor se acerco al armario, más antes de abrirlo completamente solo se acerco y olfateo, a ver si olía a cadáver, para su fortuna no, así que lo abrió de par en par y encontró algo de ropa, unos pantalones, como se decía allá, unos blue jeans, un par de botas, y una chaqueta, los pantalones le “entraron” apenas, malditos rollos como decía él, solo el traían problema y eran tan difíciles de bajar, por su parte la chaqueta le quedo bien y eso le protegería los brazos, aunque se asara de calor , cuando se disponía a colocarse las botas, pero cuando metió su pie, algo el lastimo entre los dedos, rápidamente metió la mano y saco una llave, no era muy entendido de llaves, pero por lo menos decía “Mercedes” aunque dudaba si era la del auto o no… de cualquier manera se coloco las botas y entraron perfectas … aprecia un mamarracho como se decía, pero que importaba, más adelante se pondría a la moda zombi, ropa desgarrada y cubierta de sangre, mientras encontró dos mochilas, y le acerco una a Mónica.

-Bueno… ahora por lo menos voy un poco más decente… no se tu Moni, pero me da igual mala espina esto, no vaya a ser que nos maten en la primera hora… toma una mochila, supongo que tenemos que llevarla con lo que encontremos… pido el hacha *en voz baja* si encontramos una eso si jajaja…-

Comenzó la segunda exploración, bajo la cama habían varias cosas, aunque ninguna del gusto de él, aunque el martillo era tentados prefirió buscar más, en la cocina encontró … no mucho en realidad, esperaba encontrar cuchillos pero ni uno había, de todas formas dos latas que parecían las famosas “recuperadoras de salud” habían en la envera, le dio una a Mónica y la otra la guardo en la mochila, como simple curiosidad abrió los grifos, pero no había agua … clásico, lo único que faltaba es que no hubiera corriente, aunque intuía que tampoco había, bajo el fregador había algo que él esperaba y casi lo dijo con exclamación.

-Donde estabas belleza… te extrañe tanto en esas noches frías… jajaja… un hachita perfecto-

No era demasiada pesada, y era justo lo que se necesitaba, para abrir puertas y partir cabezas, el tiempo paso y era hora de partir, con lentitud se dirigieron a la puerta y la abrieron casi milímetros, no se veía ningún cuerpo, pero si mucha sangre en pisos y puertas, lentamente se abrió la puerta, un séptimo piso no es poco y si no había corriente no habría ascensor, así que condenados a bajar las escaleras, con precaución se acercaron al borde de esta, no se veía ningún cadáver… por suerte, ya que el no sabría que hacer, entraría en pánico … ya que mientras veía tanta sangre pensaba “Voy a morir … voy a morir … voy a morir y …. No abre probado el helado de chocolate con almendras”… lentamente bajaron las escaleras, peldaño por peldaño, para estar pendientes, varias puertas estaban tapiadas, otras rotas, pero el silencio no era lo único, ya que algunos pisos más abajo se podían escuchar gritos…. Y eran demasiado nítidos, tras las puertas… alguien aprecia estarse dando un festín.



~~
avatar
Doctor Ivo Robotnik
Artifice Mecanico

Mensajes : 301
Edad : 52
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Bastian el Vie Ene 06, 2012 7:39 am

Me senté en la cama con la rapidez que otorgo una furia cegadora, solo para darle una dolorosa muerte al reloj despertador que fue a dar la pared frente a la cama, apenas decidió tocar su estruendosa tonada mañanera, la cual se extinguió rápidamente al compas de un armatoste que caía hecho pedazos contra el suelo, para luego: con premeditación y alevosía, acurrucarme en las sabanas y regresar a los brazos de Morfeo.

Para cuando regane y me digne levantarme, fui arrastrando pesadamente mi figura a través de la casa de mis padres, los cuales se hallaban cada uno en sus trabajos, una rápida ducha y me pude sentar a ver las noticias de las 2 PM, de ser un año normal o de haber decidido que lo fuera habría estado en clases desde la mañana, pero… no sentía interés, no quería ir a la universidad, no quería salir, no quería nada, tan solo dejaba que mi tiempo se escapara.

Desde el final del último semestre en la universidad que muchas cosas estaban perdiendo el sentido, ya no solía verme tanto con mis amigos, y los juegos que tenía en la PC y la consola ya no me divertían, los amores y la familia también estaban abandonándome lentamente, por si fuera poco, perdía también mi interés en la lectura y los temas intelectuales… todo era sino un vacio, que crecía lentamente dentro de mi cabeza, pero por gracia… o por desgracia… aspire una gran bocanada del híper-contaminado aire santiaguino, y la expulse de súbito: Estoy vivo.

Tras secarme y vestirme con la ropa sucia del otro día, empecé a preparar otro día en el cual solo rendiría culto a la desidia, como todo lunes lento y aburrido en la penosa existencia que empezaba a llevar, acabe tomando “desayumuerzo”, nombre que le daba al hecho de que mi almuerzo era la primera comida del día por la hora a la que me levantaba.
…Cuantocabron, cuantarazon, memebase, 4chan, solo desperdiciar el tiempo, me sentía mal, pero cualquier cosa que me hacía sentir mejor, era inalcanzable dentro de mi mente… me volvía en nada… menos que nada con lentitud…

Entonces los suaves golpeteos sobre la dura madera la puerta de mi casa llamaron mi atención por sobre los estupefacientes que estaban en mi pantalla, y me dirigí a atender la llamada, el correo como era frecuente por esas alturas del mes, algunas pocas cuentas, una que otra promoción, las revistas de la familia… y un paquete.

S.S.F.E.S… la caja tenía un contenido extraño, no había solicitado de esto, y no recordaba ningún concurso, llegue a la conclusión de que esta nueva consola había llegado a mis manos como una broma o como un “regalo” de alguna compañía de juegos, que me selecciono al azar de entre alguna lista de clientes o algo así, no perdía nada con probar….

Instructivo, manuales, todo parecía demasiado realista para ser una broma.

Era un aparato “simple” una consola de realidad virtual, casco y algunas pulseras para brazos y tobillos, sabía que había un gran interés en estas tecnologías para aplicaciones militares y de enseñanza gracias al realismo del software en algunas de ellas, pero jamás esperaba ver que se vendieran videojuegos solo con fines recreativos usando esta tecnología… o al menos, no hasta dentro de 20 años.

En fin… estaría solo por el resto del día, y no tenía nada mejor que hacer que comprobar si era una broma o algo real…

Pronto tenía puestas todos los armatostes necesarios para iniciar una sesión de juego con esa maquinaria, descansaba sobre la cama, la cual ni siquiera arregle con tal de poder estar mas cómodo, solo me arroje encima mientras me ponía cada sección de equipo.

Encendí la consola y… bueno, nada, tardaba demasiado este asunto… seguro era una broma… y una muy electrificante, re retorcí ligeramente al recibir una descarga eléctrica, todo fue negro luego de eso… mas cuando recobre la consciencia una voz me recibió… servicio personalizado, el aparato sabia mi nombre sin necesitar que lo registrara, que lindo pero inútil detalle… debía señalar eso en la revisión, sin mencionar la probabilidad de que el aparato diera golpes eléctricos a sus usuarios.

5… 4…3… 2…1

Las prendas que venían en la caja y que ahora estaban en mis muñecas y tobillos se apretaron contra mi piel, la sensación me recordó a cuando te toman la presión en el hospital usando esos aparatos antiguos en los que se bombeaba aire, luego se relajaron suavemente, supongo que era de esta forma para ajustarse a los diferentes tamaños de cada persona, mas: Debía señalar eso en la revisión

Todo… se volvió negro por un momento, la realidad virtual ya había iniciado la simulación, y lo primero que hice fue notar que estaba en un eterno espacio blanco, recordé algunas caricaturas de mi juventud, donde los personajes quedaban encerrados en espacios blancos y el dibujante que los creaba abusaba de ellos, modificando sus cuerpos o otras gracias con efectos cómicos, mas la ligera sonrisa que se marco mientras miraba a mi alrededor se corto con la voz simulada de una fémina electrónica.

Se materializo frente a mí una figura humana, vestida de forma futurística, supongo que esto era el “menú” desde donde podría iniciar el juego al hablar con esta mujer, mas tuve poco tiempo de pensar antes de que: tras algunas palabras, notar que no estaba solo…

Mire a mi alrededor, y había gente, otros testers pensé de inmediato, los que más llamaron mi atención fueron el cuarentón y una chica de tés morena… el primero seguro era alguna clase de acosador que vivía en el sótano de su madre en base de una dieta de juegos online y comida chatarra.

La chica… era linda, y me parecía conocida, mas era imposible que conociera a esa gente, con lo que deje de prestar atención a todos de forma rápida, el resto eran hombres en su mayoría, ninguno que llamara la atención siquiera…

La chica virtual nos hablo nuevamente, explicando que debía haríamos ahora, antes de hacer algo mas, nos dijo que nos demostrarían los entornos de juego… pues, sí, ese era el menú, y supongo que ahora venia el típico video de presentación que solían tener los juegos.

Plataforma: medieval
Variante: Caza de brujas

Note de inmediato que estaba en un escenario, tenía una máscara negra cubriendo toda mi cabeza, pronto note que en mis manos había una enorme hacha y una multitud enardecida gritaba “Matar a la bruja!” repetidamente… genial…

Unos hombres vestidos en largas togas negras arrastraron a una mujer de aspecto salvaje y misterioso a mis pies, colocando su cabeza sobre un tronco, pronto supe cual era mi función en toda esa experiencia… y pronto levante mi hacha diciendo de forma cómica –no me pagan suficiente por esto…-

Variante: fantasía

Todo cambio de repente, ya no estaba decapitando brujas en un pueblo pequeño, sino… estaba sobre una montaña, todo se sentía diferente y podía ver de una forma que jamás había experimentado, trate moverme, y lo primero que note fue que mi ropa consistía en una armadura de placas, aunque no llevaba el yelmo, por suerte, seguro era difícil respirar dentro de esa cosa… pronto note que mi equilibrio se sentía diferente, y batí mis alas para equilibrarme… hey, un segundo: ¡Tenia alas!

Yo… debía, si, tenía que hacerlo, estaba en la cima de una alta montaña nevada y hacia abajo había cientos de metros de caída libre… la vista hacia una pradera de ensueño acompañada de un amanecer que acariciaba el paisaje con suaves tonos naranjos era hermoso… pero lo seria mas en cuanto…
Sin pensarlo, corrí hacia el filo del peñasco donde me encontraba, y confiadamente… salte…

Plataforma: Actualidad
Variante: Superhéroes

De nuevo hubo un cambio de escenografía, ahora… estaba en lo que parecía ser un callejón de la actualidad, frente a mi había una pareja que era atacada por… bueno una babosa gigante, me sorprendía el alto realismo que mostraba cada escenario, aunque sabía que no era real y podría decapitar gitanas solo para reírme de sus cuerpos… sentí asco de ver a ese bicho.

Note que estaba cubierto en un traje completamente negro, simulando un traje de buzo con una letra X en el pecho, quise moverme, pero mis piernas no reaccionaron, y fue cuando note que estaba sentado en una especie de silla de ruedas futurista, genial era parapléjico, mas… mis oídos aun funcionaban de buena forma, … susurros, susurros por todos lados, no podían callarse, mi cabeza dolió ligeramente debido a la cantidad de ruido blanco que parecía llegar de todas direcciones… mas tras un segundo note que eran pensamientos… tenían lógica y podían entenderse si prestaba atención, más, lo que aprendí mas rápido que a leer mentes fue a callar mentes, y pronto recupere el silencio… bueno, era psíquico, tal vez…

Concentre mis ideas: silla… muévete…
Empecé a moverme lentamente hacia adelante…

Variante: Mafia

Volvimos a cambiar esta vez, al menos tenía mis piernas, estábamos… en lo que parecía un muelle abandonado, estaba vestido en un traje cruzado, de color azul oscuro, sostenía una ametralladora Mac 10 en mis manos, a mi lado había derecho había un hombre algo más bajo que yo, gordo y fumando un abano, y algo mas allá, un hombre con una vestimenta similar a la mía y portando la misma arma.
Frente a nosotros había un hombre flaco y desarmado, tiritaba ligeramente y sudaba debido al miedo, el gordo, entre yo y mi “colega” musito con una voz con algo de carraspera –espero señor Arraya que esto es lo que ocurre cuando se pagan las cuentas de los corleone… chicos, si me hacen el favor – sin meditarlo, comprendí cual era mi labor en ese momento.

Pronto el señor arraya estaba lleno de las balas de 9 mm que dispensamos mi colega y yo.

Plataforma: año 3000
Variante: guerra espacial.

Volvimos a cambiar de ambiente… ahora estaba en… ¿una trinchera?.... tenía problemas para respirar, pero pronto me di cuenta que no era por el aire sino que estaba cubierto por una armadura, sabia del tópico debido a mi gusto por la ciencia ficción, estaba metido en una Power armor.

Cerca de mi había algunos cuerpos muertos, algunos en armaduras similares a la mía, todos ellos llenos de cortes y golpes, cascos de balas y algunos rifles de diseños futurísticos hechos trizas.

Me moví, mientras recogía una de esas armas, y tras andar un poco por la trinchera encontré a un extraño ser devorando el cuerpo de un humano…

Variante: apocalipsis zombi.

Otro cambio de escenario… todo estaba oscuro, mas, algunos rayos de sol se colaban por los vitrales con las figuras de los santos y los ángeles, mire un poco a mi alrededor, estaba en una catedral, la hermosa arquitectura de la edificación fue lo primero que note, y tenía cierto parecido con la iglesia cercana a mi casa, mas… algo era diferente…

Sentí un ligero gruñido, y abriéndose camino desde la entrada hasta el altar, detrás del cual estaba yo, había una persona, bueno, lo que quedaba de ella, parecía ser un simple turista, pero estaba lleno de mordidas y le faltaban algunos trozos de su carne, si, tenía todo el aspecto: era un zombi.

Me revise rápidamente, y fue cuando note que llevaba una sotana y una argollita blanca en mi cuello, era un sacerdote… que… irónico para mi persona, pensé por unos momentos, mas, en mi distracción el zombi se había acercado aun mas, y desesperadamente, revise mi ropa, pronto encontré algo que sin duda era una sorpresa más que muy agradable para un fanático de las armas como yo.

Dentro de mi sotana estaba oculta el arma de mis sueños: un revolver colt calibre .44
Sostuve el arma entre mis dedos, su frio metal y tambor de 6 tiros, 4 pulgadas de cañón y disparo semiautomático, sentía que todos mis gustos eran cumplidos con esa arma entre mis dedos…

Mire al zombi con desprecio, antes de apuntarle y convertir su cabeza en el alojamiento de una bala mientras decía – ¡Te absuelvo!-

Tras sonreír viendo como el zombi caía hacia atrás al recibir el impacto de un calibre tan grueso en su cabeza, la escenografía volvió a cambiar, regresamos al espacio blanco… era… por decir lo menos: el juego más intenso que conocía hasta la fecha, y no tenía idea de por qué esa clase de tecnología estaba perdiéndose en un juego… pero, de que era genial, lo era, y eso era innegable.

Mmm, por un momento parecía que Xactamira, la chica virtual que servía como anfitriona tenía problemas de sonido y gráficos, supongo que era un problema regular tratándose de un juego en fase beta.

Frente a mi apareció el menú de los juegos, apenas lo pensé, quería estar en guerra espacial.

Nick: Zorro1993
Correo electrónico: alpasopiso@hotmail.com
Edad: 18 años.
Sexo: varón
Contraseña (7 caracteres): LOLOLOLOL

power armor:
avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The second world.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.