Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Ayer a las 11:48 pm por Eudes

» Encuesta general: ¿Todos para un Noreth o varios Noreths para todos?
Ayer a las 7:05 pm por Khiryn

» Camino al sol.
Ayer a las 3:00 am por Gula

» Solo hay un modo de conocer el desierto...
Ayer a las 1:40 am por Kaila

» Otra ausencia
Lun Ago 21, 2017 4:59 pm por La Aberración

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Lun Ago 21, 2017 12:25 pm por Turion

» Sistema de corrección de partidas por pares
Dom Ago 20, 2017 11:02 pm por Eudes

» Gabranth [Ficha en construcción]
Sáb Ago 19, 2017 12:25 pm por Bizcocho

» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
Vie Ago 18, 2017 10:21 pm por Eudes

» Azura (En construcción)
Jue Ago 17, 2017 9:24 pm por Bizcocho

» No tan pequeños problemas (solitaria)
Jue Ago 17, 2017 12:29 pm por Celeste Shaw

» Y les vendieron sus almas al diablo. [Priv. Kaila]
Jue Ago 17, 2017 12:20 am por Jan Egiz

» Òracion a los Dioses] Müsenïe
Miér Ago 16, 2017 2:37 pm por Katarina

» Evento: Fe y devoción
Mar Ago 15, 2017 9:05 am por Niris

» Preguntas a la comunidad (Religión)
Mar Ago 15, 2017 8:47 am por Niris




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Frío despertar

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Veluzi Gedber el Vie Jun 22, 2012 4:29 am

Subieron entre sonrisas una leve colina y tras ella, allí estaba, la ciudad del hermano de Veluzi, muchos de los que allí residían, sabían que él cuando tenía tiempo libre normalmente al no haber encontrado aun una persona a la que entregar su vida hasta la muerte, se iba a las antiguas ruinas de su antigua casa, pero ninguno se esperaba que volviese con un hermano al que todos los que lo conocieron consideraban muerto y su pareja.

Pronto se vieron sumergidos en una marea de escamas, casi todos los que los vieron venir, más aun cuando corrió la voz de quienes era, se agolpo tratando de verlos y conocerlos, en el barullo de presentaciones, preguntas y demás del cual su hermano trataba de sacarlos lo más rápido posible, se resistió el reptil a alejarse de Zatki, por otra parte, el limo que les acompañaba disfrutaba de tanta atención y no cesaba de moverse, saltar y hablar con unos y otros, pero finalmente cuando los raptores entraron hacia la residencia del hermano de Veluzi, os siguió, entrando con ellos, tras haber pasado la hermosa ciudad amurallada, llena de casas de madera y piedra donde les atosigaban innumerable personas, estaba bien algo de tranquilidad.

Tuvieron que esperar un rato, pero al final pudieron llegar a su habitación, -quedaos aquí hasta la noche, en la cena seguiremos hablando, de momento, descansad- les dijo y se fue, dejándolos solos en aquel cuarto.
-Por mucho que lo piense, siempre llego a la misma conclusión…- empezó a decir sentándose en la cama, tras dejar sus cosas en un rincón, -nos separamos unos segundos y casi matas a mi hermano, no deberé de dejarte sola nunca más…- el limo le salto a las piernas y de ahí al hombro y al morro, no tardo mucho el reptil en recogerlo entre sus afiladas pero cuidadosas manos y lo acerco a su rostro.
-Pequeño, ¿podrías salir del cuarto y mirar como es el edifico? no me gustaría perderme si tenemos que salir de aquí, y de paso podrías mirar si hay algo interesante- el pequeño no tardo en salir disparado de sus manos y salir del cuarto, dejándoles solos al hurón la raptora y un raptor que se recostaba ya acomodaba sobre la cama.

-Bueno, ya estamos solos…me gusta nuestra gotita, es divertido y simpático, pero a veces prefiero estar relajado y no se le da bien dejar a la gente tranquila, a veces ni siquiera lo logra cuando es muy tarde como comprobaste hace unos días…y después del día tan extraño y activo de hoy, me gustaría estar un rato relajado solo con cierta personita muy especial para mí y su hurón, que al menos no es nunca tan hablador como nuestro amigo, por cierto, ¿qué te parece mi hermano?-
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Zatki el Vie Jun 22, 2012 4:52 am

Ahí estaba la ciudad. Zatki la admiro, sonriendo con interés… y tan pronto como se adentraron en la ciudad, se vieron asediados por bastantes reptilianos que ahí Vivian. Preguntas, comentarios del tipo “que linda”, “Esta vivo”, “Veluzi esta mas guapo”. Ella no estaba acostumbrada a tanto ajetreo, así que pronto se puso muy nerviosa, aferrándose a Veluzi con algo de temor de la multitud. El limo parecía mucho más cómodo y el hurón se acurruco en Zatki también algo molesto. Finalmente llegaron hasta la residencia del raptor, cosa que ella agradeció enormemente.

Calma… hermosa calma que ella acepto con gusto. Esperaron un rato en el que ella observaba las paredes, los cuadros, los adornos… era un bonito sitio. Quiso tener un sitio para ella y Veluzi también. Después de un rato, les dieron una habitación y les dejaron solos.
Zatki abrazo a Veluzi tan pronto y estuvieron solos. Ella estaba algo cansada del día, por lo que agradeció la cama y el poder estar con Veluzi. Sonrió ante sus palabras –yo no lo iba a matar… creo que mas bien al revés….- se rasco la nuca, sentándose junto a el. El limo fue a pasear por el lugar, Zatki asintió –nunca se cansa… es… como un niño pequeño…- y guardo silencio tan pronto como sopeso la idea. Observo a Veluzi y se pregunto que seria tener una familia con el… Se sonrojo con la idea, mirando a otro lado. Finalmente, se sentó junto a el, estirándose.

Veluzi… ¿alguna vez pensaste en tener bebes?- Era curiosidad mas que nada, aunque le interesaba la respuesta. Zatki dejo al hurón en una esquina donde rápidamente el animal se durmió, luego, fue hacia el y le abrazo con cala, acurrucando en sus brazos –es simpático… me recuerda a mi hermano, aunque el también era mas grande… -Sonrió –pero es agradable. Y nos ofreció su casa. Veluzi tiene familiares muy lindos. –La chica miro a su novio, a su Veluzi… y no pudo resistir la necesidad de besarle… y no lo hizo. Le abrazo con calma, despacio, disfrutando de su abrazo, del roce de escamas, de su aroma, ese inconfundible olor que solo Veluzi tenia. Podría encontrarlo en una multitud con los ojos cerrados. Se acerco cada vez mas… rozando sus labios en una tierna caricia, volviéndose un beso, llenándose de un fuego interior que cada vez que se acercaba a el. Ella no entendía el porque, pero, esa sensación se apoderaba con fuerza de su pecho a cada momento mas cercas de el. –te amo- murmuro.
avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Veluzi Gedber el Vie Jun 22, 2012 11:16 pm

Los minutos pasaron, se convirtieron estos en horas sin que nada malo pasase, el sol entraba de forma débil por las ventanas, acariciando con delicadeza las pieles de los reptiles que como hacia un rato antes se mantenían unidos en un fuerte abrazo, ambos sonrientes, no sabría decir se si se habían sumido ambos en un leve y tranquilo sueño acompañando al pequeño hurón de la raptora, pero sí que estaban enormemente tranquilos.

Por otro lado, en otra parte de la casa, una peculiar gotita se deslizaba silenciosamente por el suelo, camuflando como un pequeño y particularmente azul charco de agua, salvo por la zona en la que se veían sus dos brillantes y curiosos ojos y su boca grande torcida eternamente en una mueca de sonrisa, que rara vez se quitaba de su rostro.
Buscaba algo, como le había dicho el reptil plateado, interesante, y el incansablemente trataba de encontrar algo por todos los rincones que encontraba, pero aparte de algunos resbalones que provocó de algunas personas un tanto despistadas, no había nada interesante que llamase su atención, lo que sí hizo bastante bien era mirar como era el edificio, un lugar grande y espacioso, iluminado bastante bien incluso cuando el sol ya comenzaba a ocultarse.

Era un lugar grande y se perdió un par de veces, pero eso no le detuvo, hasta que encontró una puerta ligeramente abierta tras la cual se veían numerosos colores que capto su atención.
Lo innumerable si vivos colores no eran otra cosa que las relucientes escamas de varios raptores y raptoras reunidos, entre ellos el hermano de Veluzi, al parecer había una acalorada discusión entre ellos.

Parecía haber descubierto su cosa interesante, corriendo, bueno, más bien botando, volvió al cuarto donde desde hacía horas los reptiles descansaban plácidamente, miro en su camino por la ventana, era una gran ciudad, alimentada por las muchas personas que sufrieron la pérdida de sus hogares iníciales en sus tribus y pueblos, así como de muchas otras gentes con escamas o simplemente de un aspecto ligeramente monstruoso que encontraron en aquella linda ciudad un buen lugar para vivir, una gran calle que llegaba hasta las murallas aparecía ante sus ojos siendo en ella colocada lo que aprecia ser la cena de toda la ciudad, comerían al aparecer todos juntos bajo las extremas como una gran familia, el limos e pregunto si o que había escuchado influiría un poco en eso

Saltando, entro en el cuarto de los raptores a través de el pequeño espacio que quedaba entre la puerta y el suelo, se tiro encima de Veluzi exclamando, -¡monstruo!-, la palabra, el grito, el salto, hicieron que Veluzi se incorporase bruscamente, mirando nerviosamente de un lado para otro, dispuesto a matar a la mínima señal de amenaza.
-¿Qué dices pequeñín?¿que monstruo?-
-Escuche a tu hermano, al parecer hay un monstruo que esta afectando de forma muy negativa a la ciudad, ¡encontré la cosa interesante que querías!- sonrió al final.
-Luego hablare con él, quizás podamos solucionarlo- dijo mirando por un segundo a su hacha aparcada en una esquina -pero antes de nada, me gustaría conocerlo mejor, no empezar ya con preocupaciones, vamos amigo, descansa un poco-, un pequeño rato después, les llamaron a cenar.
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Zatki el Sáb Jun 23, 2012 6:37 pm

Zatki reposaba sobre el pecho de Veluzi, con los ojos entrecerrados, disfrutando de la calma. Calma… era casi hasta extraña la sensación de paz y tranquilidad. Incluso se preocupaba en ocasiones, pues pocos momentos había disfrutado así, casi siempre alguna pelea, persecución o imprevisto atacaba. Pero ahora no… Zatki ignoraba por completo a aquella gotita que se movía por doquier juguetonamente. Acurrucada, se estiro con pereza mirando a Veluzi.

–Vel… creo que eres mi par…- dijo rompiendo el silencio. Sonriéndole, suspiro, mientras jugueteaba con uno de sus dedos sobre las escamas del pecho de Veluzi –mi madre me conto alguna vez una leyenda, que dice que por cada alma, hay otra destinada para unirse a ella. Yo… creo que Veluzi es mi par… me haces sentir muy tranquila y feliz. –Ella acaricio su cuello con calma –me hace sentir especial…- quedo en silencio un momento, hasta que aquella gota irrumpió en la habitación, gritando Monstruo. Ella se sentó en la cama, mirando con preocupación al limo, luego a Veluzi. El dijo que luego hablaría con el y ella sintió cierta pesadez en su pecho. Tomo su mano, algo preocupada, cuando iba a decir algo, tocaron la puerta. Segundos después, una mujer de mas edad que ella entro. Era reptil al igual que Zatki y Veluzi, aunque sus escamas eran de un color rosáceo brillante. –La cena esta lista… ¡pero querida, no puedes ir así!- dijo de a golpe. Zatki se miro a si misma, preguntándose que estaría mal. La reptiliana negó con la cabeza, yendo hacia ella –soy Merchante, la jefa de la servidumbre. Aunque nos gusta llamarnos mas “auxiliares”. En todo caso, nena, tienes que vestir algo mas adecuado. – Zatki miro a Veluzi, luego a la mujer –Ven, tengo algo que se te quedara. –La mujer miro a Veluzi, alzando la mano delante de el –usted, debe ir junto con mi compañero Josh- un joven con cuernos, de apariencia humana apareció detrás de la reptil, el muchacho tendría apenas unos 22 años, su piel era de un tono oscuro, y dos cuernos serpenteaban sobre su cabeza. El muchacho sonrió con dientes afilados y pequeños. –Los caballeros deben asistir primero, luego las damas… es lo que se hace normalmente cuando existe una unión o una cena con propósito especial. –La mujer sonrió una vez mas, tomando a Zatki de la mano para llevarla a una habitación contigua. Antes de que Veluzi intentara detenerla ella dijo con amabilidad –Joven Veluzi. Prometo que su hermosa novia estará sana y salva, con mi vida. – Acto seguido, cerró la puerta con Zatki y ella dentro.

La mesa estaba servida. Aquel joven acompaño a Veluzi, donde más varones esperaban a sus chicas. Poco a poco, llegaban en parejas o grupos pequeños, pero Zatki no se veía por ningún lado. Habrían pasado 15 minutos al menos, cuando ella finalmente hizo acto de presencia. Se sentía algo incomoda, no acostumbrada a vestir así… pero, según la mujer, ella se vería bien. Zatki suspiro, alisando el vestido color azul que caía suavemente en holanes del lado derecho, sujetos con un moño. Adornos del color del arcoíris del lado izquierdo entornaban su figura y daban el aspecto de una libélula grácil que se sujetaba del vestido. Botas azul brillante enmarcaban sus piernas. La chica se mordió el labio inferior, empujando su cabello a un lado, sonrojada… finalmente encontró a Veluzi, junto a su hermano, sentado a la mesa. Ella sonrió tímidamente, mirando a un lado –[color=yellow]regrese y te extrañe.../color]- dijo ella mirándole con ternura.

Spoiler:
(se que no es tan bonita e_e pero... :3 mas o menos asi se veria Zatki
avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Veluzi Gedber el Dom Jun 24, 2012 2:07 am

-Si queréis, podría tratar de hacer algo…no serie el primer monstruo con el que me encuentro…- digirió Veluzi con humildad hacia su hermano, esperando a que todos los comensales se sentaras, incluida su raptora.
-Nunca, jamás te dejare enfrentarse a esa criatura, deja que nos preocupemos de eso nosotros, no creo que supere el invierno, tu solo relájate y disfruta, no te veo desde hace tanto hermano…- le dijo con suavidad y alegría, Veluzi, sonrió pero pronto dejo de prestarle atención, su boca se abrió de par en par y no pudo evitar admirar a su raptora que venía con un preciosos vestido, cuando pudo reaccionar lo primero que dijo, aparte de invitarla a sentarse a su lado, fue decirle la verdad que sentía ene se momento -estas preciosa Zatki…- le dijo impresionado por lo bien que le quedaban el vestido y sus colores, no le pudo apartar la vista de encima un segundo hasta que se sentó a su lado, bajo el brillo de las lunas y las estrellas, disfrutando juntos del frio y magnifico aire nocturno, mientras empezaban a servir la cena, no pudo evitar besarla cuando se sentó.

-Y pensar que yo no me he vestido para la ocasión-
-Veluzi, no te has puesto ropa desde que naciste, lo máximo que hicimos fue mudar la piel, asique no digas nada seguro que cuando te conoció no se fijo tu raptora en que no llevabas ropa, por cierto, algún día me tendrías que contar como os conocisteis-
-Por supuesto, algún día te lo contare…Zat, al final no hay que preocuparse por el monstruo, dijo que ya se encargaría el…mi par- dijo para demostrara que la había escuchado antes
-Han pasado muchos, muchos años desde la última vez que te tuve tan cerca Veluzi, cuéntame, cuéntamelo ahora todo, no solo como la conociste, también qué hiciste, ¿cómo pudiste escapar de nuestra antigua tribu y acabar volviendo años más tarde con una preciosa raptora a tu lado? Lo quiero saber todo-

No pudo decirle que no a su hermano, aunque constantemente interrumpiéndose para no dar a Zatki la sensación de que no le estaba prestando atención y conto con lentitud toda su vida desde aquel lejano y traumático día, al final cuando trajeron la comida se quedo por su primera comida con Kurato.
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Zatki el Miér Jun 27, 2012 2:58 am

Zatki se sonrojo ante su cumplido. Algo sonrojada se sentó junto a el… la cena fue servida. Ella respondo a su beso con naturalidad… cada segundo mas a su lado le permitía aceptar sus sentimientos por el y disfrutarlos. Se imagino cada día recibiéndole por la mañana con un beso… cada tarde… cada segundo de su vida junto a ese reptil, que distraídamente charlaba con su hermano. A pesar de que Veluzi se giraba a verla y se interrumpía en ciertos momentos, ella suspiro, ocultando lo que de verdad pensaba.

Zatki se permitió mirar aquellas mesas puestas con comida. Hembras y machos mayormente reptiles se juntaban y charlaban animadamente. Algunos extranjeros de otras razas se habían unido tan bien… ¿ese mundo tan perfecto la recibiría a ella? Aun no lo creía. Ella era una reptiliana cobarde, había dejado morir a los suyos. No merecía semejante sitio. No merecía estar ahí… y sintió una opresión en su pecho. Miro a Veluzi y a su hermano… el había encontrado ya a su familia. Ella no podía competir contra eso… comió con cierta delicadeza y lentitud. Ella quería que el fuera feliz… y, el único modo que encontró fue alejándose de el. Ella era cobarde, no lo merecía, no merecía tener a su lado a aquel reptil, por más que quisiera tenerlo consigo.

No, no podía ser egoísta una vez más. El apretó su mano firme y dulcemente y Zatki supo que tenia que hacerlo, aunque doliera y su corazón se sintiera como si algo lo estrellara contra la pared. Miro a algunas reptilianas que se pavoneaban con vestidos hermosos, con elegancia y clase. Incluso unas tenían unas caderas excelentes, que seguro servirían para tener hijos. Hijos… Una reptiliana sentada a su lado, de pronto le hablo. Veluzi parecía muy entretenido en ese momento pen su hermano, así que, casi ni notaria la conversación –tu novio es muy apuesto- dijo ella. Zatki frunció el ceño y asintió –y mío- dijo en un tono de quien defiende su territorio –lo se, no me metería nunca en lo que no es mío… supongo que tendrán muchos hijos ¿no?- Zatki la miro y s sonrojo, la muchacha dio una sonrisa mordaz –Estoy segura –y esto lo dijo en una voz tan baja que ella apenas lo percibió –de que sabes que tipo de placer darle. Una mujer debe darle a su hombre tres cosas. Paz, apoyo… y placer. ¿Tu das eso?- Zatki se quedo en silencio, mirando a la reptiliana mientras guiñaba el ojo. Eso era un “yo si”. La chica trago saliva, abrazando a Veluzi, mientras miraba toda aquella paz y bonanza. Todo ese ambiente cariñoso. No… no lo merecía y, especialmente. Ella no merecía a Veluzi.

La única opción que encontró fue… con todo el dolor de su corazón, lo pensó. Alejarse de el… esperaría hasta que el estuviera dormido. Miro la bebida de alcohol frente a el y con calma y cuidado de no distraerlo lo sirvió en su vaso. Lo embriagaría hasta dejarlo dormido… pretendió servirse ella también, aunque procuro beber mucho menos. Esperaba que Veluzi callera en su trampa… mientras pensaba para si misma –lo siento amor… no puedo dejar que te arruines la vida conmigo…- y, fingiendo una sonrisa, comió un bocado, con aquella amargura desgarrando su alma.


Última edición por Zatki el Lun Ago 13, 2012 7:00 pm, editado 1 vez
avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Veluzi Gedber el Miér Jun 27, 2012 4:18 am

-Vale, entiendo que te capturaran y partieras en dos a esos humanos, pero ¿no te cabrea un poquito?-
-¿Enfadarme? ¿el qué?- dijo mientras cogía su vaso, amablemente llenado por la raptora, tomando un suave sorbo de fuerte sabor al que no estaba completamente acostumbrado.
-Pues que según me has dicho ese metal era muy fuerte, y si ese tipo hubiese querido no… ¿no hubiese podido tocar a tu raptora delante de ti sin que pudieras impedirlo?-
Aquel comentario hizo que el reptil rompiese en trocitos el vaso, quedándose unos trozos de aquel material entre las garras, había sido una sorpresa y a la vez le molesto bastante siquiera aquella idea de pensamiento de sueño de pesadilla imaginaria.
-No lo digas ni en broma, no sé cómo, pero te aseguro que habría matado a ese hombre antes de que la tocase, usando algunos rucos que me sé, rompiendo los barrotes, aunque me hubiese tenido que arrancar las garras y usarlas como dardos- dijo, cada vez más furiosos , con un rostro serio como pocas veces antes -te aseguro que no le habría puesto el dedo encima, aunque hubiese muerto en el intento- termino su discurso, para volver calmarse y reunir los trozos de vaso y limpiar su contenido de la mesa y sus escamas.
-La quieres mucho, ojala yo hubiese encontrado a alguien por lo que sentir lo mismo, mira, ya conozco tu pasado, sin embargo eso no me basta mañana por la mañana estaré muy ocupado, id esa mañana tu novia y tu a explorar la ciudad, me temo que entre la cena y el recibimiento no habéis podido familiarizaros con ella, disfrutad, porque por la tarde, vamos a recuperar el tiempo perdido, me gustaría que fuésemos solos, pero no te separarías de ella ni muerto asique, fingiré que es nuestra hermanita…-

Después de varias horas de comida, los raptores y sus mascotas retornaron a su cuarto, los pequeños no tardaron en dormirse, pero Veluzi estaba muy alegre para dejarse vencer fácilmente por el sueño.
Daba vueltas y salto por la habitación, cogió de las caderas a la raptora y la levanto un segundo del suelo, estaba muy feliz, luego la tomo en brazos y la deposito con cuidado en la cama, -este, ha sido de los mejores días de mi vida, aun no me lo puedo creer, un hermano, un hogar y lo que es más importante de todo, pues sin ello nunca habría vuelto , seguramente ya estaría muerto o triste, la causa de toda mi felicidad…mi raptora…- casi se podría decir que salto a la cama, después de apagar las luces ,dejando que un ligero fresco nocturno reconfortante le acariciase la piel , conforme entraba por la ventana, la abraza con fuerza, expresando toda su felicidad, -gracias por todo Zatki…gracias por todo-
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Zatki el Sáb Ago 18, 2012 6:23 am

Zatki sintió un escalofrío recorrer su espalda al escuchar aquella ultima conversación. Pensar en alguien además de Veluzi que quisiera tocarla… simplemente le aterraba. Una sensación de calidez y cariño le embargo cuando el dijo que seria capaz de defenderla… -gah me lo pone mas difícil cada vez- pensó para si sin lograr saber si era tan fuerte como para dejarle. Pensó en lo fácil que seria quedarse con el y vivir feliz por siempre… era lo que quería después de todo. Pero, Zatki tenía la suficiente edad como para comprender que no era digna de muchas cosas, Veluzi era una de ellas.

Suspirando, le siguió a través de aquel pueblo tan bien construido, pacifico… hasta la casa donde se hospedarían. Ya en la habitación, Veluzi lucia tan contento y emocionado… fue a darle un abrazo que Zatki aprecio y atesoro con gran cariño. Su Veluzi… Con una alegría que ella no logro entender del todo, la deposito suavemente en la cama, antes de recostarse junto a ella. Zatki cerro los ojos, disfrutando de aquella sensación… y el dio las gracias, diciendo que jamás había estado mas feliz. Ella se alegro por eso. Veluzi era alguien que merecía ser feliz, tener una acompañante que pudiera complacerle en todo lo que el requería. Se estiro estando entre sus brazos, saboreando una vez mas lo que le hacia sentir… entonces, se decidió a que tenia que pensar, que hacer algo –Vel… necesito ir a… -se sonrojo. ¿Cómo le habían nombrado alguna vez las humanas?- tocador de mujeres – si, eso era… eso espero que fuera, porque si no, se vería realmente avergonzada. Se separo de su agarre suavemente antes de besar su mejilla con dulzura y mirarle fijamente unos momentos. Tenia que grabarlo bien en su memoria, porque si no regresaba, quería tenerlo muy presente. Seria el único recuerdo feliz de su vida. Sonrió quedamente, antes de dirigirse hacia el servicio.

Saliendo de la habitación, un pasillo algo largo y estrecho (para dos reptiles de 2metros de altura y con cola) guiaba hacia una pequeña habitación justo a un lado de la salida que era protegida por apenas una puerta de tela ligera. El calor del sitio era bastante y dado que ahí vivía el hermano de Veluzi que era un reptil bastante imponente, era lógico que pocos se atrevieran a entrar sin su permiso. Zatki observo hacia afuera, lo que alcanzaba a percibir a través de la puerta. ¿Qué iba a hacer? Una parte de si deseaba huir, tenía tanto miedo de que algo malo pasara a todos ellos y no pudiera hacer nada. Miedo a defraudarlos, a lastimar a Vel… y por otro lado, deseos y ganas de vivir ahí, de quedarse con Veluzi y ser feliz sin importar el porvenir. De pronto las paredes le parecieron demasiado ajustadas, agobiada por no saber que hacer, abrió la puerta en silencio, decidiéndose a tomar algo de aire.

Observo aquel sitio. No lo había podido admirar antes, pero la casa tenia un jardín muy hermoso y salvaje. Plantas surgían sin control alguno alrededor de un sendero marcado por los pasos diarios de los habitantes. En esa época, con el frio suave de la tarde se extendían flores que ella jamás había visto en su vida. De un color rosa pálido, parecían saludad a las lunas en un paisaje rodeadas de verdor… mas allá, a varios metros se alzaba el bosque por un lado y por otro mas pueblo. Aspiro el dulce aroma de la noche, dejando que su cabello se agitara con suavidad por la brisa… Tomo aquella decisión. No podría irse. Si lo hacia, seria como huir… aun sentía la punzada de dolor al recordar a quienes murieron por ella, por su idiotez y cobardía. No, no se iría y se quedaría ahí. Se lo diría a Veluzi, siendo feliz con el… un destello plateado entre las sombras del bosque le sobresalto. ¿Veluzi iría ahí a estas horas? ¿Cómo? De pronto un miedo terrible se apodero de ella. ¡Y si el huía! Y… ¿Qué tal si el no la deseaba? Eso no era cierto, Veluzi la quería... pero y si no? Un cumulo de emociones se concentro en su pecho, provocando lagrimas. Se dirigió hacia aquel sitio, con la cabeza dando vueltas. No, no podía dejarle ir… siguió a aquella sombra plateada a través del bosque, justo cuando pensó que le alcanzaría, llego a un claro. Se adentro, frunciendo el seño -¿Vel?- pregunto en voz alta, mirando a todas partes sin entender que sucedía. . Se permitió admira aquel sitio… era un claro dl bosque algo grande. Los arboles se acompañaban unos a otros formando una pared no muy cerrada alrededor de ella. El césped ahí parecía mas largo y poco cuidado, de un verde opaco. Se movía y agitaba suavemente con una brisa que provenía de entre los arboles y las lunas brillaban en todo su esplendor. Zatki admiro aquello, sin duda era un sitio salvaje y fuerte, casi podía imaginar a los animales comiendo o luchando por territorio en aquella zona…

Busco alrededor, intentando encontrar cualquier destello de Veluzi en vano. Suspiro con frustración y temor, antes de que una brise fuerte llegara desde su espalda, golpeando con su cabello que se agito suavemente. No fue eso lo que le preocupo, sino el aroma nauseabundo que de pronto se expandió y penetro sus fosas nasales, provocando una mueca de asco. -¿pero que…?- se giro, frunciendo el seño para encontrarse con una boca llena de dientes filosos que se abría delante justamente de su rostro… se dio cuenta que fácilmente la criatura podría arrancar su cabeza de una mordida, pero no fue eso todo lo que le hizo crispar, sino las tenazas extra que tenia en la mandíbula. El ser la sobrepasaba como por un metro y tenia una complexión bastante rara, le recordó a una cucaracha gigante con la piel tan dura como una armadura. Los brazos eran cuatro extremidades terminadas en dos puntas que rebanarían fácilmente a cualquiera. Zatki pego un grito antes de darse la media vuelta y correr, mientras la criatura lanzaba un ensordecedor gruñido que le hizo cubrirse los oídos. Llego hasta donde el claro terminaba, deteniéndose de pronto. Iba a pedir ayuda a Veluzi, pero si hacia eso… guiaría al monstruo hasta allá, lastimando a los demás. Entonces se freno, girándose de pronto. No había opción. Enfrentaría ella misma a la criatura y, así le costara la vida, la vencería. Era la prueba final… todos aquellos recuerdos de su familia que perecía ante el traidor, mientras ella escapaba… no más. Por Sofía, quien había sido atrapada mientras se ocultaba. Por su hermano, que murió defendiéndola. Por sus padres, por su aldea, por su clan… -¡POR VELUZI!- grito con fuerza, alzando las manos en el aire, lista para la pelea.



No tenia armas. No tenia nada que la protegiera ante aquella bestia que se lanzaba ante ella… hasta que sintió aquel fuego en su sangre, ese grito de guerra de un alma que desea redención, su propia alma clamando por la reparación de los daños. No, no dejaría que nadie más sufriera por su culpa nunca…. Corto sus muñecas con sus garras y con una rapidez que no supo que tenia, un arco se materializo con dos flechas que fueron lanzadas directamente a las piernas de la criatura. Si, cualquiera habría atacado su cabeza pero ella no. Algo en su interior quería mas… los proyectiles se clavaron en la pierna izquierda, haciéndole caer adelante. Zatki salto, dando una vuelta en el césped antes de terminar de pie y correr al otro extremo. La criatura rugió con ira… ambas se miraron directamente a los ojos y Zatki sonrió –no atormentaras a esta aldea- dijo firmemente, mientras disparaba otras dos flechas directo a su otra pierna. Esta vez la criatura dio un salto, pegando las flechas en su brazo derecho. Furiosa, escupió hacia Zatki, quien alcanzo a evitar la mitad de aquella sustancia, sin embargo, callo parte en sus piernas, provocando una dolorosa quemadura que le hizo jadear y gritar… de rodillas, Zatki se levanto… moriría peleando. Las próximas… irían al cuello de la criatura. Esta dio un salto hacia ella y ella apenas alcanzo a disparar una flecha cuando fue lanzada contra un tronco. El golpe seco que dio, se escucho a una buena distancia. Resbalo al suelo, sintiendo una explosión de dolor justo en sus costillas. Maldijo en voz baja, mientras luchaba por mantener la concentración del hechizo de las flechas, puesto que ahí, corría riesgo de desangrarse y el hechizo se rompía… intento levantarse, pero aquel dolor le embargo y nublo la vista. Jadeo, no se daría por vencida… temblando se levanto… la criatura, se arreglaba para atacar nuevamente.

avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Veluzi Gedber el Sáb Ago 18, 2012 10:36 pm

Suspiro, con una tonta sonrisa en su cara, ojos perdidos en la nada, estaba tumbado en la cama al revés, había seguido con todo su cuerpo el desplazamiento de la raptora, que le había hipnotizado, aquel día estaba cerca de ser perfecto, solo el hecho de que su hermano casi matase a Zatki y que luego el casi lo matase emborronaban aquel día, pero en aquel momento, con la tenue luz lunar entrando cariñosamente por la ventana y acariciando el cómodo cuarto, haciendo brillar todas sus escamas con fuertes destellos de plata, mientras él se retorcía por la cama disfrutando de su suavidad, pero anhelando una suavidad mucho mayor que solo podía encontrar cuando acariciaba a la raptora, en otros momentos o lugares habría insistido mucho en acompañarla, pero en aquel lugar, no le parecía que ella pudiese ponerse en peligro, parecía un lugar tan apacible, un pequeño paraíso, quizás incluso se planteo pedirle a Zatki si quería quedarse a vivir allí, con él, tardaría un poco en integrarse plenamente pero le gustaba aquel lugar y mucho, su única familia viva seguía aquí.

Ese lugar, sin embargo tenía una cosa mala que le apareció en la cabeza, ese pequeño paraíso tenía una pequeña espina, ¿por qué viajaba tanto?¿por qué nunca se había asentado en ninguno de los magníficos lugares que había visitado? Fácil, buscaba algo, pero no algo físico, solo quería saber una cosa, despejar una duda que le acoso desde que empezó a viajar, quería saber que paso aquel día hace tantos años y tan cerca de allí, ¿qué les paso a sus padres y al resto del pueblo? Desaparecieron de una noche para otra y no se volvió a saber de ellos, desaparecieron por completo, se perdieron en la nada, solo él y los pocos como su hermano, que se ausentaron de la aldea aquella noche sobrevivieron, ¿matados, esclavizados, devorados? Sabía que seguramente la respuesta le sentase mal, pero no podía evitar buscarla, tenía que saberlo y creía que allí nunca lo encontraría.

A lo largo y ancho del mundo había escuchado muchas veces historias similares, que habían conducido sus viajes, pero desde que la encontró a ella se olvido de todo, que duda…quedarse y no descubrirlo nunca o salir afuera y tratar de buscarlo? A todo esto, se dio cuenta de que su raptora ya llevaba mucho tiempo en el lavabo.

Puede que este lugar fuera seguro, pero la preocupación pudo con él, y no tardo en levantarse y salir al oscuro pasillo, no se veía mucho, y no quería pasar por alto a Zatki solo por no ver bien, asique se concentro y de pronto el mundo de los colores normales se deshizo en otros mucho más extraño, las paredes ya no eran grises si no azules, su cuerpo no tenía el color de la plata si no desde el verde al rojo, ahora no veía la luz reflejada, veía el calor que desprendían los objetos, con esa visión particular del mundo fu en busca de su raptora.

No entro en el baño de señoras, claro, pero estuvo allí un poco y ni oyó ni vio nada, más preocupado que antes, tratando de tranquilizarse diciéndose a sí mismo, -“habrá acabado, pero habrá ido a curiosear las habitaciones”- se dijo, en cierto momento, vio un destello rojo en un bosquecito cercano al jardín, solo un segundo, entre los oscuros colores de los arboles, pensó que quizás fuese su raptora y se apresuro llegar hasta donde lo vio, retornando la visión en color, ya sin las paredes que tapen la luz lunar, se veía mejor, lo que encontró en el claro lo lleno de horror.

Un bicho horrible había placado a la raptora, la ira le hizo hervir la sangre y tensar sus músculos, ansiando muerte.
Se acerco corriendo y furioso hacia donde avanzaba la criatura grotesca, en lugar de piernas se arrastraba sobre una gruesa y musculosa cola sin pelo, sin escamas, por la cual pronto se percato de la existencia de Veluzi, el cual le mordió la cola y tiro de ella para arriba, dando como resultado que la criatura se dio de bruces su cara contra el suelo, revolviéndose enseguida con furia, poniendo sus ojos brillantes y aterradores sobre los de Vel.

La ira, muchas veces saca poderes latentes en nosotros, o quizás no latentes, simplemente, olvidados, Vel había dejado el hacha en aquel cuarto, sin embargo en aquel momento, en medio de una pequeña explosión de luz, se apareció entre sus fuertes zaras, parecía algo distinta a como era antes, peros seguía siendo la misma arma, que pronto salió disparada buscando descuartizar a la criatura, que esquivo el filo y rodeo a Vel, dándole un fuerte golpe en la espalda que le envió cerca de Zatki, Vel se recupero sin llegar a caer al suelo, sonrió a su raptora y se giro a la criatura, -He visto, luchado y matado contra criaturas mucho más grandes, más fuertes, más aterradoras o más letales que tu, no pienso dejarte que toques a mi raptora engendro-
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Zatki el Dom Ago 26, 2012 5:02 am

Zatki en ese momento ignoraba por completo la preocupación de Veluzi. Alzando sus manos delante, con la flecha apuntando a la criatura, se esforzaba por vencerla, sabiendo que probablemente era en vano. Bueno, si moría, al menos valdría la pena pues se aseguraría de llevarse a ese ser con ella. De pie, apoyándose en el árbol apunto sus ultimas flechas a los ojos de aquel ser… y estando a punto de disparar, un rugiente Veluzi hizo su aparición, lanzándose sobre la criatura que cayo de bruces, justo antes de alcanzar a Zatki. La raptora levanto la vista, temblando… -no...-

Con miedo, unió fuerzas para apuntar las flechas, en ese momento, el apareció su arma. Cosa que habría estado bien de no ser porque aquel ser se lanzo sobre Veluzi, le rodeo y dio un coletazo que lo envió al suelo junto a ella. Zatki con miedo se acerco al suelo, pero el ya estaba compuesto, listo para la guerra –Veluzi..- murmuro asustada, todo indicaba que tenían la de ganar. Si no fuera porque aquella criatura lanzo acido de sus fauces, al igual que una serpiente. Ella se hizo a un lado, cayendo a unos centímetros de donde la pegajosa sustancia había caído, justo entre Veluzi y ella. –Nadie.. ¡Nadie amenaza a los míos!- grito, lanzando la flecha a una de los brazos de la criatura. Este impacto directo, al tiempo que el monstruo se giraba hacia ella y tiraba un coletazo a Veluzi. Siendo más larga que ambos, se lanzo sobre ella, mientras se aseguraba que la cola mantenía ocupado al reptil. Zatki abrió los ojos de par en par, apuntando nuevamente… pero, demasiada tarde logro disparar la flecha, dando apenas en el hombro del repugnante ser que la alzo con la mano que no había sido herida y aun podía mover, arrojándola contra un tronco grueso, gruñendo.

Zatki golpeo el tronco con una fuerza que le dejo ciega un momento. No supo que sucedió, salvo que un dolor le embargo, iniciando justo por detrás de la pierna derecha, terminando en el cuello. Se quedó quieta, en el suelo, con los ojos cerrados y el dolor recorriendo su cuerpo. Las heridas en sus muñecas no se alcanzaron a cerrar del todo, dejándole sangrar… la chica tembló, intentando levantarse, consigo solamente caer al suelo, de bruces… abrió los ojos, mirando a Veluzi, respirando pesadamente –no.. Le hagas daño a Vel…- murmuro, la criatura parecía interesada en el aperitivo que ella representaba, lanzándose sobre la raptora, olvidándose de Veluzi
avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Frío despertar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.