Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» A Hope's Tail
Hoy a las 8:32 pm por Gar'Shur

» El deber de un jefe
Hoy a las 3:44 pm por Varok

» Strindgaard
Hoy a las 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Hoy a las 1:19 pm por Bizcocho

» Pero sin presiones eeh!
Hoy a las 12:37 pm por Lujuria

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


¡Conflicto De Opinones!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Conflicto De Opinones!

Mensaje por Lerriuqs el Dom Ene 22, 2012 10:28 pm

Aviso:
Aviso, esta partida está hecha por el mismo usuario, usando todos sus personajes. Esta partida contendrá a todas sus pieles para que interactuen entre ellas, en un principio, en parejas. Creando así 12 historias individuales (Dado que son 24 los pjs en total) que tras un tiempo se unirán en una sola.
Pero esta partida tiene en si mismo un argumento que se ramifica en 12 partes. Cada parte es individual hasta la fusión de temas.
Los turnos son de 24 post, por ello ocuparán mas de una pagina por turno

~~ 1 Los Magos Del Pueblo ~~

-¡Damas y Caballeros! ... Y cosas raras con apéndices extras... ¡Bienvenidos al espectáculo de la ardilla!-Dijo Lerriuqs en medio de la plaza de un pueblo, allí donde había puesto una manta roja para llamar la atención del público. Pronto, un grupo de personas, la mayoría niños con sus padres, le rodeó para ver que los podía ofrecer como diversión una ardilla... Si, bueno, dicho así, la propia ardilla ya ofrecía diversión...-¡Están a punto de presenciar un hermosisimo espectáculo de parte de un servidor! ¿Cual es? ¡No! ... Impacientes señores, si quieren saberlo, tendrán que verlo por ustedes mismos... Esperad y mirad de que es capaz una ardilla con un poco de polvo...

Rápidamente saltó de la piedra en la que había estado hablando, y trazó en el suelo de piedra un circulo con un extraño polvo. No parecía sal... No era facil saberlo a primera vista, pero se trataba de sodio.
Con cuidado fue trazando símbolos en su interior, y una vez listo, se colocó detrás de un cubo lleno de agua y le dio un potente empujon, derramando el líquido sobre el polvo. El cual, nada mas entrar en contacto con el transparente fluido lanzó una poderosa llamarada... La reacción del sodio con el agua.
Con rapidez, la ardilla señaló a la llamarada con su bastón, y la piedra en él engarzado emitió un brillo. Las llamas se apartaron al momento, dejando ver en su interior... Un precioso cofre de madera y metal.
La reacción del sodio y el agua era de deflagración, y no duraba mucho, pero con aquel ensayado truco, daba un ambiente más curioso y magnifico de lo que en realidad era. Haciendo parecer que el poder de la ardilla (Aunque era bastante alto) era mucho más de lo que en realidad tenía...

-... Lerri... Sabes que no me gusta el fuego... El dia que me prendas te voy a...-Dijo en un susurro el cofre, no quería que la gente le oyese hablar o el espectáculo se acabaría.

-... Calla... El día que que quemes podrás quejarte... ¡Tachaaaaaaan! Un cofre... Ohhh... No parece nada del otro mundo, verdad?-Dijo el pequeño roedor.-Pues en realidad, este cofre contiene el mayor tesoro de todos... Al menos para mi. En el interior de este cajón de madera se encuentra todo lo que tengo... Y lo que más quiero. Y no me refiero a ti, Meimic, no hagas el chiste

-Ouch... me pilló...

-¿Queréis verlo? Pues... ¡Ábrete!

El cofre se abrió el solo, mostrando su interior... Repleto de bellotas y nueces. Las risas del público fueron enormes, y pronto varias monedas cayeron en el interior del cofre. Y este, parecía estar contento con las monedas. Pero Lerriuqs no le quitaba el ojo de encima. Sabía que si se descuidaba se quedaría alguna para él.
Hizo un par de reverencias, agradeciéndole al público su apoyo y se sentó de nuevo en la piedra, esperando un poco para que su magia se recuperase y poder continuar el espectáculo, usando la excusa de que lo siguiente requería una gran concentración. Pero mientras descansaba, un joven de ropas blancas salió del público y depositó al lado de la ardilla una bolsa con monedas de oro. Al ver aquello, el pequeño mago la miró atónito, y luego a su antiguo dueño y le dedicó una sonrisa.

-¡Gracias! Es usted muy amable.
avatar
Lerriuqs

Mensajes : 4
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Conflicto De Opinones!

Mensaje por Dominnic el Mar Ene 24, 2012 2:11 pm

Stridinyell. Una pequeña ciudad situada en medio de unas enormes llanuras. Sobreviviendo de sus campesinos y sus cosechas, y con el refuerzo de los forasteros que llegaban haciendo un alto en su viaje. Un joven de cabellos castaños ataviado con una túnica de blanco níveo y bordados rojos. Con ayuda de su báculo (A pesar de su juventud) entraba por las puertas de la civilización.
Se dirige al mercado en busca de algo de alimento que comprar con el dinero que consiguió unos días antes al ayudar con sus tareas a unos humildes granjeros. Ese joven se llamaba Dominnic, y era un sacerdote, o más bien un acólito. Servía a la Diosa Matre, señora del bien, la luz, y la pureza. Un mago divino sagrado era, y con mucha honra lo llevaba. Seguir el camino de la diosa era el mayor honor que podía tener.
Su objetivo era claro, un poco de comida. Pan, algo de fruta, y tal vez algo de carne. Pero como suele pasar, sus objetivos se vieron truncados. Una suave y algo aguda voz llamó su atención y la de varias personas que estaban en las cercanías. Y pronto rodearon a la fuente del sonido.

Resultó ser una ardilla, una ardilla que se encontraba hablando, empuñando un pequeño báculo y una capa roja. Esa escena tan peculiar y llamativa no pudo si no sacarle una sonrisa al joven clérigo, que decidió quedarse a contemplar aquello que la extraña criatura tenía que ofrecerles.
Pronto el pequeño ser trazó un símbolo con un extraño polvo de color blanco plateado, sobre el cual derramó posteriormente un cubo de agua. De inmediato, una llamarada de color amarillento sustituyó el polvo y, con una orden del animal, las llamas se apartaron, dejando lugar a un cofre. La gente, impresionada, empezó a aplaudir, incluido el propio Dominnic. Pero aquel espectáculo de magia sería acompañado de una broma. Una especie de chiste para después de la sorpresa sacar las risas de los espectadores. Con una orden del pequeño ser, el bello cofre de madera y acero se abrió, revelando un interior lleno de bellotas. Una carcajada inundó el aire de la plaza al verse revelado ese preciado tesoro del roedor.
Para cualquier otro no suponía nada, pero había que entender que el mago que daba el espectáculo era una ardilla.

El animal se retiró unos pasos, sentándose en una piedra mientras el público empezaba a lanzar monedas de oro, plata y cobre al interior del cofre abierto, donde se mezclaban con las bellotas, acrecentando el tesoro del mago.
Pero para sorpresa del pequeño, y del mismo público, Dominnic dio un paso adelante entre la multitud, saliendo de esta y haciendo que las miradas se posasen en él. Con cuidado depositó al lado de la ardilla una bolsita que contenía todo el dinero que tenía.
No os sorprendáis, así era el pequeño clérigo. Altruista como nadie. Su camino, su via, y su fe consistían en ayudar a los demás, en que todos tenían derecho a vivir, y si estaba en la mano de uno se debía ayudar. Y siendo, probablemente, el más devoto en la fe de su diosa, no podía si no entregar aquello que tenía.

-Que la diosa Matre te acompañe, pequeño amigo, acepta este humilde presente de su servidor. Se que no es mucho, pero es todo cuanto tengo.-Dijo el joven con una sonrisa de medio lado que indicaba modestia y paz. Pero al escuchar las palabras del entusiasmad animal rió un poco y añadió unas pocas palabras más.-Gracias a ti, pequeño amigo, por alegrarme el día a mi y a todas estas personas con tu actuación. Seria de mal persona el contemplar tu espectáculo y no darte nada a cambio

Y con una nueva sonrisa volvió al corro de gente a esperar el siguiente acto de la ardilla. Mientras unos pocos más lanzaban unas monedas. Seguramente se habrían sentido aludidos por la última frase del acólito, a pesar de que su intención no fue esa.
Disfrutar de una actuación de vez en cuando no estaba nada mal. Además, quería hacer tiempo hasta buscar como conseguir algo de dinero, pues debía comer, eso no se lo quitaba nada ni nadie. Pero con el alma ya llena era mas satisfactorio seguir convida. Podía buscar comida en cualquier momento, pero no siempre era capaz de ayudar, y eso era su prioridad. Primero los demás, luego él.


avatar
Dominnic

Mensajes : 7
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Conflicto De Opinones!

Mensaje por Pandora el Mar Ene 24, 2012 2:40 pm

~~ 2 Las Almas Y Las Auras ~~

Una joven de bellos y largos cabellos naranjas rojizos caminaba tranquilamente por un bosque. En su rostro era fácil adivinar, o como ella diría, averiguar, que no le agradaba demasiado estar rodeada de tantos insectos y animales peligrosos. Pero más que asustada estabas desagradada. Buscaba salir lo antes posible de aquel verde mar que llegaba hasta donde sus ojos alcanzaban.
Parecía farfullar alguna cosa, sin duda nada agradable, en referencia al lugar.Pero finalmente con un suspiro de frustración abrió la bolsa que tenía a un lado de su cadera extrayendo una bella caja dorada y de decorada con joyas. Esa joven era Pandora...
Tras acariciar un poco aquella caja y resistir la tentación de abrirla, alzó una mano, en la cual portaba su báculo de madera, y en la punta de este se formó un brillo purpúreo, que poco a poco fue tomando una forma etérea que representaba a una mujer que portaba un arpa en sus manos.

-Hola Pandora... Vaya... No pareces bastante alegre-Dijo la mujer mirando a la joven.

-¿Insinúas que debería estar alegre? ¿Por que? ¿Acaso el hecho de estar encerrada en un mugriento bosque, rodeada de bichos, serpientes, y otras cosas desagradables que no estoy segura de querer conocer debería alegrarme?-Respondió algo sorprendida la joven.

-Bueno... Si lo planteas de esa forma, si, tienes motivos... Pero vamos, no es para tanto...

-¡Claro que tengo motivos! Si no los tuviese no me quejaría. Es lógico. Y sí es para tanto, esto es un infierno

-Oh, vamos, piensa en algo gracioso, no es agradable verte más amargada que una naranja pasada

-Mm... Un chiste. ¿Por que los ojos blancos no se pueden bañar?Esperó unos segundos, con una mueca de expectación y ligera alegría en el rostro. Pero al ver que no respondía, ella misma dio la respuesta.-Porque son polares, y se disuelven... Ja ja...

-... Por... Los dioses... Pandora ¿Que sentido tiene?

-Es un Oso Polar... Polar... ¿Lo pillas? La materia que contiene enlaces polares se disuelve en el agua... ¿No lo pillas? Bah... Es un chiste de química alquímica... ... Química alquímica... Si rima y todo...

-... Terrible... Es terrible... Ese chiste casi me mata... Y eso que soy un espíritu. Mejor nunca te dediques a ser cómica.

-¿Por que debería hacerlo? No le encuentro mucho fundamento a ese oficio, ni tampoco me daría demasiado dinero con el que sobrevivir... No tengo ningún interés en dedicarme a la comedia.

-... Me rindo. Chiquilla, sigamos adelante...

Tras aquella parada para reponer fuerzas, Pandora y su invocación espiritual continuaron su camino. Y tras unos minutos de viaje encontraron un campamento.
La joven espiritista pareció alegrarse de encontrar a personas, para ella eso eran buenas noticias, civilización que le podía ayudar. Pero su espíritu compañero no le pareció tan buena idea. La pinta que tenían esos hombres no era del todo... Buena... Y tan lejos de cualquier otra civilización podía darle problemas. Pero tras ignorar a su compañera se acercó al grupo de tres hombres de aspecto desaliñado que se encontraban alrededor de una hoguera. Llamándoles su atención y pidiéndoles ayuda... Pero la sonrisa y la mirada cómplice que se lanzaron los tres hombres pareció demostrar la teoría del espíritu que flotaba, oculto a los ojos de los hombres, al lado de Pandora.
Pronto, dos hubieron atrapado de los brazos a la joven, que se retorcía intentando zafarse de su agarre, mientras el tercero comenzaba a desabrocharse el pantalón con claras intenciones. Mientras se relamía los labios y miraba de forma lasciva a la joven...

-... Espero que algún día aprenda a discernir entre gente buena y bandidos... Al final acabará haciéndome compañía en su forma incorpórea...-Dijo la mujer etérea para si misma, dispuesta a entrar en acción. Pero justo entonces, una figura azulada apareció entre los árboles.
avatar
Pandora

Mensajes : 4
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Conflicto De Opinones!

Mensaje por Luke el Mar Ene 24, 2012 9:06 pm

Con toda tranquilidad, un horige de pelaje azul y negro se dedicaba a pasear por un bosque. Era perfecto, un día cálido pero no abrasador. Bajo la sombra que las inmensas plantas creaban, una brisa fresca daba un ligero alivio de ese calor. Las flores abrían sus pétalos multicolores a todo el mundo, creando un bello cuadro sobre el lienzo verde del suelo. El fresco y reconfortante aroma que despedían las plantas creaba una atmósfera de paz y calma, reforzada por el bello cantar de las aves que pasaban volando sobre su cabeza.
Extrañamente, tenía na sonrisa de satisfacción en el rostro. Estaba claramente contento por aquel bello día ¿Quien le diría que acabaría arruinado?
Por culpa de cometer una buena acción acabaría metido en varios líos. Y pensar que todo le estaba marchando bien...
Con toda su paz intentaba atravesar el bosque, buscaba llegar a la ciudad del otro lado. Pero en el proceso, nada le impedía poder disfrutar de esa calma que la naturaleza le ofrecía gratuitamente, un regalo.

El calor que inundaba el lugar con suavidez resultaba soporífero, y sin duda daban ganas de tumbarse en la alfombra de hierba que cubría aquel bosque y su sueño y cerrar los párpados para dejarse llevar por Morfeo. Lucas no conocía muchos días así, ni lugares tan relajantes. Solo unos pocos, entre los que se incluían los jardines del castillo donde antes vivía. Era por ello por lo que sonreía en vez de tener aquella mueca de seriedad casi omnipresente en su rostro. Aquel lugar le recordaba a su hogar, y aquello le hacía sentir bien. O al menos algo bien. Pues si algo le reconfortaría completamente sería regresar con su señora.
No obstante, la sombra que proyectaban aquellos enormes árboles que parecían hacer un sendero natural, un pasillo teniéndolos a ellos como pareces, le permitían imaginar con facilidad que se encontraba de nuevo allí.

Pero pronto ese relax en el que estaba sumido se fracturó por unos agudos gritos de mujer que pedían auxilio. Sin perder un momento, Lucas corrió hacia la fuente del sonido. Y descubrió al llegar en unos segundos a tres hombres en torno a una mujer. Atrapada entre los brazos de dos de ellos, y con el tercero preparándose para cometer una atrocidad a la joven, retirando sus ropajes para mostrar sus zonas más intimas. Se vio incapaz de quedar allí parado sin hacer nada, e inmediatamente salió de entre los matorrales cual bestia enfurecida, golpeando con un buen placaje al hombre que se había despojado de pantalones y ropa interior. Este cayó al suelo, derribado por el golpe de Luke, quien inmediatamente posó sus ojos en los dos que sujetaban a la chica. Entre sus manos se formó una especie de esfera de energía azul la cual fue inmediatamente lanzada al rostro de uno de ellos, estallando en sus ojos y haciendo que soltase a la joven para llevarse las manos a la cara, bastante herida por el conjuro.

El tercero no esperó ni un instante y desenvainó una afilada cimitarra que portaba en su cinturón, soltando a la joven y preparándose para desmembrar a Lucas. Y mientras, el primero empezaba a incorporarse del suelo, listo para vengarse del horige, y como su compañero, también sacó una afilada espada de su cinto... No poseían mucho armamento, parecían solo disponer de unas espadas, ni siquiera tenían armadura ni escudo, no serían demasiado problema.
Al ver que se disponían a atacarle, sacó su pañuelo y se lo ató a los ojos... La oscuridad se hizo a sus ojos, pero pronto, la luz volvería a brillar.

-No permitiré que hagáis daño a nadie en mi presencia... Habeis decidido cometer vuestras fechorías en un mal día señores...


avatar
Luke

Mensajes : 3
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Conflicto De Opinones!

Mensaje por Saito el Mar Ene 24, 2012 9:07 pm

~~ 3 Dancing Mad In The Chicken's House ~~

-Saito... Saito... Saito... ¡Saitoooo!-Repetía sin parar un hurón sobre el hombro de un joven chiso de cabellos rodados. Pero el muchacho parecía ignorar por completo a su pobre mascota.-¡Saito! ... Si no me haces caso morderé tus calzones hasta destrozarlos.

-Sabes que no lo harás-Respondió finalmente el muchacho de forma fría.

-... Cierto, jamás me metería en la boca algo que hubiese estado ahí... Pero bueno, ahora que se que vives... ¿Me dices cuanto falta?

-No lo se, te lo he dicho ya mil veces, no tengo ni idea de cuanto tiempo falta para llegar ¿Entendido?

-Te has perdido.

-No me he perdido

-Te has perdido.

Finalmente desistió. A casino, Blitz, el hurón, no le ganaba nadie. Podía pasar horas y horas molestando al joven rubio sin siquiera descansar. Desgraciadamente, ya lo había comprobado.
Cruzaban unas extensas llanuras hacia la siguiente ciudad, donde Saito esperaba poder participar en su siguiente partido de Blitzball. Era un partido oficial, el primero en mucho tiempo, y estaba deseando jugar, pero esas llanuras parecían querer impedirlo de todas las formas posibles. Eran enormes, y al frente, en el horizonte, no había muestra alguna de la ciudad en la que se celebraba. Y llevaban tanto tiempo caminando que él mismo había empezado a creer que su mascota tenía razón y que efectivamente se había perdido.
Por ello no quería pensar en esa opción, no le gustaba nada la idea de haberse perdido en medio de ninguna parte, y mucho más si debía aguantar con él al pequeño pero pesado Blitz.
Por suerte (O eso pensó él, pues tal vez no fuese tan afortunado ese hecho...) pronto descubrieron una casa. Una graja mejor dicho. Eso significaba que había una civilización cerca, pero para asegurarse de por donde iba decidió acercarse a la vivienda para que le orientasen.
Tocó a la puerta al llegar, pero nadie le respondió, por lo que supuso que estarían en el interior de la granja con os animales. Y decidió ir a la parte de atrás de la casa, donde se encontraban los animales comiendo tranquilamente.

-¿Hola? ¿Hay alguien aquí?-Preguntó el joven muchacho al aire, esperando recibir una respuesta que indicase la posición de los dueños, pero tras unos segundos solo escuchó un cacareo y un grito de auxilio procedente del gallinero.

Sin pensárselo un segundo corrió hacia las puertas de aquella casta blanca y abrió la puerta. Inmediatamente fue arrollado por una estampida de gallinas que parecían formar una ola blanca enorme. Se cubrió el rostro mientras Blitz se refugiaba tras la cabeza del joven agarrándose a sus cabellos como si su vida dependiese de ello.
Parecía algo imposible que una casita así de pequeña de madera pintada pudiera contener a tanta ave ahí metida. Y aun encima parecían enfurecidas. Más que una mosca en un bote de miel. Varias se dedicaron a picotear las piernas del muchacho antes de marcharse. Y otras pocas intentaban secuestrar al pobre Blitz.
Pero finalmente se dispersaron por todo el recinto de la granja.
Repentinamente, un hombre, un divium mejor dicho, con tres pares de alas a la espalda salió del gallinero con un grito y abrazó al muchacho, agradeciéndole que le salvase, para después mirar al cielo de forma triunfal, como si no hubiese visto la luz del sol en días y hubiese sido sometido a la peor de las torturas.

-... Este tio es muy raro, Saito...

-... Lo se...


Última edición por Saito el Mar Ene 24, 2012 10:23 pm, editado 2 veces
avatar
Saito

Mensajes : 29
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Conflicto De Opinones!

Mensaje por Télios el Mar Ene 24, 2012 9:34 pm

Las grandes llanuras... Llenas de... Árboles... Matorrales... Y eh... ¿Conejos? No tenían demasiado. Tierra, tierra hasta donde la vista alcanzaba, tierra y solo tierra, con algún árbol en lugares aislados. Ni edificios, ni ciudades, ni nada de nada. Y sobre aquel lugar, un extrañisimo divium volaba, contemplando a sus pies el mundo con mucha superioridad. Su forma de volar era curiosa. Caminaba por el aire mientras batía sus alas, dando la impresión de que verdaderamente andase por el aire como si fuese tan sólido como el suelo. Y mientras hacía eso, se dedicaba a charlar con él mismo.

-Ahh... Tierra, tierra... ¡Tierra! Tierra en todas partes... Que aburrido lugar... Aburridoooo... Me van a crecer setas si me paro a esperar algo interesante... Bah... Le prendería fuego a todo esto si pudiese... ¡Siiiiiii! Eso si sería divertido. ¡Llamas! ¡Llamas por todas partes! El fuego consumiendo todo a su paso ¡Implacable! ¡Imparable! ¡Impisable! ... Bueno, eso último sobra... Ahh... Lástima que para quemar tanta inutilidad hiciese falta tanto fuego... Sería un desperdicio...
¡Oh! ¡Una casa! ¡Diversiónnnn...!


Bajo él acababa de descubrir una casa, una granja más específicamente. Con una risa maniática y desquiciada bajó al suelo y tocó a la puerta. Pronto, un hombre alto y algo orondo le abrió la puerta.
Nada más la hoja se abrió y mostró al hombre, una daga oculta en el brazalete de Telios brilló y se hundió en el corazón del hombre. Este abrió los ojos desmesuradamente cuando el acero se deslizó cortando sus ropas y sesgando su carne. La sangre empezó a escapar de la herida, impregnando sus marrones ropas, y el fluido avanzó también hacia la boca del pobre granjero, evitando así que lanzase un grito.
De un rápido movimiento, el divium extrajo la daga de su pecho, y con ese movimiento, su victima no fue capaz de mantenerse más en pie, desplomándose sobre el suelo de madera mientras su sangre evacuaba el cuerpo a toda velocidad, y el cruel mago limpiaba la sangre en las ropas del difunto.
Con una risa diabólica pasó a la casa por encima del cadáver del hombre, en su interior, una anciana se encontraba cocinando algo para comer, y cuando escuchó el golpe en el suelo del cadáver se extrañó y empezó a preguntar por él. Pero pronto el divium la atrapó por la espalda y la ató a una mesa, sacando después su otra daga y jugando con ellas un poco moviéndolas entre sus manos.

-¿Quien eres? ¿Que quieres de mi? Oh... Por Los Dioses... Soy solo una anciana... ¿Quieres dinero? ¡ Tómalo! Están en ese cajón... Pero no me hagas daño... ¿Y mi hijo? ¿Que hiciste a mi hijo?-Empezó a decir la mujer, claramente nerviosa y alterada por esa situación, empezando a llorar de puro terror.

-Ahh... Irritante vieja... Soy el mal en persona, en carne hueso y plumas. No quiero dinero, y tu hijo está en el suelo de la otra habitación con un bello agujero en el pecho... A estas horas debe estar hablando con sus amigos en el submundo... ¿¡No es divertido!? Juejuejue... Y de ti, quiero solo divertirme. No te preocupes, contigo estaré más tiempo, no seré tan rápido... ¡Vas a gritar de emoción! Juejuejue...

Pronto los gritos de la mujer empezaron a oírse, la tortura a la que la sometía el cruel mago era horrible. No se trataba de nada sexual, nada más lejos de la verdad. Si no que se dedicó a jugar con el cuerpo de la anciana, realizando cortes en varios lugares, intentando prolongar su dolor, que viviese lo más posible. Si dejaba de gritar perdía la gracia para aquel ser que se deleitaba con el sufrimiento ajeno.
Pero tras un rato ocurrió lo inevitable, y la mujer murió para tristeza del alado. Que tras ver terminada esa diversión salió de la casa al jardín.
Su intención era prenderle fuego a todo. Y para ello se subió al tejado de un pequeño edificio de madera pintada de blanco, y contempló todo con una horrible sonrisa de maldad. Pero el Karma pareció volverse contra él, y el techo se quebró, haciéndole caer al interior de la construcción.
Durante varios segundos se encontró confuso, buscando algo de luz para ver donde estaba. Escuchaba un sonido extraño pero familiar, y cosas revoloteando por el suelo. Pero finalmente atrapó uno de esos seres y lo colocó bajo el agujero del techo para que la luz del sol le mostrase que era... Una gallina...

-¡Aaaaaaaaaaa! ¡Socorro! ¡Ayudaaaaaaa! ¡SACADME DE AQUÍ!-Empezó a gritar, pero para su sorpresa, la puerta se abrió al poco, inundando el lugar de luz y permitiéndole escapar a las gallinas y a él mismo.-¡Mi héroe! ¡Gracias! Me has salvado la vida de esos monstruos con pico. ¡Eres mi salvador!-Empezó a decir el alado, agradeciendo al rubio su ayuda... Aunque poco le importaría en el futuro... El muchacho no se libraría de las desgracias, tal vez le hubiese sido mejor haberle dejado allí dentro...
Pero por ahora, Telios se dedicaba a contemplar el cielo y respirando hondo, como si hubiese estado atrapado allí dentro semanas... Era un poco... Dramático...
avatar
Télios

Mensajes : 6
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Conflicto De Opinones!

Mensaje por Ulises Olafson el Sáb Ene 28, 2012 4:50 pm

~~ 4 Aprendiendo a Aullar ~~

-Aw... Aww... Waaaaaa.... Ñam ñam... Que bien he dormido... Mm... Tengo hambre.-Dijo Ulises desperezándose.

Se encontraba en el suelo de una arboleda. Había caído rendido allí la noche anterior, y ese descanso le había sentado genial. No tenía ni idea de cuanto había dormido, pero no tenía pinta de haber amanecido hacía parecía precisamente poco. Se escuchaba un río cerca, y caminó hacia él, necesitaba beber algo antes incluso de comer. Además, un baño no le iba a sentar mal, y comer después de uno era muy relajante.
Con tranquilidad se arrodilló en la orilla del río, e hizo un cuenco con la mano, hundiéndolas en él para beber de estas. El agua que discurría por el canal era limpia y cristalina. Se podía ver a los peces nadando tranquilamente por ellas. y tras saciar su sed se despojó de ropa y se hundió en las aguas, lanzando un suspiro de placer y relajación al sentir el frescor de las aguas en su piel.
Era tranquilizador, y poseía un toque soporífero... Si, Ulises era capaz de dormirse de nuevo a pesar de acabar de despertarse. Pero no, por suerte no lo hizo, y tras relajarse un poco con el agua y lavarse, salió del río y cual perro se sacudió esparciendo un montón de gotas como una lluvia a su alrededor. Para ponerse después de nuevo la ropa y regresó al improvisado campamento de la otra noche, donde se sentó a las raíces de un árbol y empezó a comer lo poco que tenía guardado en su morral, dos simples manzanas.

No era demasiada comida que poseía en esa bolsa de cuero, pero era algo, y mucho mejor que no comer nada, aunque poco le sirvió. Y tras acabar con velocidad con sus recursos se tumbó en el suelo contemplando el cielo azul que se podía ver al lado de las hojas que se mecían suavemente con una fresca brisa sobre él. Aquel día era precioso... No habían muchos días como aquel, momentos que se podían disfrutar.
Pero sus tripas lanzaron un quejido, reclamando comida al pobre lupino. Se llevó una mano al estómago y otra al pañuelo rojo que tenía en el cuello resaltando con la camisa blanca que portaba.

-Ahh... No hay comida... Que hambre...

Pero como si el destino respondiese a su pesar, un ciervo se presentó ante él, saliendo con un poderoso salto de entre los árboles y matorrales con aquellas enormes astas que dejaron petrificado al joven. Se creyó muerto, pensó que aquella... "Bestia"... Iba a acabar con su vida.
Si, extrañamente el lobo estaba asustado del ciervo. Pero cuando pensaba que el animal le atacaría, una mancha marrón apareció en escena, arrollando al animal y escuchándose solo un crujido de huesos. Aquello remató a Ulises, que de puro miedo se desmalló.
Tras unos minutos se despertó abriendo lentamente los ojos y viendo que sobre éll estaba el rostro de un lobo.
En un principio, un escalofrío de terror le recorrió el cuerpo, pero, cuando vio que el otro sonreía amigablemente al verle despierto, empezó a relajarse.
Se incorporó y descubrió que, igual que él, era un licántropo, y no parecía ser mala persona.
Se llevó una mano a la cabeza, colocándose sus cabellos y acariciándose sus puntiagudas orejas. Tras recuperarse del todo se estiró en el suelo y sonrió al otro.

-Gracias... Me pegué un susto enorme cuando ese ciervo se puso ante mi... Creí que iba a morir... ¿Tu sabes que sucedió?


avatar
Ulises Olafson

Mensajes : 5
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Conflicto De Opinones!

Mensaje por Reigt el Sáb Ene 28, 2012 5:55 pm

-Señora ¿Necesita usted ayuda?-Preguntó Reigt a una mujer joven que intentaba arreglar la rueda de su carromato.

-¿Eh? Oh, si, gra...-Empezó a decir ella dándose la vuelta para ver a su amable interlocutor, pero al ver su aspecto ahogó un grito y retrocedió.-Oh... No, gracias, me... me las puedo apañar yo sola.

-Oh... Entiendo. Disculpe las molestias causadas.-Respondió dándose la vuelta y marchándose.

Su aspecto era su maldición desde que tenía memoria. Todos lo repudiaban por no poder tomar una forma humana. Siempre había tenido el aspecto de su forma híbrida. Un lobo a dos patas, así se podía resumir su aspecto. Y por ello la gente se alejaba de él, por eso le temían. Pero más que un lobo era un perro. O al menos es la comparación más aproximada que encuentro. Era amable y servicial. Le gustaba ayudar a la gente, y siempre que podía lo intentaba. A pesar de que su cuerpo se lo impidiese la mayoría de las ocasiones.
Pero aun así le dolía mucho ese aislamiento. Siempre le entristecía terriblemente. Y para no molestar más y causar más problemas (Dado que comúnmente tras el rechazo de una persona solían salir tras él varios guardias o soldados) se internó en el bosque cercano. Con suerte podría comer algo. ¿Como? Bueno... Todo tiene su lado positivo, solo hace falta verlo. Y ese cuerpo bestial no era una excepción, disponía de afiladas garras y dientes de considerable tamaño. La caza era algo que suponía su día a día.

La razón era simple. Hay que tener en cuenta dos cosas. Que como todos, tenía que alimentarse, y que no era común que aceptasen de buen grado su presencia en muchas de las posadas. Y era por eso que si deseaba comer, por lo general era él el que debía obtener el alimento.
Durante unas horas se dedicó a vagar entre los árboles. Deambulando entre ese inmenso y verde mar. Eso hasta que sus oídos se percataron del sonido del agua moviéndose. Un río. Eso era una muy buena señal. Los animales solían estar cerca de los ríos y fuentes de agua que les proporcionaban bebida y alimento. Además, él mismo necesitaba beber algo.
Pronto llegó hasta el origen del sonido. No era un canal demasiado ancho, unos pocos metros, y su profundidad era media. Iba lleno de limpias aguas, y se podía ver a algunos animales cerca. Tras saciar su sed posó su mirada en un ciervo de tamaño medio de suculento aspecto.
No parecía una presa excesivamente difícil de cazar, y por lo que parecía, se había separado de su grupo, pues estaba solo. Rápida y sigilosamente se escondió en los matorrales, y fue avanzando en completo silencio hasta su posición. Acercándose a él por la espalda.

Y justo cuando llegó, se lanzó a por él saltando desde los arbustos. Las zarpas de Reigt se clavaron en la piel de animal, hundiéndose en estas y haciendo manar la sangre, pero el animal consiguió escaparse tras dar un quejido de dolor y corrió hacia la espesura del bosque. Mas, el lupino no estaba dispuesto a dejar su presa tan fácilmente. El animal salió a un pequeñísimo claro, y se encontró con un joven de extraño aspecto, y aquello fue su perdición. Como una exhalación de pelaje marrón se abalanzó sobre el astado animal, y con una sola dentellada seccionó su cuello, lanzando este un nefasto crujido y acabando rápidamente con la vida del animal.
Fue entonces cuando el licántropo se percató de la presencia del joven, que se había desmayado, quedando tirado en el suelo como un trapo olvidado. Seguramente aquello debido al susto.
Sintiéndose culpable, se limpió la sangre de las fauces, dado que no quería asustar más al pequeño, y se sentó a su lado, intentando despertarle.
Tras un poco de insistencia despertó, y aunque al principio pareció horrorizado se calmó tras unos segundos cuando sonrió alegre de que estuviese bien.
Se incorporó y le dio las gracias diciendo que...

-Espera chico... ¿Te asustaste del ciervo?-Preguntó el lupino estupefacto. Y aun fue mayor cuando recibió una respuesta afirmativa.-... Curioso. ¿Eres un horige? ... ¿No?... Un licántropo... Esto... Muchacho... ¿De donde has salido? ¿Como puedes ver un monstruoso ciervo donde los demás vemos comida? ... Mm... ¿Que comes si no ves a los animales como comida? La verdad eres el licántropo más extraño que conozco... Y eso que normalmente el raro soy yo...

Reigt estaba más que sorprendido ¿Como demonios había sobrevivido? Viendo así la comida y siendo una criatura carnívora la única opción era ser alimentado con comida humana. Pero no podía vivir así, no podía estar eternamente viviendo de esa forma. Tenía que aprender a valerse por si mismo, y el lupino no se veía incapaz de dejarlo solo, se sentía incapaz de abandonarlo a su suerte... Debería enseñarle él mismo.
avatar
Reigt

Mensajes : 2
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Conflicto De Opinones!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.