Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hola a todos soy Amelie
por Amelie18 Hoy a las 12:07 am

» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Ayer a las 8:27 pm

» Criaturas Norethianas: Águila Flecha
por Azura Ayer a las 8:26 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Ayer a las 5:32 pm

» BrannMur Aullatormentas
por Capitán Pescanova Vie Jul 20, 2018 8:31 pm

» [Reclutamiento] Noche de Muerte
por Strindgaard Vie Jul 20, 2018 6:22 am

» Que no estoy - Alegorn
por Lamb Jue Jul 19, 2018 11:59 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Katarina Miér Jul 18, 2018 7:35 pm

» Criaturas Norethianas: Cactilio
por Azura Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Semiausencia
por Bediam Mar Jul 17, 2018 10:01 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Salvamento Minish

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Scart el Dom Mayo 08, 2011 7:34 pm

Tras unas brevísimas palabras, decidieron... bueno... Demian decidió, usar su nuevo Candil para quemar las plantas, y al momento todos vieron su poder, las llamas se extendieron con una velocidad sorprendente, calcinando aquellas plantas, reduciéndolas a cenizas en apenas unos segundos, y tras la broma de el Divium, y las palabras del Minish, este rió tapándose la boca con sus pequeñas manos.

-¿Como podéis pedirme que os quedéis gratis? ¡Vamos! sois los héroes, jamás os cobraría... además de que me ayudáis con esto pero... aun queda la piedra...

Scart se quedó mirando la piedra, y tras la sugerencia de Adel de usar el bastón el chico negó con su cabeza, no tenia sentido usar el bastón, voltear la roca no serviría de nada... Toco con su nueva espada la roca, dándole unos golpecitos, parecía dura... Repasando los utensilios... el candil de poco serviría, voltear la roca no tendría efecto, clavarle flechas seria inútil, absorberla... Dudaba que el jarrón pudiese hacer algo con esa pesada piedra, el boomerang, la espada, el escudo, la capa, las garras... inútiles... Las bo... ¿Las botas?

De pronto se irguió sonriendo ante una nueva idea, les hizo una señal a todos para que se apartasen, y empezó a bajar la rampa por la que habían subido, hasta encontrarse con el muro de tréboles, momento en el que se dio la vuelta, mirando la rampa y el bloque, frunció el ceño... esperaba que todo funcionase como debería funcionar... o se daría un golpe muy fuerte...
Se colocó el escudo por delante, agachándose un poco para ocultarse tras él, respiró hondo, y empezó a correr...

Todos lo notaron, pero sobretodo el, cuando empezó a correr, sentía como si volase, como si no pisase el suelo, y solo se desplazase por encima, había tardado unos segundos en bajar andando, era rápido, desde luego, mucho, pero... solo tardó un solo segundo en estar arriba del todo... su velocidad... era muchísimo mayor, pero no disfrutó mucho de esa sensación, pues al momento se escuchó un potentísimo golpe, y al momento volvía a estar en el suelo, pero esta vez boca arriba, mirando al cielo confuso, el golpe le había repelido y había caído hacia atrás, pero, cuando se incorporó rascándose la nuca vio los efectos de su táctica, en el interior, mas hacia dentro, en la sala, se hallaba la roca, que por el impacto había sido desplazada, la potencia del golpe desde luego había sido bestial, y su velocidad... ¡Que se atreviesen los guardias a perseguirle! Miró el escudo... perfecto... sin ningún daño, completamente intacto.

-¡Que velocidad! ¡Muchas gracias! al fin podré pasar dentro!-Dijo el Minish entrando en el barril.-¡Ah! las habitaciones del segundo piso son todas vuestras!

Y tras esas palabras se perdió tras el mostrador. Scart se levantó, con algo de dificultad, estaba... bueno, el escudo le había protegido, pero la sacudida... nadie se la quitaba, sin embargo, aun así, un impacto de ese calibre habría dejado hecho papilla a cualquiera, sin duda ese escudo tenia un potencial enorme, parecía proteger mágicamente... pero una buenísima protección. El interior del Barril, era como el exterior, muebles de madera, diseño sencillo, las lámparas... eran unas setas azules colocadas estratégicamente, a la derecha, unas escaleras llevaban a un segundo piso, en lo alto, solo se veía una pared.

Sin embargo, allí arriba deberían hacer uso de sus objetos de nuevo, pues el barril tenia mas obstáculos que las zarzas y la roca, como si fuese una pequeña prueba para que usasen los objetos... En cierta forma era bueno... así podrían familiarizarse, pero en los pasillos no había nada mas que madera, su prueba se hallaba en sus habitaciones...

-----------------------------------------

Off.: De nuevo una semana, hasta el sábado (Seguirá así a menos que diga lo contrario a partir de ahora ^^)





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Finn, El Humano el Jue Mayo 12, 2011 8:04 pm

Al ver como negaba con la cabeza la pequeña se quedó mirando la piedra sin saber que podían hacer. El candil de Demian no serviría, dado que no podía quemar la piedra, el arco tampoco, tardarían una eternidad en romperla a golpes. A Adel se le ocurrió la idea de usar el poder de succión del jarrón para apartar la piedra de la puerta y así poder pasar, pero Scart negó con la cabeza – Muy bien… ¿Pues qué hacemos? – preguntó mientras se cruzaba de brazos resaltando ligeramente su pecho.

No le agradaba mucho eso de que Scart hubiera ignorado su beso, más bien no le hacía gracia ninguna cuando hacía esas cosas, la ponía un poco “nerviosa”, más, si cabe la posibilidad, de lo que, por lo general, Adel solía estar. Era una chica despreocupada por casi todo, pero las emociones de Scart… eso era diferente, lo había pasado muy mal el día que lo conoció, lloró, pero al final Scart también se había enamorado de ella.

Con un suspiro hizo lo posible por apartar de su cabeza las ideas tontas y trató de pensar en cómo quitar la piedra de en medio del camino. Scart le dijo que se apartara, cosa que hizo sin apenas prestarle atención, inmersa en sus propios pensamientos. Poco a poco el chico fue bajando la rampa y alejándose un poco de esta, iba rápido, mucho más rápido de lo normal. Cuando Adel levantó la cabeza para mirarlo ya estaba cargando en dirección hacia la piedra - ¡Scart! – gritó por la sorpresa mientras que se tapaba los oídos para no escuchar el fuerte golpe.

La piedra acabó en mitad del salón de la posada. Adel se adelantó hasta Scar y lo ayudó a ponerse en píe mientras le sacudía un poco la ropa nueva - ¿Te has hecho daño? – volvió a preguntar al tiempo que se sacudía un poco las manos. Al entrar la niña se quedó asombrada por las curiosas lámparas que había allí. Unas setas azules que estaban dispuestas de una manera especial para alumbrarlo todo.

Tras las indicaciones del Minish Adel se acercó a la barra, sin saber siquiera si aquel ser se había quedado allí. Se sentó en uno de los taburetes de madera que había y se apoyó en la alargada madera que hacía de barra. Llevaba mucho tiempo sin comer ni beber, tenía hambre, y ya que no les había cobrado las habitaciones a lo mejor también tenía suerte con la cena.

-Eh… Señor Minish – dijo con un tono un tanto infantil - ¿Me podría servir algo de comer y de beber? – preguntó a la nada, esperando una respuesta desde atrás – Scart, ¿Tú no quieres nada? – añadió después, girándose para ver a su pareja admirar su escudo.



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Scart el Sáb Mayo 14, 2011 5:09 pm

El minsih miró a Adel, que le pedía algo de comer, y negó tristemente a su petición.

-Lo lamento, señora, pero como esto estaba cerrado no tenemos comida ninguna aún, pero en poco tiempo tendremos hecha la cena... mientras espere tome, le puedo dar esta jarra de néctar

El minish le pasó una diminuta flor lila, cuyo tallo torcido en una curiosa forma parecía ser el asa de la copa natural que formaba, en el interior, un liquido un poco espeso de color rosado y un olor increíblemente delicioso se mostraba ante Adeluna. La jarra tenia muchísimo contenido, lo que equivaldría a dos litros en tamaño real, y por el gesto del minish parecía que se la podía llevar a su cuarto.

Scart miró a la chica con una sonrisa y se acercó a las escaleras tranquilamente.

Yo no quiero nada por el momento, Adel... solo... descansar un poco, me duelen los pies... y auch... estas botas... tardaré en acostumbrarme a llevarlas puestas... uhm... jamás había llevado puesto ningún calzado... ¿Vienes a la habitación?

Al terminar, sin esperar un momento empezó a subir las escaleras, sabía perfectamente que Adeluna le seguiría, ella era incapaz de quedarse quieta, los demás... no le importaban mucho que hiciesen, era cosa suya si se quedaban abajo o iban a dormir, pero esperaba que descansasen, el sol ya parecía ocultarse, y las sombras cubrían lentamente la ciudad Minish. No quería cargar con ninguno, pero no los conocía tanto como para imponerles algo, además, de que no habría sido de su agrado, y prefería no ser odiado por sus compañeros.

Se colocó ante la primera puerta, a la derecha, cada puerta parecía que tenia un símbolo... el minish no les había dicho cuales eran sus habitaciones, aunque por lo vacío que había estado y por la roca supuso que estarían todas vacías, las puertas no parecían tener cerradura, era un pueblo bueno y confiado al parecer... abrió la puerta, y se metió, sin fijarse mucho en el interior, pues quería ver algo... y así era, en la otra parte de la puerta, por dentro había un pestillo, estaba muy bien, aunque fuesen buenos, nunca estaba mal algo de intimidad... Entonces, aun con la puerta entreabierta, se fijó en la habitación...

¡Que desastre! Estaba todo hecho un caos, muchas cosas estaban del revés, como la cama, que se hallaba volteada, así como una mesa, dos de tres sillas, en otro lado de la habitación había una escoba pero el suelo estaba muy sucio, lleno te tierra... pero lo peor... en el centro de la habitación, había algo extraño, un extraño ser, parecía una flor, pero los pétalos azules se juntaban en un cilindro, que le apuntaba, y encima de este unos ojos rojos lo miraban, quedó sorprendido y confuso, cuando esta pareció escupirle algo, como una bola de tierra, que le dio en el pecho, sacándole un gemido de dolor, y que se deshizo tras impactar contra el.

-¡Ay! Planta bastarda... te vas a enterar...

---------------------------------------------

Off: hasta el sábado que viene, os salté, Demian y Adrastea... espero que no se repita u-u





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Demian el Vie Mayo 20, 2011 4:20 am

El alado muchacho mantenía una posición en la retaguardia, no realmente interesado en nada de lo que ocurría frente a sus ojos, lo único que deseaba era volver a su tamaño normal y largarse, mas nada de lo que pudiera hacer parecía ayudar en ello, de momento estaba atascado allí. Con una mirada distante contempló el intento de suicidio del otro muchacho, aunque luego abrió un poco sus ojos por la sorpresa de verle intacto. Debía ser alguien realmente resistente para no lastimarse, escudo o no, con tal hazaña.

Entraron a lo que parecía una especie de posada desordenada y entonces Demian suspiró un momento. Había escuchado que Adeluna pedía algo de comer y no era posible de momento. "¡Rayos!", se dijo para sí mismo, pues no sabía exactamente desde cuándo que no ingería alimento, por haber estado en aquel misterioso sueño y el día parecía llegar a su fin, lo que le permitía suponer que no probaría bocado al menos hasta la mañana siguiente. Ciertamente no le era agradable la idea de irse a dormir con el estómago vacío, pero estaba molesto y deseaba que el día llegara pronto a su fin. Sin mediar mayor aviso y sin poner demasiada atención al resto subió las escaleras y entró a una de las habitaciones.

La mano en la cara del muchacho fue un claro signo de que, increíblemente, las cosas se ponían aún menos agradables, pues la habitación era un total caos, las cosas por el suelo, algunas rotas, como si nadie se hubiera preocupado de dejar el lugar apto para un invitado.

El chico estaba adaptado, sin embargo, a vagar sin rumbo y dormir donde le pudiera, de modo que no se complicó demasiado la existencia y simplemente cogió aquello que pudiera servir para una improvisada cama, lo juntó todo y se tendió allí. Fuera de todo, aquello era mejor que muchas de las situaciones en que había debido dormir durante el último tiempo y ciertamente mejor que lo que había sido su estadía en el inframundo. Su estómago rugió mientras se cubría con unas sábanas, mas sabía que no podía hacer mucho al respecto.

- Espero despertar y encontrar que todo ha sido un mal sueño - dijo mientras se disponía a dormir.

Si algo mostraba que Demian aún era un niño eran sus hábitos de sueño, pues siempre se dormía temprano, poco después de que el sol se ocultase, salvo que circunstancias muy especiales se lo impidieran. Aún con hambre, cerró sus ojos y se dejó llevar por el sueño.
avatar
Demian

Mensajes : 58
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Finn, El Humano el Vie Mayo 20, 2011 5:54 pm

-¿Señora? – preguntó mientras lo miraba con un cierto enfado porque la hubiera llamado así, habiendo olvidado ya por completo que ella había usado también la palabra señor para referirse a él – No soy tan vieja – dijo mirándolo con unos ojos sombríos que incluso daban miedo, aunque esto solo era una broma de la pequeña, que sería casi incapaz de enfadarse con nadie por tan poco.

Adel se quedó mirándolo mientras llenaba una jarra de un contenido de color rosado y algo espeso. La jarra era grande y estaba en una especie de flor de una especie que Adeluna desconocía. Miró con el rabillo del ojo la flor, tenía los pétalos de color morado y curvados por el borde, su tallo era de un color verde intenso y retorcido para servir de asa a la niña. Bebió un poco del dulce néctar mientras escuchaba a Scart decirle que no quería nada.

-Nunca quieres nada – le reprochó mientras daba otro sorbo del líquido de la jarra floral – así pronto no podrás ni sostenerte en píe. Podrías hacerme el favor de… - no terminó la frase, pues cuando se giró al escuchar los pasos en las escaleras del tonel, sabía que era él, pues sus pasos todavía eran un poco torpes con las botas porque Scart nunca llevaba zapatos, a diferencia de ella que solía llevar unas botas cortas. Apretó el asa de la jarra mientras decía algo para ella misma que no tardó en decir en voz alta.

-¡Sabes que odio que me dejes hablando sola! – le gritó mientras, con la jarra en la mano y derramándose en el pecho, sin querer, una pequeña cantidad del zumo, salí a la carrera tras él. Al llegar a las escaleras subió más poco a poco, esperando sorprenderlo o darle un susto para “castigarlo”, ya que Scart sabía que si había algo que de verdad cabreaba a Adeluna era que él, precisamente él, la ignorase, aunque también es verdad que entre ellos las palabras sobraban, pues muchas veces no hacía falta para decirse las cosas.

En el pasillo había muchas puertas, y en una de ellas Scart, parado enfrente, con la mano en el pecho y gritando un insulto. Adeluna se apresuró a llegar a su lado, y al ver que tenía el pecho enrojecido lo miró con preocupación mientras dejaba la jarra-flor en el suelo con cuidado, fuera del alcance de sus pies. Sus manos se fueron directamente a las dagas al ver a la plata que había atacado a Scart, pero su mente fue más rápida y en vez de las dagas rojas cogió el bastón mágico. Si aquella cosa escupía y ese bastón era capaz de dar la vuelta a las cosas la suma no parecía muy difícil, ahora solo necesitaba algo para poder usar a modo de escudo.



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 21, 2011 11:37 am

Me llevó unos diez o quince minutos – seguramente, pues la noción del tiempo la perdí durante esos momentos - recobrarme de lo que acababa de ver. Aquello de quemar la hiedra no me sorprendió tanto, fuego-plantas, era pura lógica. Pero…lo que hizo Scart…eso sí que no, no podía creerlo. Cargó contra la piedra usando la velocidad que supuestamente daban las botas que le dio Lecto y colocando el escudo ante sí, era un ariete humano, a falta de una palabra mejor. Porque, desde luego, humano no podía ser. Yo tampoco lo era, y no es que me pillase de sorpresa, lo que realmente me sorprendía era el tremendo golpe que le propinó a la gran piedra que obstaculizada la entrada a la taberna y que el muchacho no había sufrido ningún daño.

No sé qué pasó después, sólo sé que durante un tiempo me quedé allí plantada, frente a la puerta, ahora abierta, de aquella taberna-tonel. Parpadeando y sin dar crédito a lo que había visto. Tenía que admitir que aquellos cachivaches funcionaban, que los poderes que Lecto le había atribuido a éstos eran ciertos. ¿qué podría hacer entonces el jarrón y el arco? En mí estaba despertando el fuerte deseo de averiguarlo.

Moví ligeramente la cabeza de un lado a otro saliendo de mi ensimismamiento. Entré en la taberna y miré escéptica a mí alrededor, unas setas hacían las veces de lámparas, los muebles ya no me sorprendieron tanto, eran tan normales como en cualquier otro sitio, fabricados en madera. La piedra, que antes estaba en la puerta, se había desplazado hacia el interior quedando casi incrustada en la pared del fondo.

No podía quedarme allí plantada sin hacer nada y, si no iba a hacer nada, lo mejor sería buscar una habitación para descansar un poco antes de seguir con nuestro viaje. El cansancio era más acusado que el hambre, prefería descansar primero y comer después.

-Voy…voy a buscar…una habitación…- dije mirando al Minish que había tras la barra, el que antes había estado en la puerta de aquel lugar esperando que alguien le ayudase con su problema de acceso a la taberna.

Mis palabras fueron débiles y prácticamente en susurros. No estaba acostumbrada a tener que dar explicaciones. Mi matrona nunca me las pidió y yo jamás hice nada que necesitase que las diese. Me comportaba como una drow más y hacía lo que era normal en nosotros. Así que sin más me dirigí a la escalera del fondo, la que parecía dar acceso a la planta superior y subí por ella. Demian, Scart y Adeluna parecían haber subido ya, pues abajo únicamente se encontraba el Minish.
Desde el pasillo eché una ojeada buscando alguna puerta abierta, hecho que prácticamente prometía que la habitación estaría vacía y libre. Bueno, eran muchas habitaciones y nosotros sólo tres, casi todas estarían desocupadas, pero si abría una de aquellas puertas cerradas me arriesgaba a encontrarme con alguna situación indeseada por parte de los que ahora eran, por obligación, mis compañeros de viaje.

Al fondo, parecía haber más luz y, pensando que sería por una puerta abierta, me acerqué a ella lentamente con la idea de usar aquella habitación para mí. Un grito a mi espalda me hizo detenerme justo cuando iba a entrar en la habitación, parecía ser de Scart, unas habitaciones más allá. Me encogí de hombros dispuesta a entrar en la habitación, si necesitaba ayuda ya la pediría, yo no solía ser muy altruista en ese sentido. Si no se pedía ayuda era porque no se necesitaba…o porque se era muy orgulloso para pedirla, como yo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Scart el Sáb Mayo 21, 2011 7:34 pm

Off: de primero, decirle a Demian que lo que le pasa a su pj en el post es por un motivo justificado, el narrar como era la habitación, lo lamente, es buena la iniciativa, pero soy yo, como master de la partida, quien te digo que hay en la habitación, una cosa es rellenar huecos, como describir un armario en la pared al que no le di importancia, otra cosa es describir un escenario de rol particular sin permiso, lamentándolo por ti, tu acto tendrá castigo.
El próximo mastereo, la semana que viene, suerte. 7 días
-----------------------------------

Demian entró en su habitación, a simple vista parecía una habitación normal y corriente, solo bastante destartalada, hecha un caos. Pero el chico, aun un niño, se creó una improvisada cama, lo que no sabía, es que en esa habitación había mas cosas que él... Cerró los ojos, intentando dormirse... al principio todo parecía ir bien, pero repentinamente un crujido de madera resonó, y un instante después, de entre los materiales de su cama salio un látigo verde, parecía el tallo de una planta, pero antes de que el aturdido Demian pudiese percatarse de lo que sucedía, dicho látigo le atrapó, rodeándole a la altura de los brazos, junto a sus alas, y de los escombros empezó a emerger una enorme planta, mas bien parecía una enredadera gigante, que iba extendiendo su verdor por la habitación, hasta llenarla completamente, ventanas y puertas quedaron selladas por la planta, y entonces apareció "la cabeza", lo que parecía ser una flor, una rosa exactamente, pero en el interior de sus pétalos se podían distinguir dos perlas negras, sus ojos, entonces, siniestramente, los pétalos se fueron echando hacia los lados, dejando ver una horripilante boca llena de pequeños, pero afiladísimos dientes.
Ahí no acabó todo, pues, el látigo que le tenia preso, aumentó su fuerza de agarre, haciendo sentirse al niño oprimido, hasta... que se escuchó un nefasto crujido.

Posiblemente, el joven no podría haber reprimido el grito, cuando la presión del látigo, había partido los huesos de sus alas, al momento, el látigo liberó al pequeño, que cayó al suelo, pero tras la flor, de donde salía el primer látigo, emergieron tres mas, la cosa es que ahora Demian estaba en desventaja... sus alas le dolían mucho, debido a que la presión, y la posterior caída, le habían dañado mucho las alas... se las habían partido, posiblemente no podría volar en un tiempo... y no precisamente se repararía con una noche de sueño...

A los demás parecían irles mejor que a Demian... Adrastea entró en su cuarto, era distinto a los otros, este estaba lleno de... ¿Telarañas? si, posiblemente fuesen telarañas, las paredes, el techo, los muebles, todo estaba lleno de telarañas... El lugar no era precisamente agradable, y el ambiente menos, daba la sensación de que pasaría algo malo en cualquier momento, y así fue, de repente, sintió una embestida desde atrás que la hizo caer al suelo, en el centro de la habitación, el artífice del golpe parecía ser una especie de seta con patas y ojos, que se había ocultado tras la puerta, dicha seta mediría aproximadamente un metro de alto, y a su alrededor parecía haber una especie de nube, que no eran mas que las esporas de la seta... esporas que no parecían ser precisamente buenas...

Scart y Adel, por su parte parecían ya tener claro como enfrentarse a la planta.
La chica se colocó junto a Scart, a modo de apoyo, con el bastón en sus manos para acabar con la planta, aunque Scart no comprendía... ¿Que haría con el bastón? Dudaba que pudiese darle la vuelta a la planta, e intentar voltear lo que escupía seria inútil... Aunque... quien sabe, quizás se le escapaba aquello para lo que usaría el bastón, pero por el momento, debería de protegerla.

Con toda su velocidad se levantó, y se colocó ante ella, con el escudo en sus manos, por delante, protegiéndose... La criatura se centró en Scart, mirándolo con sus ojos rojos, hasta que se hinchó un poco, y escupió de nuevo su bola de tierra, que fue directa al escudo del niño... Sin embargo... no pasó lo que pensó Scart... en vez de ser parada por el escudo... la rebotó... La bola tras chocar, hizo su recorrido a la inversa, golpeando a la planta en lo que seria la cabeza, la cual emitió un corto y agudo chillido mientras se tambaleaba, como aturdida por el golpe.

Sin esperar un momento mas, Scart aprovechó la ocasión, lanzándose contra la planta... y usando su espada para cortar el tallo de esta. Pero... lo siguiente lo dejó aun mas atónito. La flor se cayó al suelo, pero lejos de morir, se hizo una bola con los pétalos, mirando a Scart con furia, y lanzándose contra el como una pelota, el chico consiguió interponer su escudo entre el y la planta, y esta rebotó un poco hacia atrás, momento en el cual el joven intentó cortarla con la espada, pero esta rebotó en los pétalos, como si estuviesen hechos de acero. Sorprendido volvió atrás, colocándose ante Adel, y entonces se le ocurrió que hacer...

-¡Adel! ¡Dale la vuelta con el bastón!

Si funcionaba... el bastón debería abrir la flor...





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Finn, El Humano el Miér Mayo 25, 2011 1:03 pm

¿Y ahora? Vale, estaba detrás de Scart, tenía los medios para poder golpear a la planta con el bastón, ¿pero de qué serviría? No podía voltear la planta hacia abajo, sería inútil, y tampoco devolverle lo que escupía. Adel se quedó detrás de Scart un tiempo pensando, no tenía ni idea de qué hacer, solo paseaba su vista una y otra vez por el destrozado mobiliario para ver si se le ocurría algo.

La habitación era un auténtico caos. Cada cosa en un lugar, los muebles esparcidos por el suelo cubierto de una capa de polvo de un grosor preocupante y algunas cosas completamente fuera de lugar. Un nuevo sonido la sacó de sus cabales, esta vez el sonido de algo duro rebotar contra el metal encantando del escudo.

Se giró repentinamente, sin saber que se encontraría y lo siguiente que escuchó fue un fuerte y agudo chillido que apenas duró un segundo. El grito le heló la sangre por el susto, era realmente un grito de dolor profundo. Al abrir los ojos vio a Scart de ella, sosteniendo el escudo en actitud protectora. Sus manos fueron directamente a su propio pecho, para sofocar el vuelco que su corazón había dado por el chillido.

Cuando Adel puso los ojos sobre la planta vio que estaba mareada, como aturdida. Y al segundo siguiente Scart la sesgó con la espada. ¿Ya está. Eso era todo? En parte Adeluna se enfurruñó, quería más diversión, ya que ella solo había podido mirar, pero por otro lado estaba contenta, ni ella ni Scart estarían más en peligro. Podrían descansar un rato. Pero lejos de eso, un nuevo golpe de algo contra el escudo la devolvió, de nuevo, al mundo real. Al ver la bola de pétalos en la que se había convertido aquello no pudo resistir una pequeña risa, pero cuando observó como la espada rebotaba de sus hojas se quedó sin palabras.

Se puso justo detrás de Scart, sacando solo la punta del bastón por un lado que el escudo no alcanzaba a cubrir. Intentó llegar a la planta agitándolo un par de veces con los ojos cerrados. No sabía si iba a llegar, pero sí sabía que si lo hacía seguramente la planta se abriese, ya que ese bastón podía invertir las cosas.

-¿Ha servido de algo? - Preguntó sin atreverse a mirar



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Demian el Vie Mayo 27, 2011 3:56 pm

Demian intentó dormir, olvidarse todo aquel cuento de criaturas pequeñas y plantas charcos que parecían océanos, todo lo cual le fastidiaba mucho. Quería salir de allí, volver a su tamaño real y velar por sus propios asuntos. En estos pensamientos estaba cuando sintió un dolor agudo, como un latigazo. Abrió sus ojos e intentó saltar de la cama, pero aquella cosa que lo había atacado ahora lo tenía atrapado. Su buena visión nocturna le permitió apreciar que aquellas ramas se extendían por la habitación. ¿Una planta gigante?, pensó, aunque rápidamente recordó que todo ahora era gigante.

La presión de aquella rama-látigo fue en aumento, el chico intentaba zafarse, pero no tenía de momento manera de liberarse de tal presión, antes bien, no tuvo de otra sino gritar por el dolor. Intentó patear en desesperación, pero nada resultaba. La presión no duró para siempre, pues aquel crujido indicó que algo había cedido en su cuerpo. Aquello le hizo dar un nuevo grito, casi un chillido, antes de ser arrojado al suelo.

El chico se puso de pie como pudo, al menos sus piernas funcionaban a la perfección, sin tener tampoco daños significativos en los brazos. Las alas le dolían intensamente. Miró hacia la puerto y notó que estaba bloqueada por las ramas. Debía actuar rápido.

Los tatuajes en su torso brillaron por un momento y un círculo de un extraño fuego verde apareció en el suelo de la habitación.

- Raknor! - gritó - sácame de aquí como sea - le ordenó al demonio que comenzaba a emerger de entre las llamas. Una vez éste hubo salido por completo las llamas se esfumaron tan rápido como había aparecido, pero ahora el demonio miraba furioso a la planta.

Raknor dio un grito de guerra que resonó por la posada, estaba furioso de ver a su invocador lastimado, mas había también cierto placer en su mirada, no por lo ocurrido a Demian, sino porque amaba las batallas, en especial aquellas difíciles, eran lo que le animaban a existir.

Demian sacó su daga y comenzó a intentar cortar con ella las ramas que impedían el paso por la puerta.
avatar
Demian

Mensajes : 58
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 27, 2011 9:51 pm

Decidí que debía hacer oídos sordos a los gritos que oía al otro lado del pasillo. No era mi problema lo que les estuviese sucediendo, quizá habían visto una rata…o quizá una pequeña araña. Estos seres de la superficie eran tan…delicados. Negué suavemente con la cabeza y giré la cabeza en dirección a la que iba a ser mi habitación durante aquella noche. Avancé un par de pasos hasta que algo se me enredó en el cabello. Moví la cabeza a uno y otro lado, incluso llevé mi diestra a mi pelo para deshacerme de lo que fuese que se me había enredado en él.
Para mi sorpresa en mis manos, desde mi pelo, se enredó una tela de araña. Alcé la mirada al techo, el cual estaba minado de ellas.

-¡¡Qué asco!! – Grité sin poder contenerme. - ¿Cuánto hace que no limpian aquí? – Sí, estaba hablando sola…para variar. Últimamente lo hacía mucho, bien por decisión propia, bien porque siempre iba sola o bien porque nadie me prestaba atención.

Dejé a un lado el jarrón y el arco – y su carcaj – para tener ambas manos libres y poder abrirme paso con las manos apartando las telarañas frente a mí. Había conseguido apartar alguna de ellas para llegar hasta el primer mueble de la habitación, quizá era una mesa… ¿o era una silla?...

-¡Diablos! Con tanta tela de araña no soy capaz ni de distinguir un mueble de o…¡¡¡Ouch!!! ¡¿Pero qué diablos pasa?! –Efectivamente no fui capaz de acabar mi queja sobre las telas de araña, el grito y la posterior pregunta maldiciendo llegó a causa de un fuerte golpe que recibí por la espalda, golpe que me hizo caer de bruces contra el sucio suelo.

¿El causante? Lo vi en cuanto giré la cabeza aún desde el suelo, incorporándome sólo un poco: Una seta…Sí, una maldita seta me había golpeado por la espalda…traidora. Aquella seta tenía algo raro, además de aquellas patas y ojos que me miraban…expectantes, tenía una especie de nube de un color que no me inspiraba demasiada confianza. Alcé mi pié derecho con el fin de propinarle una patada y alejarla de mí, no me fiaba ni un solo pelo de aquella cosa.
Si por si las telarañas no eran suficientes, ahora tenía a “esa cosa” mejorándome el día…irónicamente hablando claro.

¿Qué podía hacer? Lecto había dicho que el jarrón absorbía todo cuanto cabía por su boca…quizá pudiese deshacerme de las telarañas de ese modo, ¿pero cómo diablos me deshacía de la maldita seta con patas? Tenía que pensar algo y rápido, o acabaría llena de moratones por todas partes o lo que era peor, intoxicada.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.