Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» BrannMur Aullatormentas
por Capitán Pescanova Ayer a las 8:31 pm

» [Reclutamiento] Noche de Muerte
por Strindgaard Ayer a las 6:22 am

» Que no estoy - Alegorn
por Lamb Jue Jul 19, 2018 11:59 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Katarina Miér Jul 18, 2018 7:35 pm

» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Criaturas Norethianas: Cactilio
por Azura Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Semiausencia
por Bediam Mar Jul 17, 2018 10:01 pm

» Criaturas Norethianas: Hexagoat
por Croatoan Lun Jul 16, 2018 8:03 pm

» Criaturas Norethianas: Pejesapo
por Strindgaard Lun Jul 16, 2018 7:48 am

» Criaturas Norethianas: Bargest
por Kenzo Dom Jul 15, 2018 6:17 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Salvamento Minish

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Finn, El Humano el Miér Jun 22, 2011 2:50 pm

Cada beso, cada caricia y cada pasada del chico por su piel la hacían sentir que esta ardía con el fuego de la pasión, humedeciendo cada vez más sus labios en los de él y otra zona que también se humedecía con los roces. Con sus manos acaricia al chico bajo la ropa, bajo toda la ropa, rozando con las uñas a Scart para hacerlo desear más ese contacto tan íntimo que habían sentido otras veces. Durante el abrazo comenzó a morder su oreja con los colmillos, lamiendo con la lengua el lóbulo de esta y sacando las manos de su ropa para recorrer las costillas del licántropo humanizado.

En la habitación casi podía notarse como la temperatura aumentaba con cada beso. Al quedar ella debajo, con las muñecas aprisionadas por él, el pecho desnudo, solo pudo dar un corto gemido de placer. Su suave y joven piel completamente desnuda para el chico. Aquellos pechos, redondos y firmes por la edad, con unos pezones no demasiado grandes y tampoco demasiado pequeños, con una marca triangular que iba desde donde comenzaba el sujetador hasta donde terminaba, donde su piel se volvía bastante morena, caldeada por el sol.

El roce sus colmillos en el cuello la excitó todavía más, si cabía posibilidad de eso. Las sábanas de la cama comenzaban a mojarse con su sudor y a cada pasada de los colmillos del lobo por su cuello aumentaba más esa sudoración provocada por el placer y la pasión. Por un momento se dejó llevar por él, notando que los colmillos que la acariciaban eran más largos de lo normal y más afilados. Podía morderla en cualquier momento, pero eso no le importaba, porque era lo que ella llevaba buscando un tiempo. Quería su mordida, esa transformación, ese poder y esa fuerza para no solo depender del chico y de su puntería.

En cierto modo le cabreaba que Scart tuviera que protegerla, lo que había ocurrido en el callejón todavía rondaba por su mente en un rincón no muy lejano. ¿Qué hubiera pasado de no estar Scart? Ese hubiera su fin. Pero la magia del momento se rompió cuando el muchacho, asustado por su comportamiento, se retiró. Al verlo sentado en el borde la cama Adel sintió mucha pena por él, sabía que no le gustaba especialmente descontrolarse delante de ella. Pero en ese momento…

Se arrodilló tras él y pasó las manos por su cuello, pegando sus pechos a la espalda para hacerle notar su suavidad, pero también los pezones duros por las ganas de “jugar” con él. Sus manos lentamente se deslizaron por el cuerpo del lupino mientras que su boca se unía al cuello del chico cada pocos segundos, dando cortos mordiscos acabados en besos húmedos con los labios, recorriendo desde su mejilla hasta el hombro, pasando por el cuello.

Le gustaba aquel sabor, aquella sensación de que ese momento nunca iba a acabar. Las manos morenas de Luna, cada vez más cerca del pantalón, se entretenía recorriendo el torso y los abdominales del chico, llegando finalmente a sus pantalones y retirando estos lentamente.

Con una sonrisa comenzó a acariciar su intimidad mientras que con la mano libre se apartaba la única prenda de ropa que le quedaba, dejándola “olvidada” en la cama al levantarse. Torció el gesto en una sonrisa y se sentó en las piernas del chico, con sus propias piernas un poco abiertas dejándole ver la humedad que su solo roce le provocaba – No ha pasado nada… - dijo avanzando peligrosamente hacia donde debía despertarse otra bestia – No me has hecho nada… eso es lo importante – se frotó los pechos contra el torso de él en un intento por provocarlo y por sacarlo de aquella depresión y comenzó a besar sus labios mientras se posicionaba justo encima de la entrepierna de él, sobre la ropa – Ahora solo… disfruta… -añadió finalmente mientras volvía al beso que habían dejado a medias.



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Invitado el Jue Jun 23, 2011 10:11 pm

Acaricié la “cabeza” de la seta con patas mientras la miraba con preocupación. Sí, antes había intentado...matarla no...sonaba muy mal, pero sí anularla o detenerla o...¡dioses! ¿Cómo expresaban los humanos aquello? Bah, era igual. En definitiva lo que intentaba era que dejase de golpearme, que se mantuviese quieta y evitar que me intoxicase con sus esporas. Pero lo que había conseguido era ponerla enferma, no tenía idea que aquello que a mí me haría tanto daño para ella fuese vital para sobrevivir, pero...no había tenido más remedio. Si no le quitaba las esporas yo saldría perdiendo, y para salir perdiendo yo, prefería mil veces que fuese aquella seta la que saliese mal.

Tras mi pregunta esperé su respuesta. Sí, por extraño que pareciese esperaba que aquella seta me respondiese a mi pregunta, de algún modo, daba igual como. Una mirada, un “gesto”, un movimiento..algo. Desde luego lo último que esperaba eran palabras por su parte, era una seta, no podía esperar eso.
Y fué precisamente por esa razón por la que me sorprendí tanto. Su respuesta me llegó del modo menos esperado, con palabras. Y más sorpresa aún fue que me entendiese cuando yo había formulado la pregunta en mi idioma natal.

-Necesito agua... me has quitado mis esporas... ag... ua... - me contestó en idioma común, el idioma de los humanos. Después se dejó caer sentándose en el suelo, realmente parecía mareada. Yo la miré fijamente, ladeando, incluso, un poco la cabeza.

-¿Niar? ¿Dos ssinssrin niar? - pregunté, de nuevo en mi idioma natal, aún sorprendida porque supiese hablar y más aún entenderme. - Jhal, ka Usstan belbau dos niar ... ¿dos 'sohna inbal nindel sariya? - volví a preguntar, entre curiosa y temerosa de que las esporas volviesen a salir, y otra vez comenzásemos de nuevo...

Realmente apenas esperé respuesta, aunque esperaba encontrarla cuando volviese. Pues me puse en pie para bajar las escaleras que momentos antes subiese, dispuesta a pedir al minish que debía estar abajo un poco de agua. Y así lo hice, bajé pedí agua y volvía subir con ella, arrodillándome de nuevo frente a la seta.

Volví en el momento justo en el que la seta me hablaba de nuevo, esta vez, era un reproche. Una seta...regañándome a mí...lo nunca visto.

-¿No tenias otra cosa que hacer que arrancarme las esporas? - Me dijo la seta, de no muy buen humor. Yo no pude más que reír ligeramente, de medio lado. Incluso me encogí de hombros.

-Usstan inbalus nau detholir. Usstan inbalus ulu xun, jivviim uns'aa – expliqué. Ya me sentía suficientemente mal como para que además aquella seta me hiciese sentir peor. Mientras esperaba su respuesta a mi pregunta de si volvería a tener la nube de esporas, le ofrecí el agua en el vaso que había cogido de abajo, sin saber realmente si sabría beber así o tenía que echársela por encima...o qué diablos tenía que hacer con el agua. Quizá tuviese que plantar la seta y regarla...por la diosa...¿cómo diablos me metía en esos problemas?


Spoiler:
Traducción:
¿Agua? ¿Quieres agua?
Pero, si te doy agua...¿volverás a tener esa nube?
No he tenido más remedio. Tuve que hacerlo, tus me hacen daño.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Scart el Sáb Jun 25, 2011 7:52 pm

Se hallaba un poco deprimido, por el hecho de casi dañar a Adeluna, no podía controlar siempre su bestia... la mano de la joven apareció, colándose entre el brazo del joven y su pierna, acariciando aquellas partes tan intimas, pero sin embargo, Scart no se lo impidió, simplemente porque era Adel, finalmente se sentó en sus piernas, rozándose la piel, algo que hacia arder a Scart por dentro, que miró a los ojos a Adel, que una vez sentada en sus piernas era un poco más alta, y su mirada era como la de un perro que es regañado por su amo tras hacer alguna trastada.

Sabía que Adel quería ser convertida, se lo había pedido en muchas ocasiones, pero, él había sido convertido, el también adoraba a los licántropos desde hacía mucho tiempo, cuando era un humano normal y corriente, pero la noche en la que sufrió la mordida... las noches que vio a Adel transformándose y transformada, y cuando el mismo se transformó en la fuente de la plaza de aquella ciudad donde conoció a Adel... Sabía que aquello no era solo un don...

Si, en su tiempo convertido en lobo había aprendido, que ser un licántropo no era solo una maldición, como había pensado antes, había visto que tenía muchas cosas buenas, más, seguía sabiendo que no era perfecto ese don, ser licántroo tenia muchas ventajas, la agilidad, la fuerza, los sentidos, y merecía la pena ser uno si se sabía aprovechar, pero... había algo que no podía permitir, la razón por la que ni el, ni la mayoría de los licántropos querían convertir a un ser querido... era simple...
Para morder, debería tomar la forma hibrida, eso era una especie de recordatorio... cuando un licántropo se transforma, vive el mas potente dolor que se pueda llegar a sentir... el pecho se expande, y sientes las costillas romperse para volver a unirse, de tos manos emergen garras, sientes como te destrozan la piel, como empujan tus huesos, tu boca se alarga, sientes el dolor del hueso creciendo, mientras los colmillos destrozan las encías al crecer de forma brutal... si eres consciente de ese dolor, si amas a esa persona, es normal que no desees provocar algo que la obligue a sentirlo...

¿Valía la pena sufrir ese dolor por esos poderes? Si le preguntabas a Scart, durante un segundo callaría, pero finalmente afirmaría... "Si, por proteger a Adeluna con ellos, vale la pena sentir dolor" nobles palabras, si, pero seguía reacio a transformarla aun sabiendo sus ventajas, el podía tener las ventajas, podría proteger a Adeluna, pero no podía dárselas a ella, y obligarla a sentir ese dolor en cada luna llena durante el resto de su vida, sentiría el dolor, la protegería, se llevaría todos los golpes, pero no podía permitir que sintiese aquello...

De pronto, Scart dio un grito, una especie de aullido y un gruñido, que sin embargo nadie pudo escuchar, solo pudo dar ese grito en su interior, en su mente...
Cerró los ojos con fuerza y agarró a Adel de las caderas con ambas manos, pegándola a su cuerpo, haciéndole sentir cada parte de su cuerpo tensada.
Estiró su cuello acercando sus labios a los de ella, y dándole un apasionado beso que duró unos segundos, hasta que finalmente se dio la vuelta, haciendo que Adel quedase debajo de él repentinamente. Sacó sus brazos de la espalda de la joven, donde habían quedado al girarse, y apoyó las manos en la cama, estirando los brazos, y con las rodillas apoyadas en la cama, dejando desde la mitad de la pierna hacia abajo fuera de la cama.

Flexionó un poco sus brazos, pegándose a ella, y pasando sus labios por su pecho, subiendo hacia su cuello, lentamente, dando cortos besos, hasta llegar a los labios de nuevo, donde tras dos cortos besos le dio otro más, largo, y apasionado, mientras sus manos buscaban sus caderas, apretándola contra si, rozando así sus intimidades.
Lanzó un suspiro, mas parecido a un gemido, por aguantar la tensión.

Finalmente se separó de ella y le dio la vuelta con un brusco movimiento, pero no demasiado brutal, evitando así dañarla, Adeluna quedó de espaldas a el, mostrando su cabello rubio que le caía por la espalda, su espalda, aquellas curvas, y sus nalgas.
Un ligero, y casi inaudible gruñido de excitación salida la garganta del muchacho, antes de que este agarrase a Adeluna de las caderas, y la atrajese hacia el, que se hallaba ahora de pie en el suelo. Al atraerla hacia si, sus genitales se rozaron, sin llegar a contactar directamente, y el joven muchacho empezó a juguetear con el suyo, acariciando con él un poco el de Adeluna, esperando un poco antes de comenzar de verdad.


Adrastea estaba en una escena menos... caliente, con aquella seta a la que por alguna extraña razón había tomado un cariño especial.

-Si, quiero agua... ¿no escuchaste?-Dijo aquella seta ante la, para ella, estúpida pregunta de Adrastea.

Mientras Adrastea iba a por agua, la seta permaneció en su sitio, como si estuviese agotada, y al regresar, esta contestó a sus palabras antes de beber de su curiosa manera...

-Claro que te hacen daño, están diseñadas a modo de defensa... y si, saldan de nuevo, pero no en forma de nube, eso fue porque ellas me las sacaron, salen cuando me atacan, tuve que hacerlo para defenderme...

Cuando le ofreció el agua, de su... cuerpo, aquel "tronco" salió un fino cable, como si fuera su brazo, que se acercó hasta el baso y se metió dentro, empezando a absorber el agua con velocidad, mientras hablaba, y al hablar de "ellas" otro de sus "brazos" señaló hacia el lado contrario de la puerta, al interior, donde habían un montón de arañas, negras, y pequeñas, pero muchas, que habían bajado sigilosamente por las telas y ahora ya casi estaban en el suelo, iban hacia Adrastea... que sorpresa mas... desagradable, pues tenían un aspecto más ofensivo que la seta cuando tenia la nube...

-------------------------------------------------

Off: Nada, hasta el sabado que viene, ya sabeis... Adrastea... ya sabes, hay que entretenerte xD





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Finn, El Humano el Miér Jun 29, 2011 5:31 am

Se estremeció al sentir sus manos, dejando que el calor que emanaban la recorriera y juntando su cuerpo al de él sin pensárselo dos veces, acarició los labios de él mientras bajaba con sus manos por la espalda del chico moreno, acariciándola con las uñas con algo de fuerza, dejando detrás de estas una marca rojiza que al poco tiempo desaparecía de la piel del chico, pero algo que no desaparecería tan pronto eran las diez marcas de uñas en la carne de las nalgas del chico, que Adel dejó sin darse cuenta al apretar más de lo debido a causa de la excitación que sentía. Sus labios rozaron los del niño su lengua jugó con estos, lamiéndolos un poco cuando tuvo ocasión y sonriendo de manera juguetona.

Su excitación por el roce contra él en cada zona del cuerpo crecía, su intimidad cada vez se humedecía más y el calor de su cuerpo aumentaba hasta el punto de que su piel casi quemaba al tacto. Cuando se giró pudo sentir como su corazón se aceleraba. El cabello de ella le cubrió un poco el rostro al voltearse de una manera tan repentina, y sus piernas se cerraron por instinto, volviendo a abrirse por el deseo de sentirlo dentro al segundo. Cuando las manos de Scart le dieron la vuelta de esa manera tan brusca dejó escapar un gemido de gozo. A Luna le encantaba cunado Scart podía controlarse por poco. Ese carácter dominante y esa actitud de líder, la mirada de los ojos azules del chiquillo y ante todo sus roces.

Con una mirada de excitación se giró para saciar su curiosidad y saber que estaba haciendo. Miró su pecho levemente musculado y sus manos finas y delicadas, aunque con alguna que otra cicatriz. Vio cómo se acercaba lentamente con su sexo duro y seco. En contrapartida al de ella, que estaba mojado y relajado por su excitación. Su mano bajó a través de su propio abdomen y alcanzó a rozar el miembro viril del chico, aunque eso no era lo que ella buscaba exactamente. Su mano retrocedió un poco y ella comenzó a acariciarse lentamente los labios vaginales, dejando que sus propios dedos, rozando su entrada para que él lo viera pero no entrando con ningún dedo.

Una sonrisa picarona se dibujó en su rostro al tiempo que se daba la vuelta quedando bocarriba, cubriendo sus pechos con los brazos solo para picarle, pero dejando sus piernas abiertas para él. Mirándole con una sonrisa divertida y una cara que parecía más a la de una cachorrita jugando que a la de una chica como era – No prefieres… ¿Verme? – preguntó mientras lo atraía hacia él con las manos rodeando su cuello y descubriendo su pecho para él. – ¿No lo prefieres así? – se recostó de nuevo en la cama, con él detrás y cada vez más cerca, besando sus labios y acariciando con los otros labios la punta de su miembro viril.



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Scart el Sáb Jul 02, 2011 8:32 pm

Adeluna se giró, quedando boca arriba, se cubrió el pecho, pero permaneció de piernas abiertas, mostrando el resto para deleite del joven, que ya poca mente tenía... Sonrió de medio lado, acariciando los muslos de la chica mientras se acariciaba el también un poco... Tras unas palabras, que no molestó si quiera en prestarle atención en un primer momento, la joven le empezó a estirar, para así quedase encima de ella, y el joven tampoco opuso demasiada resistencia.

El muchacho continuó el beso, acariciando las caderas de la joven, y deslizándose mas abajo, rozando con la mano así los otros labios de la chica, primero con la mano, y finalmente, usándola, con su otro miembro, y entrando un poco en ella, para después salir y acariciar un poco más antes de entrar otra vez, repetidas veces, hasta finalmente separarse de ella.

Se incorporó un poco, y empezó a besar el cuerpo de Adel, desde la tripa, subiendo hasta los pechos, y recreándose en el contacto y el deslizamiento de todo su cuerpo sobre el de ella, para llegar al cuello, donde tras un par de besos se volvió a incorporar, pero le volvió a dar la vuelta, y se colocó cobre ella, para poner su rostro al lado del de ella y mirarla con una sonrisa picara.

-¿Que si prefiero verte? Claro... pero es divertido probar distintas posiciones... y admite que cambiar y moverse es más... placentero...-Dijo el chico, mientras acariciaba los muslos de Adel, de nuevo boca abajo.

Se puso de pié al terminar las palabras, y volvió a atraer a Adel hacia si, quedando de nuevo en la posición inicial, cuanto más movía a Adel más excitada esta se ponía, y aquello no hacía mas que animar a Scart. Una vez de pie, Scart empezó a entrar con más fuerza, tras un rato de juego ya iba llegando la hora de empezar en serio, e iba sintiendo como quedaba dentro de Adel, para salir y entrar de nuevo, pero aun sin llegar a todo lo que podía, aunque entrando más poco a poco, mientras, sus manos no cesaban en sus caricias, sintiendo así el calor que emanaba el cuerpo de la joven, y haciendo lo mismo con Adel... chispas... sentía chispas en sus dedos al rozarla, aquellas briznas de calor tan placentero...





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Finn, El Humano el Dom Jul 03, 2011 5:00 am

Las caricias del chico la hicieron dibujar una sonrisa traviesa, atrayendo más hacia ella su cabeza y pegándola a sus pechos para que disfrutara mientras ella era acariciada. Cada centímetro de su piel que antes había estado en contacto con él ahora se helaba con el aire del ambiente. Su sangre parecía desaparecer del resto de su cuerpo y centrarse solo en las zonas que acariciaba Scart, y acariciando aquella zona conseguía un “premio”, no salía a modo de sangre, pero sí otro líquido transparente y tal vez de buen sabor para el licántropo. Poco a poco la chica iba terminando de lubricar con sus caricias, y para cuando la metió la primera vez ella solo pudo dejar escapar un gemido de placer ante su penetración, pero una vez fuera una sonrisa pícara de nuevo se construyó en su rostro: -¿No te cansas de … - iba a continuar pero una nueva embestida la hizo afinar el tono de voz a uno mucho más agudo – jugar? – lo abrazó y cerró un poco las piernas para ofrecerle la presión que tanto le gustaba al chico.

Sus manos buscaban de nuevo la blanda piel del trasero del joven ladrón, aunque no por mucho hasta que Scart comenzó a besar su tripa, haciéndola jadear un poco de excitación y placer a la vez. Deseaba volver a sentirlo dentro, pero tampoco quería dejarle las cosas excesivamente fáciles. Una sonrisa se mostró en su rostro cuando de nuevo estaba a cuatro patas la cama, dejando las piernas desnudas fueras y sus partes más íntimas al alcance del chico. Notó como se acercaba y esperó a que la punta estuviera sobre sus labios y no precisamente en la boca, en ese momento avanzó unos centímetros y lo sorprendió rodando por la cama, aunque no tardó mucho en darle una suave patada tras las rodillas para hacerlo caer en la cama, donde lo giró con suma facilidad y le agarró las manos, poniéndose encima de él y casi dejando que la penetrara. – Siempre me besas tú… y es aburrido estar tanto tiempo quieta. – Soltó una de sus manos y besó su torso con deseo, recorriéndolo con la lengua hasta casi llegar a los abdominales. - ¿Me dejas probar alguna cosa nueva? – sin esperar respuesta fue bajando con sus manos a modo de avanzadilla para sus besos, que luego cruzaban por el mismo sendero que las primeras había seguido.

Acarició su pecho y sus abdominales, besándolos luego y lamiendo un poco. Sus manos se detuvieron juguetonas en la base de su pene mientras que ella besaba su bajo vientre sin perderle la mirada. Poco a poco las fue subiendo por el miembro viril de él, seguidas sus manos de una larga y única lamida que alcanzó desde la raíz hasta la punta, jugando con su lengua en esta última. Realmente hacía lo que hacía por pura diversión y guiada por la excitación, no tenía modo de saber si aquello realmente le gustaba al chico o no, pero tampoco quería que él fuese el único en moverse. Con una media sonrisa comenzó a introducir en su boca aquel miembro que tanto placer les daba a ambos. Sus manos, por no quedar quietas, se habían buscado un pequeño trabajo en masturbar la parte que no entraba en su boca, más o menos la mitad dado el tamaño del miembro, y el de la boca de Adel, no demasiado grande abierta al máximo. Con la lengua jugaba en la punta mientras que con la cabeza y las manos bajaba suavemente de manera irregular, subiendo un poco el ritmo mientras lo miraba deseosa de más, como si le faltara algo. Tal vez una caricia, una mano sobre la cabeza, un empujón o a lo mejor una mirada de aprobación de Scart, que siempre las buscaba en ella.



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2011 11:00 pm

Fruncí el ceño cuando oí a la seta responderme de aquel modo, quién diablos pensaba que era. Era impensable que ningún ser me hablase de aquel modo. Aún así fuí a por el agua y cuando regresé me volvía arrodillar a su lado mientras colocaba el vaso ante aquella cosa.

-Siyo, Usstan nym'uerus dos. Jhal ol zhah naut nodven nindel dos tesso uns'aa bauth nindel. - respondí frunciendo el ceño, para enfatizar mi respuesta. No me gustaba nada en absoluto que usaran ese tono conmigo.

Después, simplemente me limité a oír su respuesta al resto de mis preguntas. Por lo que parecía aquella seta con patas pretendía usar aquella habitación para ella, y yo la quería también. Por lo que sólo quedaba una opción, compartirla. Así que la oí atenta, me interesaba su respuesta para saber cómo deshacerme de aquella nube de esporas que tan mal pintaban.

-Claro que te hacen daño, están diseñadas a modo de defensa... y si, saldan de nuevo, pero no en forma de nube, eso fue porque ellas me las sacaron, salen cuando me atacan, tuve que hacerlo para defenderme...

-Ka naut wun l'sariya, ¿lu'oh shlu'ta ol shinul? - pregunté antes de ladear la cabeza al ver cómo bebía el agua. Reprimí una risa, por alguna razón aquella situación se me antojaba graciosa.

Pero después la sonrisa desapareció para dejar paso a una expresión extrañada y confusa cuando oí aquel “ellas” en su respuesta. Mi mirada se paseó por la habitación buscando algo que fuese ese “ellas”. No tardé mucho en averiguar qué era, y ojalá no lo hubiese averiguado. Arañas, muchas arañas. Muchísimas arañas. Una estaba bien..dos...pase...tres...empezaba a ser molesto...pero aquello era un regimiento en toda relga.

-¡Orbben! ¿Vel'klar l'uoi'nota Usstan skrel l'mir'cahallin? - pregunté al tiempo que me ponía en pie de un salto. Tenía la idea de volver a usar el jarrón para absorber aquellas arañas y deshacerme de una vez por todas de aquellos bichos y sus telarañas. Después, ya tendría tiempo de averiguar cómo deshacerme también de la nube de esporas, o en su defecto de la seta en sí.


Spoiler:
Traducción:

-Sí, te he oído. Pero no es necesario que me hables de ese modo.
-Si no salen en forma de nube, ¿cómo salen?
-¡Arañas! ¿Dónde diablos he puesto el jarrón?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Scart el Sáb Jul 09, 2011 8:37 pm

Apenas podía reprimir a su bestia interior, por lo que no contestó a ninguna de las preguntas de Adel, dado que no podía apenas controlar todo su cuerpo, le era mucho más difícil hacerlo si intentaba hablar. Aquello... no le había pasado la primera vez... claro, que por aquel entonces, acababa de volver de una transformación que había durado casi una semana, no sintió a aquella bestia hasta el día siguiente...

Se sorprendió cuando de pronto cayó sobre la cama, y Adel empezó a bajar con las manos por su cuerpo, acariciándolo, mientras sus labios seguían el camino de sus manos aunque recreándose más en algunas zonas, que hicieron al joven lanzar un suspiro de placer cuando sentía los cálidos labios rozando su piel, en algunas zonas que le producían placeres superiores a otras.

Pero cuando llegó a la entrepierna... cuando su lengua recorrió aquel miembro, suspiró, pero no de placer, aunque lo sentía, si no relajándose, y cuando la lengua empezó a acariciar la punta, se mordió el labio inferior, pues mientras ella empezaba a introducirlo en su boca, también lo acariciaba con sus manos, produciendo así un placer similar al que sentía cuando entraba en ella.
Bajó sus manos, acercándola a su rostro, y acariciándolo un poco, antes de continuar descendiendo todo lo que podía, tocando sus pechos, especialmente sus pezones, acariciándolos, moviendolos, excitandolos.

Lanzaba gemidos cuando notaba la lengua y las manos haciendo un trabajo conjunto para excitarlo, para darle placer, y lo conseguían, aunque Adel solo lo hiciese por curiosidad, conseguía grandes efectos, que el joven intentaba devolverle acariciándole los pezones... y posiblemente algo más si hubiesen llegado sus manos...


-Pues saldrían unas pocas esporas al volverlas a crear... pero la mayoría quedarían en mi... tranquila, saldrían tan pocas que no te harían daño... Y tu jarrón está ahí al lado... endemoniada vasija...-Dijo la seta, que aunque sabía que era peligroso.

No se movía, continuó absorbiendo el agua del vaso, que no era más que una flor que actuaba de jarra, como la que Adel había cogido con néctar, hasta que no quedó nada en esta, y entonces poco a poco volvió a recuperar su todo rojo. Pero se puso detrás de Adrastea, protegiéndose tanto de las arañas como del posible uso de aquel jarrón infernal.

-¡Esta vez no me absorbas las esporas de nuevo! no creo poder aguantar dos veces seguidas eso...- Dijo la seta, que había dejado un débil rastro de esporas al ponerse detrás de ella, pero aquel rastro desapareció al momento, diluyéndose en el aire sin dar problemas a la elfa, que precisamente no tenía pocos... toda una legión tocaba suelo, y empezaba a corretear hacia ella, aunque no era lo peor... pues seguían saliendo más y mas de las telarañas, como si fuese una infinita marea negra viviente.





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Finn, El Humano el Sáb Jul 09, 2011 10:52 pm

Con una media sonrisa la rubia fue bajando todavía más con su boca a través del miembro de Scart, mirando como él se excitaba y sintiendo las pulsaciones del corazón del chico recorrerlo hasta la parte que ella tenía en la boca. Sus manos cada vez tomaban más velocidad, sin que ella pudiera controlar esto, y su lengua rondaba como ansias el capullo del niño, bajando poco a poco la piel que lo cubría. Apartó las manos y la metió lo más que pudo, sin ser capaz de llegar a la raíz por el tamaño de su pequeña boca abierta. La mantuvo así unos segundos y se la retiró de la boca, limpiándose con su propia mano sin perderle la mirada, buscando excitarlo como él estaba haciendo con sus pezones.

Sonriendo con gusto se sentó poco a poco sobre él, sin llegar a metérsela, solo quería hacerlo notar su peso sobre el estómago, su zona húmeda y mojada solo para él y dejando ver su entrada, dilatada todavía por las entradas furtivas de antes. - ¿Te ha gustado? – preguntó riendo mientras se frotaba contra él, sexo contra sexo, gimiendo levemente por el cariño que se transmitían.

Sus manos bajaron por el pecho del niño, acariciando este mientras que ella reculaba centímetro a centímetro para dejarlo entrar. Sus labios cubrieron pronto el cuello del chico de suaves y leves mordiscos acabados en suaves besos en los que solo usaba los labios. Pronto pudo notar la presión dentro de ella, como sus paredes vaginales se abrían y dilataban al entrar el lupino de forma humana en ella. Lentamente al principio, ella encima dominando por primera vez en el sexo. Poco a poco se incorporó sobre él, dejando que entrase hasta el final y arrancándole un gemido de placer que ni la propia Adeluna hubiera esperado de ella misma. Dudó unos instantes si moverse o no, pero al notar que le comenzaba a doler se movió por puro instinto, haciéndose jadear a ella misma al dar un leve salto sobre el pene del chiquillo.

Una amplia sonrisa se dibujó en su rostro, lleno de placer en ese momento. Lentamente esos pequeños saltos fueron convirtiéndose en salvajes botes sin control por parte de la chica, que apoyaba sus manos en el pecho del chico para terminar de sacarle el aire. Sus gemidos eran desbocados a cada entrada, y un suspiro era liberado con cada salida del pene del muchacho, que pronto volvía a abrirse paso dentro de ella, sacándole gemidos de placer, haciéndola arquear la espalda para darles más placer a ambos.

-Te… amo… - dijo entre gemidos de pasión mientras que sus piernas se cerraban un poco para presionar a Scart dentro de ella.



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Invitado el Dom Jul 17, 2011 10:57 am

Miré hacia todos lados buscando el jarrón hasta que la seta me indicó dónde estaba. Realmente no estaba muy lejos, pero demasiado cerca de las arañas que no cesaba de salir de las telarañas. Compuse una muca de asco y miré tras de mí, donde la seta se había ocultado.

-Al, vel'drav Usstan tesso dos ulu z'haan harl l'tullus. Xun naut lor rath lu'zexen'uma feir - dije a la seta mientras me preparaba para coger el jarrón con toda la rapidez de la que era capaz.

Miraba al jarrón y las arañas una y otra vez, el tiempo pareció ir muy despacio, los segundos parecían horas. Sí, quizá sonase exagerado por unas simples arañas. Pero si fuese solo una, bien; si fuesen dos, tampoco sería muy grave el problema, pero eran miles. Incontables.

-Kr'athin.... sea'aetar... nin! Z'haan!Gaer! -Grité a la seta las últimas palabras, señalando un rincón en el pasillo tan sólo girando la cabeza, lanzándome después hacia el jarrón a toda prisa.

Noté cómo alguna araña me subía por la pierna, zarandeé ésta hasta que cayó al suelo y dí un salto hacia atrás con el jarrón en la mano. Segundos después tomé el jarrón por ambas asas y apunté con su boca hacia la legión de arañas que se acercaban. Si no funcionaba sólo me quedaba un único plan, y no estaba muy segura de que funcionase, ni uno ni otro.


Spoiler:
Traducción:
-Bien, cuando yo te lo diga corre hacia el pasillo. No mires atrás y quédate lejos
-Preparada....lista....¡ahora!¡Corre! ¡Allí!
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Salvamento Minish

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.