Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La Rueda del Destino: La Guardiana del Este [Solitaria]
por Vanidad Ayer a las 11:31 pm

» Amelie Winter
por Amelie18 Ayer a las 7:41 pm

» Hola a todos soy Amelie
por Capitán Pescanova Ayer a las 6:31 pm

» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Ayer a las 7:56 am

» Criaturas Norethianas: Espectro
por Strindgaard Ayer a las 7:55 am

» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
por Eudes Ayer a las 7:14 am

» Criaturas Norethianas: Águila Flecha
por Azura Sáb Jul 21, 2018 8:26 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Sáb Jul 21, 2018 5:32 pm

» BrannMur Aullatormentas
por Capitán Pescanova Vie Jul 20, 2018 8:31 pm

» [Reclutamiento] Noche de Muerte
por Strindgaard Vie Jul 20, 2018 6:22 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Una doble busqueda

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Una doble busqueda

Mensaje por Barsala el Vie Jun 29, 2012 2:16 am

Volvió su vista, separándola de la ropa llena de sangre de ella, centrándose en recoger ramas y trozos de madera de diversos tamaño, peso y numero de amenazantes astillas en la superficie que hubieran supuesto un problema de no poseer una pequeña barrera metálica entre la andera y su piel, llevándolos a un lugar central del campamento, desviando su mirada de vez en cuando para verla, rebuscando frustrada en su bolso ropa limpia que ponerse, se sintió un tanto estúpido por haberle propuesto aquello.

Cuando ya llevaba un pequeño montoncito de materia vegetal seco en el improvisado campamento, ella cedió a que le dejase su armadura, interrumpió su intento de hacer fuego y asintió, -claro…espere un segundo y tranquila, no mirare- prometió el sujeto, desencajo su máscara con un ligero click del casco y dejándola cuidadosamente en el suelo, mostrando por primera vez su rostro, dedicándole una sonrisa tonta cuando la miro, sin saber si deberá de decir algo, luego vinieron los pantalones con las botas, los guantes y el casco, dejándose solo en aquella suave ropa de color oscuro, completamente diferente a su armadura resplandecientemente blanca, cogió las piezas como pudo y se las dejo delante, quedándose solo con la ropa y su lanza, que dejo a un lado mientras trataba de hacer fuego, distrayéndose de mirar aquel cuerpo que en ese instante se quitaba su ropa manchada de sangre para ponerse su armadura blanca, finalmente consiguió encender una hoguera y ella logro ponerse la armadura.

-Pues…¿practica?- le dijo sin saber muy bien que responder, mientras se acercaba y dejaba el casco al lado de la hoguera, pero se ponía sus guantes de nuevo, -tranquila, quedarte ahí si quieres, ya te acercare yo algo de la carne del animal- dijo mientras empezaba a cocinar lentamente la carne, mirando al cielo cuando comento lo de la luna, recordando por un momento a un animalito muy especial para él, quizás lo llamase ahora después, dependiendo de la clase de noche que hiciera.

-Que animalito más lindo..,- dijo mientras cogía a Kuri y lo sentaba a su lado, tras una ligera sorpresa cuando le cogió de la mano, -tranquila, no molesta al desconocido, oye chiquitín, ¿tienes hambre?- le dijo, tendiéndole el primer trozo de tigre mínimamente cocinado de aquel día
avatar
Barsala

Mensajes : 10
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Una doble busqueda

Mensaje por Keth-ela el Jue Ago 09, 2012 3:33 am

El trataba bien a Kuripu y eso le hizo a ella sentirse mejor. Al menos no era un ser despiadado… ¿o si? Keth no estaba segura de si confiar en el o no. Bien podía ser algún loco asesino, o un viajero perdido. Suspiro, intentando ponerse en pie, pero el armadura rozaba las heridas y eso las hacia escocer mas –no puedo – dijo ella, mientras intentaba quitarse el peto –ese animal rasguñó profundo, tanto como para…agg...- cerro los ojos, respirando pesadamente. Solamente se limito a escuchar como la criatura se abrazaba de Barsala, ronroneando. Eso era muy extraño. Respiro pesado, no le gustaba mucho viajar con tanto peso encima pero a menos que quisiera andar desnuda…

-de casualidad… ¿conocerás algún sitio donde haya agua? Necesito lavar mis ropas. Tu armadura me es útil, pero… demasiado pesada y terminare por abrirme mas las heridas. Tiendo a ser torpe cuando estoy lastimada…- ¿Por qué había dicho eso? Keth se mordió la lengua, tenia que dejar de hablar con el. A Pesar de su amabilidad no podía confiarse de un desconocido. –De cualquier modo… ¿tienes algún motivo concreto por el cual viajes?- no esperaba que respondiera, pero, tampoco tenia mucho tema que decir. Abrió los ojos, la pequeña mascota corría alrededor de Barsala encantada –definitivamente le gustas…- murmuro con un dejo de tristeza. Si la criatura se encariñaba con el, ella no podía obligarla a dejarlo. Era así, la mascota te elegía no tu a ella. Suspiro. Lo observo cocinando y entonces se le ocurrió intentar ayudar. Mostrarse mas amable con el…

-¿Quieres que prepare una ensalada o algo? Si, ya se que es muy de cliché para un elfo, pero… no puedo evitarlo. Claro que, a diferencia de muchos, yo si como carne. Puag, me desagradan esos afeminados que van por el bosque corriendo y gritando que tienen que cuidar a la madre tierra. ¡Hasta la tierra tiene un equilibrio…!- carraspeo, sonrojándose. Tendía a hablar demasiado cuando estaba incomoda o preocupada –bueno, entonces ¿Qué dices? Claro que no tienes porque aceptar… hace tiempo que no veo a un hombre comer ensalada. Ya sabes, el típico “argg soy hombre, carne yo como”- fingió una voz mas gruesa, sonriendo. –no digo que deban comer hiervas todos los días pero, hacen bien de vez en cuando… -Suspiro, mientras se apoyaba de un árbol para ponerse en pie –en fin ¿quieres una ensalada o me siento a observarte? Ninguna de las dos ideas me desagrada. En realidad eres apuesto como para mirarte cocinar esa carne todo el dia…- se sonrojo al darse cuenta de lo que había dicho. Miro a otro lado, dejando que parte del cabello le cubriera el rostro –es decir… e… descanso. Si, no estaría de más descansar un poco… eso. Sentarme a descansar o hacer ensalada…- trago saliva, avergonzada. Tenia que cuidar esa boca suya porque seria su perdición.
avatar
Keth-ela

Mensajes : 78
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Una doble busqueda

Mensaje por Barsala el Vie Ago 10, 2012 12:50 am

Dejo a Karipu en el suelo un segundo después de aquel lindo abracito del pequeñín, se levanto, dejando que la hoguera inundase el lugar con su aroma a carne cocinada, que se extendía entre las hojas de los árboles y entraba fuertemente por la nariz, haciendo rugir el estomago y salivar la boca, se dirigió hacia donde estaba ella, cogiéndola del brazo y ayudándola a ponerse en pie, -si te sientes tan torpe no deberías ir con una coraza tan pesada, bueno, podríamos hacer una cosa, yo estoy más acostumbrado a llevar ese montón de acero, podría quitarme esta comida y los pantalones y ponerme mi armadura de nuevo y tu esto…bueno, te vendrán un poco grande pero así iras mas cómoda y ligera, al menos hasta que encontremos un arroyó algo donde puedas limpiar tu ropa normal, yo encontré uno esta mañana y pude saciar la sed, pero estaba un poco lejos y esta anocheciendo…- miro al cielo al percatarse de lo que había dicho, era verdad, el sol se ocultaba y pronto saldrían las lunas, sonrió levemente, a él le gustaban cuando salían llenas, quizás pudiera traerlo de nuevo, una agradable noche donde podría jugar con su mascota y su nueva conocida, quizás le asustase un poco, pero era buen perrito, no le haría nada, quizás incluso pudiese jugar con Karipu.

-Este…a ver, ¿qué estaba diciendo? a ya…decía que vi un poco de agua pero está lejos y por la noche será mejor no arriesgarse, el olor de la cena pude atraer cosas raras y no sé que podría pasar, el fugo debería mantenerlos alejados, pero si quieres, aun podríamos tratar de llegar , pero seguramente acabásemos perdidos y solos en medio de la noche del bosque…y no me apetece mucho…- una vez que hubo terminado de hablar y mientras esperaba la respuesta volvió a donde la pequeña cosita esperaba olisqueando la carne, corto un par de trozos y le ofreció uno y se comió el otro, antes de recordar la propuesta de la joven y contestarla, -y bueno, si quieres preparar algo vegetal, claro, comeré cualquier cosa que prepares, aunque si tiene setas rojas o plantas con ojos, quizás me lo piense dos veces…- dijo sonriendo, tratando de ser amable.
-pero en fin, si quieres adelante, y si puedo ayudarte dilo, por cierto,… antes preguntaste porque viajaste- en realidad, quería decir algo en referente a su comentario anterior que le hizo sonrojarse levemente, pero no se atrevió y cambio de tema.
-¿Alguna vez has sentido la necesidad de encontrar a alguien? Alguien cercano, muy cercano que desaparecido de tu vida y ahora no puedes evitar buscarlo, mi último trozo de familia…- suspiro profundamente, perdiéndose por un segundo entre las bailoteantes crestas ígneas de las llamas, -viajo, para encontrar a mi hermano-
avatar
Barsala

Mensajes : 10
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Una doble busqueda

Mensaje por Keth-ela el Sáb Ago 18, 2012 9:35 pm

Había intentado levantarse en vano, hasta que el se acerco y tomándole del brazo le ayudo. Keth le miro con el seño ligeramente fruncido, preguntándose por sus motivaciones. –Jezz, Keth ¿acaso nadie puede ser amable contigo sin que te pongas a cuestionarle hasta por que respira?- Su propia mente tenia razón. Se centro en escuchar lo que el decía y no lo que su propia mente intentaba razonar. El sugirió cambiar de atuendo… ella se sonrojo. Cierto que era mas torpe con armadura, pero no quería ser mas molestias –ehh… mmm… bueno… - tenia razón. El sabia llevar el peso y ella no, siempre acostumbraba viajar ligera –vale… pero… pero nada de mirar eh!- dijo acusadoramente. -Si intentas mirar, Kuripu me dirá…- giro el rostro hacia la criatura, que acurrucada junto al fuego levanto la cabeza, abrió un ojo perezosamente y luego se giro, dándole la espalda –bonito guardián- dijo ella en un tono un tanto irritado. Keth levanto la vista, las lunas salían y eso le ponía nerviosa. -¿será luna llena hoy?- pregunto en voz alta, insegura. No sentía un particular aprecio por la luna llena, menos estando en medio de un claro… observo alrededor. Los arboles se mecían silenciosamente con la brisa de la tarde, mientras los últimos rayos del sol pintaban el cielo de distintos tonos naranjas y rojos. Se mordió el labio inferior mientras aquella tarde asaltaba sus recuerdos… Kath…

Sacudió la cabeza al oírle nuevamente. Con un aire distraído, asintió, el conocía una fuente de agua, y claro, de noche seria peligroso. Ella afirmo esto, sonriéndole –no hace falta buscar el agua. Esperare a mañana y… si no te molesta intercambiar tu armadura por la ropa, te lo agradecería mucho mas… me siento torpe trayendo todas las placas encima ¡pero tampoco quiero ser molestia! – Observo a Kuripu, ahora se había levantado con intenciones de olfatear la carne. Se acerco a el, que le ofrecía un trozo y lo mordisqueo. Keth los veía con una suave sonrisa –uhh no quieres ensalada con ojos? Rayos, es mi especialidad…- dijo en un tono juguetón, cruzándose de brazos –y supongo que ensaladas que se mueven queda fuera del menú… - Se acerco un tanto mas a el y a la carne, algo molesta con el peso –bueno, por esta vez, dejare de lado los vegetales. –

Se volvió un tanto serio mientras hacia aquella ultima pregunta. Keth alzo la vista al cielo, comprendiendo a que se refería. Cuando dijo que buscaba a su hermano, ella lo miro incrédula -¿buscas… a tu hermano?- por un segundo no lo quiso creer. ¿Demasiada coincidencia? O quizá no. -¿Sabes hacia donde ir?- lo pensó un segundo antes de hablar –busco también a mi hermana. –Miro hacia las lunas –justamente, la perdí en una tarde como esta… y… si tuviera un deseo seria borrar aquel día… -suspiro y sonrió, mirando a Barsala –espero y lo encuentres. Es un joven afortunado si tiene un hermano que le busca… mientras haya alguien que piense en uno, todo vale la pena. ¿Cómo se llama?- pregunto ladeando el rostro. Barsala sin duda era un ser bastante… interesante. Y parecían tener mas en común de lo que ella misma pudiera pensar…
avatar
Keth-ela

Mensajes : 78
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Una doble busqueda

Mensaje por Barsala el Dom Ago 19, 2012 12:34 am


-Déjalo, es un buen guardián, lo que pasa es que debe de tener sueño el pobre, tranquila, no mirare, lo prometo- le comento cuando ella accedió a cambiar la ropa, considero que debería de habérsele ocurrido desde un principio, pero no dijo nada, alzo de pronto la vista al cielo, buscando las lunas cuando ella comento aquello de la luna llena, le gustaba la luna llena, pero conocía a alguien al que le gustaba más, mucho más, un viejo amigo de hace tiempo, quizás a Keth le gustase conocerlo, era muy cariñoso, un poco incorpóreo, pero cariñoso.

-No, no sé dónde ir...nos e donde podría estar, pero ¿tu también buscas a tu hermana? ¿en serio? es bueno…una extraña coincidencia por cierto, el mío se llama Gong…- dijo titubeando, no sabía muy bien que decir o que hacer, no sabía ni siquiera s creerse eso, trato de centrarse en otras cosas, se quito lentamente los guantes y los dejo junto con la lanza en un rincón junto al fuego, después se alejo del unos cuantos pasos.

-Seguro que la encontraras Keth, estoy seguro tarde o temprano, quizás incluso ahora mismo nuestros hermanos se acaben de encontrar y están hablando de nosotros…seria un poco raro…pero bueno, quizás incluso podría ayudarte, por eso de que cuatro ojos son mejor que dos, pero no sé, de momento vamos a cambiar la ropa, así podrás ir más cómoda hasta que puedas volver a usar la tuya propia…pero prométeme una cosas…no…no mires anda, me da un poco de corte que una mujer hermosa me mire mientras me desnudo, yo prometo no mirar, si no lo haces tu también- dijo algo sonrojado, acariciándose los brazos mientras sentía como diminutas agujas de frio se le introducían en la piel al alejarse de la hoguera, lentamente el cielo ennegrecía y pronto las tres lunas saldrían a hacer su debut como reinas indiscutibles del cielo nocturno, se volvió a preguntar si le gustaría su mascota, incluso en el caso de que no, la invocaría, la mantendría alejada de Keth pero quería estar con él, jugar un poco con su perrito.

-Vamos Keth, cuando quieras- susurro al final, listo para cambiarse de ropa.
avatar
Barsala

Mensajes : 10
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Una doble busqueda

Mensaje por Keth-ela el Dom Sep 09, 2012 2:02 am

El prometió no mirar, así que, comenzó a quitarse la armadura, algo nerviosa. Su hermano se llamaba Gong. Tenían mucho en común… bueno, era una coincidencia rara, de esas pocas que pasan en la vida. Quizá destino… sonrió ante la idea de que su hermana se topara con Gong. Eso le hacia sentir esperanza, algo que casi había olvidado. Seria algo agradable saber que ella era feliz en algún punto… el se ofreció a ayudarle a buscar. Eso removió algo en su interior y se sintió bastante agradecida y cálida. Bueno, lo pensaría... pero primero, la ropa.

Las lunas brillaban con intensidad, bañando de luz aquel claro, mientras una brisa fresca le acariciaba el rostro. Cerró los ojos un momento… escuchando como si el viento suave trajera una voz dulce, entonando alguna melodía para ella. Una sensación de tranquilidad se instalo entre ellos… Keth suspiro. ¿Acaso su hermana estaba aceptando a Barsala? Quizá solo era el viento después de todo. No comprendía porque el era amable, pero aceptaría su gesto.

Cuando el dijo que estaba listo, ella se giro, olvidándose de que estaría desnudo. El estaba de espaldas y, ella casi cae de sentón. -¡Madre mía! ¡Que culo tan bueno tiene!- pensó, sonrojándose enseguida por su pensamiento, desviando la mirada al tempo que se quitaba la parte superior de la armadura, así como los pantalones metálicos. Con la vergüenza de sentirse una mirona, dejo caer la armadura con la mayor suavidad que pudo, aunque fue poca pues estaba bastante pesada. Sin darse cuenta, esta quedo muy cerca de sus pies. Una vez estuvo desnuda, se aseguro de cerrar los ojos, pues si los abría, volvería a mirarlo sin duda… era un hombre apuesto, a pesar de algunas cicatrices de sus aventuras seguramente, seguía teniendo un cuerpo que… bueno, Keth no era una santa y aunque nunca había visto un desnudo completo, tenia conocimientos sobre anatomía masculina y vaya, que Barsala tenia una muy buena anatomía. Se pregunto que se sentiría pellizcar aquel trasero tan firme… se negó a si misma, mordiéndose el labio inferior avergonzada.

–bien aquí tienes tu…- sus pies se enredaron en la armadura, haciéndole tropezar. Dio un grito, pensando en que daría contra el suelo de bruces, sin embargo, el se movió a tiempo para atraparle. Keth se estrello contra su torso, aferrando sus manos a algo de donde pudiera sostenerse… una de ellas quedo en su brazo derecho mas la otra… Keth bajo la mirada a donde había tocado, su rostro se torno mas rojo aun que los vendajes que cubrían las heridas que se habían lastimado… separo su mano de inmediato ¡No llevaba ropa interior! Intento ponerse de pie, consiguiendo solamente frotarse contra el. Con la vergüenza a flor de piel, le arranco literalmente la camisa de las manos, antes de darle la espalda y alejarse de el algunos pasos–lo siento, lo siento, lo siento- dijo escondiendo el rostro en la camisa, demasiado avergonzada para pensar en que ella solo iba por ahí en ropa interior. –Soy una tonta – dijo en un susurro, señalando la armadura en el suelo –ahí tienes el peto si quieres yo… yo puedo usar solo la camisa – dijo mientras la estiraba, intentando hablar normalmente en vano. Pudo ver que le quedaría grande, casi como un vestido, así que no necesaria sus pantalones –yo... Yo… lo siento, puedes… pon…ponerte los… - cerro los ojos con fuerza –pantalones… -
avatar
Keth-ela

Mensajes : 78
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Una doble busqueda

Mensaje por Barsala el Dom Sep 09, 2012 9:20 pm

No se dio cuenta de nada, cuando acaba de quitarse aquellas suaves prendas negras, sintiendo algo avergonzado de estar así, aunque sabía que nadie le miraría, los arboles no tenían ojos, Karipu, seguramente estaba dormido, el tigre muerte y Keth,, que sería la que mas vergüenza le daría que mirase sabía que no miraría, aunque estaba equivocado, pues poco después de que se quedase sin ropa alguna sobre su cuerpo, cuando pronuncio que ya estaba listo para pasarle la ropa, el seguía sin mirar, confiando en poder pasarse la ropa con los ojos cerrados o algo por el estilo, no supo que ella le estaba observando, se limito a seguir en el sitio, esperando una señal de ella para cerrar los ojos y girarse.

De pronto en medio del silencio de la noche, escucho un grito, más por puro instinto que por otra cosa, no tardo demasiado en girarse, justo a tiempo para dar con aquella mujer sobre él, enseguida se sonrojo, no porque notase aquellas caricias, aunque luego aquellos segundos le extrañarían y se preguntaría exactamente que paso, porque lo único que sintió fue la fuerza de la caída, un par de suaves caricias en el brazo, un extraño calor en otras partes de su cuerpo y nada más, enseguida le arrebato la ropa y entonces, fue cuando tubo razones para pedir disculpas, había prometido no mirar, sin embargo tras el choque, no había podido evitar mirar por unos instantes la suave espalda de la mujer, por suerte sus ojos no habían ido a posarse sobre otras zonas más, comprometedoras, sin embargo había prometido no mirarla sin ropa y aquello le contaba tanto como si la hubiese contemplado completamente desnuda.

Segundos después, aun sonrojado y con los ojos lo suficientemente cerrados como para creer que se partiría los parpados de tanto apretar, termino de vestirse, al final ella solo había necesitado una camiseta, por lo que solo sintió el punzante frio metálico de la armadura en su torso, después de eso, no tardo mucho en disculparse, -Keth…yo…bueno…lo siento- dijo mirando hacia abajo, avergonzado mientras se rascaba la nuca, -yo…sin querer, cuando me quitaste los pantalones…mire un poco…¡no vi nada!, bueno, solo tu espalda…ero….pero prometí que no miraría y yo…lo siento…además, no sé si toque algo cuando te caíste, estoy..avergonzado.-
avatar
Barsala

Mensajes : 10
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Una doble busqueda

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.