Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
por Vanidad Mar Abr 17, 2018 9:24 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Lun Abr 16, 2018 11:05 pm

» Escucha el Llamado de los Caídos.
por Strindgaard Dom Abr 15, 2018 9:48 am

» Buenos dias y, por si no los veo, buenas tardes, buenas noches.
por Señorita X Sáb Abr 14, 2018 11:40 am

» Un caballero, un enano, una bruja y un demonio entran en un bar...
por Margaret Orgaafia Sáb Abr 14, 2018 1:00 am

» hola vengo a presentarme y conocer a pjs y divertirme
por Skurk Äsping Vie Abr 13, 2018 1:21 pm

» Ficha Jasper Lisbone(en proceso)
por Jasper Lisbone Jue Abr 12, 2018 4:20 am

» Huli está de vuelta!!!!
por Evelyn Blake Vie Abr 06, 2018 9:55 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Alegorn Vie Abr 06, 2018 5:22 pm

» Hyaku Monogatari
por Huli Vie Abr 06, 2018 4:26 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El claro del sendero tormentoso

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Aleida el Sáb Jul 07, 2012 12:43 am

Aleida se detuvo a la orilla de un riachuelo y bajó del lomo de Enki. Había pasado tres horas cabalgando, casi dos horas galopando, huyendo de los amigos matones de aquel tipo de la taberna, los disparos aún resonaban en su cabeza, no podía creer que al fin pudo despistarlos.
Aleida se quitó la ropa y se metió al río. El agua estaba helada e hizo que se le entrecortara la respiración. Aleida se sumergió unos segundos y salió del agua una vez se borraran las manchas de sangre de su cuerpo.
Salió rápido del río, no fuera a ser que uno de esos tipos apareciera. Dejó su blusa rasgada y buscó otra en su pequeña bolsa de cuero.
Un crujido hizo que diera un respingo y se sobresaltara, pero al girarse bruscamente vio que sólo era Enki, que se alimentaba se los hierbajos del suelo del bosque. Aleida sus piró y se sentó al pie de un árbol, absorta en sus pensamientos.
La cara de aquel tipo, difunto ya, daba vueltas por su mente. Estaba aturdida, y era como si una voz insonora, muy dentro de su mente le repitiera ''Aleida, asesina...''.
Finalmente, Aleida enterró la cara entre los brazos, intentando olvidarse de sus pensamientos y concentrándose en el silencio del bosque.
avatar
Aleida

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Charles Preston el Sáb Jul 07, 2012 1:19 am

El pequeño yordle se aseguró de que llevaba consigo sus escasas pertenencias, no quería dejarse por nada por allí tirado. Observó la tierra a su alrededor al mismo tiempo que se palpaba los lugares donde, debajo de sus ropas, se hallaban los shurikens, comprobando así que todo estaba en su sitio. Era la rutina que había cogido últimamente y era difícil deshacerse de ella, sin embargo, no había por qué hacerlo, a su ojos era una buena costumbre, era algo que toda la gente olvidadiza debía de tener.

Miró hacia las copas de los árboles mientras andaba, hoy probaría sus destrezas acrobáticas y las ramas de los árboles de Theezzeroth eran espesas y peligrosas por igual, eso significaba dos cosas, era fácil pasar de un árbol a otro para avanzar por las alturas y al mismo tiempo era lo suficientemente peligroso como para que no fuera un paseo por un prado lleno de flores. A saber que clase de criaturas tenían hechos allí sus nidos y cuántas de ellas estarían dispuestas a comerse al pequeño Erick.
Erick sabía la respuesta a esa pregunta, todas. Casi todas, por lo menos.

El ninja golpeó el tronco de uno de los arboles con el pié, logrando impulso para alcanzar a coger una de las ramas, una vez allí colgado subir el resto fue un juego de niños, aquello era para Erick un juego de la infancia. Estando una vez subido comenzó a moverse por entre los árboles, la rapidez era tan importante como el sigilo y Erick sabía de las dos cosas. Mientras corría vio algo que le hizo quedarse quieto en el acto. Una humana. Decir que no había muchos por allí era demasiado, allí nunca había un humano, a no ser que estuviera muy desesperado o muy loco. Esta había tenido suerte, Erick la había visto antes de que una tribu de antropomorfos desquiciados se la prepararan para la cena.

La observó un poco más antes de decidirse a actuar, quizás fuera uno de esos esclavistas, sin embargo si lo era no daba esa impresión, además, parecía abatida.El yordle sonrió pícaramente y con silencio sepulcral se colocó encima de la humana, sujeto a una de las ramas de los árboles y acto seguido se dejó caer frente a ella, parecía que estaba bastante triste, sin duda alguna aquello la alegraría.

Nada más tocar el suelo Erick levantó los brazos bruscamente.
-¡Yaaaaaaaah! –gritó a la par que levantaba los brazos y simplemente esperó a ver como reaccionaba la chica.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Aleida el Sáb Jul 07, 2012 1:34 am

De repente algun ser vivo cayó desde alguna rama del árbol justo enfrente de ella dando un grito, lo cual provocó que Aleida también gritara abriendo mucho sus ojos azules un poco hinchados por el agotamiento y casi perdiera el equilibrio hacia un lado a pesar de que ya estaba sentada.
-¡Dios mío! -se levantó de golpe aún sujeta al árbol y se puso una mano sobre el corazón, que latía rápidamente por el susto. Sin dejar de mantener los ojos exageradamente abiertos, escrutó unos segundos al diminuto ser, preguntándose a sí misma qué hacer o que decir en aquel momento- ¿Quien... - sabía bien cómo reaccionar, sabía que las apariencias engañaban y que alomejor algo oscuro se escondía dentro del ''chico''- eres tú? -terminó la frase en voz suave, titubeando e indecisa, aunque no percibiera mala energía alguna por lo menos en aquel momento.
Aunque esperara su respuesta, miró en todas las direcciones, pues se había quedado dormida unos cinco minutos, cosa que podía haberle costado su seguridad.
avatar
Aleida

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Charles Preston el Sáb Jul 07, 2012 3:21 am

Lejos de amenazarla o algo por el estilo el yordle se quedó quieto durante un segundo después del cual no pudo evitar caer al suelo y desternillarse de la risa mientras rodaba alegremente por el piso. Las ropas de Erick se resintieron de la acción y acabaron manchadas de tierra, nada preocupante al fin y al cabo.

Aquello le encantaba a Erick, era simplemente sublime, las caras de miedo, sorpresa y después de extrañeza que ponían los humanos le desencajaban la mandíbula de tanto reírse. Genial.

Siguió riéndose aún después de haberse levantado del suelo, sin preocuparse demasiado por la humana, si hubiera sido de esos que buscan pelea ya estaría recibiendo una somanta de palos. No se molestó en responder inmediatamente a su pregunta, así era aún más gracioso para él. En su lugar se dedicó a observar al caballo, pasando corriendo por debajo de el mismo, poniendo las manos sobre el vientre del caballo.

-Tendrás que ponerlo a dieta. –comentó apartándose con la rapidez que lo caracterizaba de donde estaba por el riesgo de llevarse una coz. Lo cierto es que era un comentario absurdo, pero semejante situación no debía de tener mucha lógica para la humana y lo absurdo estaba de moda.

Se plantó de nuevo en frente de la humana, soltando una última carcajada, al mirarla a la cara comprobó que efectivamente estaba triste, era algo así como si estuviera ligeramente hinchada, y al mirar el lugar, supuso que no llevaba mucho tiempo ya que no parecía haber acampado si no que estaba haciendo un alto para descansar. Lo supuso sobre todo por la falta de una hoguera o algo por el estilo.

-Soy Erick. –respondió el yordle a su pregunta mientras ponía una pose, señalándose así mismo con los pulgares en el pecho. Sin duda sería muy mono para un humano, pero él no la hacía por eso, era algo natural en el. –Es peligroso andar por Theezzeroth tú sola… –una extraña mueca lleno la cara de Erick, sonaba raro hablar el idioma humano, tan acostumbrado como estaba a la ronca pronunciación de su idioma materno, el Yordle. –Aquí la carne humana vale su peso en oro… -era mentira, allí la carne humana valía tanto como casi cualquier otra, pero por regla general los humanos no duraban mucho en aquel bosque, no es que los cazaran por el valor de su carne. El pequeño ninja simplemente se preparó para ver su respuesta, dispuesto a volver a desternillarse de la risa.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Aleida el Sáb Jul 07, 2012 3:53 am

Aleida pensó que aquella era una de las situaciones más extrañas que había experimentado hasta el momento. El ''chico'' se desternillaba de risa en el suelo ante su reacción, a lo que ésta no pudo encontrar respuesta alguna, así que se limitó a relajar sus músculos y a soltar el árbol sin moverse del sitio.

Observó a aquel ser de un poco más de un metro incluso ladeando levemente la cabeza involuntariamente en un gesto de confusión, intentando analizar su aspecto, pues además de llevar la cara cubierta, era el primer ser de su especie que veía.

Intentó dar un paso hacia adelante al ver que, en un abrir y cerrar de ojos, aquel diminuto ser estaba justo debajo de Enki. ¡Debajo de Enki! ¡Tocándole la tripa, tan ricamente! Por un segundo temió que el caballo se agitase. Pero antes de que pudiera tan sólo decir nada, el chico estaba presentándose con un amable gesto, o al menos a su parecer. ¡Y luego le dijo que la carne humana como la suya, valía oro en aquel lugar!

Aquella era, definitivamente, una de las situaciones más confusas en las que se había encontrado. Y encima le dolía el golpe de la cabeza.
¿Qué hacer?¿Subir a Enki en ese preciso momento y salir huyendo?

''No... -empezaba a tener jaqueca- Aún no.''

-Soy... Aleida -miró a su alrededor, nerviosa, empezaba a asustarse de nuevo- ¿Quién? ¿Quien o que es lo que viene?¿Quién?
avatar
Aleida

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Charles Preston el Sáb Jul 07, 2012 9:32 pm

-Aleida, ¿eh…? –ahora era ella la que lo confundía con sus preguntas. ¿Cómo que quien o qué andaba por ahí?¿Le estaba tomando el pelo o lo decía en serio? No sabía que pensar, le había estado intentando tomar el pelo a ella y no tenía claro si ahora era ella la que quería tomárselo a él.
No. Parecía demasiado preocupada como para tratarse de una broma y a juzgar por cómo estaba antes de que el yordle llegara supuso que no estaba para ir bromeando.

Erick dio varios saltos alrededor del árbol en el que la humana se estaba aferrando para mantenerse en pié. Tardó aún un rato en darse cuenta de algo, olisqueó el aire y allí estaba el olor, olor a bestia por así decirlo. Era ligero, pero aún así se notaba, era olor a excrementos y demás cosas de animales salvajes, no era que Erick tuviera un olfato muy fino (quizás sí algo más agudo que la media debido a su parte animalesca) es que el olor se hacía cada vez más notable si olisqueabas el aire. Hasta los yordles se lavaban de vez en cuando, aquellos podían ser unos rátidos, una de las formas más malolientes de engendro. Quizás no la más maloliente, al fin y al cabo Erick no había visto a todos los engendros del mundo y cada día podía aparecer una nueva raza de ellos, pero seguro que estaban en el top 10 de los engendros más malolientes.
Y si no eran rátidos, sería alguien de la fauna de Theezeroth, por allí todos olían mal en realidad.

Miró a la humana, seguro que venían a por ella, a esta fauna pocas cosas se les escapaban al olfato. Quizás aún no les habían encontrado ¿Cómo sabía la humana que se acercaban? Poco importaba eso ahora, quizás aún tuvieran tiempo de irse.
¿Tanto se había alejado al andar por los árboles que había entrado en el territorio de otros engendros? No es que hubiese unas fronteras establecidas, pero ya se sabe, cuanto más cerca de casa, mejor.

-Creo que deberías irte de aquí. –dijo el yordle, que aunque no había desaparecido la sonrisa de su cara, estaba visiblemente más preocupado. –O quizás quieras quedarte y saludar a la fauna “theezerothiana”, si puedes pelear no creo que sea un gran problema.
De hecho Erick había participado en cazas y esas cosas para llevar comida a la aldea, seguramente estarían a la altura.

No le sería difícil a Erick huir de ellos, él era rápido y pequeño, pero no podía decir lo mismo de la humana, Aleida, la cual no parecía estar en condiciones de ponerse a correr. Claro que quizás fuera lo suficientemente rápida como para montarse en el caballo y salir de allí.

Erick caviló esa posibilidad en su descompensada cabeza de yordle y llegó a la conclusión de que iría con ella. Aquella aventura era perfecta una joven damisela en apuros y Erick, que aunque distaba mucho de ser el héroe de los mitos y las leyendas, para sí mismo, lo era.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Aleida el Dom Jul 08, 2012 12:24 am

''Vale. Un buen día huyendo de unos matones, me escondo en un bosque repleto de monstruos''- Aleida salió de su ensimismamiento y se levantó bruscamente.

Aquella sensación, la volvía a sentir. Era como una mirada que se clavaba en su nuca, pero que por mucho que se volteara y la buscara, no la vería por el momento. Era una sensación de amenaza inminente y escalofríos, como cuando uno entra en una casa llena de espíritus.

El chico daba zancadas alrededor del árbol en el que estaba apoyada y del claro en general, estaba claro que aquel ser también notaba algo extraño, por no decir maléfico, en el ambiente.

Probablemente, al huir de aquellos matones, inconscientemente se había adentrado en un lugar donde le aguardaban más peligros, quién sabe si aún peores.

Aquella situación empezaba a parecerle demasiado. Sólo faltaba que algún bicho raro, enorme y salvaje la destripara en medio de ese bosque. Sí, era demasiado.

Haciendo un gran esfuerzo por ser rápida, puso un pie en el estribo derecho, se impulsó hacia arriba, enredó las riendas en sus manos y tiró levemente de ellas hacía arriba hasta ponerlas firmes para que Enki levantara la cabeza y se olvidara de los hierbajos.

Miró al chico, era obvio que no iba a quedarse allí, pero Aleida no sabía si saltaría encima del caballo como lo había hecho desde el árbol y como lo estaba haciendo hacía un momento, o si se movería por las ramas, o si, tal vez, por su tamaño iría a la misma o mayor velocidad que ella.

Fuesen los matones o las criaturas salvajes y seguramente hambrientas del bosque, no tenía ningún interés en averiguarlo.
avatar
Aleida

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Charles Preston el Lun Jul 09, 2012 3:51 pm

Erick rió al ver a la asustadiza humana. No era que él no tuviera cierto miedo o respeto al bosque y sus criaturas, no tenérselo era una locura, pero él jugaba siempre con ventaja con respecto a los incautos que entraban en el bosque. En realidad, él era parte de esas criaturas tan peligrosas que habitaban en los bosques, aunque bastante más simpático. Y guapo, todo hay que decirlo.

La humana, ¿Alaide?¿Aleide?¿Aleida?, el caso es que salió corriendo y se montó en su caballo. No sabía exactamente como de rápido podría correr aquel caballo entre los oscuros árboles y sobre todo entre las raíces de los mismos. O entre sus bocas, allí había de todo.

Finalmente Erick se decidió por seguir por donde hasta ahora había caminado, por el ramaje, entre los árboles. Miró el árbol alrededor del cual había estado dando vueltas apenas hacía unos segundos y usó la misma “técnica” que había usado minutos antes, al empezar con su entrenamiento, antes de que el día tomara este nuevo rumbo.

Señaló hacia arriba con el dedo. –Me gustan las alturas. –Comentó antes correr hacía el árbol, saltar, patearlo en el tronco para conseguir un ligero extra de altura y agarrar como un yordle desesperado una de las ramas del árbol. Una vez ahí colgado fue un juego de niños subirse por completo, aunque para Erick todo era un juego, se divertía haciendo las cosas que hacía.

Comenzó a saltar a una rama, después a otra, a otra… así comenzó a moverse y a coger velocidad y ritmo, acelerando cada vez más y más.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Aleida el Mar Jul 10, 2012 10:36 pm

El chico volvió a subir por las ramas y a moverse con rapidez por ellas.

Aleida agitó con fuerza las riendas y apretó ambas piernas chocando los tobillos contra las ijadas del caballo, el cual echó a correr inmediatamente cogiendo carrerilla por la orilla del río, para luego empezar a adentrarse en la oscuridad del bosque, galopando con grandes zancadas por encima de las robustas raíces negras de los árboles.

La bruja se inclinó muy levemente sobre el lomo del caballo, pues debía mantener el control de las riendas. La brisa gélida chocaba contra su cara y le helaba los pulmones. El caballo daba unos saltos muy bruscos, y el bosque empezaba a oscurecerse muy lentamente.

Sentía una presencia, o probablemente más, pues aparte de Erick, a quien no podía ver, pero escuchaba saltar entre las ramas, tenía una sensación de vigilancia constante.

De repente, no demasiado lejos, la joven bruja divisó algo que parecía un sendero muy estrecho.

Aleida tiró con fuerza de las riendas hacia la izquierda, Enki volvió a girar muy bruscamente, se vio obligado a saltar varias veces haciendo que casi perdiera el equilibrio, y finalmente se metió en el estrecho sendero. Estiró las riendas hacia arriba para enderezar el rumbo del caballo y volvió a agitarlas con un chasquido a la vez que volvía a darle un firme golpe con los tobillos en las ijadas.

El animal galopó con sólo un poco más de estabilidad, pero ya era sufieciente para Aleida, quien respiró lenta y profundamente varias veces.

Inspiró profundamente... percatándose entonces de su esencia contaminada por las energías malignas de aquel lugar... Y exhaló todo el aire que contenían sus pulmones, liberando esa esencia contaminada como un torrente de hielo gaseoso que salía de sus pulmones.

Sus pupilas ce contrajeron hasta un punto en el que fueron casi invisibles, luego se dilataron al máximo y volvieron a la normalidad.


Todo en los seis o siete segundos que duró su última respiración.

Aleida parpadeó, de repente el bosque estaba mucho más claro, o mejor dicho, su visión estaba mucho más clara. Volvió a golpear las ijadas del animal, que galopaba con toda su rapidez.

Aún escuchaba al Yordle moverse ágilmente unos tres metros por encima de ella.

A pesar de haberse desecho de las impurezas intrusas que la perturbaban, se preguntaba cuando llegarían a las afueras del bosque.



avatar
Aleida

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Charles Preston el Jue Jul 12, 2012 1:14 am

El Yordle tuvo que hacer varias carambolas para esquivar unas ramas que se interponían en su camino. Había pensado que desde allí arriba podría dar caza a los perseguidores de la chica, si estos llegaban hasta ella. Pero no podría seguir con ese ritmo mucho tiempo más, tenía las piernas cargadas y empezaban a resentirse por el esfuerzo. Haciendo acopio de las energías que le quedaban las usó para esprintar y ponerse por delante del caballo.

Cuando hubo rebasado a la humana y a su montura, el pequeño ninja se dejó caer peligrosamente por entre las ramas. Y todo fue como la seda. Al principio daba la sensación de que se tiraba al vacio delante de la montura, pero debido a la rapidez de la misma no tardó nada en llenar el vacío, por lo que el Yordle calló todo lo suavemente que pudo entre la larga cabeza del caballo y el cuerpo de Aleida.

Durante unos segundos luchó para mantener el equilibrio, tambaleándose un poco hacia los lados.

-¡Lo habrás visto, ¿no?! ¡Es una de esas cosas que veras una vez en tu vida! –Gritó el pequeño Yordle desde la posición en la que estaba. Había pensado que se cascaría la entrepierna contra el caballo, pero había sabido frenarse mejor de lo que esperaba.

Se vadeó ligeramente hacia un lado ya que no podía ver bien debido a la cabeza del caballo. Y vio algo que no le gustó demasiado.

-¡Frena, frena, frena…! –gritaba el Yordle aporreando al caballo como si aquello tuviera botón de apagado. Ojalá fuera tan simple.

Delante de ellos se hallaba una especie de felino, un tigre. Bastante grande, Erick estaba seguro de que el lomo del animal le quedaría más o menos a la altura de su cabeza. Y aparte de las dos colas que ondeaban detrás de él y su estatura, parecía ser bastaste normal. Muy como un tigre debería ser.

Al Yordle se le encendió esa bombillita de la cabeza que todo el mundo tiene y a pesar del amenazador aspecto del tigre, Erick sonrió. Una de esas sonrisas de alguien que planea hacer una locura o una travesura.

-Si le vas a atacar… procura no herirlo.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El claro del sendero tormentoso

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.