Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha de Anya Bal'Sagoth
por Alegorn Jue Dic 13, 2018 10:29 pm

» Empatía [Evento]
por Alegorn Jue Dic 13, 2018 10:02 pm

» Un error a la vez [Libre]
por Jan Egiz Jue Dic 13, 2018 9:58 pm

» La protección del gato negro [Privada]
por Brown Hat Jue Dic 13, 2018 6:58 pm

» Adios al hogar.
por Rufus Fortis Miér Dic 12, 2018 11:51 pm

» Presentación
por Capitán Pescanova Miér Dic 12, 2018 10:11 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Miér Dic 12, 2018 10:06 pm

» Con Honor, Sin Wenkunegen
por Kromul Miér Dic 12, 2018 3:23 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Strindgaard Miér Dic 12, 2018 4:18 am

» Cronologia de aventuras y desventuras
por Rufus Fortis Mar Dic 11, 2018 7:31 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Asuntos de Yordles

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Sáb Jul 07, 2012 2:04 am

Erick salió corriendo y saltando de su pequeña casa del poblado yordle, nadie pareció sorprendido al escuchar el portazo que la puerta daba al golpear contra la propia pared que hacía de tope y volvía a cerrarse, dando no solo uno, si no dos portazos. A pesar del ruido que había causado nadie pareció advertirlo y es que ese sonido se repetía todos los día al menos un par de veces desde que el yordle no era más que una pulga.

Caminó por la aldea con paso rápido, no porque tuviera prisa sino porque prácticamente no sabía andar de otra manera, así era Erick, había nacido para la velocidad y después de una pequeña siesta el yordle estaba más que cargado de energía, estaba sobrecargado. Erick miró a su alrededor mientras caminaba, había hecho muchos destrozos a lo largo de su vida allí y no había sido el único, diría que 1 de cada 5 yordles salía algo más destructivo que el resto, cada uno a su manera. Incluso había oido de uno que empezó a desarmar todas las casas para construirse una alas con maderas y demases.

Se encaminó hacia la forja, donde Reartom, el herrero, siempre estaba martilleando sin cesar. Acero contra acero. Fue él el responsable de que actualmente Erick tuviera sus armas, los shurikens no era algo muy normal para fabricar y al herrero le costó lo suyo, pero desde que termino su trabajo solía charlar bastante con Erick, aunque no sería ese el día, pues estaba muy ocupado fabricando lanzas y esas cosas para la defensa de la aldea. El yordle chasqueó la lengua, no le gustaba no tener nada que hacer y por el momento no partiría de Theezzeroth, aquel bosque maldito le gustaba, pero encuanto encontrara algo mejor que hacer fuera de allí se iría corriendo en busca de alguna aventura hecha a la medida del ninja.

Aquel cambio de planes no entraba dentro de los planes de Erick, que se quedó a dos velas en medio de la aldea. El pequeño se dispuso a recoger sus cosas de su casa, dispuesto a entrenar algo aquel día, aunque ya lo había hecho por la mañana, pero por si no se notaba, Erick no es de esos que se cansan. En el último momento paró y sin pensarlo si quiera se dirigió a la especie de taberna que tenían allí, nada mejor que un trago antes de pasar a la acción, aunque esa acción fuera un entrenamiento.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Sáb Jul 07, 2012 2:51 am

Después de todo lo que había pasado el día anterior, con todo esto de Gnomolandia, Khaelos, Ilea Parcel. ¡Su nuevo jetpack! Estaba por Thezzeroth, más concretamente en el área patas cortas, donde los Yordles, Trasgos y Gnomos se habían asentado. Y bueno, Eddie era un Yordle y siempre estaba de más visitar tus orígenes.
Y eso es lo que iba a hacer, agarró su carromato y marchó de vuelta al poblado Yordle. Ahhh, todas esas caras antiguas, todos aquellos que le decían que no valdría para nada en el mundo exterior. ¡Ya se enterarían!
Aunque...

No estarían muy contentos con él, al fin y al cabo, había matado sin piedad a Rumble, su antiguo colega.
Jé, que se joda. Al fin y al cabo, él había empezado una batalla que no podría acabar, en verdad. ¡Sí la acabó!
Muerto.
No pudo evitar reírse sólo durante unos minutos. ¿Cómo diría a sus padres que había matado a su hijo? Eso era lo más fácil. "Vereís, HE MATADO A VUESTRO HIJO Y SAQUEÉ SU CADÁVER"
Jé. Genial.

Antes de querer darse cuenta, ya estaba entrando en la aldea Yordle. Era de mañana, no había mucha gente en la plaza, en la herrería de Reartom estaba Reartom, cómo siempre. En el burdel de Tristana estaba su padre, cómo siempre. Y en la tienda de zapatos de Lulu estaba su madre, cómo siempre. Estaba feliz, recordaba a todo el pueblo, a toda esa gentuza paleta en miniatura y peluda, cabrones, pero entrañables.
Pero no salían a recibirle, iba a arreglar eso.

Se adentró en su carromato y rebuscó entre la basura durante un ratín y al final lo encontró. Su invento más-mejor, y luego salió y se apoyó en la plataforma donde se sentaba antes. Carraspeó su voz y luego, empezó a hablar por aquel invento suyo llamado megafono. Su voz ampliada en muchos decibelios así decía:

- ¡Gentuza de esta aldea, salid a recibir a Eddie Garrapato, triunfador y vividor Yordle por excelencia! ¡Vendo Hexplosivos! - Dijo una y otra vez, hasta que de las casas empezaban a salir las primeras gente, recibiendo a Eddie no con una sonrisa, si no con su antitesís, una cara de asco inescrutable.



Última edición por Eddie Garrapato el Jue Jul 19, 2012 8:41 pm, editado 1 vez


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Sáb Jul 07, 2012 12:39 pm

Erick se relamió pensando en la limonada que tomaría una vez en la taberna, aparte de sus pequeñas charlas con Reortom, el herrero y sus entretenidísimos entrenamientos, aunque en solitario se lo pasaba bien, la hora de la limonada era una de las mejores horas dentro de la pequeña rutina que había adquirido el pequeño yordle. Una pequeña rutina para alguien del mismo tamaño. Jé.

Sin embargo sus planes se vieron frustrados antes siquiera de llevarlos a cabo, estaba ya bastante cerca cuando la voz de un yordle, rasposa como casi todas, se escuchó reverberar por todo el pueblo y no solo una vez, si no dos y tres y… en fin, muchas veces.

¡Gentuza de esta aldea, salid a recibir a Eddie Garrapato, triunfador y vividor Yordle por excelencia! ¡Vendo Hexplosivos!

Vociferaba la voz del yordle una y otra vez, por si no había quedado claro. ¿Gentuza?¿triunfador y vividor? Y por todos los santos, ¿hexplosivos? Conforme la voz se repetía en la cabeza de Erick, este fue recordando algunos detalles sobre Eddie. Era aquel yordle que hacía explotar cosas sin ton ni son, sin duda uno de los más autodestructivos yordles que la aldea había visto.

A pesar de las palabras de Eddie, que podían resultar incluso ofensivas, Erick las veía graciosas. Era atrevido y divertido, como un buen yordle tenía que ser, como Erick mismo. Ahora que, autoproclamarse triunfador… eso sí que no estaba bien.

Erick se escurrió por entre la ligera multitud, que se acercaba al carromato de Eddie y señaló al susodicho con uno de los dedos índices mientras que con la otra levantaba el pulgar para auto señalarse. En su cara apareció una expresión desafiante, en la cual también apareció una sonrisa divertida.

-¡Si tan triunfador eres, te reto a beber limonada, Eddie Garrapato!

Un silencio sepulcral se alzó entre la multitud, nadie dijo nada. Todos quedaron expectantes para ver la respuesta del otro yordle, Eddie. Pero Erick no varió su postura, no le inquietaba las multitudes atentas a él, le intimidarían un poco si quisieran matarlo, pero no era el caso.
-Ayayayay… ¡La que ha liado! –se atrevió a decir una voz, rompiendo el silencio como si de mantequilla se tratara. Seguido del grito, una miríada de murmullos y cuchicheos se alzó en el aire, por entre la multitud.

Miró al yordle al que había retado, realmente no había apartado la mirada de sus ojos.
Eran Eddie, Erick y su honor de yordles.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Dom Jul 08, 2012 11:09 pm

De las piedras empezó a salir gente, que arremolinandose alrededor del carromato más bien, no pedían nada. Sólo hacían más que cuchillear y hablar como Yordles asquerosos.
Tiraba de llave inglesa y les echaba las tripas en un canasto, pero al fin y al cabo, eran pelo de su pelo.
Pero podría escupirles en la cara.
Y eso hizo, Eddie carraspeó y escupió a la multitud, de la cual surgió un quejido de asco.

Qué chiposo era Eddie, entonces, alguién le escupió. Eso le cabreó. - ¡Cuidado conmigo so sarnoso! - Gritó Eddie, entre la multitud se escuchó una respuesta: "¡Ven aquí se tienes huevos, peludo! - ¡Me cago en to' lo cagable, ya verás cuando te pille! - Gritó de nuevo el mercader, pero entonces algo le paró los pies.

Un reto de limonada. Se hizo el silencio, ¿Y quién se lo propuso? Ninja Marty Mc'ninja. La ruina de su estirpe, huerfano o eso creía Eddie. Siempre iba vestido como alguien del loto púrpura, era soez e infantil. Demasiado parecido a Eddie, y ahora le retaba.
El mismo estúpido que le había escupido soltó otro comentario inutiloide, le daba igual.
Bajó del carromato de un salto, frente a Erick el ninja púrpura. Se hizo un corrillo alrededor de ambos.

- ¡Que traigan la limonada! - Vociferó el peludo koala, se hizo un barullo de emoción y rápidamente trajeron una mesa y dos garrafas llenas de limonada, dos sillas en las que ambos podían sentarse y en las que debían para hacer el concurso de beber limonada.

Un pequeño yordle ataviado de árbrito llegó y clavó su puño en la mesa:

- No hay reglas, este es un combate a muerte para ver quien se bebe más limonada. ¡Todo vale! - Dijo y levantó el puño de la mesa. Eddie agarró la primer vaso de limonada mientras le arreaba una patada a Erick en la entrepierna. TODO valía.


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Lun Jul 09, 2012 6:05 pm

Por alguna razón ancestral aquellos retos de beber limonada no eran ningún juego para los yordles, se puede decir que era el equivalente a los duelos de los humanos por su honor. Con menos dramatismos quizás. La única razón por la que Erick desafiaría a Eddie a uno de aquellos particulares duelos era porque el vendedor de Hexplosivos se creía mejor que todos los que había en aquella aldea. Eso no sería un problema si Erick no hubiera estado allí, pero estaba allí y no le gustaba que un yordle tan alocado como él mismo viniera haciéndose el listillo, le daría para el pelo a aquel mal nacido.

Erick no era especialmente vasto a la hora de actuar y no solía tener esa mala leche que caracterizaba a otros yordle, pero con aquel haría una excepción, ya había visto como se las gastaba mientras le escupía a la muchedumbre. Con lo cual Erick se hubiera desternillado de risa si no fuera porque estaba entre ellos, hacer enfadar a la gente siempre tenía su gracia e insultar bastante más.

-¡Ahora sabras lo que es bueno maldita mierda de troll! –Gritó Erick con su rasposa voz en su lengua materna, el Yordle, mientras dejaban caer la mesa entre los dos y traían un par de sillas. El pequeño ninja carraspeó y escupió al suelo para acompañar la frase. “Dándole más dramatismo a la cosa”.

Ambos se sentaron en las sillas y agarraron los vasos, nada más quitarse de en medio el árbitro Eddie le propinó una patada en la entrepierna.
Maldito cabrón.

Erick se encogió ligeramente en el sitio, saltándosele las lagrimillas. Por alguna razón el dolor se extendió hasta el estómago y el ninja tuvo que hacer un gran esfuerzo para sobreponerse, aquello se lo pagaría caro.
Para ganar tendría que estar a la altura de Eddie, es decir, muy muy bajo. El cabrón era bueno jugando a aquello, pero Erick no se quedaría atrás.
Aún dolorido se puso en pie sobre la silla, con el vaso en la mano y ni corto ni perezoso empezó a mearle encima al vendedor de Hexplosivos, a él y a su limonada. Mientras que Erick se bebía la suya. La limonada estaba buenísima.

-Espero que te guste esta limonada.-comentó el ninja dejando caer las últimas gotas, que fueron cayendo sobre la mesa.

Erick miraba de reojo al otro yordle, dispuesto a saltar si se atrevía a intentar golpearle de nuevo. Cuando hubo terminado de mear se subió los pantalones pero no se bajó de la silla.
Allí tendría una buena perspectiva de la expresión de Eddie y la respuesta que le ofrecía, él había empezado aquello, pero Erick no dejaría que lo terminase. Después de todo, todo vale.

Erick se llevó la mano a la entrepierna, aún dolorida y lo que le quedaba, aquellos daños no eran de esos que se curaban rápido, para la desgracia de Erick aún le quedaba un rato para que cesara en dolor.

Sobra decir que entre los yordles el pudor y la vergüenza es un sentimiento escaso, tal y como lo acababa de demostrar Erick. Después de todo tenían gran parecido con los animales.

Estaba ansioso por ver el próximo movimiento de Eddie, sin duda alguna aquello lo cabrearía bastante. ¿Respondería con más violencia?¿Intentaría concentrarse en beber? Por el momento Erick simplemente se preparó para esquivar un empujón o salir bien parado si pateaba la silla.

Por otro lado la multitud murmuraba, gritaba y comentaba el desafío. Hacía ya un tiempo que nadie desafiaba a nadie, aquello le daría algo de emoción a sus vidas yordles.

-¡Eso!¡Mójalo bien! –pudo oír a algún resentido entre el público, seguramente fuera uno de los desgraciados a los que Eddie había escupido desde lo alto de su carromato. No se había ganado muchos simpatizantes en aquel incidente.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Miér Jul 11, 2012 12:12 pm

Iba tan bien en aquel estúpido concurso, hasta que ese ninja de clan del loto púrpura decidio mearse sobre su limonada.
Dejó de beber, por supuesto. No era tan idiota como para beber limonada meada, jé. Rimaba y todo, Eddie era fantástico hasta cuando no quería serlo.
Una vez el ninja acabó su patetica actuación, Eddie, con toda la tranquilidad del mundo, dejo de beber, echó la limonada a un lado y se tumbo en la mesa boca arriba con los brazos extendidos hacia Erick.

Total, nunca le gustaron los concursos, y menos de aquella índole, sin reglas ni premios, y como aquel tramposo se había meado en su bebida, pues, ¿No podía ganar, cierto? No iba a beber meado de Yordle, ni que fuese tan indigno, él tenia algo mejor preparado para su colegita violeta. (Otra vez rimaba sin planearlo, esto ya da que pensar, ¿Eh?)
Agarró el manguito de su Jet-Pack y apretó un simple botón, un instante después, una gran llamarada de aquel aparató dio un gran empuje al Yordle, que, teniendo a Erick delante y con aquella velocidades y fuerzas, se lo llevó por delante a él y a su silla unos cinco metros.

Después acabó en el suelo dolorido, era la primera vez que lo probaba y el estómago se le había hecho un nudo imposible, tenía ganas de vomitar, pero ahora no podía, había acabado el concurso de limonada pero ahora venía algo mucho más interesante, sin duda: Un duelo de cabreados el uno con el otro. ¿Dragones? Esos no eran ni de lejos tan feroces como unos mapaches de escaso metro armados con inventos estúpidos.

Se puso en pie entre quejidos y gemidos de dolor, señaló a Erick con el dedo, de tal manera que parecía que se le retorciese con vida propia. Entonces, esbozó una mueca de odio en plan: "Te mataré, te mataré por que te odio y te odio mucho, me das asco y por eso no te toco mucho, pero te tengo que matar y lo haré por que te odio. Anda y te mueras" Echadle imaginación pues, describir esa cara de odio infinito sería imposible en cualquier medida posible, es tan inescribible, que aquel que lo intente moriría.
Y así pues, bajó su dedo y desenfundó su llave inglesa maestra. A la cual, por cierto, debía hacerle unos arreglos para hacerla más mortal.

- ¡Tiempo, porfaplis! - Pidió Eddie, con una carantoña. Eso era sagrado para un Yordle y el duelo debía pararse. Entonces sacó un bloc, un bolígrafo y apuntó: "Lanzagranadas, llave inglesa modificada", guardó los mencionados y se preparó de nuevo. - ¡Qué lluevan las ostias! - Finalizó en una carcajada, el peludo mapache.


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Miér Jul 11, 2012 4:41 pm

Eddie había dejado de beber limonada, lo cierto es que había hecho bien. No creo que nadie allí hubiera seguido bebiendo, puede que fueran tontos o estúpidos, pero no llegaban a tanto.

Eddie se colocó encima de la mesa, bocarriba. Y Erick lo miró extrañado desde aquella perspectiva, en la que no lo veía muy agraciado, y torció la cabeza ligeramente. ¿Qué se supone que estaba haciendo? No hizo falta esperar mucho para comprobarlo. El yordle salió disparado en la horizontal, golpeando y llevándose por delante a Erick. La silla, en la que aún estaba de pié cayó al suelo, mientras los dos yordles salían volando unos metros.

Cuando el impulso de lo que fuera que había hecho Eddie acabó, el ninja rodó por el suelo. Y ahí permaneció unos segundos hasta que, hábilmente, levantó los pies llevándolos ligeramente hacia la cabeza y las manos a la tierra que había a los lados de la cabeza. Una vez en aquella posición se impulso con los brazos y la cabeza hacia arriba haciendo un movimiento con los pies para levantarse de un salto, literalmente.

Miró a su rival y este a su vez le devolvió la mirada, ambos henchidos de odio y desprecio por el otro. Y no era de extrañar, uno le había pegado una patada en la entrepierna y el otro le había respondido meando en su limonada. Ambos tenían sus razones para andar enfadados.

Erick se puso en guardia con los puños en alto, tampoco era cuestión de acabar a tajos, no era un combate de esos. El yordle pasó su capucha por encima y se subió la tela hasta que le tapara la boca, esto en el momento en el que Eddie pedía tiempo para apuntar sus cosas.

¡Que lluevan las ostias!” soltó Eddie.

-¡No estarás tan contento cuando acabe contigo, maldito pérfido miserable! –Erick no estaba seguro de si esas dos palabras tenían algún sentido así dichas, pero las soltó con toda la rabia que pudo acumular y no le fue difícil con solo pensar en la patada en la entrepierna ya tenía enfado para rato.

El pequeño ninja no esperó mucho más y se lanzó contra Eddie, corriendo como un condenado. Sabía que la lucha del mercader de Hexplosivos no era limpia, asique se aseguró de estar atento a los golpes bajos.

Cuando estuvo lo suficientemente cerca de él hizo un amago de pegarle en la cara, sin embargo, en el último momento fintó hacia el lado con el que el Yordle sostenía su llave inglesa e intentó machacarle el costado con un par de puñetazos. El hecho de escoger el lado del arma fue el pensamiento de que le costaría más coger fuerza para golpearlo, además de que sería más lento con ese brazo si quería protegerse.

Acto seguido saltó ligeramente hacia atrás y después hacia delante de nuevo, con los pies por delante, intentando golpearle con ellos en el pecho o en la cara para derribarle o al menos aturdirle, lo justo como para poder seguir con el frenético ataque que había empezado. Esa era la forma de luchar de Erick, moverse y golpear, golpear y evitar ser golpeado.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Vie Jul 13, 2012 1:14 am

Erick el mapache ninja era rápido. Muy rápido. Esquivaba sus movimientos con la gracia de una rata, y una rata era muy rápida. La cosa se ponía interesante.
Una vez Eddie dió la voz de alarma para que el verdadero combate empezase, de manera que ahí estaban ambos, listos para darse un buen mantecado mútuo.
Y Eddie tenía las de perder... al menos en un combate justo.

Y Eddie no era nada justo, si lo fuese no seguiría con vida. Era bastante lógico, un mapache no podía vivir en un mundo hostil si jugaba con sus reglas, debía editarlas para que le favoreciese, y en ése combate NADA cambiaba.
Erick quería bailar, pues bailarían. En un rápido movimiento, dio un par de zancadas y estuvo a punto de lanzar un gancho de izquierda y Eddie se inclinó hacia atrás para esquivarlo, pero no lanzó ningún gancho, en cambio, fulminó a puñetazos su flanco izquierzo.
Le dolió bastante y casi soltó la llave inglesa, pero hizo un esfuerzo y resistió el ataque.

Después Erick se retiró y empezó a hacer cosas estúpidas de ninjas estúpidos, vueltas en círculos, ir y volver, y todas esas cosas. Ya sabeís a lo que me refiero... ninjas. En un momento, se lanzó con una patada voladora hacia Eddie, que, fintando se colocó a un lado y simplemente, lanzó un golpe de llave inglesa a la cara de Erick.
El golpe sonó redondo, bastante doloroso, además.
Después se alejó soltando una carcajada típica de Yordle.

Escupió sangre al suelo y blandió su llave inglesa con más saña que antes, le tocaba atacar, así que lanzó un grito de guerra y cargó contra el Ninja con la llave inglesa en alto. Su plan era simple, acercarse a él y golpearle en la cabeza. No parecía muy díficil. Pero ya se sabía.
Entonces paró en seco.

- Ay qué dolor. ¿En serio quieres pelear? - Musitó el Yordle, en un suspiro. - Ni que fuesemos jóvenes. ¿Una limonada y en paz? - Preguntó sonriente el Yordle, apoyando ambas manos en sus semi-flexionadas rodillas. Jadeante y apenas sin oxígeno.


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Vie Jul 13, 2012 2:28 am

Para su mala suerte sus pies no golpearon ni su cabeza ni su pecho, si no que encontraron un vacio de aire e inmediatamente después… ¡ZUM! Llaverazo a la cabeza. Cayó fulminado allí mismo golpeándose contra el suelo, la cabeza le daba vueltas, pero intentó levantarse para seguir luchando. Se tambaleó un poco en el sitio, más o menos había conseguido levantarse, pero entonces Eddie paró su carga y Erick se dejó caer al suelo, con la respiración agitada y una pequeña brecha en la frente, por la que chorreaba algo de sangre.

-Sí… -comenzó a hablar entre respiración y respiración. –Definitivamente me tomaría una limonada ahora mismo…--al parecer Eddie estaba tan o más cansado que él mismo. Lo cierto es que Erick no era un Yordle rencoroso y bastó con decir que tomarían una limonada en paz para que este aceptase gustoso.

Primero sonrió y después no pudo evitar soltar unas cuantas carcajadas que terminaron en tos.
Cuando se hubo recuperado lo suficiente se levantó y al mirar a su alrededor la multitud empezaba a disolverse, supongo que ya no había espectáculo que mirar, ya no era interesante. Solo era divertido cuando se daban de ostias o cuando se retaban a beber limonada. Lo cierto es que la vida allí era tan monótona que aquellos espectáculos eran lo una de las únicas cosas que lograba obtener tanta atención por parte de los Yordles.
Poco a poco las gentes de la aldea se fueron yendo hacia sus casas, trabajos y ocupaciones en general.

-Vamos a la taberna y como si nada hubiese pasado. –dijo haciendo un gesto con la cabeza y dirigiéndose hacia el lugar. –Tendrás que enseñarme un par de insultos nuevos. –comentó el ninja antes de abrir la puerta de la taberna de una patada. Se sentó en una de las sillas de la barra y esperó a que su compañero se sentará también por ahí.
-Hum… ¿Qué tal las cosas fuera de Theezeroth? –preguntó al recordar que Eddie acababa de llegar al bosque después de haber viajado por ahí.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Dom Jul 15, 2012 6:34 pm

Erick era listo y no quería seguir con la pelea. Eso estaba bien. Eddie soltó una carcajada cuando aceptó la paz, estaba satisfecho pues, al fin y al cabo, ya no recibiría más golpetazos y eso sólo significaba que no se cansaría más en un ratito.
O eso esperaba, quien sabía lo que podía pasar en Thezzeroth, era la tierra más impredecible de todo Noreth, y eso, eso no molaba para nada.

El tumulto se disolvió y como decepcionados de como se había resuelto todo, cada uno se fue a su casa refunfuñando un muy seguramente: "Podría haber visto algo más de sangre". Eddie se había olvidado de cómo de aburrida era la vida en aquella aldea. Pobre Erick, le había caído bien. ¿Qué pintaba él en la aldea Yordle? Parecía alguien de mundo, y si no lo era, tendría que arreglarse.

Fueron a la taberna, "cómo si nada". Y entonces le comentó eso de decirle más insultos nuevos, Eddie era un inventor de insultos, un profesional si cabiese. - Claro botarate desmelenado zánganico. - Comentó con una risotada, acompañando a Erick dentro de la taberna, que se abría con una patada, al parecer. Qué recuerdos tan poco gratos le traía aquella aldea.
Se sentaron en una mesa y Erick comenzó a preguntarle por su vida, pero Eddie pidió una limonada antes de nada. Entonces, una vez la tuvo entre sus manos miró al ninja.

- He hecho muchos amigos no-Yordles. La tecnología ha avanzado mucho, y la magia. Eso es demasiado incluso fuera de Thezzeroth. He vivido demasiadas cosas y muchas aventuras, que podría tenerte aquí durante toda la noche, pero me temo que son demasiado aburridas. ¿Y tú qué tal, sigues por esta aldeucha? Poco hay que hacer aquí, las verdaderas aventuras se viven fuera - Habló el Yordle, de vez en cuando dándole un trago a su limonada, pero siempre sonriente y con ese tono de voz tan dicharrachero que tenía.

La taberna era lujosa de detalles y de inventos raros de Yordles, al fin y al cabo, eran la "civilización" tecnologicamente más avanzada y eso le recordaba que había apuntado dos cosas en su bloc, que sacó y colocó en la mesa.

- Me convertí en inventor nómada, vendo Hexplosivos allá a donde voy y no va mal. Aunque también mejoro aparatejos y hago cacharros nuevos, ahora tengo en mente estos dos. Un lanzagranadas y mejorar mi llave inglesa para convertirla en un arma mortífera. Si quieres algo sólo dímelo. - Finalizó, pasándole su bloc, lleno de inventos absurdos y demás tonterías, que justamente, había concluido todas.


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.