Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Ayer a las 8:03 pm

» Criaturas Norethianas: Hexagoat
por Croatoan Ayer a las 8:03 pm

» Criaturas Norethianas: Pejesapo
por Strindgaard Ayer a las 7:48 am

» Criaturas Norethianas: Bargest
por Kenzo Dom Jul 15, 2018 6:17 pm

» Los Que Se Niegan a Dormir [Campaña]
por Rimbaud Dom Jul 15, 2018 6:15 pm

» Criaturas northerianas: Troll
por Bediam Sáb Jul 14, 2018 11:04 pm

» Bediam
por Alegorn Sáb Jul 14, 2018 9:26 pm

» Criaturas Norethianas: Gargola
por Kenzo Sáb Jul 14, 2018 6:44 pm

» Reglas de Noreth
por Tariom Vie Jul 13, 2018 8:39 pm

» Otro más que se une
por Tariom Vie Jul 13, 2018 8:26 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Asuntos de Yordles

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Dom Jul 15, 2012 7:55 pm

-Me los apuntaré. –respondió Erick entre carcajadas al escuchar los insultos de Eddie. Desde luego parecían no acabársele nunca.

Aprovechó mientras Eddie hablaba para, con un gesto de la mano, le trajesen otra limonada. A la que nada más llegar le dio un buen trago, vaciando un cuarto de la jarra que le acababan de traer.

-Si se trata de aventuras no me importa escucharlas. –respondió. –Por lo demás, sigo entrenándome. He salido un par de veces, pero no me he encontrado con nada que merezca la pena. No pensaba tardar mucho más en salir de aquí, no puedo avanzar con tan solo estos entrenamientos mios.

Volvió a dar un trago a la limonada. Al final Eddie sí que había sido un vividor como se había autoproclamado él mismo al entrar en la aldea. Quizás no tan triunfador como el decía pero lo de vividor era suficiente para Erick. Y ahora le estaba demostrando que tampoco era tal y como se había mostrado al principio. Era un buen yordle.

Eddie puso algo encima de la mesa, un bloc.
Su bloc de notas.

-Tendrás que hacerme una demostración de esos “Hexplosivos” –comentó Erick al escucharlo. Después, con se quedó pensativo unos segundos, cavilando su propuesta. ¿Un lanzagranadas y una llave inglesas mortífera? Eso a él no le servía para nada, pero no pasó mucho tiempo hasta que se le ocurrió la idea.
¿Qué era lo que más le gustaba hacer al yordle ninja? Correr. Siempre se había jactado de ser el más rápido entre los suyos. ¿Qué tal algo para mejorar esa capacidad? Le apasionaba la idea de correr más rápido que cualquier otro ser sobre Noreth.

-Lo tengo. ¿Qué tal algo para correr? Pero no correr, sino, CORRER –hizo un movimiento rápido pasando la mano con dos dedos haciendo de piernas por enfrente de sus ojos. -¿Te ves capaz? –preguntó finalmente el yordle mientras echaba un vistazo al bloc de Eddie, lleno de garabatos y anotaciones, muchos de ellos no logró entenderlos, pero quedó maravillado antes los que sí alcanzó a comprender su significado, algunos eran tan extraños y rebuscados que realmente dudaba que Eddie los hubiera llegado a fabricar.

-¿Los has terminado todos?


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Dom Jul 15, 2012 8:38 pm

Aquel Yordle era gracioso, bastante majo. Muy extraño todo... ¿Y si era un espía de otra marca de inventores? Era posible, al fin y al cabo... ¿Podría serlo?
Sólo había una manera de comprobarlo, los espías ardían, al igual que la madera. La madera flotaba en el agua, como los gansos. Eso quería decir que si Erick, si se llamaba así, flotaba en el agua podía arder y era un espia.
Pero no había un río cercano así que bastaba con decir: "Ganso" y si salía huyendo era un espía.

- Ganso - Espetó Eddie. Buscó alguna respuesta de Erick, pero no salió corriendo, eso estaba muy bien. Quería una demostración de Hexplosivos, y una vez aclarado el tema de espías, se la daría gustoso.
Después, le pidió algo para "CORRER", no veía la diferencia con "correr", pero según él, había alguna.
A lo mejor quería hacer más ruido, o algo así. Soltó una sonora carcajada cuando le preguntó "¿Te ves capaz?" esperaba que fuese retórica, por que o si no le estaba ofendiendo de verdad.

- La mayoría están terminados, los guardo en mi caravana. Y sobre lo tuyo de "CORRER", creo que podría hacerte un apaño. ¿Qué tal unas botas, te gustarían? - Preguntó el Yordle, en verdad ya tenía alguna idea de qué podía hacerle... unas botas mecánicas que aumentasen su agilidad y sus saltos. Eso estaba bastante bien, y además, creía que ya tenía unos esquemas de funcionamiento para esa clase de botas.

Agarró su bloc y rebuscó el esquema, ¡Ahí estaba! Era perfecto para lo que quería hacer.
Se guardó el bloc y saltó de su asiento, corriendo para salir de la taberna y de paso, asegurandose de que Erick lo viese, agarrar un hexplosivo y tirandolo en un lugar de la plaza de la aldea donde no afectase a nada. Fue una bonita explosión, la verdad. Pero eso no era lo más importante en aquel momento.

- ¡Acompañame a mi caravana, y no temas a mi pequeño Patán! - Vociferó, dando un salto para entrar a la caravana, cerrando la puerta tras de sí. No quería que Erick entrase, pero se podía escuchar un montón de ruidos de cosas cayendose y golpetazos. Era Eddie, rebuscando los materiales necesarios para hacer las botas. Pero Eddie era rápido trabajando, y además ya lo tenía todo medio preparado, pues como ya había dicho, lo tenía a medias.

Cinco o seis minutos después, Eddie salió de la caravana sonriente, en sus manos había dos botas de extraña forma, robótica.
Se las tiró a Erick para que las cogiese en el aire, y lo hizo bien, por que Eddie era un maestro lanzador de cosas. - ¡Cógelas, y dime que tal te van! ¡No te preocupes de su aspecto, parecen incómodas pero son muy ligeras y recomfortables por dentro! - Aclaró el Yordle, tan sonriente como siempre. Observó pacientemente a Erick para que se las probara y le dijera que tal le iban para hacer algunos reajustes.


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Dom Jul 15, 2012 10:11 pm

Ganso… Seguro que era un chiste, una broma que a Erick se le escapaba, pero no pudo llegar a ninguna conclusión y Eddie no comentó nada más al respecto, por lo que lo dejó pasar poniendo una cara de extrañado.

-Claro, unas botas serían geniales. –respondió Erick. Pues sí que era rápido pensando en los cachivaches que haría. Como todo le surgiera así de rápido sería un inventor prolífico, de hecho, solo hacía falta ver su bloc para ver que efectivamente, lo era.

Rápidamente agarró su bloc y se puso a rebuscar frenéticamente por todas sus páginas hasta que dio con lo que quiera que estuviera buscando.

Se levantó rápidamente del sitio, cogiendo al parecer uno de sus Hexplosivos, eran más pequeños de cómo se los había imaginado, aunque al fin y al cabo estaban hecho a la medida de Eddie, por lo que tampoco podía permitirse hacerlos demasiado grandes.
Erick se levantó detrás de él, limonada en mano, justo como para ver como la especie de manzana caía en la plaza de la aldea y explotaba.

-Guau. –fue lo único que salió del ninja al verla explotar. Aunque no le dio tiempo a más porque Eddie se lanzó con su frenesí dentro de su carromato y Erick no pudo ver nada más aunque pareciera que estuviera rebuscando entre sus cachivaches.

En lo que tardaba en salir Erick se había bebido su limonada y tuvo que soltar el vaso cuando el inventor loco le lanzó unas botas. Al principio parecían pesadas, pero nada más lejos de la realidad, al tenerlas entre sus manos comprobó que eran bastante ligeras. Y al ponérsela comprobó que eran cómodas, a pesar de que parecieran ser duras en un principio.

-¿Las tienes una talla más pequeña? –preguntó Erick soltando una carcajada por lo alocado de aquella situación.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Dom Jul 15, 2012 11:39 pm

Erick parecía muy sorprendido por las habilidades tecnológicas, eso era un gran halago para el Yordle. Que no pudo evitar sonreír ampliamente, para luego soltar una carcajada ante el gracioso comentario de Erick.
Sacó el bloc de notas y observó el esquema de lanzagranadas que tenía. Debía hacerlo ahí mismo.

- Dame las botas, les daré un último toque, ya verás como te sentirás mucho mejor con ellas. Ah, y puedes pasar si quieres. - Dijo Eddie sonriente, volviendo adentro de su pequeña caravana. Dejó el bloc de notas en una mesita y se crujió los dedos. Era hora de hacer su regalito personal. El Lanzagranadas Hexplosivo, necesitaría la tecnología del Jet-Pack que había obtenido aquel mismo día, necesitaría una base de madera para el arma, un tambor para sus granadas y luego le pondría unos cuantos accesorios.

Y lo tenía todo en su armario, agarró una cuerda y estiró de ella, mostrando un arsenal de componentes para trabajar, luego expandió una mesa de trabajo y se sentó en ella, no sin antes desabrocharse su propulsor y dejarlo en la mesa, desmontandolo y observando su mecanismo de combustión.
Era tan sencillo que le parecía indignante no haberlo averiguado antes.

Montó y aseguró la base, le acopló el tambor con sistema de amartillamiento y le colocó un improsivado sistema de combustión espontánea, de manera que con cada acción en el gatillo se formaría una reacción en el cañón que impulsaría las granadas de una manera segura alrededor de un máximo de 100 metros más o menos, 100 metros era algo tan abismal en Noreth que aquel arma era de destrucción masiva.
Y sería sólo de Eddie.

- Una vez acabe con esto le daré los últimos retoques a tus botas, las tintaré de morado, como a tí te gusta. Y intentaré bajarle esa talla tuya - Bromeó, con una carcajada sútil. En realidad no tenía ni gracia pero la situación seguía siendo absurda. Se merecía una pequeña carcajada. Y Eddie estaba loco.

Media hora después había acabado su Lanzgranadas Hexplosivo, agarró una bomba básica y recargó el arma con ella, después, salió de la caravana y apuntó al cielo, para después, disparar y observar como un padre observaba a su hijo.
La granada salió disparada hacia el cielo, muy, muy arriba, allí donde dejo de verse y entonces, empezó a caer, justo hacia ellos, pues claro, la había disparado en un ángulo recto de 90º. ¡Felicidades Eddie, eres rematadamente estúpido! Pensó.

- ¡Maldita sea, a la caravana! - Gritó Eddie, corriendo como alma que llevaba el diablo a su refugio reforzado con láminas de acero anti-hexplosivos que era su caravana, esperó que Erick entrara y cerró la puerta. Inmediatamente sonó un estruendo, que era la granada que había lanzado. ¿Por qué eran tan potentes cuando no debían serlo?

Salió de la caravana y empezó a salir gente de las casas haciendo muchas preguntas. "¡Dejad los petardos ya, cohone!". - ¡Al menos sé que funciona! -


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Lun Jul 16, 2012 12:09 am

Erick le pasó las botas a Eddie mientras pasaba dentro de la caravana. Eddie estaba alborotado haciendo sus cosas. A Erick también le pasaba eso, cuando hacía algo que le gustaba o algo por el estilo era un incansable yordle, yendo de aquí para allá. Y ahora era Eddie quien estaba en su salsa y maniobraba por la caravana con las diferentes herramientas que poseía a la velocidad de la luz.

-Sí, el morado me irá bien. –respondió Erick, siguiendo con la risa tonta que se había adueñado un poco de él.

Sea lo que fuera lo que estaba haciendo, no tardó más de media hora en hacerlo y acto seguido salió de la caravana para probarlo, como alguien con un juguete nuevo, disparando hacia arriba, de tal forma que la bomba se perdió de vista, hasta que claro. Cayó. Y como el yordle inventor no le había dado un ángulo el Hexplosivo fue a caer justo donde ellos estaban. O, bueno, estarían, porque cuando se trata de salva r la vida se pueden hacer cosas increíbles y para cuando cayó la bomba ellos ya estaba a salvo dentro del carromato del mercader.

-Aquí las dejo. –comentó Erick mirando a su alrededor. No sabía muy bien donde dejar las botas, asique las puso en el suelo. Se sentía como pez fuera del agua dentro de aquel carromato, no sabía bien qué podía tocar y qué no podía tocar, además, no era miedo a tocarlo porque Eddie le regañara o algo así, era miedo a tocar nada por si explotase o algo por el estilo.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Miér Jul 18, 2012 7:53 pm

No pudo evitar soltar una carcajada bien sonora para lo que había pasado, ¡Madre de todos los Yordles! Qué bien se lo pasaba viendo explosiones, tan visuales y sonóricas.
Miró a Erick y agarró el prototipo de botas.

- Moradas serán entonces - Vaticinó el Yordle, sentandose en su mesa de trabajo y agarrando un spray de color variable, agitándolo y luego, coloreando las metálicas botas de un tono... más morado. Más bonitas a decir verdad, además, quedarían bien con el conjunto púrpura de Erick, y ya que estaba, agarró un pincel amarillo y pintó unas cuantas líneas de ese color por las botas, siguiendo el modelo de su traje.

Tardó poco, pero tendrían que secarse, la verdad es que habían quedado bastante bonitas, no pudo evitar sonreir ante su obra. Se apartó un poco y miró al ninja.
- Déjalas secarse un poco y estarán plentamente funcionales. - Anunció complacido, llevandose ambas manos a la cadera. - ¿Qué te parecen? - Preguntó el Yordle, nervioso por saber qué le parecían. Le gustaba saber lo que otros pensaban de sus obras. Siempre estaba de más.

Sin esperar mucho más, agarró su lanzagranadas y lo dejó en la mesa, cercano a las recién pintadas botas, le dió unos cuantos arreglillos, le puso una mira de hierro y lijó la culata con esmero, haciendo tiempo hasta que las botas por fin se acabaron.

- Creo que ya está, ¡Cógelas, vamos! - Instó Eddie, sonriente.


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Miér Jul 18, 2012 8:40 pm

Eddie le arrancó las botas de la manos y se puso a hacer su trabajo. Pintando las botas con mucho arte, del mismo color que Erick llevaba en el traje y con unas rayas amarillas hábilmente pintadas, igualito que el estilo de sus prendas.

La emoción del momento recorría a Erick de punta a punta, tanto era así que un pequeño relámpago saltó desde una de sus manos hacia la otra, resplandeciendo un segundo en el aire y evaporándose como si nunca hubiese sucedido.

-Claro. –dijo el ninja mientras observaba de cerca esas botas tan sexis que Eddie había preparado, dejando que se secaran, estaba deseando comprobar si realmente valían para correr. –Me parecen geniales… -y no mentía, cualquiera que mirara su expresión vería lo encandilado que estaba por aquellas botas.

No pudo apartar la vista de ellas ni siquiera cuando el otro yordle se puso a hacer cosas extrañas al lado de las botas. Aquellos segundos de espera mientras las botas se secaban le debieron parecer eternos.

No hizo falta que se lo dijera dos veces y se lanzó sobre las botas como un cazador se abalanza sobre su presa.
El yordle se colocó las botas con rapidez, de nuevo sorprendido por lo cómodas que eran en realidad por dentro en contraste con lo rígidas que parecían por fuera.
No demoró aquello mucho más.

-Voy a probarlas, gracias tio... -fue lo último que se escuchó antes de que saliera del carromato y empezara a correr por la aldea alocadamente y no solo por las calles sino también por los tejados. Ciertamente se sentía más ágil, no sabía cómo ni por qué, pero ciertamente aquellas botas funcionaban.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Miér Jul 18, 2012 10:15 pm

Eddie estaba feliz, le gustaba que las botas le gustasen a Erick, estaba realmente emocionado y cuando las cogió y se las puso, Eddie se sentía como la madre de un niño con zapatos nuevos, y nunca mejor dicho. Mientras el Yordle correteaba de allí para allá, por los suelos y tejados, Eddie estaba mirándolo sentado en su asiento del carromato.

Ya había visitado la aldea, había hecho tiempo para hacer su lanzagranadas y había donado unas botas a alguien que las necesitaba y se lo pasaría bien con ellas, eso estaba bien. Le hacía feliz hacer feliz a la gente, pero era hora de irse, no era bien tratado en aquella aldea, tampoco le caían muy bien sus gentes, ni siquiera le habían comprado un mísero Hexplosivo, el negocio no iba tan bien como le había dicho antes a Erick, iba mal. Muy mal, necesitaba un buen cliente, mucho se temía que le sería difícil encontrarlo. Aunque... quizás Khaelos, aquel nigromante... todo se vería.

Al menos ahora disfrutaba viendo a Erick complaciendo sus nuevas botas metálicas de color púrpura, daría publicidad de Hexplosivos Eddie, aunque, ¿Para qué tanta publicidad si era un vendedor ambulante?...
Debía construir una fábrica, después sucursales a lo largo y ancho de Noreth, negocio de armas, inventos y vehículos, producir a gran escala, necesitaría mano de obra, mano de obra barata, necesitaba goblins. Por supuesto, no la tribu que había exterminado ese mismo día, pero, los Goblins eran criaturas afines a los Yordles, a Eddie al menos, y no tenían muchos problemas para trabajar cobrando una ínfima cantidad de dinero.
Sí... su propio imperio pronto podría funcionar...

¡Hexplosivos Eddie, Hexplosivos Eddie! Pero un buen magnate necesitaba buenos guardaespaldas, y ¿Qué mejor que un Yordle ninja? Erick era la respuesta, además... le debía una y tenían una especie de vínculo de amistad bastante extraño que vendría bastante bien para asegurarse de que no lo vendían a sus espaldas, los Yordles eran rastreros, mentirosos, pero nunca vendían a un amigo por las buenas.
Le vendría muy bien.

- ¡Erick! - Le llamó la atención, para que le escuchara más detenidamente. - ¿Puedes venir un segundo? - Le preguntó. A Eddie le parecía buena idea, pero ambos debían estar de acuerdo para que fuese su guardia más personal. Al fin y al cabo, era una de las decisiones que marcaban a uno en su vida. Debía hacerlo con tacto...


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Charles Preston el Miér Jul 18, 2012 11:22 pm

Erick era un niño con zapatos nuevo, literalmente. En esos momentos todo rastro del joven adulto que pudiera haber dentro de Erick desapareció por completo. Corrió por todos los lados posibles y saltó por otros tantos. Definitivamente eran muy cómodas y además de eso se sentía bien con ellas.

Quizás no hoy, ni dentro de unos días, pero si algún Yordle alcanzaba la velocidad del sonido algún día, ese sería Erick. Si algún día alguien recorría Noreth corriendo, ese sería Erick. Con inventos como aquellos y sus propias destrezas personales podría hacer grandes cosas.

Hizo un par de acrobacias por aquí y por allá y aunque no tenía nada que ver con correr lanzó un par shurikens a una de las paredes de madera y fue rápidamente a recogerlos, a fin de cuentas no quería gastarlos innecesariamente, no tenía tantos como para derrocharlos.

La voz de Eddie le paró en seco fueron más la palabras que la llamada en sí. “¿Puedes venir un segundo?” Eso eran malas noticias. Mierda, mierda, mierda… No le iba a dar la botas, seguro. Le habían gustado y ahora las quería para él. Prácticamente eran de Eddie, Erick pensó que debió de haberlas pedido en otro color más feo, seguro que así no las querría de vuelta.

El ninja se acercó a regañadientes, aquella actitud infantil suya se había multiplicado mientras corría por toda la aldea, mientras se acercaba solo pudo desear que no se tratara de las botas, aunque si era por ellas siempre podía retarlo a otro duelo de limonada, así Erick podría quedárselas definitivamente.

-¿Y bien? –preguntó una vez estuvo lo suficientemente cerca del carromato. Se acercó el trecho restante y se apoyó con una mano sobre el lomo del garrapato. Aunque este hizo algo raro y la apartó inmediatamente, no quería ser comido por nada en esos momentos. Amputarse el brazo de un mordisco no era ni sería nunca el sueño de su vida.


Charles Preston.
avatar
Charles Preston

Mensajes : 53
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Eddie Garrapato el Jue Jul 19, 2012 3:33 am

Erick llegó rápidamente, aunque algo receloso. Una vez estuvo cercano, preguntó el por qué de su llamamiento. Era sencillo, sólo que Eddie había pensado que a lo mejor, no era buena idea. ¿Debía hacerlo? La pregunta idónea era, ¿Debía preguntarselo? Estuvo callado, terroríficamente callado algo más, algo menos de un minuto, su mirada se perdió en Erick, en el pasado y en el futuro.

No contrataría a nadie para ser su guardia personal, Eddie sabía defenderse por sí mismo, y además, no tenía sitio para otro más, estaba bien en aquel momento, quizás no vendiese casi nada, pero... ¿Qué pasaría si se llevase a Erick con él? Quizás no tenía ganas ni de pensarlo.

- Está bien, Erick. No te preocupes. - Le disuadió Eddie, evadiendo su mirada. Se puso en pie y echó un vistazo a su alrededor, aquel pueblo natal, que lo había traído a la vida, le había hecho quien era. Aquellas casas, aquella tierra que ahora mismo pisaba con sus pies. Todo aquello lo había visto nacer, crecer y luego marcharse, dos veces. Aquel mismo día sería la segunda vez que lo hiciese.

Clavó su mirada en Erick. Aquel ninja era gracioso, graciosete. Le caía bien, pero no sabía si confiar en él su vida, su futuro, su legado. ¿Debía? Quizás era una pregunta que debía formular con palabras y no con pensamientos, de todos modos, no iba a perder nada.
- Antes he oído que eres todo un aventurero, un ninja en busca de algo con lo que pasar el rato. Ávido de aventuras, honor y dinero. Vamos, todo eso que cualquier hombre ansía. Pero... ¿Qué te parecería ser un guardaespaldas? No uno temporal, hablo de uno a jornada completa, día y noche, siete días a la semana, treinta dias al mes, los doce meses del año. Mi hombre más allegado, aquel en quien confío la vida y que tiene poder sobre mí, lo que conlleva, todo lo que yo controlo. Y encima, te pagaré y tendrás gente a tu simple control, directo, sin más. Sólo te pido una cosa a cambio, y no estoy bromenado... No quiero fallos, ni despistes. Tampoco quiero un sólo acto de traición, yo confío en tí plenamente y espero que eso sea mútuo. Sólo necesitaría una excusa para matarte. - Finalizó su discurso el Yordle. Su semblante se tornó serio, y cruzó ambos brazos sobre su pecho, esperando una respuesta. Aunque estaba casi seguro de que sería afirmativa. Al fin y al cabo, más o menos sabía como era Erick, no podía rechazar esa oferta.

Tampoco esperó mucho más, Eddie era un Yordle con prisa, aunque no se notara. Respuesta negativa o afirmativa, se subió al carromato, dejando un espacio para sentarse cercano al suyo y agarró las riendas con las que controlaba al Garrapato. - Destino: allá donde haya posibles compradores, o sitio para abrir la primera sucursal de Hexplosivos Eddie - Comentó Eddie, sonriente. No bromeaba.

Acto seguido, hizo que Patán diese media vuelta y empezase a trotar a través del pueblo, con una única y clara dirección: La salida con carretera más cercana. Debía salir de Thezzeroth, eso no era peligroso para un Yordle, al fin y al cabo, Thezzeroth no maltrataba lo que es suyo, le abrirían las puertas para salir, otra cosa sería sus dificultades para entrar de nuevo. Si es que se daba la ocasión, y tenía ganas.
Todo era relativo en Thezzeroth, mejor dicho, en Noreth. Relatividad por todas partes, al igual que lo que había pasado con Erick.

Algo le decía que vivirían unas cuantas aventuras juntos, al fin y al cabo, eran Yordles de guerra dentro y fuera de los concursos de limonada. Además, seguro que a Erick le gustaría recibir de vez en cuando algún que otro regalito, ya sabeís de lo que hablo, shurikens electrificados, bombas de humo... Con Eddie todo era posible, siempre y cuando le mantuvieses contento.

Le vendría bien su ayuda en verdad, ¿Quién sabía cuando se iba a necesitar un ninja del loto púrpura?


avatar
Eddie Garrapato

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Asuntos de Yordles

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.