Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Ayer a las 9:51 pm por Balka

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El mercader y la ladrona.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Lander el Jue Ago 09, 2012 11:28 pm

Y de nuevo, cállate. Casi hubiera preferido un ladrón de esos que dan asco, así habría terminado con todo aquello ya, o bien le hubieran pegado una paliza o bien le habría pegado un tiro entre ceja y ceja, y no tendría que soportar a aquella niña, que en realidad era de su edad, más o menos. Suspiró intentando serenarse, aquello iba a ser más difícil de lo que había pensado.

Se meció el pelo dubitativo, sin quitarle el ojo de encima a la ladronzuela. Dejó caer la mano por la cara, se le había olvidado por completo, la mula. Había salido corriendo my precipitadamente. Se dejó caer por el árbol en el que se había apoyado hasta quedar sentado en el suelo, si le robaban o se le escapaba la mula sí que estaría en un buen aprieto. Si volvía rápido quizás pudiera encontrarla aún, pero tampoco podía dejar que la muchacha se saliera con la suya.

-Maldición… -Susurró, algo abatido mientras pensaba en lo que eso podría significar.. Segundos después ya estaba de nuevo en pie. Y con paso firme y gesto decidido se acercó al árbol.–¡No perdería mi mula si no fuera por culpa! ¡Y tú tampoco pareces rica precisamente! –Gritó al tiempo que empezaba a agarrarse al árbol de todas las maneras posibles para intentar no caerse. Agarrando rama tras rama, la situación empezaba a perder su cierta gracia inicial y si no recuperaba ya su dinero podría verse quizás en un aprieto.

-¡Debiste haber elegido a una víctima más vieja y más rica! –Dijo mientras poco a poco empezaba a ascender árbol arriba. No era un experto, pero tampoco hacían falta estudios para escalar árboles.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Zana el Sáb Ago 11, 2012 3:07 pm

Oh, no. ¡Oh, no! ¿Para qué había abierto la boca? ¡Siempre le pasaba lo mismo! Si no hubiese mencionado la mula quizá ese muchacho nunca se hubiese sulfurado, y hastiado de la espera habría acabado tirando la toalla y dejándola en paz... Con su cartera. Las probabilidades de eso no dejaban de ser ínfimas, pero Zana en esos momentos hubiese preferido horas de espera antes que tener que enfrentarse a aquella situación, y es que aunque se notaba su falta de pericia para escalar la joven sabía que si se empeñaba llegaría hasta su rama, y cuando lo hiciera se llevaría a buen seguro un palo tal que se le quitarían las ganas de robar durante una buena temporada... O hasta que las tripas le llamaran la atención otra vez.

¿Pero qué haces? ¡No puedes subir! —exclamó Zana, pegándose como un perezoso al árbol y los ojos abiertos de par en par. La cartera había vuelto a desaparecer, guardada en uno de los tantos bolsillos de su capa, y aunque la daga parecía arder como metal incandescente esperando ser utilizado, estaba claro que la pequeña no haría mucho con ella.

Nerviosa, miró hacia arriba y se le pasó por la cabeza subir más, pero las ramas que restaban eran finas y sinuosas. Aún con su poco peso probablemente no aguantarían, y si ella caía se quedaría sin dinero y con dolor de costillas durante días.

¡Que no subas, o te piso la mano! —amenazó señalándole con una mano, pese a que ella misma se daba cuenta de cuán surrealista debía de sonar, y también que no podría estar mucho más tiempo así.

Por todos los dioses, ¿no podría haber hecho lo que ese niño decía y elegir un carcamal decrépito que no pudiese correr? ¡Menuda ladrona era! Estaba segura de que al final acabaría dándole el dinero si no tenía más dinero, ya no solo por él, sino por su propio cargo de consciencia, aunque mientras hubiese una oportunidad de salir de allí ella la aprovecharía. Siendo que se estaba poniendo nerviosa, y aunque esperaba que el chico se cayese antes de llegar hasta arriba, se tensó dispuesta a seguir escalando ella también si no tenía más remedio. No sabía quién era Dehvi, pero sí que ella estaba acostumbrada a los golpes, y si recibía unos cuantos más no significaría mucho.



ZANA | THREADS

Poison is slowly seeping through my veins
avatar
Zana

Mensajes : 226
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Lander el Lun Ago 13, 2012 3:22 pm

La maquinaria del cuerpo de Dehvi no se detenía y seguía subiendo, quizás lentamente, sí, pero implacable a fin de cuentas. Cada vez más próximo a su objetivo, la ladrona y por encima de ello, su dinero. Las ramas empezaban a notarse más delgadas, pero no le prestó mayor atención, más allá de seguir subiendo por ellas.

Dehvi se preguntó hasta donde estaba dispuesto a llegar por aquellas monedas, pero no era por las monedas por lo que estaba ascendiendo por aquel árbol, era otra cosa. Y no le hizo falta hurgar mucho en su propios pensamientos para saber que era por su propia incompetencia a la hora de defender lo que era suyo, ¿si una muchacha como aquella podía robarle el dinero? ¿Qué sería de él cuando los problemas fuera mayores? Recuperar el dinero era una forma de demostrase a sí mismo que podía hacer frente a sus problemas, algo extraño sin duda. Además, claro, le fastidiaba que le quitarán de sopetón los esfuerzos que había llevado a cabo para conseguirlos.

-¿Que no puedo subir? ¡Mírame! –dijo mientras seguía acercándose a ella, haciendo caso omiso a sus amenazas de pisarle la mano, sin embargo, no fue necesario que le pisara la mano. Un crujido bajo sus pies hizo que se le helara la sangre en las venas y en apenas unos segundos se le encogiera el corazón y se le secara la boca.
Sus manos se agitaron en el aire, intentando encontrar algo a lo que asirse. El estómago parecía subirle y saltar por la boca en aquella extraña sensación de caída. Bajo sus pies, vacio. Las ramas pararían la caída, pero era inevitable golpearse contra el suelo.
Solo necesitaba agarrase a algo para evitarlo.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Zana el Lun Ago 13, 2012 9:37 pm

¡Maldito cabezón! ¡Que se fuera y la dejara ir en paz! Zana no podía haberse imaginado cuando decidió robarle que su tozudez fuera tal que la persiguiera hasta tan lejos. Normalmente después de unos minutos de persecución imparable las víctimas daban media vuelta y se iban echando pestes por la boca, pero él era diferente y de eso la pelirroja se estaba dando cuenta de la peor manera posible.

Tenía razón Dehvi cuando le espetaba que había elegido mal, y aunque Zana robaba para subsistir en situaciones así se sentía tan rastrera que la culpabilidad era tal que irremediablemente tenía la necesidad de volver sobre sus pasos y devolver el dinero. El joven la estaba llevando a ese punto, y mientras sus ojos abiertos como platos se fijaban en su cuerpo escalando por el árbol, ella se removía inquieta, agarrándole al tronco del árbol con tanta fuerza que las yemas de sus dedos estaban por la labor de desollarse. Si él era como muchos de los que se había encontrado probablemente acabase pegándole una paliza, y Zana no quería volver a poner a prueba su salud. Demasiado mal estaba ya.

¡Pesado! ¡Pesado! —exclamaba con voz lastimera, sabedora de que dijese lo que dijese él no le haría caso, y con razón. Sin embargo, necesitaba hacer algo, y en sus circunstancias chillarle era lo único viable.

Quién sabe cómo habrían acabado las cosas si Dehvi hubiese llegado hasta arriba, o si Zana hubiese conseguido espantarle con sus amenazas e insultos. Lo único certero es que en el mismo momento en que los nervios de Zana iban a llegar a ponerla histérica, un chasquido en las ramas bajas del antiguo árbol llamó la atención de ambos y como si de una cinta a cámara lenta se tratara, la joven se encontró viendo atónita como el pelirrojo se estaba cayendo hacia el suelo, directo a un golpe que si lo recibía en la cabeza podría resentírsele, y por mucho.

Actuó antes que pensó, como movida por el impulso de ayudarle, y despreocupándose de su posición en las alturas se abalanzó hacia abajo, adelantando el brazo y agarrando por la muñeca al joven. Fue capaz de seguir aguantándose con la otra mano en el tronco, y aún agradablemente sorprendida de sus rápidos reflejos, encontró que aquella situación duraría menos de un soplido, y es que ella no podría aguantar el peso de él durante mucho tiempo, y ambos lo sabían.

¡Idiota, mira lo que has conseguido! ¡Agárrate a algo, que me caigo! —chilló asustada. No sabía por qué le ayudaba si así tendría que devolverle el dinero sí o sí, pero lo había hecho y ya no había vuelta atrás.



ZANA | THREADS

Poison is slowly seeping through my veins
avatar
Zana

Mensajes : 226
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Lander el Dom Ago 19, 2012 1:37 pm

Al fin una de sus mano encontró algo a lo que aferrarse y así lo hizo, agarrando la mano de la ladrona casi con desesperación, pero tenía razón, no aguantaría mucho más y si ella aguantaba no sabría que decir de la rama que tenía bajo sus pies. El joven tanteó bajo sus pies hasta que por fin encontró algo sólido donde apoyarse. Ya está. Respiró agitadamente un par de veces, sin soltar la mano de la muchacha, por dos razones. Una era que aún se sentía tambalearse ligeramente y temía caer, y la otra era aquello que les había llevado hasta aquella situación, no quería que echara a correr de nuevo o algo por estilo.

-Ya está, ya está… -Dijo Dehvi sonriendo ligeramente, convenciéndose a su vez de ello. –He conseguido agarrarte. –respondió el joven sacando ligeramente la lengua, por supuesto aquello había sido accidental, pero hasta los accidentes salen bien algunas veces. Aunque el hecho de que se lanzara a agarrarle era algo que reforzaba la idea de Dehvi de que aquella no era una mala persona, no es común ver a quién te acaba de robar salvarte de desnucarte contra las raíces de un árbol.

Ya no cabía en la mente de Dehvi la idea de no recuperar su dinero, pues tenía agarrada a la ladrona, eso mejoró algo su humor.

-¿Me devuelves ya mi dinero? –Comentó, ya más relajado después de verse estable y sin mucho peligro de caer de nuevo por el pequeño vacio que lo separaba del suelo.


Off. Algo es algo.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Zana el Mar Ago 21, 2012 8:03 pm

Claro que no la iba a soltar, hubiese sido idiota si albergase ilusiones aún en esas. Si Zana estuviese en el lugar del muchacho ya le habría mordido lo que tuviera más cerca e intentado tirar a los dos, y tan bien se conocía a sí misma que sabía que habría soportado el dolor de la caída con tal de recuperar su dinero. Por dios, era deshonorable y rastrero, pero quien roba sabe realmente lo que significa un tesoro. Y más alguien que vivía como una indigente, dicho sea de paso.

Sea como fuere, las yemas de los dedos le dolían de asir el tronco rugoso del árbol mientras soportó el peso muerto del joven segundos antes de que consiguiera apoyarse en una rama. Zana barajó rápidamente posibilidades, y aunque soltándose él no volvería a correr peligro de caída, tampoco tenía intenciones de volver a la situación anterior. Los puntos de inflexión eran algo que la desquiciaban, y Zana necesitaba moverse. Hacer algo, lo que fuera.

Si ello implicaba seguir con el dinero del chico, mejor.

O eso quería creer, y es que se sentía mal consigo misma y no sabía si ceder de una vez y huir de allí o pretender seguir intimidándole, cosa que visto lo visto no había funcionado.

Eso sí, de pensar lo poco que le había faltado al muchacho para caerse de culo contra el suelo Zana casi sonreía. Casi. Si lo hizo no fue por eso, sino por la actitud despreocupada del chico, y al final acabó sacudiendo la cabeza y descendiendo a una rama más baja con cuidado, pudiendo sentarse al menos. Si no la iba a soltar por lo menos se pondría cómoda, que Zana quería creer que tenía labia para negociar, o más bien, para convencerle de que le dejara su dinero voluntariamente.

Te he salvado de una muerte segura —dijo, exagerando no sin cierto tomo de humor. En qué se había convertido la situación—. Exijo tu dinero como pago.

Y se quedó tan pancha. Ese fue su momento de sacarle la lengua y sonreír, ya que por primera vez en ese día comenzaba a disfrutar de aquella absurdez.



ZANA | THREADS

Poison is slowly seeping through my veins
avatar
Zana

Mensajes : 226
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Lander el Mar Ago 28, 2012 12:41 pm

Dehvi vio como la pelirroja se movía, cambiando de posición. Sin embargo, Dehvi no cejó en su esfuerzo de mantenerla sujeta, al mismo tiempo, con la otra mano agarró otra rama. No quería, a fin de cuentas, que ella misma se arrepintiese de haberlo cogido y ahora intentara tirarlo, aunque lo más seguro fuera que si lo intentaban se fueran los dos al suelo. Nunca se sabe hasta dónde está dispuesto un ladrón. ¿Estaría ella dispuesta a arriesgar su vida haciendo una tontería como esa? Era algo que solo aquella ladronzuela podía responder, pero Dehvi deseó en su interior que no, que no estuviera dispuesta a tirarlos a los dos. Si bien es cierto que si se soltaba sin tirarlos volverían a la situación anterior y sería, de nuevo, una pérdida de tiempo.

Al fin llegó a una de las ramas que había más abajo y se puso cómoda, todo lo cómodo que se podía estar sentado en las ramas de un árbol. Bastante poco, pero algo era algo. Dehvi esperó que aquello no se alargase más, cuanto antes pudiera volver a pisar tierra firmen, mejor para todos. Para él al menos. Así podría continuar con su viaje, a la espera de que surgiese algo interesante como poco.

La chica le devolvió la sonrisa e hizo su propuesta, a lo cual Dehvi volvió a sonreír. ¿Negociando con la víctima del robo? ¿Desde cuándo se hacía eso en lugar de intentar correr? Pero no era en realidad el momento de preocuparse por ello.

-¿Con qué el dinero a cambio de salvarme la vida? –hizo los típico ruidos que suele hacer la gente cuando piensa o medita sobre algo. -¿Qué te parece si mantengo la propuesta anterior? Ahora no estás en posición de negociar, mírate. Creo que es lo mejor que puedo ofrecerte.

No es que le hiciera gracia que le robaran, pero sabía de la vida que llevaban los pobres, ni siquiera parecía tener un arma. Tienes que ser muy pobre si, dedicándote a robar en los caminos no tienes ni siquiera algo con lo que intimidar, aunque parecía apañárselas medio bien con la destreza de sus manos. Sería una buena ingeniera si alguna vez le hubieran enseñado a serlo.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Zana el Sáb Sep 01, 2012 1:26 pm

Podría resultarle graciosa aquella situación, pero Zana sabía que tendría que acabar. No podía perder más tiempo allí, charlando con la persona a la que le acababa de robar como si fueran viejos amigos sentados en las ramas de un árbol mirando el horizonte. No, aunque ella disfrutara de esas ocasiones en soledad en ese momento la situación estaba deslizándose hacia lo surrealista y tanto uno como otro tenían sus propias aspiraciones y metas que alcanzar.

Lejos de lo que pudiese parecer, ella jamás querría haber complicado a Dehvi. Lo que hacía era por pura necesidad, y solamente el tiempo que necesitase para salir del bache y poder asentarse como una persona y no como una indigente. Si le había elegido como víctima había sido porque quizá, indirectamente, habría pensado que él podría entenderlo al ser de su misma edad, pero en esos momentos se daba cuenta del craso error.

Nadie puede entender que otro te robe. Maldición, son tus ahorros. Cuando te quitan algo que necesitas es sorprendente cómo una persona puede llegar a reaccionar. Hay algunos que, simplemente, aterrorizan.

Dehvi no daba miedo, pero Zana sabía que las amenazas pueden ser cumplidas por el menos indicado y que siempre hay que huir de ellas. Por eso entornó los ojos y volvió a quedarse seria, evaluándole un momento con la mirada. Lo único que sabía era que ya no servía estar anclada al árbol, y aunque el camino había quedado atrás hacía tiempo, si terminaba de cruzar el bosque podría dar un rodeo y entrar en Phonterek. Seguramente en la ciudad encontraría muchísimas víctimas, más viejas y estúpidas que él, o al menos no tan perseverantes, y esa pérdida momentánea quedaría saldada.
Al menos eso es lo que ella quería pensar.

Mira. Bajemos —dijo ella, suprimiendo un bufido por lo bajini. Con la otra mano señaló el brazo que Dehvi mantenía en torno al suyo, agarrándola para que no escapara—. No huiré, ¿me crees?

Quizá preguntar eso era absurdo, pero valía la pena intentarlo.
Al fin y al cabo Zana estaba cediendo, como no podía ser de otra manera, y ella sí que tenía experiencia sobreviviendo sin dinero. Probablemente su experiencia la sacaría del aprieto, lo que no podía decirse del joven, y si algo malo le pasaba por culpa de su robo… En fin, Zana no podía echarse otro enemigo más a la espalda.

Eran ya demasiados.



ZANA | THREADS

Poison is slowly seeping through my veins
avatar
Zana

Mensajes : 226
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Lander el Miér Sep 26, 2012 11:36 pm

El joven miró a la muchacha, aún con la sonrisa en los labios mientras ella parecía inspeccionar o analizar las posibilidades que tenía. La emoción del momento empezaba a desaparecer y aunque la casi caída había servido para que se le aumentaran las pulsaciones estas volvían a la normalidad lentamente. Finalmente la chica habló, proponiendo bajar del árbol. Lo cierto es que estar allí se había vuelto del todo innecesario cuando había logrado cogerla o mejor dicho, menos mal que ella había logrado cogerle, evitando así un accidente que podía haber acabado en desgracia.

-No, no te creo, pero no me gusta demasiado estar aquí subido. –Respondió al tiempo que aflojaba el agarre, desconfiado de que aquello fuera a acabar bien, aún así terminó de soltarla y bajó del árbol con la misma elegancia que había subido, ninguna, sin embargo, aún disfrutaba de su juventud y aunque no lo hizo con elegancia sí que lo hizo bien.

-Bien, ¿me devuelve ya mi dinero? –preguntó mirando a la muchacha con cierto nerviosismo, había dejado a su mula tirada en el camino, por recuperar su dinero le podían estar robando fácilmente todo lo que había dejado en la mula. Se le revolvió el estómago solo de pensarlo, cuanto antes le devolviera su dinero aquella pilla, antes podría comprobar si le había pasado algo a sus pertenencias.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Lander el Jue Feb 28, 2013 7:56 pm

Dehvi bajó del árbol y tras él la ladronzuela con la que había estado negociando y que había accedido a devolverle su dinero, maldito dinero, si no lo necesitara no tendría que estar rogando por una maldita bolsa y mucho menos se arrastraría por los caminos, de ciudad en ciudad por un poco de metal que tendría que cambiar por comida sobretodo, y por alojamiento si la cosa había ido bien.

Decidió concentrarse en lo que se traía entre manos, sin alejarse ni un pelo de la muchacha, intentando intimidarla un poco, todo lo que podía intimidar el enclenque de Dehvi. Ahora que la miraba bien podía apreciar mejor los rasgos de la pobreza, los mismos que debían verse reflejados en su propio rostro. Una mano negra le oprimió el corazón y le formó un nudo en la garganta. Él mismo había estado en esa situación y si no hubiera sido por los caravaneros que lo acogieron.

Devhi cogió la bolsa de kulls que la chica le tendía, al fin había recuperado lo que era suyo, pero no podía evitar mirar a la muchacha y sentir pena y culpabilidad.
-Gracias… -dijo pesando la bolsa con la mano. –Supongo que no moriré por darte un poco… -Hablaba mientras reflexionaba e iba metiendo la mano en la bolsa para sacar de ella aproximadamente un cuarto del valor de su contenido para tendérselo a la mujer, no podía hacerse cargo de ella, pero si aquel gesto podía ayudarla a sobrevivir unos días más podía darse por satisfecho.

Guardó la bolsa y se separó de la mujer. –Espero que nos volvamos a ver, siento no poder hacer nada más por ti. –Dijo antes de darse la vuelta y echar a andar, mirando de reojo como la chica también seguía su camino.

No había otro final posible para aquella historia, no es de esas historias que acaban bien, es de esas historias que a nadie le importa, de las que pasan desapercibidas. Chimpúm.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El mercader y la ladrona.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.