Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La Esfinge de los Hielos
por Strindgaard Hoy a las 2:29 am

» Rufus Fortis
por Alegorn Hoy a las 2:21 am

» Presentación
por Strindgaard Hoy a las 1:42 am

» Rey Verde (Privada)
por Kromul Hoy a las 1:11 am

» Ficha de Anya Bal'Sagoth
por Anya Bal'Sagoth Sáb Dic 08, 2018 10:16 pm

» Sudor y Veneno
por Skurk Äsping Sáb Dic 08, 2018 6:43 pm

» Asfet.
por Skurk Äsping Sáb Dic 08, 2018 6:14 pm

» Gor'Kenar Bal'Sagoth
por 3 Bal'Sagoth Sáb Dic 08, 2018 5:53 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Inari Sáb Dic 08, 2018 12:15 pm

» Grumbar Bal'Sagoth
por Grumbar Bal'Sagoth Vie Dic 07, 2018 10:07 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Sobre Flechazos y Canciones

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Kyra Elyadme el Lun Ago 06, 2012 12:19 pm


En su largo peregrinar, nunca recibió mejor acogida que en Teknur. Las hadas, que ella no podía apreciar, y otros seres amables de la ciudad, admiraban sus largas plumas irisdicentes y la llamaban Alas Arcoiris.

En su primera semana no le fue difícil conseguir un arpa y con ella practicó dulcemente para los viandantes, con lo que también se hizo de varios monedas.
Con todo, la entristecía no poder ver las maravillas de aquel hermoso lugar, tan elogiado por los viajeros, por lo que comprendió que ese sería un simple alto en su muy largo viaje, en busca del hechizo que la libraría de su ceguera y que no encontró allí.

Mientras tanto, por lo menos, tenía la enorme oportunidad de disfrutar, librarse de las penas del eterno camino y practicar lo que sabía para no olvidar pericia ni sus propios objetivos.
Cuando finalmente pudo advertir que las hadas jamás dejarían que tocara con sus flechas su hermoso árbol, se dirigió a la llanura, que le recordaba por el terreno a algunas zonas de Dhuneden y canturreando, decidió practicar con el arco, que debía tener siempre dispuesto.

Era difícil allí, en medio de un espacio tan abierto, donde no había árboles que la avisaran de movimiento ni irregularidades en el piso en la que resonaran paso. Pero a todo debía ella adecuarse, por lo que se colocó en posición y escuchó, tensa su cuerda y sobrio el semblante.

Silbido del Aire. Silbido de su propia cuerda. Y allí podía advertir por el sonido la dirección de su flecha, que volaba, libre, por el aire, igual que ella había hecho una vez. Continuó el ejercicio un par de veces pero la analogía de la flecha consigo misma, la flecha que se dejaba llevar por el viento y la divium ciega que apenas podía ascender en el aire, torpemente, la entristeció tanto que lanzó descuidadamente su último proyectil para practicar y se sentó en el camino, con tristeza.

Acostumbrada ya a esos accesos de melancolía, la joven respiró profundamente y se obligó a cantar para despejarse. Había una canción, una melodía sobre los enanos, que la divertía cuando la escuchaba, así que se obligó a recordarla e interpretarla.


Dícese de los enanos, de largas barbas
Que su cortedad de altura es igual a su cortedad de mente
Hábiles son sus manos más tercas son sus andanzas
Erran sin saber adónde y lo que alcanzan.

Ambiciosos de sus joyas, amantes del oro
No disfrutan de los cantos del río
Ni de la belleza de los árboles
!Tontas, bajitas criaturas!

La belleza del bosque verde es mayor que
la de cien gemas preciadas.
Los enanos, con sus botas tan pesadas
Pisan la gentil hierba, comen demasiado
Se zinchan el cinturón y aún no están satisfechos.

Los enanos, cabezotas, no se contentan con la maravilla
De lo ya hecho y sus manos, incansables
Se enredan en las profundidades de sus cabellos.
No, no quisiera ser yo un enano
No quisiera que su terquedad y rudeza se infiltrara en mi corazón


Kyra no sabía cómo eran los enanos, nunca había visto uno y probablemente no vería uno nunca. Simplemente era algo para entretenerse, una guía élfica que, lamentablemente, había sido compuesta por un elfo enfadado con aquella raza.
Pero se dice de los errores que nunca se comete de uno en uno, sino que son en grupo y así le sucedió a Kyra, que, sin saber, había cometido dos imprudencias.

La primera fue creada por su última flecha que, tirada sin demasiada atención, voló libre hasta que se cruzó con el perfil de uno de aquellos cuya barba, en efecto, era muy larga y se vio recortada por el proyectil.

La segunda fue la elección de la canción, que la escuchó, curiosamente, el mismo barbudo enano vejado.
-------------------------------------------------

De eso ya han pasado dos días. Kyra está en una de esas casas que usan los habitantes de la ciudad para abastecer viajeros y está de nuevo cantando, esta vez con su arpa.
La tonada, entonces, es muy diferente y ella la canta de forma entusiasta.
No sabe, empero, que uno de sus oyentes es aquel a quien vejó hace ya dos días






Última edición por Kyra Elyadme el Dom Ago 12, 2012 7:13 am, editado 1 vez
avatar
Kyra Elyadme

Mensajes : 161
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Zvanzhicq Spolszvenzka el Mar Ago 07, 2012 1:30 am

Perdido... así estaba, perdido. He caminado por extensas llanuras, enormes montañas, bastos imperios claro que sin rumbo alguno... como era de costumbre en mi mismo.

Mis pies me mataban, estaba exhausto, si ahora mismo me tocaba luchar contra un niño, mi trasero saldría perdiendo. Con la mirada abajo y pasos lentos, me encegueció una luz a la que no estaba acostumbrada, y era un reino muy verde que se apreciaba a la lejanía... era mi oportunidad de descansar, ya habia caminado por días.

Caminé un poco más y me encontré en unas llanuras, era un espacio libre, no había nadie por ahí... o eso creía. En mi camino a ese hermosa ciudad en la que quería rentar una posada y dormir toda la noche y el día del día siguiente...

Finalmente llegué a la ciudad, pero no fui muy bienvenido en ese lugar, claro que es entendible pues iba sucio de pies a cabeza, con dos pistolas, y vestido de una forma considerada "hostil". Yo solo quería un lugar para dormir, pero ahora me echaban de todas partes... pero no pude más, regresé a las llanuras y me senté a descansar un rato... tras un rato, no pude más: estaba muy cansado, había caminado días, había bebido poca agua y lo que había comido era poco también, mi cuerpo no reaccionaba... finalmente me desplomé en la grama, puedo ser muy duro y muy frío... pero soy humano.


avatar
Zvanzhicq Spolszvenzka

Mensajes : 38
Edad : 38
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Talidor el Mar Ago 07, 2012 7:10 am

Como era habitual en el enano, había salido de expedición, en busca de un nuevo lugar en el que encontrar minerales o, en general, en el que encontrar cualquier cosa, y sus pequeñas piernas le habían llevado a aquel lugar: una vasta llanura, sin vegetación apenas (salvo un gran árbol que incluso él veía a lo lejos), y que tenía pinta de ser bastante desagradable de cruzar, pues no veía ciudades, ni gente.

Había llevado las provisiones suficientes como para llegar a alguna ciudad, o en su defecto, cruzar la llanura completamente pero ahora, después de haber visto la inmensidad de aquella llanura ahora se replanteaba seriamente que aquella nimia cantidad de comida fuese a bastar. También cabe destacar una pequeña "anécdota" que le pasó al llegar a aquellas llanuras un par de días atrás:

Caminaba tranquilo, como siempre solía hacer el enano, y sobre la grava y la piedra que formaba el suelo, podían escucharse el ruido de sus botas al chocar contra éstos. No obstante, un ser despistado le lanzó un flechazo a la cabeza... ¡Un flechazo! ¡Por las barbas de Karthun! si no hubiera sido ligeramente afortunado, aquella flecha le habría atravesado el cuello, pero por suerte o por desgracia, solo había recortado un poco sus barbas... ¡Pobres barbas! Ahora estaban en el suelo, al acecho de cualquiera. Pero por si eso no fuera poco, el ser que casi le mata se puso a cantar una canción con lo "bonito" que era no ser enano... Aquello le encolerizó, y si no llega a ser porque no veía al ser que lo cantaba, que parecía estar en la lejanía, se habría armado una buena. ¡Nadie le corta las barbas a un enano y luego le insulta!, nadie.

Pero desde aquel incidente habían pasado ya dos días, y para entonces el enano se encontraba nuevamente cerca del árbol (a pesar de querer salir de la llanura, a menudo se acercaba a él para buscar la sombra, pues el calor que hacía en algunos momentos no era fácil de aguantar), cuando vio una silueta en el suelo.

Parecía ser un hombre, con ropas polvorientas y con dos pistolas... ¿Qué hacía allí? De entre todos los lugares bonitos del mundo, el enano no creía que hubiera elegido aquel para morir así porque si, así que se acercó a él con un "trotecillo cochinero" y al estar a su lado se arrodilló, dándole golpecitos en la cara para despejarle, y tras los golpecillos alzó la voz.

-Oye tú, ¿Estás vivo?-
avatar
Talidor

Mensajes : 63
Edad : 29
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Zvanzhicq Spolszvenzka el Miér Ago 08, 2012 12:45 am

Yacía inconsciente tirado en el piso a causa de mi arto cansancio, de haber caminado días seguidos buscando civilización, sin comer, sin dormir... no sé como había llegado tan lejos a decir verdad.

Entonces desperté de mi estado, aunque igualmente seguía en el suelo con los ojos cerrados... necesitaba recuperar mis energías, aunque ya estaba lo suficientemente bien como para que un niño no me patease el trasero. Entonces al pasar unos cuantos minutos sentí la presencia de alguien adyacente a mí, seguido de dos golpes en mi cara: rápidamente me desperté y debido a mi posición solo pude observar una vasta armadura gruesa y negra, rodé en sentido contrario a esta presencia y me puse de rodillas, y ahí pude contemplar bien a este hombre: era un enano con un mazo y una armadura negra, tenia barba además.

Este hombre trató de despertarme o algo, pero no estaba seguro. No puedo fiarme de nadie, de nadie en lo absoluto, y menos con alguien con un mazo lo suficientemente grande como para quebrarme todas las costillas de un solo golpe o aplastarme la cabeza. Rápidamente me puse de pié y tomé mis armas sin sacarlas de su forro, pero con el dedo en el gatillo, y dije:
"Dime quien eres si no quieres una bala en tu cabeza", de una forma bastante hostil.

¿Quién era este enano?, ¿porqué me despertó?.. quizá solo quería ver si estaba vivo, pero quizá no. Nadie sabe, por eso ante la duda muestro inconfianza en forma de amenazas. Si era un enemigo, tenía que estar muy atento... un solo mazazo y ya estaría muerto.


avatar
Zvanzhicq Spolszvenzka

Mensajes : 38
Edad : 38
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Talidor el Miér Ago 08, 2012 7:16 am

¿Qué había sido aquello? El hombre había rodado por el suelo hasta alejarse de él y ahora lo miraba desde una posición alejada, con las pistolas preparadas. ¿Así es como agradecían por aquellas tierras que les trataran de ayudar?... ¿Dónde había quedado la buena costumbre de ponerse ciegos a beber cerveza para celebrarlo?...

-Teniendo en cuenta que no te he matado mientras estabas en el suelo dormido o inconsciente, o lo que sea que estuvieras, creo que no soy un enemigo.-

La voz firme del enano resonaba por el lugar, mientras avanzaba lentamente hacia el gran árbol de nuevo. Quería cobijarse en su sombra, igual que solía hacer, pues el sol ya estaba en lo alto y el calor comenzaba a apretar, por no hablar del hecho de la brisa cálida que se había levantado no era muy agradable para él, por aquello de la armadura.

-Eres demasiado desconfiado con quien te ha intentado salvar la vida, joven, eso no es bueno, y menos con tu aspecto... Tal vez me equivoque, pero a mis ojos tienes la pinta de aquel que no ha comido ni descansado en condiciones en varios días... y eso a la hora de ponerte tan agresivo puede salirte caro. -

En sus palabras se podía notar que no había mala intención... o se notaría de no ser por el hecho de que el enano sólo sabía hablar de una manera (para cualquiera que no fuera enano, sonaba bastante agresiva, salvo cuando estaba alegre) y que los rasgos de su rostro no ayudaban mucho. Sin embargo la pequeña sonrisa que se veía a través de sus barbas indicaba que no tenía malas intenciones.

No se fijó mucho en aquella persona de las pistolas, más que nada por que era bastante alto comparado con él y no tenía ganas de levantar la cabeza, por no hablar de que había rechazado su ayuda cuando se la ofreció, así que ya no tenía nada que hacer en aquel lugar junto al pistolero. Por lo que continuó su camino, mientras la brisa que recorría el paisaje ondeaba sus cabellos y sus barbas.

-Que te vaya bien y que las barbas de Karthun guíen tu camino, viajero, nos separamos aquí.-
avatar
Talidor

Mensajes : 63
Edad : 29
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Zvanzhicq Spolszvenzka el Miér Ago 08, 2012 7:30 am

Estaba frente a la inconclusión de los hechos, incógnita presente... ¿quién diablos era este enano tan macizo?... pero luego empezó a hablar... tras sus palabras me calmé un poco, ya sabía que no me iba a hacer daño, y menos mal... si esta bestia me llegaba a atacar estaría perdido.

Tras sus palabras se marcho ante mi, en dirección.... en dirección a la ciudad de hadas... entonces pensé que este hombre quizá podría ayudarme... y entonces tragandome todo mi orgullo, me volteé (y aún sosteniendo mis armas) le dije:

-"Eeh... ¿te diriges hacia esa ciudad?... no he comido en días... quizá podrías decirle a todos que no les voy a hacer daño, tan solo quiero una posada.".

Si no me ayudaba, tendría que emprender larga marcha hacia atrás y buscar un pueblo en medio de la nada para hospedarme y comer algo, mi panza rugía de hambre... mi estado no es el mejor, siento que voy a morir.



avatar
Zvanzhicq Spolszvenzka

Mensajes : 38
Edad : 38
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Talidor el Miér Ago 08, 2012 7:41 am

Las palabras del pistolero le desconcertaron. ¿Allí había una ciudad? Pero total, eso no le importaba mucho, la cuestión es que el hombre tenía hambre, y debería ayudarle un poco, a fin de cuentas, sabía lo malo que era pasar hambre (y más para un enano) así que decidió ayudarle.

-Así que hay una ciudad en aquel árbol... qué curioso... Pero en tu estado actual apenas puedes moverte, y por las "palabras" de tu estómago tienes hambre... Comamos un poco antes de ir, será lo mejor para ambos...-

Dicho esto, se descargó la mochila que llevaba en sus espaldas, casi tan grande como él, y la soltó en el suelo, abriendola y rebuscando en su interior. Era una imagen cuanto menos graciosa ver al enano entrando casi por completo en la susodicha mochila para buscar los pocos víveres que ya le restaban, así como un par de botellas de cerveza y un par de leños para hacer un fuego.

Colocó los leños en cruz, y tras hacer unas chispas golpeando su hacha contra una piedra, consiguió encender una débil hoguera, en la que colocó un par de jugosos filetes. Realmente siempre solía tener algún que otro filete en su mochila, pues eran de lejos la comida que más le gustaba.

-Mientras la comida se hace... Dime, pistolero, ¿tienes un nombre?-

El enano miraba ahora a lo que creía que eran los ojos de aquella persona, puesto que el amplio sombrero que llevaba le hacía una sombra en el rostro que impedía que se distinguieran muy bien algunos detalles de éste. Gracias a la distancia que les separaba, ahora podía ver bien al pistolero, y eso siempre era algo de agradecer.
avatar
Talidor

Mensajes : 63
Edad : 29
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Zvanzhicq Spolszvenzka el Miér Ago 08, 2012 7:58 am

Que gesto de gentileza... a pesar de la ruda apariencia de estos seres, son personas muy amables... o por lo menos él lo era.

Ofreció de su parte un jugoso filete que me llamaba... lo codiciaba... tras días de hambre el paraíso se ve en forma de un filete asandose. Me senté frente a la hoguera observando el filete con tantas gana de comérmelo... y entonces preguntó por mi nombre aquel enano; aún sin sacar las manos de mis preciadas pistolas, le dije mi nombre... "Zvanzhicq" de una forma seca, sin mostrar ninguna emoción.

Pero... este enano no solo preguntó por mi nombre, sino que con sus ojos trataba de mirar a los míos, como un intruso... sentía que no dejaba de mirarme, y entonces subí mi cabeza, me levanté algo molesto y le apunté diciendo: "Tengo mi pistola cargada, y la otra también. No me molestaría abrirte un hueco en la cabeza, así que si aprecias tu vida, no me mires a los ojos, nunca.."

Palabras tan crueles habían salido de mi boca, este enano trataba de ayudarme y prácticamente le agradecí con una amenaza de muerte... si este hombre me ofrecía comida no podía hacer tal cosa... así que dejé de apuntarle y me senté mirando al filete de nuevo, y le dije: "Perdón, estoy algo malhumorado... pero de igual forma te agradecería evitar el contacto visual directo." Tras estas palabras, me silencié deseando con todas mis ganas darle un mordisco y saborear los jugos de esta carne que ya olía a asada.


avatar
Zvanzhicq Spolszvenzka

Mensajes : 38
Edad : 38
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Talidor el Miér Ago 08, 2012 9:30 am

Aquella reacción si que no la había esperado. Él le ofrecía un filete, y el pistolero, que se hacía llamar Zvanzhicq, le agradecía con una amenaza... Bueno, al menos se disculpó, que algo es algo, pero eso le pasaba por ser tan "bueno" con el resto... si en el momento en el que le había encontrado le hubiese dado un hachazo en la cabeza, seguro que ahora no estaría tan agresivo... bueno, de hecho seguramente estaría muerto...

-No pasa nada, no pasa nada. ¡Por las barbas de Karthun! todos tenemos días malos.-

Comentó el enano, algo molesto, mientras miraba al fuego. Ya que aquel hombre le había pedido que no le mirase a los ojos, y como aquella era una fuerte tradición enana, decidió no mirarle, para no "caer en la tentación" una vez más. La brisa que campaba por el lugar, avivaba el fuego de la hoguera, que chisporroteaba trozos de la corteza de los leños mientras su calor y su humo cocinaban aquellos jugosos filetes, que pronto estarían listos.

Así pues, le pasó un pequeño plato de madera, no mucho más grande que el filete, a su ahora compañero de comidas y también le pasó una jarra bastante grande comparadas con las "normales" que cualquier persona usaría, pues como era bien lógico, estaba fabricada por y para enanos, y la llenó de aquella deliciosa cerveza que tanto le gustaba.

-Aunque no creo que os interese, me llamo Talidor, hijo de Talengor, nativo de Bak'Thagor. No sé hasta qué punto conocéis a los enanos, pistolero, pero cualquiera que les conozca mínimamente sabrá que es costumbre beber una cerveza (o varias... docenas) cuando alguien se presenta, así que te agradecería que ya que habéis amenazado con matarme, al menos cumpláis con esta tradición.-

Aquello último lo dijo con una amplia sonrisa, aquella que tenían los enanos orgullosos y alegres antes de beber. Y por la entonación con la que lo dijo, se veía de sobra que estaba bromeando. No obstante, tras haber llenado las dos jarras, y mientras sujetaba la de Zvanzhicq por el "cuerpo" de la jarra, alzó la suya, esperando a que su compañero brindase.
avatar
Talidor

Mensajes : 63
Edad : 29
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Zvanzhicq Spolszvenzka el Jue Ago 09, 2012 2:18 am

El enano había aceptado mi disculpas, ahora me sentía mal, pobre hombre se debió haber asustado con tal amenaza de muerte... espera, ¿qué rayos me pasa?, ¿desde cuando soy tan...?.

Traté de olvidar lo que pasó, y ante el flagrante viento y las nubes únicas espectadoras, le iba a preguntar su nombre, cuando de repente lo hizo como si mi mente estuviera siendo leída por él enano... y su nombre era "Talidor", nombre común para un enano, pero luego me ofreció cerveza tras decir su nombre, y añadió que era una costumbre enana, y alzó su jarra como para brindar... a esto repliqué:

"... Y no sé cuanto me conozcas, pero si algo es seguro es que no me gusta la cerveza. Sirve vino en esa jarra y quizá brinde contigo". Lo que había dicho quizá era un poco 'odioso', pero realmente no me gustaba este líquido amargo... así que rápidamente devoré el filete, le pasé el plato de madera al terminar, le di las gracias, y me levanté mirando hacia la ciudad de hadas... aunque ya había descansado un poco y haber comido, si partía ahora mismo el cuento se iba a repetir: hambre, cansancio, sed... así que tenía que ir a esa ciudad y conseguir comida y agua para el camino... quizá este enano me podría ayudar, no conocía muy bien las relación Enanos-Hadas pero... se veía mejor que yo, aunque ahora lo dudo... con esa armadura negra y ese mazo gigante y bestial... pero da igual, él me va a ayudar con su estúpida generosidad.

Entonces le dije: "Eh... Enano... tengo que partir, pero antes necesito algunos suministros para mi viaje, lo que sucede es que en esa ciudad de Hadas me echaron por mi apariencia, pero yo no quiero hacerles daño, solamente llevarme algo de comida y agua. Quizá... si le dices a todos que no les voy a hacer nada puedan dejarme pasar."

A ver que respondía, si me dio de comer y de beber, seguro este ingenuo iba a venir conmigo a la ciudad... o eso espero.




avatar
Zvanzhicq Spolszvenzka

Mensajes : 38
Edad : 38
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre Flechazos y Canciones

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.