Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» A Hope's Tail
Hoy a las 8:32 pm por Gar'Shur

» El deber de un jefe
Hoy a las 3:44 pm por Varok

» Strindgaard
Hoy a las 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Hoy a las 1:19 pm por Bizcocho

» Pero sin presiones eeh!
Hoy a las 12:37 pm por Lujuria

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Sonata de la noche

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Lander el Lun Ago 27, 2012 4:49 pm

El pequeño grupo de aventureros y no tan aventureros se puso en marcha, abandonando El Cruce y adentrándose en el bosque, bosque que levantaba más de un miedo en la mente de Dehvi, pero ni siquiera esos miedos se imponían a su necesidad de saber, porque si una cosa tenía clara el joven es que allí encontraría algo interesante. Más que tenerlo claro confiaba en ello, él no podía leer el destino, pero podía confiar en él, eso nunca hace demasiado daño.

La lluvia no era propicia para ese tipo de búsquedas, los caminos a través de los bosques se volvían confusos, los rastros eran inexistentes y los charcos eran más que molestos. Sin embargo, guiar el carruaje hasta el templo o hasta la zona donde se debía encontrar este, no era su trabajo y gracias a los dioses que no lo era porque hubieran acabado perdidos para siempre en aquella trampa vegetal llamada bosque. La muchacha, por el contrario, sí parecía saber el paradero del templo, o al menos una aproximación. Y era ella la que dirigía el carruaje sobre el que se encontraba Dehvi ahora mismo, mientras él procuraba que su mula anduviese detrás de ellos.

Dehvi tuvo que poner las hojas que acababa de comprar debajo de su camiseta, por miedo a que se empaparan con la lluvia y quedaran inservibles. Además de eso, no tenía nada más que hacer, aparte de mirar la retaguardia por miedo al ataque de algún animal salvaje o algo por el estilo.

Al cabo de lo que pareció una eternidad, por fin parecían haber llegado a algún sitio, porque la adivina comenzó a explicar algo con respecto a la formación rocosa que señalaba, Dehvi atendió a la explicación, no con entusiasmo, después de todo debían llevar horas siguiendo aquel camino, pero sí con cierto interés. Sacó rápidamente las hojas que había comprado antes de partir y, junto que un pequeño dibujo de la silueta del “cuello de dragón” hizo algunas anotaciones rápidas para volver a guardarlas antes de que se mojaran demasiado. Sylvan Rock, se grabó en la memoria.

-Supongo que no pasaremos por allí, ¿no? –Comentó, sonriendo ligeramente, no, no tenía ganas de ser arrestado por los elfos, quizás en otra ocasión. Quizás cuando las cosas fueran mejor. Nunca se sabe.

-Daanira… ¿Cómo es que sabes tanto sobre el templo y estas cosas? –preguntó un interesado Dehvi mientras se bajaba del carruaje. Había llegado a un claro del bosque y al parecer se iban a quedar allí a descansar y a comer algo para después seguir la marcha. No parecía una mala idea, pero quizás hubiera sido mejor hacer el camino del tirón. ¿O mejor enfrentarse descansados a los posibles peligros del bosque?

El joven cogió la pequeña armadura que llevaba su mula a cuestas y acomodándose en uno de los árboles se dispuso a grabarle una runa, haciendo uso de un tintero y una pluma. Le llevaría poco tiempo en realidad, pero era mejor hacerla ahora por si acaso la necesitaba, siempre el mejor que necesitarla y no tenerla. En esta ocasión la lluvia no importaba, resbalaba por encima de la tinta sin borrarla ni moverla. Ojala acaba pronto aquella maldita lluvia, podía llover cualquier otro día del año, ¿por qué tenía que hacerlo justo ahora? Aquellas pequeñas bromas de los dioses empezaban a tener cabreado a Dehvi.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Arthazon el Miér Ago 29, 2012 1:36 am

"El Cruce" ya habia quedado atras y ellos avanzaban por el camino con algo de dificultad provocada por la lluvia, aquella lluvia les estaba retrasando. Mientras Daanira y Dehvi iban en la carreta de la primera Arthazon iba por detrás, delante de el estaba el burro de Dehvi. Avanzaban por los charcos y el camino lleno de barro mientras la lluvia les azotaba con fuerza.

Arthazon iba cubierto por la capucha de la capa pero aun así estaba bastante mojado aunque su armadura le había protegido un poco pero la lluvia igualmente se había colado. La noche oscura se avecinaba con tenacidad mientras ellos buscaban el camino, algo muy difícil debido a la lluvia.

Después de un rato buscando al fin lograron encontrar un camino que siguieron, Daanira era la que mas sabia sobre el tema y la única que sabia mas o menos por donde ir. Pasaron un largo rato andando hasta que llegaron a un lugar, la chica dijo que allí debía ser, les empezó a explicar que aquella roca parecía el cuello de un dragón, aparte les explico algunas cosas mas. Hablo de la llamada Sylvan Rock, allí habían estado incluso los elfos pero jamas había logrado descubrir sus secretos, incluso habían llegado a arrestar a aquellos que habían intentado llegar allí. Dehvi dejo caer una pregunta de si pasaríamos por ahí, se notaba que su postura era no querer acercarse a ese sitio.

Después de que Arthazon aconsejo dejar los carruajes y el caballo Daanira prefirió parar y acampar en vez de dejarlo todo. Pararon en un claro bastante bien escondido donde nadie les robaría y nadie los vería. Alli esperaron y comieron un poco para recuperar fuerzas, querian que la lluvia parara cuanto antes, solo así podrían seguir el camino sin ningún problema, aunque la lluvia tampoco les impedía el avance les dificultaba bastante y aquel bosque no parecía muy seguro.

Arthazon se había sacado una manzana que llevaba guardada, se la estaba comiendo mientras la lluvia caía aunque ya no era tan fuerte como antes, el estaba bajo un árbol con su caballo a unos cuantos metros, le había puesto su capa por encima, el ya apenas la necesitaba pues el árbol le resguardaba bastante bien, miro a su alrededor y vio como Dehvi grababa algo en este, mientras Daanira estaba sumida en sus pensamientos.

El guerrero empezó a pensar en cuanto quedaría para al fin llegar y que encontrarían en aquel templo, pero por otro lado temía mas al propio bosque, lo mas seguro es que su viaje fuera tranquilo pero los peligros podrían ser muy grandes, entre ellos todo tipo de animales e incluso se podrían encontrar con bandidos, aunque todo esto solo eran suposiciones a Arthazon le preocupaban, se contaban tantas cosas sobre aquellos bosques que uno ya no sabia que pensar. A pesar de su preocupación estaba seguro de que fuera cual fuera el peligro podrían con el. No conocía muy bien las habilidades de los demás pero se notaba que Dehvi era muy listo y sabia usar todo tipo de chismes mientras que Daanira aun era un misterio. Otra cosa que preocupaba al guerrero era la magia, si se encontraban con algo que solo la magia pudiese pelear se podrían encontrar en un grave problema pero a pesar de todo tenia plena confianza en sus nuevos compañeros y estaba seguro de que saldrían adelante.

Arthazon se levanto y empezo a pasearse bajo el arbol, se dirigio a Daanira y despues miro a Dehvi y les dijo - Yo por mi parte estoy preparado para partir cuando vosotros queráis, así que cuando me digáis salimos - Después de sus palabras siguió moviéndose por el árbol, estaba en parte impaciente por ver lo que les esperaba, todo lo que Daanira les había contado hasta ahora era muy interesante y sentía una gran curiosidad. Dehvi había preguntado a la chica como sabia tanto de aquel templo, a Arthazon también le picaba la curiosidad y esperaba una respuesta con muchas ganas aunque no estaba seguro de que llegara.
avatar
Arthazon

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Daanira Lynella el Jue Ago 30, 2012 1:50 am

El grupo de expedición había llegado a un claro del bosque perfectamente oculto de la vista de cualquier viajero. Sería prácticamente imposible para cualquier pasante descubrir el claro a menos ue de antemano conociera el lugar o tuviese las mismas intenciones de explorar los misterios de Sylvan Rock.

Daanira ya preparaba algunos refrigerios con las reservas de cecina que llevaba entre sus víveres tras haber extendido su tapete de color violeta, el cual utilizaba usualmente para colocar sus mercancías a la hora de comerciar. Extrajo un pequeño barril cerrado con un corcho mientras desviaba la mirada hacia sus acompañantes, los cuales seguramente morían por algo de beber tras el viaje y la tempestad que les había alentado hasta hacía unos minutos.

¿Gustan un poco de aguamiel acompañado de unos filetes de cecina? - Ofreció los alimentos de forma muy amable a sabiendas que nadie ahí había ingerido alimentos como era debido - Hay suficiente para los tres y mucho más para el camino, pero alguno de los dos deberá ayudarme a cargar con todo pues ya hemos visto que será imposible atravesar este bosque llevando a cuestas nuestras monturas.

Dejando las bebidas y los alimentos al alcance de sus acompañantes, Daanira se dispuso a comer discretamente acomodada en un árbol contiguo a donde se había ido a acomodar Dehvi.

Pues si, la verdad ese es el plan mi estimado Dehvi - contestó de forma bastante confiada a la primera pregunta con respecto al camino que iban a recorrer - Según tengo entendido, la roca con forma de cuello de dragón esconde bajo de sí el camino secreto que nos guiaría hasta el Templo de la Luna - Continuaba comiendo mientras ambos hombres le prestaban atención sin dejar de hacer sus propias actividades, a lo que rápidamente surgió la segunda pregunta hacia ella. Una pregunta que prácticamente abarcaba todas las obvias que pudiesen hacerle a su guía - Pues, la verdad es que solo sé lo que he escuchado y aprendido a lo largo de años de viaje constante junto a caravanas de gitanos y otros artistas y comerciantes como yo.

Terminó su pedazo de cecina y le acompañó con un buen trago de la fresca aguamiel de Thonomer para después dirigir su mirada hacia el cielo nocturno que ahora se lograba divisar sin nubes ni otro impedimento visual más que las hojas de los arboles que les acobijaban.

La primera vez que escuché sobre Nocturnal fue durante mi doceava primavera mientras mi madre y yo viajábamos hacia estas tierras en busca de refugio en contra de unos maleantes que querían asaltarnos y dios sabe que más - Cerró los ojos mientras recordaba con algo de nostalgia y una sutil sonrisa aquel evento que debió significar mucho para ella. Tras unos segundos continuó hablando - Unos gitanos que nos habían dado cobijo y protección en su caravana nos aconsejaron venir al Templo de la Luna y pedir a la diosa Nocturnal su protección y bendición durante nuestros viajes y nuestros negocios.

Según los gitanos, Nocturnal era una diosa bondadosa amante de las artes y la música, razón por la cual rápidamente me interesé en ella - Daanira extrajo de sus bolsillos una baratija de plata con cuarzos azules, el cual explicó era el emblema de Nocturnal, también conocida con el nombre elfico de Lil’Erian.

Spoiler:

Me preguntabas como era que sabía tanto sobre este lugar - dijo mirando a Dehvi, el cual claramente había sido captado por su relato - La razón de eso es que yo ya estuve en el templo una vez.

La sorpresa en los rostros de los hombres fue grande pues, a pesar de que no conocían demasiado sobre el asunto, bien sabían sobre el mito de este templo y sobre el sin fin de valientes que había osado localizar este lugar de alabanzas sin éxito alguno.

¿Les sorprende? - Preguntó mostrándose un poco seria - Si, yo he estado en ese templo y sé que existe, sin embargo en esa ocasión solo iba siguiendo los pasos de la mujer que nos había guiado hasta ese lugar. Era una gitana que también viajaba con los gitanos pero, a decir verdad, jamás me agradó del todo - Se levantó del suelo de forma tranquila y de su bolso extrajo un bello violín, el cual sostuvo sobre su hombro para después volverse hacia sus acompañantes - Se que están impacientes por partir, sobre todo usted señor Arthazon, pero ya que he recordado todo ese pasado les pido me permitan interpretar una corta melodía. Una melodía que aprendí en ese templo y que no había tenido la oportunidad de volver a tocar - Sin esperar alguna negativa, Daanira comenzó a tocar su misteriosa y enigmática melodía. Una melodía hermosa que transmitía cierta melancolía y tensión, pero que enmarcaba a la perfección el misticismo del bosque que les rodeaba.


El sonido de su violín se esparcía por el bosque mientras los arboles y el viento parecían danzar al unísono. Era una balada perfecta para una noche decorada con el manto de mil estrellas. El sonido de su violín no paró hasta que al fin, pasados unos minutos, Daanira culminó su interpretación solo para verse sorprendida por un intenso resplandor.

Los tres compañeros no pudieron si no asombrarse ante el brillo que irradiaba Sylvan Rock. Era idéntico al brillo que emitía la Luna cuando estaba en su máxima expresión. Parecía como si, de alguna manera, estuviese reaccionando a la música de la mujer. Sospecha que se vio confirmada al escuchar la misma melodía que acababan de escuchar, pero esta vez proveniente de una fuente misteriosa e impactante. La melodía se resonaba en el viento como si este se intentara comunicar con los tres, y con el bosque a su vez.

¡ Dé monos prisa! - Dijo la mujer sin lograr ocultar su emoción ni su incredulidad. Cogiendo rápidamente sus provisiones, Daanira se adentró en el bosque con la intención de llegar a Sylvan Rock guiada por el sonido de la balada que resonaba en el ambiente. Una balada que ella solo conocía de un recuerdo. Una balaada que ella había conocido por el nombre de "Lil'maed Devöu".


avatar
Daanira Lynella

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Lander el Jue Ago 30, 2012 11:02 pm

Se centró en terminar lo que estaba haciendo, el grabado. Y una vez lo tuvo terminado alzó la cabeza, Daanira estaba sacando comida y algo de beber, una especie de picnic, Dehvi se relamió y sus tripas clamaron por algo que digerir. No se había dado cuenta hasta el momento de que en efecto tenía algo de hambre. Podría haber aguantado algo más sin comer, pero ya que estaba allí la comida… El joven se estiró cual gato desde su posición para hacerse con un par de filetes de cecina y cogiendo también algo de beber.

El joven miró a la adivina levantado ligeramente la jarra de aguamiel. –Gracias, si nos vamos a meter en algo peligroso, mejor con el estómago lleno. –Rió ligeramente mientras se enzarzaba a bocados contra los filetes y bebía algo de aguamiel para hacerlos bajar por el esófago. Mientras comía Daanira comentaba que efectivamente iban a ir a la Sylvan Rock, al parecer debajo de ella se encontraba el Templo de la Luna. Dehvi meditaba en su mente hasta qué punto podría ser peligroso embarcarse en aquella misión, ya no había marcha atrás, pero avanzaría con prudencia, como siempre.

Dehvi escuchó lo que la adivina tenía que decir sin interrumpir, al parecer es una diosa muy venerada entre los gitanos y artistas en general. -¿Puedo verlo de cerca? –preguntó el joven tendiendo la mano para cogerlo, lo pasó entre sus dedos mientras se lo acercaba a los ojos. Más allá de su forma de Luna en cuarto menguante no tenía nada más de especial, no parecía tener valor más allá del simbólico. Dehvi le devolvió la joya y siguió escuchando.

Al parecer no era la primera vez que la propia Daanira se metía en aquello, ya había estado allí. Eso pilló desprevenido a Dehvi, quien tosió unas cuantas veces a la par que se golpeaba el pecho, casi se ahogaba con la bebida.

-Sí, no me lo esperaba, pero también explica algunas cosas. –Respondió a su pregunta, que era más bien retórica, refiriéndose a su conocimiento sobre el terreno, la historia y demás. El apenas había podido rascar la superficie del misterio cuando empezó a investigar un poco sobre ese templo de la Luna, ella ya sabía de antemano a donde iba, dónde se estaba metido.

Finalmente, recordar aquel pasado hizo que la muchacha se pusiera algo melancólica por así decirlo y empezó a entonar una canción con su violín. Dehvi no era alguien acostumbrado a escuchar música, nada más allá de las burdas canciones de taberna que tanto embravecían a los borrachos y a los tarados, aquello que escuchaba ahora estaba a otro nivel. No todos los días podías escuchar algo como aquello. Solo una duda pasó por la mente de Dehvi, ¿por qué tan triste?

Sin embargo, antes de que pudiera preguntar nada un intenso brillo llamó la atención de sus ojos. La Sylvan Rock, allí estaba, en todo su esplendor, ¿Cuántos mortales habrían podido ver aquello? Dehvi sonrió ampliamente. La música se volvió a escuchar, esta vez no era su acompañante la que tocaba, era el bosque, era la montaña, era el Templo de la Luna. La música es magia, una forma abandonada de hacerla, eso es cierto, pero magia en su esencia o al menos una manera de canalizarla.

-Ooh, mírate… -Susurró inaudiblemente, como si hablara con la propia roca. Aquella pequeña aventura estaría llena de sorpresas al parecer, eso estaba bien, así sería interesante, así no dudaría en seguir hasta que desentrañase aquello que el Templo de la Luna tuviera que decirle.

Daanira los apremió a hacerlo rápido, pero no hacía falta, antes de que lo dijera Dehvi ya estaba recogiendo sus cosas y tras eso siguió a la muchacha que como hasta ahora, actuaba de guía.

El nombre de Lil’Erian, daba vueltas en la cabeza de Dehvi y se preguntó si no acabaría por conocerla allí, en su templo, cara a cara. Algo que hasta ahora le había parecido imposible al joven, no parecía ya tan imposible.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Arthazon el Sáb Sep 01, 2012 6:43 pm

Parados en aquel claro, ocultos a cualquier otra persona Daanira les ofreció comida y aguamiel, Dehvi lo cogió y se puso a comer. Arthazon se acerco y cogió algo de comida, por una parte tenia algo de hambre aunque por otra le daba igual, había aguantado mucho tiempo sin comer nada. El guerrero se sento y se puso a comer el filete y a beber el aguamiel, todo estaba buenisimo, Dehvi estaba contento con la comida y asi lo dejo claro al decir que si les esperaba algun peligro, mejor con el estomago lleno, razon no le faltaba.

Daanira ademas dejo claro que habia suficiente para los tres pero necesitaria la ayuda de alguno, Arthazon se dirigio a ella y le dijo - Yo puedo ayudar, aunque si cooperamos los tres seguramente podríamos ir mas rápido, eso ya lo dejo a tu elección - Después de decir aquello Daanira empezó a explicar que si irían al Sylvan Rock, pues eso les guiaría al mismísimo templo de la diosa.

Después Daanira explico como había conocido a Nocturnal, parece ser que había formado parte de una caravana de los gitanos y había llegado incluso al mismísimo templo, por eso sabia tanto de todo aquello. Luego saco una especie de collar, el emblema de nocturnal, Dehvi lo cogió y Arthazon lo miro en sus manos, lo observo durante un momento y después quito su vista de el.

Después de explicar que ella ya había estado en el templo estaban algo sorprendidos, pero a pesar de ello la chica dejo claro que ella seguía los pasos de los gitanos por tanto no seria tan fácil encontrar el templo, después se dirigió a Arthazon pidiéndole la espera, pues quería interpretar una melodía con su violín antes de partir.

La chica empezó a interpretar una melodía muy bonita aunque bastante triste, era digna de los mejores artistas, Arthazon cerro los ojos mientras escuchaba la prodigiosa melodía, lo que sintió fue algo impresionante, guerreros caídos, batallas, miles de batallas en la que los hombres morían, sentía un sentimiento muy raro, se le erizaron los pelos y los recuerdos vinieron a el, los recuerdos de los guerreros contra los que había entrado en batalla, recordaba como su espada se cruzaba con la de otros, aquellos sentimientos eran de enaltecimiento pero a la vez sentía algo de tristeza, recordó también la muerte de su familia, abrió los ojos y la melodía dio su fin.

De pronto Arthazon al igual que sus compañeros vio una fuerte luz a lo lejos y aunque Daanira había parado de tocar la misma melodía empezó a sonar, el joven guerrero no podía quitar la vista de aquella luz y no podía dejar de escuchar la melodía, lo dejaba embobado, era muy bella, rápidamente Daanira dijo que se dieran prisa. Los tres empezaron a recoger para dirigirse a la Sylvan Rock de donde venia la melodía y el brillo, Arthazon cogió la empuñadura con la espada que tenia en el caballo y se la puso en la espalda, ademas cogió también el escudo y se lo acomodo como pudo también allí, después subió a su montura para emprender el camino hacia aquel gran misterio.

No sabia lo que les esperaría, misterios, grandes misterios ocultos seguramente pero la verdad es que era la música la que le había embobado de esa manera. Por su cabeza pasaban mil cosas mientras emprendían el camino hacia allí. Al fin, despues de un rato logro soltar palabra alguna - Sera mejor que vayamos rápido, que melodía es esta Daanira? jamas la había escuchado, es muy bella - Arthazon siguió subido a su caballo yendo rápidamente hacia aquella roca.

avatar
Arthazon

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Daanira Lynella el Vie Sep 07, 2012 12:37 am

Atraídos por el maravilloso espectáculo de luces y música resonantes en el frondoso bosque de Erenimar, el grupo de exploración conformado por los tres humanos partió precipitadamente dejando atrás todas sus pertenencias innecesarias para ahorrar tiempo y esfuerzo al avanzar por el oscuro y áspero lugar. Incluso habían dejado los tres sus monturas pues aquel sendero del bosque era demasiado complicado de traspasar para los equinos y la mula de carga.

La melodía que había interpretado Daanira hacía unos segundos continuaba resonando en el ambiente, constante e ininterrumpida mente. Era como si los espíritus del bosque entonaran los sonidos de la cuerda del violín con voces espirituales mas allá de la comprensión de los hombres. La melodía sonaba mucho más limpia y pura, similar al canto de una sirena diría cualquier marinero veterano. Incluso Daanira era lo suficientemente sincera como para aceptar que su interpretación no había sido ni por poco tan hermosa como la melodía que ahora guiaba sus pasos, y la de sus compañeros, a través del frondoso espesor.

Su nombre es Lil'maed... Devöu... - Respondió Daanira a la pregunta de su compañero en armaduras mientras intentaba mantener su paso y su agitada respiración - Es una melodía dedicada a la noche... y a un amor no correspondido según la leyenda... - Había una historia detrás de aquella melancólica melodía, pero de momento lo único que le interesaba a la artista era llegar hasta el lugar de donde provenía aquel brillante resplandor.


Corrían sin parar a contemplar nada más que el resplandor que se alcanzaba a divisar a través de la copa de los arboles. Daanira deseaba que la melodía no cesara y que el brillo proveniente de Sylvan Rock no desapareciera. Algo había despertado en ese bosque olvidado, y deseaba con todo su corazón ser testigo de aquel evento único con sus propios ojos.

Al cabo de unos tres minutos, agotados por el esfuerzo físico que había significado tal carrera a través del bosque, el grupo había llegado a la fuente de aquella resplandeciente luz. Era increíble y a la vez tan especial y hermoso como ninguno de ellos lo hubiese imaginado.

Con los ojos abiertos como platos, Daanira contemplaba como parecía palpitar la enorme formación rocosa mientras emanaba una ligera presencia acompañada de la incandescente luz blanquecina. Era como si la misma roca estuviese intentando comunicarse con los presentes a través de la música y las voces místicas e incomprensibles que les rodeaban. A su alrededor, un pequeño lago cristalino reflejaba los brillos de pequeñas esferas de luz flotantes mientras que las pequeñas rocas, normalmente dispersas por el suelo, flotaban sobre este a más de diez centímetros de la tierra como si estuviesen siendo manipuladas por alguna magia gravitatoria y solo se podía sentir un aura llena de pureza inmaculada. Era tan hermosa la sensación que poco pudo hacer la mujer por contener un par de lágrimas mientras sonreía por lo que sus ojos estaban presenciando.

Tras un par de minutos de asombro la luz que emitía la enorme formación rocosa desapareció sin dejar rastro, terminando así la melodía y dejando caer al suelo las rocas que habían sido elevadas por dicha presencia. Residuos de luz en forma de pequeñas esferas blancas aún deambulaban por los alrededores como si se tratasen de pequeñas luciérnagas o hadas mágicas, pero lo que llamó la atención de los tres espectadores fueron las inscripciones que anteriormente habían pasado desapercibidas.


Al pie de la roca una inscripción bellamente labrada en la pared grisácea, e iluminada por la misma y misteriosa luz, había aparecido. La imagen de una extraña puerta con inscripciones elficas y dibujos representando las estrellas de la mañana y el atardecer destacaban de entre todo el conjunto de bellos y finos trazos.

"... Cantad a vuestra diosa Lil’Erian. Cantad sus letras bellas ...
... pues vuestro canto es su deleite y en sus tierras estáis ...
... pero osad no, irrumpir en su sueño de mil estrellas ...
... o su llanto escuchareis y su desprecio encontrareis ..."

El texto al rededor del marco de la puerta, que ahora se encontraba frente a ellos, adornaba bellamente esa pared de la roca de Sylvan Rock. Los tenía perplejos como sorprendidos. Como por arte de magia había aparecido aquella puerta donde parecía que la roca era completamente lisa y sin aberturas. Y encima de eso, el texto que le decoraba parecía una especie de prueba y bienvenida pero, al mismo tiempo, sonaba como una advertencia mortal. Daanira estaba segura de saber el significado de aquellas palabras, pero no lograría recordar nada sobre su niñez en un momento como aquel. No estaba segura de que método había utilizado la gitana que la había llevado al interior del templo en aquella ocasión, pero ahora parecía indispensable encontrar esa respuesta o su exploración no podría llegar a buen término.

Simplemente esperaba que alguno de sus acompañantes tuviese alguna buena sugerencia o idea sobre lo que ahí dictaba antes de considerar entrar en el lugar. Pero la emoción y la increíble curiosidad de la humana a la tenía con un pie adentro de la roca, esperando que lo que ahí les aguardara fuese tan extraordinario como lo que habían presenciado unos minutos atrás.

Spoiler:

Hola Smile

Disculpen que me halla demorado en este turno pero estuve algo ocupada. En todo caso, solo les pido sean fieles a mis descripciones y se abstengan de agregar nada que no halla mencionado yo o me vería en la necesidad de aplicar un castigo como varios jugadores veteranos me han sugerido (claro que no quisiera hacerlo, así que hagamos esto bien Smile )

Les digo eso porque a partir de aquí será más entretenido y movido el viaje y deberemos actuar con responsabilidad e inteligencia, pues no sabemos que nos depara este sitio.

Lo único que saben son los rumores sobre la infinidad de trampas y tentaciones al interior del laberinto subterráneo de este lugar. Así que pueden trabajar con eso, pero fuera de meros rumores ustedes no saben nada de nada.

Suerte Smile

avatar
Daanira Lynella

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Lander el Sáb Sep 15, 2012 6:04 pm

La única palabra que describiría aquello es simplemente “magia”. Una magia preciosa, como nunca la había visto Dehvi antes. La melodía se repetía por el ambiente, sin los desperfectos típicos de los instrumentos. Era un sonido puro, la envidia de todos los músicos mortales, al menos de los que había escuchado Dehvi, que tampoco es que hubiera escuchado muchos.

-Lil’maed… -Susurró. -¿Qué es “Lil’ ”?¿Qué significa? –Preguntó al caer en la cuenta de que parecía algún tipo de prefijo élfico. El nombre de la diosa también empezaba por ese mismo prefijo.

Poco a poco se fueron acercando a la luz que venía de la Sylvan Rock, siguiendo la melodía. Estaba cansado y empapado en sudor después de aquella carrera, pero no importaba, había merecido la pena. Dehvi observó el brillo de la roca y de las esferas luminosas que rondaban por allí, alrededor del lago, haciendo que este reflejase todas las luces, dando un bonito espectáculo de luces y sombras. Un ambiente bonito, casi imposible, inimaginable para quien no lo estuviera presenciando, difícil de describir con simples palabras.

Dehvi se puso en cuclillas para empujar una de las piedrecitas que ahora flotaban por encima de la superficie de la tierra. Aquello parecía desentonar con el resto de la escena, pero le daba a la escena aún más misterio. El joven ya no podía estar más intrigado acerca de la Sylvan Rock y de sus secretos.

Poco a poco todo se fue apagando, como si aquello se hubiera quedado sin energía. Sin embargo ahora era visible algo parecido a una puerta. Era solo luz, pero Dehvi estaba seguro de que habría una forma de abrirla. Solo habría que buscarla.

El joven apostaba a que la “llave” era la música, como ya habían visto, la música era importante en aquel lugar.

-¿No aprendiste aquí otra canción? –Preguntó, pasando los dedos muy cerca, pero sin llegar a tocar la roca, observando las palabras. -“Pero osad no, irrumpir en su sueño de mil estrellas...” ¿Una nana tal vez? –Propuso, observando la puerta con más detenimiento. –De cualquier modo, me suena a que no hagamos mucho escándalo.

Se separó un par de pasos hacia atrás, mirando a sus compañeros para ver si proponían algo más. De cualquier manera, si alguno sabía algo sería Daanira, pues ya había visitado el templo antes, solo tendría que hacer algo de memoria. Dehvi no creía que aquello fuera de esas cosas que olvidas con el tiempo.

PD. Siento el retraso.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Arthazon el Dom Sep 16, 2012 9:07 pm

El bosque estaba fuertemente iluminado, era una poderosa magia aquella y la cancion era perfecta, como si fuera tocada por los dioses, si ya de por si era bella cuando la había tocado Daanira ahora era incluso mas impresionante. El joven guerrero se había subido a su montura mientras sus compañeros cogieron todo lo que pudieron y rápidamente empezaron a correr hacia allí, Arthazon uso la montura pero apenas avanzo unos pasos bajo rápidamente, el camino ya no era para llevar montura, no se lo permitiría.

Comenzó a correr a toda prisa detrás de ellos, aunque le costaba, llevaba mucho armamento encima pero aun así apenas notaba el cansancio, aquella música le tenia embobado y le daba fuerzas para correr mas y mas, y la luz, aquella luz brillante le hacia recordar su infancia, cerro durante unos segundos sus ojos mientras corría y entonces recordó, Abanisia, se acordaba de como de pequeño su padre le llevaba por las noches a una pequeña montaña donde se quedaban a pesar del frió, aquello era muy bello, la luz de la luna incidía directamente sobre el hielo y la nieve y daba una luz rara, se parecía tanto a la fuerte luz que provenía de la Sylvan Rock.

De pronto abrió los ojos y logro esquivar con mucha suerte un árbol, simplemente lo rozo un poco, pero eso le dio igual, mientras corría la lado de sus compañeros Daanira le dijo el nombre de la canción, Lil'maed... Devöu..., una melodía dedicada a la noche y a un amor no correspondido decía la leyenda, esas fueron las palabras de la guerrera.

Después de unos minutos corriendo y rotos de cansancio al fin llegaron al lugar, todo era mágico, incluso las rocas flotaban mientras todo palpitaba con una fuerte luz, era como si se encontraran ante el mismísimo sol pero a la vez Arthazon sentía una gran paz, como si aquello fuera el mismísimo paraíso. De pronto toda la luz se empezó a apagar, las piedras cayeron y la melodía dio su toque final y todo se acabo.

Pero no todo había acabado, ante ellos apareció una especie de inscripciones sobre una puerta, estaban iluminadas por una fuerte luz, se acercaron tranquilamente a ellas y Daanira las leyó, parecía una especie de advertencia ademas de que verdaderamente les estaban diciendo que se estaban internando en sus tierras y que tuvieran cuidado. Era una advertencia, estaba claro pero no una advertencia de miedo, sino una de respeto, les estaba diciendo que mientras ellos fueran respetuosos nada les pasaría, a pesar de todo dentro les debían esperar mas de un peligro.

El problema estaba que ninguno sabia como entrar, estaba parados ahí sin saber que hacer, entonces Dehvi pregunto a Daanira si esta había aprendido otra canción, una nada. Arthazon comprendió lo que Dehvi quería decir, debía de pensar que la forma de abrir la puerta podía ser por medio de otra canción, el joven guerrero lo pensó durante un momento y en parte estuvo de acuerdo, pero debían esperar a Daanira, ella sabría como abrirlo, al fin y al cabo solo ella había pisado ese lugar anteriormente.

Arthazon miro a Dehvi y luego a Daanira y dijo - Supongo, Dehvi, que con eso quieres decir que una canción podría ser la llave, yo estoy de acuerdo con el Daanira, si te acuerdas prueba algo sino tendremos que buscar otra manera de abrir esto - Después de decirles aquello volvió a mirar a la puerta, aquella luz le dejaba atontado, podría quedarse mirándola durante mucho tiempo, la puerta y las inscripciones eran muy bellas, algo de otro tiempo quizás, que pocas veces se veía, al menos hasta ahora Arthazon estaba descubriendo y viendo cosas que jamas había visto en su vida.

Mientras miraba la luz, esperaba a ver que hacian sus compañeros y de pronto se le ocurrio otra cosa - Que haremos con la montura y vuestros carros? los dejamos allí o intentamos llevárnoslos?- Arthazon se quedo mirando a los dos mientras la luz seguía brillando fuertemente contra su rostro y su armadura.
avatar
Arthazon

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Daanira Lynella el Mar Sep 18, 2012 3:51 pm

El grupo estaba boquiabierto con el espectáculo que recién habían presenciado. Si bien aquello había sido memorable para los tres, ahora frente a ellos había aparecido el marco de una puerta tan bellamente labrada e iluminada con la luz de las tres lunas del firmamento que ninguno de ellos pudo siquiera encontrar las palabras para describir su perfección. Era magia antigua y arte a la vez.

Ambos varones habían concordado entre sí, y preguntaban sobre el pasado de Daanira y sobre si por casualidad conocía el significado de aquellas palabras labradas con luz sobre la superficie de la gran roca en forma de cuello de dragón. Sin embargo ella no lograba recordar más sobre la última vez que estuvo en ese lugar.

Lo siento, pero aún ahora que estoy parada aquí no logro recordar mucho sobre aquel pasado distante - ella intentaba recordar, pero la memoria le fallaba ante tanto asombro y la mera idea se esfumaba de su mente como un suspiro llevado hacia el aire.

Los tres pensaban en alguna otra solución al acertijo frente a ellos mientras inspeccionaban un poco el lugar, en busca de alguna respuesta. La explanada en la que se encontraban era una pequeña colina rodeada por el bosque que habían atravesado a toda prisa mientras que, en el centro, una pequeña laguna de aguas cristalinas hacía juego con la hermosa situación. Era como si todo el lugar tuviese una armonía tan estrecha como los acordes de una bella melodía. Todo encajaba tan perfectamente que era anti natural.

"Lil" habla sobre la luz - contestó a la pregunta que le había formulado anteriormente Dehvi - Los elfos le utilizan al hablar sobre las estrellas o las mismas lunas. Puede significar muchas cosas si hablas de cuerpos celestes pero, en este caso, habla de la luz de la Luna.

De pronto, a su mente acudió un recuerdo sobre aquel significado. Un recuerdo donde ella misma había hecho la misma pregunta sobre la melodía de Lil'maed hacía ya muchos años atrás. El recuerdo nítido de la mujer que les había guiado hasta el interior del templo durante su niñez y la letra de una canción en una lengua poco practicada por los propios elfos y más conocida por los verdaderos gitanos de antaño. Daanira cerró sus ojos y, tratando de recordar a la perfección aquella canción, comenzó a tararear para sí misma un momento, llamando la atención de sus acompañantes. Las luces que habían estado flotando en el ambiente, segundos atrás, volvían a retomar un poco de su brillo con el mero tarareo de la mujer. Pero ella estaba tan sumergida en su concentración que no se enteró de esta señal. Ella siguió tarareando la melodía por cuestión de un minuto más y, una vez se sintió segura de recordar la letra de la canción, comenzó su canto.


Ton solo había pronunciado la primera estrofa cuando el claro donde se encontraban comenzó a brillar y a palpitar magia y energía espiritual. Un extraño ritmo comenzaba a hacerse presente en el ambiente como si los mismos arboles estuviesen siguiendo la canción que con mucho empeño interpretaba la mujer. El sonido de instrumentos del mas allá se escuchaba claramente como si una orquesta estuviese acompañando el cántico de Daanira desde las sombras de la noche y un sin fin de voces, algunas humanas y otras más elficas, hacían coro susurrando las letras de forma fantasmal.

El bosque se llenaba de vida y los espíritus comenzaban a invadir el ambiente rodeando con luces blanquecinas a los tres exploradores. No parecían presencias hostiles, pero algo no dejaba de inquietar a los hombres quienes presenciaban todo con sus propios ojos, sin lograr creer lo que ellos mismos estaban viendo.

Daanira no paró de cantar ni un solo momento, pues recordaba las palabras de la gitana... "Si haz de cantar, canta... si haz de entonar una melodía, haz tu mejor interpretación... pero hagas lo que hagas, jamás interrumpas lo que haz empezado pues ofenderás a tu audiencia..."

Cierto era que no lo recordaba a la perfección, pero aquellas palabras resonaban ahora en su mente como si de alguna advertencia real se tratase, y no se arriesgaría a perder la estima de quien fuese que la estuviese escuchando.


Su canto estaba por terminar cuando un sin fin de pequeños espíritus deformes comenzaban a salir de la tierra y del agua. Eran espíritus de la tierra y del bosque atraídos ahí ante la hermosa melodía y la impecable canción de la mujer. Pero, a diferencia de los espíritus y las luces que habían acompañado y guiado al grupo hasta el momento, estos pequeños seres poseían un aura pasiva pero hostil.

En cuestión de segundos, el bosque entero se había llenado de estos seres. Eran interminables y alcanzaban a iluminar todo hasta donde la vista de los tres humanos alcanzaba a ver. Parecían acorralados pero, a sus espaldas, el marco de la puerta labrada en luz había formado un portón real, dejando ver una abertura verdadera en la misma roca. Era una entrada que llevaba directo a un camino descendente completamente iluminado por una luz intensa emanada por la misma pared rocosa de la estancia.

Habían encontrado la entrada, pero ahora una innumerable cantidad de entes se abalanzaban hacia ellos con intensiones desconocidas.

Spoiler:

Bueno pues, para este turno me gustaría que fuesen ustedes los que guíen la expedición pues al interior de aquel lugar quien sabe que nos depare y no serían caballeros si dejaran ir delante a la débil mujer u.u

Los pequeños espíritus de la tierra son hostiles pero débiles. Pueden, si quieren, atacarlos y eliminar a algunos. Pero poco tardarán en darse cuenta de que por cada uno que derrotan cuatro más surgen en su lugar.

Por otro lado, la cueva al interior de la Sylvan Rock esta completamente iluminada por una luz blanca proveniente de las paredes. El camino es desconocido para los tres, así que pueden inventar cualquier cantidad de detalles o bifurcaciones en el camino si así lo desean. Simplemente decidan bien que caminos tomar y no inventen enemigos [eso me corresponde a mí decidirlo] ... lo ue si es permisible son algunas trampas y detalles que quizá solo alguien con sus conocimientos especiales podría descifrar.

Tengan en cuenta que mi intención es que cada uno de nosotros encontremos algo de gran interés personal, por lo que hagan lo posible por describir o descubrir algo de relevancia para sus personajes [respetando la línea de la historia y teniendo en cuenta todo lo que hemos ido experimentando]

Espero mucho de sus descripciones. A partir de ellas basaré mi siguiente mastereo.
avatar
Daanira Lynella

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Lander el Mar Sep 25, 2012 3:44 pm

El caballero coincidió con Dehvi en que para abrir aquella puerta tendríamos que hacerlo con la misma magia que nos había llevado hasta allí, la música. Era al menos, la única pista que tenían y la única que sabía cantar bien era Daanira y también la única que podía saber que canción cantar. Y así lo hizo y con bastante acierto ya que todo el bosque comenzó a vibrar de nuevo con la misma energía mágica que antes, llenando el ambiente y sobrecogiendo el corazón Dehvi. Todo parecía demasiado bonito, era una magia pura, más pura que cualquier otra que Dehvi hubiera visto, en cierto modo te hacía sentir bien.

La canción no era ya solo cantada por Daanira, sino que de entre los árboles los sonidos armoniosos de instrumentos espirituales hechizaban a Dehvi con su hermosura, mientras que un coro de voces espectrales cantaban al unísono, haciendo que Dehvi se sintiera extraño con el corazón sobrecogido y la boca abierta a la vez que miraba a su alrededor, observando las muchas manifestaciones de la mágica que se daban a su alrededor, la prueba de que el bosque estaba vivo, de que la tierra estaba viva.

Los espíritus empezaron a congregarse a su alrededor, no parecía querer atacar, pero por otra parte incomodaban a Dehvi, alguien iba a entrar en el templo de su diosa, quizás estuvieran vigilándonos, examinándonos para ver si eran actos para pasar… o para salir.

Otros espíritus más peculiares comenzaron a rodearlos, eran una gran cantidad de ellos, hasta donde alcanzaba la vista, estos, al contrario de los que ya habían aparecido antes estos parecían ligeramente hostiles. Ya no había sitio para colarse entre sus filas, estaban totalmente rodeados.

Pronto las rocas que antes tan solo habían dibujado una puerta con luz sobre su superficie había desaparecido, simplemente se había esfumado para dar paso a una apertura con idéntica silueta, dejándonos ver una gruta de paredes relucientes que los llevaba al interior de la Sylvan Rock.

-No tiene caso enfrentarnos a ellos, será mejor seguir hacia delante. –Comentó el joven mientras daba varios pasos hacia atrás hasta girarse e introducirse en la cueva, cuya pared luminiscente llamaba bastante la atención de Dehvi.

El joven sacó las hojas que había comprado horas antes el “El Cruce” y se dispuso a dibujar un mapa de los túneles, no sería nada muy detallado, pero serviría en caso de emergencia.

La cueva no se dividió en dos caminos hasta adentrarse unos metros tierra adentro, pero en este caso, grabado en el suelo, antes de la bifurcación, se encontraba una runa que indicaba el camino a seguir, Dehvi giró a la derecha sin pararse demasiado. Aquello sería solo el principio de todo el entramado de túneles que tendrían que descubrir.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.