Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Un paseo inesperado [Priv. Celeste Shaw]
Hoy a las 9:05 am por Celeste Shaw

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Ayer a las 4:11 pm por Balka

» Pero sin presiones eeh!
Mar Nov 21, 2017 3:21 pm por Polvoso Von Lipwig

» The Shining of a Thousand Suns (Privada)
Mar Nov 21, 2017 10:46 am por Lia Redbart

» Varok Martillo de Trueno
Mar Nov 21, 2017 12:34 am por Varok

» Reglas de Noreth
Lun Nov 20, 2017 10:56 pm por Varok

» El deber de un jefe
Lun Nov 20, 2017 5:51 pm por Bizcocho

» A Hope's Tail
Lun Nov 20, 2017 1:09 pm por Gar'Shur

» Strindgaard
Dom Nov 19, 2017 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Dom Nov 19, 2017 1:19 pm por Bizcocho

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Sonata de la noche

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Arthazon el Jue Oct 04, 2012 8:20 pm

No sabían exactamente como abrir la puerta pero justo entonces, Daanira empezó a tararear una canción hasta que ya logro recordarla y comenzó a cantarla, la melodía verdaderamente era muy bella, de pronto, nuevamente al igual que antes el bosque entero se ilumino con una fuerte luz y alrededor de ellos comenzaron a aparecer espíritus que les rodeaban. El bosque se había tornado precioso con aquella luz mágica y la melodía provocaba que todo fuera aun mas mágico, mas raro, una magia vista muy pocas veces.

Arthazon miraba asombrado hasta que de pronto de la tierra empezaron a brotar otros seres también llenos de luz pero estos eran mucho mas agresivos, parecían algo peligrosos pues se notaba en ellos que su intención podría ser la de atacarlos a pesar de su aura pasiva, Arthazon saco un poco de su espada, solo una palma del filo esperando a ver que hacían aquellos seres.

Dehvi dijo que no tenia sentido enfrentarse a ellos pero ya les tenían rodeados, rápidamente este ultimo se escurrió con rapidez por el túnel, mientras Arthazon rápidamente saco la espada y empuñándola con las dos manos empezó a dar espadazos contra aquellos seres, uno de ellos le había alcanzado y le había atacado, a partir de ahí el joven guerrero empezó a atacar sin escrúpulos, casi habría perdido el control, de pronto empezó a calmarse pero sin dejar de atacar y por un momento pensó, "debía largarse de allí rápidamente, eran demasiado e inexplicablemente aquellos seres se multiplicaban, eran como la hidra".

Rápidamente y con la espada en mano se abrió paso hasta la puerta luminosa y se escurrió por el túnel, avanzaron hasta encontrar dos bifurcaciones, Arthazon seguía a Dehvi y este siguió por una, estaba claro que esa era la correcta pues había una runa que lo señalaba.

Siguieron hacia adelante sin pararse ni un momento aunque parecía que los pequeños seres ya no les seguían, de pronto llegaron a un claro en el que se encontraron 7 tumbas todas alineadas y mas allá de ellas había tres túneles que seguían, Arthazon se adelanto y se acerco a las tumbas, al fin estaban mas tranquilos y ya no corrían con tanta rapidez, la sala estaba como cubierta por una cúpula o algo parecido y era redonda, el joven guerrero se acerco a las tumbas donde vio inscripciones pero no logro entender que ponían en ellas, era un lenguaje raro, ni siquiera parecía elfico.

- Daanira quizás tu puedas decirnos que lenguaje es este, porque la verdad, no entiendo nada de nada - Y de pronto Arthazon se dio cuenta, conocía aquel lenguaje, no sabia de donde pero lo conocía, empezó a leerlo como hechizado por algo y fue entonces que ocurrió, el guerrero se fue para atrás, espada en mano. Las tumbas se abrieron y empezaron a salir de ellas los cuerpos putrefactos de los enterrados, armas y por su forma de actuar con la misión de matar a los tres aventureros.

Arthazon rápidamente saco su escudo de la espalda, aquella pelea iba a ser difícil y se lanzo contra el primer esqueleto dándole con el escudo y después soltó un espadazo a la altura del tórax destrozando al esqueleto y lanzándose rápidamente a por otro golpeando con todas sus fuerzas con su espada y cubriéndose con el escudo circular lo mejor posible, a pesar de todo los esqueletos también golpeaban con mucha fuerza.

Spoiler:
Siento la tardanza, si hay alguna cosa mal simplemente decidmelo y lo cambiara rapidamente, no se si se me permite lo de la sala y las tumbas y todo, como has dicho que era libre por eso lo he puesto, sino dimelo y lo cambio, si esta bien simplemente lo he dejado justo en la lucha.
avatar
Arthazon

Mensajes : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Daanira Lynella el Sáb Oct 06, 2012 7:46 am

Los pequeños seres de la tierra que les habían rodeado les superaban infinitamente en número. Parecían haberse congregado en ese lugar, a los pies de Sylvan Rock, atraídos por el cántico de Daanira y ahora avanzaban con cierta hostilidad e incertidumbre.

Dehvi y Daanira compartían el pensamiento de evitar un conflicto teniendo en cuenta su número y que la entrada a la cueva era visible. Sin embargo Arthazon, haciendo gala de sus habilidades de combate, se lanzó al ataque en contra de los pequeños. Poco tiempo pasó para que se diera cuenta el grupo de exploradores que combatir contra esos seres de la tierra era una campaña perdida, pues con cada golpe de su espada Arthazon dividía a los seres en dos o tres seres nuevos. Adentrarse en la cueva fue la única opción viable, aunque hasta cierto punto había parecido una acción forzada. Daanira tenía sus dudas, y el aura que sentía en el lugar era muy extraño. No sabía que les esperaba al interior, pero no bajaría su guardia.

Habían avanzado varios metros al interior de Sylvan Rock. Tanto las paredes como el piso de roca brillaban con una intensidad fluorescente que no lastimaba a los aventureros pero brindaba un aspecto aún más misterioso a todo el lugar.

Daanira avanzaba al centro del grupo, aunque por más de diez minutos nadie había pronunciado palabra alguna. Todos parecían extrañamente silenciosos y percatarce de esto alertó los sentidos mágicos de la mujer quien rápidamente giro para agitar a Dehvi sujetándolo por los hombros.

¡Dehvi! ¡Dehvi!

Gritó y le sacudió vigorosamente, pero nada logró hacer que Dehvi volteara a verla. Ni siquiera parecía que el joven estuviese consciente de la presencia de la mujer. En vista de esta situación, y a sabiendas que Arthazon reaccionaría de la misma manera, la joven intérprete detuvo su andar. Ambos hombres continuaron de largo y poco a poco desaparecieron de la vista de Daanira. La habían abandonado.

¿Es esto una clase de ilusión? ... ¿Quien es el responsable?

Daanira intentó concentrar su mente tratando de descubrir si se trataba de alguna ilusión, pero cuando por fin lograba sentir algo una presencia en esa misma habitación la sorprendió. Era su madre Esmeralda, quien muriera en sus brazos hace ya varios años atrás, ahora avanzaba hacia ella. Tan hermosa y llena de vida como siempre la recordaba. Daanira no pudo más que llorar de la alegría que llegó a sentir en ese momento.

Ma... ¿Madre?

Esmeralda mostraba una sonrisa amable mientras extendía los brazos esperando el arropo de su hija, tal y como ella acostumbraba hacer. Daanira estuvo a punto de sucumbir ante sus sentimientos, pero su mente había logrado discernir la verdad de la situación. Aquello era una simple ilusión. Simple, pero muy poderosa.

Su madre insistía, pero su rostro no mostraba emociones. Parecía un maniquí, una marioneta. Una sensación que molestaría a la mujer en demasía pues era la imagen de su madre con la que jugaban.

Sin demora, ni decir palabra alguna, Daanira empleó su concentración y su conocimiento esotérico para detectar la fuente y anular su influencia sobre ella. Fueron simples segundos los que tardara en realizar su cometido, despertando así tirada en el suelo al interior de una oscura y húmeda caverna junto a los cuerpos de sus dos compañeros.

¿Que ha pasado? ... Estábamos bajo el influjo de una ilusión y no me he percatado antes de la trampa...

Daanira sacudió un poco a sus compañeros intentando sacarlos de su letargo. Dehvi parecía muy feliz hablando dormido sobre ruinas enanas y runas de gran poder mientras que Arthazon parecía muy incómodo, golpeaba el aire con sus manos cerradas como si estuviese blandiendo su arma. Como si estuviese teniendo una batalla muy peligrosa.

Narii... Valeb nawi... Daanira Lynella...

Una voz, que más pareció un susurro al oído, había pronunciado palabras en un idioma completamente desconocido para ella. Sin embargo fue la mención de su nombre lo que la puso en alerta. Estaba siendo observada por alguna inteligencia. La cueva a su alrededor era oscura, no como la recordaba justo antes de entrar en ella. Las gotas de agua de algún canal subterráneo se escuchaban chapotear generando eco en la silenciosa cueva mientras una presencia poderosa hacía manifiesto en todo el lugar. Era imperativo seguir avanzando, pero no podría dejar a los dos hombres solos en esa falsa visión. Debía ayudarles a ver la verdad.

Por favor, no sucumban ante la ilusión... escuchad mi música y salid de vuestro encierro valientes guerreros

Disponiendo de su violín, Daanira comenzó a interpretar su Forza Dil'Rabioso con la cual esperaba enfurecer a sus compañeros y sacarlos así del letargo que les invadía. Necesitaban estar juntos y conscientes, pero dependería de la fuerza mental de cada uno de ellos el salir de su propia ilusión o no.

Spoiler:

Bien pues, ahora saben porque la libertad de crear una situación Smile

Están solos bajo el influjo de una ilusión. Cada uno en su sueño particular (Dehvi explorando ruinas y runas raras mientras que Arthazon pelea contra no muertos poderosos).. ambos al interior de la cueva como la recuerdan.

En este turno deberán describir toda su situación entro de la ilusión, así como también la música que interpreto y que lograrán captar dentro de la ilusión.

La idea en este turno es que ustedes salgan de la ilusión por cuenta propia, pero para ello necesitarán describir una forma lo suficientemente creíble y bien fundamentada y respaldada por su rol. De no ser buena su narrativa podrían tener muchos problemas.

Traten de no tardar demasiado porfa, para darle prisa a la campaña.
Suerte Wink



avatar
Daanira Lynella

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Lander el Jue Oct 11, 2012 1:13 am

Dehvi estaba entusiasmado, le gustaba aquella caza del tesoro. Cada vez había más bifurcaciones, pero siempre había una manera de averiguar el camino correcto, una marca, un acertijo… Aquella red de túneles no parecía llegar a tener fin alguno y parecía extenderse más allá de lo imaginable, de hecho, ya había andado más de lo que le había parecido posible, ¿se extendían aquellos túneles quizás más allá de la Sylvan Rock? Era posible, o quizás fueran como una espiral descendente. De cualquier forma no había manera de saberlo.

A pesar de todo, lo que más seguía llamando la atención de Dehvi era aquel resplandor de las paredes, ¿de dónde sacaban la energía para poder brillar? No estaban hechas de un material que el muchacho pudiese reconocer, además era lisas, formadas por cristales. Sin embargo, Dehvi no estaba allí para examinar las paredes, él quería llegar al final de aquel asunto, quería descubrir cuál era el secreto que encerraban aquellas paredes, aquello que tantos habían ansiado descubrir y que seguía allí escondido, esperando aún a que alguien lo hiciera. Ahora él tenía esa oportunidad, solo tenía que alzar la mano y cogerla, aprovecharla.

Al fin llegó a una sala más amplia, sin ninguna bifurcación más, con forma de cúpula perfecta. En el centro de la habitación un pequeño pilar negro, de no más de un metro de altura se alzaba con una ingente cantidad de grabados, sin que ni un solo centímetro de su superficie estuviera limpio. Al acercarse unos pasos más pudo distinguir unas muescas en la superficie del pequeño pilar.

Dehvi las observó con cuidado, formaban parte de una pieza que podía girar, como si de una caja fuerte se tratara. Una melodía empezó a sonar al tiempo que Dehvi trataba de averiguar una combinación posible.

Era una melodía extraña, que parecía venir de todos lados o simplemente sonaba dentro de su cabeza, miró a su alrededor sin ver nada que pudiera provocar aquella música. No tardó mucho en caer en la cuenta, Daanira, Daanira tocaba el violín, pero… ¿dónde estaba? Seguramente se hubiera perdido en el laberinto ¿por qué no lo había seguido? ¿Cómo habían llegado a separarse?

De cualquier forma, lo mejor sería terminar con aquello, Dehvi acercó de nuevo la mano al pequeño pilar. Le tomo un tiempo, pero finalmente logró que algo comenzase a moverse. La cara superior del prisma crujió y se abrió, de su interior comenzó a surgir una plataforma con algo sobre ella.

El joven se alejó prudentemente de centro de la sala, por si podía ser algo peligroso, pero no era nada de eso, era un martillo, un martillo lleno de letras, un martillo que ya había visto antes. ¿Qué diablos hacía allí? Reconocería el martillo de Crom en cualquier lugar, incluso en el menos esperado, como aquel. Fue este hecho y no otra cosa de lo que le hizo dudar de todo lo que había a su alrededor, ¿por qué diablos iba Crom a dejar allí su martillo, en un templo dedicado a la música, por qué iba a dejarlo en cualquier lado? ¿Por qué estaba todo tan hecho a su medida? ¿Dónde estaban las trampas y los peligros que guardaban el tesoro de “El templo de la Luna” y que tantos otros aventureros no habían podido cruzar? Se había dejado llevar por la emoción del momento, por sus anhelos de encontrar algo importante y no era que aquel martillo no tuviera valor, pero sencillamente no podía estar allí… ¿Le estaría engañando la cueva? ¿Una ilusión? ¿Cómo se libra uno de la ilusiones?

Por alguna razón empezaba a estar enfadado, la música que cada vez parecía llevar un ritmo más acelerado, la cueva no le inspiraba confianza, había perdido a sus compañeros… tenía demasiadas cosas en las que pensar, pero la melodía resonaba cada vez más fuerte en su cabeza, demasiado como para concentrarse en algo que no fuera la propia música. La situación lo agobiaba.

En un arrebato lanzó el martillo contra la pared haciendo acopio de todas sus fuerzas, esta se fragmentó en miles de cristales luminosos que se esparcieron por el suelo de la sala, pero que pronto desaparecieron de su vista. Cuando abrió los ojos no había ya nada allí de lo que antes había visto, ya no agarraba el martillo de su maestro sino que se aferraba a su propia ropa, el brillo y la claridad que emanaban de las paredes eran ya cosa del pasado, ni siquiera estaba en pié.

Dehvi se incorporó sobre la roca de la cueva, tenía la misma sensación que cuando duermes en una mala postura y procuró estirar el cuello. Allí, delante de él Daanira tocaba la misma melodía que había estado escuchando en aquel sueño, a su lado, Arthazon se encontraba en una situación semejante a él hacia unos segundos.

-¿Qué diablos ha pasado? –preguntó con un hilillo de voz mientras trataba de despertar extremidades dormidas de su cuerpo.

Lander

Mensajes : 77
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sonata de la noche

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.