Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Ayer a las 9:51 pm por Balka

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Damisela

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Damisela

Mensaje por Blues el Sáb Ago 18, 2012 4:04 am

El sol se escondía dando paso a la oscuridad. Cuando es de noche estas calles no son seguras, pero son mi hogar. Aquel que intente robarme se las va a ver muy mal.

Siempre duermo en los tejados, miro la luna hasta caer dormido. Esta costumbre ha estado conmigo desde siempre pues nunca he tenido casa, mi abrigo es mi propio calor corporal, mi techo es el cielo infinito.

Ya me encontraba en el techo de una casa, observando a las personas a ver si robaba algo más hoy, necesitaba un poco de dinero, pero desafortunadamente por las calles no habían personas con cosas de valor, así que sin más que hacer fui hasta otro tejado más alto que en donde estaba, y me acosté bocaarriba, pero siempre atento, no soy el único ladrón en esta ciudad, Phonterek.

Sin embargo esta noche era algo diferente: no tenía sueño, en cambio quería hacer algo, no lo sé, conocer a alguien, hacer algo... fuera de la rutina. Sí, me conocen por las calles, pero amigos muy pocos tengo, y muchos ya han muerto. No tengo a nadie con quien compartir comida, o salir un rato o... simplemente hablar babosadas. Ahora mismo me siento solo...
avatar
Blues

Mensajes : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Daanira Lynella el Sáb Ago 18, 2012 5:07 am

Valla, pues para ser una ciudad pequeña no está nada mal - se dijo para sí misma mientras entraba a la ciudad de Lumingard, una ciudad que quedaba justo a la mitad del camino entre Malik-Thalish y Erenmios.

Daanira regresaba de un poco productivo viaje en las cercanías de la jungla de Uzuri. Lugar al que había ido solo por los rumores falsos sobre un trovador de gran talento que más bien resultó en ser una trampa bien organizada de algunos asaltantes de poca monta. Sin embargo había salido de allá con más dinero del que llevaba al principio de su viaje y ahora regresaba a Thonomer a comprar nuevos conocimientos mágicos en alguna tienda de renombre, en cualquiera de las mejores tiendas arcanas de las grandes capitales del reino.

La noche había caído hacía ya algunos minutos mientras transitaba las calles empedradas de la ciudad conduciendo su carreta con cierta lentitud por la cantidad de personas que por ahí deambulaban. Parecía una ciudad bastante activa incluso durante la noche. Las tabernas y posadas locales tenían un gran ambiente al interior mientras que algunos negocios de alfarería y sastrería ya cerraban sus puertas para atender los pedidos que debían tener listos a primera hora del día.

Era un excelente lugar para hacer negocios, pero por ahora solo importaba encontrar un buen lugar para pasar la noche y, de ser posible, sacar algo de dinero extra con alguno de sus talentos.

Siguió recorriendo la calle principal de la ciudad hasta que, casi llegando al final del camino, se encontró con una posada bastante amplia llamada "El corcel negro". Daanira pensó que aquel lugar era perfecto, pues contaba con un gran corral donde podía dejar su carreta y su caballo de manera más segura.

Pasaremos la noche aquí Yordell, se buen chico - le dijo a su caballo mientras entregaba diez monedas al cuidador para que acomodara sus pertenencias dentro de aquel lugar.

Sin mas demoras, Daanira entró en el establecimiento con grandes expectativas. Y estaba en lo correcto, pues el ambiente que se sentía desde el exterior era mucho mejor al interior. Las mesas ocupadas por al menos una veintena de personas disfrutando de buena comida y bebida mientras que muchas personas convivían en la estancia principal sobre taburetes hechos de barriles y troncos de madera gruesa. Una fogata, que más bien parecía hoguera, mantenía iluminado el lugar y producía un calor agradable teniendo en cuenta que era una zona costera bastante fría.

Viendo con gusto la clase de ambiente que ahí se vivía, Daanira avanzó hasta una pequeña mesa cerca del escenario donde tocaba un trovador con laúd. Pensaba en pedir una bebida y algo de comer, pero antes debía terminar de escuchar la interpretación de su colega de profesión y tratar de aprender algo nuevo de él.
avatar
Daanira Lynella

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Blues el Dom Ago 19, 2012 3:42 am

Revolcandome en mis pensamientos sobre mi soledad, decidí hacer algo al respecto, pues si yo no busco a alguien, ese alguien no me buscará a mi.

Me levanté, y forcé un poco la vista para fijarme mejor en las personas que habían en la calle, pero ninguna me interesaba. Entonces me pregunté en donde podría encontrar personas con historias que contar, aventuras y desventuras... pues ese lugar sería una taberna, ¿no?.

Salté a otro tejado, y de ese tejado a un barril de un callejón, y luego al suelo; entonces me sacudí la ropa algo polvorienta, me acomodé un poco la ropa, y en busca de conocer a alguien partí a la única taberna que conozco, no tiene nombre, y no queda a mucho de donde estaba.

Así que tras unos pocos minutos llegué, pero tan solo entrar se armó una fuerte golpiza en el lugar, y no, no iba a ganarme unos moretones o una nariz rota por gente borracha, así que como entré salí.

Sin más que hacer, caminé por las calles muy atento a los arboles y callejones, sé que por aquí hay gente como yo. Pero entonces a la lejanía escuché música... sí, era música, la reconozco. Así que llevado por la melodía nocturna de lo que parecía un trovador (por su suavidad) me encontré con esta posada... allí en el letrero decía "El Corcel Negro", así que supuse que ese era su nombre.

Entré, y esencialmente ahí estaba aquel trovador tocando su laúd, inspirado. Era algo raro pues estoy muy acostumbrado a mis tonadas rápidas y feroces con la guitarra... pero no le iba a decir que parase de tocar por que a mi me incomodaba, igualmente entre dientes dije: "Mueve tus dedos más rápidos, idiota.", con una expresión facial de "burla", con los ojos cerrados y mirando hacia abajo. Tras mi ácida expresión, la recepcionista me dijo (mirandome 'feo'): "Si no se va a quedar aquí, tiene que irse". La miré y ya sabía que de una forma me estaba cobrando, así que sin decir nada y mirando al Trovador saqué parte de mis ganancias de hoy y se las di, eran como 9 o 10 monedas, pero no le estaba prestando atención.

Y en cuanto pagué busqué una mesa y luego al conseguirla me senté a escuchar al Trovador. Pasaron una media hora, y el Trovador terminó de tocar su música, y ovacionado me acerqué a él cuando se iba a ir y le dije: "Tu música es buena, pero... quisiera que escucharas esto", el tenía cara de no saber que sucedía, y entonces fui a donde estaba sentado el Trovador, y saqué mi Guitarra, y luego procedí a tocar.

Como siempre, empecé con unas notas suaves, y fui subiendo la rapidez cada vez más, cada vez más.... y luego llegué a lo que yo llamo "El Trance". Al entrar en este estado mis dedos parecen moverse solos con mucha rapidez, y no manejo las notas que salen de mi instrumento, agudos y graves se combinan y se separan generando melodías increíbles que no cualquiera hace.

Pero yo no tenia idea de que iba a suceder: Estaba en lo mío, tocando lo mío en mi estado, cuando alzo la mirada un poco y veo a aquella mujer... no sé quién es, y tampoco sé por qué cuando la miré desafiné mis notas, cometí errores y paré de tocar.

Quedé perplejo, inmovil y no sabía porqué a mirar a tan cautivan... era eso. Era su aspecto, era hermosa al punto de llegar a parecer una Diosa. Pero no era del todo eso, sino que miré directamente sus ojos... y estos son indescriptibles.

Estaba paralizado ante los presentes... mis manos temblaban, no iba a poder tocar de nuevo mi guitarra, así que me levanté y guarde mi instrumento, a lo que el Trovador llegó y me dijo: "Por lo menos yo terminé mi interpretación", y con sus palabras se marchó... mientras yo había quedado como un completo imbécil.
avatar
Blues

Mensajes : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Daanira Lynella el Dom Ago 19, 2012 7:43 am

Muchos habían sido los lugares a los que había ido a parar la caravana de Daanira durante estos siete últimos años. Ella había aprendido e interpretado una gran cantidad de música de diversas culturas y regiones, pero aún así se veía sorprendida de lo diverso que puede ser el mundo. Tan diverso, que a pesar de casi la década de estar errando por distintos lugares siempre había algo nuevo que aprender y algo interesante que vislumbrar.

La interpretación del joven trovador había durado unos cuarenta minutos. Cuarenta minutos que para Daanira habían sido interesantes, pero muy largos . Si bien ella es una amante de la música, poco pudo hacer para ocultar su gesto de desaprobación ante tal interpretación. Le había quedado claro que el que ahí se había parado durante casi una hora no era nada mas que un simple practicante.

Tiene futuro... - pensó mientras aplaudía al artista cuando este había concluido.

Daanira se disponía a conseguir una habitación para pasar la noche tras pensar que ya no habría nada interesante que ver para ella cuando, repentinamente, un joven con mucho ímpetu subió al escenario de madera para criticar la pasada interpretación mientras sostenía firmemente una guitarra. El trovador había sido ofendido con bastante descaro, pero a la mayor parte de la audiencia le había causado gracia la escena.

Sin mayores preámbulos el joven guitarrista comenzó a tocar su instrumento de forma rápida y bastante agresiva. Era una técnica extraña de ver pero que Daanira había tenido oportunidad de conocer en algunos callejones de Malik-Thalish y Tirain-le-Rain. Era un ritmo muy común y, al mismo tiempo, bastante refrescante.

Daanira había permanecido sentada en su mesa prestando mucha atención a aquella música casi improvisada intentando descifrar sus secretos. No era especialmente difícil para ella aprender la técnica del joven pues, aunque más numerosos, los acordes de la guitarra son similares a los de su violín. Sin embargo el muchacho era tan impredecible como su técnica. Parecía como si estuviese improvisando o como si sus manos se apoderaran de su mente y tocara inconscientemente. Sin duda era algo digno de ver.

En un momento, durante una transición, el joven intérprete se quedo inmóvil. Las miradas de ambos se habían cruzado y habían permanecido fijas una en la otra mientras Daanira simplemente sonreía sin parpadear mirándolo con mucha curiosidad, cosa que parecía ser todo lo contrario para el joven quien no pudo mas que dejar de tocar y recibir la burla de muchos de los presentes incluido el trovador de poco talento.

Temiendo que ella había sido la causa de la falla del joven, Daanira se levantó de su pupitre y aplaudió amablemente agradecida por la refrescante interpretación mientras avanzaba con tranquilidad al escenario desviando las miradas de muchos de los ahí presentes.

Una interesante música le que ambos han tocado hoy - dijo amablemente a ambos artistas mientras extraía de su estuche su elegante violín - Sin embargo no me parece justo que solo ustedes sean los únicos que se estén divirtiendo esta noche. Así que, con su permiso...

Spoiler:

Sin decir más Daanira comenzó su interpretación de "Fantasía Tosca", una melodía que enseguida transportaría a la audiencia en una incertidumbre mística para después llevarlos repentinamente a un estado de éxtasis y emoción.

Daanira esperaba que aquella corta interpretación fuese del agrado del público, en especial de aquellos músicos talentosos.
avatar
Daanira Lynella

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Blues el Lun Ago 20, 2012 2:51 am

Tras tal escena tan bochornosa en cualquier aspecto, la burla se apoderó del lugar, yo solo bajé mi cabeza y sonreí, ¡claro que me sé reír de mi mismo!.

Había sido ridículo que por mirar a aquella mujer perdí toda la concentración. Aún con toda la gente en burla y parranda, esta dama se paró, aplaudió y acto seguido prosiguió a tocar su... violín.

El violín no es un instrumento que aprecie, sin embargo esta señorita tocaba una melodía cautivante, que empezó lentamente y luego se tornó épica.

En ese momento de su interpretación subí mi cabeza, sonreí aún más, y sin girar mi cuerpo volteé mi cabeza, y la miré directamente a los ojos, no miré su instrumento, ni sus manos, solamente me enfoqué en sus ojos con una sonrisa presuntuosa de oreja a oreja.

Duré más o menos un minuto mirándola, y luego en medio del festeje de el público, tomé un barril y allí me senté, pero sin verla, solo mirando el mostrador y entre dientes dije: "Si hubiese llegado a la cumbre de mi interpretación tan solo... hubieras visto mi verdadero talento."

Una vez terminada su interpretación, no aplaudí, tan solo seguía con mi sonrisa, luego simplemente me levanté y me fui del lugar. No había conseguido ningún amigo ni alguien con quién hablar, en cambio, quedé en ridículo.

Pero entonces regresé a lo ocurrido... ¿por qué al mirarla simplemente mi "Trance" se detuvo, por qué mi cuerpo se detuvo?. ¿Qué hay en esta chica?... entonces me subí al tejado de el local que estaba en frente de "El Corcel Negro", y me acosté mirando a la posada, escondido entre las sombras. Cuando esta mujer saliese le iba a preguntar qué diablos ocurrió, por ahora solo queda esperar.
avatar
Blues

Mensajes : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Daanira Lynella el Mar Ago 21, 2012 5:44 am

Daanira había interpretado aquella melodía con la única intención de compartir sus talentos con la tan animada audiencia. Como era común en ella, la música se apoderaba de sus movimientos mientras tocaba y contoneaba su figura en una danza dedicada a la propia música de su violín pero disfrutada por el público en general.

Escasos cuatro minutos había durado su interpretación, pero no había cabida para el silencio en la posada pues enseguida le siguieron los aplausos y las alabanzas hacia la mujer que había dejado con la boca abierta al joven trovador del laúd y al resto de la audiencia. Sin embargo, el joven de la guitarra ya no estaba por ningún lugar, cosa que desconcertó un poco a la mujer la cual esperaba un veredicto de parte de un colega músico.

El público enardecido en emoción aclamó una segunda y hasta una tercera melodía de su violín mientras que una muy alagada Daanira concedía las peticiones de su público. Primero, una melodía elfica llamada "Lil'daelvaël" la cual era una melodía dedicada a la luna y que recientemente había aprendido. Con un ritmo semi lento, pero lleno de sentimiento, logró sacar las lágrimas de más de un aguerrido aventurero. Y poco después, interpretaría la melodía conocida por muchos de los pueblerinos de la región de Thonomer denominada "El dragón de plata". Una melodía llena de acción y energía que puso a bailar a muchos, si no es que a todos los que la escuchaban, terminando en un gran brindis comunal en honor a la artista quien solo lograba asentir sonrojada y feliz de haber sido del agrado de la gente.

Tras bajar del escenario, el tabernero se le acercó con una gentil mirada y un rostro marcado por la guerra. El hombre de más de sesenta años le ofreció hospedaje en una de las habitaciones superiores en agradecimiento por la música y por la cantidad de cerveza que logró vender ante tanto alboroto. Sin objetar nada, Daanira aceptó su oferta y subió a su habitación esperando poder descansar y reflexionar sobre su día.

La habitación era pequeña pero cómoda. Una cama de paja bastante suave, una mesa pequeña con banquillo y una gran ventana con una hermosa vista adornada con una de las grandes lunas del cielo nocturno. Sin esperar demasiado, Daanira retiró sus indumentarias colocándolas en el suelo. Desató su cinturón de cuero y apartó el pantalón para dejar caer su blusa blanca holgada en forma de pijama y se acercó al borde de la ventana para poder observar mejor el cielo estrellado. Pero lo primero que le llamó la atención no fue el cielo, si no que en el tejado de enfrente se encontraba el guitarrista recostado y mirando a las estrellas. A Daanira le pareció interesante pues parecía que reflexionaba sobre cosas más allá de su entendimiento y dudó por un momento sobre si llamarle o no, sin embargo le interesaba conocerle.

Haz salido muy rápido de la posada - dijo utilizando un tono de voz no demasiado elevado mientras apoyaba sus codos sobre la ventana y descansaba su cabeza en sus manos - ¿Haz logrado escuchar mi música? ¿Que te ha parecido? - Le intrigaba saber su opinión y conocer un poco más de él y de su peculiar guitarra.
avatar
Daanira Lynella

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Blues el Mar Ago 21, 2012 6:12 am

Lo que había ocurrido había sido demasiado raro, nunca me había pasado esto... esperaba una respuesta de su parte cuando saliera, pero para mi sorpresa la violinista que tanto entusiasmó al público ahora estaba hablándome desde la habitación superior de la posada a donde miraba... "Haz salido muy rápido de la posada" me dijo, y a esto añadió: "¿Has logrado escuchar mi música. ¿Qué te ha parecido?."

Sin prestar atención a sus palabras, la vi a los ojos a ver que ocurría pues en aquel momento en la taberna al mirarla a sus ojos pasó algo raro. Al mirarla... me estremecí, pero aún ignorante de qué ocurría... era algo en mi, me daban cosquillas y me ponía nervioso... ¿qué es este sentimiento que nunca he tenido?... ¿porqué al verla a los ojos me pongo así?...

Ella esperaba una respuesta, pero yo tan solo sonreí, y quité la mirada de ella sin darle mi opinión sobre su música. Entonces saqué mi guitarra y le dije: "Esto era lo que ibas a escuchar si hubiese terminado", y comencé a tocar la misma canción que estaba tocando allá abajo, pero esta vez absteniendome de mirarla, poco a poco llegué hacia donde estaba, en mi trance, y cuando finalmente tras unos dos minutos llegué a mi máxima capacidad: no sentía mis dedos y me dolían, pero no podía dejar de tocar, iban a una velocidad casi inhumana, y entonces expresé mi sentimiento de rabia por no entender nada de esto, y lo expresé entonces convirtiendo la canción en agresiva y brutal mientras fruncía el ceño, lo fruncí aún más pareciendo molesto, toqué aún más rápido y entonces con dos acordes tocados como si tuviera ganas de romper las cuerdas, finalicé mi interpretación.

Al terminar mi 'trance', solo sentí un silencio... mis dedos me dolían y mis manos estaban temblorosas... entonces guardé mi guitarra de nuevo, volví a sonreir... y tras unos segundos, la miré a los ojos de nuevo, pero esta vez fijamente... tratando de descifrar el secreto de su mirada.
avatar
Blues

Mensajes : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Daanira Lynella el Miér Ago 22, 2012 12:08 am

Daanira sintió como si ese joven la estuviese examinando más allá de lo evidente . A pesar del interés que tenía la mujer en él no pudo evitar sentirse incómoda ante su mirada fija, como si quisiera descubrir todos sus secretos y placeres.

El silencio reinó por unos segundos mientras la incertidumbre de la mujer iba en aumento. No podía descifrar si el joven estaba enojado con ella, quizá por su fallida interpretación en la posada, o si bien tenía alguna intención poco amistosa en mente. Sin embargo el silencio se rompió una vez había decidido dirigirle la palabra. No dijo mucho, solo tomó su guitarra y sin más comenzó a tocar la misma melodía llena de energía que había sido interrumpida anterior mente.

Daanira aceptó la interpretación, pues entre músicos solo sus notas son mejor entendidas que las palabras. Ella escuchaba atenta a los acordes y los ritmos variados. Estaba segura que era un estilo ordinario, no tenía mucha técnica ni demasiado sentido, sin embargo cada nota y cada golpe expresaban a la perfección los sentimientos y la personalidad de su intérprete. Daanira estaba encantada, pues con esa simple interpretación había logrado comprender un poco más sobre su colega de profesión. A pesar de que parecía ser más ruido que música, ella no expresó gestos de desaprobación pues entendía que el mundo poseía muchos estilos y deseaba aprenderlo todo de ellos.

Tras la intensa interpretación, el joven pareció recordar la presencia de Daanira y nuevamente perdió su mirada en sus ojos sin decir palabra alguna. Daanira sostuvo con cierta dificultad su mirada pero esta vez sonrió y aplaudió levemente mientras le devolvía una sonrisa discreta.

Es una música bastante intensa, dudo mucho que yo pudiera tocar la guitarra con esa brutalidad - dijo mientras trataba de aguantar una ligera carcajada. Si bien le había gustado la pieza el solo imaginarse a si misma haciendo la cantidad de posturas que hizo el muchacho mientras tocaba desconectado de la realidad le hacía botarse de la risa - No se si esa pieza tenga algún nombre o si simplemente fue una expresión de lo que tenías arraigado en el pecho. Pero si fuese lo segundo entonces creo que tendría que agradecerte por tal cumplido.

Daanira era muy perceptiva, siempre lo había sido gracias a sus dones de adivinadora, y era claro para ella que el muchacho tenía alguna especie de interés en ella. Un interés que posiblemente no sería adecuado perturbar, pero que sin duda la tenía bastante intrigada.

La noche se mostraba tranquila y el cielo despejado, la tranquilidad de la ciudad se reflejaba en sus calles y sus viviendas y el sonido del silencio era casi tangible. Solo esperaba que en esta ocasión el joven dijese más de unas cuantas palabras, pues en verdad deseaba conocerle un poco más.
avatar
Daanira Lynella

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Blues el Miér Ago 22, 2012 2:23 am

Sabía en su cara que se reía de mi interpretación, aunque de cierta forma la entiendo pues, con el violín las melodías tienden a ser suaves y aunque tengan sus momentos de rapidez y brutalidad, son siempre cortos.

De todas formas seguí con mi sonrisa y mi mirada fija que podía incomodarle pues parecía pretenciosa, pero yo solamente quería entender.

Entonces fue cuando ella rompió el tan intenso silencio diciendo: "
Es una música bastante intensa, dudo mucho que yo pudiera tocar la guitarra con esa brutalidad
", a lo que no respondí, nisiquiera hice un gesto, pero luego dijo: " No se si esa pieza tenga algún nombre o si simplemente fue una expresión de lo que tenías arraigado en el pecho. Pero si fuese lo segundo entonces creo que tendría que agradecerte por tal cumplido.", a lo que respondí:

"Mi nombre es Blues, toco guitarra desde hace mucho tiempo. No tiene nombre, y tampocó expreso ningún sentimiento cuando toco mi guitarra. Yo solo la toco, salga lo que salga.", mientras seguía con mi sonrisa.

Entonces me levanté y le dije: "Al mirarte sentí algo extraño, tan extraño que me sacó de mi 'trance'. ¿Quién diablos eres y porqué tu mirada me causa esa sensación?."

Esperaba una respuesta, estaba desconcertado totalmente, como si estuviese en otro mundo... tan misteriosamente me cautivaba, y de cierta forma me atraía su misterio.... espera, ¿era esto lo que sentía?.... ¿a-a...at..atracción?....
avatar
Blues

Mensajes : 31
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Daanira Lynella el Lun Ago 27, 2012 2:31 pm

Tras la indómita representación del guitarrista Daanira no sabía bien que pensar del muchacho. Se había presentado por el nombre de Blues sin más, lo cual le hizo pensar que quizá e tratara de algún apodo o simplemente era un nombre que no le sonaba en nada. Sin duda Noreth era amplio y variado en cuanto a las costumbres de las personas.

Blues le dijo que él simplemente tocaba por tocar. No intentaba expresar nada ni, obviamente, le interesaba gustarle a nadie mientras tocaba. Pero en todo eso había algo en lo que no estaba de acuerdo con él, y eso era que Blues afirmaba que no expresaba sentimientos al tocar y eso es prácticamente imposible de aceptar para una artista como Daanira.

Pues sin duda es una persona interesante joven Blues - dijo siempre manteniendo cierto respeto y un tono de voz relajado en tono de confianza - pero me parece que lo que afirmas es falso - entrecruzó sus brazos mientras dejaba de apoyarse en el marco de la ventana para recargar su costado a la pared sin dejar de verlo de frente, dejando ver sus piernas solo cubiertas gracias a lo larga que era su camisón - Dices que solo tocas por tocar sin expresar nada en especial, pero para mí tu música es tan agresiva y extraña como tu lo pareces ser.

Daanira no deseaba que tomara aquellas palabras como una ofensa o una crítica, por lo que siempre mantuvo su postura serena y un tono de voz sin una pizca de burla ni agresividad. Era verdad que, para ella, Blues parecía una persona agresiva. Pero esto no era nada malo, pues había conocido a muchas personas así antes y sabía bien que cada persona es un mundo diferente.

No lograría saber que fue eso que te provocó tanta extrañeza con mi mirada como para bloquear tu mente a la hora de tocar la guitarra - contestaba a sus palabras - Pero en cuanto a "quien diablos soy" - remarcó las palabras con cierto tono de gracia, pues era una forma poco ortodoxa de preguntar sobre una persona - Simplemente soy una viajera. Una artista errante si lo prefieres. Viajo por las tierras de Noreth en busca de nuevos conocimientos que expandan mi mente y mi dominio de la música y la danza. Siempre intento aprender las costumbres de las personas de distintas razas y contar sus historias en mis composiciones con la esperanza de que mi audiencia se sorprenda y se llene de curiosidad por las historias que tiene que contar mi violín - Hablaba sin dejar de observar el cielo nocturno sin perder de vista a Blues. Siempre envuelta en sus propios pensamientos a pesar de no tener la certeza de que le estuviese prestando atención o no. Al terminar de hablar volvió su mirada a él - Y... ¿que me dices de ti? - Le miró mientras mostraba una sonrisa segura mientras formulaba la misma pregunta que le habían dedicado - ¿Quien diablos eres?
avatar
Daanira Lynella

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Damisela

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.