Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Ayer a las 9:51 pm por Balka

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Danza de pasión para un dragón (Privada)

Página 2 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Jue Mayo 19, 2011 10:22 pm

Poco a poco, con ayuda del agua mágica de Rose, y la ayuda del dragón, Nogard fue recobrando su consciencia, primero abrió un poco los ojos, y tras un par de parpadeos para acostumbrarse a la luz los abrió del todo incorporándose un poco, vio a Rose a su lado y sonrió levemente, de manera tímida, y sin poder ocultar sus mejillas rojas, ruborizadas, mostrando su vergüenza aunque intentaba ocultarla.

-Yo... uf... que tonto soy... ejeje... me había parecido escuchar que tu eh... bueno... que me... vamos... que te gustaba, pero habrá sido una confusión, uff... que mareo mas tonto ¿no? jej...

Aunque intentase reírse para quitarle hierro al asunto... no le había apasionado precisamente la idea, aquella búsquedas... bueno, había asustado al joven, que por buen corazón y pureza de este... a veces se pasaba y podía ser demasiado sincero con sus sentimientos... aunque los intentase siempre ocultar.

Mas o menos... bueno... temía al amor, pero solo ligeramente, no por nada en especial, si no porque en el interior... bueno, muy en el interior, mas allá del dragón... aun era un niño, un huevo, o una cría, como solía llamarle amistosamente el dragón... y aun no se sentía preparado para asentar la cabeza... si, estaba claro, lo que sentía Rose, era simple amor, un noviazgo, nada serio, al menos por el momento, pero Nogard no podía dejar que asimilar... y relacionaba el noviazgo con sentar la cabeza, no por una confusión, si no porque pensaba, que de uno, pasaría rápidamente al otro.

La verdad... es que aun mas adentro que ese niño... en su mas profundo ser... él también quería a Rose, pero... aun no se creía preparado para ello, y hasta que se percatase de esto y decidiese darle una oportunidad... Rose aun debería esperar un poco más... y mientras... el dragón que habitaba en Nogard sonreía... y reía a mandíbula batiente... la inocencia del chico.
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Vie Mayo 20, 2011 10:23 pm

Cuando abrió los ojos un poco me sorprendí y continué mojando su nuca unos segundos más, notando como la herida de su cabeza se cerraba en el sentido contrario en que se había abierto y comenzaba a dejar de sangrar. Parpadeó y me miró un segundo, tal vez ni se diera cuenta, pero yo sí, aquel cruce de miradas me hizo ponerme de nuevo roja mientras dejaba a en una pequeña mesa de madera la palangana con agua y el trapo húmedo.

Sonreí cuando é lo hizo, como para demostrarle que también estaba contenta de que despertara, pero mis manos, al igual que casi todo mi cuerpo, temblaban por tenerlo delante. Mis mejillas de nuevo se teñían de rojo. ¿Qué demonios era esa sensación? Era como un golpe tras otro en el pecho, parecía que en cualquier momento se me iba a salir el corazón. Cuando comenzó a tartamudear incluso me ilusioné, pero cuando llegó a la parte de “me ha parecido” perdí toda esperanza.

Mi pecho latía con fuerza, pero a él parecía darle igual. Aunque el tono rojizo de sus mejillas y su vacilación al hablar dijeran lo contrario. De nuevo mostré una sonrisa un tanto forzada y asentí como una tonta con tal de que se quedara allí – Sí… una imaginación tuya – dije por lo bajo mientras miraba la colcha de la cama. Me dejé caer derrotada en el colchón de heno de la cama. No tenía nada que hacer con ese chico. Me gustaba como nunca me había gustado ninguno, le había besado donde nunca había besado antes a nadie, ni nunca antes me había besado nadie, en los labios, unos labios dulces y apetecibles. Pero pese a ello… no me confesaba su amor.

¿Por qué? Ni idea. Paseé la vista por la habitación unos minutos mientras aquel tenso silencio parecía ser una eternidad entre nosotros dos. Posiblemente él estuviera incómodo conmigo allí, así que me levanté y cogí mi mochila dispuesta a irme, pero cuando alcé la bolsa de cuero marrón con la capa y las panderetas dentro las metálicas vibraciones de estas últimas llegaron a mis oídos. ¡Claro! ¿Cómo no lo había pensado antes? Él era músico, igual que yo. Antes incluso me había ofrecido trabajar juntos. Hice como que solo mudaba de lugar la bolsa y la dejé sobre un pequeño tocador, me senté en la banqueta y cogí su guitarra del suelo, donde había quedado tras su desplome. Acaricié suavemente las cuerdas y sonreí para mis adentros, si no me confesaba su amor por lo menos pasaría un buen rato con él.

-Car… Nogard – me corregí rauda como el rayo - ¿Improvisamos? – le dije tendiéndole la guitarra a su lado en la cama y cogiendo yo mis panderetas – Me gustaría bailar un poco. En la plaza me desplomé y desde entonces no he bailado, además, tú tocas muy bien. Seguro que… - decidí cortar ahí mis palabras, en realidad la frase continuaba de este modo; “Seguro que haríamos una buena pareja” pero en ese momento de tensión era lo último que necesitaba, una frase ambigua. Así que simplemente me puse en pie de un salto y me coloqué frente a él, estaba roja, pero sabía que en cuanto empezase a bailar se me pasaría. Me separaría dos o tres metros del chico. Sostuve las panderetas y me reí un poco por lo bajo, como una colegiala, bueno más bien como la niña que era. Agité un poco las panderetas y levanté la vista de golpe, conteniendo un rubor que se me notaba hasta en las cejas.

Tenía pensado hacer el mejor baile de mi vida solo para él, quería que se fijase en mi cuerpo. Bueno, no, más bien quería que se fijase en mí. Pero por algo se empieza. Di un par de palmadas con las panderetas y me puse de espaldas para que al comenzar la música me diera tiempo a calmarme.

-Improvisa algo, Nogard. Yo bailaré al ritmo de lo que suene ¿vale? – pregunté, deseando que no me dejara sola en el tiempo en el que estaba de espaldas.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Sáb Mayo 21, 2011 9:50 pm

Nogard ni siquiera se daba cuenta del estado de Rose, estaba tan sumido en su propia realidad que no se percataba de lo que en verdad sucedía en aquella habitación, pero se alegró mucho cuando Rose le tendió su guitarra para tocar juntos, tal y como el le había sugerido antes.

Era una idea que le gustaba mucho, la música le encantaba, y tocar junto a otra persona que también sabía de música era algo que no oponía hacer todos los días, no todos los artistas, los músicos, eran tan amables de tocar en conjunto con otras personas.

¿Improvisar? Eso era algo que se le daba bastante bien a Nogard, todas sus canciones habían nacido de una improvisación. Se sentó y se colocó su guitarra, cerró los ojos para sentir la música fluir, y empezó a dar golpecitos con el pie en el suelo, marcando el ritmo, de dos por cuatro, y entonces empezó a tocar la canción, una improvisación, mezclando el ritmo, tocando las cuerdas de su guitarra y... la propia guitarra, la madera también servia para hacer música ¿Por que no?

(Off:Esto toca Nogard):


Y con ese ritmo, marcado por sus cuerdas y los golpecitos a la propia madera de la guitarra empezó a improvisar la canción, al poco alzó la mirada, para contemplar a rose, quería verla bailar y tocar sus panderetas. Cuando se sabía bien tocar, se era capaz de tocar mientras mirabas, no era tan complicado, solo debía de tocar unos sonidos que encajasen en conjunto, y eso se podía hacer con el oído, y luego podía usar los ojos para contemplar a Rose.

Oír la música, puede ser tan bello como verla, la cosa es saber apreciarlo. Uno se divierte con la música, cuando la vive, cuando no la piensa, cuando la deja fluir, eso es lo bello de la música. Y el dragón sabía apreciarlo, así que por una vez en un tiempo se había callado para escuchar la música de los dos, que era verdaderamente bella, sabían hacerla coincidir, se notaba que estaban compenetrados, tenían una sincronización especial... aunque Nogard no la nótese, no era solo musical.
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Sáb Mayo 21, 2011 11:52 pm

Poco a poco fui dejando que el compás de su pie me marcara la entrada. Todavía no había empezado a tocar ni él ni yo, solo marcábamos el compás de dos por cuatro que guiaría el baile. El ritmo no parecía muy rápido, pero tampoco muy lento, era como andar despacio. ¿así empezaríamos, despacio? Bueno, no me importaba mientras empezáramos. Cuando sonó el primer acorde de la guitarra me giré sobre mis talones y comencé a mover las panderetas poco a poco, sin mover demasiado el tiempo y marcando un ritmo que se adaptara al suyo.

Apenas un minuto así y rápidamente cambié a un ritmo un poco más rápido pero que aun así seguía armonizado con el suyo, haciendo una especie de canon instrumental. Abrí los ojos un segundo y me di cuenta de que me estaba mirando, pero eso no bastó para desconcentrarme, mientras bailaba parecía ser inmune a sus ojos azul turquesa o su cabello de oro. Notaba como mi cuerpo se movía solo mientras que mis ojos no se apartaban de los suyos.

Los calculados movimientos de baile salían de mi corazón y recorrían todo mi cuerpo sin que yo pudiera hacer casi nada. Mis sinuosas caderas se movían solas a cada golpe en la madera y mis piernas se enredaban entre ellas con cada serpenteo de mis brazos para mover las panderetas. Cada segundo, cada nota, cada sonido y cada fibra de mi cuerpo parecían danzar solo para él. Muchos de los pasos que estaba ejecutando eran cosas que de normal no me salían o simplemente no conocía ¿Cómo era posible aquel despliegue de habilidad en ese momento? Tal vez…

Cerré de nuevo los ojos y respiré hondo para dar un giro completo sobre mí misma durante el cual separé las piernas cayendo de manera rápida e imparable al suelo, hasta rozar con mis muslos este. Dolía un poco, pero apenas nada y seguí bajando hasta que ambas piernas estaban en paralelo con el suelo. Agaché mi espalda para que mi cara quedase oculta por el cabello de color marrón y me quedé así unos segundos hasta que me levanté sonriendo.

-¡Guau! ¡Tocas genial! – le dije olvidando toda mi vergüenza gracias a la música.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Sáb Mayo 28, 2011 5:40 pm

Nogard estaba sorprendido del baile de Rose, era increíblemente buena, se hallaba concentrada en los pasos y la música, pero Nogard tampoco quedaba atrás, su concentración en la canción era total, aunque eso no quitaba el poder ver a Rose, lo divertido de la música era eso, ser capaz de tocar sin pensar, solo escuchando, y mientras, su vista podía deleitarse con el asombroso baile de la chica, y el mas asombroso aun final, con un espagat.

-¡Y tu también! además, bailas muy bien, hacemos buena pareja, en serio, podríamos tocar juntos para la gente ¿No crees?

Nogard se hallaba bastante emocionado, dejó su guitarra a un lado y se dejó caer hacia atrás, con los brazos extendidos, y tras un segundo los puso tras su cabeza y miró a Rose con una sonrisa.

-Oye, siéntate aquí y hablemos de algo... No se... podrías contarme algo de tu viaje... porque viajas... ¿cierto? no creo que seas de esta ciudad, no lo pareces, además, dudo que fueses una bailarina, y te quisieses quedar en una posada si tuvieses una casa aquí... ¿Me equivoco?

Nogard resultaba ser alguien con un gran don de deducción, su vista analizaba los detalles y los colocaba en su cabeza correctamente ordenados... era sorprendente... normalmente una persona no se imaginaba así a ese muchacho de cabellos dorados, ojos verdes azulados, y cabello revuelto con una flauta y una guitarra... parecía mas bien alguien descuidado y despreocupado, pero en el interior estaba atento a cualquier cosa, era uno de los muchos aspectos sorprendentes de Nogard, y uno de tantos que al dragón le picaba la curiosidad... uno de tantos, pues el chico era una caja de sorpresas, y aun le sorprendía continuamente, era raro el día que no descubría algo nuevo de él...

¡Y eso que vivía dentro de su cabeza!
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Sáb Mayo 28, 2011 8:03 pm

Me puse roja de repente cuando me dijo que bailaba bien. ¿Le había gustado? En realidad había estado tan concentrada en el baile que apenas me acordaba de nada de lo que había pasado, tenía trozos de memoria, en los que salía yo misma bailando y Nogard mirándome, sin apartar la vista. Eso hizo que me pusiera todavía más roja.

-¿En… enserio bailo bien? – le pregunté bajando la cabeza y sentándome a su lado como me pedía. Estaba nerviosa, las manos se sudaban y el pecho me palpitaba rápido. Estaba allí, en la cama, sentada a su lado. Agarré con la mano que mis piernas tapaban la sábana de algodón y la apreté con fuerza por culpa de los nervios. Tragué saliva mientras él hablaba ¿Por qué me ponía tan nerviosa su presencia? No era nada “extraño”, era un chico, no puedo decir que uno más, pero era solo un chico.

Había bailado en tabernas llenas de hombres, había escapado conocido a un silfo, había sido capaz de salir viva de un lugar infesto de criaturas desconocidas y no-muertas y sin embargo no era capaz de estar tranquila al lado de ese chico. Mi corazón palpitaba con fuerza y al final no pude resistirme, según iba hablando el embrujo de sus ojos, de su cabello y de su rostro me pudo, haciendo que me reposara débilmente sobre su pecho, con desconfianza al principio, pero cada vez menos tensa, relajándome con los latidos de su corazón. Y calmando mi propio ritmo cardíaco con el suyo.

-No… no vivo aquí – dije sonriendo mientras me quitaba las botas para poder poner los pies sobre la cama, quedando solo con los calcetines altos – Yo… La verdad es que no sé de donde soy. Nací en un pueblecito, en una granja. Ya sabes… una chica de campo – dije riendo un poco mientras jugaba con mi propio pelo, enredándolo en mi dedo – Bueno… la verdad es que viajo por… para… porque… - me paré un momento e intenté calmarme, con resultados penosos – Porque… bueno, busco a mis padres – dije finalmente mientras le sonreía - siempre viví con una familia que no era la mía y bueno, ya sabes… - cada vez las cosas que decía tenían menos sentido, y los párpados me pesaban cada vez más.

No podía con aquel sueño, estaba agotada por todo, conocer a Nogard, besarlo, bailar con él. Acabé por cerrar los ojos, dejando que su mirada fuera la guardia de mis sueños y su respiración la nana que me aseguraba que no iba a despertar en un buen rato.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Mar Jun 14, 2011 7:59 pm

Rose comenzó a contarle cosas de su vida, efectivamente, no pertenecía a ese pueblo, había nacido en una granja, cercana a un pueblo, obviamente, criándose con padres adoptivos, algo que Nogard no había sufrido...
Bueno, al menos eso creía él...

Ella viajaba para buscar a su padre, a diferencia de el, que en su viaje solo quería encontrar algo para compensar el tremendo favor que le hizo el dragón al darle su vida... bueno, eso y ver un poco de mundo, nunca estaba mal ver todo tipo de cosas y saber más, y alguien inteligente sabe que aprender es mas fácil si lo vives.

Pero poco a poco, con forme la joven muchacha iba contándole pequeños detalles de su vida, fue adormeciéndose, hasta quedar dormida, Nogard al verla cerrar los ojos la colocó con cuidado en la cama y sonrió mirándola, estaba agotada... aunque, después de su desmayo... era curiosa aquella joven, pero el verla dormida, empezó a provocarle a el también una somnolencia, y acabó dando un bostezo y esterando sus manos, mientras se tumbaba al lado de la chica y cerraba los ojos pare descansar también.

Antes de quedar profundamente dormido algunos pensamientos inundaron su cabeza, su familia, el viaje, el dragón, pero sobretodo Rose... no comprendía por que pensaba tanto en ella y no podía apartarla de sus pensamientos... pero tampoco le molestaba, la chica era maja, le había caído bastante bien... al día siguiente le propondría tocar juntos en la plaza, seguro que serían un dueto excelente, y no creía que la chica rechazase, no al menos después de haber como tocaban juntos.

Estaba claro que ambos tenían una extraña sincronía, como estaban unidos, como un lázo los había atado como...
Como la quería... Pero ni el se daba cuenta.
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Mar Jun 14, 2011 10:24 pm

Al final, y olvidando toda vergüenza de un principio, me dejé llevar por el sueño sobre su pecho, acunándome en sus brazos. No tardé mucho en hundirme en un sueño tan profundo que me daba la sensación de que jamás iba a despertar, incluso fui incapaz de notar cuando Nogard se separó de mí para volver a tumbarse a mi lado. Noté la cama hundirse un poco cuando se tumbó, pero me dio igual. Sin él saberlo me rozaba en el brazo en la espalda, casi desnuda por la ropa, y eso me encantaba, me daba una sensación de seguridad que solo había tenido con una persona: Kay.

Kay era aquel chico rubio con el que había pasado casi toda mi infancia. Mi mejor amigo y casi como un hermano mayor. Me cuidaba, jugaba siempre conmigo y se preocupaba por todo. Era amable y simpático… y por algún motivo desapareció un día. Nunca se lo había dicho a nadie, pero él era otro de esos motivos por los que viajaba. Otra de las cosas que me empujaban a levantarme cada mañana, como ahora lo era Nogard. Haría lo que fuese por conseguir que me devolviera ese beso que yo le había dado, quería ser yo la sorprendida, la enganchada por sorpresa.

Ya debía de ser de noche cuando me volví a despertar, porque estaba todo oscuro y sombrío, apenas veía nada por culpa de que no entraba mucha luz por la ventana del cuarto. La primera sensación que tuve fue de auténtico miedo, terror al verme en la oscuridad, pero cuando moví mi mano en busca de algo con lo que cubrirme encontré, no otra cosa, sino que la mano de Nogard. Su tacto tibio y suave, casi podía notar la sangre discurrir por sus dedos, y en ese momento fue como si la habitación se iluminara de golpe. Las sombras retrocediendo ante la calma de tener la mano de aquel chico entre la mía.

Nuevamente me fui tumbando, de manera lenta para no despertarlo. Apoyé la cabeza en su pecho como había hecho antes y la mano la dejé sobre sus abdominales, acariciando un poco sobre su camisa en círculos y mirando a su angelical rostro mientras respiraba de manera pausada. Eran… unas facciones tan finas, tan delicadas y a la vez tan bellas y masculinas. Un mechón de pelo rubio caía por su frente hasta casi entrar en su ojo de color zafiro mezclado con esmeralda. No podía consentir eso. Con cuidado soplé débilmente para quitar se pelo de ahí, y antes de que volviera a dormir para no despertar más por ese día acerqué mis labios a su tierna y rosada mejilla y la rocé con estos dejando ahí un beso – Te amo – dije susurrando, apenas me escuché yo misma, pero me bastaba. Deposité la cabeza en su hombro y nos cubrí hasta la cintura con la sábana más cercana para que viento no nos molestase. Ahora sí era verdaderamente feliz.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Dom Jun 19, 2011 5:31 pm

La oscuridad, flotando en ella, de pie, boca abajo... ¿tal vez tumbado? ni idea... Solo se encontraba flotando en la mas absoluta oscuridad, ni tan siquiera tenía cuerpo, solo... estaba allí, flotando, viendo la nada, el vacío.
Una luz apareció de pronto a lo lejos, un cambio, y fue... simplemente fue hacia ella, no se podía decir que caminando, dado que no había suelo, pero a la vez, decir que flotaba seria erróneo, simplemente se desplazaba ¿O era la luz la que se movía hacia el? Era tan difícil saberlo...

Minutos, horas, días, semanas, meses... era difícil saber cuanto tardó en alcanzar la luz, y ya, al fin, a pocos metros de ella, brillaba, un resplandor blanco, como una pelota de basket, había algo en esa luz, se acercó un poco más... un sonido, un rítmico pum, pum... pum, pum... un corazón, un brillante corazón latía en el centro de la luz...

Timadamente intentó tocarlo, por alguna razón ahora volvía a poseer cuerpo, sus dedos atravesaron la luz, y se disponían a tocar el latiente corazón, pero justo cuando lo iba a rozar, la luz blanca, pura, se volvió roja, y el corazón se aceleró, apartó rápidamente la mano, y se alejó un poco, la luz se extendía, pero de forma irregular, formando una figura, alta, muy alta, un gran cuello, unas alas, una cola... y poco a poco la luz fue materializándose, hasta formar un dragón de color plateado, que le miraba con sus bellísimos ojos azules.

-Nogard...

-¡Draco!

-Nogard... Deberíamos hablar-Dijo Draco, el dragón que habitaba en el interior de Nogard.

-¡Claro! ¿De que?

-De Rose, amigo mío, de Rose... esa chica te ama, te ama de verdad ¿Que te pasa, muchacho? ¿No eres capaz de verlo? ¿Tan ciego estás?

-Pensé... que solo había sido un sueño, Draco... pero... ¡Soy un niño!-Dijo Nogard un poco turbado.

-¿Y que? ¿Acaso el amor tiene una edad preestablecida? Ni eres elfo, ni silfo, ni un dragón... al menos completamente, tu vida es igual de larga que la de cualquier otro ¿De verdad piensas desperdiciar la oportunidad que te brinda el destino? ¿Piensas desaprovechar los años de tu vida solo? La vida humana es tan corta... que merece ser vivida plenamente, no desechar ninguna de las oportunidades que se te ponen por delante, tomarlas, eso es algo que no todas las razas pueden disfrutar, los dragones por ejemplo, vivimos tanto tiempo que los mas ancianos ya no saben ni vivir, desperdician su tiempo, hasta que se les agota, por eso te concedí mi corazón Nogard, quería hacer algo de provecho, algo que sirviese de más que ocupar sitio hasta que un hombre espada en mano me extirpase el corazón cuando más anciano, descuidado y débil me encontrase, mi cuerpo fue destruido, mi corazón late ahora en tu pecho, y mi conciencia permanece junto a ti... hay alguien más que desea compartirse con tigo, compartir su tiempo, su vida... ¿Le negarás la oportunidad?

-Yo... no... no se que pensar... es tan... precipitado...

-Te comprendo, será mejor que descanses y que veas por tus mismos ojos tus sentimientos, que aclares tu mente y te decidas, solo puedo aconsejarte, muchacho, no puedo obligarte a nada...

Poco a poco, la figura del dragón empezó a hacerse transparente, quedando de nuevo solo el corazón latiente, que permaneció unos segundos allí, antes de desvanecerse también...
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Dom Jun 19, 2011 6:43 pm

Lo último que recuerdo de la habitación es la pálida luz de luna entrando por la ventana, iluminando su rostro que iba desapareciendo lentamente de delante de mí mientras cerraba los ojos arrastrada por el sueño y el cansancio. Una vez los hube cerrado ya no recuerdo nada durante un tiempo, solo que había oscuridad, sus lentos latidos y, que sin darme cuenta, me había girado del todo, dejando mi rostro muy cerca de su cuello y mi mano había subido hasta su torso, depositándose por azares del destino en el lado del corazón. Mi pierna derecha se subió un poco sobre la de él y así me dormí, dejando que su calor fuera mi manta.

Desperté de nuevo, pero no estaba en la habitación, era un lago, un lago en mitad de un bosque. Apenas me quedaba ropa, solo la interior, y estaba completamente mojada de pies a cabeza. Entre los cerezos se movía un suave viento que arrastraba con él algunas hojas de color rosado de un delicioso aroma dulce propio de sus pétalos. La arena de la orilla era fina, bañada por el agua dulce del estanque natural, y adornada con las conchas de algunos ermitaños de río que habían dejado allí sus viejas casas para hacerle unas más grandes.

Al otro lado podía ver como el sol salía a presentar un nuevo día. Era un escena digna de ver. Pero pronto toda la calma pareció multiplicarse al notar como unos brazos masculinos, sin apenas vello pero con algo de musculatura, caían por mis hombros hasta alcanzar mi estómago, acariciando este con las yemas de los dedos. Noté la barbilla de alguien apoyarse en mi hombro y luego sus labios en mi cuello de una manera lenta y agradable que me hizo mirar al cielo - ¿No… Nogard? – pregunté sonrojada. La figura asintió con una sonrisa - ¿Quién sino? – su voz sonó tan cerca de mi oído que noté que las fuerzas me fallaban y las piernas se me ponían blandas como el flan.

Tragué saliva y me giré lentamente. En efecto, era él, estaba ahí, abrazándome y besando mi cuello, aunque los besos en esa zona no duraron mucho, pues al ver mis labios tan cerca de los suyos me besó de improvisto, como yo había hecho la primera vez. Notaba el contacto de la piel de su torso en la espalda, y era agradable. Nunca había sentido nada parecido – Rose, te amo – dijo mientras me besaba de nuevo.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.