Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ingeniería Rúnica
Ayer a las 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Ayer a las 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría

» ¿Quién rolea?
Dom Oct 08, 2017 2:51 am por Runesha

» Un Zarpazo en la Tormenta.
Lun Oct 02, 2017 1:19 am por Ayanne

» Índice de ciudades
Lun Oct 02, 2017 12:41 am por Minos




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Danza de pasión para un dragón (Privada)

Página 3 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Dom Jun 19, 2011 7:17 pm

La habitación, ya había amanecido hacía un buen rato, un pájaro piaba, y se posó en la ventana, mirando la cama colocada ante esta, y ladeando la cabeza, a su espalda el sol brillaba, iluminando la habitación y la cama en la que dormían Rose y Nogard, con total inocencia el pájaro se adentró en la habitación dando saltitos, de la ventana al cabezal de la cama, de este a la almohada, y finalmente posándose en la cabeza y cabellos dorados de Nogard, lo miró, pió un instante y dio otro saltito acercándose a un llamativo trozo de pan que se había quedado pegado misteriosamente al cabello del niño.

Una vez ante él lo devoró en un instante, y miró el lugar, como si esperase encontrar más comida, al no ver nada empezó a cantar tranquilamente en la cabeza del chico, peligrosamente cerca de su oído. El canto incomodó a Nogard en su sueño, que apretó sus ojos y se removió un poco, pero ante el persistente canto del ave empezó a mover la cabeza, echándola de una forma poco cortés de aquel lugar, y el ave no se resistió, abriendo sus alas salió por la ventana, pero, el joven ya no podía dormirse, y creedme, lo intentó, desgraciadamente se había desvelado.

Se llevó las manos a la cara, y se frotó los ojos algo cansado, y un poco descontento con aquel endemoniado y desconsiderado pájaro que había arruinado su sueño, bastante largo, pero un placer que Nogard disfrutaba mucho.
Ya algo más despierto, apartó sus manos de los ojos, para ver a Rose, rápidamente se ruborizó, al ver su posición, se dispuso a apartarla, pero algo en su interior se lo impidió, tenía miedo de despertarla, pero a la vez, no quería apartarla, así pues suspiró y quedó mirando a Rose, esperando que se despertase... si, simplemente eso, pero no podía hacer nada mas.

Se fijó en ella... estaba preciosa mientras dormía... ya ni podía reconocerse, pensando en una chica, jamás antes se había interesado en tener ninguna novia, solo viajar, conocer lugares, seguir tocando canciones... pero, la verdad, es que tampoco estaría tan mal eso de tener novia, al fin de al cabo ¿que perdía?
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Dom Jun 19, 2011 8:16 pm

Seguía en mi mundo perfecto, mi mundo de sueños en el que el sol salía lentamente de entre los cerezos en flor mientras que mis piernas cada vez podían aguantar menos rígidas y se movían más. Acabé por caer junto con él a la mullida y húmeda arena, recostándome en su pecho descubierto y acariciando sus mechones rubios con un dedo. Sentía su piel, su calor, su tacto, su olor e incluso el sabor de sus labios del beso que me había dado antes. No… no podía ser un sueño, tal vez lo de la posada hubiera sido el sueño y esa la realidad, y de ser así no quería volver a soñar nunca más.

Me acomodé un poco y besé su cuello con tranquilidad, sin saber que eso en la realidad también se traducía en un beso, un beso que di al hombro de Nogard sin querer. Con una sonrisa de boba me quedé mirando a sus ojos verdes y azules, disfrutando su mirada de afecto, cariño y amor bajo la suave brisa que soplaba por el este, lugar por donde el sol nacía a cada segundo un poco más. Pero, desgraciadamente y como todo sueño, ese tuvo un fin.

El canto de las aves del bosque se fue intensificando hasta que casi no escuchaba otra cosa. Nogard se iba desvaneciendo de detrás de mí y la sensación de realidad de ese sueño era cada vez menos. Llegué incluso a sollozar al notar como él desaparecía. Pero a medida que el sueño se desvanecía se sobrevenía la realidad. Noté de nuevo el calor de otro cuerpo contra el mío, mi estómago, desnudo, rozar contra una piel cálida. Abrí perezosamente los ojos y vi que era Nogard, pero no solo estaba cerca de mí, muy cerca, sino que estaba mirándome fijamente ¿Lo… Lo había logrado… se había fijado en mí?

No pude evitar que se me subieran los colores al ver las dos manzanas que en ese momento Nogard tenía por mejillas. Con algo de dificultad tragué saliva y fui construyendo una sonrisa en mi rostro – No… no te levantes… - me levanté ya vestida, pues el repentino sueño de la noche anterior no me había dejado quitarme nada de ropa, y sonreí – Voy… voy a por el desayuno… tú pagaste la posada, quiero compensarte – y sin apenas darle tiempo a responder salí por la puerta con el pequeño saquito de terciopelo que siempre usaba para guarda el dinero.

Bajé y pedí que me sirvieran una jarra de leche y unas tostadas. Ni recuerdo cuanto fue, solo recuerdo que me negué a que fuera otro el que llevara la bandeja, porque era yo la que quería entrar con la bandeja en la habitación, con una sonrisa y dejársela sobre la cama. Llamé a la puerta por si se estaba cambiando – ¿Se… se puede? -






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Vie Jul 01, 2011 12:23 pm

Vio poco a poco despertarse a la joven, que eso no hizo mas que aumentar su rubor, por estar ella tan cerca de el y despierta, no había pensado en que si despertaba...
Abrió la boca intentando articular alguna palabra, pero sus cerebros parecieron sincronizarse, y mientras que el chico fue incapaz de poner excusa alguna, ella se adelantó, y se levantó de la cama alegando que iría a por el desayuno en compensación por haber pagado el la posada.

Antes de poder recuperarse, Rose salió de la habitación, y solo al cerrarse la puerta fue capaz de recobrarse, algo aturdido, no sabía bien siquiera que había pasado.
Finalmente se tumbó boca arriba en la cama, soltando un suspiro de resignación. Permaneció unos segundos mirando al techo, con su mirada perdida, y finalmente sonrió y se incorporó, quedando sentado en el centro de la cama, se rascó un poco sus cabellos mientras miraba por la ventana y veía aquel cielo con algunas nubes, pero en general muy soleado.

Rose tardaría aun unos minutos, hasta que se preparase el desayuno ¿Esperar allí sentado? Le costaba un poco, no era un chico hiperactivo, pero le costaba quedarse quieto esperando a nada. Vio entonces por la ventana el mercado del pueblo, y sonrió entonces al generársele una buena idea, aun le quedaba algo de dinero, y tenía tiempo, se hallaban además en la primera planta de la posada, la caída no era muy grande. Se asomó por la ventana, no había obstáculo debajo, y dado que solo le separaba del suelo un metro o poco mas se sentó en la ventana y salió a la calle con un simple salto.

Ya tenía pensado que hacer, y fue directo a una tienda en la que vendían lo que el quería comprar.
Al mismo tiempo, Rose tocaba a la puerta de la habitación, traía el desayuno, pero... nadie le contestó, Nogard estaba en la calle comprando una sorpresa, aunque se hubiese asomado pro la ventana, posiblemente no le habría visto dado que el puesto no era visible desde la posada.

¿Que haría Rose? ¿Que pensaría? Nogard ni se lo planteó, pensó que habría regresado para cuando Rose llegase a la habitación, y entonces podría enseñarle la sorpresa que le tenía preparada, pero pareció ser que la joven había tardado demasiado poco.
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Vie Jul 01, 2011 8:02 pm

Al no recibir respuesta en casi un minuto entré, empujando con el hombro la puerta de madera con algo de dificultad. La leche y el zumo se tambalearon y al final, inevitablemente la primera cayó sobre mí, manchándome todo el pecho y haciendo que la ropa se pegara a mí dándome algo de frío y transparentando la ropa interior. Me estremecí con un escalofrío por el contacto helado de la leche en la tibia piel de mi pecho, pero al final logré hacer que la hoja se abriera y pude pasar a la habitación con la bandeja en las manos. Los ojos cerrados y un poco roja por la situación, iba a verme con la ropa mojada, bueno, realmente por culpa de que mi ropa era blanca iba a verme casi desnuda.

Al pensar en eso me sonrojé un poco más sin querer, pero al final abrí los ojos -¡Ya estoy… - me fijé en que no había nadie y mi voz fue perdiendo fuerza a medida que yo perdía la ilusión por encontrarlo en la cama medio adormilado como se había quedado – Aquí… - dije finalmente con un tono mucho más alicaído. Suspiré y me senté en la cama mirando la ventana abierta mientras bebía distraída un poco del zumo. Por la ventana entraba el sonido de un mercado. La gente gritando y otros gritos respondiendo a estos. Precios, ofertas, niños perdidos y pregoneros. La ventana abierta y Nogard no estaba, a lo mejor solo había salido un momento. En mi cabeza no entraba la idea de que se hubiera marchado, se había comportado muy bien conmigo como para marcharse así sin más.

Tragué el zumo y me miré a mí misma de arriba abajo. Estaba empapada la leche todavía goteaba por mi ropa por el estómago y se perdía en mi otra ropa. Sonreí y dejé la bandeja sobre la cama, medio tapada por las sábanas, como si esperase que al volver él la tomara pensando en mí. Cogí mi mochila y rebusqué en ella, saqué la capa de Veluzi y una muda de ropa. Me puse la capa sobre los hombros y me cubrí con ella para que no se notase lo mojado de mi ropa, la abroché y quedé con las manos por dentro, y por ende la ropa. Salí de la habitación con una sonrisa divertida y me dirigí de nuevo hacia el final del pasillo. No sabía muy bien lo que ponía puesto que sabía leer poco, pero creo que era “Termas” o algo parecido. El dibujo eran aguas humeantes, así que supuse que sería un balneario.

Entré y vi las tres piscinas de agua humeante con ojos abiertos de par en par. Todas vacías, es más, todo el jardín, con cuatro enormes paredes de mármol y cuyo único techo era el cielo abierto y poco nublado, todo eso despejado. Rápidamente me quité la capa y la dejé sobre unas ramas que había, dado que eso estaba en una especie de jardín cubierto por enormes muros. Sin pensarlo dos veces me desnudé rápidamente y me arrojé al agua. Mi primera reacción fue querer salirme por lo caliente que estaba, pero pronto me fui acostumbrado. Mi vista se perdía en los exuberantes árboles de cerezo y melocotón que trepaban por la paredes, cubriéndolas de verde y rosa suave y ocultando casi por completo el blanco marmóreo, dejando a la vista un precioso jardín con termas.

Desnuda por completo, nadando en el agua y riendo yo sola. –Mmmm… Que a gustito – dije en voz alta, dejando que el eco de la sala fuera mi única respuesta. Nadé un poco por la superficie con una sonrisa y finalmente decidí hundirme riendo, nadando por el fondo lo más pegada que podía a la cálida piedra buscando entretenerme un rato hasta que Nogard regresara.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Vie Jul 01, 2011 9:09 pm

Tras unos minutos de hacer cola y que la mujer que estaba a cargo del tenderete le trajese lo que había pedido, Nogard regresó a la habitación con un bote cerámico tapado con una tela, no quería encontrarse con Rose antes de que llegase de traer la comida, así que entró de nuevo por la ventana. Una vez dentro se quedó mirando su guitarra, y frunció el ceño recordando que hacia dos días que había dormido con la misma ropa, cuando llegó subido en Céfiro, y aquella noche, se encogió de hombros y dejó el bote de cerámica detrás de la cama en la que no habían dormido, escondiéndolo así para que fuese una sorpresa, y se asomó por la puerta, no había nadie, se le había ocurrido que podría darse un baño antes de que Rose volviese, y no había señales de ella, con suerte habría cola en la comida y tardaría más, no quería bañarse después, pues seria bastante tarde, y posiblemente encontrase las termas a rebosar.

Era una costumbre bañarse antes de comer, era la hora más normal, además de por la tarde, por la mañana se solían lavar la cara y poco más, así que las termas deberían estar casi desalojadas, con una sonrisa caminó hacia el final del pasillo, pasando junto al letrero de las aguas termales, era la forma de baño mas común, las termas publicas, puesto que no todo el mundo poseía un baño propio.

Al abrir la puerta y continuar el pasillo se encontró con unas preciosas tres lagunas humeantes, las paredes estaban casi por completo tapadas por árboles y plantas, y no había techo, de modo que se podía disfrutar de aquel esplendido día, y además... las termas estaban vacías... nadie, perfecto. Con una sonrisa y velocidad se quitó la camisa y los pantalones, así como la ropa interior, dejándolas colgadas de la rama de un árbol, y cogió una de las toallas de la puerta, dejándola al lado de su ropa, y a una velocidad asombrosa... se notaba que estaba deseoso de introducirse en las calidas aguas.

Primero metió un pie, notando como el calor que desprendían le recorría, y después se metió entero, de golpe, siéntenlo un súbito sofoco, que primero fue abrumador, mas, después, acabó siendo placentero.
Suspiró relajándose, y metiéndose un poco más profundo en las termas, hasta poder cubrirse el estómago con el agua caliente estando de pie, suspiró de nuevo y plegó las piernas, hundiéndose un poco mas y relajándose... era fantástico aquel lugar... aunque se llevaría una sorpresa.
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Vie Jul 01, 2011 10:56 pm

Nadaba bajo el agua con lo poco que sabía, moviendo piernas y brazos como si fueran una especie de muelle, como una rana. Desde arriba solo se podría apreciar mi cabello, puesto que al meterme había visto que las aguas eran algo turbias por lo caliente que estaban, así que no me importaba demasiado estar desnuda, además, aquello estaba vacío, solos los pájaros que iban de un lado a otro rompían el silencio. Bajo el agua los sonidos se apreciaban distorsionados, como más graves. Cada brazada pegada al suelo hacía que el agua se deslizara por mi cuerpo produciendo una agradable sensación de hormigueó. Estaba en la última piscina de las tres, la más pequeña de todas que no tenía demasiada profundidad. Me había sumergido ya un par de veces, pero ninguna cerca del borde, así que me acerqué nadando por la superficie y cogí aire, hinchando mis pulmones de oxígeno lo más que pude para luego hundirme.

Rocé la superficie de la piedra con la mano, dejándome notar el tacto suave y liso de la roca erosionada por el agua durante años. Tenía los ojos cerrados para que no se me enrojecieran los ojos, pero a medida que me iba adaptando al agua los abrí poco a poco hasta que finalmente podía ver de una manera más o menos nítida bajo el agua. Cuando ya los tenía abiertos del todo vi que desde la piscina en la que yo estaba se veía la otra. Había un hueco muy amplio entre las rocas que conectaba unas piscinas con otras, así si una tenía poca agua se pasaba de la otra, además de que siempre tenían una temperatura más o menos igualada. Salí de nuevo para tomar una bocanada de agua y me metí bajo el agua, nadando por ese amplio túnel que me llevó a la otra piscina. Sin poder evitarlo dejé escapar una pequeña risa mientras nadaba de nuevo hacia el borde de la otra piscina, ¿Habría otro túnel?

Tomé aire con fuerza, hinchando de nuevo el pecho y busqué la entrada de ese túnel, esta vez con los ojos abiertos, haciendo de eso un juego. Con las yemas de los dedos iba palpando la superficie lisa de la roca. Al final di con aquella apertura que intercomunicaba las piscinas. El aire ya me escaseaba un poco, pero decidí entrar con el que me quedaba, probar mi resistencia y a mí misma en ese juego. Los corredores no medían más de un metro cada uno, así que si me pasaba algo seguramente podría salir agarrándome a las paredes del otro lado para impulsarme. Expulsé una burbuja de aire hacia la superficie y me metí dentro coleando como un pez para salir a los pocos segundos en la otra piscina, un poco más honda aunque no demasiado. Abrí un poco las piernas y me impulsé hacia delante, arqueando la espalda y saliendo lentamente del agua con el pecho por delante y el cabello hacia atrás, como una sirena de las de los cuentos de hadas. Dejando ver fuera mi lustroso cuerpo húmedo por el agua y reluciente. Limpio por el calor y con los poros abiertos, sudando levemente. Echaba de menos a Nogard.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Vie Jul 01, 2011 11:41 pm

Con el agua por el cuello, notando como pasaba por debajo de su boca, acariciando su barbilla y notando el flujo de agua en su cuello, cerró los ojos para relajarse, y echó la cabeza hacia atrás, mojándose así los cabellos dorados de la nuca, pasó así unos segundos, relajándose, dejando que su cuerpo se destensase con la calidez del agua de terma, y finalmente relajando todo su cuerpo, que se mantenía levemente flotando por el aire que entraba y salía de sus pulmones continuamente.

Abrió los ojos, mirando el cielo, aquella belleza azul con motas blancas, y sonrió, miró de nuevo a las termas, aquella agua turbia, humeante, de un color azul verdoso, cuando entonces vio una sombra bajo el agua, que iba directa a el, arqueó una ceja sorprendido por aquello, no tenía ni la mas remota idea de que podía ser...

Bueno, lo descubrió al momento, pues a medio metro salió del agua como si fuese un pez, y entonces, Nogard se encontró a medio metro de él, el cuerpo de Rose, desnudo, emergiendo del agua... esa escena pasó lentamente en su cabeza, la superficie del agua destrozándose, el rostro de Rose saliendo del agua, con los ojos cerrados, y parecía estar sonriendo... su torso emergiendo junto a ella, sus pechos, sus caderas, todo su cuerpo rodeado de una lluvia de gotas de agua, que brillaban a su alrededor como estrellas, haciendo que su figura se viese sorprendentemente mas bella.

Sus mejillas se volvieron mas rojas a medida que más contemplaba esa escena lentamente, hasta parecer que todo su rostro se volvía rojo, y con el humo de las aguas, parecía que de su rostro saliese aquel vapor, que tampoco seria de extrañar, de pronto todo le dio vueltas, y resbaló (pues se había puesto de pie al ver la sombra) hundiéndose lentamente en las aguas, pero sin poder moverse, era como si hubiese tenido un shock al ver a Rose tan cerca, desnuda en el agua... El agua iba cubriéndole poco a poco, el pecho, el cuello, pero cuando iba a llegar a la cabeza consiguió recomponerse, se alejó un paso mirando a Rose, las imágenes parecían haber vuelto a la normalidad, y esta estaba en el agua de nuevo, mas cubierta, todo había pasado en unos tres segundos, y en ese momento, Nogard había perdido el habla, solo estaba rojo, mirando a Rose con la boca abierta intentando decir algo, con el agua cubriéndole el estómago.

-R... Ro... Rose...-Consiguió decir tartamudeando finalmente.
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Sáb Jul 02, 2011 12:41 am

Poco a poco fui notando como el agua se rompía al paso de mi pequeño cuerpo, dejando fuera toda mi belleza. Aun con los ojos cerrados me dejé llevar por la emoción del momento y salté un poco más alto alzando usando las piernas a modo de muelle para salir completamente del agua en un pequeño salto con giro. Noté como mi cabello me iba desde el hombro derecho hasta el izquierdo golpeando este. El aire que venía desde arriba era cálido, aunque en contraste con el agua estaba helado, haciendo que mi escaso vello corporal se erizara como nunca, además de que en los pechos también se me erizó algo, no sabía lo que era, pero pasaba cada vez que tenía frío, como había pasado con la leche en la habitación, con la lluvia fría y demás.

Finalmente dejé que la gravedad hiciera su trabajo y me hundí de nuevo unos instantes en el agua, abriendo los ojos bajo el agua caliente. Pero al hacer eso pude ver algo, como una especie de sombra en el agua. El corazón se me encogió al pensar que podía ser un monstruo. Pero poco a poco fui distinguiendo una figura humana, aunque cuando salí vi una pequeña melena rubia planchada por el agua. Una cara color tomate y unos ojos de tono azul verdoso. Entonces sí que pude sentir como mi corazón se reducía al tamaño de una pequeña pasa para luego expandirse de golpe de tal forma que el pecho me dolió con una punzada como nunca antes. Sentí que la voz me fallaba por mucho que intentaba articular palabra alguna, y que mis músculos de repente quedaban lacios y helados, que poco les importaba el calor del agua ante esa figura.

Me hundí lentamente hasta más o menos la mitad del pecho, dejando que por encima de la superficie del agua solo se viera lo mismo que cuando llevaba la camiseta, un escote algo abultado pero nada más. Abrí la boca para decir algo pero mi lengua no era capaz de moverse. Mi cara pasó de estar morena a estar roja, horriblemente roja, como si el calor del agua se hubiera multiplicado por mil. Me ardían las mejillas y el cuerpo entero. Sentía una enorme sensación de dejadez por parte de mi cuerpo. Primero fueron dos punzadas de dolor como la primera que casi hacen que pierda el sentido. Pero luego ese dolor optó por centrarse en mi entrepierna, donde comenzaba a dolerme de sobremanera. Cerré las piernas un poco para ver si se pasaba, pero en lugar de eso la presión aumentó hasta que de repente se liberó toda de golpe. Era… era extraño. La sensación primero me hizo pensar que me había orinado encima, era la misma sensación que cuando llevaba mucho rato aguantando para ir al baño y luego iba corriendo, pero más placentera. Sentí un calor invadiendo todo mi cuerpo y una increíble relajación en la parte inferior. Mis ojos buscaron los de él de forma mecánica, olvidando todo lo demás. Seguía roja como un tomate, pero ahora algo me impedía apartar la mirada de la de él.

-No… No… Nogard – dije sin darme cuenta de que me había acercado un poco, no más de unos centímetros, pero a lo mejor había sido suficiente para que se percatara de esa extraña sensación parecida a la que yo había sentido.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Nogard el Sáb Jul 02, 2011 12:51 pm

Nogard estaba sin palabras, había sido todo un milagro que hubiese conseguido pronunciar el nombre de Rose, aquella vista había sido... impresionante...
En el interior de su mente estaba en dragón, mirando la escena sorprendido, y deseoso de ver como acababa, como cuando un lector lee la siguiente página de su libro deseando saber que ocurre a continuación... más o menos así, como estás tu ahora, querido lector.

El muchacho en ese momento casi no podía mantenerse en pie en el agua, más bien se mantenía quieto por el agua, en el suelo se habría caído hacía un buen rato...
Pero además de la vergüenza de hallarse tan cerca de Rose... sin ropa ambos... no podría salir del agua, al menos no mientras rose estuviese allí, principalmente porque se habría avergonzado más aún si la joven viese su cuerpo... y más aun en el estado que estaba, seria joven, pero no era de piedra...

Finalmente se dio la vuelta, sacando fuerzas de donde no la habían, no podía mirar a Rose... aunque estuviese en ese momento tapado por las aguas, aun esa imagen perduraba en su mente, al darse la vuelta cerró los ojos con fuerza, intentando repetirse unas palabras en la mente.-"Piensa en algo desagradable... piensa en algo desagradable... ¡Vamos! alguna cosa que no te guste..."-Se repetía una y otra vez aquellas palabras, pero la imagen del cuerpo de Rose, fuera del agua... ocupaba toda su mente, no le dejaban imaginar otra cosa.

Dio un suspiro y empezó a relajarse, a pesar de que las imágenes perduraban, indestructibles, en su retina, abrió los ojos y suspiró de nuevo, esta vez más largo, y se giró rápidamente, dio un paso con decisión y...
Tomándola del rostro, un poco hacia atrás, y la atrajo hacia si mientras el también se acercaba, dándole un beso, algo que sorprendió de sobremanera al dragón, que no había imaginado que el chico hiciese aquello tan precipitadamente, ni lentamente, ni con tiempo, se dio la vuelta y la besó...

-¡¿Pero que demonios hago?!-Se dijo de pronto, sorprendiéndose el mismo de lo que acababa de hacer...

Soltó el rostro de la muchacha y separó sus labios lentamente de los de ella, su rostro empezó a tornarse rojo de nuevo, ya que había recuperado su tono natural en los segundos que pasó cuando se dio la vuelta.

-Yo... perdona... no... no se por que he hecho...-Dijo sonrojado intentando excusarse.
avatar
Nogard

Mensajes : 66
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Rose Atillart el Sáb Jul 02, 2011 2:31 pm

Respiré todavía de manera más agitada cuando lo vi darse la vuelta, casi sin poder evitar sentirme un poco triste por ello. Tragué la saliva que tenía en la boca con mucha dificultad, como si tuviera una soga en el cuello que me impidiese tragar bien, era… era extraño. Esa vez sentía más que nunca que necesitaba su piel, sus labios, su contacto. Avancé otro paso hacia él dejando que el agua fuera lo único que me cubriese, y ya ni eso, pues al ponerme de pie dejé mi pecho al descubierto, acariciado por la suave brisa que entraba por arriba. Cuando por fin logré tragar la saliva no sirvió de mucho, pues al momento vi como Nogard se giraba hacia mí. Por un momento quería correr, huir por la vergüenza que sentía, intenté mover una pierna y era como querer arrastrar una montaña. Paralizada por completo.

Lo veía acercarse a cada paso, las sensaciones variaban a cada instante. Unas veces quería saltar sobre él, otras huir para no volver más. Pero de poco o nada servían, el mundo se había parado. El vapor no se movía, estático en el aire como se mantenía parecía una simple cortina que él apartaba con sus andares. El silencio que para mí inundó toda la sala fue sepulcral, ni el canto de los pájaros ni el rumor del viento. El agua estaba también paralizada, como una ilusión en la que solo él tenía la libertad de poder moverse. Su piel acarició mi rostro haciendo que sintiera que me ardía, comencé a ponerme roja, pero cuando sus labios rozaron los míos sentí que el corazón me estallaba. Era inútil, ahora sí que no podía escapar de su embrujo. Sus manos en el rostro, sus ojos cerrados y sus labios tocando los míos.

La separación puede que fuera lo más doloroso de todo. Notar como la carne de nuestros cuerpos se separaba a regañadientes, queriendo estar más en contacto con el otro y pegándose hasta ser separada por su suave mano. Los labios fueron lo último que se despegó, haciéndome notar que se alejaba mientras el flujo del tiempo volvía a su cauce. Estaba como mareada, ahora el agua se movía de manera violenta para mí, el vapor ascendía mucho más rápido y el viento soplaba con fuerza, aunque esto solo fuera en mi imaginación. Relajé los músculos un segundo y escuché sus palabras. Su disculpa ¿Por qué se disculpaba? Acababa de darme los mejores segundos de mi vida. Movida por el instinto y el deseo de volver a notar su piel esta vez fui yo quien avancé, pero no me movía por voluntad propia, era como un autómata, solo obedecía las órdenes de mi cuerpo.

-Yo… Te amo. – Dije roja mientras rodeaba su cuello con mis brazos. Me recosté sobre él pegando pecho contra pecho y tratando de juntar cada centímetro de mi cuerpo con el de él. El último centímetro de mi piel que quedaba pegado al suelo de la piscina se separó de esta para impulsarme en un pequeño salto, suficiente para hacer fuerza y que el peso de los dos nos metiera bajo el agua. Justo antes de que nuestros cuerpos destrozaran la tensión superficial del cristalino líquido pegué mis labios a los de él en un intenso beso, abrazándolo con fuerza y dejando que fuera su aire el que me permitiera respirar bajo el agua y al revés. Cerré los ojos por el placer más que por el agua, acariciando su cabello bajo esta y dejándome llevar por el amor que sentía hacia él.






avatar
Rose Atillart
Rosa de fuego salvaje

Mensajes : 189
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Danza de pasión para un dragón (Privada)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.