Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
por Vanidad Mar Abr 17, 2018 9:24 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Lun Abr 16, 2018 11:05 pm

» Escucha el Llamado de los Caídos.
por Strindgaard Dom Abr 15, 2018 9:48 am

» Buenos dias y, por si no los veo, buenas tardes, buenas noches.
por Señorita X Sáb Abr 14, 2018 11:40 am

» Un caballero, un enano, una bruja y un demonio entran en un bar...
por Margaret Orgaafia Sáb Abr 14, 2018 1:00 am

» hola vengo a presentarme y conocer a pjs y divertirme
por Skurk Äsping Vie Abr 13, 2018 1:21 pm

» Ficha Jasper Lisbone(en proceso)
por Jasper Lisbone Jue Abr 12, 2018 4:20 am

» Huli está de vuelta!!!!
por Evelyn Blake Vie Abr 06, 2018 9:55 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Alegorn Vie Abr 06, 2018 5:22 pm

» Hyaku Monogatari
por Huli Vie Abr 06, 2018 4:26 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Scart el Mar Mayo 17, 2011 9:10 pm

Scart quedó quieto ante ella, mientras hablaba, pero no la podía comprender, no entendía sus palabras, hasta que puso su mano ante el, acercarle la mano a la boca a un lobo tampoco es buena idea... pero el hombre lobo permaneció quieto, y empezó a olfatear la mano de la joven, parecía reconocer levemente aquel olor, y poco a poco se estaba calmando, así que cada vez había menos posibilidades de que le atacase, pero aun había riesgo... Abrió la boca un poco, mientras la joven acercaba su otra mano a la oreja y le rascaba.

El licántropo permaneció quieto un momento y ladeó un poco la cabeza, mientras poco a poco iba reduciendo su tamaño, sus garras, sus dientes, su cola, su rostro, todo empezaba a menguar, mientras el pelo iba desapareciendo poco a poco, hasta mostrar a Scart en el suelo, con su carne humana, el niño que se llevó las manos a la cabeza al momento de volver a la consciencia, pero tras ver la situación en la que estaba, velozmente tomó su capa del suelo y se la puso tapándose con ella.

Una vez con ella pudo asentirse mas cálido, era invierno, y con el sol oculto hacía mucho frío, pero ahora podía pensar un poco mejor, se miró los brazos, sus heridas ya habían empezado a desaparecer, la regeneración de un licántropo era mayor, aunque habría sido mejor si se hubiese estado alimentando bien los últimos días. Aun así, era innegable la ventaja que suponía, aunque el precio... Miró a un lado... el hombre, hecho pedazos...

Tapándose con la capa, y en silencio, tomó su camisa y se la puso, estirando de sus bajos para taparse lo mas posible con ella, y después se terminó de cubrir con la capa. Finalmente miró a Adel, su mirada era como la de los perros, cuando hacen algo mal y los regañas, que te miran agachando sus orejas y mirándote con lastima... si, definitivamente esa comparación es la mas próxima.

-Yo... Adel... eh... ¿Estás bien? ¿te hice daño? Pe... perdona... yo no...-Intentó decir, pero no sabia que decir, había mostrado su parte mas bestial...





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Finn, El Humano el Jue Mayo 19, 2011 4:44 pm

Notar el suave pelaje del lobo tranquilizó un poco a Adel, haciéndole olvidar lentamente las dos filas de dientes caninos que había visto al abrirse su enorme boca. La mano que mantenía frente a su hocico temblaba un poco por culpa de que sentía algo de miedo, pero se mantenía firme como había hecho toda su vida. El aire frío seguía recorriendo las calles y la plaza en la que estaban, ahora a la chica no le parecía tan buena idea haberse mojado en la fuente, aunque solo fuera un poco.

En un principio se le encogió hasta el alma al ver como el lobo comenzaba a menguar a un ritmo alarmante, pero al ver su pelaje retroceder y decrecer para unirse con su piel y finalmente desaparecer bajo esta. Su diferencia de estaturas fue también menguando poco a poco, hasta quedarse en unos escasos centímetros que fueron todavía menos cuando él cayó al suelo, desnudo y se tapó velozmente con la capa. Las palabras del chico sonaban entrecortadas y hablaba como si quisiera disculparse.

La chica rubia sonrió mientras lo tomaba de su moreno brazo y lo llevaba hasta la fuente. Una vez sentados en el borde lo abrazó y con su bufanda le hizo una especie de cinturón. Luego se retiró un poco y lo besó con una lágrima que recorría su mejilla casi en los labios – No me importa… lo que seas – dijo mientras lo pegaba a ella pese a su desnudez bajo la capa. No le importaba – No me importa que te conviertas. Y no me tienes que pedir perdón, no me has hecho nada… ¡Bueno, sí! – dijo de repente, como para asustarlo. Pero al momento sonrió de nuevo y se estiró para que viese que estaba perfecta – Me has salvado la vida, más concretamente las manos, aunque seguramente luego me hubiera desangrado por los brazos… además… no me puedo enfadar contigo, tengo que cuidarte – añadió mientras le guiñaba un ojo.

Su estómago rugió con un poco de hambre y ella mismo sonrió - ¿Sabes? – preguntó cambiando de tema – Todavía tengo una naranja – comentó dándole la espalda y buscando en un bolso del que se había adueñado antes. Y en el momento en que se giró para dársela hizo una sonrisa un tanto pícara - Además solo te has convertido por el enfado. Yo también me enfado a veces -



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Scart el Jue Mayo 19, 2011 10:03 pm

Por suerte Adel no estaba enfadada con el, mas bien agradecida... salvado la vida... si... pero eso había sido cuando aun estaba consciente, solo mató al guardia en un arrebato de ira, si no hubiese logrado revertir la transformación posiblemente hubiese acabado con su vida, y eso era algo que no podía permitirse, acababa de conocerla, había sido amable con el, si la mataba... no creía poder volver a superarlo...

-Bueno... todos se enfadan alguna vez... pero no todos... se convierten en una bestia...-Dijo Scart cabizbajo.-Yo... bueno....vámonos... ¿Si? empieza a hacer frío...

Scart se escondió entre su capa y se puso a un lado de Adel, mientras caminaban... ¿Donde? A saber... no podían ir a ninguna posada, deberían pasar la noche y el frío en algún callejón. Pero lo que no sabían, es que desde las sombras, un hombre les observaba, sentado en una posición relajada, con un instrumento en sus manos, miraba a los chicos sin expresión alguna en el rostro, había visto todo lo sucedido desde el guardia.

-Adel... yo... bueno, no puedo pagar una noche en la posada... soy un simple niño sin dinero... no tengo nada de especial espero que no te importe dormir en la calle...-Suspiró y miró las estrellas para decir unas palabras, pero estas dirigidas a si mismo, aunque en voz alta.-¿Que puedo hacer yo? Soy solo un humano perruno...

Finalmente, el hombre negó con la cabeza, pronunciado unas palabras en voz baja.

-Valla con el niño... solo ve la maldición en lo que posee... todos los dones de la vida traen una con sigo, pero... no es capaz de ver lo positivo... creo que deberé enseñarle una lección... no... mejor, le ayudaré a que la aprenda el mismo...-Empezó a tañer las notas de su instrumento, al parecer un laúd, pero sus siguientes palabras parecían delatar que conocía al chico de algo, aunque este jamás lo hubiese visto antes.-Las doce se aproximan, las doce serán, cuando llegue la hora tu nacerás... o mas bien renacerás, en el aniversario de tu nacimiento en lobo te convertirás, de la voz carecerás, y todo desde su perspectiva verás, recuerda tu pasado, continua tu futuro, atento al presente... En la noche del invierno naciste hace quince años, en este mundo, tu alma renace una y otra vez... buscando tu destino, perdido hace ya tiempo ¿Lo encontrarás otra vez? Aun no lo sabemos, pero tu has de buscar, mientras la nieve cae... bajo las lunas... tu transformación se hará realidad, eh aquí la maldición, que deberás ver como bendición, hasta que se cumpla... Un perro serás...

Sin haber dejado de tocar en ningún momento, aquel hombre había recitado unas palabras, que además de un discurso parecía un conjuro... en la iglesia el reloj marcaba menos veinte cuando los pequeños se sentaron en el suelo, y comenzaron a dormir, veinte minutos... Del cielo un fragmento cayó, un copo de nieve, que parecía caído, como un trozo de las mismas nubes, que empezaban a cubrir con velocidad aquel cielo estrellado...





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Finn, El Humano el Vie Mayo 20, 2011 4:03 pm

Adel se puso en píe y en cuanto que él comenzó a caminar lo abrazó a la altura de la cintura para que su brazo hiciera de cinturón junto con la bufanda de tonos naranjas. Su voz era relajante para la chica, y contacto muy agradable, incluso en aquella forma de hombre-lobo que había tomado antes, sus ojos azules no hacían más que encandilarla.

¿Dónde iba? A ella no le importaba mientras fuese con Scart. ¿Dónde dormirían? Pues buena pregunta, porque ella no tenía dinero y si Scart lo había tenido en algún momento lo había perdido cuando se había transformado. Ella solo era una “ladrona” como todos la llamaban, aunque más bien era una pícara, y por lo tanto no tenía dinero, pues se ganaba la vida de lo que robaba a otros, que casi siempre eran mercaderes ricos o gente con un buen estatus social.

El camino empedrado y casi desolado por la caída del manto negro de la noche sobre la ciudad se hacía interminable para la chica, que a cada poco veía cosas moverse entre las sombras y ruidos de ratas recorrer las calles. Estaba acostumbrada, pero pese a ello no era precisamente amiga de los roedores, ni del frío. Scart de nuevo iba hablando mientras caminaban, y cuando terminó Adel no pudo contener una carcajada.

-¿Tú solo eres un niño sin dinero? – se puso delante de él frenando su avance - ¿Entonces yo que soy, un princesa? – le rodeó el cuello con los brazos y acercó su boca a la de él para darle un nuevo beso – Ambos somos niños, sin dinero, sin familia – esto lo dedujo por el demacrado aspecto de Scart – sin nada… excepto nosotros mismo y el uno al otro – sonrió mientras se separaba un poco para sacarle la lengua – así que no te preocupes por que tengamos que dormir en la calle, no será la primera vez que esta “princesita” pronunció esa palabra con cierto tono burlesco – tiene que dormir en la calle. Solo preocúpate de que duerma con mi “príncipe perruno”. Tú – añadió risueña mientras volvía a su lado.

Al cabo de un rato, y al llegar a un callejón sin salida por uno de los lados, ambos se sentaron en el suelo – Además, no me gustan las posadas, está llenas de borrachos – dijo con cierto tono de asco – como mi padre – dijo por lo bajo. Sus manos buscaron las de Scart para paliar el frío, y cuando iba a levantar la capa para cubrirse con él se acordó de que estaba desnudo, así que se quitó su camisa de manga larga y se la puso por encima a ella y al chico, como una manta – Así tendremos un poco más de calor y un poco menos de frío– comentó mientras cerraba poco a poco sus ojos, y es que moverse tanto en un solo día da mucho sueño.



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Scart el Vie Mayo 20, 2011 10:47 pm

Ambos niños se hallaban dormidos en una calle, Scart arropado en su capa, y Adeluna apoyada sobre el, ambos tapados con la camisa de la joven mientras la nieve caía a su alrededor, llenando el suelo de nieve.
Mientras ambos dormían, en su mundo de sueños, aquel hombre del laúd seguía tocándolo, sentado, mientras la nieve caía, como llamada por el mismo, con una sonrisa en los labios.

Las calles estaban vacías y oscuras, como es normal, en una noche de invierno, mientras el tiempo pasaba, y el suelo seguía cubriéndose, en el silencio de la noche, y las lunas brillando en el cielo, pasaron los minutos con velocidad, y, parecían transcurridos apenas unos segundos, cuando las campanas de la iglesia marcaron las doce...

Una... dos... tres... y el dormido niño de la calle empezaba a cambiar... cuatro... cinco... seis... su escasa ropa, sus pertenencias, comenzaban a ser absorbidas por su piel... siete... ocho... nueve... su cuerpo menguaba, y su piel se volvía pelaje... diez... once...
Y doce...

COn la ultima campanada, Scart ya no era el... Adeluna dormía placidamente en el suelo, arropada con su camisa, y a su lado, un pequeño perro, que acurrucado dormía tranquilamente... Scart, ahora convertido en un perro, en un lobezno para ser exacto, pero poca era la diferencia... como si fuese un regalo de navidad, no deseado, se había transformado en ello, y no recuperaría su aspecto normal hasta que viese el lado bueno de su poder.

¿Por que aquel bardo hizo tal cosa? No lo sé... pero tal vez fuese por pura sabiduría, por querer que el chico aprendiese una lección de la vida..., aunque claro... ¿Que se yo? soy solo el narrador de la historia...





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Finn, El Humano el Sáb Mayo 21, 2011 3:16 pm

La nieve que se arremolinaba a su alrededor poco le importaba. El calor del cuerpo de Scart era suficiente para que no tuviese frío. Sus manos rodearon las de él al poco de caer dormida, como si en sueños le ocurriese algo. Se arrastró un poco por la nieve y se pegó más a él para que su cuerpo la templara y la camisa la cubriera más.

En su mente no había más que sueños en este momento. Recuerdos felices con sus hermanos y… bueno, realmente nada más feliz. Las únicas cosas buenas que le habían pasado en la vida a Luna habían sido sus hermanos, ya muertos, y Scart. Y pensar que ese chiquillo era todo lo que a la joven le quedaba en la vida, eso y sus casi inagotables energías de juventud. En sus sueños aparecía Scart, transformado y peleando contra el guardia de esa misma noche. No era una escena muy “bonita”, las vísceras volaban de un lado a otro y la sangre la salpicaba en su piel morena y joven.

No era de extrañar que tuviera pesadillas con aquel momento, no era más que una niña que había visto como destripaban a alguien delante suya, pero aun así no se despertó no se despertó porque a mitad del sueño Scart cambió, dejo de ser una bestia y volvió a ser ese niño delgado y simpática que en la fuente la había besado. Y es que en realidad a Adeluna le daba igual en lo que se convirtiera, lo que le importaba es que había sido bueno con ella, la había besado y… sí, ahora era su pareja.

Los primeros rayos de sol despuntaron en la mañana bañando la nieve de un tono anaranjado que poco a poco fue volviéndose más intenso y extenso hasta llegar a la cabeza de Adeluna. La rubia movió levemente las manos y apretó los ojos molesta por la luz – Cinco minutitos más – dijo mientras buscaba con la mano el cuerpo de Scart para aferrarse a él. Pero su mano dio contra el suelo, cosa que sí que la despertó al momento.

-¡¿Scart?! – Dijo con preocupación. ¿Se habría ido? - No... no se ha ido - se dijo a sí misma



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Scart el Sáb Mayo 21, 2011 7:59 pm

El sol apenas salía, era muy temprano, y las gentes ahora empezaban a despertarse, cuando aquel perrito empezó a despertarse, parpadeó un par de veces y bostezó, después se levantó torpemente, y empezó a caminar por la nieve... aun estaba medio dormido, no se daba cuenta si quiera que caminaba a cuatro patas... dobló la esquina al final del callejón, llegando a la plaza, y en una pared empezó a hacer sus necesidades... digamos que marcaba su territorio... Fue a mitad de eso, cuando se percató de que ocurría.

-¡¿Pero que demonios?! ¿Que hago meando así?-Se dijo a si mismo, pero fue entonces cuando se dio cuenta de que sucedía.

Empezó a mirarse, las patas, la cola, incluso intentó perseguírsela, pero recuperó, por suerte... su razón regresó, y decidió parar... aunque sentía impulsos de comportarse como un perro... aunque era tremendamente difícil...
Una mujer pasó con un pan recién hecho, que olía divinamente, y el pequeño perro, dejándose guiar pro sus instintos la siguió, se puso a su lado... y le pidió...

-¡Hey! ¡Hola! ¿Me puedes dar un trocito?-Dijo el joven, sorprendentemente... en plenas facultades jamás pediría a nadie comida... pero... ahora le controlaban los impulsos del perro...

-¡Ay! ¡Quita chucho! ¡No me ladres!

¿Ladrar? eso le hizo pensar a Scart, le había hablado, no ladrado... se acercó a otro nombre, y empezó a intentar llamar su atención, hola, hey, ¿Me oyes? fueron cosas entre muchas otras que decía a la gente, pero todos lo miraban como un perro, sin entenderle, hasta que lo comprendió del todo... no hablaba... ladraba... nadie le entendía... ¿Pero que pasaba? ¿Que le había pasado? No entendía nada... ¡Adel! al recordarla fue corriendo al callejón donde había estado la chica... pero al llegar... no se hallaba allí...

Lo primero que le sucedió, fue un sentimiento de vació en su interior... como si le hubiese abandonado... pero después se calmó, y se dio la vuelta, volviendo a la plaza, intentando buscarla... tenía que encontrarla y contarle lo sucedido. Aunque no contaba... conque... no podría comunicarse con ella...





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Finn, El Humano el Sáb Mayo 21, 2011 10:17 pm

Sin ganas de nade se levantó con un único pensamiento en la mente “no ha podido dejarme por las buenas”. La chica rubia mantenía sus esperanzas con ellas, agarrándose al beso como si este fuera un clavo ardiente. La había besado, ¿Eso era un gesto de amor no? Entonces… Si la amaba ¿Por qué se iba ahora? De la mejilla de Adel rodó una lágrima hasta sus labios, haciéndola notar el sabor salado de esta, que posteriormente se fue a parar al helado suelo.

¿Dónde iba a ir ahora? Ya no tenía ganas de nada, tenía hambre pero no quería comer, tenía sed pero no quería beber. Tenía la vida pero no quería vivir. Sus pasos no eran ni pasos, sino que arrastraba los pies por el suelo como un zombi, sin ganas de nada. Pasó por delante de ella una comitiva de niños bien vestidos y acompañados por solo un guarda, de normal hubiera hecho de todo por robarles el dinero, pero ahora… no, no podía, se sentía sin fuerzas.

Miró al cielo azul y descubierto… como los ojos de Scart. En ese momento todo le recordaba a él. Y eso fue lo que de repente le devolvió los ánimos. ¡Claro! A lo mejor había vuelto a la plaza. A lo mejor solo había ido a por algo para desayunar o a hablar con alguien, no había recordado el camino y estaba allí. Sonrió ampliamente y giró sobre sus talones empezando a correr hacia la plaza. Sonreía muy ampliamente y corría con los ojos llenos de lágrimas. Apenas veía las cosas venir de rápido que iba, moviendo los brazos adelante y atrás para cortar el viento.

¡Allí, en la plaza! ¡Allí la estaría esperando él. Sentado en el borde de la fuente con una sonrisa y cubierto con su capa! Llegó a la plaza. Nadie especial, solo comerciantes y gente comprando y vendiendo. Scart… no estaba en la fuente. Adel tuvo una enorme sensación de vacío en su interior, como si le arrancaran el corazón de golpe y lo triturasen delante de ella. De nuevo con pasos fúnebres se sentó en el borde de la fuente. Escondió el rostro entre sus manos y comenzó a llorar, nadie le prestaba atención, pero era lo que quería, que todos la dejasen, la olvidase. Solo… solo quería que Scart volviese.

-Scart – pronunció entre lágrimas.



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Scart el Sáb Mayo 28, 2011 5:04 pm

Caminaba lentamente... muy lentamente, por el colchón de nieve del suelo, mientras mas de esos copos seguían cayendo... había parado de nevar por un rato, un claro en el cielo, pero ahora el invierno había regresado a la normalidad, y la nieve cubría el suelo, y el cielo. El pequeño cachorro iba caminando cabizbajo, la gente parecía dudar de si era un perro o un lobo, algunos lo miraban dudosos, otros indiferentes, y otros mas, asustados... Los lobos no eran anormales en esa región, era común verlos, pero un lobezno paseándose por las calles de la ciudad alteraban a algunas personas, temerosas de encontrarse a sus padres... aunque ese lobezno carecía de padre alguno.

Se desvió por varias calles, perdido, la verdad es que con ese tamaño tan pequeño ahora, medio metro aproximadamente de longitud, la perspectiva era muy distinta, además de que su tristeza en ese momento también le despistaba. Su semblante, con aquel aspecto, parecía ser el de un cachorro que había perdido a sus dueños... y bueno, algo así le había pasado.

Finalmente, tras un buen rodeo, llegó a la plaza, y continuó cabizbajo, caminando, se encontraba ante la fuente del centro de la plaza, pero por el lado contrario al que estaba Adel, y aunque podría haberla olido con su poderoso olfato, estaba distraído. De un ágil salto se subió a la fuente, e inclinó un poco la cabeza para beber agua... pensando en esa forma... la verdad es que no era tan mala, pasaba bastante desapercibido con su diminuto tamaño, lo único malo... era la perdida de Adel... ¿Habría descubierto que se hallaba en esa forma y lo habría abandonado? No podía pensar si quiera en ello, se limitó a beber del agua de la fuente, haciendo el típico ruidito del agua salpicando.

Era el día de su cumpleaños… y menudo regalo que le hacían los dioses, como siempre, destrozándole la vida, le convertían en un animal y le separaban de Adel, pero estaba harto de huir y lamentarse, si era un lobo se aprovecharía de ello, después de todo, no estaba tan mal… se podía meter en sitios mas pequeños, tenia un gran oído y olfato, y no era demasiado llamativo, se podría pasear por los campos sin que nadie se percatase… aunque claro, también tenia algo malo… esos instintos… esa forma parecía tener instintos propios, y no era capaz de controlarse a veces…

Pero… solo veía las ventajas de esa forma, solo eso, seguía viendo aquella forma, su raza, su don, como una maldición, y cubierto por una capa azul marino, en uno de los tejados de los edificios, se hallaba el hombre del laúd, mirando atentamente al lobo, pudiendo comprender sus pensamientos, y negó con la cabeza… aun le hacía falta tiempo… bastante tiempo, debería comprender esa forma, debería tenerlo todo claro, debería abrir los ojos…

Era algo natural… los lobeznos nacían ciegos, sordos, sin sentidos, completamente dependientes, y eso se podía percibir también en los licántropos, los recién convertidos, o recién nacidos… no veían todo el potencial de su poder, por eso, algunos licántropos que los convertían, si despertaban y comprendían lo que había sucedido, se quedaban un tiempo con ellos, enseñándoles el poder, como controlarlo, como usarlo… otros no lo hacían, la mayoría, pero era simple, puesto que la mayoría de los que sobrevivían a la transformación, eran adultos, personas que comprendían el don…
Sin embargo, unos pocos… como Scart, estaban ciegos como los lobeznos recién nacidos, sin comprender todo lo que les rodeaban… un lobezno recién nacido es totalmente dependiente… y al joven ladrón había que enseñarle el poder…
Aunque al comprenderlo, tendría un don posiblemente mayor al de otros, que habían sufrido una visa mas… tranquila…





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Finn, El Humano el Miér Jun 01, 2011 4:39 pm

Por quince minutos más la niña continuó su llanto sin descanso. El pecho la oprimía con una sensación de vacío que nunca antes había sentido, sentía que el frío la desgarraba más a ella que a cualquier otra persona en ese momento. Hacía apenas unas horas había conocido al chico perfecto: guapo, dulce, gracioso y que sabía lo que ella sentía, que no la acusaba de ladrona por robar unas míseras frutas para comer. La había protegido con su propia vida y ahora estaba… sola de nuevo.

De nuevo aquella sensación de total soledad en el mundo, pero ahora era peor, ahora parecía que el resto de gente sí que existía pero la ignoraba. Bueno, no todos. Los pesados pasos de una armadura sobre el blanco manto de la capa de nieve que cubría la calle se acercaron a la chica, dos guardias armados con espadas y una daga. Traían en una mano unos grilletes, y uno de ellos acarreaba a la espalda un hacha de dimensiones considerables.

Como si fuera un familiar suyo, la tomó por el rostro y le obligó a mirarla. Los ojos verdes de Adeluna se hincaron con furia en las dos almendras del hombre, que sin darse cuenta dio un pequeño repullo y disminuyó su fuerza en el brazo de la joven – Supongo que tú eres la ladrona rubia ¿no? – ciñó el primer grillete sobre su muñeca izquierda, y aquello parece ser que fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de la muchacha. Hizo un movimiento con la mano y se libró de su agarre, sin que el primer soldado, el de los grilletes, apenas tuviera tiempo de verla echó mano de su daga diestra y le rajó la mejilla por completo.

En la cara de la niña rodó la última lágrima de tristeza y se dibujó una sonrisa un tanto macabra pero de diversión. Si la querían detener iban a sudar sangre para ello. Nunca había dependido de nadie, en toda su vida, y no iba a empezar ahora con un muchacho que había desaparecido en una noche. Lo amaba, pero sabía que la vida no era un camino de rosas hasta un palacio donde lo esperaría ese mismo chico vestido de príncipe. La sangré manchó la nieve como si cubriese un helado de sirope, el grito del hombre desgarró el aire por toda la plaza, pero no duró mucho más de unos segundos, pues la daga rojiza tardó poco en quedar manchada con la sangre de su cuello.

-Odio que me llame ladrona. Tengo nombre ¿sabes? Me llamo Adeluna – dijo ella mientras limpiaba la sangre sacudiendo un poco la daga y salpicando a su compañero. Este no tuvo otro reflejo que pedir refuerzos durante el poco tiempo que le quedaba de vida, pues también fue ajusticiado en poco. Sin pensárselo dos veces la chica salió corriendo antes de que llegaran, pero sus pies estaban manchados con sangre y dejaban un rastro que podía seguir cualquiera en ese lugar. Calle tras calle fue corriendo, apartando a la gente a su paso mientras que buscaba un lugar para esconderse, ahora reía, pero sabía que el lío en que se había metido era gordo, muy gordo.

Finalmente llegó a un callejón, pero no a uno cualquiera, sino al que había abandonado hacía un rato sin Scart. Un guardia le cerró el camino, y pronto se le unió un segundo. Dos contra uno era desventajoso, sobre todo por el tipo de armas, ya que las espadas de los soldados parecían nuevas, pero las dagas de Adeluna, pese a que cortaban fielmente la carne, estaban ya llenas de muecas, por no hablar del tamaño, que en esas situaciones sí importa.

Suspiró y miró la pared que le bloqueaba el paso. Se giró y sacó la segunda daga. Adelantó su pie derecho al igual que su mano del mismo lado. Curvó un poco su espalda hacia delante, adoptando una postura de carga desde la que era más fácil defenderse de golpes altos y medios. Su sonrisa mostró sus dientes perlados y sus ojos verdes lucieron con la emoción de los primeros días de robo, cuando siempre la cogían con las manos en la masa.

-Bueno, creo que algo podré hacer – dijo esperando el primer golpe. Sabía de sus reducidas posibilidades, pero en algún lugar de su corazón estaba la esperanza de que alguien viniera a ayudarla, alguien llamado Scart.



avatar
Finn, El Humano

Mensajes : 105
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor En Un Lugar Inapropiado (Privada)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.