Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ingeniería Rúnica
Ayer a las 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Ayer a las 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría

» ¿Quién rolea?
Dom Oct 08, 2017 2:51 am por Runesha

» Un Zarpazo en la Tormenta.
Lun Oct 02, 2017 1:19 am por Ayanne

» Índice de ciudades
Lun Oct 02, 2017 12:41 am por Minos




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


The Labyrinth (Partida)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Gawain Brisalegre el Vie Sep 28, 2012 8:17 pm

Había alcanzado la puerta, posando mi mano sobre el pomo y accionándolo. Atravesé así el arco de la puerta y me encontré una habitación similar, pero no igual.

Observar el entorno era todo lo que podía hacer para comprender ligeramente mi situación. Ver las paredes ahora menos puras, menos blancas, con un tinte de negrura sobre ellas, grises por completo, de color uniforme…

Apretaba la empuñadura de mi arma con fuerza, como si fuese lo único que me diese sensación de dominación, saber que podía defenderme… O al menos, creerlo, aunque no fuese realidad. No controlaba nada más que mis propias decisiones… Aunque quizás siempre fue así.

Caminé a través de la sala sin prisa, prefiriendo ir con cuidado y no lanzarme a lo desconocido, sabiendo que este lugar era una caja macabra de sorpresas.
Aún intentaba encontrar un razonamiento de mi situación, pero fue rápidamente arrancado de mi mente cuando la sorpresa me inundó.

Noté como algo me agarraba el brazo fuertemente. Alcé la daga con una considerable sorpresa, hasta ver que el ‘algo’ no era más que un niño, un infante que sabe Dios qué hacía en un lugar como este…

Bajé la daga, para no resultar tan amenazante. Lo miré con miedo… En este evento, me di cuenta como mis sentidos estaban siendo manipulados, o al menos eso parecía… Ya, en dos ocasiones, había sido sorprendido por seres con bajo sigilo, y aun así habían sido capaces de acercarse y tener contacto conmigo sin yo apenas haberme dado cuenta, hasta que era obvio.

Luego me fijé en el muchacho, de pelo rubio y ojos totalmente oscuros, pero ese no era su rasgo principal. Su rostro había sido totalmente destrozado, con una inmensa cantidad de cicatrices que me hizo mirarlo con incredulidad.

¡No vayas hacía allá!’ Me gritó, en un ataque histérico, entre lágrimas y sollozos. Coloqué mi mano sobre su cabeza de manera casi inconsciente, intentando reconfortarlo mientras intentaba sacar conclusiones.

No le hagas caso’ oí a mi espalda, girándome así de nuevo con sorpresa. Pude ver a un anciano, vestido en un camisón blanco idéntico al del niño, lo que de alguna manera me pareció cuanto menos curioso. Lo miré sin contestar, aún preocupado por la capacidad de esta gente de sorprenderme.

El niño está enfermo. Me imagino que quieres salir, sin duda. ¿Vienes? Te enseñaré el camino...’ No confiaba en las indicaciones de ninguno. Si bien el niño podía parecer más sincero en su intento, el anciano me resultaba, instintivamente, más confiable.

Pensé… Pensé unos segundos en lo que podía significar esto. Pensé si la aparición de estos personajes era algo arbitrario, o de veras significaba algún tipo de prueba, algo con una respuesta errónea y una correcta.

Me fijé de nuevo en su atuendo, intenté encontrar significado a todo, quizás exagerando o buscando respuestas en un libro en blanco, pero era todo lo que podía hacer, como dije, controlar mis decisiones.

Miré al niño, que aún sollozaba, para luego girar mi cabeza al anciano, que me daba la espalda confiando en que lo seguiría. Miré de nuevo al muchacho, con una decisión clara. Bajé mi mano hacia su hombro ‘Lo siento, ve con cuidado’ dije mientras seguía al anciano.

No podría decir un razonamiento claro, pero sé que en ese momento sentí algo que me hizo tomar la decisión, algo que sabía que era la decisión correcta. Sabía que el niño era algo que ya había pasado, si bien confiaba en la pureza de la juventud, creía en la experiencia de la vejez.

Más sabe el diablo por viejo que por diablo, y sinceramente, creo que la madurez de una persona es más confiable.
avatar
Gawain Brisalegre

Mensajes : 81
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Keth el Sáb Sep 29, 2012 11:05 am

Era inútil ocultar cualquier tipo de sentimiento o miedo allí, como si jugase conmigo, seguía a su labor, el cincel, continuaba de nuevo dando toques, hasta que, al fin, se levantó. No esperaba encontrarme con alguien que me ayudase y menos después de haber visto lo que he visto.
Apreté los dientes, y me llevé una mano instintivamente a mi cintura, mucha mas concretamente, a una de mis dagas cuando el hombre se levantó, y en una sonrisa me demostró que tenia unos dientes aguzados, casi... repugnantes dentro de su forma; tuerto y con esa sonrisa filosa...

-Tú...- Continuaba con mi mano en la cintura, preparado para armarme -¡dime que es esto y como demonios salir de aquí!- Una frustrante risa fue la respuesta, una carcajada que si bien me hubiera esperado de gente absurda, no me la esperaba, ni la deseaba, en este sueño trampa bien creado por mi estúpida mente.
-Ya viene- miré hacia los lados, parecía contento de que algo viniese -¿Qué?- Miraba confuso aun a los lados, tanto que dejé de prestar atención al escultor. La respuesta no era visual, ni siquiera sería real, un sonido artificial parecía estar bastante cerca, no se que podría ser, un mecanismo... una salida... o una maquina dañina, ante las dudas y la confusión, fruncí el ceño.

-¿Te gustaría conocer a tu creador?- Sin esperarmelo y aún con mis dudas sobre la proveniencia del ruido y el escultor, este tendió sobre mi mano libre la estatuilla, la miré unos instantes y deje la posible mano armada para pasar a mecer dicha estatua embotada entre mis manos, pero, como si mis guantes la dañasen, se desvaneció -¿Pero que...- Miré al escultor, con dudas, pero al alzar mi mirada, tampoco estaba, como si nada hubiera pasado, solo se oía el sonido de lo que fuese que lo producía, mas cerca, mas agobiante, tanto que incitaba a darse prisa en cualquier empresa.

Miré en la dirección del sonido ahora que estaba solo, emití un suspiro pesado para autoalentarme, (mi creador...).
No se si quería dar a entender que yo era una estatua o qué, pero mi curiosidad y osadía luchaban contra mi sentido común en una guerra que tenían ganada, una guerra que me llevó a saciar la curiosidad y avanzar hacia el sonido por un largo corredor, a paso ligero y tapándome los oídos ante el molestísimo sonido esperaba encontrar la fuente del mismo, mientras avanzaba pensé en el termino de 'mi creador', (¿Quien sería? ¿Que sería?), y me armé, si había otro escultor o posible amenaza, no lo dejaría pasar, antepuse durante la carrera las dagas en mis brazos y avancé, en guardia para casi todo, por desgracia.
avatar
Keth

Mensajes : 11
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Erenimir Lunielëren el Sáb Sep 29, 2012 12:54 pm

.


Última edición por Erenimir Lunielëren el Jue Feb 19, 2015 2:09 pm, editado 1 vez
avatar
Erenimir Lunielëren
La sabia doliente

Mensajes : 810
Edad : 21
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Aldum el Sáb Sep 29, 2012 10:27 pm

... Y empujó la puerta, arropado por su convicción. Y mientras habría la puerta, una luz cegadora creaba una nueva estancia. Aldum había apartado la vista para no dañarse los ojos al entrar, y cuando por fin pudo ver sin molestias, se adentró un par de pasos más. Miró a su alrededor, descubriendo una habitación amplia, de paredes grises de piedra tallada, pero lisa. No había ningun mueble en la estancia. Sin embargo, en el centro de dicha habitación había un elemento claramente destacable. Se propuso volar, pero recordó que tenía las alas como petrificadas. Las acarició, empezando a sentir nostalgia, y tras esto volvió a posar su mirada en el bulto. No conseguía descubrir qué era, así que se acercó lentamente.

- ¿Qué será eso? -pensó el silfo mientras se aproximaba.

La figura se iba apreciando mejor a cada paso, y con cada paso aumentaba la adrenalina del pequeño ser. Y con el aumento de la adrenalina, aumento el paso, hasta terminar corriendo hacia la niña yacente en el suelo. ¿Estaría bien?
Corrio cuanto pudo, y se subió rapidamente sobre ella, corriendo hasta su boca. Una leve respiración. Era buena señal. Continuó la exploración visual, heridas, contusiones, cualquier indicio físico que le diera alguna pista. ¿Una niña tan joven? ¿Qué hace aqui? ¿Porqué está así? ¿Porqué...

Has elegido el tejido, pequeño ser.

Se detuvo. Miró a la niña, pero no vio signo extraño. Se bajó de ella muy preocupado y miró a todas partes. No fue capaz de encontrar la puerta. Aldum se había descolgado por el lado opuesto, y el cuerpo de la joven le impedía verla. O quizás la puerta ya no estaba.

¿Cómo mantendrás el hilo de esta mujer?

Y de pronto, se volvió a ver a la muchacha. Y algo fuera de su lógica comenzó a ocurrir. La joven comenzó a envejecer para su sorpresa. Lentamente. Analizó lo que le ocurría. Y entonces se percató de que algo parecido a la sangre empezaba a brotar de la muchacha. No esperó más. Comenzó a coagular las heridas de la muchacha, utilizando su nigromancia, y se empezó a mentalizar para una posible intervención.

- Bien Aldum... ella cuenta contigo...no le falles...


Hey! Listen! Click here!

Ese tal Zyrxog parece simpático Very Happy
avatar
Aldum

Mensajes : 34
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Erenimir Lunielëren el Sáb Oct 06, 2012 1:21 am

.


Última edición por Erenimir Lunielëren el Jue Feb 19, 2015 2:09 pm, editado 1 vez
avatar
Erenimir Lunielëren
La sabia doliente

Mensajes : 810
Edad : 21
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Gawain Brisalegre el Sáb Oct 06, 2012 3:14 am

Había decidido seguir al anciano. De algún modo, mi instinto por seguir a la gente que encontraba más interesante me había hecho anteponer al anciano sobre el infante. No podía asegurar que era la respuesta correcta, pero sé que jamás sabría cual sería. Aún una vez hubiese descubierto la consecuencia de esta decisión, sabía que podría no conocer si la otra alternativa habría sido peor, y por ello, decidía moverme más por instinto que por razón. ¿Se puede usar la razón en un lugar irracional, en el que todo puede cambiar en pos le convenga a la mente maestra?

Seguí al anciano fijándome más en su actitud que en el entorno por el que me guiaba. Sabía que había hecho una apuesta, y aun así, no sabía si lo que me haría salir ileso era la victoria o la derrota. No sabía si ganar o perder me haría estar a salvo, o si en el antro en el que me encontraba había tal posibilidad. Solo había hecho una apuesta, solo había destapado una de dos cajas sin saber qué contenían.

El camino se me hizo eterno por las dudas. La incertidumbre que sigue a una decisión de la cual no sabes sus consecuencias. Los pasos eran lánguidos por parte del anciano, que parecía no tener ninguna prisa en llegar a donde fuere, pero sin embargo, demostraba un total y completo conocimiento de la estructura y los pasillos que lo componen. Curvas, rectas, arcos, bifurcaciones… Sin embargo, intenté recordar como buenamente pude el recorrido. La invariabilidad de colores y la falta de distinciones entre los pasillos dificultaban increíblemente esta tarea, pero al menos lo intentaría.

El anciano parecía tranquilo, no sé si por exceso de confianza o por una conciencia limpia, pero si bien mi instinto me había hecho elegirlo, sería una mentira decir que confiaba en él. No confiaba en nadie. Ni en mi sombra, pero había hecho una elección, quizás incoherente con ese pensamiento, ¿pero qué podría haber hecho? Los pasos resonaban en el vacío del lugar, como una palpitación.

‘Tap, tap’

Seguía contando y memorizando la estancia, intentaba poder recordar el recorrido a la inversa, cuando llegamos… A una puerta. De color carmesí, una pequeña puerta con una obvia cerradura. El anciano se acercó a ella, seguido por mí. De entre sus ropajes sacó la llave que desbloqueaba la puerta, y en un acto de… cortesía, o educación, me dejó pasar delante. ¿Debí hacerlo…? Todo era demasiado raro como para hacer hipótesis sobre que hubiera pasado si hubiese hecho algo diferente. ¿Habría sido mejor, o peor? Quien sabe.

Sin demasiada prisa, pasé el arco de la puerta, para ver como el anciano no me seguía, si no que cerraba la puerta a mis espaldas. Me la había jugado… Y lo sabía. ‘¡Te atrapé!...’ oí gritar desde el otro lado, y mis ojos se abrieron cuanto pudieron. La sorpresa no fue por lo inesperado de la situación, si no por la confirmación de una posibilidad de la que era completamente consciente. El miedo entonces azotó mis entrañas, y en unos segundos pude divisar la sala de mi encierro… E irónicamente, el encierro perdió importancia cuando vi a dos decenas de hombres, armados con arcos y tensas cuerdas.

M…’ ni siquiera tuve tiempo de maldecir antes de que sintiese el azote… Las flechas impactaron en mi cuerpo, y el dolor del impacto se transformó en agonía al instante. Veinte flechas perforando mi cuerpo sin piedad, un dolor como el que no había experimentado nunca torturaba mi cuerpo, pero en mi boca jamás llegó el regusto ferroso de la sangre, al menos no a tiempo. El dolor debilitó mis músculos, impidiendo siquiera que pudiese moverme. Aún con las flechas en el cuerpo, intenté dar un paso adelante, solo para fallar y caer de rodillas al suelo, mientras la blancura de la estancia se teñía de oscuridad.

Cuando el dolor es demasiado para soportarlo, el cerebro intenta obviar el sentimiento, dejándote en un limbo de inconsciencia en el que descansar del choque. No había podido ver las flechas impactar el cuerpo o la sangre brotar de ellas… Pero ahora en la negrura, solo podía volver a pensar.

¿Había tomado la decisión incorrecta…? ¿Había una salida buena y otra mala…? ¿O este lugar estaba diseñado para, hagas lo que hagas, desaparezcas de la faz de la tierra? ¿Debería sentir arrepentimiento por esta elección…? ¿Debería tener determinación y aferrarme a la esperanza…?

Pero ahora, nada importaba… Debía enfrentarme a las consecuencias de mis elecciones sin titubear por el arrepentimiento… Si nada de esto tiene sentido… ¿La muerte sí lo tiene? ¿Estaba muriendo?
avatar
Gawain Brisalegre

Mensajes : 81
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Keth el Sáb Oct 06, 2012 11:57 am

El sonido sin duda iba a mas, y eso, aunque la desconfianza ante todo eso me resultaba... negativa, preferí seguir para ver que era.
El sonido me obligaba a tener en ocasiones que bajar la cabeza, taladraba mis oídos incesantemente y eso era bastante... ¿cansino? ¿molesto? Sea como fuere, el largo camino, eterno a mi vista, debía de darme una respuesta pronto. Asentí con la cabeza con decisión, si bien estaba confuso, asentí para motivarme, para no venirme abajo con ese sonido y afianzar mis ánimos en ese intrínseco recoveco de extrañezas.

De repente, casi en algo menos de un suspiro, el sonido se apagó y me detuve en seco, miré pensando que algo cambiaría, a mi alrededor... tenía mis armas listas, pero no sería necesario usarlas, solo desde la lejanía escuché una risa jocosa que sin duda me traía recuerdos, era la maldita risa del escultor, me giré buscándola sin moverme, vi su cincel... apreté los dientes, ¡debía estar cerca! ¿Pero de donde, si se había ido con el viento?

En ese momento, en el que miré al cincel el techo de la sala comenzó a elevarse o... no, no era eso. Una sustancia negra apareció bajo mi, y esta me absorbía, mi ropa se desharía y debía hacer algo... Una daga, con el nerviosismo cayó fuera de mi alcance, (¡maldita sea!) un aspaviento para intentar mantener el equilibrio fue el culpable de que solo tuviese una daga, a la cual me aferré con fuerza.
Comencé a hundirme en esa cosa, antes de que me pudiese pasar algo peor o perder toda mi ropa tenía que hacer algo.

Cogí mi daga, e intente hacer impulso hacia afuera, pero el desequilibrio era enorme, necesitaba otra cosa... mi daga fiable, la que arrojé por error no la tenía a mano, pero el cincel sí... No confiaba ni siquiera en un objeto de esa persona de un solo ojo. Lo tomé, me daba igual, no podía hundirme mas.
Grité sin duda, para tomar el impulso con las dos armas e intentar salir de allí, empujando mi cuerpo hacia delante aferrando las armas todo lo lejos que mis brazos llegaban.
Podía notar una gota de sudor caer por mi frente, no se si por el miedo de esa sustancia o por el esfuerzo hecho, pero aun seguía luchando por librarme de esa trampa que podía ser mortal, pero, que si lo era, no deseaba comprobarlo.
avatar
Keth

Mensajes : 11
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Aldum el Sáb Oct 06, 2012 9:51 pm

El silfo fue dejando paso a la satisfacción y la adrenalina mientras la preocupación respecto a la sangre se disipaba. Su hechizo funcionaba correctamente, y pese a que los extraños episodios que sufría la mujer continuaban, ahora tenía un problema menos. La respiración de la paciente volvió, y eso era un síntoma innegable de mejoría.

Vamos, resiste un poco.. -pensaba para sus adentros el ingenuo nigromante. - Vas a volver...

Una gran sonrisa se dibujó en su rostro cuando vio que iba a abrir los ojos, pero su sonrisa lentamente fue dando paso a una cara de estupefacción. La mujer cambiante no tenia pupilas. ¿Qué demonios significaba esto? "¿Será victima de algún conjuro? ¿O es que no es humana?" Pensaba. Aldum pensaba demasiado, tanto que, pese a que vio como se levantaba, no se percató realmente de ello hasta que comenzó a hablar, dirigiendo su vista hacia el silfo.

- ¿Dónde estoy?- dijo con tono dulce y adorable. De pronto pareció darse cuenta de la presencia del feérico.
- Ah, eres tú- dijo, como si lo reconociera y fue acercándose a su salvador con lentitud. Aldum hizo el ademán de alejarse.
- Ha sido un hermoso gesto de tu parte, pero... -
la voz se iba haciendo más fría e inquietante, justo cuando aquella criatura se posicionaba frente a Aldum.

El nigromante se encogió y elevó los brazos, intentando de algun modo protegerse. Sin embargo, fue un movimiento absurdo, pues la joven-mujer-anciana le agarro con ambas manos, con bastante fuerza. El silfo intentaba liberarse, mas era completamente inútil. Hacía uso de toda su fuerza para evitar ser estrangulado. Pero debido a la diferencia de tamaño, solo conseguía ganar unas porciones de tiempo completamente insignificantes.


Mientras sentía como el aire se escapaba de sus pulmones y la presión iba creciendo gradualmente, escuchó la misma voz que lo había guiado hasta ahora.
- Si eliges conservar la vida, deberás estar preparado para la muerte. Pero ya que no deseas morir... ¿Cuál es el legado de aquellos que nunca mueren?
Responde y tal vez podrás experimentar un momento más.


Otra vez aquella voz. ¡Maldita voz! Empezaba a resultar bastante molesta. ¿Que pretende? "Mi causa es noble", se repetía. "Curar la muerte... ¿Acaso me quieres castigar por ser demasiado ambicioso?" Esos pensamientos, pese a que solo estuvieron acompañando a Aldum unos pocos instantes, debido a la situación en la que se encontraba parecieron varios minutos. Las fuertes manos le devolvieron al "mundo real", y mientras empleaba su fuerza para ganar algo de espacio y poder hablar con un minimo de entendimiento, dijo:

Los que... no mueren... - Sentía que la presión sanguinea aumentaba.- nunca... deben... evi..tar...- Aldum no pudo seguir hablando, no con su voz, al menos. Miró a la muchacha, con la visión borrosa, y terminó su respuesta con un pensamiento.

"Los que no mueren nunca deben evitar que los demás mueran en vano."


Hey! Listen! Click here!

Ese tal Zyrxog parece simpático Very Happy
avatar
Aldum

Mensajes : 34
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Erenimir Lunielëren el Sáb Oct 13, 2012 12:02 am

.


Última edición por Erenimir Lunielëren el Jue Feb 19, 2015 2:10 pm, editado 1 vez
avatar
Erenimir Lunielëren
La sabia doliente

Mensajes : 810
Edad : 21
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Keth el Sáb Oct 13, 2012 7:28 pm

Comencé a hacer fuerza, ¡debía liberarme de esa masa! Notaba, sin duda, que perforaba y quemaba ya parte de mi piel de forma desagradable, como si de un ácido se tratase.
Mi daga estaba por desgracia perdida, y el cincel del escultor como todo el laberinto e incluso el mismo escultor era una trampa, peligrosa, tomé el cincel y me si no fuese por la fuerza con la que lo tomé, me hubiera soltado de el a la primera de cambio. Al tomar el cincel, la sustancia... ¿se aquejaba de dolor? No lo comprendí, pero tampoco estaba allí para entender lo incomprensible, salí de la sustancia y me tomé no menos que un par de segundos para tomar aire, mis pantalones estaban ausentes, la sustancia los destruyó, para mala suerte mía.

-No me voy a fiar... de nada mas de lo que este maldito sitio me ofrezca...- Estaba agotado y miraba alrededor, ahora que no había nada, era, sin duda, el mejor momento para tranquilizarse y pensar las cosas. Me apoyé contra una pared, suspiré, y volví a mirar al frente, intentando recuperar el aliento y tener un momento de paz, un remanso de una ínfima tranquilidad. (Lo mejor será volver hacia atrás, volver a donde entré y largarme de aquí... ...)
Poco mas me dio tiempo a pensar, la pared como si un mecanismo fuese, se abrió y caí por una especie de oscuro camino, una escalera, rodando por ella si parar... me dolían mucho las piernas, no se porqué, pero estaba muy agotado de tanto ajetreo y la caída no ayudaba demasiado.
Dirigí mi mirada a una zona con una especie de arcilla, ¿otra trampa? Fruncí el ceño ante la obvia duda, que seguro que era una realidad.

- Cargas en tus manos los restos de un material más importante que te puedas imaginar. Pero, ¿Puedes labrar con él algo mejor que la estatuilla del escultor?

-Que alegría...- Me levanté lentamente del porrazo de la caída y miré la arena. (¿Era el escultor un perdido mas que no sabia que hacer? ¿Me está diciendo que debo de construir algo con esa arcilla?) Las dudas me rondaban la cabeza de forma intermitente, entre acto y acto... me arrodillé ante el material y con mi mano izquierda tome un poco. (¿Es esta la llave de salida de este maldito sitio?) Con el cincel daba forma irregular a algo que me dio por crear, una daga, que reemplazase a la mía, si tan importante era el material, lo usaría para algo útil.

Tenia múltiples dudas y no sabia que hacer, pero estaba tan seguro de que con un arma de el material de dicha escultura, que tan importante era... podría avanzar.
Le di retoques con el cincel, y cuando terminé, antes de buscar un camino, dejé el cincel a un lado para continuar, con la daga que tenia en buen estado y la recién elaborada hacia la salida... si es que la conseguía encontrar.
avatar
Keth

Mensajes : 11
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: The Labyrinth (Partida)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.