Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
por Vanidad Mar Abr 17, 2018 9:24 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Lun Abr 16, 2018 11:05 pm

» Escucha el Llamado de los Caídos.
por Strindgaard Dom Abr 15, 2018 9:48 am

» Buenos dias y, por si no los veo, buenas tardes, buenas noches.
por Señorita X Sáb Abr 14, 2018 11:40 am

» Un caballero, un enano, una bruja y un demonio entran en un bar...
por Margaret Orgaafia Sáb Abr 14, 2018 1:00 am

» hola vengo a presentarme y conocer a pjs y divertirme
por Skurk Äsping Vie Abr 13, 2018 1:21 pm

» Ficha Jasper Lisbone(en proceso)
por Jasper Lisbone Jue Abr 12, 2018 4:20 am

» Huli está de vuelta!!!!
por Evelyn Blake Vie Abr 06, 2018 9:55 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Alegorn Vie Abr 06, 2018 5:22 pm

» Hyaku Monogatari
por Huli Vie Abr 06, 2018 4:26 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Nuevos retos, nuevos amigos.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Iosif el Dom Oct 14, 2012 7:24 pm

Maldita humedad, Iosif solo quería salir de ese asqueroso bosque cuanto antes, pero se había perdido, todo era asquerosamente húmedo, mojado y verde.

Cortó una hoja del tamaño de un hombre con su espada sin dificultad y sus pensamientos lo trasladaron otra vez a los fríos glaciares y a las mujeres de grandes senos, la hidromiel, la carne asada y la grasa goteante por la comisura de sus labios. Echaba de menos el hogar.

Seguía andando y divagando por el bosque, otra cosa que hacía allí era calor, ¡maldita sea, que si hacía calor! la armadura de cuero le asfixiaba y los harapos se habían fundido con su piel por culpa del calor. Una película de sudor cubría su frente y le caía a goterones por la cara. ¿Hacía cuanto que no se lavaba? ¿Dos meses? ¿Tres?

El bárbaro, con la espada y el escudo en las manos era una gigantesca sombra que avanzaba entre la espesura, sin sigilo alguno, apartando plantas y saltando obstáculos, era una lenta mole que se habría paso por la fuerza sin ningún reparo de aplastar insectos del tamaño de un pie humano o matar crías de animales más grandes.

Agotado por el esfuerzo de día y medio de caminata, Iosif se sentó pesadamente en un claro entre la espesura, y tiró su zurrón al suelo, bebió agua de su pellejo y mordió un trozo de pan mohoso. Dejó su escudo a un lado pero mantuvo su espada firmemente en la mano, un bosque así era peligroso.
Estaba atento a los ruidos que venían de la maleza, desechando los más comunes y estando atento a los más extraños y feroces. Pero el bárbaro, frío como el témpano, no conocía el miedo.

avatar
Iosif

Mensajes : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Mika Hunterdream el Dom Oct 14, 2012 7:58 pm

De nuevo, otro monótono día el la aldea. El joven lobezno empezaba a acostumbrarse a estar siempre con las féminas que lo trataban como a uno más de ellas. No podía aspirar a ser el macho líder, ni siquiera había nacido en aquel clan. Sus finas facciones, su delicado cuerpo y su afeminado comportamiento hacían que, irónicamente, tuviese alguna que otra pretendienta. Realmente el albino hacía furor. No era el típico macho bruto y salvaje que tomaba a las lobas por la fuerza. Él era tan atento y delicado... Ninguna de las hembras podía creer que existiese alguien así puesto que estaban acostumbradas a cosas muy distintas.

En aquel soleado día de otoño las hembras del clan y Mika habían salido a recolectar algunos frutos. Como alqumista que era siempre recogía algunas semillas de flores concretas, tallos y demás y, cuando alguna de sus acompañante le preguntaba sobre su trabajo no dudaba en responder mostrándoles sus bocetos y anotaciones en el diario que siempre llevaba encima.

Tras una larga mañana de trabajo al fin todas habían llenado sus canastos de mimbre con castañas, bellotas, nueces y demás frutos secos además de algún delicioso manjar fruto de pequeños árboles. Las féminas estaban agotadas y habían decidido sentarse a orillas de un arroyo cercano a un precioso claro.

-Eh, chicas, ¿por qué no nos damos un baño?-mencionó una de las componentes del pequeño grupo de lobas, formado por cinco hermosas jóvenes lupinas.

Al escuchar eso, Mika se puso totalmente rojo y se alejó un poco despidiéndolas con la mano, insinuando que las dejaría solas para que hiciesen sus cosas. Al fin y al cabo era un chico, ese tipo de cosas le provocaban cierto pudor. Las chicas rieron ante su infantil actitud y con una fervorosa picardía en sus miradas, dos de ellas se acercaron al albino y lo trajeron de vuelta al arroyo.

-Mika, ¿tanto tiempo acompañándonos y aún no nos tienes confianza? No te preocupes, no verás nada extraño ni nosotras tampoco-la segunda chica sonrió ladina mientras se atrevió a quitarle la rasgada camiseta al pequeño lobezno, dejando al descubierto su pálido cuerpecillo.

El albino se tapó el torso con las manos, tiritando un poco y mirando, avergonzado a las otras tres chicas que empezaban a desnudarse para meterse en el agua. Entonces empezó a hiperventilar y sus mejillas adquirieron una tonalidad totalmente roja. Cuando otra de las chicas que lo agarraban le quitó los pantalones y lo dejó totalmente desnudo, intentó cubrirse como pudo sus partes pudencas pero para entonces ya lo estaban arrastrando y tirándolo al arroyo. Las dos chicas restantes; una sugerente morena de grandes senos y una hermosa rubia de ojos carmesís terminaron de desvestirse y se tiraron también al arroyo. Mika intentó nadar alejándose y mirar la escena lo menos posible, desviando su mirada hacia otra dirección. Todas las chicas rieron al unísono y se acercaron a él, rodeándolo.

-¿Qué ocurre, Mika? Acaso no te gustamos-mencionó la morena apretando sus morros y arqueando su espalda para resaltar sus grandes pechos.

-¡Ey, no seas tan puta!¡No es solo para ti!-gritó la rubia empujando a la morena, haciendo que cayese de espaldas al agua y provocase una gran salpicadura.

Mika estaba bastante asustado pero no podía escapar. Las otras tres chicas le impedían el paso y empezaron a agarrarlo por cada parte de su cuerpo como si de un preciado trofeo se tratase. Si el macho alfa viese aquello probablemente el albino acabaría decapitado o algo peor. ¿Por qué estaban comportándose así con él? ¿Acaso estaban en época de celo?
avatar
Mika Hunterdream

Mensajes : 18
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Iosif el Dom Oct 14, 2012 8:20 pm

Oyó el chapoteo del agua y unas risas infantiles. ¡Agua! ¿Mujeres? ¡Salvado! Estaba cansado y solo, hambriento y con sed, aquella era la salvación que llevaba esperando durante todo su solitario viaje, desde la masacre de su tribu apenas había disfrutado de compañía. Era un superviviente. Solo eso, un grano de arena en el reloj del destino. Un grano de arena bajo la bota de los dioses que no le importaba a nada ni a nadie. Era un paria.

Iosif se limpió el sudor de la frente con su mano sucia y polvorienta, manchada por la escasez de higiene del bárbaro. La verdad es que lo único que limpiaba el bárbaro era su boca, sin dientes no podía comer carne asada.

El bárbaro se incorporó y con agilidad sorprendente recogió todas sus pertenencias, echó a correr hacia la dirección de los sonidos, haciendo un ruido animal a su paso, sangre, comida, bebida, mujeres...¿qué le esperaría? ¿Un pueblo indefenso? ¿Unos comerciantes sureños?

La imagen que se encontró era bien distinta. Un pobre...¿niño? Rodeado de mujeres que chapoteaban y reían a su alrededor, él podía contemplarlo todo desde una loma en la que se divisaba la escena desde arriba, decidió agacharse y ver lo que ocurría. Ese sarasa estaba a punto de ser violado...pero había algo raro...esos rasgos... los había visto antes. Pero no sabía...no caía. ¡Perros! Claro, había visto demasiado, ¡licántropos! Esas bestias eran peligrosas... sería conveniente no acercarse...aunque, podrían tener algo de valor.

Bajó por la ladera en una posición agazapada y avanzó, aprovechando la distracción de los perros. Se tiró cuerpo a tierra cuando vio que podía estar a la vista, cubierto con la maleza, avanzó lentamente y poco a poco. Cada vez se escuchaban más cerca las dulces voces femeninas. Y justo cuando estaba en la orilla de aquel estanque se puso en pie. Su atronadora voz pillaría por sorpresa a las mujeres.

- Salud, viajeros.

avatar
Iosif

Mensajes : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Mika Hunterdream el Lun Oct 15, 2012 5:08 pm

Un agudo chillido salió disparado por la boca de las damas, las cuales, con sus mejillas teñidas con un suave rubor fueron rápidamente a esconderse tras el delgado joven. Éste no supo cómo reaccionar, simplemente se encontró de frente con un fornido y sucio guerrero y con cinco lobas cubriendo con sus manos cada milímetro de su cuerpo, tapando sus vergüenzas. Aquello era demasiado subrealista...pero debía de reaccionar rápido. Zarandeó todo su cuerpo intentando zafarse de las muchachas y empezó a nadar hacia su izquierda puesto que la propia corriente del río los había arrastrado poco a poco alejándolos de sus pertenencias. Las lobas lo imitaron y empezaron a coger con rapidez sus respectivas prendas, tapándose con ellas de forma parcial ya que ninguna se entretuvo en colocárselas como es debido. El albino, por su parte, se intentaba alejar un poco del grupo con arco en mano por si tenía que salir huyendo. No sabía qué intencionalidades tenía aquel hombre y no es que quisiese abandonar a su grupo sino cubrirlas desde una posición ventajosa. Sabía que la lucha cuerpo a cuerpo no era su fuerte aunque probablemente sí el de las chicas, aunque quisiesen hacerse las tímidas.

-¿A dónde crees que vas? Si nos atracan, aquí pringamos todos-mencionó una de las componentes del grupo, agarrando con fuerza el brazo del lobezno. Parecía la más joven. Poseía una larga mata de pelo blanco y un cuerpo bastante fornido para ser hembra.

Mika se puso algo nervioso. Esa chica acababa de chafar su plan. Ahora no podría protegerlas como quisiese...Tendría que atenerse a lo que hiciese aquel hombre. Probablemente la albina lo habría ofendido con aquel comentario aunque, en un principio aquel barbudo parecía amable. En la opinión del lobezno se trataba de un salido y un pervertido. Por respeto a las damas no debió haberse acercado al arroyo. Pero lo que pensara o dejase de pesar en ese instante estaba de más. Ya que no podía huir decidió cubrir sus vergüenzas en lo que esperaba una reacción por parte de aquel basto espécimen.
avatar
Mika Hunterdream

Mensajes : 18
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Iosif el Lun Oct 15, 2012 5:30 pm

El bárbaro soltó una risotada al contemplar la escena, esos lobitos podían ser fuertes en su forma animal, así que no sería conveniente ser ofensivo por el momento.

-Comida- era lo único que necesitaba el bárbaro para saciarse en aquel momento y fue lo único que alcanzó a decir.

Enfundó su espada corta pero mantuvo su escudo de madera firmemente en su mano derecha, preparado para defenderse o ser hostil (ya que un trozo de madera de esa envergadura era casi tan o más mortal que una espada corta)

Metió una pierna en el arroyo, y después, la otra, el agua le llegaba por las rodillas, estaba fresca y limpia, y echó otro vistazo al grupo. Se acarició la barba sucia, se quitó su casco de cuero y lo lanzó a la orilla. Tras esto, se echó agua en la cara. No había gesto que le costase más que meterse en un arroyo...pero necesitaba lavarse un poco.

Los ojos color ámbar del bárbaro se fijaron en las mujeres que estaban junto al escuálido muchacho. Eran buenas piezas, pero lobas, al fin y al cabo.

-El chico no huía, solo buscaba una posición mejor...idiotas- se notaba que no habían visto ningún combate serio en el que sobrevivir era la mayor de las prioridades. Él lo aprendió en la Batalla de la Roca Sangrienta, hará dos inviernos, pero esa es otra historia.

-Comida- repitió el gigante.

Esperó la reacción de aquellas abominaciones ( lo que él consideraba abominaciones ) y continuó aseándose, siempre sin zambullirse en el agua, claro. Era el único mal al que temía Iosif, el agua limpia e higiénica.

avatar
Iosif

Mensajes : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Mika Hunterdream el Jue Oct 18, 2012 5:40 pm

¿Pero qué estaba diciendo aquel tipo? Las lobas estaban bastante confusas ya que solo entendían su propio idioma. El albino, en cambio, tenía un nivel de cultura más extenso y sabía a la perfección lo que el otro había dicho así que soltó un suave gruñido, aunque algo inaudible. No iba a romper su voto de silencio por un tipo como aquel, le diría lo que tuviese que decirle por otros medios. Entonces, buscó su bolsa de cuero y sacó de allí su diario. Arrancó una página del mismo y, con una cuidada caligrafía; letras finas, curvilíneas y de una belleza formidable; escribió lo siguiente "Eres un humano muy listo, aunque no sé qué te hace pensar que te íbamos a entender. Puedes razona conmigo, obviamente yo si hablo tu idioma. Toma lo que quieras de las cestas, no tenemos gran cosa pero no nos hagas daño, por favor". Hizo una bola con el papel y se la tiró al bárbaro. Luego, se quedó mirándole y se señaló a él y a sus compañeras para hincar una de sus rodillas en el suelo y hacer una especie de reverencia. No podía decirse que el lobezno careciese de modales. Es más, era el tipo de persona a la que no le importaba tirar su orgullo al suelo y pisotearlo con grandes dosis de humillación. La dignidad, una vez perdida es ardua de recuperar.

Mantenía la mirada fija al suelo, mostrando su obvia sumisión. Como can que era y siguiendo sus principios se ceñía a la norma de "no enfrentarse a alguien que parece mucho más fuerte que tú". Intentaba mantenerse sereno y sumiso pero sabía que, si aquel hombre usaba algún tipo de violencia contra el grupo él sería el primero en salir corriendo totalmente alterado y con el corazón en la boca. Esa parte de él le resultaba algo extraña; por una parte quería proteger a las lobas pero por otra el miedo atroz que recorría su cuerpo cada vez que un imponente ser se alzaba en armas contra él, anulaba su sentido común e incrementaba el de la propia supervivencia.

Intentó centrarse en algo que liberase su mente de turbulentos pensamientos a cerca de qué podría o no hacerles aquella bestia barbuda. El sonido del arroyo le pareció una buena idea. Realmente el sonido producido por aquellas aguas cristalinas era bastante relajante aún estando ubicadas en tan espantoso lugar. Sabía que estar allí por más tiempo sería peligroso así que aunque se mantuviese impasible en su interior la impaciencia por abandonar aquel paraje lo reconcomía. Sacudió la cabeza intentando volver a olvidarse de esas ideas y centrarse de nuevo en el arroyo. Sí, aquel era sin duda el maravilloso sonido del silencio ya que, según el albino, era una de las pocas melodías que podían romper el silencio para mejorarlo. Era como añadir un nuevo instrumento a la orquesta que componía en su mente relajación y concentración.
avatar
Mika Hunterdream

Mensajes : 18
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Smile el Sáb Oct 20, 2012 3:12 pm

Coma, (aunque su verdadero nombre era literalmente ",") una pequeña hada de la tierra estaba volando por el bosque, buscando comida entre las bayas y demás frutas que allí crecían. Su túnica negra con detalles naranjas ondulaba en el viento mientras pasaba por las hojas. No era la vestimenta normal para una hada, no. Era el uniforme de los siervos del Demonio Ang-za-Haru. Y algo la distrajo de su entretenimiento. Había algo de escándalo en el bosque, cerca de una extensión de agua. Por curiosidad, se acercó silenciosamente hacia ellos, aleteando sus alas de murciélago desde rama y rama hasta alcanzar un buen lugar desde donde observarlos.

Oyó como el humano decía "Comida" repetidas veces y dedujo en cierta parte que este humano estaba hambriento en el bosque. Ella ya tenía unas cuantas bayas recogidas y ya podría prepararse una buena cena con lo que ya tenía. Por lo que podía "desperdiciar" algunas. El guerrero parecía bastante torpe también, por lo que podría ser divertido molestarle un poquito. Si fuese un ser del bosque como el lobito y su harén, quizá se daría cuenta de que en el bosque hay alimento en todas partes. Simplemente tienes que saber como encontrarlo. Coma se escondió en un árbol y desde allí, empezó a lanzar bayas y nueces al bárbaro, mientras le hacía burla, entrometiéndose en sus asuntos.

"Humano tooooontooolaaaaba. No se dan cuenta ni de toda la comida que hay en el bosque. Tooontoo, tooontooo, que andas molestando a los habitantes del bosque. ¡Mendigo tontoooo!"

La forma de hablar de Coma parecía mas una crítica a los humanos en general que a Iosif en concreto, aunque sus ataques de frutillas iban directamente hacía él. Patatito, la patata que habla y la mascotita de Coma hizo un comentario a ella desde el bolsillo donde siempre estaba. En esencia, él era la voz del sentido común de Coma, pero muchas veces ella no le hace caso.

"Pero, che, Comita ¿Vos no te das cuenta de lo mala idea que puede shegar a ser? ¡Estás desubicada, es como atacar a un lobo hambriento con filétes!"

En respuesta, la hada le propinó un codazo para que se callase y continuó con sus necedades.
avatar
Smile

Mensajes : 153
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Iosif el Sáb Oct 20, 2012 5:11 pm

El bárbaro recibió la lluvia de frutos directamente, pero era un cosquilleo para él.
Se giró en redondo, sin importarle lo que harían los lobos a sus espaldas, estaba furioso.

-¿Pero qué puñetas...?- preguntó irritado con su atronadora voz.

Una pequeña hadita le tiraba cosas y hacía burlas. ¡Una hada! El bárbaro pensaba que esas cosas no existían.

Salió del arroyo con zancada rápida y se plantó frente al hada, aún tirándole frutos.

-Escucha, bestia, estoy perdido, tengo hambre, y esos lobos podrían desgarrarme en cualquier momento y tengo que estar pendiente de ellos. No quiero lastimar a un pequeño e insignificante ser como tú, así que, ¿qué tal si te das una vuelta y vuelves al estercolero de donde saliste?- Iosif estaba impaciente.

Nunca antes había visto a un ser como ese, le parecía tan extraño y delicado, parece que existía algún ser al que le daba pena dañar, pero seguro que si esa cosa seguía irritándole, no duraría mucho esa sensación. Además, ¿había oído otra voz? Miró hacia todas direcciones, buscando otro molesto ser.

-¿Hay alguien contigo, insecto?- preguntó on su atronadora voz, intimidando a la suave criaturita y probablemente, a los lobos que había tras él.

La verdad, nunca había imaginado a un ser como ese vestido de aquella manera, tal vez fuera un ser inteligente (contra el pronóstico de Iosif) o tal vez fuera una trampa de los lobos, así que desenfundó su espada.

-Está bien, basta de juegos, estoy perdido y hambriento y me encuentro con una manada de mujeres y un chico y con un hada. ¿Qué puede ir peor? Oh, y será mejor que esta no sea una de las veces en las que yo diga ¿qué puede ir peor? y pase algo peor. No,no, señor, no, no.- el comportamiento del bárbaro era cómico en una situación como aquella. Pero ya que más daba.
avatar
Iosif

Mensajes : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Mika Hunterdream el Sáb Oct 27, 2012 6:18 pm

De repente ocurrió justo lo que el lobezno más necesitaba: una distracción. Aquel pequeño ser que con sus banales críticas había atraído la atención del bárbaro se había convertido en una gran ayuda. El albino, rápido en sus acciones, no dudó ni un segundo en coger su arco y salir de allí con pasos ligeros y sigilosos sin que ninguno de los presentes se percatase de su repentina desaparición. Pero antes de eso había preparado un plan espontáneo aunque bastante bien pensado que luego será descrito con sumo detalle.

Había subido hasta lo alto de una colina y llevando sus dedos a la tierra húmeda empezaba a camuflarse con ella. Algunas ramas de árboles, grandes hojas secas y una oportuna depresión en el terreno consiguieron que el lobezno se volviese prácticamente invisible. Estaba tendido en el suelo, formando parte de él; solo sobresalía del mismo la afilada punta de una de sus flechas apuntando directamente a la cabeza del bárbaro. Ahora solo quedaba esperar a que su plan saliese a la perfección.

Una de las lobas, la más voluptuosa de ellas, la morena; se percató tras unos minutos de la desaparición de su compañero que había dejado tras de sí una nota. La tomó entre sus delicadas manos y comenzó a leer: "Te dejo esta nota a ti porque tú eres mi favorita. Ahora di cada una de las palabras que escribo a continuación en voz alta para el resto(...)". La loba, que se había sonrojado ante las primeras palabras del lobezno leyó la nota sin hacer caso a su anotación y creyó que sería mejor no decir nada y guardarla para ella. Entonces, siguiendo las instrucciones de la nota del lobezno (información que prefiero omitir para incrementar la intriga) se desnudó por completo y dejó escrupulosamente doblada su ropa frente a ella. Las demás lobas la miraron extrañadas. Pero entonces ocurrió algo inesperado; no era luna llena y con anterioridad Mika le había advertido que no se transformase en tal sitio pero aún así ocurrió. Entonces la loba comenzó a transformarse en algo amorfo y deforme. No era ni su parte híbrida ni su parte loba. Gritaba de dolor, aquella transformación le estaba doliendo bastante.

Mika sonrió complacido. Aquel era un sacrificio ventajoso para el grupo y el egoísmo de la morena se puso en evidencia con aquel infantil comportamiento. La nota salió volando y otra de las lobas, la más joven y que antes delató al albino, la cogió y curiosa, la leyó pero ésta prefirió hacerlo en voz alta. "(...)Os hablo a todas. Solo quiero comunicar que espero que seáis lo suficientemente astutas como para encontrarme. No quiero que penséis en transformaros, pero la más hermosa de vosotras lo hará. Que no se preocupe, yo mismo me encargaré de recoger su ropa y entregársela en cuanto la vea. Solo quiero que salgamos bien parados de esta". La loba que leyó aquello se puso bastante celosa de la que se estaba transformando y comenzó a hacerlo también. Otra de las lobas, la más callada, de hermosos cabellos castaño, y al parecer la más responsable de ellas volvió a tomar la nota, parecía que tenía algo escrito por detrás. Como era papel mágico solo aparecieron aquellas letras tras terminar de leer la otra cara. Esa nota decía así: "Supongo que si estás leyendo esto es porque eres la más madura de todas. Para sobrevivir ni se te ocurra transformarte. Ahora quiero que provoques al bárbaro, que lo asustes diciendo que las lobas transformadas están fuera de control e irán a por él. No te preocupes, simplemente tienen un aspecto distinto pero no están locas. Siguen siendo tus amigas. Dile también que solo tiene dos opciones, huir o ayudarte. En ese caso compartiremos con él parte de la comida. No sé qué hará el hada, no creo que sea molestia pero con ese tamaño dudo que nos sea de ayuda en nuestro camino".

-¡¡¡Ahhh!!! ¡¡¡Se transformaron en monstruos!!!-se acercó corriendo al bárbaro despreciando la mera presencia del hada que, al igual que al albino, le parecía insignificante-¡Ayúdame a controlarlas señor! Si lo hace lo acompañaremos en su viaje y compartiremos nuestros alimentos con usted.

Ahora solo quedaba esperar a saber qué tipo de personalidad tenía el bárbaro. ¿Sería un cobarde y huiría?¿Un valiente que los ayudaría?¿O un salvaje fornido que iría a matar a las lobas? En ese último caso, el albino le dispararía. No permitiría que nadie tocase a su manada.
avatar
Mika Hunterdream

Mensajes : 18
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Iosif el Dom Oct 28, 2012 1:43 pm

El bárbaro contempló la escena... estaba metido en un buen aprieto. Entre un hada molesta y un montón de lobos alrededor...bestias salvajes, un bosque... Todo iba de mal en peor.

Golpeó su escudo con la parte plana de la espada, y miró a las bestias.

-Venid aquí, perras- dijo, mientras escupía al suelo. Apartó de un empujón a la hembra que le pidió ayuda y corrió hacia el flanco derecho de los animales. Se había percatado de que el joven se había escabullido...y probablemente lo estaría vigilando. Por ahora no les haría daño a las lobas, pero si las entretendría.

Giró en círculos alrededor de ellas, la propuesta de la comida con aquellas bestias era apetecible... asi que tendría que ayudarles, pero cómo? Por ahora solo se dedicaba a dar vueltas lentas alrededor de los monstruos, siempre protegido con su escudo, y dando golpes con su espada.

-Hembra! La que no se ha descontrolado, ¿cómo se supone que tengo que ayudaros? Tengo que hacerles daño?- preguntó. Sabía que con un movimiento en falso el bárbaro estaba perdido, por ahora tenía una idea.

El bárbaro arrojó su escudo de forma lateral hacia las patas de la loba más cercana, desequilibrándola, y haciendo que tropezara y cayera al suelo. en cuanto a la otra... corrió hacia ella y le golpeó en la pata delantera izquierda mientras hacía una voltereta para evitar cualquier contraataque. Le había roto la pata, seguro, la fuerza del bárbaro era bestial. Por ahora, una estaba de bruces y la otra con una pata rota, tampoco quería causar demasiados destrozos. ¿Sería suficiente aquello?
avatar
Iosif

Mensajes : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos retos, nuevos amigos.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.