Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Un paseo inesperado [Priv. Celeste Shaw]
Hoy a las 9:05 am por Celeste Shaw

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Ayer a las 4:11 pm por Balka

» Pero sin presiones eeh!
Mar Nov 21, 2017 3:21 pm por Polvoso Von Lipwig

» The Shining of a Thousand Suns (Privada)
Mar Nov 21, 2017 10:46 am por Lia Redbart

» Varok Martillo de Trueno
Mar Nov 21, 2017 12:34 am por Varok

» Reglas de Noreth
Lun Nov 20, 2017 10:56 pm por Varok

» El deber de un jefe
Lun Nov 20, 2017 5:51 pm por Bizcocho

» A Hope's Tail
Lun Nov 20, 2017 1:09 pm por Gar'Shur

» Strindgaard
Dom Nov 19, 2017 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Dom Nov 19, 2017 1:19 pm por Bizcocho

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Adoradores

Página 1 de 7. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 3:52 am

Nuevamente, había sido invitado por una secta religiosa para cumplir con un trabajo para ellos. La última ocasión que aceptó un trabajo así, había terminado envuelto en una interesante historia, donde tuvo que elegir rápidamente un bando para salvar su vida. Esperaba que esta ocasión fuese un trabajo normal y punto. Eso esperaba.
Tres días le llevaron para llegar desde su último viaje, aquella extraña isla, hasta aquí, en Arendia. Según el pergamino que le habían mandado, le requerían para una misión que los mismos monjes no podían llevar a cabo, pues desatenderían sus tareas diarias y eso les provocaría un semicaos.

Ofrecían apenas un puñado de coronas, y aunque el dinero no era algo de importancia para Gibil, se había determinado por aceptar ese trabajo por… ¡Vaya a saber por qué! Ya solo vagaba por el mundo, aún con la misión de juntar a los Dherlik, así que entre más trabajara, conocería a más gente y eso le haría tener más opciones para elegir aliados. Además, él honraba en demasía a Juste, así que entendía a qué se referían con lo de que ellos no podrían desatender a su propio Dios.

Aunque al haberle dicho en el pergamino que el trabajo sería en Arendia, él esperaba que fuese en la prominente ciudad de Vo Mimbre, de buena fama por su gran tamaño y prosperidad, terminó siendo en una iglesia cercana al bosque que dividía dos ciudades, el bosque Fronterizo. Más que una iglesia, aquella estructura parecía ser un castillo. Pero quién era él para juzgarlos.

Tiró de la cinta de cuero para detener a sus caballos, y bajándose del asiento del carromato caminó hasta estar frente a la gran puerta de madera. Tomó el gran y pesado aro de cobre y lo golpeó contra la puerta remachada en metal. Por un momento todo fue silencio. Ni el eco respondía. Luego unas chirriantes cadenas le hicieron extender las manos, preparado para conjurar los látigos por si algo le pretendía tomar por sorpresa, pero lo único que pasó, es que la puerta se abrió hacia los costados lentamente. Habían activado un mecanismo para abrir la puerta. Así de actualizada era la vida.

Avanzó mirando a izquierda y derecha; grandes pilares esculpidos en piedra volcánica sostenían un techo rematado con grandes murales que narraban peleas del cielo y del infierno. Gibil se quedó ahí quieto, observando los dibujos.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 3:53 am

-¡Estúpidos mapas! ¿¡Por que la gente los tiene que hacer tan difíciles!?- ¿Acaso estaba perdido? Lo mas obvio es que... Si, no había talento en el para leer mapas tan complejos como ese que hacia sacar de quicio al pobre herrero. Esperaba que ese pequeño viaje hubiese sido mas fácil de lo que pensaba. Parecía que todos los elementos estaban en su contra, cargando con ese gran mazo todos los días, en cada respiro y paso, no era del todo placentero; claro, ya estaba acostumbrado a ese enorme arma de peso completo, pero tenerla en el hombro comienza a ser cansado.

Llevo su mano a su nuca, la froto suavemente; disimulando hacerse un masaje para no perder la calma y se seco una gota de sudor que le recorría la frente con su muñeca. Siguió avanzando unas docenas de metros, caminando por ese bosque sin fin y sin ninguna pista de aquel portón.

Un aroma a estiércol comenzó a dilatarse por la zona en donde el estaba, dejo caer su mazo e intento cubrirse su nariz para evitar ese olor tan desagradable. Frunció el ceño y sus ojos comenzaron a ponerse brillosos.

Insoportable... necesitaba un descanso de inmediato, pero no podía detenerse a disfrutar las fragancias silvestres como el desperdicio natural de un animal, persona o cosa. Tomo su arma y siguió caminando para tratar de toparse con alguien o algún lugar donde pudiese tomarse un "break" y continuar su camino.

Cuando el olor comenzó a bajar su potencial, Escaflow pudo relajarse un momento mientras miraba al cielo, como si estuviese pidiendo que por favor alguien lo guiara... alguien... ¿Pero quien?. Bueno, este pequeño problema no haría que se deprimiera o le disminuyera el animo, así que sin mas distractores o problemas, siguió adelante con una sonrisa bien amplia.

Unos ruidos pusieron atento al joven licantropo, era el andar de un carromato, que estaba cerca de Escaflow -Si los sigo, llegare. ¡Eso es!- Pensó. Con una actitud esperanzada y sin miedo, se dirigió hasta aquel móvil, y antes de llegar a un rango considerable de distancia, este comenzaba a detenerse lentamente -Waaah ¿Y ahora que?- Camino un poco de lado y delante del carromato, un hombre alcanzo a visualizar discretamente, pero no pudo observar sus detalles, debido a la distancia. Camino lentamente tratando de ser incógnito con sus pasos, hasta que crujidos de madera y cadenas frotándose se escucharon de norte a sur en todo el bosque. Un portón estaba por abrirse ¿Acaso ese lugar era el destino de aquel herrero?


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 3:54 am

-¿Viene con usted? –preguntó un monje rechoncho, con una sonrisa amplia y con voz cálida y tranquila.

El hombre había salido de un pasillo que se abría poco más adelante, por entre los pilares. Iba ataviado con una túnica blanca con hilos dorados, aunque llevaba un gran cuello esa indumentaria, no se notaba ni rastro de capucha. Era totalmente calvo y con unos enormes ojos caramelo, que se notaban un poco chicos al compararlos con su abultada nariz regordeta. No mostraba sudor, ni rastro de cansancio. Se notaba… amigable.

Gibil se giró para ver a un pequeño joven parado cerca de su carromato. La escena era muy curiosa; el niño-joven llevaba un gran mazo en su hombro; resultaba imposible que aquella herramienta pudiera ser cargada de ese modo.
El anciano negó con la cabeza.
-Nunca lo había visto.
Acción seguida, el monje ignoró a Gibil para caminar hacia el chiquillo.

Alesth caminó entonces por donde el regordete hombre había aparecido. Los pasillos eran angostos, pero de cuando menos tres metros de alto, con un arco a cada metro, sostenido en los grandes pilares que le daban un aire de aristócrata al lugar. Y decían que la iglesia era pobre…
-¿Usted es…? –preguntó de improvisto otra voz, detrás de él. Esta era más rasposa, como de una persona de edad más avanzada. Parecía dura, al menos, parecía.
-Alesth, el hombre que contrataron. –Respondió sin siquiera girarse, pero sí detuvo su andar hasta que el dueño de la voz se puso por delante de él y le miró a la cara.
-Sígame, por favor.

Pasillos, pasillos y más pasillos. Ninguno se distinguía del otro, pues todos eran como un gran laberinto. Tras unos pocos minutos, se detuvo frente a una puerta y la tocó tres veces.
-Padre, ha llegado el hombre que citó.

La puerta se abrió lentamente. Puerta tallada en madera con extraños tallados a mano. Destacaba una imagen que parecía un ángel, pero con unas alas no formadas por plumas. Conservaba su aurora, así que Gibil no supo reconocer qué era. Se adentró en el cuarto, mirando a un hombre de entrada edad. Una gran barba le hacía lucir aún más viejo, y más sabio.
-Siéntese, siéntese.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 3:54 am

Ya no hacia falta esconderse o infiltrarse a aquel lugar de rara pinta, ya que "ellos" se habían dado cuenta de su presencia, aunque tratara de perderse en el bosque, ya sabían que estaba ahí. Camino tranquilamente hacia los cuerpos que se encontraban a unos cuantos metros de distancia de el; pero antes de llegar a ellos, una persona se acerco, la cual el joven ignoro.

Suspiro mientras caminaba, y de paso echaba un vistazo a el interior del lugar a donde se adentraba. Una iglesia mas que decente, era impresionante y de un ambiente donde se podía sentir una rara presencia, tal vez era la presencia a aquel ser que llaman "Dios" o alguna otra cosa que podría ser no del todo buena.

Sin esperar a que lo invitaran a entrar, avanzo mirando a sus proximidades, un paraíso de mármol, el cual no le agradaba para nada al joven, ya que casi toda su vida completa estuvo rodeado de el primo de la roca, el metal.

-Este lugar necesita un toque de vida, no veo flores por ningún lado- Dijo mientras que su vista rondaba por cada rincón y esquina de ese lugar -Puaj, que lugar tan mas muerto- Hablo para que todos lo escuchasen.

Visualizo un rincón de aquel lugar, y se desconcentro de todo lo demás. No se dio cuenta que el viejo del carromato y un monje se perdieron después de entrar a una puerta. Después el cerrar de la puerta retumbo en los tímpanos de Escaflow, este volvió en si y siguió a aquellos ancianos por aquella puerta; La abrió, pero nada, ya habían desaparecido.

-1... 2... 3... 4... ¡Demonios! ¿¡Por que hay tantos pasillos!?- Dijo corriendo a un ritmo lento, mientras buscaba la ruta que aquellos hombres habían tomado.

Después de recorrer los mismos pasillos unas cuantas veces, por fin dio en donde las personas anteriores estaban por entrar, sin cuestionarse en que si estaría bien o mal encaminarse sin permiso; solo se dirigió a la puerta. La puerta decorada en una lluvia de artes gráficas, se abrió y el joven decidió esperar.


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 3:55 am

El de nuevo. Al lado suyo se encontraba aquel chico que se había colado hasta su carromato, o que les espiaba, o que se escondía ¡o vaya a saber qué hacía! Le dedicó una mirada rápida, girando sus ojos cuando la puerta se abrió para dejar el paso. ¿Es que también le habían contratado?

Caminó hasta adentrarse en un cuarto pequeño, tapizado de libros por aquí y por allá. Un escritorio de madera se posaba al centro, y detrás de él, una silla de cuero sobre la que se encontraba un hombre de edad avanzada, el pelo largo y una gran barba plateada. Detrás de él aún había espacio para dos estatuas que imitaban a los ángeles, o a los dioses, o a alguna criatura. Gibil no era muy bueno con la mitología.

El hombre se puso en pie, señalando unas sillas frente al escritorio, con ademán que indicaba que aceptara en asiento.
-Gibil, el cazador ¿no es cierto?
Alesth se sentó en una silla, observando las estatuillas de detrás del hombre.
-Gibil Alesth, mata-vampiros. Por esta vez, trabajador, o cazador, o lo que guste.
-Entiendo –cruzó los dedos por encima del escritorio, acercándose más hacia él, y el chico.- Verá, lo hemos contratado para un trabajo de… búsqueda. Creemos que han nacido desde hace tiempo las reencarnaciones de los primeros hijos de nuestro dios. Si esto es cierto, necesitamos que los traiga aquí para que nosotros les eduquemos y nos puedan guiar cuando llegue el momento.
-¿Cómo les reconoceré?
-Esa, amigo, es la parte difícil. Ellos rondarán por los doce y los veinte años. No hay algo que los distinga del todo, son como una persona normal; no tienen parecidos físicos. Más sin embargo, la mayoría consta de un circulo negro en la palma de la mano. Es la misma marca que tenían los primeros nacidos.

Asintió y se puso en pie. Le tendió una mano en signo de aceptación mientras volvía a hablar:
-¿Dónde los encuentro?
-Eso, lamentablemente, no lo sabemos… Por cierto ¿viene con usted? –preguntó, señalando con la vista al chico.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 3:55 am

Vaya, ya parecía que estuviese en un cementerio del demonio, lleno de cadáveres y esqueletos vivientes, arrugados como pasitas, y sin mencionar al viejo que siempre parecía estar de muy mal humor, con esas cejas tan pronunciadas y dilatadas.

Acomodo su mazo que estaba en su hombro moviendolo ligeramente hacia arriba, como en un pequeño salto para moverlo. Y seguido camino detrás de aquellos hombres, sin visualizar lo que tenia a su alrededor, o a los elementos presentes, ya que en su mente solo había una palabra retumbando a mas no poder, la cual era "COMER". Claro, después de varios días viajando, solo comiendo basura y media que se encontraba por los caminos o en el bosque, claro que el iba a tener hambre.

Se detuvieron y enseguida, Escaflow, observo a los presentes con un poco mas de calma, los dos, viejos, uno sentado en su escritorio con codos en el, y el otro sentado cómodamente en una silla. ¿Por que a el no lo invitaron a sentarse? -Mal educados- Murmuro -De todas maneras... ¡No me quería sentar! -Vocifero, se volteo de mala gana y se dirigió a los libros, para ver si podía aprovechar para mirar alguno que le interesase.

Los dos hombres comenzaron a entablar una conversación sobre las identidades, y el trabajo que estaría apunto de hacer, era una conversación, la cual, Escaflow no puso atención alguna, solo estaba buscando un libro... Y en la búsqueda de uno en que pueda juzgar por su portada, uno "bonito". Tomo un libro con pasta de color rojiza, marco de oro y letras talladas en oro blanco que estaban en la portada que decía: "El demonio en un humano", lo observo un poco, dejándose llevar por el titulo, miles de imágenes se vinieron a la mente de el, como una lluvia de ideas, pero de ideas sangrientas, de muerte, dolor y agonía. Con discreción tomo el libro y lo puso en su mochila con cuidado, observando que nadie lo estuviese mirando o espiando.

De repente, después de haber escondido el libro, sintió una extraña paranoia que lo recorria de pies a cabeza; era el anciano que estaba en el escritorio.

-¿E-Ehh...?- Sudo un poco mientras titubeaba, pero con una sonrisa bien amplia -O-Ohmmm, ¡Tengo hambre! ¿T-Tiene algo para comer?- ¡Directo al grano! Quería ir a otro tema, por si acaso habían visto algo sospechoso en su acto.


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 3:57 am

Asintió.
-Viene conmigo. Y le ha escuchado ¿Tiene algo de comida?
Mintió. No es que fuera malo mentir, pero… ¿Para qué mintió? Ya le tendría que preguntar algunas cosas a ese chico; era eso o decir que no iba con él, lo cual llevaría a que le expulsaran de la iglesia. Además, que cargara con ese mazo siempre al hombro, le hacía parecer un hombre fuerte. Si algo se presentaba, sería de mucha ayuda para una pelea.
El monje tras el escritorio sonrió levemente, mientras le hacía señas al hombre en la puerta.
Este otro abrió la entrada y les indicó que salieran.
-Síganme, por favor.

Anduvieron por pasillos y más pasillos, hasta llegar a un claro con césped y una fuente. El monje les señaló hacia una puerta y los dejó ahí, sin más que la indicación de “la sala de banquetes”. Gibil esperó a que estuvieran solos para acercarse a la fuente y tomar algo de agua entre las manos para lavarse la cara. Empezaba a hacer calor.
-¿Quién eres y qué haces aquí?

Le preguntó sin siquiera girarse. Si le quería matar, tuvo infinidad de oportunidades antes, así que confiaba en él. Aunque no tanto; había hecho un par de teorías. Las criaturas con el poder de alzar un objeto así con una sola mano, eran pocas: Los Lords –aunque nunca había visto a uno así-, los Enanos, los Orcos, los Vampiros y los Lycans. Descartadas quedaban los Enanos y los Orcos; así que o era un vampiro, o un lycan. Por eso se encontraba en la fuente también; si era un vampiro, no podría acercársele, en caso contrario, quedaría marcado como un Lycan, o eso, o un humano muy bien entrenado.

Se dio la vuelta para buscarlo con la mirada, y apenas dirigirle una miradita “algo amistosa” –bueno, no tan despectiva- se dirigió a la sala que les habían marcado. Hacía tantos años que se acostumbraba a que si quien manda no ofrece alimento, no comía. Así de simple, pero la sinceridad de este chico, dentro de todo, le había caído bien.
-Vamos a comer, que me tendrás que ayudar luego.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 3:57 am

¿Que demonios? -¿V-Vengo contigo?, ¡Oooooouuuh seeeee, claaaaaaro! Vengo con el- Agito la cabeza de arriba a abajo repetidas veces. Pero, en su mente aun se preguntaba "¿Que demonios?" Y otras preguntas como por ejemplo "¿Que demonios?" Si... era extraño para el joven, ni tenia la menor idea de quien era aquel hombre, solo un saco de huesos apunto de ser devorado por algún perro hambriento, al igual que el otro.

Suspiro hondamente, exagerado, pero ¿Que importa?, dejo salir todo el aire, y en un acto de alivio, froto su pecho con suavidad.

Ok, a seguir a "calaverita" ¿Por fin les iban a dar de comer? ¿Si, si o no, no?. De todas formas, el estomago de Escaflow estaba casi consumiéndose por dentro, un estomago caníbal. Camino siguiendo al hombre que les pidió que le siguieran, pues bueno, eso hizo. Ya al terminar el recorrido dieron a parar a un jardín con césped con una fuente.

Una cantidad de aire libre recorrió el cuerpo del joven, ¡Aire libre y... puro!... Escaflow salio corriendo hacia aquel lugar que al parecer era la única parte de ahí que tenia algo de vida. Escucho un susurro de aquel hombre, con el cual se había quedado solo en ese momento, el joven, en un tono imprudente y sin respeto, le contesto -Soy Escaflow, un herrero y... ni menor idea que estoy haciendo aquí, al parecer me perdí, pero que va, ¡Siempre va a haber diversión en cualquier lugar!... menos aquí, este lugar es aburrido. ¿Y tu anciano, ¿Quien eres?- Contesto con una amplia sonrisa al terminar.

Después de terminar su "presentación" aquel hombre le volteo a ver con una cara de... Mal humor -¿A que viene esa mirada? Dios, ¿Nunca puedes poner una cara amigable? ¡Por favor!- Después de su comentario, les señalaron el lugar a donde iban a tener su agradable almuerzo, o que era ¿Cena?.

Ya una vez dentro, el hombre volvió a hablar. -¿Ayudarte? ¿En que? No busco ayudar en estos momentos, que pereza.- Respondió con una cara de sensato.


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 3:57 am

-Escuchaste al monje ¿No? –dudó por un segundo, no lo veía muy centrado en las cosas que hacía. Era uno de esos chicos que lucían distraídos y realmente lo eran- … ¿Lo escuchaste? –Volvió a preguntar. Al parecer, sus esperanzas caían en un vaso sin fondo. Era más como un niño, que como un joven. Y pensar que alguna vez fue así… No. A su edad –unos dieciséis años- ya estaba siendo entrenado para la vida dura, pues ya empezaban sus prácticas como “soldado”, y pese a ser el hijo primogénito del Alesth al mando, también tenía que escalar en la escalera para ponerse a la altura de los demás; y peor aún, ser mejor que ellos.

Se sentó en una silla sencilla de aquel comedor. Contrastaba en demasía con todo lo demás; la mesa eran apenas dos tablas unidas con clavos, sin siquiera pulirse o tener barniz. Las sillas eran igual, pero más “confeccionadas” por la lógica del Mayor número de partes que contenía. Incluso era rasposa al tacto, y al sentarse, otro tanto. Pronto, sobre la mesa, y en el lugar que cada quien eligió, un monje delgado llegó con dos platos sobre sus manos. La comida constaba de un gran filete de carne de conejo, acompañado con verduras de todo tipo. Gibil lo miró y dio una pequeña mordida a la carne, mientras volvía a mirar al chico.
-Escaflow –lo miró serio, luego giró hacia su comida de nuevo, y dio otro bocado a la carne. Sabía un poco salada para su gusto-. Yo soy Gibil. Y me ayudarás a buscar a estos Herederos.

Una mordida más, y se puso en pie. No quería que su cuerpo reaccionase lento si se presentaba una situación incómoda; así que una comida ligera era ideal.
-Lo siento, esta es mi cara y mi mirada. Pero tu has caso, que los ancianos hemos vivido mucho.
Se señaló una de las heridas en la cara; en un claro gesto de “He vivido más guerras”.

-Cuando acabes, te esperaré en la fuente. Y deberás ayudarme. Me la debes; además, escuchaste al monje, nos pagará. A mi me da igual, así que te lo podrás quedar tú. Y si resulta algo bueno de esto, te llevaré a… Al lugar que ibas, o a alguna ciudad. Al menos, fuera de aquí.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 4:02 am

... Tun tun.... Tun tun ... -Ehh... ¿Que?¿Escuchar que?...- Se quedo en silencio con una cara de... "inculto", ante la situación. Agito su cabeza de un lado a otro un par de veces y al viejo le respondió -Eh... No, ¿No lo escuche?- "Volviendo al espacio"... Bueno, ahora, ¿Que diablos estaría pensando Escaflow en esos momentos? -Rica... rica, rica ... ¡Carne!- Si, era eso, el olfato de ese lycan esta mas centrado en la comida que en cualquier otra cosa.

Rápidamente tomo asiento después de aquel hombre, casi pegaba brincos de gusto, ya que la comida podía olerla aunque no estuviese en el cuarto. Después de todo, por fin se tomo algo de tiempo para visualizar lo que tenia a su alrededor, nada mas y nada menos que una mesa de... ¿Alta sociedad? Bueno, la verdad es que eran solo dos pedazos de madera unidos, simple y sencillo, al joven no le importaba en lo absoluto, ya que comer, ya era un regalo de los dioses. Otro monje de dimensiones menores se acerco con dos platos de alimento, los dejo al frente de el hombre y de Escaflow. Sin pensar dos veces, tomo los cubiertos, y sin cortar la carne, clavo el tenedor en la tierna carne del conejo cocinado, y la arranco un gran pedazo; directamente se lo llevo a su fosa bucal y sin masticar mucho, se lo trago.

Aquel sujeto parecía comer muy "educadamente" con sus bocados chicos y esa expresión que nunca se iba de su rostro. -¿Que paso?- Contesto al escuchar su nombre, con la boca llena de alimento y sin despegar la vista del plato. Trago gran cantidad de comida y ceso un poco -¡Oigan, me gustaría algo para beber, no se puede pasar bien la comida si no hay algo para beber!- Demando muy confiado.

-Gibil... esta bien, pero espera... ¿Ayudarte?... ¡Jah! Claaaaaro, solo te ayudaría a pararte si te tropiezas y no tuvieras tu bastón.- Sonrió ampliamente y siguió con su comida, sin poner atención a lo que Gibil -como se hacia llamar- estaba haciendo. -¿No vas a comerte tu comida? Por que sino, lo haré yo.- Miraba con ojos brillosos el plato y arriba de el una filete de carne tan jugosa. -Hummm... deja pensar en la oferta que me haces, tal vez, cuando termine de comer, te tenga otra respuesta mas reconfortante para ti- Dilato una sonrisa nuevamente, y siguió comiendo, un poco mas calmado, ya que su estomago no pedía limosna por un poco de comida.


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 7. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.