Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Hoy a las 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Ayer a las 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Ayer a las 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Ayer a las 7:07 pm por Arete

» El cordero
Ayer a las 9:46 am por Bizcocho

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Miér Nov 15, 2017 5:48 pm por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria

» Deal with the Devil [Solitaria]
Dom Nov 12, 2017 7:40 pm por Casandra Von Schuyler

» Anhouk, la forjadora
Sáb Nov 11, 2017 1:26 pm por Bizcocho

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Vie Nov 10, 2017 9:47 pm por Lujuria

» Peccata Carnalia
Vie Nov 10, 2017 9:26 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Adoradores

Página 5 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 7:18 am

El niño quedó colorado colorado ante la pregunta de aquella agradable mujer. Se había enamorado de ella y no dejaba de ver mariposas a su alrededor, y de sentir esa extraña sensacion que se siente cuando… vale, es un niño enamorado de alguien mayor.
-S…sí señorita… Mi pueblo… -tragó saliva mientras se encaminaba sobre el suelo del carromato para ir hacia el asiento donde se encontraba Inuwel, y tragó con mucha más fuerza cuando se sentó a su lado- Mi… el… pueblo… está… ¡porallá! –Terminó de decir mientras cerraba los ojos, con rapidez en la última frase, tratando de no ver a Inuwel, y mientras señalaba con su dedo la ruta que debían seguir todo el camino. Abriendo apenas los ojos para mirar el camino y decirle las indicaciones.

Detrás, Gibil se quejó ante el dolor que asestaba a su pierna, y más aún por la “curación” que Ska le realizaba en la herida. Aunque la agradecía. Lo que el hizo fue aun más rústico y simple. Y agradecía que este joven, un buen miembro y alguien digno de haber sido elegido como el segundo al mando, le ayudara.

-Gra…cias.
Dijo sin darle muchas vueltas. Esperaba que no dijera más, y si lo hacía, igualmente no diría mas.
La sangre iba parando, la oportuna venda le había hecho un buen trabajo, y aunque aun dolía y seguro se pondría algo mala, por ahora con saber que la sangre paraba era una noticia perfecta.


Poco menos de diez minutos bastaron para encontrar una choza improvisada entre los árboles, en un pequeño claro. Y detrás de esta, otra un poco más pequeña, y al lado, otra aún más pequeña. Todas las personas que caminaban por aquí, o que iban para allá, parecían simples. Sin dinero, sin preocupaciones, sin comida, y sin fuerzas.

Todos desviaron unos cansados ojos hacia el carromato, que poco a poco iba disminuyendo su andar hasta quedar completamente estático a mitad del “pueblo”. Distintas miradas, ojos de varios colores, algunos curiosos y otros celosos. Los ancianos salían y empezaba un murmullo de secretos. Los niños eran retirados y se les hacía esperar dentro de las chozas, y los hombres, armados con palos y sus casi esqueléticos brazos, se acercaban hacia el carro. Pero se detuvieron todos al tenerlo completamente rodeado, y de entre ellos, una anciana de cabello casi hasta la cintura, amarrado en una trenza larga que caía sin preocupaciones, se acercó y se quedó frente a los caballos, acariciandolos y mirando al niño.

-Nih, pequeño ¿Dónde estabas? –luego, pasó una mirada a la muchacha y le sonrió con su rostro arrugado, pero dulce.- Gracias, gracias por traerlo de vuelta.
-Abueeeeeeeeeeela ¡estaba con mis amigos! Solo fui a jugar.
-Pero, Nih, hace dos días que te fuiste a jugar…
-Lo siento abuela… -sonrió y, en un rápido movimiento, se puso de pie, besó a Inuwel en la mejilla (cerca de los labios) y saltó por un lado, sin más, y sin decir nada.

-Abuela –dijo otro, uno desde detrás-, traen un herido.
-¿Y qué esperas niño, que no lo atienden?




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 7:18 am

Después de haberle hecho unos primeros auxilios a Gibil, Escaflow intento relajarse, respirando hondamente mientras extendía sus brazos a los lados, como si estuviese en un gran sillón. Relajante, al parecer. Esa voz, que irritante, ¿No podía estar en silencio tan siquiera un segundo? -¡Que irritante eres!- Grito Escaflow a la "nueva" que no lo parecía, ya que Gibil y ella se conocían desde antes, interesante.

Solo se escuchaba el girar de las ruedas del carromato y aquellos ligeros brincos que daba al andar, era un silencio algo profundo, el niño los dirigía hacia su pueblo, donde probablemente -no- habría un doctor que pudiese darle un mejor servicio a Gibil.

-Bla bla bla bla... ¡Blah Blah!- Y ahi esta otra vez, ¿Que hizo Escaflow para que se mereciera esa tortura con aquella chica? ¿Queeeeeeee?.

En voz baja y disfrazandose con el sonido de las ruedas, hablo en voz baja con Gibil. -¿De donde rayos la conoces? ¿Quien es? y... ¿Crees que le caigo mal?. Me gusta su mirada, algo terrorífica, pero en algún modo bonita... supongo.- Tal vez solo las dos primeras eran necesarias de responder, pero la ultima creo que era demasiado obvia... supongo.

Un poco de tiempo transcurrió, Escaflow llego a dormirse con aquellos saltos que daba de vez en cuando el carromato al pasar por rocas, o caminos difíciles ¿Como lo hizo?... Pues... es Escaflow. Habían llegado a un ¿Pueblo? que en realidad, no le iba bien, literalmente. Sus ojos oscuros, sin vida, sin esa luz que avivaba sus almas, ¡No se encontraba!. ¿Que les pasaba a estas personas?.

Los aldeanos se armaron de palos, posiblemente las armas mas poderosas que tenían, o mas peligrosas. Se acercaron hasta rodear por completo al carromato. Al ver la reacción de los habitantes, Escaflow salio por la parte trasera del carromato junto con su mazo.

-Tranquilos, aldeanos, solo somos un grupo de viajeros, venimos en paz- Trago saliva mientras esperaba la reacción de los aldeanos al saludo de Escaflow, tal vez salir con el mazo y decir que venia tranquilo fue mala idea, posiblemente pensarían que era mentira, pero solo es una probabilidad- Necesitamos un doctor, ¿Hay alguno en este lugar?- Aun seguía esperando por una respuesta; volvió a tragar saliva y esperaba. -Respira... ufff, tranquilo, solo son palos de madera.-


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 7:19 am

-Bueno, vamos-Le dijo Inuwel al niño con indiferencia espoleando con las oscuras y gruesas riendas a los caballos de Gibil que avanzaron a un trote acompasado y tranquilo, no obstante el suelo estaba lleno de obstáculos y de vez en cuando el carromato daba bruscos saltos.

Varios recuerdos acudieron a la mente de la gitana, algunos de ellos eran tristes, humillantes y otros eran alegres, pero estos últimos se presentaban en minoría. La morena suspiró con cierta congoja mientras evocaba la imagen de una mujer cubierta por una gruesa y oscura capucha que tapaba su pequeño cuerpo y rostro. Unas piedras se dirigieron hacia ella golpeándole en la cabeza , varios niños reían y apuntaban con el dedo al espécimen, pero la conductora seguía su camino, en silencio, ajena a las burlas y el acoso. Siempre era así, ¿para qué molestarse?

Inuwel salió de su ensoñación al tiempo que el pequeño le indicaba que debía doblar, esto lo hizo con brusquedad sin importarle que los de atrás chocaran contra el techo debido al movimiento.
-¿Queda mucho?-Preguntó mirando de reojo al niño. Y efectivamente ya estaban cercanos al pueblo.

Primero se apreció la suave luz de un claro que acariciaba las puntas de una rudimentaria vivienda, luego surgió otra, y otra.
-¿Este es el pueblo, o no?-Comentó sabiendo que la respuesta era evidente, así que no era necesario que le respondiesen.

*El niño no te respondió tu pregunta* Le recordó Eluth con voz pausada rompiendo su habitual silencio. *Me refiero a tu primera pregunta…*

-¡Ah! Sísisis-Recordó mirando al pequeño-¿No conoces a nadie con marcas extrañas en las manos…?-Pero su pregunta quedó levitando en el aire, ya que el niño se levantó y concentró la vista a su alrededor. Inuwel le imitó y percibió a varios de los habitantes armarse de simples maderos y avanzar hacia el carromato. Pero solo actuaban por cautela ante alguien desconocido, y pronto la voz de una anciana se hizo presente la cual se acercó a acariciar a uno de los caballos.

-No fue nada-Contestó sonriente descendiendo del carromato con una mano en la mejilla donde el chiquillo le había estampado un beso.
-Pero necesitamos ayuda médica urgente, tenemos un herido-Indicó alzando el dedo en dirección a la parte trasera del carromato donde se encontraba Gibil.

-Y tu... ¿Qué haces?-Le espetó a Escaflow al verlo alzar su enorme mazo-No sé cómo puedes cargar esa cosa, parece muy pesada-Señalo mirándolo-Pero bájalo, no parecen malas personas, y así solo conseguirás asustarles-Agregó poniendo los ojos en blanco y girándose hacia los habitantes.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 7:19 am

Primero, Gibil se levantó y apartó las manos que trataban de alzarlo. Alejándolas casi a golpes, con cierto odio… o más bien, humillación.
-¿Herido de muerte, Eluth? –sabía que era Inuwel, la chica nueva, quien hablaba, y no Eluth- Esos años muertos te hacen mal. ¡Que me dejen, joder! –gritó nuevamente, mientras los volvía a apartar y se ponía de pie en el suelo, pero inmediatamente se apeaba de algo para no caer. Y dirigió una mirada fugaz a Eskaflow.
-Tu, deja el mazo y ven, que tienes el honor de auxiliarme.
Era una posición estúpida, vaya que si, pero… Así era Gibil; no se dejaría tocar por simples curanderos y brujos ¡o lo que fueran aquellas cosas!

Al mismo momento que volteó a mirarlo, lo quedó viendo con algo de fuerza.
-“Ella” era una Dherlik. Curiosa historia. Y no, no te odia. –hizo hincapié en la primer palabra: “Ella”.


Nih fue directamente a su casa, abrió la puerta de madera de una recámara demasiado pequeña para ser recámara, y sonrió mientras se acariciaba los labios. ¡La besó! Bueno… era algo tonto, no la besó propiamente, pero… ¡Qué demonios, la besó! No dejó de sonreír, ni por un segundo, aunque las mejillas ya le dolían y sabía que era tonto sonreír tanto. Pero es que… había hecho un amigo, ahora tenía novia, y había pasado dos de los días más divertidos de su vida. Y ahora, ahí de nuevo, no le quedaba más que resignarse a su vida… Sin amigos, y sin que nadie se juntara a él más que la abuela. Pero ella era aburrida, porque solo se pasaba el día revisándole… ¡Cierto!

Un hombre de treinta-cuarenta años se puso enfrente de la abuela, este llevaba un palo igual, pero tenía más cara de hombre malo que los demás.
-¡Aprésenlos! ¿No lo ven? ¡Vienen a hacernos daño! Usaron a Nih para que los trajera aquí, seguramente solo quieren…
-Hijo, hijo, calla por favor, no sabes de lo que…
-¡Cállate tú! ¡Aprésenlos ya!

Y en menos de un segundo, tres hombres habían tomado por las manos a Inuwel, inutilizándola totalmente, y otros dos se habían hecho cargo de Gibil, tirándolo contra el suelo. Contra el chico… al menos tres hicieron falta para quitarle el mazo de encima y otros cuatro para tumbarlo pecho tierra, amarrarle las manos y quedarse encima suyo para impedirle todo movimiento.

Y entre todos, el pequeño Nih volvió a aparecer. Pero ahora triste, mirando a “su novia” como si fuera una ladrona…


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 7:20 am

Silencio... todos callados, tan callados, que el caminar de las hormigas se escuchaba, bueno no tanto exagerado, pero si estaban muy callados y aun sin responder aun a la pregunta de Escaflow, este ya comenzaba a ponerse nervioso.

-¡Solo buscamos eso! ¡Un Doctor!- Repitió Escaflow, casi suplicando para que Gibil fuese atendido de cualquier forma. Después, una voz fue dirigida, era aquella chica de nuevo. Se pregunto como Escaflow podía cargar aquel mazo de esa magnitud, pues sencillo, era un lycan.

-Pues, es que soy un lycan- Lo dijo para que ella solo escuchara y sonrió ampliamente... Pero... ¿Que? ¿Así de fácil se lo dijo? ¿Y Por que no se lo había dicho a Gibil antes? Tal vez fue por que no saco el tema o no pregunto. Orgulloso era de ser un lycan, anque viviese con una maldición de por vida, para el era mas como un don.

-¿Segura que ellos no son peligrosos?- Miro aquellos cuerpos desnutridos y cansados, con esas miradas que en su interior pedían algo de comer. -Ohmmm, creo que tienes razón.- Dejo el mazo con la cabeza abajo y el mango hacia arriba, pero seguía sosteniéndolo, quien sabe que podría pasar.

Miro a Gibil, para ver como se encontraba, le pidió que dejara su mazo, para ayudarle, aunque el no quería, tenia que por que el es su jefe. -¿Honor?, Bueno, entonces tu tienes la suerte de que te ayude- Sonrió, Lo hizo escuchar en tono de broma, mientras lo ayudaba a levantarlo y a posar su brazo por los hombros de Escaflow.

Un hombre se poso frente la anciana, con una apariencia algo mas malévola, diciendo que atraparan a Gibil, Escaflow y... No recuerdo su nombre. Inmovilizaron a la joven, despues tumbaron con rudeza a Gibil, aprovechándose de su herida y que estaba sin armas. -¡Gibil!- Rápidamente corrió por su mazo y estaba a punto de hacer "Home Run" con uno de los aldeanos, pero entre varios hombres, lograron quitarle su mas preciado tesoro, esto lo hizo enfurecer mucho, pero entre mas fueron y lo tumbaron pecho tierra, lo amarraron de las muñecas, como si fueran unas esposas y se pusieron arriba de el, para que no pudiese hacer nada.

Por mas que intentaba moverse, no lo lograba, la rabia le daba la fuerza, pero no la cabeza, ellos tenían ventaja en esta situación, quien sabe que mas podrían hacer.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 7:20 am

Inuwel pestañeó sorprendida ante la confesión de su compañero, ¿un lycan?, o sea, ¿un hombre lobo?, ¿sería eso posible?

-Ahh... entonces, tu eras la cosa pel...-Se calló y desvió la mirada. Claro, él debía ser aquel gigantesco lobo que perseguía el carromato de Gibil, y como iba tan rápido a simple vista solo alcanzó a ver una cosa peluda que pasó de largo.
-Eso explica muchas cosas-Fue lo único que dijo, pues en de un momento a otro Gibil comenzó a quejarse por su comentario cual hombre tozudo que se niega a asistir al médico.

-"Aigh, que mal genio tiene Gibil, ¿cómo hacías para aguantarlo?"-Preguntó mentalmente la gitana al escuchar las quejas de su jefe.

*No trataba mucho con él, siempre fui más... de trabajar sola, además, yo puedo llegar a ser mucho más irritable* Dijo Eluth simplemente provocando que Inuwel tragara saliva sonoramente. ¿Lo habría dicho en serio?, ¿o solo le bromeaba a la morena?

*Tranquila, hoy estoy de humor, has acatado correctamente todas mis ordenes y has demostrado ser una chica muy obediente, y he de admitir que no me esperaba tanto de ti, incluso me has llevado hasta Gibil antes del tiempo predispuesto, y bueno, me gustaría agregar que sin rechistar... pero sé que no fue así*

-"Gra...gracias, yo tampoco me esperaba elogios de tu parte"-

*Mm... Sí, yo tampoco la verdad, solo no te acostumbres. Y ahora, atenta a lo que se presente a tu alrededor, a veces el verdadero peligro se camufla de la forma menos perceptible posible*

La muchacha asintió y movió la cabeza captando visualmente lo que el paisaje le presentaba, hombres flacuchos armados con palos salían de las chozas de aquel pobre pueblo, el niño había desaparecido mientras que su abuela permanecía frente a ella, solo que un hombre, que debía andar en la treintena irrumpe de repente obligando a sus compañeros que apresen a los forasteros.

-¿Eh?, esto es un error, señor, usted está confundiendo todo, nosotros solo...-Pero sus palabras quedaron volando en el aire, dos sujetos le tomaron de los brazos imposibilitando el movimiento de estos. La muchacha se agitó de un lado a otro luchando como una leona para liberarse pero los tipos estaban decididos a mantenerla cautiva.

Los ojos verdes de la morena se clavaron en el pequeño que la observaba.
-Nih, ¿así te llamas cierto?, por favor Nih convence a tu gente, somos inocentes de lo que nos culpan, es más, ¿por qué nos están culpando?, ¡no hemos hecho nada!, Nih nosotros te sacamos del bosque y te regresamos a tu hogar, ¿así nos pagas?, te ayudamos... Vamos Nih, confió en ti, ¿y... tú? ¿Confías tu en mí?-


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 7:21 am

-¡Te dije que pares, idiota! –Gritó la anciana en claro lapso de ira, sosteniendo un gran palo entre sus manos y amenazando con él a Nesh; hombre que había empezado la revuelta.- Nos han traído a Nih y tienen a un herido ¿Acaso no lo ves, idiota?

Su voz, aunque débil por la edad, ahora mostraba tanta fortaleza que era imposible creer que pertenecía a aquella anciana. Y al terminar la frase… Un golpe seco tumbó a Nesh sobre el pasto, al lado justamente de Skaflow y se giró como por inercia para ver a este.
Lo miró, y trató de escupirle, pero la saliva quedó a medio camino entre los dos. Ahí… tan… asquerosa.

-Solo… ¡Velo! ¡Es el mismo demonio! –rugió Nesh poniéndose en pie y volviéndole a reprochar a la anciana.- Ahora, si no quieren que yo los encierre a todos ¡háganme el grandísimo favor de llevárselos!


Los tres fueron vendados, completamente, sin dejar ningún punto libre para la vista, y cargados en hombros. Los dos restantes –anciano y mujer- fueron atados con las manos detrás al igual que el lycan, y llevados los tres al mismo punto: A las afueras de ese pueblo, aproximado al pueblo, habían siete estacas dispuestas en círculo. Con medio metro enterrado al suelo, y un metro saliendo de la tierra.

Allí, los tres tenían esa estaca entre la espalda y las manos. Y estaban sentados, o sea… Algo… en muy mala posición. Como verdaderos presos. La tarde empezaba a caer y el sol dejaba ver largas sombras, además de pálidas luces anaranjadas. En otra situación, hubiese sido algo precioso. Ahora, era algo malo.

-Os quedaréis aquí –dijo una voz, que todos ubicaron al centro de ese círculo, pero que nadie logró ver ya que aún llevaban la cinta en los ojos- hasta que decidamos matarlos, o darles algún otro castigo.

Luego, pasos pesados… Pero no acercándose, sino alejándose.
-Ska… ¿Escuchas algo? –Preguntó Gibil. Primero que nada, había que cerciorarse de todo.


Si aguzaba el oído, al lado contrario por el que los pasos pesados se habían ido, un crujido ligero, pasos ligeros, se acercaba con nerviosismo.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 7:21 am

La mejilla izquierda sobre la tierra, su cara llena de polvo, pero aun con una mirada de rabia que se dirigía a los que portaban el mazo de Escaflow, gruñía en tono leve, pero se escuchaba para los que tenia cerca de el, los que lo tenían sobre el suelo.

Trato de levantar la mirada, mirando hacia el cielo, como si estuviese poniendo atención en algo, algo que no sentían los demás o no se daban cuenta de lo que Escaflow percibía, lo que sintió fue muy pequeño, así que no infringió en que el dijese algo. Se quedo atento durante unos momentos, le preocupaba que podría ser, pero a la vez esperaba a que algo pasara, que lo sacara de esa situación, no muy peligrosa, pero incomoda, osea... unos tipos sobre ti... eh, no. No estaba seguro si en verdad lo sentía o era pura paranoia, solamente lo ignoro y listo.


La anciana tomo poder de habla, mentándole en todo una persona, la que mando a inmovilizar a Gibil, Inuwel y Escaflow. Llevaba un palo -muy peligroso- entre sus manos, ahora si podría hacerle algo a ese hombre. El hombre cayo despues de haber sido golpeado, a un lado de Escaflow, seguido de un escupitajo muy desagradable por parte de la anciana.

-Guaaah, que asco- Dijo en voz baja mientras volteaba su vista a otra parte, y no al monto de saliva en medio de el y ella.

Ese hombre, -¡Tan malhumorado!- volvió a insistirse a la anciana que eran mensajeros del mal. El joven lycan fue levantado del suelo bruscamente, se paro lleno de polvo, sucio, ya estaba así pero ahora mas.

Fueron vendados y llevados a otro sitio muy diferente, a Escaflow se le hundía el pie cada vez que pisaba en un mal sitio, no tanto, solo que casi resbala y cae. -Si me quitaran la venda, ¡Pudiera ver donde piso!, Desatenme ya!- Reclamo el joven, pero sin conseguir lo que quería fue llevado vendado de cualquier forma.

Ya una vez que llegaron al lugar que las personas querían. La estaba entre las manos y la espalda y sentado, no podía creer en la situación que estaba. Ahi estaba de nuevo, ya era seguro que algo se escuchaba, a una distancia no muy lejana.

-Si.- Respondió de una manera seca, por estar pensando en donde estará su mazo.


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Inuwel el Vie Abr 22, 2011 7:22 am

Inuwel alternó la mirada entre sus opresores y el pequeño Nih, pero este último parecía no dar respuesta alguna a sus suplicas. La muchacha suspiró con desgana al verse derrotada por aquello individuos.

*¿Te vas... a rendir?*

-"¡Claro que no!"-Respondió la muchacha sintiéndose ofendida por la pregunta de Eluth. Solo necesitaba pensar, y tiempo, ya que bien podría asestarle una patada a uno de sus adversarios, ¿pero luego qué?, puede que no sean muy fuertes pero lo superaban en número.

-"Lycan ¿eh?"-Se dijo la muchacha dirigiendo una corta mirada a su compañero que yacía postrado en el suelo, si era cierto lo que él decía, ¿por qué no se había convertido?, ¿qué estaba esperando?, si lo hacia asustaría a todos y los dejarían tranquilos.
-"Claro, a menos que sea una mentira"-Agregó la muchacha mentalmente soltando un resoplido. Que estúpida había sido al creerle.

La anciana comenzó a gritar y le asestó un golpe al captor botándolo en el suelo, la muchacha no pudo contener una breve risita que se escapó de sus labios ante esa situación. Iba a comentar algo pero la mirada glacial de sus opresores controlaron su lengua.

El individuo luego de levantarse le ordenó a sus hombres que se llevaran a los forasteros. Inuwel comenzó a moverse de un lado a otro para quitárselos de encima pero su vista se cortó cuando una amplia venda cubrió sus ojos.

-¿Qué hacen? ¡No veo nada! ¿a donde me llevan?, ¡Y más vale que esa venda este limpia o ya van a...!-

* Calla o te taparan la boca con otra venda, y estaría de acuerdo con que lo hicieran si no fuera porque debo soportar también tus pensamientos*

La muchacha comprimió los dientes y bajo la mirada, sombría. Aquella situación era humillante, ni siquiera en su propia mente podía ser libre. ¿Cuándo conseguiría la llave de su libertad?

Nunca más... Le respondió el soplido del viento, o al menos, eso a ella le pareció.

Avanzó de mala gana bajo la perpetua manta de la oscuridad, sus pasos eran torpes y de vez en cuando tropezaba pero aquellos sujetos tiraban de ella de tal manera que no podía detenerse. Entonces se detuvieron, la sentaron y sintió sus muñecas fuertemente apretadas con una soga, al parecer los habían apresado, ¿donde?, ni idea, aunque creo que tampoco le hubiera gustado saber.

La gitana bajó la cabeza en silencio, escuchó entonces hablar a Gibil y luego a Escaflow, bueno, al menos no los habían separado, no obstante eso no facilitaba las cosas.
-Esca...-Murmuró temiendo que de la nada una manta cubriera también su boca-Si eres un lycan, ¿por qué no te transformaste?, nada de esto estaría pasando...-Le culpó alzando la vista con desdén, hacia el frente, sin ver nada por supuesto.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Kain el Vie Abr 22, 2011 7:22 am

l lycan escuchaba pasos, pero… era raro. Eran dos pares de pisadas las que escuchaba; las primeras, rápidas y sin cuidado, pero ligeras. Las segundas, lentas y muy cuidadosas, dadas con regularidad parsimoniosa. Luego, cuando las escuchó muy cerca, no hubo más que un largo… Silencio.

No más pasos, no más ruidos. Nada más pasaba ahí. Solo tres respiraciones: suya, Inuwel y Gibil. Nadie hablaba y nadie se atrevía a continuar. Ni a moverse.
El anciano había pensado en la posibilidad de tener guardias vigilándolos, y si trataba de moverse, seguro que lo iban a “neutralizar” a golpes. Aquel pueblo se veía un poco… Salvaje. Era imposible que allí se encontraran los descendientes de aquellas deidades. Pero… igual, era lo más cercano, y era una buena pista buscar ahí.

-Quédate quieta –le susurró una voz a Inuwel en la oreja, tan infantil y silenciosa que salía de una sola persona: Nih. Sin esperar ni decir más, se agachó a desamarrar sus manos, y tras intentar e intentar… y volver a intentar, decidió dejarlo, con algo de pena.
-Lo… lo siento…
-Nih, córtala. –Anunciaba otra voz. Esta, más pesada, cansina y experimentada: La abuela.

Hubo una serie de pasos, y más movimientos. Ruido al lado de Inuwel y luego… tuvo las manos libres (prácticamente; Nih no fue muy hábil en el corte, y ahora Inuwel disponía de dos tiras de cuerda gruesa alrededor de sus muñecas, como dos enormes pulseras).

El niño le ayudó a desatarse la venda de los ojos, y la miró a ellos con dulzura. La había rescatado.
-Señorita… Quiero enseñarle algo.
Y ante los ojos de la cazadora, las manos del niño se extendieron. La una portaba la daga que su abuela le había dado, la otra, llevaba una marca en la palma.
-Dice mi abuela que nací con ella…



Gibil soltó un quejido para llamar la atención. Era como si Ska y él hubiesen pasado a ser parte del adorno de fondo.
-Alguien… ¿Nos puede liberar?

Pronto los lazos de los dos hombres fueron cortados, quedando también como si fueran pulseras. Y ahí mismo la abuela improvisó una curación a la herida de Gibil, y explicó lo que pasaba:
Aquel que los había mandado encerrar se había proclamado jefe, pese a que ese cargo le correspondía a la anciana. Y ahora, luego de decir eso y de que Nih le rebelara su secreto a la chica y a nadie más que a ella, la anciana dirigió una mirada a cada quien. Rogándoles algo…


avatar
Kain

Mensajes : 45
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Adoradores

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.