Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Ayer a las 9:51 pm por Balka

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Necross Belmont el Mar Ene 08, 2013 4:35 am

Bueno, ya es medio día y tengo hambre, vamos Foxhound, busquemos un lugar para comer.

Necross camina por las calles de la ciudad, vagando por el momento, se deja maravillar por las construcciones de un lugar al cual poco conoce, lo primero que busca es una taberna en la cual pueda beber y descansar, Foxhound está agotado por el viaje. al caminar llega a una taberna cercana y allí se sienta en una mesa, hace un gesto para que uno de los empleados se acerque y pide un gran plato de comida y una jarra de cerveza. Al terminar de comer su porción, le deja el resto a Foxhound que en poco tiempo devora el plato, Necross pide otro más para el lobo y otra jarra de cerveza. Estas comienzan a acumularse en la mesa y Foxhound come en el piso, después de alrededor siete jarras, ya comienza a sentirse mareado.

Un sujeto pasa junto a la mesa de Necross y le pisa la cola a Foxhound, este en su dolor le muerde la pierna al tipo, acto seguido este le propina una patada en el hocico al animal, Necross furioso se levanta y comienza a insultar al tipo, este así lo hace también. El dueño del lugar les pide que si van a luchar lo hagan afuera, Necross ya con cerveza en su cuerpo, se entusiasma y reta a una lucha al sujeto...

Bueno... ya estamos aquí, sucio patea lobos, prepárate. *saca su espada bastarda*

Hey espera un momento, yo no tengo espada, así que luchemos con nuestros puños, a no ser que me quieras prestar esa gigante en tu espalda.

Necross, se descuelga a "Grave" de su cinturón y la deja a un lado de Foxhound, el que la intente robar perderá una mano dice Necross, y sin sacarse a Sherckano de la espalda se prepara para luchar, este lanza un golpe al enemigo pero este rápidamente lo esquiva y le golpea el estómago con la rodilla, Necross casi no sintió el golpe gracias a la armadura que lleva, luego este le da un golpe en la cara certero al enemigo pero este rápidamente se aleja y le da una gran patada a Necross que lo desorienta, el enemigo es ágil, y mucho más que él, rápidamente continua el ataque contra Necross, los golpes son tantos que no los esquiva, la cerveza influyo mucho en su deplorable estado, ahí queda tirado mientras su enemigo se aleja y ríe, Foxhound le gruñe y comienza a lamer las heridas de Necross.

Necross observa como una silueta se acerca a él, no ve mucho solo ve que es una figura oscura, se levanta del piso y se coloca en posición defensiva ¡Así que regresaste por más!, prepárate para...

Sin terminar la frase Necross cae de espalda, cae sentado al tener su espada en la espalda. la silueta continua su camino hacia él.



¿Quién te conoce Invitado?
avatar
Necross Belmont
The Azure Knight

Mensajes : 1010
Edad : 97
Link a Ficha y Cronología : Necross Belmont
Un Hombre sin Lobo

Nivel : 7
Experiencia : 2630 / 3500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Vánegan el Mar Ene 08, 2013 7:33 pm

El sol en el alto cielo vislumbraba la gloriosa ciudad de Thonomer, edificios, construcciones, plazas y mucha gente a sus alrededores. El suelo de piedra, las decoraciones, Thonomer es un reino humano digno de la gloria. Las personas tienen ropajes de distintos colores, de tela fina y otros de tela de baja calidad, hay mendigos tirados por la calle pidiendo limosnas, mercaderes en sus debidas tiendas y mercaderes cuyo puesto es una mesa y su techo el cielo, la multitud se mueve en distintas direcciones, cada individuo con su propio rumbo, con su propio destino. Las plazas gozan de verde grama y hermosos árboles verdosos, bancas y estatuas altas talladas en piedra o bronce.

Me encontraba caminando a ver qué de bueno encontraría el día de hoy, había ido a los alrededores de Thonomer a aprender un poco más sobre la fauna, a admirar plantas, a contemplar el vasto paisaje, hermoso paraje regalo de los Dioses que rodea la ciudad de Thonomer. Ya atardecía y decidí volver puesto a que siempre existe un riesgo de que asesinos ambulantes se crucen en mi camino, aunque estoy armado preferiría no pelear, no ahora. Cuando el sol dejó de brillar tanto y los alrededores se tornaron ligeramente más oscuro, esto indicando que ya era de tarde y por ende marcando que debía irme, por lo que sin más decidí salir de las afueras de Thonomer para adentrarme nuevamente a la ciudad de piedra.

En aras de relajarme un poco y pasar un buen rato tomé la decisión de dirigirme a la primera taberna que viese, entre caminata y caminata finalmente di con uno, tenía un cartel de madera pero no le di importancia por lo que obvié el nombre, tan solamente entré con deseos de conseguir una buena cerveza, o cualquier maldita bebida si tan solo contuviese alcohol. Estaba en una mesa, solo, con los pies encima de esta y sentado en una silla (ambas mesa y silla de madera, claro está) perdido en mis pensamientos, simplemente olvido todo y me concentro en mis cosas y en la bebida, así es como una persona se relaja. Sé beber, no me embriago tan fácil aunque ciertamente los efectos de el alcohol estaban ya empezando, no estaba borracho pero dentro de poco iba a eso, sin embargo, mi bebida y mi relajo se vio interrumpido por una riña que estaba ocurriendo en la taberna, ¿una riña en la taberna?, qué raro. No le di importancia y seguí mi bebida, al parecer un puñado de gente salio a pelear mientras yo me quedé dentro tratando de volver a mi concentración, claro que en un golpe azaroso escuché que los contrincantes pelearían a puñetazos. ¡Me encantan las peleas a puñetazos!, es divertido ver como esos novatos lanzan golpes sueltos como animales, lanzan golpes a lo que creen son lo más doloroso: el estómago y la cara, ¿el resto?, que le den al resto. Esto es un grave error ya que gracias a mis conocimientos de anatomía y gracias a la técnica de combate enseñada por mi clan, Noctar, que lleva por nombre "Kotozai"; descubrí la presencia de los Kyusho o puntos de dolor, estos son áreas que son más sensibles al dolor por lo que un ataque a estos causaría más aflicción al enemigo, entre más dolor más incapacitado estará, y eso es claramente una ventaja.

Entonces dejé mi botella en la mesa, me levanté y me dirigí hacia afuera, donde se estaba llevando a cabo la pelea, cuando salí uno de los dos ya estaba tirado en el suelo, estaba sentado, y, según mi experiencia, estaba borracho. El otro hombre se acercaba con intenciones no muy buenas hacia el que estaba sentado, a mí me enseñaron que la derrota es suficiente y que el matar no demuestra nada pues nada demuestra más que callar al necio, claro que... estos dos eran animales y no habían tenido la educación que yo sí tuve, por lo que le di poca importancia. Me metí a la pelea y me coloqué enfrente del que estaba sentado, del que tenía una espada enorme en su espalda, entonces viendo la arrogancia de el otro le dije: "Arrogante tú, eh... ¿por qué no demuestras tus habilidades con un verdadero maestro de combate?" - aunque yo sonaba igualmente arrogante por lo menos yo si sería capaz de demostrar mi habilidad en vez de tan solo fanfarronear; él dijo entonces en respuesta: "¡¿Quieres pelea niño lindo?!, ¡PELEEMOS!" - al terminar de hablar lanzó un golpe abalanzándose sobre mí torpemente. Era fácil esquivar ese tipo de golpes en los que usas todo tu cuerpo para atacar, es una idiotez y cualquier maestro del combate lo sabe, pero el Kotozai no se trata de esquivar, se trata de bloqueo-contraataque, por lo que ahí mismo, parado, incliné mi torso hacia la izquierda (el golpe era con su derecha) pasando el ataque cerca de mi cabeza a la derecha (desde mi punto de vista) de este, y luego, seguidamente y aprovechando que venía en carrera lancé un golpe directo a su 'Sakotsu' (es el hueso que está arriba de el pecho y antes de el cuello, se podría tomar como la finalización del pecho) haciendo que mis nudillos impactaran en este. Él se detuvo pero avanzó un poco más quedando más cerca de mí, a la par que se acercaba hasta que se detuvo retrocedí mi brazo todavía en posición, él gritó por el dolor (todo esto fue en cuestión de segundos) y siguiendo con la racha y aprovechando la cercanía lancé un potente rodillazo directo a su 'Myojo' (Donde finalizan las costillas, a los lados del torso, antes de llegar a las caderas, esa área que no tiene nada y se hunde fácilmente), el lanzó otro grito y cayó al suelo apoyado de sus rodillas y una mano en el suelo y otra en su estómago, estando en esta posición haría la finalización que constaría de (ya que estaba boca abajo en la posición mencionada, esto quiere decir que mostraba la espalda entera) una patada tijera (se alza la pierna hacia arriba, lo más posible y luego se baja fugazmente extendida siempre) directa a su 7ma vértebra cervical o 'Soda' (la última, ese hueso grande que está justo al finalizar el cuello en la espalda) este golpe lo tumbaría y lo dejaría altamente adolorido, tumbando en el suelo gritando como loco.

Soné mis dedos, solté un "Ja" arrogante y una media sonrisa mientras me acomodaba el cuello de mi chaqueta, entonces me giré hacia aquel que estaba sentado y le tendí la mano "¿Te levantas o estás cómodo?".
avatar
Vánegan

Mensajes : 49
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Necross Belmont el Miér Ene 09, 2013 3:37 am

-¿Y se supone que debo llamarte héroe?

Necross después de la paliza, extiende su mano para recibir la ayuda del extraño luego se limpia el polvo y recoge su espada está confundido, ¿porque un completo extraño lo ayuda sin motivo? O tal vez el motivo existe pero debe conocer más al sujeto en cuestión para descubrirlo
Necross se levanta por completo, la lucha le quito la borrachera y lo hiso reaccionar, toma sus armas y observa al tipo con el cual lucho tirado en el piso.Creo que debo agradecerte de alguna manera, ven te invito un trago..

Los personajes entran una vez más luego de que Necross atara la espada a su cintura, junto con Foxhound se sientan en la barra del lugar, Necross pide dos jarros de ron, con este trago no se marea tan rápido, luego procede a presentarse, Necross sin dejar de fruncir el ceño comienza a hablar.

Bueno, mi nombre es Necross, mi compañero peludo es Foxhound, debo decir que tienes buenos movimientos chico. Dime, ¿porque un tipo desinteresadamente ayuda a un sujeto como yo?, ahora pienso en dos razones, o eres un ser de bondad, o quieres asaltarme. Entonces dime, ¿cuál es la opción adecuada?

Necross se queda en silencio mientras bebe la jarra de ron.





¿Quién te conoce Invitado?
avatar
Necross Belmont
The Azure Knight

Mensajes : 1010
Edad : 97
Link a Ficha y Cronología : Necross Belmont
Un Hombre sin Lobo

Nivel : 7
Experiencia : 2630 / 3500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Vánegan el Miér Ene 09, 2013 8:51 pm

... Entonces le di la mano y lo levanté con mi ayuda. Él bromeó y me dijo: "¿Y se supone que debo llamarte héroe?" a lo que con una sonrisa presuntuosa y mirándolo le respondí: "No, solo llamame 'El mejor'".

Había no ganado sino más bien destrozado a ese tipo sin que él ni siquiera me tocara, ha sido una victoria limpia y es que eso es la brutalidad, lanzar golpes sin más, golpes bien destructores mas no ágiles, son torpes ya que se abalanzan con todo su cuerpo y es fácilmente esquivable, de esa forma se me abre el camino al contraataque y puedo contrarrestar su/s acción/es. Claramente de eso se trata el Kotozai, no tanto de el ataque sino de el contraataque, aprovechar los errores enemigos para beneficio o crear oportunidades, se tiene que ser rápido, veloz, hay que analizar velozmente las acciones, predecirlas, escanear un patrón de acciones definido y usarlo nuevamente a beneficio para contraataques; el Kotozai trata de incapacitar al enemigo, no romperle un hueso o causarle una contusión, tan solo generar dolor en su cuerpo para desgastarlo, para que se canse, para que no lance un puñetazo con sus fuerzas, poco a poco el enemigo va ralentizándose, piensa menos, analiza menos, se concentra menos, se enfuria más, se vuelve más brutos, se vuelven débiles, y todas las anteriores nombradas causadas por el dolor, no es tanto atacar a un mismo punto pues entonces se volvería un patrón claro del que el enemigo se daría cuenta rápidamente y por ello tendría la ventaja al bloquear y esquivar, es por eso que se tiene que atacar a distintos puntos al azar o bien los disponibles en ciertos movimientos, de esa forma se crea dolor generalmente y no en un mismo punto.

La batalla no duró un minuto, fue una de las peleas más rápidas que haya ganado, tan solo necesité de tres ataques para incapacitarlo, tampoco era un oponente tan fuerte y es más, estaba borracho por lo que sería una enorme ventaja para mí.

Acepté su invitación y entré nuevamente en la taberna, así hizo el resto también que anteriormente estaban dentro de ella y que por el conflicto abandonaron, pero una vez terminado volvieron a la bebida o no sé cuales son sus asuntos. Me senté tranquilamente, relajado de la vida como siempre, él habló entonces y yo le respondí a sus cuestiones: "Naaaah, no soy un asaltante pero tampoco un ser de bondad, solo ponía en su lugar a ese idiota, muchos fanfarrean y no son capaces de demostrar lo que fanfarrean, son débiles, yo fanfarreo y soy capaz de demostrarlo, eso, según mi filosofía propia de vida justifica mi arrogancia. Y sí bueno, gracias por el cumplido, es una técnica de combate que se me ha sido enseñada por mi Clan, lleva por nombre "Kotozai" y se basa en contraataques fugaces y golpes a los puntos de dolor o Kyusho. Yo solo digo, ¿qué haría un espadachín sin su espada y el arquero sin su arco?, es por ello que el saber combatir es algo que se debe conocer, no importa qué estilo, es siempre necesario pues uno nunca sabe cuando quedará sin su arma o armas, uno nunca sabe cuando la adversidad viene. Y bueno, mi nombre es Vánegan, no me dedico a nada, soy un vago, soy rico, me gusta la bebida, uso un sable y escudo y sé pelear, ¿algo más?" - le dije, como siempre, con ese tono engreído típico de mí, de manera "sobrada" (cuando algo no representa un reto a una persona y al resto sí, es equiparable con arrogancia/insolencia).

Un ejemplo claro de lo que digo yo ("¿qué haría un espadachín sin su espada y el arquero sin su arco?") ha sido este, al verse despojado de sus armas y de su lobo ha quedado completamente incapacitado ante la adversidad, aún contra un oponente tan patético como aquel, este sería un reto para los que no se las llevan con los puños y patadas, realmente conocer y manejar un estilo de combate es muy útil, y de hecho, te hace un poco más superior a la media.

Tomé una jarra de cerveza y sin más me dispuse a beber, el ambiente era fresco, no había calor y solo se escuchaba las voces de los demás hablando cada uno sus cosas, sus historias, sus quejas, en fin, sus asuntos.
avatar
Vánegan

Mensajes : 49
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Necross Belmont el Jue Ene 10, 2013 5:46 am

Debo decir que eres algo engreído, pero me agradas muchacho.

(Para si mismo)

Han pasado mucho desde que luche cuerpo a cuerpo, con el único que luchaba así era contra Sherckano, anciano querido espero que donde estés me veas y estés orgulloso, tu eres mi motivación, por eso lucho, por eso cuido a Foxhound, por eso vivo, para creer que al verme lo haces con orgullo.

El ruido de la taberna es algo clásico, así como el olor a cerveza en el suelo y orina en algún rincón, también es clásica la típica pelea de ebrios de la cual Necross se vio involucrado esta vez.

Necross continua conversando con el sujeto llamado Vánegan, la conversación se pone interesante, a Necross le gustaría saber más sobre el llamado "Kotozai", si bien se maneja en el arte de la espada bastarda, no tiene muchos conocimientos en combate cuerpo a cuerpo. Tienes razón Vánegan, un espadachín sin espada no es nada, me alegro que me "salvaras" (diciendo esta última frase con sarcasmo)

Necross continua hablando con el sujeto, pasaron varios minutos entre risas, bromas y tonterías. ¿Y qué te trae a Thonomer, o es que vives por aquí?

Necross está alegre, es una de las pocas veces que puede hablar con alguien como el, vago y ebrio. No es que cuente su vida como un libro, pero el sujeto parece agradable. Sin más Necross pregunta.

Hey, ¿por alguna de esas casualidades de la vida no enseñas?, por muy bueno que sea con la espada, siempre se puede dar la ocasión de que la pierda en combate y sacar esta gigante que tengo en mi espalda lleva algunos segundos, por eso pregunto, si bien Foxhound aquí puede defenderme nunca lo usaría si yo no estoy con mi espada, amo demasiado a este pulgoso.

Necross espera la respuesta, mientras pide otra jarra de ron y prende su pipa de tabaco.




¿Quién te conoce Invitado?
avatar
Necross Belmont
The Azure Knight

Mensajes : 1010
Edad : 97
Link a Ficha y Cronología : Necross Belmont
Un Hombre sin Lobo

Nivel : 7
Experiencia : 2630 / 3500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Vánegan el Vie Ene 11, 2013 1:41 am

¿Engreído?. Ser engreído... pues sí, definitivamente es lo que soy, un arrogante. Soy una persona bastante arrogante y lo tengo en cuenta, es mi personalidad, ¿qué puedo hacer?, sin embargo y no me canso de repetirlo, tengo cómo demostrar mi arrogancia, como justificarla, yo no ladro como un perro y luego me arrepiento, yo hablo y aseguro algo porque es así, yo no te diré que sé usar el arco por ser fanfarrón, yo no te diré que sé domesticar mascotas por ganar respeto, yo te diré que sé pelear, que sé usar el escudo y la espada, que soy sexy y que soy rico y además tengo una casa, no solo te lo diré sino te lo echaré en cara tal cual una persona engreída y es simplemente porque realmente es así, esas cosas la tengo y soy y es por ello que fanfarroneo de ellas. Muchas personas les parezco insoportable por ser como soy simplemente yo, y lo entiendo, pero a mí me da igual, vivo como vivo, soy como soy, tú ni él pueden cambiarme, yo hago lo que me parezca y es tan simplemente así.

Le miré y cerré los ojos, hablé con un tono relajado y una postura arrogante diciendo: "Ciertamente lo soy, pero sin embargo, no veo el inconveniente", me reí y entonces dije: "Perdona, soy así, espero no sea un problema para ti". Es cierto que nadie me va a hacer cambiar, pero... sinceramente me duele un poco cuando las personas me odian por mi forma de ser, quisiera agradarles a todos pero no, es imposible sea cual sea la personalidad que tengas y es algo que la vida misma me ha enseñado.

Tomé un trago y entonces él dio la razón con lo que había dicho anteriormente sobre la incapacitación que surge cuando una persona que maneja cualquier se queda sin ella o ellas y no saben pelear. Entonces lo miré algo feliz pues había entendido el mensaje, no era un idiota, entendía mi filosofía o mejor dicho la filosofía que se me había inculcado desde niño en mi clan. Me rasqué la cabeza, sonreí y mirando hacia la mesa le dije: "Me alegra que entiendas mi filosofía, muchos no le entienden, son estúpidos, tú no.".

Entonces tomé otro trago y le volví a mirar cuando habló nuevamente, yo le escucharía con atención concentrándome en él y tratando de obviar el ruido de el ambiente (los borrachos y sus gritos), él dijo: "¿Y qué te trae a Thonomer, o es que vives por aquí?. Hey, ¿por alguna de esas casualidades de la vida no enseñas?, por muy bueno que sea con la espada, siempre se puede dar la ocasión de que la pierda en combate y sacar esta gigante que tengo en mi espalda lleva algunos segundos, por eso pregunto, si bien Foxhound aquí puede defenderme nunca lo usaría si yo no estoy con mi espada, amo demasiado a este pulgoso." Yo le miré y le dije en respuesta a lo anterior: "Vivo acá, tengo una casa. Creo que ya te dije que soy rico, pero en fin, que no viene al tema. Con respecto a lo otro... enseñar... hmmm... no me había puesto a pensar tal posibilidad. Digo, soy el último de los Noctar después de mi hermana pero... sería algo asombroso transferir mis conocimientos a otra persona; el Kotozai es una técnica que fue una vez reservada para mi clan pero este ya no existe, el Kotozai podría extinguirse si yo y mi hermana morimos, por lo que... te podría enseñar, sí."

¿Enseñarle a este desconocido?. Eso sería algo digno. Restando mi hermana y yo todos los integrantes de Noctar habían perecido por lo que como dije, el Kotozai peligra, es por ello que es necesario pasar los conocimientos a otra persona, de esa forma él podría enseñarselo a otra y así sucesivamente. Ahora los roles se habían invertido, ya no era yo aquel muchacho al que le enseñaban a la fuerza, ahora era yo el que enseñaba. La vida... qué irónica es.
avatar
Vánegan

Mensajes : 49
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Necross Belmont el Vie Ene 11, 2013 3:49 am

Ser algo engreído nunca está mal, si, tal vez te ganes el odio de algunos pero nunca debe importarte su opinión, si yo te digo engreído es porque lo digo como un cumplido.

Necross está en pasos a aprender una nueva técnica, siempre es bueno aprender nuevos movimientos, pero a su vez es difícil dominarlos, pero Necross no es alguien al cual le cueste aprender, sino que es algo terco, odia las ordenes de manera obligatoria, él vive su vida, e intenta no matar en el camino a nadie, se concentra en el día a día. Solo espera que su maestro de espadas lo mire con orgullo y le guste el ser en el cual se convirtió.

¿El ultimo de tu clan?, ¿por alguna casualidad no eres un licántropo o sí?, obviando eso, es un honor para mí que me consideres para traspasar las técnicas de tu clan, has de saber que daré lo mejor de mí para aprenderlas.

Necross se levanta de la silla y Foxhound lo hace con él, ¿Qué tal si comenzamos ahora mismo?. Necross está ansioso, se le nota en la cara, si bien tiene alcohol en su cuerpo, no es motivo del cambio de actitud siempre está complacido de conocer gente nueva aunque su personalidad no lo demuestre pero esta vez es algo que le ayudara a combatir y pulir sus habilidades es algo que siempre le atrae. Además así olvidara las cosas malas que le han estado pasando y comenzara algo más tranquilo, donde no hay riesgo de que alguien muera y si el entrenamiento es con alguien parecido al el es aún mejor.

Necross sale de la taberna con una sonrisa en el rostro ¿Vamos que esperas? dice de manera ansiosa, casi infantil pero siempre con un tono de seriedad.

Pero no esperes que te llame maestro o algo así. Dice Necross en un tono de burla.



¿Quién te conoce Invitado?
avatar
Necross Belmont
The Azure Knight

Mensajes : 1010
Edad : 97
Link a Ficha y Cronología : Necross Belmont
Un Hombre sin Lobo

Nivel : 7
Experiencia : 2630 / 3500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Vánegan el Vie Ene 11, 2013 11:56 pm

Enseñar... ser un tutor, nunca lo había sido antes, yo siempre fui el pupilo, siempre fui aquel al que le enseñaban todo, mi padre y mi tío me enseñaban el arte de la guerra y sobre mi licantropía ambos por separados. Ahora mismo me encontraba en la posición exactamente contraria a la anterior, ahora yo era aquel que enseñaría a un hombre desconocedor sobre algo, ahora mismo se trata de el Kotozai. Enseñar un Kotozai en uno o dos días lo que a mi me costó años sobre años... sinceramente será un reto, un desafío. Este hombre no tiene conocimiento mínimo de lucha más que, claro está, lanzar golpes y patadas a lo bruto como hacen todos los desconocedores de las artes marciales. El Kotozai es una técnica compleja ya que los golpes no pueden fallar, tienen que ser directamente a los Kyusho, no pueden dirigirse a otro lugar o fallar, es necesario acertar cada y uno de los ataques, y, no conforme con esto, aprenderse de memoria todos los Kyusho. Los golpes en el Kotozai han de ser veloces, directos o curvos pero siempre se tiene que retirar el brazo con el que se atacó para dar paso al siguiente brazo o pierna para hacer un combo, el miembro utilizado puede re-usarse claramente pero después de un golpe con otro, algo como A-B-A o combinaciones A-B-C-A-C-B por ejemplo. Enseñarle tantas cosas a este completo desconocido en tan poco tiempo es una locura, ¡pero soy Vánegan, vamos!, claro que lo haré, además, ya acepté.

El lugar ya me estaba dando asco, había llegado mucha gente en el período de tiempo en donde estábamos hablando y ya el lugar estaba matándome con su olor y de más está decir que mi olfato es demasiado superior por lo que ambientes pestilentes me afectan más. Bebí el último líquido alcohólico que le quedaba a la botella y la arrojé detrás de mí sin ver siquiera donde cayó o a quién le cayó, supongo a nadie ya que se estuviese armando la típica riña de siempre. Antes de que me parase para irme junto a él me dijo: "¿El ultimo de tu clan?, ¿por alguna casualidad no eres un licántropo o sí?, obviando eso, es un honor para mí que me consideres para traspasar las técnicas de tu clan, has de saber que daré lo mejor de mí para aprenderlas." a esto respondí "La primera, pues sí, soy un licano, y, sobre lo otro, no consideres que es una especie de honor sino solamente un tío ayudando a otro tío, y pues, sí, espero que pongas lo mejor de ti porque esto aparte de que dolerá intensamente tendrás que aprender todo el paquete de años en unos cuantos días, así que preparate para la mayor tortura y dolor que sentirás en toda tu existencia en este mundo" - algo frío sonaron mis palabras pero era la verdad, no es necesariamente porque yo quiera ser un desgraciado y quiera verlo sufrir, sino porque yo a lo largo de los años aprendiendo Kotozai sufrí intensamente, y todo ese sufrimiento lo tendrá él comprimido en apenas unos cuantos días.

Me levanté de la mesa atento a todo mi alrededor ya que la taberna era algo pequeña y había demasiada gente cosa que hacía que tropezar con cualquiera de esos borrachos brutos fuese una molestia, no un problema, les partiría la boca tan fácil como se lo hice a aquel hombre que atacaba a mi nuevo 'pupilo', el problema erradicaba en que se formaría otra riña y me da pereza salir de acá a los golpes, de esa forma esquivando a las personas logré dar con la puerta y salir desesperado pero a la vez aliviado. Salí y vi el entorno, luego miré hacia atrás buscando con mi mirada a Necross y le dije "Iremos a mi casa, ya que está vacía, es amplia y tiene el suelo de madera será un terreno perfecto para luchar", sonreí y me di media vuelta caminando hasta mi hogar que no quedaba tan lejos de mi locación actual, solo unas calles más allá y unos cuantos cruces. Cuando llegásemos los dos allá el arduo entrenamiento comenzaría, y esto será tanto una mala experiencia como buena para el hombre con el lobo.
avatar
Vánegan

Mensajes : 49
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Necross Belmont el Sáb Ene 12, 2013 2:41 am

Ok, "maestro" muestra lo que tienes

Un licántropo, no tengo buenas referencias sobre esa raza, pero intentare acostumbrarme.¿Dolor?, ¿has sentido como el filo de un arma pasa por tu cuerpo?, no soy inmune al dolor pero puedo soportarlo, no te preocupes

Los dos sujetos caminaron a la casa de Vánegan, Necross siempre con su mano en la espada, Siempre con su cuota de desconfianza, el tipo no la explaya pero nunca se sabe cuándo uno es conducido a una trampa.

Al llegar al lugar de Vánegan Necross deja sus cosas ahí resguardadas y se saca toda la armadura que porta solo queda con su polera y la gabardina, así se acostumbrara al dolor del entrenamiento. Luego de un par de horas luchando, Vánegan le dice lo que está bien y mal en Necross, primero la postura, la posición de los brazo, como defenderse, como lanzar un ataque. Todas estas posiciones desconocidas para Necross, por momentos al Vánegan golpearlo, sentía la furia y quería tomar su espada y darle un corte en el estómago, pero se controlar y no lo hace.

Ya con algunas horas el dolor aumenta, los golpes que recibe por parte de Vánegan son rápidos y extremadamente dolorosos sin su armadura, Necross intenta mantener el ritmo de la batalla, pero no le es nada fácil, no puede dominar en unas cuantas horas un estilo de pelea que a Vánegan le tomo años maestrear.

Después de varias horas de entrenamiento, Necross se va tomar un descanso, volverá a entrenar pero necesita descansar por ahora, asi retiene las maniobras y posiciones del estilo Kotozai, se sienta en la habitación casi vacía de la casa de Vánegan y o puede evitar darse cuenta que segun el es "rico" la casa esta pobremente amoblada.

Hey, ¿no se supone que eres rico?



¿Quién te conoce Invitado?
avatar
Necross Belmont
The Azure Knight

Mensajes : 1010
Edad : 97
Link a Ficha y Cronología : Necross Belmont
Un Hombre sin Lobo

Nivel : 7
Experiencia : 2630 / 3500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Vánegan el Sáb Ene 12, 2013 8:34 am

Tras una caminata no tan larga llegamos al destino en cuestión, mi casa, que ahora dejaría de ser un hogar para convertirse en un terreno de entrenamiento, y es que era propicio ya que mi casa realmente está desprovista de cualquier amoblado más que un sucio colchón donde duermo o me relajo. Mi inmueble es algo grande, está hecho completamente de madera, las paredes son de piedra y el techo igual, es una casa de clase media-alta y.. está vacía. Sí, soy rico, pero no veo la utilidad de esos muebles y adornos, un colchón me basta. Este está tirado en la 'recepción' el cual es la parte más amplia de la casa y es el lugar donde se desarrollará el entrenamiento.

Abrí la puerta y finalmente la luz se vio aplacada al estar dentro de mi morada la cual no poseía ventana alguna, si mal no recuerdo la estallé yo mismo y la tapé como pude ya que cuando estoy en mi casa para relajarme no quiero que ninguna luz solar entre y me de en la cara, y, mover el colchón a otra parte me da pereza por lo que la tapé sin más. Nótese la contradicción

Cuando entré dejé pasar a Necross dejando la puerta abierta y luego la cerré, una vez cerrada la puerta entraría en la etapa dos: el entrenamiento. Cuando caminaba en las empedradas calles Thonomerianas rodeadas por construcciones iluminadas por los tres soles distantes, pensaba en cómo diablos empaquetar lo que serían años de lecciones matutinas en días como mucho. En primera instancia me di cuenta que días no iban a ser posibles por lo que fijé dos semanas de entrenamiento y, como segunda medida, el entrenamiento será continuo, no dormiremos y tan solo descansaremos 15 minutos y máximo cuatro veces en un día, si es así entonces sería una hora en total de descanso en un día dejando 23 horas restantes de entrenamiento arduo, y no solo arduo, sino doloroso. De dicha forma tendremos que aguantar dos semanas con descansos de 60 minutos cada día, resistiendo el dolor de los puñetazos, cansados, entumecidos y demás, de ese modo se probará incluso mi propia voluntad. Soy un vago y lo tengo un claro, un vago arrogante y perezoso, soy así y lo sé, lo tengo claro en cada acción que hago, pero desde aquel día... desde aquel día juré que por lo menos haría feliz en parte a mis difuntos familiares entrenando todos los días, entrenando para ser mejor. Cuando entreno se me olvida toda mi actitud, me vuelvo una persona rígida, una persona con vista al frente, con determinación, con un objetivo, entreno por mi padre y mi tío y por mi madre, cada puño, cada patada va dedicado a ellos, a lo que quisieron que yo fuese... y que ahora no soy.

Miré girandome a Necross, aquel hombre domador de aquel lobo, me quité mis guantes, soné mis dedos y soné mi cuello moviendolo circularmente, le miré con una media sonrisa y ambas cejas levantadas, con mi mano envolviendo mi otra mano (y apuntando a direcciones horizontales opuestas cada una) y entonces le dije: "Bienvenido, pupilo, a la primera clase de Kotozai tras demasiados años de la exterminación Noctar. Hoy yo seré el anfitrión, tu tutor, tu maestro, he de anticiparte que esto DOLERÁ, tendremos cuatro descansos de 15 minutos en cada día y NO se permite dormir. Lo primero lo primero: el Kotozai se basa en dar puñetazos a los puntos de dolor en el cuerpo, se trata de causar tanto dolor que el enemigo se vea rápidamente desgastado y finalmente incapacitado, no se trata de deshabilitar una zona en específico como un brazo sino deshabilitarlo por completo. Para dicha tarea es completamente que los golpes sean rápidos, los ataques en general. En el Kotozai no atacamos, contraatacamos, usamos el enemigo a nuestro favor. No usamos esquives aunque son válidos sino más bien bloqueos, bloqueas con un brazo y con el otro tan rapidamente bloqueas atacas, así de simple. En el Kotozai no se hacen golpes singulares sino cadenas de golpes, combos o como quieras llamarlos, tampoco a una misma zona sino a diferentes. Las piernas se pueden usar para bloqueos y ataques por igual, pero usar las piernas para ataques ya es algo más difícil por lo que es recomendable usarlas para bloqueos condicionales y contraatacar con los brazos, nunca bajes la guardia, mantén tus malditos reflejos agudizados pues los ataques como ya dije tendrás que bloquearlos e instantáneamente realizar un contraataque, es por ello que es necesario una concentración MÁXIMA en esto. Como última cosa está el nunca temerle a tu enemigo aunque yo no siga esta regla en ciertas ocasiones -tose- pero ese no es el caso, tú solo no tengas miedo de nada y ya. Concluyendo finalmente, Necross, ¡preparate para sufrir!."

Finalicé de hablar y sin más, sin avisar y sin nada lancé un golpe directo a su Suigetsu, un golpe medianamente fuerte que tan rápido impactó lo quité para dar paso a el golpe sucesivo a este el cual sería efectuado con la izquierda, de trayecto curvo y con destino al Wakitsubo. Los ataques fueron sin previo aviso y es que de una vez tenía que dejarle claro que acá se tendría que defender con sus propios reflejos pues era la única forma de poder contrarrestar los furiosos ataques del Kotozai. Los combos que hacían eran de dos, es decir, A-B o B-A en cuestión ya que no quería arremeter contra él con una cadena de tres o cuatro ya que podría resultar altamente doloroso, asimismo tampoco quería atacar los puntos más frágiles como por ejemplo los dos puntos Ryufu y el punto Sonu que están ubicados en la garganta y que con un buen golpe esta puede quebrarse, otro kyusho sería el kyusho Soda, que es la séptima vértebra cervical y que al propinarle un buen impacto puede deshabilitar al contrincante por la pelea, con un ataque con la fuerza suficiente a un humano podría dejarlo incapacitado por el resto de su vida. Sin embargo, aquel hombre suelta de su boca aquellas palabras "¿Dolor?, ¿has sentido como el filo de un arma pasa por tu cuerpo?, no soy inmune al dolor pero puedo soportarlo, no te preocupes" en ese momento yo solamente pensé "Ah... cree que puede soportar el dolor, está bien" y en ese instante lancé (ya después de haber ejecutado el combo anterior) un puñetazo fortísimo en su Taikotsu. Este golpe si bien no lograría quebrar nada ya que es encima de la frente pero sin llegar a la parte superior de la cabeza y es fuerte, el dolor producido allí es intenso, es grave, un humano promedio estaría tumbado y su cabeza dolería demasiado, y, de hecho, incapacitaría el combate. Y es que el dolor producido por un tajo de cualquier arma no es el mismo al de un dolor por penetración y menos a un dolor por contusión. Los golpes causan dolor por contusión y dirigidos a los kyusho se vuelven aún más dolorosos, y, nuevamente reitero que el dolor por corte es diferente al dolor por contusión.

Spoiler:
Suigetsu: es esa parte curva donde se unen ambas costillas, encima de el estómago y después de la mitad, el centro del pecho, esa área que se unde con facilidad. Un golpe allí sacaría el aire, no fuese tan doloroso si no fuese por que al impactar el puño impacta indirectamente con esa unión de las costillas ya mencionada.

Wakitsubo: es esa área pequeña antes de llegar a la axila, al final horizontalmente de los pechos, se haya en diagonal con los hombros y está, como se dijo, justo antes de llegar a las axilas. Esta parte es bastante sensible de por sí, un golpe allí causaría que al hacer movimientos con el brazo este molestase impidiendo movimientos bruscos o que requieran más de el uso del hombro, golpes más fuertes causarían una inhabilitación temporal de el brazo debido al dolor y el cansancio mismo producido únicamente por el golpe.
avatar
Vánegan

Mensajes : 49
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.