Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Ayer a las 9:51 pm por Balka

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Necross Belmont el Lun Ene 14, 2013 9:32 am

Aggh!, cabron un día de estos te voy a matar...

Al llegar a la casa de Vánegan este dio el típico discurso de maestro de luchas, Necross si bien puso atención, no creía que este iba tan en serio, hasta que Vánegan le golpeo las costillas e inmediatamente le golpeo el límite entre el pecho y la axila a Necross, o este así lo veía pues no sabía que esos fueron golpes estratégicos a su cuerpo que tienen un nombre propio. Necross enojado completamente comienza a hablar cuando termina Vánegan le da un golpe muy fuerte en la cabeza lo que hace que Necross se desoriente he hiso que este se arrodillara.

Creo que tengo que pulir mis reflejos por que no son los suficientemente rápidos, ¿pero para eso estamos aquí no?

Al terminar de hablar se pone de pie y en una pose defensiva, allí comienza el entrenamiento, después de unas horas de haber llegado, Necross ya no puede y se sienta en el piso a descansar, los golpes de Vánegan son muy potentes para lo que él está acostumbrado. Hey, ¿no se supone que eres rico? le dice sonriendo. Después de 10 minutos tirado en el piso al lado de Foxhound. Se vuelve a levantar, listo para continuar.

Hey necesito aire, vamos afuera. Al salir Necross observa un patio pobre, igual de pobre que el interior.Sabes estoy dudando seriamente tu "riqueza".

Una vez afuera, el entrenamiento continuo. Necross aun intenta detener los golpes de Vánegan según las indicaciones que este le grita, es difícil, y la velocidad de los golpes dificulta más la tarea. Una hora pasa y Necross no ha tenido muchos cambios desde que comenzó, lo único es que comienza a ver el patrón de movimientos del ahora enemigo, no lo puede ver de otra manera, solo así se concentrara en derrotarlo.

Cuando cree que por fin sabe cómo parar un golpe, Vánegan sale con una nueva combinación, el golpe es tan rápido que hacen a Necross caer al piso, Este escupe a un costado, comienza a maldecir y se aleja de Vánegan. Solo dame un... Sin terminar su frase Necross vomita en una de las esquinas del patio. Ya han pasado tres horas desde que comenzaron y este siente la presión de un entrenamiento sin descanso, nunca había entrenado así, ni cuando fue asesino, ni cuando aprendió sobre la bastarda, esto es totalmente nuevo para él.

Ya repuesto decide continuar, si bien esta algo cansado, no se rendirá, no hasta conseguir algún progreso, si bien es el primer día algo debe hacer. ya con cuatro horas de lucha sin cesar Necross comienza a sudar mucho mientras intenta esquivar y escuchar las indicaciones de Vánegan se seca el sudor, ya está por amanecer y Necross sigue igual, algo sobre velocidad y contraataque ha aprendido no los sabe usar aun.

Ya con los soles apunto de asomarse, Necross comienza a concentrarse cada vez más, quiere algún progreso y a toda costa lo conseguirá, en un momento su mano detiene el puño de Vánegan, Necross dibuja una gran sonrisa en su cara que no duro mucho ya que Vánegan casi instantáneamente le da un puñetazo con su otra mano a la cara, Necross cae al piso pero lo hace extremadamente feliz, es un logro para el detener uno de los rápidos golpes del "maestro". Se queda ahí en el piso mirando como amanece mientras su sonrisa no baja, es un nuevo día y con este se concentrara cada vez más en el entrenamiento... aunque primero debe alimentar a Foxhound.




¿Quién te conoce Invitado?
avatar
Necross Belmont
The Azure Knight

Mensajes : 1010
Edad : 97
Link a Ficha y Cronología : Necross Belmont
Un Hombre sin Lobo

Nivel : 7
Experiencia : 2630 / 3500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Vánegan el Mar Ene 15, 2013 2:44 am

El entrenamiento corría a la vez que fluía el tiempo, cada vez oscurecía más y más y allí estábamos, incesantes, puñetazos tras puñetazos, se nota que estaba poniendo toda su voluntad pero estaba recibiendo golpes y golpes y golpes, ya estará lleno de dolor, pero todavía queda demasiado entrenamiento por delante.

Él estaba frente de mí, las peleas eran intermitentes pues solamente bastaban unos ataques para que la batalla se pausara y luego se reanudara. Se escuchaban los quejidos y los sonidos de ataques, los pies pisando la madera fuertemente y los golpes impactando en el cuerpo, él estaba poniendo todo de sí, realmente quería aprender este estilo de combate y cómo no, si solamente sabe usar sus espadas, sin ellas tan solo le queda ese lobo pero realmente no le servirá de mucho, se vería altamente vulnerable. Claro que así sepas este estilo de combate nunca podrás contra una persona en armadura, un guerrero pesado y demás, pero contra buscapleitos, borrachos de el bar e incluso personas con armaduras ligeras (y teniendo la fuerza suficiente) es bastante efectivo.

Las horas pasaban, lanzaba puñetazos, él los recibía, se caía, se levantaba, me ataca y yo le contrarrestaba, era muy dinámico el entrenamiento, él estaba cansado pero sin mentir yo también lo estaba, sin embargo, debía aguantar, debía resistir como un hombre dos semanas, esto no solo era una prueba para él, esto también era un desafío para mí donde probaría mi fuerza de voluntad, mi verdadero espíritu de guerrero, aquí mi resistencia iba a probarse, mi verdadera resistencia, los entrenamientos que tuve con Noctar me empujaban al máximo, sí, pero esto ya era el siguiente nivel sin duda alguna.

En mitad de pelea Necross me dijo: "Creo que tengo que pulir mis reflejos por que no son los suficientemente rápidos, ¿pero para eso estamos aquí no?", yo me paré y me eché un poco atrás para ganar un poco de distancia. "Así es, tus reflejos son de bebé. has de mejorarlos sino quieres morir antes de que se cumpla la primera semana", reí como un bastardo mirándolo a la cara, "¿Seguimos o qué?" finalicé y volví al entrenamiento.

En una de esas realicé un combo que lo dejó tumbado en el suelo, creo que fue demasiado para él siendo un A-B-A que lo dejaría inhabilitado por 10 minutos, sin embargo dijo riendo: "Hey, ¿no se supone que eres rico?", aún con el dolor que tenía reía alegre y bromeando, este tipo me caía bien, ¿reía aún después de una golpiza?, eso no lo había visto antes. Entonces le respondí: "Seh, soy rico, pero no veo el porqué de amueblar mi casa, además de que me daría alta pereza" y tras unos minutos de descanso se levantó, no creo que se recompusiera completamente pero al menos ganaría energías para otra batalla. Me sugirió que fuesemos al patio de mi casa, ¿por qué no?, habría más luz que adentro así que decidí ir tras él, igualmente, ¿qué importa si es aquí o allá?. Me dirigí de la sala principal al pasillo, giré, abrí una reja y entonces llegué al patio, este era lo suficientemente amplio , tenía césped y además estaba rodeado por una cerca de madera ya algo vieja, madera débil al fin. Nuestro techo era el cielo y nuestro mundo ahora era ese patio, pasaría a ser nuestro nuevo campo de entrenamiento, personalmente preferiría la madera ya que las caídas son más dolorosas, pero qué va, supongo que es suficiente con el dolor que a la larga le causaré. Cuando llegamos al dichoso patio me coloqué un poco alejado de él, no empezaríamos a luchar cerca, ¿no?, entonces él dijo: "Sabes estoy dudando seriamente tu "riqueza" viendo que el patio estaba igualmente vacío que el interior de mi casa. A dicha cuestión le respondí: "Soy rico, si quieres, para demostrarlo, te invito a cuantas copas y comidas quieras cuando termine esto, ¿te parece?" le dije entre risas.

Fnalmente tras esa especie de breve descanso volvimos a lo nuestro, el entrenamiento. De misma forma se desarrolló como en el interior solo que acá afuera había un poco más de fresco gracias al viento y que estábamos en la intemperie en vez de un lugar aislado y sin ventanas. Cuando avanzamos y pasó un rato, el cielo se nubló y ya era de noche, el ambiente era relajante, era de dignarse a acostarse a ver las estrellas, un esplendor natural hermoso, sin embargo, nosotros seguíamos matándonos, o bueno, yo a él. Decidí ir al siguiente nivel y empezar a hacer cadenas de ataques más largas, de tres y cuatro. Bah, cierto, era el primer día, pero era mejor que se fuese acostumbrando y, para ello, lancé un fugaz combo puñetazo-puñetazo-patada-puñetazo. El primer puñetazo fue con mi derecha y fue dirigido a su Kimon, rápidamente lancé otro con mi izquierda a su Wakitsubo, una patada a su Sai y finalmente un finalizador con mi derecha directo a su Murasame. El finalizador en conjunto a la rapidez de mis golpes hizo que Necross se retumbara y, herido, se alejara de mí como si fuese su ejecutor lo que hizo que estallara en risas, carcajada tras carcajadas lo observaba alejarse de mí hasta llegar a una esquina, habló y noté su voz de adolorido diciendo: "Solo dame un..." y seguidamente vomitó, haciendo que mi risa se intensificara y yo me retumbase como un loco en el suelo burlándome de él.

Cuando finalmente descansó volvimos al entrenamiento Kotozai, esta vez traté de ser menos rudo ya que ya apenas unas cuantas horas de haber empezado había vomitado y caído al suelo y es que ese era el poder del Kotozai, se retumbó y vomitó, en ese lapso de tiempo y si fuésemos enemigos, por ejemplo, ya lo hubiese matado. Ciertamente el estilo de batalla Kotozai puede llegar a matar en puntos frágiles, como los Ryufu y el Uto, aunque obviamente yo no iría matarlo a él, como mucho hacerlo desmayar por el dolor, pero ey, se aguantará.

El combate siguió desde ese punto incesable, cada vez mejoraba más y más, de a poco, a paso lento, pero mejoraba, el entrenamiento daba resultados. El sol estaba por salir y el cielo se esclareció un poco más en ese tono típico de las madrugadas y allí estábamos nosotros sin dormir, yo estaba algo exhausto pero podía seguir. En una oportunidad lancé un golpe que abriría un combo cuando de repente siento que me detiene el golpe tomándolo con su mano, envolviendo el puño. Me miró sonriente, yo lo miré fijo como si no le creyese pero no pasó dos segundos cuando le lancé un golpetazo directo a su cara, no, no en ningún Kyusho, solamente un puñetazo en su cara, ciertamente me molesté un poco, no una molestia de desagrado sino que, ¿este hijo de puta con un entrenamiento de un día me había detuvido un golpe?, vaya que aprende rápido. Cayó sin desaparecer esa sonrisa, sabía que había progresado bastante y había sido todo un deleite aunque durase dos segundos detenerle un golpe a su maestro, sin embargo mi molestia no duró mucho, y le sonreí diciendo: "Vaaaaya, aprendes rápido muchacho. Cuando culminen las dos semanas ya estarás listo, aprenderás el Kotozai. Sin embargo, en vista de tu veloz progreso seré más fuerte contigo y te atacaré en puntos más dolorosos, el último día será una batalla, no un entrenamiento, un conflicto arreglado entre tú y yo... allí probaremos tus habilidades. Para ese entonces aprenderás Kotozai pero nunca me superarás", le guiñé el ojo y le tendí la mano para que se levantase, así, ya siendo de día, el entrenamiento "nuevamente" empezará, y cada día se volverá más fuerte.
avatar
Vánegan

Mensajes : 49
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Necross Belmont el Lun Ene 28, 2013 8:18 am

Los segundos se hacen horas, las horas días, los días meses y así sucesivamente, el entrenamiento comienza a ponerse más serio de cómo era cuando comenzaron. El dolor no es algo desconocido para el hombre del lobo, pero este es un nuevo dolor, Este estilo de pelea, este "Kotozai" es mucho más difícil de lo que parece. Ya pasaron dos días desde que comenzó el entrenamiento, Necross ya comprende algo sobre los combos, los puntos estratégicos a los cuales golpear y demaces, pero aún le cuesta trabajo golpear a Vánegan.

Los movimientos que hacen son rápidos, algo de elasticidad está consiguiendo, está mejorando sus reflejos y su sentido del peligro, ya que Vánegan al golpearlo rápidamente, Necross logra detener alguno de sus movimientos, aunque la mayoría terminan por botarlo al piso.

Cada vez que Necross caía Vánegan reía, esto le causaba gracia a Necross ya que se dio cuenta lo cabrón que era su "maestro" Sabes, extraño el sabor del Ron, ya llevamos mucho tiempo aquí. Lo que Necross no sabía es que solo habían pasado dos días, solo dos días. Eso demostraba que se lo estaba tomando en serio y se concentraba en el entrenamiento, Mientras Ván (como le decía para acortar y no decirle cabrón) lo pateaba Necross le lanza un fuerte golpe en su Wakitsubo esperando alejarlo.

Es alrededor del mediodía y Necross decide hacer algo aparte de pelear, crea un pequeño fuego y allí hace arroz, sabe cocinar aunque no sea de su agrado, ya pasado algunos minutos le comienza a doler el cuerpo por el entrenamiento, al estar luchando sin parar su cuerpo ignoro el dolor, pero ahora todo vuelve, Necross solo se quejó una vez y se guardó el dolor, no dejaría que Ván se diera cuenta, probablemente este se burle de él, Mientras comen Necross pregunta algo para conocer más sobre su “maestro”

Y dime, ¿Cómo es que tu clan desapareció, o es algo privado eso? Aunque si quieres en este receso podemos hablar sobre otra cosa.

Ya terminando eso espera unos diez minutos para volver a luchar, o devolverá todo lo que comió, Foxhound comienza a perseguir palomas u otros rastreros que encuentra, así se entretiene. Necross vuelve una vez más al patio de Vánegan, le gusta luchar al aire libre, una vez allí le hace una reverencia a su enemigo y se pone en posición de lucha, esperando que ataque.



¿Quién te conoce Invitado?
avatar
Necross Belmont
The Azure Knight

Mensajes : 1010
Edad : 97
Link a Ficha y Cronología : Necross Belmont
Un Hombre sin Lobo

Nivel : 7
Experiencia : 2630 / 3500

Volver arriba Ir abajo

Re: El pupilo [privada Vánegan, Necross]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.