Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» BrannMur Aullatormentas
por Capitán Pescanova Ayer a las 8:31 pm

» [Reclutamiento] Noche de Muerte
por Strindgaard Ayer a las 6:22 am

» Que no estoy - Alegorn
por Lamb Jue Jul 19, 2018 11:59 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Katarina Miér Jul 18, 2018 7:35 pm

» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Criaturas Norethianas: Cactilio
por Azura Miér Jul 18, 2018 12:11 pm

» Semiausencia
por Bediam Mar Jul 17, 2018 10:01 pm

» Criaturas Norethianas: Hexagoat
por Croatoan Lun Jul 16, 2018 8:03 pm

» Criaturas Norethianas: Pejesapo
por Strindgaard Lun Jul 16, 2018 7:48 am

» Criaturas Norethianas: Bargest
por Kenzo Dom Jul 15, 2018 6:17 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Kael'Thas Sunstrider el Jue Ene 10, 2013 4:28 am

Seguía con el Brazo erguido y la mirada fija en el oso y con la misma intención en el Minotauro herido en el suelo, cuando observé incrédulo que el mismo tomó parte en un levantamiento que derivó en la oscilación de su hacha y en el golpe mortal en aquel oso, eso hizo que hablara conmigo mismo: El miedo interior de mi alma , debe ser reemplazado por la humildad presente en el fondo de mis sentimientos, una forma de salir de frente y afrontar mis miedos... Derrotar a aquel demonio que custodia nuestros miedos y no los permite salir a lo luz, pero están presentes en casi toda nuestra vida. Sería una de aquellas pocas personas que saldría por aquella puerta tan pequeña que suponía los miedos vencidos, me armé de valor y sin descargar el arco me acerque a donde el minotauro y lo observé, este estaba cabizbajo, de inmediato me di cuenta de su enorme herida en el brazo.

Debido a que éste me había salvado la vida, atiné a intentar hacer lo mismo por él, enseguida volteé hacia el oso y camine en dirección a él, observando las orejas que era un símbolo de si tenía vida o no, estaba totalmente inerte ahora descargue mi arma, guarde la flecha y colgué el arco, saqué un cuchillo y empecé a Descuerar al oso, si cuero me podría servir de Torniquete, pensé, Mientras realizaba ese proceso un polvo de olor rico, algo excitante , me interesé en él, tal vez por inquietud o tal vez por otra cosa, pero saqué un frasco de plástico de mi mochila y en él almacené esa extraña esencia. Concentrada. Ligeramente Magenta, la guardé en mi mochila y procedí a seguir cortando ese cuero, luego de 15 agitantes minutos, obtuve aquel cuero Maleable de color carne bañado en sangre, desaparecí en una danza recta hacia el riachuelo, la Humedecí limpiando aquella sangre y me fui nuevamente al lugar d donde yacía aquel guerrero.

Cuchillo en mano como material de defensa me acerqué al minotauro, este parecía inconsciente, solo se tomaba del brazo con su otro.

Quelthasz: Hey, toro, estas bien?

Sin escuchar una respuesta, me acerqué y pensé, Tranquilo torito, no quiero problemas, solo es una cura

Sin escuchar la razón a mi cerebro que me decía que me alejara y solo actuando por instinto guarde mi cuchillo y escale a sus piernas , y sentado en una de ellas, quité su enorme mano de la herida y vi el daño...

Quelthasz: Oh, qué herida, una mordida así y ahora fuera comida de oso

Tomé una botella que llevaba agua, no era mía, tal vez era del minotauro o tal vez era de los ambulantes humanos que en ese momento no estaban por allí, limpie la herida y tomé el cuero que para mi parecía una manta y la enrollé al rededor y un poco mas arriba de la herida, amarrándola fuertemente y dejándolo allí, La hemorragia había parado, el sangrado ya no era algo de preocupar, Me bajé de su pierna y me subí a un árbol, ya no sería tanto por miedo, sino por la oscuridad y el viento que fluía allí.

Quelthaz: Suerte que tomé ese curso en la ciudad de Primeros auxilios y ya savia algo de desuello.


Selama Ashal'anore


Antiguas Entradas:








Gracias! Gracias! Gracias!
By: Lujuria




avatar
Kael'Thas Sunstrider

Mensajes : 227
Edad : 23
Link a Ficha y Cronología : Kael'Thas
Temporibus Princeps Solis

Nivel : 4
Experiencia : 650 / 2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Dræwick Warframe el Jue Ene 10, 2013 8:45 am

Aun estaba medio inconsciente, sentía el ardor de la herida en mi brazo derecho, el cual estaba bastante abierto por la mordida, la cual había resentido la herida anterior que ya tenían en el brazo derecho, pero soportaba sin poder lloriquear mucho por la pérdida constante de energía gracias a el sangrado, mantenía mis ojos entre abiertos viendo a él elfo, note como de una manera bastante amable como pude saco un poco de cuero del oso y con agua que fue a buscar a el riachuelo lavo mi herida, terminando de parar el sangrado con un torniquete, un poco más arriba justamente de donde se encontraba el punto para presionar parando el sangrado, el cual realizo con el cuero que extrajo del oso, termine de recostarme un poco más relajado contra el árbol, notando como este volvió a subirse, aun no entendía que pasaba con él, estaba entre el sí de decidir ser mi amigo, o el no del miedo que me tenia.

¿Se siente tan bien ahí arriba que volviste a subir? ¿O es que aun me tienes miedo?

dije riendo mientras subí mi mirada viéndolo sentado sobre una rama del árbol recostado sobre el tronco, volví a bajar la mirada buscando con un poco de desespero mi hacha, la cual tome con mi brazo izquierdo para ponerla junto a mí, sin hacer ningún esfuerzo con el derecho para evitar lastimarlo más, y ahora que recordaba todo esto, divagando entre mis ideas había peleado junto a él, yo le había salvado la vida, el me había curado la herida y ni siquiera sabía su nombre, bueno no sabía absolutamente nada mas de él, exceptuando el saber que era un elfo y un habilidoso arquero.

!ey chico! aparte de ser un habilidoso arquero y un elfo, podrías decirme ¿cómo te llamas, y que buscas en el bosque?

me daba mucha curiosidad conocer un poco más sobre él, realmente solo lo había encontrado y habíamos tenido una batalla juntos sin conocernos ,había sido tanto en tampoco tiempo, todo había sido un rápido avance, que casi todo lo ocurrido fue más hecho en adrenalina, que en conciencia propia, y aun no sabía cuál era su motivo de estar en un bosque, como está totalmente solo con su arco, este era un bosque bastante tranquilo, según se decía una buena zona para cazar, aunque mis motivos de visita eran totalmente otros muy diferentes esos.

fueron los últimos pensamientos di vagantes por mi mente, mientras termine de abrir los ojos tratando de pasar el dolor intentando olvidar que mi herida estaba ahí, mi vista se enfocaba sobre el riachuelo, notando su cauce continuo sin parar lo cual me recordaba cómo era la vida, sin pararse, sin detenerse, quizá no ande con mucha fuerza, pero es un andar constante; mis oídos se abrieron, para percibir frente a ellos el relajante sonido del andar del agua, la canción que había escuchado la noche anterior, que parecía sonar en el bosque constantemente y mi nariz por su parte evitaba concentrarse en el olor a sangre, buscando mas el olor de los arboles, frutos y flores silvestres del bosque, esta leve agudización de mis sentidos hacia que me distrajera olvidando un poco el dolor, y me hacían recuperar algo de fuerzas, disfrutando de este contacto con la bella naturaleza del bosque.
Solo me faltaba algo en este momento quizá, terminar de convencer a él elfo de que pretendía ser su amigo, no su enemigo, que me Iba mejor tenerlo en mi bando, que en mi contra y más en mi estado, solté una frase que decían al comenzar el entrenamiento de los minotauros en el arte de la guerra en mi pueblo, mientras recordaba todo los miedos que había superado y los aun latentes:

Elfo, El Valiente no es quien no siente temor, todo lo contrario, un verdadero valiente, es quien se sobrepone imponiéndose ante él, para enfrentarlo y superarlo.
avatar
Dræwick Warframe

Mensajes : 240
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Kael'Thas Sunstrider el Jue Ene 10, 2013 4:48 pm

El miedo y resentimiento hacia aquellos cuadrúpedos con cachos había reducido en mí, mas sin embargo mis pensamientos hacia los toros no cesaban, era algo ilógico, pensé, ya mi miedo no estaba superado, pero si no le tenía tanto terror, y en medio de mi pre-demencia atiné a contestar, con la intención de entablar por primera vez un diálogo en común con el ser.

Quelthasz: Pues el viento sopla de maravilla, deberías subir...

Mi cerebro controlado por mis temores me decía a gritos que no expusiera mi identidad y mi propósito en ese bosque, mas bien que actuara con sensatez y me alejara del lugar sin dejar rastro mientras el minotauro estaba recostado, pero actuaba por instinto y no dude en responder la pregunta de aquel ser, pero no obviando el temor que sentía por él.

Quelthasz: ¿Mi Nombre?... Yo., Yo eh tenido muchos nombres... Viejos nombres que sólo el viento y los árboles saben pronunciar... Yo soy la Montaña, el bosque y la tierra. Para ti, me puedes decir.... Quel... Quelthasz

al ver que el minotauro escuchaba atentamente, Baje dos ramas quedando a 3 metros del suelo y me dispuse a continuar con mi charla.

Quelthasz: Yo... Yo eh venido hasta aquí a través de Theezeroth, tal vez ese oso persiguió mi aroma, y debido a eso estas en esa condición, Pido disculpas, pero mi viaje derivará en la caza de el águila de los rascacielos, sus garras me servirán para mandar a forjar un arma con un herrero, pero basta de conocer de mí

Dije alfin escuchando mi cerebro

Quelthasz: y usted ¿quién es?

Dije mientras subía una rama hacia arriba en caso de que el toro se levantara.



Selama Ashal'anore


Antiguas Entradas:








Gracias! Gracias! Gracias!
By: Lujuria




avatar
Kael'Thas Sunstrider

Mensajes : 227
Edad : 23
Link a Ficha y Cronología : Kael'Thas
Temporibus Princeps Solis

Nivel : 4
Experiencia : 650 / 2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Dræwick Warframe el Vie Ene 11, 2013 11:50 am

Seguía recostado contra el árbol, el cual golpee, estremeciéndolo un par de veces, para luego negar con la cabeza bastante intranquilo, las alturas no eran lo mío ya me parecía suficiente con mis 3,55 metros de alto, para ponerme ah hacer locuras buscando mas altura, por mis pezuñas creo que escalar sería algo casi imposible para mí, a menos claro de que la superficie se prestara mucho, para hacerlo, siendo más inclinada, teniendo mayor forma diagonal, que vertical. Solo de pensar en el águila a la que nombraba, me imaginaba cayendo de la punta de un peñasco, sin ningún lugar de donde sostenerme, o sin ninguna manera para evitar la caída, al final el resultado era extremadamente tétrico, yo contra el suelo boca arriba, sangrando, con todos los órganos internos rotos, al igual que mis huesos, que gracias a que también se quebraron hicieron que estos explotaran, escupiendo sangre desesperado muriendo ahogado en mi propia sangre. Me estremecí de tal manera, que quizá fue peor esa sacudida que le di al árbol, que el cabezazo anterior.

Al escuchar como dijo su nombre trate de salir de esa horrible pesadilla rápidamente, evitando que mi miedo me poseyera, como quizá había pasado con él, tenía que poder serenarme, y poder mantenerme cuerdo para poder terminar de ayudarlo a él con su miedo, y quizá existiese una pequeña posibilidad, que si tenía que acompañarlo yo también pudiera superar el mío, aunque dudaba mucho de ello, en ese momento no podría estar seguro de mucho. Al terminar de escuchar lo que me contaba, realmente reí negando con la cabeza, mientras me ponía de pie y le tendía levemente mi mano izquierda, levantando mi brazo en forma de saludo y agregando un guiño.

Quelthas lindo nombre, yo me llamo Blæst, por lo del oso ni te preocupes, tengo un cuero duro, no moriré por eso, creo.

Concluí riendo, ahora que lo pensaba era un nombre bastante curioso. él era un ser bastante curiosa en sí, su presentación me había dejado asombrado, realmente tenía un nombre extraño, que hacía que mi lengua se trabajara un poco al pronunciarlo, aparte de lo complicado, la forma de mi boca no era la más adecuada para mantener extensos diálogos, o poder pronunciar a la perfección, las palabras más complejas de un diccionario.

y Bueno, sobre lo de las alturas, si logras que el águila baje te ayudare con gusto, mis 3 casi 4, son bastante, para subir algo más que ello, ¿no crees amigo? Además, tu como eres pequeño y hábil, no tienes que temer de nada, contando claro que tus pies son muy buena ayuda, no creo que mis pezuñas tengan buen agarre de subida y menos si tenemos que subir tanto, como para buscar el nido de esa águila, a la que te refieres.

Quizá exageraba con lo de mi imaginación, aunque era confuso, no sabía si realmente seria pura especulación mental eso de morir ahogado en mi sangre, o sería algo real, había visto a muchas personas caerse de alturas inmensas y sobrevivir, aun con huesos rotos, o heridas graves, y así mismo, también escuche, y fui testigo, de personas caer de no mucho más que mi altura, y quedar totalmente frías, muertas, sin vida, creo que después de todo lo de la altura seria relativo, aunque no podría saber que pasaría conmigo, era algo demasiado confuso, mi mente luchaba por controlarme, pero mis sentimientos me hacían temblar, por lo que bufe, para luego normalizarme aun mirando a Quelthas.
avatar
Dræwick Warframe

Mensajes : 240
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Kael'Thas Sunstrider el Sáb Ene 12, 2013 5:32 am

Mis oídos agudos escuchaban aquella voz ronca y tosca del quien recientemente había podido apreciar su nombre.

Quelthasz: Blæst, Igual buen Nombre, mmm.....

Uno supondría que un ser tan grande y tan robusto obtendría un nombre mucho más varonil, como Rompecráneos o Pezuñasangre , pero, no, Blæst, quizá este no era del tipo que en mis sueños describía con tanto detalle y me aterraba de igual manera, decidí darle una oportunidad y bajé de aquel enorme árbol hacia el suelo.

El viento no rosaba mi cara, o tal vez si lo hacía pero con menor intensidad y por lo consiguiente no lo notaba, la intensidad de calor había aumentado considerablemente y sentía como una gota emanaba de mí, producto de la excreción de la Sudoración pero nada de eso hacía relevancia en mí, pues todos mis sentidos estaban orientados en aquel minotauro aparentemente amable recostado en el árbol, tenía la mirada fija en aquella herida , la cual había dejado de sangrar, pero no por ello dejaba de ser un peligro.

Con mis conocimientos en la medicación disipados por la intimidación que sentía por aquel minotauro de nombre Blæst , actué por instinto y le aplique un torniquete para cortar el sangrado pensé en mis delirios.

Ahora que el miedo se había disminuido, no disipado, pues aún en el interior le tenía pánico a aquellos animales, me acerqué a Blæst y observé la herida por un minuto, luego de eso supe que hacer.

Quelthasz: ¿Cómo se cura una herida de flecha?

Saqué algunas telas de mi mochila que había conseguido con el sastre de mi ciudad , que podrían servirme como compresas.

Quelthasz: ¿Cómo curas una herida punzo-cortante?

Saqué tres frascos que aparentaban un contenido concentrado que me servirían para limpiar la herida

Quelthasz: Sí, esto si. ¿Cómo curas una herida punzo-penetrante?

saqué una aguja que venía en un frasco limpio y sin ningún tipo de contaminación, esterilizada; seguidamente saqué un hilo de Seda fuerte que me serviría como sutura, Coloqué estos implementos en el suelo y saqué un manto de tela de mi mochila, lo extendí en el suelo y puse encima aquellas cosas, me levanté y miré hacia mi alrededor.

Quelthasz: Bingo

Divisé una planta cuya hoja era similar a un plato en el que servir comida, con un ligero fondo en el medio, la llevé al riachuelo, la limpié y al mismo tiempo que la limpiaba vi en el fondo del río una piedra de forma alargada, no pesaba mucho así que la tomé y me devolví hacia el lugar en el que estaba antes, en lo que llegué observé como el minotauro tenía la cabeza en alto, murmuró algo y gruñó, luego de eso quedó cabizbajo.

Mis piernas se paralizaron y mi sangré se enfrió como el agua en invierno, al ver que no hacía nada me aproximé a la manta con cuidado y coloque la hoja en medio, vertí la primera sustancia y la segunda sustancia, emanó un olor excitante, pero al mismo tiempo desagradable, levanté mi cabeza y vi a mi alrededor y fijé mi vista en aquel oso que yacía muerto en el piso, aún limpio, de su carne sin pelaje , seguía emanando un polvo mágico.

Quelthasz: Mmmm espero que esto sea a lo que se refirió aquel curandero

Un encuentro con un curandero de una tribu que había mencionado de una esencia mágica pasa de curar las peores heridas en día, no estaba seguro pero, no perdería nada, además apenas conocía a aquel minotauro, tome un poco en mis manos y lo vertí en la mezcla, luego de eso agregué el contenido del tercer frasco.

Tomé mi mochila, saqué un frasco , el último que me quedaba vacío, y lo llené de aquella mezcla, lo tape y agite varias veces, tome mis esencias, mantas y demás y los guardé en mi mochila, dejando afuera aquel frasco de liquido mezclado y concentrado, tomé otra hoja de la misma clase y fui a buscar agua, en el camino pude apreciar una hierba cicatrizante por excelencia de aquella región, corté unas ramas y con el agua volví con el minotauro, me subí a una de sus piernas y comencé la cura sin saber si éste estaba consciente, voltee y el minotauro veía hacia abajo pero consciente, así que comencé a hablar y curar al mismo tiempo.

Quelthasz: y dime, que estas haciendo tu aquí en esta región, tenía entendido que los de tu raza no se la pasean por los bosques a no ser que sea una verdadera misión importante o que sea por buscar algo preciado, así que dime... Y para que quede claro, no te tengo miedo, el único miedo de un elfo es su mujer y sin embargo estoy soltero, así que no le digas ah nadie que me espanté contigo, ¿de acuerdo ?

Imitando a alguien muy sabio en el arte de la curación rocié agua limpiando la herida hasta quedar libre de sucio, le unté aquella mezcla y se la extendí por la herida, sentí como gruñía, tomé las mantas y las coloqué como compresas, luego quité las mantas y exprimí la sabia de aquellas ramas cicatrizantes , la cual cayó en la herida, y tomé mi aguja ensaltada en el hilo de seda y comencé a suturar la herida, cerrándola como un profesional, luego de eso corté el hilo y guardé la aguja.

Quelthasz: Pues ya está

Solté aquel cuero que ya comenzaba a petrificarse y a colocarse duro y cubrí la herida con la manta de mi mochila, la cual saqué nuevamente junto con la aguja, hilo y las compresas antes de empezar a curar.

Quelthasz: Esperemos a ver como reacciona

Tomé mis cosas y procedí a montarme en el árbol, pero no lo hice, me armé de valor y me senté en una roca varios metros lejos del minotauro.



Selama Ashal'anore


Antiguas Entradas:








Gracias! Gracias! Gracias!
By: Lujuria




avatar
Kael'Thas Sunstrider

Mensajes : 227
Edad : 23
Link a Ficha y Cronología : Kael'Thas
Temporibus Princeps Solis

Nivel : 4
Experiencia : 650 / 2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Dræwick Warframe el Dom Ene 13, 2013 1:58 pm

Había quedado recostado sobre el árbol, note como él se bajó preocupado, quizá, observe que comenzó a buscar plantas de los alrededores de donde estábamos y de su bolso, note como en el rio limpio algunas plantas, para luego tomar del extraño polvo que emanaba del oso, vi como lo coloco sobre un pedazo de tela, el cual puso contra mi herida como una especia de vendaje, pero fue solo por un momento, sabía que los elfos tenían muchas cualidades y esta vez agradecía que fuera así, sobre todo que una de ellas fuera esta, sobre como curar heridas y que él, la manejara, puesto que si no fuera así, capaz tendría que tener muchos días de reposo, o sin usar mi brazo derecho para poder esperar a que la herida se cerrara de manera natural, por cómo era sería una semana, si no es que dos, pero con esas últimas gotas y luego la sutura que tuve que soportar, la cual me dolió extremadamente, pero soporte, tratando de ser inexpresivo, sabía que sanaría mas rápidamente.

Sonreí viéndolo, con una mirada agradecida, sintiendo como la herida comenzaba a disminuir su latencia, en cuanto a el dolor, a un tenia pequeño dolor pero considerablemente menor al que había sentido antes, creo que esa mezcla de hierbas, con las sustancias que tomo de su bolso, y el polvo que emanaba el oso, que lo había seguido desde el bosque de Trezeroth, era una muy buena medicina, además siendo él un mejor curandero, por haber tenido la capacidad de preparar ese ungüento tan efectivo, y poder haberme suturado de manera perfecta, para que la herida cerrara.

Luego de unos minutos, comencé a sentirme re energizado, sentía el dolor pero no me sentía tan inútil como lo hacía hace momentos, me levante animado y comencé a mover el brazos lentamente, sintiendo como mi fuerza volvía, quizá el mismo polvo mágico del oso contrarresto el efecto de la magia, que había tenido su mordida, me quede mirando a Quelthasz asombrado.

Muy buen curandero saliste, muchas gracias, me siento mucho mejor así y bueno me trajo una razón muy curiosa, además de simple, el nacimiento de mi raza, se que sucedió entre el bosque de Trezeroth y Physis, de hecho, mi raza es parte de las mutaciones sucedidas ahí en Trezeroth, pero aun así con todo lo que me habían contando, quería constatar como seria por mi mismo.

Era un misterio que me embargaba, necesitaba realmente saber, cómo sería el resto de las cosas que aun quedaron en el bosque que dio origen a mi raza, a la raza de la cual provengo, y por lo poco que había visto, además, de lo que sabía de las otras razas antropomorfas que habían nacido aquí, no podía quejarme, estamos entre las más normales en cuanto a constitución física, y parecido a los humanos, éramos unos de los menos mutados , entre otros claros, que aun eran más humanos.

Como pude con mi brazo izquierdo, solté mi bolso de cuero marrón del hacha, colocándolo sobre mi cintura, ajustándolo del lado izquierdo, para tener total accesibilidad a él y que no me estorbara, seguidamente tome el hacha, colocándola sobre mi espalda, ajustándola como pude, teniendo bastante dificultad, ayudándome con el brazo derecho pero solo para realizar el amarre, sin apoyar en ningún momento el peso o ejercer mucha fuerza con ese brazo, para mantenerlo cuidado y que prosiguiera con su recuperación, evitando que por la presión muscular fuera a romperse la sutura.

Me acerque rápidamente a donde estaba sentando el elfo, caminando pase frente a él lentamente mirándolo un momento, mientras me cruce de brazos observándolo como culpándolo de algo, y solté una leve risa.

Si sigues actuando así, dudare mucho de que no tienes miedo, aunque definitivamente comparto la idea de que es malo casarse, yo no lo haría nunca y mejor pongámonos en marcha, o piensas quedarte ahí tirado, aun tenemos que buscar esa águila que deseas, o pretendes que perdamos el día? ¡Elfo Perezoso!

concluí, mientras comencé a caminar decidido, aunque volvió a mi mente los pensamientos de pesadillas que tenia despierto, sobre caerme de algún lugar de gran altura, pero siendo un buen Minotauro y un buen compañero de aventura para Quelthasz, preferí motivarlo ocultando mi miedo, que no podía negar, hacia que mi corazón golpeara mi pecho con fuerza ,de manera muy agitada, como si estuviera corriendo, o haciendo algo que acelerara y subiera mi adrenalina, cuando realmente, solo estaba parado, cruzando frente a él elfo.
avatar
Dræwick Warframe

Mensajes : 240
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Kael'Thas Sunstrider el Miér Ene 16, 2013 4:52 am

Mis oídos se agudizaron, mi entrenada vista se internó, en el poco panorama que me dejaba de vista aquel minotauro, al bosque y mi mente estalló en pensamientos y tan raros como fugaz y en cuestión de segundos quedó en blanco. Intentaba racionar qué me pasaba, mientras intentaba eso un frío aterrador paralizó mi cuerpo y recorrió el mismo de pies a cabeza, intentaba pararme pero parecía que pesaba más de una tonelada, en eso y al mismo tiempo respondí por instinto y no razonando.

Quelthasz: ¿Tu.... Tu raza.... Tu raza nació aquí?

Al proferir esa serie de palabras entendí que lo que sentía era pánico y terror, aquel mismo que me carcomía el pensamiento cuando por primera vez vi a Blaest, más sin embargo no dude en romper aquel frío que me paralizaba y le comencé a decir a responder a aquel ser que me había dicho un comentario que yo creía raro.

Quelthasz: ¿Andando? ¿Nos Hace falta? ¿Conseguir el águila? Es decir, ¿Me ayudarás?

Me imaginaba que por ser el causante de aquella herida tan grande quizás me dejara solo a mi suerte, o se vengaría, nose, de cualquier forma sabía que era muy arriesgado subir a aquella precipicio con aquella herida tan grande, aunque no estaba acostumbrado a curar con magia, y tal vez por ello curaría más rápido.

Me levanté y con el mismo impulso me precipité al suelo, pero antes de caer impulsé mi cuerpo hacia adelante en forma de caída de paracaidista y me levante, quedando frente a Blaest.

Quelthasz: Me estás diciendo que con el daño que te causaron por mi culpa, ¿estás dispuesto a ayudarme?

yo haría lo mismo por alguien de mi raza y que conociera bien, pues no, este extraño hombre toro quería ayudarme y sin conocerme, pues, tal vez, tan solo tal vez me había cruzado con un guerrero honorable, esos de los que tanto hablaban en la academia de tiro con arco, o quizás me quería llevar hacia un lugar más oculto para asesinarme y comerse mis huesos, nuevos pensamientos invadían mi mente, pero los despejé estableciendo una serie de condiciones.

Quelthasz: Está bien, irás conmigo, pero antes, debo decirte que soy muy peligroso, maté y desarme yo solo a un batallón de humanos, fui y vine de la muerte, por cierto, de allá te mandan saludos, y si intentas hacerme daño te las verás con mi arco-Dije mientras tomaba mi arco

No solía viajar con compañía pero viendo que él me había salvado la vida hice una excepción.

Quelthasz: Bien, es hacia allá- Dije señalando unos peñascos a no muy lejos de nuestra posición pero si se veía imponente, yo calculaba unos 200metros de altura.


Selama Ashal'anore


Antiguas Entradas:








Gracias! Gracias! Gracias!
By: Lujuria




avatar
Kael'Thas Sunstrider

Mensajes : 227
Edad : 23
Link a Ficha y Cronología : Kael'Thas
Temporibus Princeps Solis

Nivel : 4
Experiencia : 650 / 2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Dræwick Warframe el Miér Ene 16, 2013 9:29 am

Caminaba hacia donde señalo su brazo, sin siquiera subir la mirada para evitar temblar del miedo por la altura, antes prefería responder a sus preguntas confirmando que lo ayudaría, para así tener que cumplir fueran como fuesen esos peñascos en cuanto a la altura, por qué no podría permitirme simplemente que por un tonto miedo a las alturas, faltar a mi palabra, dejar esa mala impresión, perdiendo parte de mi honor. Un minotauro sin palabra, no es nada, para su pueblo seria una escoria, el código de honor de los Nuestros, es muy exigente en ese aspecto, tanto como el uso de armas cuerpo a cuerpo, por eso era imposible, ver a ningún minotauro usar una pistola, ni siquiera los desertores o exiliados serian capaces de usar tal cosa, eso era insultarse a si mismo, sea cual fuera su condición y lo de faltar a la palabra seria más grave, en mi pueblo a cualquier que faltase a su palabra le cortaban los cuernos, eso era como una señal de que es un ser detestable, en quien nadie debería o podría confiar, los cuernos son parte de nuestro ser, algo muy importante, perderle es perder parte de nuestra esencia, por eso la importancia de estos, por eso casi nadie se atrevía a faltar a su palabra.

Si, mi raza nació aquí, o bueno mas específicamente en el bosque de Trezeroth, por lo que se, es parte de esas mutaciones ocurridas allí, o que crees no es algo extraño ver a un ser que tenga: cabeza de toro, de las rodillas hacia abajo tenga piernas de toro y pesuñas, tenga cola, la forma de su cuerpo sea de Humano, y ¿además hable? creo que sí, yo no fuera uno, me pareciera muy raro.

Concluí riendo, mientras me cruce de brazos, luego, mientras comencé a subir la mirada lentamente, mirando el peñasco, cuando termine de verlo, por la altura, sentí como si por un segundo todo mi cuerpo se paralizara, de hecho deje de caminar por un momento, quedándome frió, sentí mi corazón dejar de latir, mi mente quedar en blanco, es como si mi cuerpo hubiera sido apagado, y encendido rápidamente, para luego poder seguir. Era una altura bastante considerable, aun para una persona sin miedo a las alturas estoy seguro que temblaría pensando en que tendría que subir todo eso, y por ser un águila lo que se buscaba, estaba más que seguro que tendríamos que llegar hasta lo más alto, como toda típica águila siempre hacen sus nidos en lo más alto, rápidamente me dije a mi mismo en mi mente:-Tontas águilas, por que no pueden hacer sus nidos más bajo, ¡las odio!- voltee a ver a él elfo riendo, asentía con mi cabeza retomando el camino.

Ayudarte pues claro y si andemos rápido no quiero que caiga la noche mientras subimos, eso lo haría más peligroso, vamos hombres es solo una herida de batalla, no fue por tu culpa tu no me obligaste a recibirla, si nos cruzamos en esta aventura tendré que terminarla contigo, mi Honor me lo exige. Y sobre lo del batallón, volver de la muerte, no seas iluso solo tú te crees eso, todos saben que un elfo no tiene la fuerza y la resistencia para sobrevivir grandes golpes, ni mucho menos para vencer a tantos enemigos, deja de alardear preocupándote por mí, y preocúpate más por hacer el camino de la enorme montaña que tenemos que subir.

Caminando junto a él llegue hasta un punto, por donde ya no sabía el camino a seguir, así que me detuve esperándolo, era él quien buscaría a el águila, yo solo estaba ahí para acompañarlo, ayudarlo en dado caso de que así fuera necesario, así que solo me dejaría guiar por él, a ver qué era lo que requería subir eso y como lo subiríamos, aun rondaba por mi cabeza como lo haría con un hacha tan grande a la espalda, con pezuñas poco firmes para escalar, y con mi propio peso. Ya tenía bastante en que pensar, como para ingeniarme un camino, así que le dejaría ese trabajo enteramente a él elfo, que seguramente sería un experto, buscando este tipo de águilas, o al menos tendría conocimientos básicos en esto, no creo que hubiera sido capaz de llegar tan lejos, a buscar un animal el cual no pudiera localizar fácilmente, o no tan fácilmente, pero con alguna leve habilidad.
avatar
Dræwick Warframe

Mensajes : 240
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Kael'Thas Sunstrider el Jue Ene 17, 2013 10:59 pm

Iba caminando detrás de aquel Minotauro, reflexionando cómo podría responder a aquella respuesta que me había lanzado y había hecho un hueco en mi retorcida mente y se había filtrado un poco de realidad- Está Bien- dije en mi mente, me había atrapado en mis propios balbuceos y no sabía como salir, por supuesto que no me había enfrentado a aquel batallón, si en un encuentro anterior con tres bandidos cualquieras fue suficiente para inmovilizarme y si no es por mis cuchillos hoy no estaría diciendo esto. De la muerte se decían tantas cosas, según mi maestro era lo mejor que le podía pasar a una persona, encontrarse con el ser encargado del juicio final, quien era aquel que juzgaría nuestros pecados y decidiría hacia donde iría el alma del fallecido, si a penar en el mundo o a la gloria de..... Bueno, me desviaba del tema, Mi desquiciado hermano pensaba de la muerte la mejor solución a todos aquellos problemas y fue por ello que a la tierna edad de 134 años se suicido, mi maestro no se refería a la muerte con tal propiamente dicha, sólo la pronunciaba como la "Parca", ente encargado de trasladar las almas del reino de los vivos al de los muertos y tenía un lema, "Si la parca viene, Bienvenida Sea, Si no te toca sienta tu culo en la silla y termina el examen" Sinceramente lo decía cuando teníamos alguna evaluación escrita.

Yo pensaba de la muerte como algo que está mas allá de este mundo, como todos piensan, más sin embargo a mis 211 años de vida sentía más Agrado por ella que muchos más debido a numerosos encuentros en el que se podía hacer presente. Nunca había Muerto, y por lo tanto no había vuelto del reino de Hades, Mientras realizaba esta reflexión Retomé la respuesta de Blaest, A lo que respondí.

Quelthasz: Tienes Razón... toro, La verdad estaba Aterrado De ti, Tanto que hasta no me pude contener, y pues sí, nunca e peleado contra un batallón y menos muerto, Volviendo al tema subiremos mañana al despertar, para que esta noche guardes tus fuerzas-Miré su Hacha- ¿Podrías hacerme un favor?, Descuélgate esa hacha y coloca su cabeza hacia arriba, de modo que el mango quede hacia abajo, Gracias.


Use la Lógica, si me mataría se le haría más difícil descolgar su arma de esa posición, dándome más tiempo para escapar, mientras pensaba esto, vi como se detuvo ante una intersección, como distraído y desorientado, llegué hasta el lado de él y pensé-No sabe hacia donde es... yo tampoco- Observé la montaña y vi como se dividía en forma de triángulo, quedando una cara hacia la el este y otra hacia el oeste. Saqué una pluma de color grisáceo de la mochila y la examiné.

Quelthasz: Una Pluma genuina de Águila de Rascacielos, un curandero me la dió, la verdadera razón de buscar esta ave consiste en que sus garras contienen filamentos que usaré para reforzar la cuerda de mi arco y sus glándulas salivales secretan un fluido corrosivo que usaré para curar la madera de mi arco y hacerlo más ligero, poco creo que funcione, pero nadie murió por intentar.

Examiné la pluma y vi que el lado derecho su plumaje era más oscuro, algo quemado y el lado izquierdo era más vivo-El sol sale del este, a la derecha, debe estar en el lado este- pensé, observé la densidad y la posición con relación una al la otra de la pluma y era poca.- Debe estar no muy alto

Por aquí- Dije mientras me dirigía al camino de la derecha.
avatar
Kael'Thas Sunstrider

Mensajes : 227
Edad : 23
Link a Ficha y Cronología : Kael'Thas
Temporibus Princeps Solis

Nivel : 4
Experiencia : 650 / 2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Dræwick Warframe el Vie Ene 18, 2013 3:50 am

Seguía riendo mientras escuchaba como confesaba que no había peleado con nadie, además de como decía que me tenía miedo, como pedía que bajara mi hacha, en realidad, aun admitiendo que tenía ese miedo, en vez de intentar controlarlo, seguía con sus ordenes bobas para que supuestamente yo, no fuera a lastimarlo, pero que mas daba, no iba a ponerme a discutir con el por esas cosas, prefería mas bien terminar de a ver si podía ayudarlo para que de su mente se borrara esa tontería, de que los Minotauros éramos peligrosos, quizá imponentes por el tamaño, e intimidantes, aunque lo duda, pero peligrosos nunca, nunca atacaríamos por la espalda de ni a nadie desprevenido, si lo hacíamos el otro estaría avisado y quizá, hasta esperando tal golpe.

Escuche como decía que no sabía hacia dónde íbamos y negué con mi cabeza bufando y gruñendo me parecía realmente increíble que si salíamos a buscar un objetivo en especifico el no supiera la ubicación exacta del ave aunque con ese nombre "Águila de los Rasca Cielos" no creo que se necesitara mas especificación que saber que tendríamos que llegar a lo más alto que al fin y al cabo era mi verdadera preocupación por encima de que si seria hacia la izquierda hacia la derecha más dentro del bosque o saliendo solo la altura era mi real preocupación del momento.

Cuando llegamos a la intersección, escuche como decía que debíamos descansar, bueno hasta cierto punto no se me hacia tan mala idea, realmente con mi herida, yo podría subir, pero sería queja tras queja, y quizá a mitad de camino tendría algún incidente, así que sin insistir mucho. Tome mi hacha bajándola de mi espalda, la amarre con las cintas de cuero que estaba amarrada a mi cuerpo, contra un árbol como él me había indicado, con el mango hacia abajo, dejando el hacha de pie, con el filo levantando, la mire y asentí riendo, mientras me sentaba justo en frente de donde la había colocado relajándome un poco, y mientras veía la extraña pluma del espécimen que se suponía tendríamos que cazar mañana por la mañana.

Sabía que no habrías hecho nada de lo que alardeas. Y vamos deja el miedo, no pienso hacerte nada, somos compañeros ya te lo he dicho antes y pues es aburrido tener que esperar hasta mañana, pero será lo más prudente por la herida, Lo que aun no termino de comprender, es como pretendes conseguir un objetivo, si no sabes específicamente su posición, creo que eso es algo descuidado de tu parte Quelthasz.

Mire como pensaba dirigirse a el camino, rápidamente me altere un poco levantándome de golpe, poniéndome en posición para caminar, realmente me confundía, había dicho que esperaríamos hasta el amanecer para subir, para que claro no fuera a oscurecer mientras subíamos y para esperar un poco por la herida, así que suponía que debería quedarse conmigo, a menos claro, que su miedo de nuevo le impulsara a marcharse, y pasar la noche lejos de mí, pensando en una historia macabra, que quizá fuera de esas, que el hombre a la media noche o en la madruga, toma su arma, llega hasta el lugar donde reposa la víctima y la mata.

¿Ey a dónde vas, no esperaremos hasta mañana? o ¿es que tienes tanto miedo, que dormirás lejos de mi?

Concluí mientras seguía de pie esperando su respuesta, para ver que haría, si retirar el hacha del árbol, o seguirlo o solo, quedarme, para dejarle la distancia que deseaba.
avatar
Dræwick Warframe

Mensajes : 240
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Superando los miedos que nos conducen a la demencia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.