Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Hoy a las 8:00 pm por Eudes

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Hoy a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Sangre y honor (versión completa)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Vie Feb 22, 2013 7:08 pm

[Rol of] Vuelvo a copiar el primer post, por cuestiones de claridad y facil entendimiento de la historia xd. En el segundo post continuaré la historia [rol on]

El sonido del trueno, el chocar de los aceros, el cantico de los hechizos de ataque que resonaba entre los gritos de júbilo de los victoriosos y los gemidos de dolor de los derrotados. El inconfundible sonido del campo de batalla, la más exquisita música que haya existido en esta tierra. Así era para el joven Dante, quién había sido llamado al frente en los bosques de Dhumenen, junto con muchos otros soldados piromantes, como carta del triunfo en la campaña contra los elfos silvanos.

Los elfos silvanos habían logrado estancar el avance de los soldados de Zakhesh mediante el uso de tácticas de guerrilla, aprovechando la cobertura del bosque y su mayor conocimiento del terreno para preparar emboscadas, causar el máximo daño posible y emprender rápidamente la huida, antes de que los humanos pudiesen organizar un contrataque. Los soldados de infantería tenebre no eran eficaces para pelear en este tipo de guerra y las bajas en el ejercito no hacían mas que aumentar.

Ante esta situación, el ejército de Zakher había optado por tomar medidas drásticas. Si el bosque era la fortaleza de los elfos, la mejor forma de acabar con ellos era obligarlos a salir…..quemando el bosque….
Por esa razón Dante y otros piromantes fueron llamados con el fin de que usaran magia ígnea para provocar un incendio forestal masivo, que dejase a los elfos sin lugar en el que refugiarse y los convirtiese en presa fácil para los organizados soldados tenebre.

Los piromantes y los soldados se colocaron en posiciones estratégicas, teniendo en cuenta la dirección del viento y la pendiente, para calcular la dirección y velocidad de la propagación del fuego, y obligar a los elfos a huir en la dirección que ellos desearan. Justo donde otras tropas los estarían esperando para enviarlos al otro lado de la orilla.



Última edición por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 9:12 pm, editado 1 vez
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 9:34 pm

La estrategia fue un éxito. Los elfos, aterrorizados por las llamas huían despavoridos solo para encontrarse de frente con una nueva oleada de fuego que les arrinconaba, momento en el que solo les quedaba rezar a sus dioses por una salvación que no llegaba. Los pocos que lograban escapar de las llamas eran perseguidos y cazados por los soldados, cuyas armaduras habían sido especialmente preparadas con magia para soportar el calor y llevaban yelmos especiales, preparados para ver entre la ceniza y el humo.

Dante se hallaba en uno de esos grupos de caza. Y debía decir, que la caza estaba yendo magníficamente. Su espada tenía ya 8 muescas, referentes al número de elfos que había abatido en persona. Y estaba a punto de añadir unas cuantas más. Su escuadrón había dado de frente con un grupo de elfos que, huyendo de las llamas, habían ido directos al encuentro con su escuadrón. A demasiada poca distancia para usar eficazmente sus arcos, los elfos se habían colocado hombro con hombro y habían desenvainado sus espadas para oponer una última e inútil resistencia. Dante y el otro piromante del escuadrón, alzaron sus manos al unísono y recitaron sus conjuros. -¡¡Vak Ignis, Solis Ortus!!- Dos proyectiles de fuego volaron contra el grupo de elfos prendiéndolos en llamas. Los elfos se dispersaron, tratando de ser un blanco más difícil para los conjuros, pero esto los hizo un blanco más vulnerable para los soldados armados, que rápidamente les rodearon y masacraron.

¡Nos rendimos!- Gritó uno de los últimos supervivientes, soltando su arma y mostrando sus armas en alto –Ya no deseamos luchar más.- El resto de elfos soltaron también sus armas.

Dante se acercó al elfo, sin mostrar el más mínimo gesto de aceptación o negación, al menos hasta que estuvo a unos pocos palmos del elfo, momento en el que desenfundó su espada y sin dudarlo un segundo atravesó su pecho –No hay piedad para los no humanos…- Respondió tajante el hechicero. –Acabemos con todos, no hay necesidad de entierros. Al fin y al cabo, si no tienen alma no pueden ir al infierno ¿verdad?- Y una sonrisa de burla se dibujó en su rostro, seguida de una sonora carcajada a la que todos los soldados del escuadrón se unieron.

-Bestias…- Alcanzó a decir uno de los elfos antes de que una lanza lo atravesase por la espalda asomando desde el centro de su pecho. En un instante, dieron muerte a los pocos supervivientes y procedieron a añadir nuevas muescas a sus armas. Esta era una tradición en el escuadrón, que servía como “curriculum” a la hora de mostrar la experiencia en combate de un soldado. Por supuesto, siempre había quien ponía alguna muesca de más para tratar de impresionar a sus superiores, pero aquellos que eran descubiertos se convertían rápidamente en un ridículo público para todo el ejército. Con las pertinentes consecuencias….

-Ya habrá tiempo para descansar. Avancemos, aún deben quedar muchos elfos en el bosque huyendo del fuego-. Dijo el jefe del escuadrón- Los soldados alzaron sus armas y se unieron en un grito atronador, lleno de entusiasmo y sed de sangre. Sin embargo, justo cuando se disponían a iniciar su avance, un mensajero surgió de detrás interrumpiendo su marcha.

-Retirada- Anunció el mensajero- El comandante ordena retirada.

Todos los soldados se detuvieron en seco y miraron al mensajero estupefactos. ¿Que motivo podía haber para la retirada en medio de aquella gran victoria?
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 9:41 pm

La incredulidad reinaba en aquel escuadrón. Ninguno de aquellos soldados entendía que razón podían tener los superiores para ordenarles la retirada cuando estaban a punto de acabar con los últimos supervivientes de la resistencia élfica. Aunque como buenos soldados, no acostumbraban a cuestionar las ordenes de sus superiores. Al menos todos excepto uno de ellos.

-Será una broma ¿no?- Objetó Dante, diciendo en voz alta lo que ningún otro soldado se había atrevido a decir- Estamos masacrando a esos malditos orejudos como si fuesen moscas. ¿Por qué íbamos a retirarnos ahora?

-Yo no tomo las decisiones, solo las transmito. Son órdenes del comandante.- Dijo el mensajero- Entonces el comandante está loco- Respondió Dante por instinto, antes de pensar en la grave falta que con esas palabras estaba cometiendo.

-¡Silencio!- Ordenó el jefe de escuadrón- No toleraré ninguna falta de respeto a un superior. Aunque en esta misión los piromantes seáis la clave del plan vuestra posición en el ejército sigue siendo la misma. No te conviene olvidarlo, o acabarás en un calabozo hasta que acabe la campaña. ¿Entendido? Si el comandante ordena retirada nos retiramos.

Dante soltó un gruñido de descontento, pero no tuvo más remedio que aceptar las ordenes de su superior, así que él y todos los demás soldados se dieron la vuelta y volvieron al campamento. Y allí encontraron un panorama desolador. Montones de soldados, se hallaban en camillas, mientras los sanadores les vendaban numerosas quemaduras de aspecto horrible. Al mismo tiempo, los soldados sanos apilaban y enterraban montones de cuerpos calcinados, hasta el punto de que se estaban convirtiendo en carbonilla.

-¿Qué ha pasado aquí?- Preguntó el jefe de escuadrón.
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 9:50 pm

-Saludos Valtier, jefe del tercer escuadrón. - Saludó el comandante, que acudía a su encuentro escoltado por dos soldados armados con alabardas.- Saludos comandante Víctor- Saludó el jefe de escuadrón poniéndose firme ante la presencia de su superior.

-Como puedes ver, estos hombres han sido abrasados- Dijo el comandante con voz sombría. El comandante Víctor era un hombre de avanzada edad, con barba frondosa y pelo largo, cubierto de canas, aunque aún fuerte y de porte orgulloso. Un hombre de armas con vasta experiencia que le daba un gran respeto entre los soldados.

¿Cómo es eso posible?- Preguntó el comandante- Las armaduras fueron perfectamente preparadas para soportar las llamas….-

Obviamente las llamas fueron demasiado fuertes- Respondió el comandante, sin mostrar emoción alguna por lo ocurrido. –Debemos estar haciendo un gran trabajo entonces- Comentó Dante, por lo bajo. El jefe de escuadrón le dirigió una mirada asesina, aunque el comandante le indicó con la mano que pasase por alto la falta.

-Piromante- se dirigió a él el comandante- El fuego que quemó a estos hombres no fue conjurado por ninguno de nuestros hombres…

-¿Entonces quién fue? ¿Un elfo? Eso es imposible. Los elfos silvanos no practican la piromancia, ellos odian y temen al fuego, por eso nuestra estrategia tiene tanto éxito.- El jefe de escuadrón Valtier se cruzó de hombros con una expresión entre el enfado y la conformidad. Lo cierto es que coincidía con el piromante en que no era muy probable que hubiese piromantes de ese nivel entre las tropas de los elfos.

-Evidentemente la norma tiene una excepción- Respondió el comandante, con su tono de voz igual de impasible. Jefe de escuadrón, acompáñeme, debemos discutir las medidas a tomar ante esta situación. El resto descansad. Mañana acabaremos con este elfo piromante o lo que quiera que sea.


Los dos oficiales se dirigieron a la tienda principal, mientras los soldados se dispersaban y se dirigían a sus respectivas tiendas, pero Dante permaneció allí, con una sonrisa de entusiasmo dibujada en su cara. Aquello era magnífico, sencillamente magnífico…. había encontrado el rival perfecto para alcanzar la gloría. Podría medirse con un poderoso usuario de sus mismas artes, y, si lo vencía, sin duda sería condecorado por ello. Aquel era un gran día. Sin duda un gran día….
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 10:00 pm

Al día siguiente, los oficiales reunieron a los soldados y les informaron del procedimiento a seguir. El elfo piromante que había masacrado a sus tropas, debía haberse ocultado, con total seguridad, en alguna de las aldeas forestales que los elfos silvanos tenían repartidos por todo el bosque. La misión de aquél día, consistiría en atacar todas y cada una de esas aldeas para obligar al piromante a mostrarse, y, hecho esto, acabar con él.

Dante estaba entusiasmado con la idea. No podía esperar el momento de estar ante tan formidable rival y rezaba a Elhías por que la aldea a la que le destinasen a él, fuese justo en la que el elfo de fuego se encontrase.
El ejército volvió a dividirse en los mismos escuadrones, juntando aquellos soldados que ya habían combatido juntos, con el fin de conseguir la máxima coordinación entre sus tropas. Aquella misión debía efectuarse perfectamente.

El jefe de escuadrón Valtier dirigió al tercer escuadrón a través del bosque, siguiendo las instrucciones del comandante Victor. Los soldados avanzaban de forma semi-dispersa, a la suficiente distancia para no convertirse en un blanco evidente para todo el bosque pero lo basante juntos como para asegurarse de que no perdían ningún efectivo.

Al cabo de día y medio de camino llegaron a una aldea rural, situado en un claro en lo profundo del bosque, cerca de un lago que probablemente servía como fuente de agua a la población. Pero el agua de aquel lago difícilmente les salvaría de las crueles llamas del tercer escuadrón y sus dos piromantes.

El ataque se produjo sin previo aviso. En un instante, conjuros de fuego volaron contra los tejados de las dos casas mayores, mientras que una lluvia de antorchas y flechas en llamas caía sobre el resto, extendiendo el incendio por toda la aldea, convirtiéndola rápidamente en una imagen del mismo infierno donde los gritos de miedo e incertidumbre de los aldeanos sustituían a los de los condenados que los demonios torturaban para hacer su eternidad mas entretenida.
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 10:06 pm

Los elfos salieron de sus casas huyendo, y a la entrada, los esperaban los soldados. En el instante en que la primera familia cruzó el humbral de su puesta una lluvia de virotes de ballesta los hizo caer fulminados al piso. Ni si quiera tuvieron tiempo de gritar.

El destino de los otros aldeanos fue bastante similar. Bien fuese bajo el fuego, las flechas, las lanzas o los filos, todos fueron asesinados por los despiadados soldados tenebre. En medio de aquel caos, Dante disparaba contra los elfos, divirtiéndose con los estallidos que las esferas llameantes provocaban al chocar contra sus desafortunadas víctimas, y riendo de gozo enérgicamente. Y en medio de aquella matanza, se fijó en los cadáveres tendidos en el suelo, en su expresión de miedo, dolor…..hombres, mujeres……niños….

Fue la primera vez que sintió que la duda le inundaba. La primera vez desde la muerte de sus padres a manos del culto de Luminaris que oía aquel zumbido en su cabeza, aquella voz que había decidido callar para sobrevivir en un mundo salvaje en el que había tenido que crecer, pero que nuevamente, allí estaba. La voz de su conciencia….

-No hay honor en esta lucha….- Dijo el mago bajando la mano con gesto de desilusión- Se supone que nos entrenan para enfrentarnos a soldados armados, no para masacrar civiles que huyen….

-¿Qué demonios estás diciendo ahora? Se nos entrena para cumplir órdenes. Sigue atacando soldado –Gritó tras él el líder del escuadrón, que observaba incrédulo el repentino cambio de actitud de su hasta ahora sanguinario subordinado.

Dante alzó la mano hacia una elfa y su hijo que huían hacia el lago, probablemente con la intención de escapar nadando. Apuntó, pero no fue capaz de pronunciar el conjuro. Las palabras se ahogaban en su boca. ¿Qué le pasaba? ¿Qué le importaban a él esos miserables elfos? ¿Desde cuándo era tan débil? Sabía que era su deber. Seguir las ordenes, conseguir la victoria para el ejército tenebre, traer gloria para la familia Cerberus, la familia que lo había sacado del foso más infecto de la existencia y le había dado todo cuanto ahora poseía. Lo sabía. Pero por alguna razón, no podía hacerlo.
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 10:14 pm

-¡Dispara!- Ordeno su superior de nuevo- Entonces, una bola de fuego surgió de la nada e impactó en la madre, que cayó al suelo, aún sosteniendo la mano de su hijo. Pero no había sido la voz de Dante la que había pronunciado aquél conjuro, ni habían sido sus manos las que habían formado aquél ígneo proyectil, que con la eficacia de un halcón cazando a su presa, había volado hacia la asustada mujer elfa, que a duras penas tuvo tiempo de interceptar el ataque con su propio cuerpo para proteger la vida de su hijo. Había sido Eblan, el otro piromante del escuadrón, un hombre de pelo rojo, ojos violeta y sonrisa fría e intimidante.

Eblan colocó su mano en su frente e hizo un gesto de saludo a su oficial. Después miró a Dante con expresión de superioridad y siguió disparando a un objetivo tras otro. Sabía que, en detrimento de su hasta ahora destacado compañero, que ahora parecía querer dárselas de santurrón, sería él quien se llevaría el mérito del éxito del ataque. Con las consecuentes condecoraciones, faltaba más....

Dante no sabía como reaccionar. Estaba furioso, más furioso de lo que jamás hubiese estado en su vida. Ya no sentía ningún deseo de atacar a aquellos indefensos elfos, su deseo de sangre ahora iba dirigido a sus antiguos compañeros. Deseaba cambiar el objetivo al que apuntaba y disparar a Eblan una vez, y otra, y otra hasta que no quedase de él ni un solo pedazo reconocible. Deseaba girarse después y rajarle el cuello a Valtier por usar su posición de lider para dar tan repugnantes ordenes, y, finalmente, deseaba quemar vivos a todos y cada uno de los soldados con los que, hasta ese momento, había participado en tantas otras masacres como esa misma.

Apretó su mano para contener su rabia. Con tanta fuerza que las uñas se clavaron en la carne y le hicieron sangrar. Les, odiaba, les odiaba a todos, pero por encima de todo, se odiaba a si mismo. No podía seguir con eso, pero tampoco podía detenerse. Aquello era todo lo que era, todo lo que tenía. Sin el reconocimiento de la familia Cerverus, no era más que aquel huérfano que escarbaba en la basura para tener algo que llevarse a la boca. Cualquier otra persona en su lugar probablemente habría echado a llorar allí mismo. Pero Dante era un hombre que hacía muchos años que había gastado su última lagrima. Privado del lujo de poder derrumbarse solo le quedaba agachar la cabeza y gruñir de rabia.
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 10:21 pm

-Esperaba más de ti Cerverus- Dijo Valtier con burla. Dante seguía conmocionado por lo que veía. Una parte de si mismo que hasta aquel momento permanecía desconocida se negaba a seguir con lo que estaba haciendo. Lo que su razón le decía en aquel momento era claro y contundente-

-Esto no está bien…...- Alcanzó a decir el piromante.

-Tú también lo piensas ¿cierto?- Dijo una tercera voz, proveniente de los árboles. Ambos hombres se giraron para ver al dueño de esa voz, suave pero sonora al mismo tiempo. Musical pero intimidante. La voz de un hombre que ha dedicado más de un siglo al arte de la magia.

Allí estaba. Un hombre alto, de porte orgulloso, delgado pero imponente, vestido con una túnica carmesí, que parecía estar bordada con escamas de dragón. Era un elfo, pero no parecía un elfo Silvano. Su piel era blanca como el marfil, su cabello, del mismo color ondeaba como una hoguera encendida, pero siempre guardando un perfecto orden. Una perfecta simetría. Sus ojos lucían un resplandor naranja, como el metal calentado al fuego, y su mirada era firme y sabia, aunque al mismo tiempo llena de lástima.

-Maldito elfo ¿Cómo te atreves a presentarte ante mí? Eblan abrásalo- Gritó el comandante girándose hacia Eblan. Pero Eblan no respondió. Cuando el comandante se giró, vio que el piromante estaba en el suelo, y su cuerpo echaba humo, como si se estuviese quemando por dentro. ¿Cuándo había ocurrido aquello? ¿Qué conjuro había sido ese?

-Maldito elfo, de mataré yo mismo- El oficial Valtier desenvainó su espada, pero el mago elfo ya había empezado a pronunciar su conjuro en el momento en que se dio la vuelta, y este ya estaba prácticamente acabado.- fernis, pira nebora!! –Una brutal explosión pulverizó a Valtier. Generando al tiempo un gigantesco pilar de fuego que se alzó hacia los cielos iluminando el campo de combate.
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 10:29 pm

Dante quedó bloqueado ante aquella escena. Tanto poder…..era más del que nunca hubiese imaginado. ¿Cómo podría ser capaz de enfrentarse él a semejante monstruo?

-¿Tienes miedo?- Preguntó el elfo, mirándole fijamente. –Yo no soy como los humanos. No obtengo placer matando a quién no tiene intención de pelear. Vete.

Dante permaneció donde estaba, mirándolo fijamente -¿Cómo….?- ¿Qué cómo es posible que un elfo pueda ser un piromante? Los elfos respetamos ante todo la naturaleza. El fuego es un elemento más de la naturaleza, tan valioso como cualquier otros por su papel renovador. El fuego nos calienta en invierno, asusta a las bestias y nos permite aliemntarnos….pero vosotros los humanos no veis más que el uso destructivo del fuego.

-No quería preguntar eso- Respondió el humano- ¿Cómo has conseguido ser tan fuerte?

El elfo arqueó una ceja. Algo había cambiado en la mirada de aquel humano. El miedo había desaparecido de sus ojos. Ahora solo había curiosidad. El deseo de conocimiento que había llevado a la joven raza desde las cuevas hasta donde se encontraban. ¿Era ahí donde residía el potencial de la humanidad?

-Con experiencia…. Y voluntad. Alguien que duda de sus acciones e ideales nunca podrá ser fuerte con la magia.-

Dante escuchaba atentamente a aquel elfo. Voluntad…..convicción…..¿acaso los motivos por los que luchaba habían estado siempre equivocados? ¿Había estado luchando por razones equivocadas? ¿Podía ser más fuerte si luchaba por algo en lo que creyese de verdad? Mas importante ¿En que podía creer alguien como él?

Dante alzó las manos hacia su rival, preparado para lanzar su próximo conjuro.

- ¿Vas a pelear contra mí? ¿Aun cuando hace unos momentos temblabas de miedo? ¿Aun cuando sabes que la causa por la que luchabas era una farsa?

-No voy a pelear por ese imbécil que ahora no es más que cenizas. Tampoco por este ejército, ni por mi familiar, ni mi país…..únicamente pelearé por mí….
-Interesante… ¿cómo te llamas humano?- Dante…- Galion… recordaré tu nombre humano. Con eso vivirás mucho más tiempo de lo que tu corta vida humana puede ofrecerte. Igna tempesta, vermilia……

-¡¡Solis ortus!!- Pronunció en instante Cerverus. Puede que no tuviese ni de lejos el poder de aquel mago elfo, pero se había dado cuenta de una inherente debilidad en su aparentemente invencible adversario. Sus conjuros eran muy fuertes, pero muy lentos. Como mago de guerra, Dante había sido entrenado en el uso de metamagia para agilizar su lanzamiento de conjuros, acortando al máximo las palabras y gestos necesarios para lanzar cualquier conjuro. Antes de que el mago elfo terminase su conjuro, un proyectil de llamas surgió de las manos del humano y voló para impactar directamente contra su pecho.
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Cerverus Dante el Dom Feb 24, 2013 10:34 pm

-¿He ganado?- Jadeó Dante. Todo su cuerpo estaba en tensión. Los segundos que tardó en dispersarse el humo parecieron varios minutos. Y cuando la espera acabó, lo vió. Galion seguía en pié. Su elegante túnica se había desintegrado, su pecho estaba encarnizado y la mitad de su cara se había quemado, dejando un único ojo a la vista, pero seguía en pie….inexplicablemente el mago elfo permanecía en pié.

¿Era tal el poder de la voluntad? ¿Podría él obtener ese poder y ganar el combate? ¿Podría abatir a alguien que ya lo poseía?

Dante volvió a colocar sus manos en posición. Justo al mismo tiempo que el elfo empezaba a entonar un ininteligible cantico. Un nuevo conjuro, que venía predicho por una serie de llamas azules que danzaban alrededor del elfo piromántico. –Solis Ortus- Pronunció Dante de nuevo, y una nueva bola de fuego surgió de sus manos y voló hacia el mago elfo, e impactó. Pero esto no puso fin al combate. Las llamas azules se abalanzaron sobre él, adheriendose a su piel, extendiéndose, quemando. El tenebre podía sentir como su piel se derretía, como su carne se abrasaba… gritó, gritó como nunca había gritado en su vida… y de repente…el dolor desapareció.

-Ahora conoces el dolor que se siente al ser abrasado- Oyó decir a una voz en su cabeza- No te precipites en conceder este horrible castigo, si no puedes asegurar que es merecido.

Dante miró sus manos, su cuerpo….. no había ni una sola quemadura… El conjuro que el elfo había utilizado, era conocido como “ascuas de fénix”. Un conjuro que quema, no el cuerpo de la víctima, si no su alma. No produce ni una sola quemadura, pero el dolor es el mismo.

-¿Por qué usaste ese conjuro?- Preguntó el tenebre, confuso- ¿Por qué no has acabado conmigo?

Porque tú eres….igual que yo….- Dijo el elfo justo antes de caer al suelo.

Dante miró fijamente al elfo derribado. ¿Qué había significado aquello? ¿En que eran ellos iguales? Observó la mirada del único ojo del elfo, que aún le observaba fijamente, y lo entendió. Aunque su mente no entendía aquellas palabras, de alguna forma su alma entendió lo que aquella mirada le decía.

Aquél elfo era como él. Un ser que había llevado una vida miserable, llena de dolor y de odio, y al crecer, al igual que él, había calmado su rabia repartiendo dolor a otros seres en forma de fuego. Y podo sentir que aquel fuego purificador no había consumido su alma, sino por el contrario, había quemado todo su odio, toda su rabia… De alguna forma, aquél elfo le había salvado.
avatar
Cerverus Dante

Mensajes : 73
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y honor (versión completa)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.