Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Ayer a las 9:51 pm por Balka

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Las Cronicas de Heresh

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Las Cronicas de Heresh

Mensaje por The Skeleton King el Vie Feb 07, 2014 2:48 am

-Llévate esa cosa lejos de mi vista… *la partera intento convencer al regente, pero este con furia le respondió* ¡¡¡TE HE DICHO… QUE TE LLEVES A ESE MALDITO LEJOS DE MI VISTA!!!-

La partera obedeció, llevándose al pequeño a una habitación contigua, la noticia de la muerte de Mirash fue rápidamente conocida, Kartuk y Heresh lloraron la perdida de aquella que había sido la flor del reino, lloraron por la pérdida de aquella que con su sonrisa alegraba sus corazones. Einon permaneció toda la noche al lado del cuerpo de la mujer, en silencio, sosteniendo su mano entre las suyas, como intentando darle su calor. Si hasta ese momento el amor hacia aquella mujer había sido poco demostrado, ahora se daba cuenta de lo que había significado y el tiempo que habían permanecido juntos, muy a su pesar, habían sido felices, aunque al inicio únicamente le había tratado como un paso más.

Al amanecer del siguiente día, el hombre salió de la habitación, ordenando que se le arreglara y que el pueblo presentara su adiós hacia ella. La poca alegría y sonrisas que Einon demostraba hasta ese punto, fue sepultado con Mirash, convirtiéndose en alguien frio, aun mas de lo que había sido hasta ese momento, como si parte de su corazón se hubiera muerto junto a la que había sido su pareja y compañera. A pesar del dolor, Einon cumplió el dirigir el ataque, las primeras nieves habían sido las peores, siendo las tormentas casi sin fin, como había planeado, las pesadas armaduras dificultaban que el ejercito pudiera moverse con facilidad, siendo blancos fáciles, aunque a la vez duros de derribar. La lucha inicio con lluvias de flechas, logrando atravesar las armaduras en ocasiones y derribando a varios enemigos, de la misma forma, se inicio un ataque más cercano, utilizando lanzas, espadas y mazas. Más cuando cerca de quinientos enemigos habían caído y no más de una veintena de los soldados abatidos, la balanza nuevamente se inclino hacia el enemigo.

Los registros de esa lucha no son precisos, ni tampoco completamente fiables ya que se han perdido muchos datos y los escribas estaban reacios a registrar este tan terrible acontecimiento. Según lo que se tiene constancia, los enemigos aprecian inmóviles, apenas se defendían de los ataques y si bien las armaduras eran difíciles de penetrar y romper, poco a poco los guerreros de la mesa parecían ganar fuerza. Lamentablemente, aconteció algo que destrozo rápidamente las esperanzas de la Mesa, desde las minas, cientos o quizás mieles de bestias surgieron, muchas deformes o amorfas, las cuales atacaron a los guerreros de Einon, lo feroz del ataque, lo rápido de este y lo sorpresivo, rompieron las filas de los guerreros de Heresh, sobrepasándolos rápidamente y masacrándolos, el propio Einon fue dado por muerto, ya que los dos supervivientes que lograron huir o mejor dicho, tuvieron la fortuna de caer en un viejo pozo de mina abandonado, vieron con sus propios ojos, como el líder de La Mesa, era atacado por una docena o mas de bestias. Cuando estos supervivientes llegaron al pueblo más cercano, después de varios días de caminata por el hielo y casi desfallecer, a las faldas de la montaña, rápidamente dieron aviso sobre lo sucedido y varios mensajeros fueron prontamente enviados a las capitales de Heresh y Kartuk.


Oh hermosa Heresh, tan bella como el mas fino diamante, tan roja como el mas preciado rubi. Con tus torres que rasgaban el cielo y tus canales que traian vida a los hermosos jardines ... ¿Que a sido de ti, mi majestuoso reino? ¿Por que has sido devorado por el olvido y la muerte?... Algun dia volvere y te restaurare, aunque me tome una y mil vidas.


Ahora me dirijo a ti Invitado... ¿Seras mi compañero en esta mision? o ¿Debere de usar tu cuerpo, como mortero, entre las rocas de mi ciudad?


avatar
The Skeleton King

Mensajes : 47
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Cronicas de Heresh

Mensaje por The Skeleton King el Vie Feb 07, 2014 2:54 am

En la capital de Heresh, la noticia fue recibida por los generales, casi una semana después de sucedido el ataque, estos al conocer la noticia ordenaron silencio ante la posible muerte de Einon, esto debido al hecho de que si la mesa estaba aun fragmentada, la posibilidad de una invasión, la perdida de las minas y la sombra del enemigo, el pueblo podría rebelarse ante la pérdida del   regente. Los generales debieron de tomar una decisión y pensar muy bien como mantener estos acontecimientos en bajo perfil, después de un par de horas, se decidió que se daría por muerto a Einon, pero que cambiarían la historia real y avivarían la ira del pueblo contra el enemigo.

Las campanas de cada templo de la ciudad fueron tocadas, y se hizo correr la voz de que en la plaza mayor, se daría un anuncio de gran importancia. La mayoría de los habitantes de la capital asistieron, no importaba su estatus social o su trabajo, si les era posible, asistían al anuncio. Mientras uno de los generales comenzaba a hablar, los rostros de los habitantes de Heresh cambiaban desde simple curiosidad, hasta horror y dolor, junto con rabia e ira.

-Hoy, luchando contra nuestros enemigos, el regente de Heresh y líder de La Mesa, Einon,  ha caído… bajo las armas de los traidores que nos amenazan. Valientemente intento recuperar las minas de Kartuk, valientemente se enfrento al  Estandarte Negro, pero fue atacado cobardemente por los traidores de La Mesa, vilmente, las tropas de La Espada atacaron y nuestro señor, fue abatido, aun con su espada en la mano y luchando con todas sus fuerzas *en esos instantes comenzaron los sollozos, los hombres aguantaban las lagrimas, mientras que las mujeres ocultaban el rostro entre sus manos o el pecho de sus maridos* pero no es momento de llorar *grito el general* es momento de unirnos más, estrechar nuestros lazos y luchar contra el enemigo. Los traidores se llevaron a nuestro antiguo regente y ahora han cobrado la vida de nuestro Señor Einon, dejándonos únicamente a su hijo… alcemos las armas… gritemos con furia ante el enemigo y derrotémoslo. ¡¡¡QUE TEMAN NUESTRA FUERZA, QUE TEMAN SUS ACTOS, POR QUE POR CADA LAGRIMA QUE NOS HAN HECHO DERRAMAR, EXIGIREMOS MIL DE SUS MUJERES E HIJOS…!!!-


Oh hermosa Heresh, tan bella como el mas fino diamante, tan roja como el mas preciado rubi. Con tus torres que rasgaban el cielo y tus canales que traian vida a los hermosos jardines ... ¿Que a sido de ti, mi majestuoso reino? ¿Por que has sido devorado por el olvido y la muerte?... Algun dia volvere y te restaurare, aunque me tome una y mil vidas.


Ahora me dirijo a ti Invitado... ¿Seras mi compañero en esta mision? o ¿Debere de usar tu cuerpo, como mortero, entre las rocas de mi ciudad?


avatar
The Skeleton King

Mensajes : 47
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Cronicas de Heresh

Mensaje por The Skeleton King el Vie Feb 07, 2014 2:59 am

Hubo gritos de ira, de furia y dolor, los hombres levantaron sus puños, as mujeres lloraron,  los generales sonreían levemente, sus palabras habían evitado que cundiera el caos y ahora el pueblo estaba más unido. Se enviaron mensajeros a cada rincón de Heresh y Kartuk, los cuales repetían el discurso del general, alzando en armas y furia a los hombres de cada pueblo y ciudad, por grande o pequeña que fuera.

Mas la realidad era algo diferente de lo que intentaban hacer creer. Einon no había muerto, si no que se encontraba con vida aun, y durante esa semana, había estado luchando por seguir viviendo. Retomando el momento en que había sido atacado, el regente se había defendido con espada y escudo, demostrando que las enseñanzas militares habían sido más que útiles. Su espada danzaba en el aire, cortando a los enemigos que se él enfrentaban, en cierto momento, dos bestia se lanzaron contra él, chocando contra el escudo, pero logrando que el hombre cayera de espalda, era una presa fácil en esa posición, pero valiéndose de la ligereza de su armadura, logro evitar dos golpes, girando por la nieve y rápidamente levantándose. La visión que contemplaba era de masacre, el ejército negro apenas había tenido que moverse, habían sido las bestias de las minas las cuales habían atacado. En su interior maldijo, antes de tener que retroceder a las propias minas para salvaguardar su vida, mas su carrera entre los túneles debía de ser rápido, ya que podía escuchar como las criaturas le perseguían, se había internado en el vientre de la bestia.

En Heresh, el bebe había sido entregada a una matrona, la cual ahora le criaría, Einon había dejado claro que no soportaba la presencia del pequeño, el cual aunque no había tenido la culpa, había significado la muerte de su madre, por lo cual la sentencia del sabio había sido correcta “Su nacimiento traerá una nueva era para Heresh, pero a cambio cobrara la vida de alguien”, ¿eso significaba que las demás también lo serian?, no se sabía, pero el bebe era sano, y tenía mucho potencial y futuro teniendo la belleza de su madre y quizás el intelecto de su padre. Entre las sombras, los generales planeaban seguir con la guerra, saliendo victoriosos y a la vez, mantener el poder de la Mesa, Heresh y Kartuk en sus manos, con un títere como el hijo de Einon, el cual había sido bautizado como Sheol por la propia matrona, al no haber recibido nombre por su padre.


Oh hermosa Heresh, tan bella como el mas fino diamante, tan roja como el mas preciado rubi. Con tus torres que rasgaban el cielo y tus canales que traian vida a los hermosos jardines ... ¿Que a sido de ti, mi majestuoso reino? ¿Por que has sido devorado por el olvido y la muerte?... Algun dia volvere y te restaurare, aunque me tome una y mil vidas.


Ahora me dirijo a ti Invitado... ¿Seras mi compañero en esta mision? o ¿Debere de usar tu cuerpo, como mortero, entre las rocas de mi ciudad?


avatar
The Skeleton King

Mensajes : 47
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Cronicas de Heresh

Mensaje por The Skeleton King el Vie Feb 07, 2014 3:03 am

En Lardak, el teniente había tenido que actuar muy bien, ya que se encontraba en territorio enemigo y existía una montaña entre él y su hogar. Los soldados se mantuvieron ocultos durante el día, hasta la caída de la noche, fue en ese momento en que, guiados por su superior, macharon, lo más rápido posible para llegar a la frontera. Durante el día, los soldados dejaban sus armaduras y acampaban, esperando ser confundidos con viajeros o quizás mercenarios, los emblemas de la mesa fueron retirados de cualquier coraza, al igual que el escudo fue dejado de lado, únicamente portando sus espadas y dagas. Durante días este proceso fue repetido, en más de una ocasión debió de requerirse a la caza, pesca o recolección para poderse alimentar, no hay que olvidar que estaban en  territorio enemigo y en cualquier momento, se podría dar la alarma y podrían darles caza. Para su buena fortuna, únicamente debieron de pasar o cruzar una granja antes de llegar, exhaustos, hasta la frontera, donde se podía ver la tensión que existía entre ambos territorios. Durante los años anteriores, se habían levantado atalayas, fortalezas y bastiones para proteger los territorios, ahora con su división y confrontación, esas mismas construcciones servían para vigilar a sus oponentes, mientras que desde las fortalezas, los soldados eran enviados y los jinetes cargaban contra el enemigo.

El teniente debió de pensar muy bien su actuar, ya que no podía simplemente aparecer y pedir asilo, ya que fácilmente podría considerársele un espía o traidor. Se decidió realizar un acto temerario, apoderarse de una de los bastiones y utilizarlo como señal para que los soldados aliados, la conquistaran. Utilizando de cebo algunas de las joyas encontradas en la misma, se atrajeron a los guardias que hacían el turno cerca de media noche, dejándolo atado y amordazado, utilizaron el amparo de  la noche para encargarse de los enemigos. Muchos soldados de La Espada perecieron esa noche, mientras que los últimos, sonaron la alarma cuando el fuego comenzaba a consumir los pisos inferiores, viendo que no podrían tomar en posesión la atalaya, el teniente decidió prenderle fuego, por un lado, sería una buena maniobra de distracción, por otro lado, le daría una ventaja a la Mesa. Como se esperaba, el fuego causo el caos entre los soldados supervivientes que desesperados trataban de ayudar a sus compañeros, sin saber que una gran cantidad de estos se encontraba moribundo o muerto por los soldados enemigos. Entre el caos, el teniente guio a sus hombres por la zona, dónde por un lado, los soldados enemigos trataban de sofocar y apagar el fuego y por el otro, los aliados parecían comenzar a movilizarse, aprovechando el caos, el teniente logro sobrepasar las líneas enemigas y entro en territorio propio.


Oh hermosa Heresh, tan bella como el mas fino diamante, tan roja como el mas preciado rubi. Con tus torres que rasgaban el cielo y tus canales que traian vida a los hermosos jardines ... ¿Que a sido de ti, mi majestuoso reino? ¿Por que has sido devorado por el olvido y la muerte?... Algun dia volvere y te restaurare, aunque me tome una y mil vidas.


Ahora me dirijo a ti Invitado... ¿Seras mi compañero en esta mision? o ¿Debere de usar tu cuerpo, como mortero, entre las rocas de mi ciudad?


avatar
The Skeleton King

Mensajes : 47
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Cronicas de Heresh

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.