Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Hoy a las 8:00 pm por Eudes

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Hoy a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El Horror de Halloween

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El Horror de Halloween

Mensaje por Scart el Mar Mar 05, 2013 10:23 pm

Akasha estaba completamente enloquecida, desquiciada por la confusión, todas esas formas espectrales, no las lograba identificar, pero sin embargo le eran familiares, y la sensación le provocaba una mezcla entre pavor, desesperación y locura.
Jack empezó a caminar hacia la chica, a paso lento, tranquilo, imperturbable, no podía escapar, una pared se hallaba tras ella, y asustada intentaba pedir perdón por algo... algo que no sabia...
El esqueleto la alcanzó, y sin poder evitarlo le golpeó en la cara, la tomó del cuello y la alzó, su sonrisa era horrible... sus cuencas vacías mostraban frialdad... sentía que se le escapaba el aire, que su cuerpo se entumecía lentamente, dejaba de sentirlo, sentía como su vista se nublaba y se sentía cansada, hasta morir... Pero... de pronto sus ojos se abrieron, su corazón latía con fuerza por el miedo, se hallaba tumbada en medio del pasillo, no había nada, solo el pasillo... y un montón de puertas a derecha e izquierda a lo largo del pasillo... una voz resonó en su cabeza, familiar, esa voz se presentó primero con una risa... para después hablar...

-No puedes escapar de tu destino Akasha... sigue el camino a tu muerte... o acabarás peor...

Connor no daba crédito a lo que sus ojos le mostraban, lo consideraba todo una treta, un vulgar engaño, una ilusión... pero el verse convertido en aquella forma que mas odiaba, lo que sucedía... no podía arriesgarse, intentaba mantener al niño sujeto para que el gancho no rajase su cuerpo, pero tampoco servia de mucho, la sangre manaba a gran velocidad, el rostro del pequeño se hallaba blanco cual nieve, y la mujer de detrás lloraba desconsoladamente por no poder hacer nada.
Connor no ayudaba... no mataba al niño pero tampoco había intentado ayudarlo, se limitaba a mantenerse quieto ¿De que serviría mantenerse estático? De pronto vio una de sus manos moverse... el no la controlaba, esta se movía sola, y por mas que intentaba dejarla quieta, su cuerpo no le respondía. Hundió sus garras en el abdomen del niño, bajo el gancho, y este intentó chillar de dolor, pero ningún sonio salía de su garganta, apenas podía respirar, mucho menos gritar... entonces la garra bajó, y el gancho seccionó al niño, cortándolo en vertical dolorosamente, mientras una expresión de horror se mostraba en su cara, la madre lanzó un grito, como si ella misma hubiese sentido el dolor de su hijo.

La garra salio del cuerpo del niño, que ahora estaba en el suelo, abierto, la zarpa salio con las tripas del pequeño, y se las llevó a la boca, empezando a degustarlas, para después girarse y ver a la mujer en el suelo, echa un ovillo, llorando.
Una voz sonó en su cabeza... con unas frías y vacías palabras.

-Sufre... mira lo que tu forma mas primaria hace... no... eres tu, tu eres quien hace esto, y no una forma de tu cuerpo, lo que pasa es que en este estado la liberas, pero has sido tu, Connor, quien lo ha matado... sufre y mira la destrucción que causas...

Chändra, confundida, decidió dejar al final al azar la solución al acertijo que las esferas habían planteado, no era capaz de averiguar el mensaje que daban si es que lo tenían, y usando una simple piedra roja dejó en manos del destino lo que sucedería... y esta marcó el pasillo de delante, el que no había mirado, y sin girarse para ver por donde había ido empezó a caminar por los pasillos de espejos. Parecía no suceder nada... adelante... a la izquierda, a delante otra vez... a la derecha... fuese donde fuese no encontraba ningún callejón sin salida ¿Estaba de suerte? ¿a caso tomaba sin saberlo el camino correcto? fuese a donde fuese el camino continuaba... pero las voces de las esferas seguían dando vueltas en su cabeza... sobre todo la segunda... Retrocede y saldrás... avanza y será tu final... Aunque el camino continuase no podía dejar de perseguirla una sensación de miedo... tal vez debiese volver atrás... tal vez el laberinto solo la llevaba a lo mas profundo, para luego dificultarle la salida... ¿Que hacer? ¿Continuaba adelante con su decisión... tomada del azar de una simple piedra... o retrocedía haciendo caso a las dudas que le surgían?

Irime a penas podía creerse lo que sus ojos veían, parecía que todo lo que había aprendido hasta ese momento de los drow era una farsa, que verdaderamente habían excepciones, acabó por mostrarse amable con aquel desconocido, presentándose y mostrando estar ella igual de confusa que él.

-I... Iri... ¿Irime? yo... no... ¿no pretendes robarnos?-Dijo el drow inseguro.-Co... como... da... igual. ¿Por que entraste a mi teatro? entrar en casas ajenas está mal... no de...

No llegó a terminar la frase, se llevó la mano derecha a la cabeza como si se hubiese mareado y calló al suelo, fuera del escenario como si se hubiese desmayado repentinamente...

-¡NO! ¡Lárgate! ¡Déjame! ¡Estás muerto! ¡Suéltame! ¡AHG!-Gritó Scart lleno de rabia intentando soltarse.

Su padre sonrió socarronamente, pero cuando fue a decir algo se escuchó una voz lejana, aguda, y susurrante, aunque era nítida... se escuchaba claramente.

-¡Jack! ¡Déjale! ¡Raimpter!

De pronto todo se volvió blanco, como si una potente luz lo hubiese envuelto todo, y Scart se despertó... estaba en la mesa tirado, echo un ovillo, no recordaba que había sucedido, lo ultimo que su memoria era capaz de mostrarle era que su padre le había dicho que las pesadillas se hacían realidad.
Se levantó, quedando sentado en la mesa, y vio a su padre en el suelo, doblado como si le hubiese impactado algo en el estomago, parecía farfullar unas cosas, hasta que se levantó, sus ojos eran completamente rojos, y brillaban con rabia.

-¡ALICE! ¡No te entrometas! ¡Esto es cosa MIA!

Al terminar la frase un aura negra envolvió el cuerpo de su padre, e instantes después explotó, se hallaba bien, sus ojos rojos y su sonrisa maléfica lo indicaban, avanzó hacia el a una velocidad impresionante, y le tomó del cuello estampándolo de nuevo contra la mesa de madera, una botella de un liquido de olor muy fuerte se hallaba en su otra mano, con una sonrisa introdujo la botella en la boca del niño obligándole a beber aunque se resistía.

-Tengo mas de una forma de hacerte sufrir, y esta vez no te ayudarán...

¿Ayudar? no comprendía, pero ese liquido... le quemaba la garganta, pudo identificarlo como alcohol, y luchaba por no beber, no quería convertirse en lo que su padre, pero le era imposible.





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El Horror de Halloween

Mensaje por Scart el Mar Mar 05, 2013 10:31 pm

Irime, haciendo caso a su consciencia y siguiendo su forma de actuar, preocupada se lanzó a por el drow, no le importaba la raza que fuese, debía intentar ayudarle... y mas si era la excepción de los drow...
Corrió a el, intentando verificar si vivía o estaba muerto, tenia pulso, y su respiración también era presente, sin embargo el drow estaba en el suelo, echo un ovillo, temblando, con los ojos cerrados con fuerza.
Sin embargo... repentinamente se quedó quien, y abrió los ojos mirándola... una sonrisa apareció en sus labios al mirarla, de oreja a oreja... Literalmente... Esa sonrisa era aterradora, inhumana, y un potente escalofrió recorrió a la mujer al verla, su rostro ya no era bello, la sonrisa lo había cambiado, toda la belleza había desaparecido con esa sonrisa...

Pero sin que Irime pudiese correr, unos tentáculos negros salieron del suelo tomando a la mujer de brazos y piernas, una tabla apareció también con los tentáculos, y estos encogieron hasta dejar a Irime atada a aquella tabla de madera, no podía escapar, los tentáculos no la dejaban separar las manos ni los pies, eran como grilletes.
El Drow se levantó, y se sacudió el polvo, todo sin cesar aquella sonrisa, se acercó a la elfa, se acercó mucho, y abrió la boca, una lengua, larga fina y vivida salio de ella, estaba a solo unos centímetros, pero eran bastantes, la lengua se estiró hasta el cuello de Irime y lo acaricio lentamente con las puntas antes de volver a la boca de su dueño.

-Que bien me lo pasaré contigo...-Dijo volviendo a sonreír.


Connor intentaba negar la existencia de la voz y la maldad, pero no podía, seguía teniendo esa sensación de culpabilidad, se había manchado las manos... o garras... con la sangre de aquel inocente niño, y ahora se fijaba en su madre mientras la voz le recordaba que no podía evitar lo que era.

-Connor... no lo niegues... has sido tu... la sangre mancha tus manos... Yo soy tu... soy la oscuridad que albergas en tu interior... soy parte de ti... no te puedes librar de mi...

De nuevo comenzó a avanzar sin poder resistirse, encaminándose a la mujer que lloraba en el suelo asustada, intentando alejarse del hombre lobo, pero cuando se agachó para destriparla... se llevó una sorpresa, la mujer se defendió, y con un rudimentario cuchillo de cocina saltó sobre el, al pillarle desprevenido le hizo retroceder, pero muy tarde, la mujer había hundido su cuchillo en el pecho del hombre y le había echo un profundo corte en el lado derecho, sangraba mucho, aunque no le había alcanzado el corazón, si le había dañado bastante los pulmones, un aullido de dolor y furia salio de sus fauces, y la ira invadió a Connor, su sangre caía al suelo como la del niño, y su pelaje se hallaba mojado por el liquido carmesí...


Akasha había quedado muy afectada por lo que había visto, su mente se hallaba confusa, aturdida, y decidió alejarse de las puertas, quería continuar por el pasillo, comprobar si la voz era de quien ella pensaba, pasaba las puertas, sin prestarles atención, una, dos, tres, cuatro... una tras otra continuaba por el pasillo, pero nada pasaba ¿Cuanto tiempo debería continuar caminando? veinte, veintiuna... Seguía... seguía...
Nada sucedía... ¿Estaría atrapada para siempre? Sus recuerdos habían vuelto, volvía a recordarlo todo...


El niño sentía su garganta dolorida, y por mas que forcejeaba no conseguía evitar beber, hasta que su padre se apartó, la botella casi vacía en su mano…
Poco a poco Scart comenzó a sentirse mareado, todo le daba vueltas y sus mejillas estaban enrojecidas, ya no controlaba su cuerpo, veía lo que sucedía, pero no lo dominaba, era el alcohol quien lo dominaba… Empezó a andar erráticamente, ante la sonrisa de su padre, que apuró los restos de la botella para luego lanzarla a un lado, rompiéndola en miles de trozos.

-Yo… yyyo… te mataré… hip… te devolveré a la tumba… te odio… ¿Sabes?

-Oh vamos… ¿Matarías a tu padre? Me odias por como te trataba, pero eres igual que yo… eres mi hijo, y eres igual…

-Mientessss… yo no soy como tu… tu eras un borracho… hip... tu eras malo, no pienso ser como tu… ¡Soy mejor!

-Te equivocas, tu también eres un borracho, has probado el alcohol… mírate, te empieza a afectar, acabarás siendo como yo, tu eres igual de malo, pero no lo aceptas…





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El Horror de Halloween

Mensaje por Scart el Mar Mar 05, 2013 10:44 pm

Akasha empezó a sentirse apresada en el infinito pasillo de infinitas puertas, y recordando a Xü, su mascota y probablemente algo mas acabó tomando una decisión, no abría las puertas, pero las empujaba con su abanico. Estas permanecían estáticas, sin moverse ni un ápice, pues para abrirlas se debía de girar el pomo y empujar hacia dentro, si solo se empujaba jamás se abrirían, ella seguía avanzando por el camino, cuando escuchó algo en su cabeza.

-Ábrelas... ¡Ábrelas! No... mejor no... ¿O si? Estás sola... nadie te guía, puedes hacer lo que quieras... pero estás sola... ¿que pasará si la abres? Puede que esté Xü... o puede que si las abres jamás lo encuentres... ¿Que harás?

Una risa estridente sonó en su cabeza, y de pronto todas las antorchas empezaron a brillar con mas fuerza, haciéndose un poco mayores, la luz resultaba molesta... Pero de pronto todas se apagaron, y quedó en la mas completa oscuridad, pero por alguna razón veía las puertas, el pasillo las paredes, lo veía un poco difuminado, pero lo apreciaba, y al fondo del pasillo... ¡Veía algo! Si agudizaba la visión vería lo que parecían dos enormes ojos y una dentadura horripilante... Y a su espalda, sentía una respiración, como si algo mas grande que ella respirase en su nuca... Pero no se podía girar, algo le impedía darse la vuelta... ¿Que haría? Seguir hacia delante, estarse quieta, o ir a las puertas... eran lo que parecían las tres únicas opciones...


Irime se hallaba asustadísima, estaba atrapada y no podía moverse ¿que hacer? si apenas podía hacer mas que resistirse a vomitar por el ahora horrible drow. Este chasqueó los dedos y la tabla en la que estaba Irime se colocó horizontalmente, como si fuese una mesa, y la elfa la cena... El drow subió de un salto y se sentó en la ingle de la mujer, con una perna a cada lado de sus flancos, así no dejaba caer todo su peso sobre ella, pero lo suficiente para que lo notase. Se empezó a tumbar sobre ella, acercando su rostro al suyo y rozando son su serpentina lengua la barbilla de la mujer.

-¿Me temes? Antes viste mi lado bueno... pero ahora te muestro mi lado mas perverso... todo el mundo tiene uno... todos... incluida tu Irime... ¿no me crees? Te lo mostraré

El elfo sacó un espejo de sus ropajes, un bellísimo espejo de plata, el borde del ovalado espejo tenia el detalle de dos mujeres que juntaban sus manos en la parte mas alta, los ojos de una eran zafiros, los de otra eran rubíes, el mango del espejo era un remolino, y el final de este rematado con una esfera esmeralda, la el cristal estaba limpio, pulido, en perfecto estado. El drow enfocó el espejo al rostro de la mujer, nada mas lejos del real...
Los cabellos rojos de la elfa y sus ojos eran lo único que se mostraba igual... Sus labios se mostraban pintados de negro, unos pendientes con forma de araña colgaban de sus orejas, el traje que llevaba era de un negro total. Bajo sus ojos, había maquillaje azulado, sus labios estaban torcidos en una sonrisa picara y sus ojos mostraban una malicia nada común en ella.

-Eressss tu... no ocultes esa faceta, es parte de ti...

El elfo se levantó y se enfocó en el espejo, entonces Irime pudo ver en este la imagen del anterior drow, el de bellísimo aspecto, con una faz tímida y miedosa. Era algo perturbador, el espejo parecía mostrar tu otro lado, e Irime había visto el suyo... ¿Como seria? No había mucho tiempo de pensar, el drow dejó el espejo de nuevo en sus ropas y se tumbó por completo encima de Irime, acariciando sus caderas y mirándola lascivamente.

-Muéstrame tu maldad... divirtámonos... será mejor si no te resistes...


Connor tenia un conflicto moral, sobre si acabar con la mujer o no, al final, poco contento con su decisión se acercó a la cama y con las sabanas intentó cerrarse la herida, pero le era difícil, con las garras no hacia mas que triturar las sabanas y colocárselas de manera torpe. Después arrancó un trozo de madera de la cama y se dispuso a golpear con ella a la mujer, aunque se paró en el ultimo momento, al final dejó la tabla y colocó al niño sobre la cama, estaba totalmente destrozado, y no hacia mas que mancharla, la mujer había vuelto al suelo, hecha un ovillo con el cuchillo en sus manos, temerosa de represalias por parte del hombre lobo.

Sin embargo, cuando dejó al niño de nuevo en la cama, antes de poderse marchar... ocurrió algo, algo que dejaría su alma allí para siempre... tras dejarlo reposar en la cama, sorprendentemente el niño movió la cabeza, y miró al licántropo con la mirada perdida...

-Asesino...

... Fue... lo ultimo que escuchó jamás... el niño se lanzó a su cara, tapándola por completo, dejándole sin visión, intentó quitárselo, pero no pudo, el cuerpo sin vida había rodeado su cara por completo, el cuerpo cayó al suelo sin vida, y el cadáver se retiró de su rostro, desparramándose por el suelo, le mujer había desaparecido... y el alma de Connor salio del cuerpo... Vio su antigua "carcasa" tirada en el suelo. Una figura apareció ante el, Jack... sonreía de manera siniestra le dio un toque en el pecho, y unas cadenas negras aparecieron en sus brazos y piernas.

-Connor... eres débil... no puedes resistir mi poder, no aquí... jajajaja... y ahora... tu alma será mía para la eternidad... bienvenido... al mundo de la oscuridad... Bienvenido... a la Ciudad de Halloween... donde el mal jamás descansa... No te preocupes... acabarás acostumbrándote al mal, todos lo hacen... o acaso... ¿no mataste al niño? Es la prueba de tu perversidad... y ahora eres mío... ahora me marcho... tengo otras almas que torturar... jajajaja...

Jack desapareció de la misma forma que llegó, y la habitación desapareció, sumiéndose de nuevo en la oscuridad del mundo... otras figuras, como el, traslucidas, con cadenas negras pasaron junto a el... y una siniestra ciudad empezó a formarse ante sus ojos... Ahora podía ver el aspecto del mundo, pudo ver a Scart, a Irime, a Akasha, a Chändra... por desgracia, no podía hacer nada mas que ver el sufrimiento de sus amigos... Ahora no era mas que un ser de la oscuridad...
Una sonrisa malvada apareció en su rostro, se acababa de corromper por el mal del Mundo de las Sombras... ya no le importaba nada, había olvidado todo lo que tenia el mundo anterior, había olvidado lo bueno, había olvidado su misma personalidad, ahora era un ser malvado... un siervo de Jack.


Chändra continuó corriendo por el laberinto, no pasaba nada, pero no le importaba, seguía haciendo caso a la piedra, seguir hacia delante sin mirar atrás, pero el laberinto seguía y seguía, giraba a derecha o a izquierda, pero solo continuaba sin pasar nada... de pronto, sus reflejos pararon de correr y la miraron, todos a la vez hablaron...

-Estamos cansadas de correr... ¡Volvamos atrás! Pero antes... te llevaremos con nosotras...

De los espejos empezaron a surgir manos, sus manos, las de los reflejos, estas intentaban atraparla y meterla en el interior de los espejos, Chändra se alarmó ante eso, y empezó a correr por los pasillos, seguía adelante, intentando evitar las manos que salían a su paso, cada vez mas rápidas, poco a poco empezaban a salir mas que las manos, debía encontrar una salida pronto...


-¡No es cierto hip! ¡Yo no soy como tu! jamás lo seré... hip...

-Acepta tu destino... de tal palo tal astilla... eres sangre de mi sangre, eres como yo, eres igual que yo... ¿Tu piensas que mis padres me querían? Me trataban como a un perro, y yo lo hice con tigo, porque no se ser de otra forma...

-¡CALLATE!-De pronto Scart pareció liberado de su emborrachamiento, le dolía la cabeza horrores, pero estaba resistiéndose, era como si la embriaguez quisiese volver a él, pero la fuerza de voluntad del pequeño lo impidiese, había algo raro...-Yo... yo hi... ¿hip? ... No... no soy un borracho... ¡Tu me obligaste! ¡Lárgate! ¡estás muerto! Yo si se ser de otra forma... ¡Seré mejor que tu! yo... me esforzaré en ello... ¡Jamás seré como tu! ¡MÁTAME! ¡SI TAN MALO ERES MATAME! jamás seré como tu... ¡Si eres malo como dices mátame!

-Matar... te... yo eh... No... porque tu eres como yo y...

-¡MATAME DIJE! Ya dijiste mucho que eras como yo... mátame si eres malo, hazlo, no pienso vivir siendo tu... antes moriré... O tal vez... ¿No puedes matarme? ¿Que te lo impide? ¿Tal vez tengas tu lado bueno?-Scart sonrió mirando a su padre.-¿O hay algo mas?

-Yo... ahg... Eres listo ¿eh?... muy agudo, pequeño... muy agudo...

El cuerpo de su padre empezó a ser despojado de su carne mostrando los huesos, y dejando al descubierto a Jack, que miraba al pequeño con cara de pocos amigos.

-Eres el primero que consigue sacar tanta fuerza de voluntad... Pero me empiezo a cansar... necesito tu poder, tu don para la magia es sorprendente, si supieses usar conjuros podrías poner a todos a tus pies... podrías sacarme de aquí... podríamos conquistar el mundo juntos... pero si no me lo das averiguaré como extraerlo... ese poder será mío... quieras o no...





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El Horror de Halloween

Mensaje por Scart el Mar Mar 05, 2013 11:09 pm

Chändra huía de sus copias, intentando escapar de los brazos que salían de los espejos intentando atraparla y atraerla, las manos intentaban cogerla, y no podía librarse de ellas, los reflejos eran infinitos, y las manos también. Hasta que una la hizo caer al suelo, y Chändra se giró para golpearla y soltarse. La mano la dejó libre tras la potente patada, por suerte para la humana, su mirada se centró en su copia, y no llegó a mirar el pasillo por el que había llegado.
Ahora debía seguir adelante, seguir corriendo... ¿o no? ¿tal vez se daría cuenta de que era inútil correr, si sus reflejos estaban en todas partes?

Akasha no sabia que hacer, la mezcla de sentimientos la estaba volviendo aun mas loca, pero finalmente decidió abrir la puerta... haciendo caso a la ultima de las voces de su cabeza, sin embargo... no fue capaz de ver el significado oculto de las primeras palabras que escuchó.. "No puedes escapar de tu destino" Su destino... ¿habría sido lo que había visto antes? ¿los fantasmas? Efectivamente, era eso precisamente... tenia dos opciones... seguir por el interminable pasillo, afrontando su destino... o intentar escapar por las puertas. Pero... la ultima voz la confundió, y decidió abrir la puerta que tenia al lado. A su espalda... ¿Que tenia? Nada... era solo una ilusión en el techo habían dos agujeros de los que salía el frío "aliento" y al fondo... oh mala interpretación... no era mas que una puerta, una ultima puerta de aspecto macabro... una al final del pasillo, había visto un rostro... Parecía... un rostro, pero solo lo aparentaba.

Y abrió la puerta... negrura... no había mas que negrura... se metió en la mas absoluta oscuridad... a su espalda el único color que había, la puerta... se respiraba miedo y maldad en esa habitación, se podía percibir... entonces... unos puntos rojos aparecieron ante ella... y una brillante dentadura se hizo acto de presencia... momentos después, la mujer salio despedida de la habitación por un poderoso empujón, estampándola contra la pared. Salio de la habitación entonces el autor del empujón... un ser blanco, delgado y alto. En su cabeza, de nuevo escuchó la voz, mientras el ser caminaba lenta y pesadamente hacia ella.

-20... 19... 18...

Una cuenta atrás... ¿Para que? no lo sabia, pero lo que si podría llegar a intuir, era que al llegar a cero... algo muy malo pasaría... la cosa... ¿Como detenerla?

Irime no podía creerse lo que veían sus ojos, no podía ser nada de lo que suceda... sin embargo, quiso apelar a sus dotes de actriz para engañar al drow... y lo consiguió. El drow pareció al principio impresionarse con la reacción de la elfa, pero al momento empezó a sonreír, sus manos retiraron sus ropas lentamente, pero...

-¡AGH!

El drow se separó lanzando un grito, y de pronto se deshizo... como si estuviese echo de arena y se la hubiese llevado el viento... todo quedó en silencio un instante, había sido una consecuencia precipitada... y empezó a deshacerse de manera idéntica todo, sus ataduras, la tabla, el escenario y el teatro entero... pero cuando el techo y las paredes desaparecieron no se vio el paisaje de antes, vio algo muy distinto.
Estaba en una sala, en una especie de castillo, todo de color negro, por una ventana cercana se podía ver una ciudad, sus casas eran negras, y criaturas extrañas se veían por las calles, deformes, incluso mas que los engendros, eran extrañísimas. Pero en esa sala estaba lo mas interesante, habían cinco círculos rúnicos, pintados de color rojo muy brillante, ella se encontraba en uno, en otro se hallaba Akasha, tirada en el suelo, en otro Chändra, el tercero tenia a Connor en el suelo, a diferencia de Akasha, que parecía estar viva aun, Connor se encontraba pálido, con los brazos abiertos, y sus ojos carecían de la chispa de la vida.

En el ultimo se encontraba Scart... y Jack en su interior, el niño estaba cogido del cuello por el esqueleto. Podía ver algo distinto en las runas, la de Connor era de un rojo oscuro, la de Akasha, Chändra y Scart de un rojo brillante que parecía emitir una leve luz, y el suyo... se desvanecía lentamente... además podía escuchar las palabras de todos los que se hallaban en los círculos rúnicos.

-¡Jamás te ayudaré en nada, Jack!

-Segur... uhg... ¿Que...? parece que alguien ha conseguido salir... pero... ¿Como?

Jack se llevó una mano delicadamente a la cabeza, como si esta le doliese, Scart miró confuso al esqueleto, no sabia que decía, ni si lo decía para fingir, pero si fingía lo hacia muy bien, conocía las mentiras, había vivido con ellas toda su vida.

-¿Que dices?

-¡Ah! Fue la elfa... ya veo... tiene una gran fuerza interior...-Dijo Skeleton como si ignorase al muchacho.

-¡Explícame que pasa!

-¡Cállate, mocoso!

Jack tomó del cuello al muchacho y lo miró a los ojos, el joven no podía moverse, la presión de los huesudos dedos era demasiado fuerte, y sentía sus brazos y pies adormecidos repentinamente.

-Si no me quieres ayudar... te mataré, y después extraeré tu esencia... disfrutaré devorándola...

Un aura negra empezó a descender por el brazo de Jack, lentamente, aproximándose al joven muchacho que intentaba soltarse moviendo la cabeza.
Fue el momento en el que Irime se abalanzó sobre el esqueleto, entrando en aquella ilusión creada y sacándolo fuera por la fuerza del impacto. De pronto, todos los círculos que parecían delimitar el campo de acción de aquellas alucinaciones se desvaneció, y todos los que seguían con vida vieron lo que ocurría en realidad. La elfa se levantó y se apartó del esqueleto, cuya aura negra lo envolvía por completo como si estuviese en el interior de una hoguera de danzantes llamas negras.

-Maldita sea... MALDITA SEA... ¿Por que nunca me dejáis acabar el trabajo? Me he cansado de juegos ¡Voy a acabar con vosotros!

Pero antes de que moviese un solo hueso, una luz blanquecina cubrió a Jack, que pareció quedar inmovilizado de inmediato. Una pared de la sala se derrumbó de pronto, y al otro lado de la misma pudieron contemplar la plaza del pueblo donde todo había empezado.
Una voz melodiosa resonó en la cabeza de todos, advirtiéndoles de que debían correr y escapar. Por alguna razón en aquella ocasión no se lo cuestionaron, parecía poder tratarse de una trampa del esqueleto pero ¿Para que? Si se quedaban sufrirían la ira de aquel poderoso ser de todas formas, era mejor que intentar plantarle cara...

Finalmente todos salieron por aquella brecha, que se cerró al momento de que saliese el último, el joven ladrón. Todo parecía tal cual había estado antes de que Jack apareciese. Las lunas seguían en el cielo, el lugar a oscuras, y todo en el más absoluto silencio. Ninguno parecía con ganas de relatar lo sucedido, ni siquiera estaban muy seguros de que había pasado, ni de como habían llegado a escapar, si es que acaso había ocurrido todo aquello realmente.
Pero mientras se alejaban, cada uno siguiendo su propio camino, una voz les resonó en la cabeza.

-Jejeje... No creáis que esto ha terminado... Habéis ganado una batalla. Pero volveréis a caer en mis garras... Ya lo veréis...

Continuará...





Scart

Firmas Antiguas:


avatar
Scart
Furia Lunar

Mensajes : 306
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El Horror de Halloween

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.