Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» A Hope's Tail
Hoy a las 8:32 pm por Gar'Shur

» El deber de un jefe
Hoy a las 3:44 pm por Varok

» Strindgaard
Hoy a las 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Hoy a las 1:19 pm por Bizcocho

» Pero sin presiones eeh!
Hoy a las 12:37 pm por Lujuria

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Entre árboles y ocaso.{Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre árboles y ocaso.{Libre}

Mensaje por Gia Númenessë el Dom Mayo 08, 2011 10:09 pm

Había logrado unas horas de tranquilidad escapándome de la casa donde mis padres recibían invitados excusándome con algo tan tonto como un dolor de cabeza. Necesitaba tomar el aire y deshacerme del ambiente pesado y falso que se respiraba en Erinimar, con todo eso de los modales, las formas y las apariencias; me resultaba frustrante saber que ya había un futuro “prometedor” reservado para mi, y que ni siquiera tuviera el derecho de elegirlo, o simplemente, de aceptarlo. Suspiré y continué andando por el camino de piedras que llevaba a sus viajeros entre un sendero de altos árboles. Allí la naturaleza era tan palpable… Siempre me había encantado ir al bosque y perderme en él durante horas, ajena a cualquier otro tipo de problema, pero los años habían pasado y las responsabilidades, aumentado. Ahora apenas me quedaba tiempo libre, y no podía malgastarlo en cosas tan poco provechosas como esa; palabras textuales de mi padre.

Mi paseo se prolongó entre la espesura verde que llegaba tan alto que prácticamente no dejaba pasar los rayos del sol, aunque la iluminación no era escasa en absoluto. Llevaba puesto un vestido blanco que mi madre me había comprado expresamente para la ocasión que se estaba viviendo en mi residencia, pero lo cierto es que me incomodaba bastante. Era demasiado… Formal. De todas formas, y aunque no pegara en absoluto, seguía llevando mi daga, de la que nunca me deshacía.

Continué andando hasta que llegué a las faldas de un árbol que parecía bastante cómodo –todo lo cómodo que un roble podría ser- y me senté apoyando la espalda en su tronco, a la par que cerraba los ojos y sentía la brisa suave mover mi pelo y acariciar mi rostro. Era una sensación apaciguadora, relajante, y poco a poco, me quedé dormida.

Cuando volví ha abrir los ojos prácticamente había anochecido, aunque aun quedaban los últimos rayos anaranjados propios del ocaso. Me levanté y bostecé, a la par que una sonrisa se dibujaba en los labios imaginando la preocupación de mis padres. A pesar de eso, no tenía prisa; mi único miedo era encontrarme con algún peligro una vez la oscuridad envolviera el bosque. Por lo menos no estaba en lo peor: Me había criado allí y conocía todos los caminos perfectamente, así que finalmente decidí quedarme, admirando la desaparición del sol en el horizonte.


~Gia Númenessë
{Piérdelo todo y lo real permanecerá}


...Es preferible que las pasiones se enciendan
a que triunfe la indiferencia
de este mundo mecánico e inanimado.

Shh… Sobrecarga de secretos.
avatar
Gia Númenessë

Mensajes : 11
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre árboles y ocaso.{Libre}

Mensaje por Necros el Miér Mayo 11, 2011 11:02 pm

Las montañas cercanas al reino de Eirinimar ya estaban cerca. Podía sentir su aroma a bosque puro, el olor de los pinos, de los robles y de las encinas, el viejo olor de Qualinost de nuevo en mi nariz. Trosdit caminaba a un paso lento mientras yo dormitaba sobre su cuello usando a Pyros de almohada, cosa que al pequeño Wyvern no parecía molestarle para dormir a pierna suelta en el lomo de mi negro amigo cuadrúpedo. Ya habíamos dejado atrás el frío clima de Dhistao hacía unas semanas, ahora Eirinimar, una tierra en la que viví un tiempo, me parecía incluso cálida.

La armadura sonaba a cada paso relajado del negro corcel, no la llevaba puesta, en su lugar iba con mi típica camisa blanca los mocasines negros para poder descansar un poco los pies de las prietas botas de metal y la chaqueta roja por encima de los hombros a modo de manta. El arco y las flechas pendían de la aljaba derecha, hacía ya unos días que no los usaba, la última vez que les había dado uso había sido en una zona desértica, contra aquel maldito troll en la aldea abandonada.

Ciertamente no tenía mucho que hacer, los dragones no era algo que abundara en el mundo conocido, los viajes a las islas desconocidas quedaban fuera de mi escaso poder monetario, por el momento, y la caza menor de cosas como troles, hipogrifos y otros bichos simples no me reportaba demasiado dinero. Necesitaba algo, la sangre me iba arder si no conseguí acción pronto. La muerte de Ariadna todavía estaba fresca en mi mente, apenas cien años habían pasado desde lo que ocurrió en mi hogar natal, desde que lo perdí todo.

La voz de ella, de Ariadna, todavía me llegaba a los oídos empujada por el viento, traído en dolorosos recuerdos desde el más allá, y con esa dulce y melodiosa voz también recordaba los rugidos del dragón, sus llamas de color azul claro mezclado con plata arrasándolo todo. Las casas… ¡Todo!

Sin querer di un pequeño bote al despertarme del todo encima del caballo. Pyros me acompañó, asustado al momento de mi repentina reacción. Con toda la tranquilidad del mundo se subió a mi brazo derecho, extendido mientras me estiraba, y me imitó, estirando él también sus extremidades coriáceas. Sus pequeños y serrados dientes se dejaron ver entre sus dos fauces. Era curioso como ese pequeño reptil se había acabado convirtiendo en mi mejor amigo y una de las pocas cosas que podía confiar a la hora de la caza.

Una vez despierto del todo cogí las riendas de Trosdit y lo hice apretar el paso para adentrarme a paso ligero entre las ramas de los árboles, sus troncos y sus verdes hojas. La noche comenzaba a caer en el bosque, era menester encontrar un lugar donde acampar, pues no podía arriesgarme a no poder descansar, me dirigía a una casa importante de Eirinimar para entablar allí relaciones de negocios y… quien sabe, a lo mejor alguna cacería sin mucha importancia.

----
Off: Bueno perdona que sea tan corto u.u normalmente el primer post me sale corto y luego ya voy mejorando xD. Bueno, todo está a tu elección como master que eres, no digo que me escuches con el caballo ni que te vea ni nada así ^^ si hay algo que editar estoy en el tag





avatar
Necros

Mensajes : 92
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre árboles y ocaso.{Libre}

Mensaje por Gia Númenessë el Jue Mayo 12, 2011 1:27 pm

Suspiré. La imagen que mis ojos dorados vislumbraban era tan hermosa que casi dolía. Me recordaba a las historias que mi madre me contaba de niña acerca de mundos fantásticos plagados de leyendas, tesoros y belleza. Merecía la pena haber venido, correr el riesgo de escaparme y recorrer los bosques de Erinimar ajena a las consecuencias que traería mi regreso a casa. La naturaleza se alzaba ante mi; nuestras raíces, nuestra naturaleza vegetal a la que tanto habíamos abandonado y que ahora intentábamos civilizar. A veces envidiaba a los elfos salvajes, que, a pesar de ser más primitivos, gozaban de una libertad indiscutible de la que tanto carecía yo. La brisa comenzó a remover mis cabellos castaños, y los últimos rayos de sol les dieron un color cobrizo llameante que competía con el astro mayor. Éste, poco a poco se apagaba dejando paso a un manto estrellado que no tenía nada que envidiar al luminoso anterior. Los invitados que habían llegado a mi casa hacía ya algunas horas estarían despidiéndose de mis padres, preparados para partir hacia sus casas. Aun así no tenía ninguna gana de volver.

Mi vestido blanco rozaba con el suelo de tierra y algunas motas de polvo se habían quedado en la seda de la que estaba hecho; no me importaba. Normalmente solía estar más cómoda con mi vestido verde corto, que me permitía explorar rutas nuevas y caminar por los bosques a mi antojo. El silencio era palpable; tan solo llegaban a mis oídos los ruidos de animalejos cuya residencia consistía en el lugar en el que me encontraba. La noche había llegado, tal vez ya era hora de marcharme. Recogí mis cosas y, justo cuando iba a emprender el camino, escuché el sonido de un caballo al andar. Iba lento, y, seguramente, acompañado. No me alarmé, pero me mantuve alerta. El sonido parecía provenir de detrás de unos arbustos poblados que había frente a mi y me impedían observar lo deseado. Caminé despacio, procurando no hacer ruido en cada paso y retiré con cuidado unas ramitas. En efecto; el caballo estaba acompañado. Una persona de raza élfica caminaba junto a él a paso lento, camino a Erinimar.

En un torpe descuido, mi pie derecho resbaló y moví todo el arbusto causando bastante ruido y dejándome completamente visible. Me preparé por si el elfo suponía algún peligro; llevaba tanto mi arco como mi daga, pero esperaba no tener que entrar en enfrentamientos. Llevaba ropa ligera y parecía atlético, por lo que sería bastante rápido y casi no me daría tiempo a usar mi arco; me quedaba la daga, pero no era muy buena luchadora cuerpo a cuerpo. Además, seguro que él también tenía armas. Me quedé parada, en silencio, esperando una reacción por parte del extraño. A pesar de la oscuridad la luna estaba prácticamente llena, por lo que se podía vislumbrar bastante bien todo lo que había a mi alrededor, incluido a él.




-----
Off: Tranquilo, está perfecto, disculpame a mi que los mios si que son bastante cortos, pero también intentaré ir alargándolos. Todo perfecto ^^


~Gia Númenessë
{Piérdelo todo y lo real permanecerá}


...Es preferible que las pasiones se enciendan
a que triunfe la indiferencia
de este mundo mecánico e inanimado.

Shh… Sobrecarga de secretos.
avatar
Gia Númenessë

Mensajes : 11
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre árboles y ocaso.{Libre}

Mensaje por Necros el Vie Mayo 13, 2011 6:31 pm

De nuevo resoplé sin saber que me esperaría en la ciudad. Los elfos del bosque no éramos muy bienvenidos en las ciudades como Eirinimar, nos consideraban salvajes por civilizar. Eso era una idea que no me agradaba mucho y que aseguraba que me iba a dar algunos problemas a la hora de encontrar trabajo fuera de la reunión a la que había sido citado allí. El paso del caballo seguía siendo lento, y yo requería de estirar pronto las piernas para no correr el riesgo de que se me durmieran luego.

Con un simple salto me bajé de la espalda de Trosdit para dirigirme a su lado derecho y comprobar que allí seguía todo: La armadura despiezada, el arco, las flechas y el cinto con el veneno. Era peligroso cargar con todo eso por una tierra como los bosques de Eirinimar, pues si bien era cierto que en sus ciudades vivían grandes mercaderes e importantes nobles élficos en sus bosques habitaban rateros, como en casi todos, y eso no era factible, dado que si me hubieran robado el arco… eso sería como robarme la vida.

Con un paso lento pero constante atravesé un pequeño arroyo del bosque. No era muy ancho ni muy profundo, pero sobró para mojarme los mocasines. Entrecerré los ojos para calmarme, no había tenido un muy buen día, más bien una muy buena semana. Y que el agua transparente de ese pequeño río de montaña me helase los pies no ayudaba a calmarme. Me acerqué a un árbol para allí sacar de las alforjas de cuero azabache las dos botas de mi armadura, no me apetecía tener que ponerme la armadura entera, así que solo usaría las botas de color marrón tierra, acabadas en una peligrosa punta.

La noche iba cayendo a la par que los rayos del astro rey se perdían entre las montañas del horizonte, dando paso a la inmensa luna de color blanco que hacía enloquecer a los licántropos. El manto de estrellas salía poco a poco, tímidamente, de su recóndito hogar en la otra punta del mundo para no dejarme a oscuras en la noche. El viento amainó, y con él algo de frío. Me faltaban todavía unas horas para llegar a Eirinimar si seguía a ese paso. Lo mejor sería buscar un claro y descansar, llegar por la mañana.


Me fui internando entre los árboles mientras que la noche seguía avanzando. El espesor de los árboles fue bajando hasta que estuve enfrente de unos arbustos rodeados de robles, ese sería un buen lugar para dormir. O lo habría sido de no haber escuchado aquel sonido.


Cuando el ruido de las hojas al moverse cortó el aire hasta mis picudas orejas eché mano al arco sin pensarlo dos veces. El carcaj de flechas de punta lisa que me había puesto a la espalda no era solo un adorno. La primera saeta cayó a los pies de una mujer vestida con un vestido de color blanco, manchado ligeramente por debajo.

-Lo siento – dije mientras dejaba la segunda flecha que ya había puesto en la cuerda de Sindarin – No era mi intención asustarte – añadí luego mientras levantaba las manos, haciendo ver que no iba a hacer nada.

- Mi nombre es Necros – añadí – me dirijo a Eirinimar, pero se me ha hecho tarde y como no conozco el camino pensaba acampar aquí – concluí finalmente, con el único fin de que no me disparase con su arco.





avatar
Necros

Mensajes : 92
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre árboles y ocaso.{Libre}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.