Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Hoy a las 8:00 pm por Eudes

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Hoy a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Prólogo. "Physis."

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Prólogo. "Physis."

Mensaje por Khiryn el Jue Mayo 30, 2013 6:33 am

No oyeron realmente nada; la gruesa capa de plumas y piel del guardián les cubría demasiado bien. El tiempo se hizo muy lento, y pudieron pasar dos o diez o tal vez 20 minutos antes de que los críos pudieran ver el bosque de nuevo. Las alas se del guardián se abrieron lentamente. Tenían los ojos cerrados; cuando sintieron la luz, los abrieron con cautela, Ferna, su padre, estaba erguido frente a ellos, alto, fuerte y amenazante. Una película de sudor cubría su cuerpo torneado haciéndolo brillar en la tenue luz que se colaba entre las copas de los árboles. Su cuerpo mostraba unos rasguños, u y un pequeño hilo de sangre resbalaba desde su hombro hasta la cintura. Su mirada severa y preocupada los inundó, los críos sólo pudieron agachar las orejas y bajar la cara y mirar al piso. La voz de Ferna sonó entonces amenazante y poderosa como un trueno; aunque un sesgo de nervios se le escapó en la última palabra.

-Ustedes; ¿Están “bien”?

Los críos no respondieron, sólo asintieron con la cabeza apenados. Trataron de disculparse, pero antes poder soltar palabra, Ferna les volteó la cara con una bofetada de ira. Rápido les sujetó de los brazos, los levanto como si fueran ligeros como una pluma y los cargó bajo sus brazos, empezó a caminar con decisión hacía el campamento.

Aikon abría el paso de la comitiva, caminando con velocidad mientras rastreaba el camino de vuelta; los alados, volaban en circulo avanzando con el grupo; Ferna con los críos bajos los brazos cerraba el grupo, no se dijo una sola palabra en todo el camino.

Los alados llegaron al campamento anunciando la llegada del grupo; Aikon rápidamente le regresó a dar el reporte a Sabia para luego regresar a sus faenas personales. Los alados se fueron a descansar antes de empezar su turno.
Ferna se acercó a la madriguera, su madre Neka los esperaba fuera de ella junto con los demás hermanos, Ferna dejó a los críos frente a su madre y desapareció. Neka los miró de arriba abajo, comprobando que n tuvieran nada, sin acercarse realmente a ellos.

-Qué bueno que ya llegaron.-

Fue lo último que oyeron de ella ese día y el siguiente.
Para Khiryn y Reid, esa actitud fue miles de veces mayor castigo y más dolorosa que el golpe que su padre les había dado.

Khiryn y Reid no hablaron entre ellos durante unos días, y sólo después de unas semanas se atrevieron a mencionar lo que vieron. Por algún tiempo, sus padres se negaron a prestar atención, pero luego llevaron el asunto a Sabia, que de inmediato organizó muchas excursiones a la zona, guiadas casi siempre por Ferna y Aikon.

Nunca encontraron el lugar de cristal que los niños se aferraban a decir que era real.

La única prueba a favor que tenían los críos es que desde ese día, Sabia nunca dejo de decir que los chicos habían sido besados por el poder de la magia, que ahora fluia con fuerza en ellos. Como una profecía, dijo que la magia seguiría a sus vidas, que la entenderían y que incluso la usarían, no con facilidad, si no con peligro…La magia tiene la cualidad de hacer su voluntad, si el canal es débil.

39 Líneas.
544 palabras
avatar
Khiryn

Mensajes : 544
Edad : 29
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Memoria del Carbunclo


Nivel : 4
Experiencia : 1650 / 2500

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo. "Physis."

Mensaje por Khiryn el Sáb Jun 01, 2013 6:57 am

Poco se puede decir de los años próximos de Khiryn; su vida continuó sin muchas aventuras por mucho tiempo. En parte por el miedo de volver a decepcionar a sus padre como lo había hecho antes; por otro lado la relación con Reid, aunque seguía siendo de lo mejor también menguó; ella sabía que por culpa suya; Reid había llevado la peor parte del castigo, así que por esa razón trataba de evitar arrastrarlo consigo cuando la curiosidad le llamaba desde dentro. Por otra parte, sus padres y centinelas la tuvieran muy bien vigilada por mucho tiempo; atajándola en cuanto intentaba poner un pie fuera del perímetro.

Para estas fechas la mayor diversión de Khiryn y sus hermanos eran los juegos de caza. Entre los cinco, se turnaban para ser presa o cazador, haciendo equipos para atraparse o escapar. Eran juego, puesto que eran aun niños, pero en verdad eran fuertes y rigurosos entrenamientos asistidos y supervisado por Ferna, su padre. De vez en vez, algún otro crio del clan se unía, pero sólo otros felinos o caninos tenían verdadera oportunidad de jugar al nivel por tierra. Es juego nos enseñeba a cazar y huir. Además de emboscar y someter. A veces era muy rudo, pero otras tantas no tanto. De entre todos mis hermanos debo decir, que eran bien diferentes nuestras capacidades.

Kana, la mayor de los cinco, era siempre justa. Era fuerte y ágil. Aunque un poco tosca. Era casi tan alta y fuerte como Svein. Svein, el mayor de los hermanos machos era el más fuerte. Se especializaba en someter al enemigo; aunque no era particularmente rápido, su fuerza y facilidad para trepar lo ayudaban. Seres; sin duda el más intrépido de todos; no era muy listo en cuanto a hacer planes se refiere, era confiado y alegre; a la hora de cazar, era muy difícil de evadir; y casi imposible de atrapar si le tocaba ser presa. Era ágil. Demasiado, era el único que trepaba hasta las copas de los árboles, era el único que nadaba con gracia y era el único que se metía donde nadie más.
Reid era más tranquilo; no era particularmente fuerte; aunque era rápido y ágil era difícil de alcanzar pero no difícil de someter; su mayor valía era su cabeza; sus emboscadas y trampas rara vez dejaban de funcionar; y aunque no podía someter a ninguno de nosotros con su fuerza; siempre se las ingeniaba para acorralarnos y dejar el golpe de gracia para otro. Yo, siempre fui la más rápida de todos, también la más ágil y tenía cierta facilidad para acomodar mi cuerpo en muchas posiciones y escabullirme de los más fuertes agarres. No era fuerte; así que tampoco era buena sometiendo; a menos que lograra sujetar alguna parte sensible del enemigo.

Y así los juegos se volvieron entrenamientos para la vida.

Cerca de 7 años después, lo inevitable pasó; Khiryn salió por segunda vez del perímetro.

35 Lineas.
489 palabras.
avatar
Khiryn

Mensajes : 544
Edad : 29
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Memoria del Carbunclo


Nivel : 4
Experiencia : 1650 / 2500

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo. "Physis."

Mensaje por Khiryn el Dom Jun 02, 2013 7:20 pm

Durante un largo tiempo, antes de escapar, Khiryn planeó bien esta huida. Se habia uencontrado hace un tiempo, un árbol hueco y grande; tan grande que cabrían tres adultos en su interior. Este árbol estaba muy bien disimulado, y no tan cerca del perímetro, pero si lo bastante cerca. Muchos días ahí Khiryn gastó sus energías cavando un túnel. Ella sabía que eso estaba mal, pero la vida en el clan, siempre en el perímetro la aburría, la limitaba, le sabía mal.

Por eso planeó esto, estaba decidida a salir; ahora tenía mucha más confianza en su fuerza y velocidad que antes. También estaba decidida a encontrar aquel lugar de cristal y regresar al campamento con pruebas. El olor de aquel camino y los colores de las flores nunca se fueron de su mente, decidia, estaba segura que encontraría sin problemas el camino.

Ese día salió temprano. Sólo se arropo con una piel de conejo que vistió sobre sus hombros y su ropa de caza normal. A este momento, sus garras velocidad y colmillos eran su única arma. Caminó con tranquilidad hasta el árbol y se metió en el bajo la mirada atenta de los centinelas que lejos estaban de imaginar lo que ella había hecho en ese árbol durante tanto tiempo. El túnel que había cavado , se extendía bajo tierra hasta unos veinte metros fuera del perímetro del campamento, y la entrada (o salida.) estaba disimulada perfectamente con un piso falso hecho de ramas gruesas y follaje; una persona podía pararse encima sin notar que se encontraba de pie en una puerta. Y así, con prisa pero calmadamente, Khiryn salió del perímetro del clan, sola. Sin avisar a nadie.

Caminó por el bosque mucho tiempo, tratando de encontrar el sendero en el rio que llevaba hasta el circulo de cristal, pero las cosas habían cambiado mucho. Las flores de colores parecían haber desaparecido, en su lugar solo el olor del recuerdo perduraba, de lo que había sido un claro bien iluminado lleno de color, ahora solo quedaba unos cuantos rasgos de colores y mucha tonalidad de verde maleza; sin embargo, lo que parecía haber proliferando en demasía, eran las plantas carnívoras. Ahora un gran terreno en la vereda del rio se había convertido en una tierra fangosa y pantanosa; las plantas carnívoras extendía sus raíces lejos, y muy largas, depredando todo animal pequeño que se atreviera a cercarse demasiado.

El sol, comenzaba a levantarse detrás del follaje y sus primeros rayos se hacían levemente visibles entre la espesura del bosque. Khiryn sabía que no podía demorarse demasiado, ya que los centinelas estarían sospechosos y entonces descubrirían su trampa y todo habría acabado.

Tratando de acordarse, llegó a un lugar que según sus cálculos debería ser el lugar de cristal; sin embargo, donde debía estar el gran pilar de diamante, solo se encontraba una roca oscura. En derredor de esta, otras cientos de rocas pequeñas trazaban un círculo. En ese momento Khiryn se dio cuenta. La formación estaba ahí, pero las luces y cristales se habían convertido en solida y muerta piedra girs.

Olisqueó el aire entonces, un suave rumor del olor del pasado vino a su mente, pero no sabía si imaginaba este olor o algo ahí había permanecido. Volvió a olor el viento y miró con cautela en todas direcciones, quería asegurarse de que estaba sola en ese momento y que no había nadie en los alrededores que pudiera sorprenderla. Con las afiladas uñas empezó entonces a rascar las piedra más grande, esperaba encontrar, detrás de la gruesa y fuerte capa de piedra gris, un indició, aunque fuera un leve brillo del cristal que ella estaba segura que había descubierto con su hermano.

Después de un rato, la piedra estaba cubierta de arañazos, y solo una leve sanja se había hecho, pero del rastro de los cristales no había nada. Ni unas sola luz intermitente brotaba de aquel cuerpo gris y sin vida. Luego, una pista. Sonido como el del trueno apagado se escucho a mucha distancia de allí; sin saber si el sonido le recordaba al mismo sonido de trueno sordo que le había impactado años atrás en ese mismo lugar, o si sólo era su deseo de encontra una pista, fue hacia el sonido.

Corrió en esa dirección sin percatarse que la mañana había avanzado y que el buen astro solar se posaba ya muy alto sobre el bosque. En el campamento, su familia ya empezaba las pesquisas.


743 palabras.
+50 lineas.
avatar
Khiryn

Mensajes : 544
Edad : 29
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Memoria del Carbunclo


Nivel : 4
Experiencia : 1650 / 2500

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo. "Physis."

Mensaje por Khiryn el Dom Jun 02, 2013 8:44 pm

En otra parte alejada del bosque, khiryn se acercó al lugar de donde había venido el sonido del trueno. En su apuración se acercó demasiado sin ponerse a pensar en nada más que encontrar aquellos cristales. Apareció en un pequeño claro descubierto y se topó de frente a pocos metros con la altura de un hermoso caballo negro. Una figura extraña estaba sentada sobre él, con una rama extraña, que parecía del metal con el que hacían las herramientas en el clan.

Otro caballo con un jinete se acercó por la izquieda, gritándole al que Khiryn tenía en frente.

-Un mutante.-

Khiryn nunca los había; eran humanos. Había odio a sabia hablar de ellos en el pasado; les temia, decían que mataban y cazaban sin razón. La felina no pudo entender lo que el otr humano decía, pero de algo estaba segura; eran problemas.

Rotó las puntas en seco y salió disparada en dirección contraria. Un trueno sordo sonó esta vez muy cerca de ella; el olor a humo extraño alcanzó su nariz, volvió un momento el rostro para saber qué es lo que había sido. El tubo de metal que sostenía el humano en el caballo apuntaba hacia ella, y de su boca manaba una densa capa de humo.

El segundo humano se acercaba, montando su caballo. A lo lejos khiryn pudo oir los gritos desesperados de su padre, o por lo menos eso le pareció.

Los jinetes acortaban la distancia; uno de ellos blandía una red y la agitaba en el aire.

Uno de los jinetes gritó:

-¡Allí, hay otro!

Un trueno sordo, seguido de un aullido de terror. La silueta del Reid apareció de tras de unos árboles, escapando bosque dentro.

La fuerte textura de las reatas entrelazadas cayó sobre Khiryn, haciéndola tropezar, luego, la red se cerró sobre ella, encogiendo su todavía pequeño cuerpo, para luego ser arrastrada hacia atrás, lejos de donde venía el olor de su manada. Lejos del campamento del clan sin nombre.

Uno de los hombres gritó de nuevo: -¡Son muchos; vámonos de aquí!

El sonido de los truenos que prevenían de los extraños tubos de metal se levantó nuevamente; una silueta alada cayó al suelo detrás de ellos y unos gruñidos apagados; más parecidos a lamentos se hicieron escuchar, sofocados por el dolor. Khiryn fue arrastrada por el lecho del bosque, muchos metros; el cuerpo le dolía, pero le dolía más su estupidez, por su culpa, no sabía si su padre y su hermano favorito estaban vivos o no; incluso el centinela que había sido herido en el aire. Lloraba, como nunca, confundida y desconsolada.

Salieron del perímetro de Physis. En las afueras, una carreta aguardaba; además de los dos humanos jinetes que la habían capturado; había una mujer y otros varones. Todos llevaban tubos de acero colgados en la espalda. Vestían ropas que parecían haber sido hechas con plantas; lo que dificultaba verlos entre la espesura. Uno de los otros varones sujetaba los cadáveres de cinco conejos y la humana hembra estaba des escamando un pescado. El otro fumaba.

-¿Qué es eso que traes ahí?
- No lo sé. Creo que es un mutante; un Hörige.
-Vaya, creo que ha sido productivo el día.

Todos los humanos entonces se acercaron a ver a través de la red. Se encontraron cara a cara con la suplicante y felina mirada de Khiryn; llena de raspones y moretones, con las orejas agachadas y los mechones de cabello rojizo sucios y erizados; la cola enrollada.

-¡Pero creo que tienes aquí un lindo gatito! –

Un gruñido se escapo de la inocente boca de la felina.

-¡Quieres pelear eh! ¡Gato!-

El hombre que fumaba levantó la mano en contra de ella, pero fue detenida por el cazador que sujetaba la red.

-Déjala, si es como dicen y estas bestias son buenas mascotas; entonces será decisión de mi padre que pase con ella.-

El hombre que fumaba se retiró y balbuceando maldiciones se fue a la carreta. Sacaron a Khiryn de la red con cuidado; pero ni todas las precauciones evitaron que rasguñara la cara de uno de ellos, haciéndole un profundo corte que empezó a sangrar. La mejer abofeteó a la felina, esta dio un paso atrás y cayó. Aprovecharon para meterla en una jaula apenas grande para contenerla.

-Nos vamos de aquí. Comeremos en el camino, justo ahora el bosque es peligroso. Esta cría tenía una manada que no creo que tarde en llegar a este lugar. Nos vamos.

Metieron la jaula en la carreta, y la mujer tomó las riendas de esta. Mientras todos los demás montaron nuevamente sus caballos y sin perder tiempo, emprendieron la partida.

….

Desde la orilla del bosque, Sabia, Ferna y Reid miraban como se alejaban y se perdían en el camino.
Reid había sido herido en un hombro y este aun sangraba. Uno de los centinelas voladores había sido golpeado de lleno por la bala del arcabuz y murió al impacto contra una roca en el piso del bosque. El bosque de Physus estaba de luto ahora. Triste por la pérdida de dos de sus hijos.


OFF:
(Aquí termina la introducción de la vida de Khiryn en la parte correspondiente al bosque de Physis. Alguna la historia que aquí se cuenta no es toda, contiene las partes más relevantes hasta el momento de su captura por los humanos.Espero que al lector le haya gustado.)

Saludos!
76 líneas.
946 palabras.

Total del tema: 8,468 palabras.
21 páginas de Word en "Times new Roman" Tamaño 12.
avatar
Khiryn

Mensajes : 544
Edad : 29
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Memoria del Carbunclo


Nivel : 4
Experiencia : 1650 / 2500

Volver arriba Ir abajo

Re: Prólogo. "Physis."

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.