Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ingeniería Rúnica
Ayer a las 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Ayer a las 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría

» ¿Quién rolea?
Dom Oct 08, 2017 2:51 am por Runesha

» Un Zarpazo en la Tormenta.
Lun Oct 02, 2017 1:19 am por Ayanne

» Índice de ciudades
Lun Oct 02, 2017 12:41 am por Minos




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Veluzi Gedber el Sáb Mayo 14, 2011 10:59 pm

Lentamente de la cama recuperando los sentidos lentamente, su visión borrosa fue mejorando hasta estar casi a la par con la normal pero algo más distorsionada eso si.

Al final ya se sentó al bordillo de la cama mirando a su alrededor, todo desarmado, sus pertenencias pobremente tiradas en un rincón, lo único que estaba en su sitio era su colgante presente como todos los días desde hace cerca de veinte años en su cuello.

Dolorido se masajeo las sienes lentamente con las garras tratando de rememorar lo ocurrido y saber como había llegado a esa situación, lo ultimo que recordaba era que había entrado en esa misma posada la noche anterior y pidió la cena por que no había tenido la suerte de encontrar presas decentes cerca de allí, carne, mucha carne roja y un gran vaso de agua fresca para rellenar su hidrocañon después de la jornada, desde ese momento los difusos recuerdos se fueron haciendo más claros conforme se contaba a si mismo su propia historia.

Aquella noche pasada después de mordisquear la carne las puertas a las que daba la espalda se abrieron y entro pequeño y semi cubierto de carbón un enano que avanzó hasta la barra seguido por risitas de los demás presentes.
El individuo avanzo hasta Vel y se sentó a su lado, sin cortarse un pelo cogió la copa de Vel y olisqueo el interior, agua…
-¿Bebes agua? que tienes en contra de la cerveza grandullón?-
-Si, que cuando bebo cerveza me descontrolo y pueden pasar cosas malas-
-Cosas malas, eso no se me dice a mi en la cara, camarero, tráenos dos verdaderas bebidas- el camarero en seguida sirvió un par de jarras de cerveza repletas y a pesar de la negación de Vel el enano con muy mala leche y una exhibición de su enorme pico de minería sobre la mesa consiguió que hiciese de tripas corazón y la bebiese de un trago.

-Yo…..hip llevo mu….hip…muy mal el alcohol por ejemplo normalmente no haria est….hip…esto-
Se retiro la capucha y dejo ver su cabeza y cresta para asombro de los demás salvo el enano que se quedo callado -omh, no eres humano, dime ¿por que no lo arias normalmente? me gusta ese colorcillo de plata-
-Si, a muchos le gusta y por eso me persiguen y me tratan de matar, por eso me oculto- se mareaba y hablaba rarito por causa del alcohol, al final el enano asintió y feliz el felices todos no recuerda mucho el resto de la noche, solo borrosos recuerdos llenos de cerveza, parecía que se habían montado una fiestecilla muy maña que le dejo dolorido.

Se levanto y lentamente y doloroso recogió sus cosas y bajo abajo donde desayunaba el enano.
-Anda parece que ya estas despierto, no tenias mucha pinta de ser el alma de la fiesta pero joder, hay que ver como fuiste-
-Si, si, mucha alma de la fiesta pero tengo una resaca que me parece que me va a reventar la cabeza como se me pose una mosca-
-Ya me parece a mi, mucha alma de fiesta pero aun no sabes aguantar la bebida nada, bueno, te ayudare, arriba en las montañas al norte hay un magnifico manantial donde seguro que cuando llegues y te bañes te sentirás mucho mejor pero luego vuelve ¿eh? seguro que no recuerdas nada y hay que ver lo que hiciste-

Tras la risa del enano y las gracias Veluzi salio de la zona y se fue dolorido hacia donde le iba indicado el enano, esta vez por poco que sabia seria un enano el que provocaría los sucesos que se desencadenaran.


Última edición por Veluzi Gedber el Vie Dic 02, 2011 5:41 pm, editado 2 veces


Veluzi, plateado paladin de hielo.


Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Zatki el Dom Mayo 22, 2011 1:09 am

Roca, roca, roca mía… mía agua, mi lago. He llegado hasta aquí y merezco que sea mío. ¡Si señor!.–

Zatki reposaba en una roca, acostada boca abajo. Sus garras jugueteaban con el agua, mientras su cola se movía de un lado a otro, similar a un felino, sus cabellos, que tocaban la superficie del agua, aun húmedos por la lluvia de la noche anterior. ¿Quién pensaría que, mientras que un raptor bebía y se emborrachaba, una chiquilla un poco más joven que el corría huyendo de chiquillos crueles? Nadie realmente. Zatki aun tenía un par de escamas perdidas de su hombro derecho, donde una roca había dado perfectamente. Se miro unos momentos, frunciendo el seño. Le dolía esa zona, pero… no podía culpar a los niños. Ella era fea y poco agradable… así que los demás le tendrían miedo y querrían pegarle.

La bola de luz en el cielo iluminaba el día azul, haciéndole sentir más contenta y feliz que la noche anterior. Le dio algo de hambre, por lo que, juguetonamente, se hecho a nadar al lago. Buscando entre los peces, logro atrapar un par, saliendo a comer animadamente.

-¡la próxima vez… serán tres peces! ¡Si señora!-

Pasado un rato, a su alrededor, el agua se encontraba tranquila y silenciosa. Uno que otro grillo por ahí se escuchaba, alguna rana perdida y el sol matutino. Le gustaba tumbarse sobre las rocas, de forma que su cabeza y cola quedaban colgando hacia abajo, cada una al extremo. Sus ojos rojos miraron una nube despistada que cruzaba el cielo, sonrió. El día estaba bastante calmado.

-Si subes y miras en la colina,
Te encontraras con aquella que te mira…
Termina la prueba
Sálvalo a él… y se mi amiga…-


Tarareaba una cancioncilla, observando de reojo la vegetación. Juncos altos y verdes, yerbas crecidas descuidadamente, arboles y bastantes mosquitos que flotaban en el aire.

Zatki se estiro, bostezando. Disfrutaba de la calma, pero su piel comenzaba a calentarse de más. Dando un salto en el agua, se hundió hasta el fondo, saliendo de nuevo a la superficie, nadando al igual que lo haría cualquier caimán. La raptor se proclamaba a sí misma como dueña de aquella zona, pues se aseguraba a si misma que ella había encontrado ese sitio. Dio un par de giros por la orilla, para saltar y sentarse sobre la hierba fresca. Tomo su afilador de garras de su morral (que no era más que una tela atada a la cintura con un nudo que le hacía ver como bolso) y comenzó a pasarlo por sobre sus garras, sacando de vez en cuando la lengua, igual que lo hacen las iguanas.

Se miro el fruto de su cuidado sobre las garras, tomando una rama de árbol cercana, dibujando varios círculos sobre esta. Bien, eran una buena defensa… Ocultó sus cosas bajo un arbusto, volviendo a zambullirse. La frescura del agua era bastante grata, nado con calma hasta su roca nuevamente, subiendo sobre ella, esta vez de espalda, mientras su cola hacia un movimiento de lado a lado, casi imitando a un felino… aunque de acciones más toscas y menos gráciles.

-Zatki se aburreee… Zatki quiere platicar… Zatki platicara consigo misma…-

Pronto, la raptor inicio un especie de monologo sobre el clima. A veces, para no aburrirse, simplemente conversaba consigo misma, con aquella siseante y gruesa voz, en un tono un tanto animoso.

-entonces… la bola luminosa en el aire, quema a Zatki si no es por el agua… ¡gracias agua!-


Adquiere la fuerza de tu pasado....

Entre el fuego y la plata, la oscuridad y la luz. ¿Podre sanar al herido y acompañar al solitario?- Zatki... -la fuerza del corazón.


tenia que ponerlo :ebe :
Spoiler:
avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Kurato el Dom Mayo 22, 2011 10:20 pm

Unos reptiles gigantes recibían piedras y sufrían huyendo incapaces de hacer frente a sus agresores, otro estaba victima de la fiesta y la diversión en la taberna no a mucha distancia y posteriormente al despertar sufriría un dolor inmenso que lo llevaría a un lugar fijado por el destino, muchos sufrían aquella noche incluido un humano en una posada del camino hacia la ciudad.

Estaba encerrado en su habitación fuertemente atado a la cama mientras una amenazante figura roja que se acercaba a el visiblemente cabreado con ojos inyectados en sangre y a su lado dos espadas ensangrentadas clavadas en el suelo de madera por el que se deslizaba lentamente una serpiente.

El ser se volvió ha acercar al humano, sus manos lentamente se acercaban más a su cara mientras este buscaba inútilmente de zafarse de ello finalmente le agarraron firmemente la cara y, al minuto, un ligero humo comenzó a salir de el mientras gritaba como si le estuviesen quemando vivo.

Después despegó las manos dejando ver rojas las marcas en la piel y quizás en algunos puntos la piel dejo paso a la carne, los músculos que salían al fresco por la excesiva exposición a su acido durante las horas que allí llevaba atado.

Después de ese ultimo sufrimiento le grito a la cara dejando ver sus ponzoñosos colmillos y morado y negro interior de la boca, -¡Ultima oportunidad!, ¿me vas ha decir después de tantas horas de perder mi tiempo con tigo hacia donde fue?- por supuesto aquel hombre no tenia ni idea de adonde fue a quien buscaba, solo tubo la mala suerte de que el le oyese nombrarlo en el piso de abajo, todo lo que lo vio fue cazar como una mala bestia una pieza de venado en el bosque, no sabia ni su nombre.

-¡Le he dicho ya mil veces que no lo se!- grito desesperado el hombre, ante eso, el reptil suspiro, cogió una de las espadas del suelo y a pesar de los gritos de ¡no! y ¡espera! del hombre la espada corto el aire hasta llegar a cortar su cabeza que callo a la cama, tras eso el reptil durmió considerando que mañana le tocaba un largo y duro día de persecución como todos los demás.

A la mañana siguiente tan pronto despunto el sol salio a paso ligero del lugar recorriendo el camino que creía el más fácilmente le llevaría hasta su presa y llego a una ciudad minera, fortificada y grande donde mientras el asesinaba y torturaba una señorita recibía pedradas y un engendro cedió al alcohol aunque dicho ser justo acababa de salir de la ciudad camino a las montañas.


Kurato, oscuro caballero carmesí



Entrometete en mis asuntos y moriras, preguntame y mueres, no me respondas y dejaras de respirar, atacame y te desangraras, ni me retrases ni me des falsas pistas ni me traiciones porque entonces te reducire a una amorfa y sanguinolienta masa de carne y huesos pero sobretodo, ni se te ocurra mirar a Sofia por que entonces saborearas los nueve círculos del infierno en cada cacho de tu piel.

Sentimientos, palabras y personas que te hacen cambiar una vida entera y que tus viejas metas se combiertan en polvo bajo el deseo de estar con ellos.

http://www.cuentosdenoreth.com/t251-veneno-perpetuo#1760
avatar
Kurato

Mensajes : 86
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Veluzi Gedber el Dom Mayo 22, 2011 11:17 pm

Mucha, mucha suerte, eso es lo que tubo para no cruzarse con semejante enemigo rojo por las calles, de alguna forma u otra logro pasearse por el lugar evadiéndole sin encontrar al único de la ciudad que podía reconocerlo oculto como estaba por la capa, en su camino por las calles hacia la puerta desde la que se dejaba ver la azul montaña donde se situaba aquel puro lago al que tenia que ir, aun con los efectos del alcohol en su cuerpo cada ruido fuerte le dolía, la boca aun le sabia a aquella bebida pero aun así tenia que subir a ella y darse un baño en sus frías aguas.

Por el camino a la puerta se encontró hablando sentados en un portal a una pequeña pandilla de crios que sin que Veluzi lo supiese hace solo unas horas habían apedreado a alguien que seria muy importante en su vida y que de no ser niños y niñas el mismo bajaría poco tiempo después a destriparlos, por suerte para ellos ese reptil podía parecer amenazante pero era en verdad un cacho de pan que no les haría nada.

Después de un rato de caminar por dentro y fuera de la ciudad contemplando el cambio de suelo de piedra y lodo a de hierba verde, fresca y tierra llego a la base de la montaña que le mandaban, estuvo aproximadamente media hora rebuscando por su base intentando hallar alguna clase de camino que le hiciese desbancar la idea de escalada casi vertical por la pared, camino que al final encontró.

El camino bastante estrecho por el que subió vio agradable reportarle más de un susto cayéndose parcialmente a sus pies en contadas ocasiones, pese a lo cual aun persistió en subir al lago y esos sustos lentamente se vieron sustituidos por la admiración de las vistas, más lejos de la ciudad y las montañas se veían perderás onduladas y verdes como un mar coloreado salpicado por escasos árboles lagunas lleno de diminutas motas que eran en realidad criaturas de la más variada índole, desde venados como los de nuestro mundo a depredadores estrafalarios muy difíciles de imaginar, con todo al final llegó hasta el final de aquel camino.

Allí estaba el lago de montaña cristalino y puro rodeado de hierbas y árboles que crecían allí arriba, también algunos juntos a sus enlodadas orillas, si Veluzi no hubiese estado tan dolorido y cansado seguramente se habría acercado a la criatura rubia que descansaba en una roca cercana preguntándose que hacia allí pero ni siquiera se fijo en ella, además puede que la chica se considerase torpe y débil pero Veluzi bien sabia que tampoco era el precisamente del agrado de muchos, era muy grande, tenia un aspecto fuerte que a muchos daba miedo aunque se hubiese fijado quizás también hubiese optado por dejarla tranquila sin arriesgarse a que una nueva persona en el mundo le considerase un monstruo.

Al final se quitó rápidamente todas sus pertenencias mientras corría al agua y las tiraba con un sonido metálico a un grupito de pierdas cercanas y se zambullo al agua llevando solo su colgante zafiro al cuello y zambulléndose en el agua de cabeza y con un sonoro plaf, una vez abajo nado aprovechándose de su forma física explorando aquel nuevo lugar.



Veluzi, plateado paladin de hielo.


Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Zatki el Lun Mayo 30, 2011 2:29 am


Gracias tierra! Gracias sol! Gracias agua! Gracias pez… neee Zatki se aburre cada vez más… pero ¡es mi lago! No lo voy a dejar… ¡mío! ¡Mío! Y ¡mío!-

Inocentemente, la raptora miraba aquel sitio como suyo. Zatki lograba apreciar una simple roca en medio de un lago olvidado, y es que, después de ser perseguida por tener escamas y cola, dormir un poco, estar en contacto con la naturaleza y disfrutar de las cosas lindas de la vida era lo que le daba un poco de calma.

Aun la raptor se encontraba tarareando, hablando a si misma sobre el clima, el sol, las nubes y día… mirándose las garras afiladas, jugueteando con sus dedos membranosos sobre el agua, formando pequeñas ondas que reflejaban su rostro. Con cierto cuidado, paso una de las uñas por su mejilla, suspirando. De pronto, un recuerdo, tan tenue y vivo a la vez llego a su mente. Aquellos niños… las piedras, aun dolía la pequeña herida en hombro, producto de una piedra que atino bien. Sus ojos se llenaron de lágrimas, mientras recordaba los gritos, las burlas… Zatki dio un golpe sobre el reflejo, molesta… odiaba cuando su mente le traicionaba así, trayendo imágenes del pasado. ¡Eran pasados! ¿Por qué querían volver y hacerla llorar? De pronto un sonido le alerto. Como metal que golpea contra rocas, le provoco un sobresalto. Rápidamente se agazapo sobre la roca, incluso cubriéndose un poco con ella, entrando en el agua. Curiosa y temerosa, presto atención al extraño… un… ¡uno como ella!

Bueno, realmente no sabía si era como ella. El reptiliano solo se había zambullido al agua, nada aseguraba que fuera distinto a un caimán común. Por lo que Zatki sabia, de su raza no existían muchos y pocos eran los que viajaban mas allá de los pantanos. Dudo un segundo sobre si seguirle y hablar con él, o solamente irse de ahí. Había tres posibilidades, la primera, que él fuera un animal como todos y solo estuviera ahí por comida. La segunda, que él fuera algún reptiliano con características más de reptil que ella y fuera agresivo. La tercera, que por alguna razón linda del destino, el fuera como ella y no quisiera hacerle daño. De las tres opciones, la ultima era la menos probable para ella.

Lo vio correr hacia el agua y saltar, zambulléndose. Un objeto reluciente en su pecho se agito suavemente ante el movimiento. Zatki inmediatamente sonrió, mientras decía para sí misma:

-lindo… ¡MIO!-

Aunque, realmente no comprendía todo lo que pasaba. Ladeo la cabeza, frunciendo el seño unos momentos. Después de varios segundos de asimilación lo entendió. ¡Le invadían su sitio lindo! Y no solo eso, sino que, esa cosa que el reptil llevaba en el cuello, eran lindos y le pertenecía. Llevándose las manos a la cintura, enrosco la cola un tanto molesta, mirando como el desconocido volvía a salir a tomar aire y se zambullía. Se puso de pie sobre la roca, junto las palmas de sus manos y dio un salto, adentrándose en las aguas. ¡Ese lagarto! ¿Qué se creía? Era su lago y su clima y su… su sitio tranquilo. No había tenido un sitio tranquilo en mucho tiempo, y esa invasor-de-territorios venia a querer quitarle lo que le pertenecía. Zatki quería ser feliz! Zatki merecía… sonreír un poco.

Fue curioso pues… por una parte, ella sentía miedo del extraño. Por otro, tenía ganas de acercarse y conocer al desconoció. Después de dudarlo unos momentos, se decidió a acercarse a él. Quizá por ser de su misma raza (y es que, así lo intuyo pues... ¿Cuántas razas mas pueden tener escamas?) observo el fondo del lago que le parecía hermoso, pececillos nadadores de un lado a otro, alimentándose de algas y plantas acuáticas. Pero… más que nada, alcanzo a vislumbrar la cola de aquel gran reptiliano, que se movía por debajo del agua.

La curiosidad pudo más que la precaución. Zatki sabía que un ser de esa naturaleza podía ser peligroso, mas aun después de lo que había vivido. ¿Y si era otro humano disfrazado? ¿Qué tal si él quería hacerle daño? ¿Y si ella le era molestia? Tuvo una idea. Le observaría primero unos momentos, luego le seguiría, si, andaría tras él en silencio, mirándolo, y no le hablaría, así, el no tendría que hacerle daño… y ella no se sentiría mas sola.

Antes de acercarse a él, se escabullo entre varias algas, aprovechándolas para esconderse del, y poder mirarle mejor. Sus cabellos se bamboleaban por el movimiento de las aguas del mismo modo que las plantas, aunque, se distinguían en el dorado que reflejaba el sol. Sus ojos rojos, asomados entre aquel verdor, resaltaban ligeramente, pero su piel permitía que fuera mejor ocultarse ahí. Espero unos momentos, antes de realizar cualquier otro movimiento, permitiéndose, por un segundo observarle mejor.


Adquiere la fuerza de tu pasado....

Entre el fuego y la plata, la oscuridad y la luz. ¿Podre sanar al herido y acompañar al solitario?- Zatki... -la fuerza del corazón.


tenia que ponerlo :ebe :
Spoiler:
avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Kurato el Lun Mayo 30, 2011 3:45 am

Mientras el entraba en esa, otra ciudad de muchas otras aparentemente su presa se escabullía por la otra puerta, si lo hubiese sabido habría corrido tras el intentando darle alcance pero para su desgracia e individuo en si se escabullía hacia las montañas, el mientras tanto tendría que recorrerse la ciudad buscando pistas sobre si había pasado por allí como hacia cada vez en cada pueblo, ciudad o asentamiento, se aburriría de hacerlo pero era lo único que se interponía en su vida, lo único que le faltaba para ser feliz, ¿era eso verdad? no, no lo era, pero así lo creía y así lo seguiría haciendo hasta conseguirlo o ver que más le faltaba.

Así pues se paso un buen rato vagando por el lugar, preguntando a todo aquel que se dignaba a escucharle y dándole sustos de muerte a los que no para que respondiesen, con esto, llego a sus oídos el rumor de la fiesta realizada anoche en la taberna y también rumores sobre un escamosos presente en ella, aquello le parecía prometedor…….

Tras una ligera andanza llego a la taberna donde sucedió todo y allí se encontró con el enano que conoció Veluzi charlando con un amigo también presente en lo de anoche y bastante tocado por el alcohol cosa más que evidente al verle u oír su conversación en la que su voz salía apagada, dolorida y si se olía terminaba de delatar su pasado reciente.

Kurato se sentó a su lado, intentando escuchar su conversación, curiosos, ansiosos por saber si había algo que necesitase saber que tuviesen en mente esos dos y en efecto hablaron un rato sobre varias cosas, trabajos, familias estos temas entremezclados de fondo con el tema de la fiesta le hicieron sonreír lentamente mientras cada vez más la conversación parecía empezar a desvelarle lo que necesitaba saber, ya estaban empezando ha hablar de su presa.

Sin embargo antes de mencionar el misero detalle de adonde se había ido ambos individuos se levantaron, despidieron y marcharon cada uno por su lado bajo la atenta mirada del reptil que les había estado escuchando, una vez en la calle decidió que el humano sin duda seria una presa mucho más fácil, apenas comprendía como había logrado semejante especie sobrevivir pero al menos le seria útil.

Le siguió lo más disimuladamente que pudo hasta que a una distancia de unos diez metros lo vio entrar a su casa, sonriente se dispuso a seguirlo y entrar con el a obtener información lejos de las calles y sus mil ojos curiosos pero unas palabras resonaron en el callejón cercano, -si, era un bicho escamosos, con cresta, que divertido fue encontrárnoslo-


Kurato, oscuro caballero carmesí



Entrometete en mis asuntos y moriras, preguntame y mueres, no me respondas y dejaras de respirar, atacame y te desangraras, ni me retrases ni me des falsas pistas ni me traiciones porque entonces te reducire a una amorfa y sanguinolienta masa de carne y huesos pero sobretodo, ni se te ocurra mirar a Sofia por que entonces saborearas los nueve círculos del infierno en cada cacho de tu piel.

Sentimientos, palabras y personas que te hacen cambiar una vida entera y que tus viejas metas se combiertan en polvo bajo el deseo de estar con ellos.

http://www.cuentosdenoreth.com/t251-veneno-perpetuo#1760
avatar
Kurato

Mensajes : 86
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Veluzi Gedber el Lun Mayo 30, 2011 8:34 pm

Una última bocanada en la superficie y ya estaba listo para mirar, curiosear y explorar mientras el dolor, el cansancio y el fuerte sabor de la cerveza en su lengua se desvanecían ante la presencia de tan fresca y pura agua que le hacia despertarse.

Bajo la superficie todo lucia hermoso, un color azul claro y relajante dominaba el paisaje mientras la vida de aquel lugar ajenas a las preocupaciones del mundo exterior seguía tan pacifica como siempre.
Veluzi nadaba arriba y abajo, de un lado a otro moviéndose de todas las formas que se le ocurrían despertando sus músculos dormidos por el alcohol.

Al poco, libre ya de todas las razones por las que había llegado allí pero aun con una sana curiosidad infantil por jugar y averiguarlo todo de aquel lugar mientras le observaban ojos rojos en la distancia sin que se percatara nado cerca del fondo con brazos y piernas pegados al cuerpo unido todo en un serpentino movimiento de avance olisqueando y curioseando bajo cada piedra y cada alga.

Bastante antes de llegar a las algas donde le observaban dio sin proponérselo con un pequeño túnel en la roca, al fondo casi nada de luz, apenas se podían distinguir los brillos de las escamas de los peces en aquel lugar, cosa que no le amedrento pues estaba casi seguro de que no había nada en aquel lugar que le pudiese causar miedo o sufrimiento……cuan equivocado estaba…….

Entro en el pequeño túnel con las manos por delante palpando las rocas del terreno y avanzando lentamente mientras cada vez veía menos.
Al final como si hubiese muerto una luz al final del túnel, apareció y nado hacia ella dando a conocer uno de los inconvenientes de tal tamaño y es que al final del túnel había otra sala, mucho mayor que de donde venia plagada de vida y con una bolsa de aire en la superficie que luego descubriría pero también la entrada a este lugar era estrecha y se encajo cuando medio cuerpo había pasado.

Moviéndose violentamente rasgando las rocas con las garras anclándose poco tiempo antes de que surgiera un surco en la roca y sus garras la abandonases, al final logro salir dando volteretas por donde quería salir a pesar de el desconcierto inicial y la perdida de una de sus más grandes escamas de la espalda que mediría unos 11 centímetros de alto y 6 de ancho de un bonito color plata, aunque no se percato de eso.

Siguió nadando por el lugar tan curioso y maravillado como antes hasta que miro hacia arriba, la luz que entraba no se veía como en la otra parte, el lago descubierto, ahí parecían de una forma mucho mas rara, subió buscando su razón hasta que dio por casualidad con una bolsa de aire que allí se encontraba mientras comprobaba que lo que pasaba era que estaba en un lago subterráneo y que la luz entraba por unas fracturas en las rocas de arriba, de ahí su extraña forma, de ahí saciada su curiosidad volvió a bajar abajo.


Veluzi, plateado paladin de hielo.


Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Zatki el Miér Jun 15, 2011 4:28 am

Zatki se removió un poco entre aquellas algas. Observaba atenta al reptiliano sumergirse, salir una vez más y volver a adentrarse en el agua. Asomo un poco la cabeza y el parecía no notarla. En parte le molesto puesto que se sintió invisible, pero, por otro lado, era un alivio no ser notada. Salió ella pues, un poco a tomar más aire antes de sumergirse nuevamente, mirando no solo a Veluzi, sino el paisaje que se mostraba ante ella.

El azul claro del paisaje reflejaba los tonos verdes de las plantas del suelo, que se bamboleaban con el mover de ambos en el agua. Algunos peces se movían perezosamente haya, a lo lejos, mientras que otros tantos escapaban de Veluzi, ante la amenaza de algo mas grande. En sí, un paisaje que ignoraba completamente el mundo de afuera. Mas pacifico, más suave… mas… hermoso. Zatki se permitió admirar un poco de toda aquella majestuosidad del entorno antes de salir de su escondite, buscando seguir a Veluzi que ahora parecía más empeñado en explorar.

De un lado a otro, subiendo y bajando… vaya, era un excelente nadador y sus escamas brillaban con la luz del sol que penetraba en aquel lago. Su collar, era lo que más brillaba bonito… ¡tantas ganas de obtenerlo! Observo atenta como el intentaba ir por un túnel más pequeño, que daba hacia la oscuridad absoluta, adornada solo con algunos pececillos que brillaban. Zatki no había querido entrar ahí antes por miedo a que alguna creatura pudiera dañarla, pero, tomo fuerzas y valor para ir tras él.

A través del túnel, se mantenía agazapada, intentando no dejarse ver o agitar demasiado el agua. Al paso de unos minutos de oscuridad, en las que se guiaba solo por algunas escamas del propio Veluzi que reflejaban la luz, el se atoro, a la entrada de un espacio más grande, pero de entrada pequeña. Zatki le observo atorarse y forcejear, incluso quiso ayudar sin atreverse a hacer más, hasta el momento en que él se zafo, arrancándose una escama. Zatki se apresuro a tomarla entre sus manos, mirándola de cercas… bastante grande, la miro, brillando en medio de la oscuridad. Sonrió, ¡mía! Pensó, procurando mantenerla en su mano con cuidado.

Le sitio, subiendo el a tomar aire. Ella, esta vez no se pudo contener, deseando hacerse ver… cuando bajo, con cuidado, nado un poco más veloz, en medio de aquella oscuridad no tan densa (gracias a la luz que entraba por el techo) cuando lo tuvo al alcance, con algo de temor, alcanzo solamente la punta de su cola, titubeando un poco antes de tocarla completamente, dándose un impulso hacia adelante, buscando tocar su brazo. Una acción, quizá atrevida, pero… la curiosidad le ganaba y deseaba conocerle… al menos, saber que quizá otro igual que ella habitaba el mundo.


Adquiere la fuerza de tu pasado....

Entre el fuego y la plata, la oscuridad y la luz. ¿Podre sanar al herido y acompañar al solitario?- Zatki... -la fuerza del corazón.


tenia que ponerlo :ebe :
Spoiler:
avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Kurato el Vie Jun 17, 2011 11:49 pm

Esas palabras refiriéndose a un bicho enorme y escamoso con cresta le hicieron pararse en seco en su camino a aquella casa, niños, serian más fáciles de intimidar, le harían perder menos tiempo en su búsqueda y así se dirigió al que parecía el jefe de la panda de niños que les hablaba a los otros cinco de espaldas al reptil, sus miradas pronto hicieron girarse al supuesto jefe quizás por que siempre fue un poco chulo o por el espanto de la escamosa del otro día tras un momento inicial de miedo o sorpresa se calmo y adquirió una pose relajada.

Kurato se paro a un metro de el tapándole con su sombra y cruzado de brazos en seguida hablo con voz profunda y raspada ideal para intimidar.
-¿Qué estáis diciendo de un reptil escamoso con cresta pequeños?-
-Nada, solo estábamos hablando de cuando apedreamos a tu madre lagarto, nada especial-
-No digas tonterías crío, mi madre no esta por aquí pero sospecho que habéis perseguido a un reptil que me interesa-
-¿Si tanto te interesa que haces ahí parado? ve a buscarlo-
-Cállate y dime solo lo que quiero saber y así no tendrás problemas, ¿vale?-
-¿Por qué debería de decirte nada?-
-¿No me vas ha decir nada?-
-No monstruito, ¿Por qué no te largas y…?-

Los demás crios dieron un grito ahogado y no tardaron mucho en salir corriendo mientras el que antes estaba hablando con Kurato moría en sus manos, con la cabeza atrapada entre sus largos dedos sus dedillos dejaron de hacer resistencia muy pronto, incluso ya muerto después de aplastarle el cráneo la presión no decayó hasta que toda la cabeza quedo estrujada y deformada por completo mientras sus pies se manchaban de sangre.

Perdido ya unos minutos con aquella interrupción se giro y con los crios ya dispersados sin saber que había hecho pagar muy caro el daño que ese mismo niño le había hecho a Zatki horas antes.


Kurato, oscuro caballero carmesí



Entrometete en mis asuntos y moriras, preguntame y mueres, no me respondas y dejaras de respirar, atacame y te desangraras, ni me retrases ni me des falsas pistas ni me traiciones porque entonces te reducire a una amorfa y sanguinolienta masa de carne y huesos pero sobretodo, ni se te ocurra mirar a Sofia por que entonces saborearas los nueve círculos del infierno en cada cacho de tu piel.

Sentimientos, palabras y personas que te hacen cambiar una vida entera y que tus viejas metas se combiertan en polvo bajo el deseo de estar con ellos.

http://www.cuentosdenoreth.com/t251-veneno-perpetuo#1760
avatar
Kurato

Mensajes : 86
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Veluzi Gedber el Sáb Jun 18, 2011 1:42 am

Que paz que podía respirar el engendro bajo el agua, creyéndose solo en aquella inmensa cueva ya libre de las razones iniciales que le llevaron allí y nadando solo por placer de sentir como el liquido se movía rozando su cuerpo que resplandecía como las escamas de los peces bajo la débil luz solar que lograba alcanzarlos.

El único ser más grande que un inofensivo pececillo que creía podría encontrarse en aquel lugar seria aquella pesadilla que le perseguía allá donde fuese pero de momento pensaba que podía estar tranquilo, estaba oculto a ojos de todo el mundo, además con esa cresta, es muy posible que no cupiese por el estrecho hueco por donde entro.

De pronto sin que se diese cuenta de la causa noto una ligera presión en la cola, cosa de la cual se extraño aunque no tubo apenas tiempo de pensar, en un primer momento todo lo que vio fueron unas garras sobre su brazo no se paro a ver quien había detrás, solo las vio y reacciono como había tenido que hacer otras tantas veces.

Se giro bruscamente en el agua levantando el brazo que le habían agarrado y atrayendo al ser que lo sujetaba y alzo las otras garras listas para insertarlas como un arpón en el cráneo de quien le atacase, su sorpresa fue enorme al ver que al menos a primera vista lo que le sujetaba era un ser completamente inocente del cual apenas podía ver el pelo rubio y los grandes ojos rojos pues u verde brazo tapaba el resto, cuando la vio, paro al instante y tras un momento de duda bajo las garras y se separo de ella quedándose a unos metros, no sabia quien era ni que hacia allí pero esos grandes, nostálgicos y hermosos ojos rojos de alguna forma familiares parecían decirle que no le haría daño.

Quería saber más de ella cosas por ejemplo el nombre, que hacia allí o hace cuanto le estaba observando, por desgracia bajo el agua no podía comunicarse con palabras, nado un poco horizontalmente frente a ella pensando hasta que al final se acordó, si subían a la bolsa de aire si podrían hablar, tras señalar arriba con un gesto ascendió hasta casi la superficie, emergería después de ella.


Veluzi, plateado paladin de hielo.


Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.