Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ingeniería Rúnica
Ayer a las 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Ayer a las 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría

» ¿Quién rolea?
Dom Oct 08, 2017 2:51 am por Runesha

» Un Zarpazo en la Tormenta.
Lun Oct 02, 2017 1:19 am por Ayanne

» Índice de ciudades
Lun Oct 02, 2017 12:41 am por Minos




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Página 10 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Veluzi Gedber el Vie Dic 23, 2011 9:47 pm

Ni siquiera le hizo falta utilizar el arma que le arrebato de las manos inertes de los guardias y entrego posteriormente a la raptora pues en muy poco tiempo desde aquel incidente donde se vio obligado a arrebatarle la vida a una pareja de guardias, aunque la verdad no le importo demasiado, la raptora que antes había venido a visitarle a su antigua celda y junto a ella aquel raptor enorme y rojo de cuyo ultimo recuerdo que tenia era que había tratado de matarle a el, como era de esperar lo primero que hizo nada más verlo fue ponerse en guardia temiéndose lo peor de aquel rostro que tantas veces vio en el pasado poco antes de tener que luchar por su vida frente al empuje del veneno, el odio y las dobles de aquel ser.

Aun desconfiando y con lentitud recupero de las manos de aquella pareja sus pertenencias que le habían arrebatado cuando, amenazando a su amiga a lo que podría considerarse ser incinerada, habían conseguido reducirle, se coloco su maza, su morral y agarro con fuerza temiéndose todavía en aquel silencio entre su mayor rival y el aun atrapados en aquel lugar hubiesen de sonar la melodía de sus aceros enzarzados en un conflicto a las que le llevaban sus dueños casi siempre que lograban encontrarse si bien aquel silencio no fue interrumpido por algún golpe de hacha de Veluzi colisionando con el filo de Kurato, lo que sonó fue un golpe de cuya procedencia no pudo estar seguro el raptor por haber estado centrado en los ojos de aquella bestia que tenia delante, de todos modos no termino de comprender el significado de aquellas palabras

Con sumo placer por su parte aunque tras una ligera envidia por su parte debido al abrazo que regalo a su contrincante y no a el aunque jamás reconocería aquella sensación, los acompaño a todos hasta la salido mientras eran guiados por aquella esclava que ahora escapaba del yugo de sus dueños.

Finalmente ya lejos de aquel lugar donde habían pasado aquellas horribles horas de incertidumbre en la que apenas pudo estar seguro de nada llegaron al fin a un paisaje encantador donde, si no hubiesen estado en la situación que estaban en la que nos sería raro encontrar pronto un buen numero de gente persiguiéndoles, podrían haberse relajado y disfrutado mejor de aquellas flores que acariciaban las cicatrices aun presentes en los cuerpos de los raptores por las luchas y las torturas a las que fueron sometidos voluntaria o involuntariamente hace rato sobre las que ahora se deslizaban aquellos pequeños trozos de color mientras lentamente avanzaban por su viaje hacia la tierra.

Miro a Kurato y por primera vez en mucho tiempo hablaron algo que no conduciría al combate entre ambos.
-¿Qué sucederá después con ella?-
-No eres el único que puede ir acompañado por una raptora, pero no creo que lleguen muy lejos así como están…-
Se miraron, sus ojos se buscaron y encontraron entre ellos y se comprendieron, al momento siguiente de aquello ambos reptiles sin importar las heridas que pudiesen tener en sus cuerpos y el dolor que en más de una ocasión acompañaba a cada paso se pusieron a cuatro patas como enormes lagartijas exóticas y me movieron medio reptando hacia sus parejas, se colaron entre sus piernas y se elevaron para obligarlas a sentarse sobre sus lomos y volviendo a recorrer el camino de antes rumbo a su libertad sin separarse el uno del otro y sin dejar de vigilarse mutuamente, en esos momentos las palabras se quedaron atrapadas en la garganta del raptor.


Veluzi, plateado paladin de hielo.


Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Kurato el Vie Dic 23, 2011 9:48 pm

-Creo que me sobran las razones para ayudarte…- fue lo único que acertó a responderle mientras en su boca aun saboreaba aquella extraña combinación que suponía aquel veneno que le habían introducido por las flechas en la sangre a la raptora y la propia sangre de alguien que aunque pudiese tardar un tiempo en admitir ya le había conquistado el corazón y la amaba.

Mientras sus pasos lo conducían a escabullirse en aquel lugar que prácticamente nunca había visto su preocupación en mente y corazón volvía siempre al mismo punto, con cada tirón o golpe por minio que fuese que daba por culpa de su herida solo le hacia preocuparse más por la salud de aquella reptiliana, aquella preocupación apenas se fue con las palabras de ella en las que le sugería el reparto de las pertenencias de los cuatro reptiles que pronto se irían de aquel lugar ni por aquella extraña alegría de volver a agarrar aquellas espadas que tanto tiempo había blandido y sus otras pertenencias o aquella extrañeza al sentir el peso en sus manos de aquella maza que tantas veces había buscado su carne con clara intención de romperle los huesos y hacer correr regueros de su sangre aunque prácticamente nunca lo empezó todo el que portaba aquella arma.

Más no tuvo mucho tiempo para pensar de aquellos vaivenes que trae la vida en su continuo paso, los guardias del lugar ya estaban abalanzándose sobre sus pasos y en aquellas condiciones mejor que no les pillasen aunque pudiese sacar energías para blandir sus armas de la triste y esperanzada mirada de su raptora las heridas y la superioridad numérica terminarían siendo una ventaja aplastante para ellos y quien sabe como acabarían a manos de aquella cruel señora.

Nada más entrar al lugar donde su enemigo y la amiga de este descansaban fue sorprendido por la alegría de la reptiliana al comprobar que seguían sus corazones latiendo bajo su piel, poco después le hizo entrega de lo que hasta aquel día era la única cosa más allá de el o su venganza que le había importado, su pequeña amiga escamosa aunque ahora había otro ser que en aquellos momentos estaba a su lado que le importaba mucho más que su serpiente o el mismo.

Su reacción fue prácticamente idéntica a la de Veluzi, absorto como estaba en aquella especie de duelo de miradas no estuvo mirando cuando Sofía golpeo a Zatki y tampoco dio mayor importancia a aquel suceso o a aquellas palabras que no termino de comprender.

-¿Qué sucederá después con ella?-
-No eres el único que puede ir acompañado por una raptora, pero no creo que lleguen muy lejos así como están…-
Bajo aquella lluvia de colores tiernos que sosegaban el corazón o al menos eso podrían hacer con la mayoría de corazones pues en esos momentos únicamente la linda voz de aquellas dos mujeres que les acompañaban acertarían a sosegar el corazón de aquellos reptiles, en aquel lugar tan bello y pacifico se entendieron sin palabras aquellos enemigos aparentemente irreconciliables y ambos actuaron al unísono, poniéndose a cuatro patas y corriendo a cargar como si fuesen caballos a sus dos amores, soportando en silencio el dolor que provocaban el roce de su piel en las heridas cerradas o a medio cerrar que tenían.


Kurato, oscuro caballero carmesí



Entrometete en mis asuntos y moriras, preguntame y mueres, no me respondas y dejaras de respirar, atacame y te desangraras, ni me retrases ni me des falsas pistas ni me traiciones porque entonces te reducire a una amorfa y sanguinolienta masa de carne y huesos pero sobretodo, ni se te ocurra mirar a Sofia por que entonces saborearas los nueve círculos del infierno en cada cacho de tu piel.

Sentimientos, palabras y personas que te hacen cambiar una vida entera y que tus viejas metas se combiertan en polvo bajo el deseo de estar con ellos.

http://www.cuentosdenoreth.com/t251-veneno-perpetuo#1760
avatar
Kurato

Mensajes : 86
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Sofi el Sáb Dic 24, 2011 1:53 am

No podía creerlo. Zatki le ayudo a levantarse… Sofia la miro con recelo, asintiendo. Las montañas estaban a un buen tiempo, y aunque no quería ser carga… vale. Por el momento, aceptaría su ayuda. Sin embargo, la sorpresa fue mayor cuando Kurato, aun y con sus heridas, se había puesto a cuatro patas y ahora le cargaba como si de una montura se tratase. Sofia se aferro con fuerza al cuello de Kurato, cerrando los ojos mientras se mordía el labio inferior nerviosamente.

-Ku…Kurato…- murmuro, recargando el rostro sobre su nuca. Aun no lo entendía, no lo creía. No podía identificar la sensación en el pecho de alegría al estar cerca de el. No comprendía, ni lograba aceptar del todo lo que Kurato hacia por ella… incluso llego a pensar que el tal vez buscaba algo a cambio. Negó con la cabeza… seguramente solo estaba siendo amable… y aunque solo fuera eso, aunque Kurato no sintiera nada por ella y solo actuara por ser amable, Sofia se sintió feliz un momento de tener a alguien que se preocupara por ella. Que fuera capaz de ignorar sus propias heridas… y se prometió que haría lo mismo. Que también siempre intentaría ver por el… al menos, el tiempo que pudieran estar juntos. Cerro los ojos un momento… ¿era ella o hacia mas frío según avanzaba la noche? Podría decir que estuvo a punto de quedarse dormida, sin embargo, algo de pronto la alerto. Ladridos… y voces de guardias que gritaban. La chica levanto el rostro con pánico, tragando saliva. –A la izquierda- dijo ella. Su plan era correr en zigzag de forma que su olor se pudiera disipar. Avanzarían durante varios minutos, con los perros pisándoles los talones… cuando, casi como si fuera el cuento de hansel y gretel, encontraron una cabaña.

Los cuatro quedarían asombrados por la modesta construcción de madera, de un jardín silvestre que daba la idea de que nadie había estado ahí en un rato. Y, es que, así era. La cabaña pertenecía ni más ni menos que a la misma Baby Doll, que en sus años mas jóvenes había vivido ahí y, de no ser porque en estos momentos se encontraba en su viaje de misión, donde se había topado con Bastian, habría estado ahí. Y probablemente les habría dejado pasar… pero justo ahora, la portezuela del barandal que rodeaba la cabaña estaba cerrada. Eso no seria impedimento… esperanzada por un sito donde descansar, aun y cuando esto significara quedarse en una casa que no le pertenecía se bajo de Kurato, yendo hacia la puerta… no era mas grande que ella, de hecho, media aproximadamente un metro. La observo… y empujo. Curiosamente, la puerta no necesito más esfuerzo que eso, un simple empujón. -¡Vamos!-

La puerta principal tampoco fue impedimento. Basto con otro leve empujón, esta vez por parte de Zatki para que se abriera. Aunque ambas se sorprendieron, la urgencia de tener un sitio donde descansar fue mayor… justo cuando los cuatro entraron y cerraron la puerta, los perros pasaron de largo, como si nada estuviese ahí. Sofia observo el sitio, de dos pisos, la planta baja consistía en una cocina con su fogón, alacenas vacías y una mesa con dos sillas, así como una sala con su chimenea y dos sillones amplios, una puerta que daba a un baño con bañera y un sistema de calentado de agua basado en leños que eran fáciles de encender. Arriba, dos camas amplias junto con un baúl cerrado con llave y un armario lleno de ropa. ¿A quien pertenecía ese sitio? Ninguno de los cuatro reptiles lo sabia, pero al menos, a Sofia no le importo. En cuanto vio la alfombra delante de aquellos sofás, con chimenea, se tumbo, respirando pesadamente. –Todo tiene polvo… - murmuro –y no hay comida. Seguro alguien abandono esta casa… -luego se giro a los demás -¿podemos quedarnos aquí? Todos… estamos cansados… -

Recargo la cabeza sobre un cojín, cerrando los ojos –podríamos encender un fuego y… si el dueño llega… -sonrío –pediremos perdón y es todo…-

La suerte les había sonreído. Ahora tenían un sitio donde descansar… cosa que Sofia agradeció enormemente. Observo algunos leños acomodados en la chimenea. Todo estaba acomodado como para esperar a su dueño… extrañamente abandonado. –El fuego…Zatki. ¿Sabes encenderlo?-

Tenia que pensar en que harían después. En que pasaría ahora con su libertad, en como sobrevivirían, en cuanto tiempo pasaría antes de que dejaran de buscarlos… pero por ahora, Sofia solo quería descansar. Descansar, curarse… miro su pierna. Eso dejaría cicatriz… una mas a tantas que tenia. Frunció el ceño, olvidándose de todo y todos para acurrucarse y cerrando los ojos, dormir. Se sumergió rápidamente en la oscuridad… aun y cuando le hablaran o movieran, más que dormir, ahora mismo estaba inconciente.



Simpleza, libertad y Calidad. ¡Arriba mis compañeros! hagamos de este un sitio magico, un lugar apacible y un reposo para nuestras mentes.

El rol, es aquella oportunidad de mostrar tu rostro tal cual,
es aquella bendicion de ocultarte tras una mascara
es el viaje fantastico que nunca realizaras,
es la vida en un plano, que jamas existira.
El rol, como tal, es la magia, el jugueteo y la diversion del que es capaz de tomar un lapiz y, con palabras... vivir.
By MA

Tenia que ponerlo :ebe :
Spoiler:


Ficha de sofi. http://www.cuentosdenoreth.net/t1999-sofia-siempre-a-tu-servicio
avatar
Sofi

Mensajes : 442
Edad : 29
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Zatki el Sáb Dic 24, 2011 3:00 am

Aquel acto de Veluzi le tomo por completa sorpresa. Se sujeto a el cuidando de no caer, con cierta dulzura y cariño. Sonrío, ese reptil le provocaba sensaciones que no entendía en su totalidad, pero que abrazaba y aceptaba sin importar lo que implicara. A diferencia de Sofia, ella no desconfiaba de Veluzi, al contrario… en estos momentos, podía dormir junto a el y no temer nada.

A la izquierda… zatki se sentía confundida. Era como si no tuvieran un camino claro… entonces pensó que quizá no seria tan buena idea seguir a Sofia. Lucia cansada y herida y como que no tenia mucha idea de a donde… pero esos pensamientos desaparecieron tan pronto como llegaron a aquella casa. Al igual que Sofia, bajo de Veluzi, mirando interesada. LA puerta cedió y aunque los guardias venían cercas, la puerta principal cedió ante su toque. Zatki entro después de Sofia y observo el interior… era como si alguien la hubiera dejado lista para su regreso. Quizá no era tan buena idea quedarse ahí, si el verdadero dueño regresaba… miro a Sofia acurrucarse y asintió ante lo del fuego. Se acerco a la chimenea, pensando… “ ¿Cómo se prendía esto?” miro con curiosidad, ladeando la cabeza y finalmente, encontró unos fósforos que miro con curiosidad. –Emmm…- Luego de pensarlo, logro captar la idea, encendiendo uno que coloco sobre la yesca bajo los troncos. Suerte que encendieran de inmediato, porque de lo contrario, Zatki no sabría que hacer. Miro a Kurato y a Veluzi, luego a Sofia. –¡Yo quiero ver que hay arriba!- Dijo con un tono de alegría. Además… quería asegurarse de que estaban solos.

Subió y se encontró con las dos camas. Se sintió como en el cuento de los tres osos, y realmente espero que ninguno de los osos llegara, porque no quería terminar como la niña devorada. La casa poco a poco o comenzó a calentarse, mientras las nubes en la noche oscura se juntaban. Veluzi y Kurato tenían que descansar… al igual que ella, pero aun le quedaban algo de fuerzas. Bajo de nuevo, mirando y escudriñando todo.

-Debemos descansar un poquito, antes de que algo mas pase… Mañana buscaremos algo de comer… -Sonrío, se sentía mas tranquila ahí y era como si esa casa tuviera magia. Como si algo no permitirá que lo malo se acercara, ni siquiera los mismos oscuros recuerdos podían estar ahí. Era un sitio tranquilo… -Seguro el dueño es alguien que es feliz… -pensó, aunque alejada de esa realidad. En verdad, solo tenía la protección que Diana le había dado. Nadie que no tuviera buenas intenciones para esa casa, o su dueña, podría entrar y bueno, ninguno de los 4 reptiles tenía en mente dañar el sitio. De hecho, se había presentado como un oasis en el desierto. Se acurruco delante del fuego, mirando a Veluzi. –Vel… ven.. Aquí esta calientito y podremos dormir un poquito. Zatki esta feliz de que los cuatro estemos con vida…Sofia esta cansada y…-bostezando, suspiro –yo también. Todos tenemos que dormir… -

Estirándose, se acurruco, esperando a Veluzi. El fuego apenas comenzaba y tenia pinta de que duraría bastante tiempo. Suerte, pues un copito de nieve cayo del cielo, anunciando que pronto, llegaría una de las épocas mas heladas de ese sitio y a la vez, mas alegres y festivas. El solsticio de invierno… aunque de momento, ellos lo ignoraban, pero… pensándolo bien, era un muy buen modo de iniciar un nuevo año. Juntos… resguardados en un hogar. Si… las cosas prometían mejorar.


Adquiere la fuerza de tu pasado....

Entre el fuego y la plata, la oscuridad y la luz. ¿Podre sanar al herido y acompañar al solitario?- Zatki... -la fuerza del corazón.


tenia que ponerlo :ebe :
Spoiler:
avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Veluzi Gedber el Dom Ene 08, 2012 1:10 am

A pesar de todo a él no le había tocado, ni de lejos la peor de las partes de aquella extraña aventura.
Estuvo a punto de morir en más de una ocasión, fue testigo de cómo la ira llenaba al único ser al que jama samaria con tanta fuerza por mucho que lo escondiese subconscientemente y se mostrase ciertamente inocente en aquel tema y luego aquella misma criatura fue encarcelada y torturada, además de eso tuvo que pelear y finos hilos de sangre saltaron ansiosos por regar la tierra y teñir la hierba de carmesí de los múltiples cortes que había recibido de las espadas implacables del que era su rival y enemigo a la vez, había tenido que estar encaramado a un techo horas mientras cada musculo de su cuerpo, a excepción de algunos como la lengua, se entumecía al tiempo que la madera emitía ligeros chillidos y crujidos de dolor al tener aquellas grandes armas clavadas en su interior sin el menor interés en quitarse de allí por el momento, por ultimo había tenido que vencer el entumecimiento y el dolor y transportar a su amiga a su lomo como si fuese un caballo, cosa que no hubiese hecho de no ser porque era ella y parecía y estaba mucho más agotada que él y finalmente aquella extraña sensación que nació hace apenas unas horas en su pecho al ver aquellos ojos por primera vez venció a todas las demás voces que le decían que lo no hiciera y se sentía extrañamente feliz por aquello y dejaba que una leve sonrisa de satisfacción cruzara su rostro mientras algunas heridas se volvían a abrir por el movimiento suyo o de la raptora y dejaban un intermitente rastro de sangre mientras aquellos cazadores con sus perros los perseguían habidos de cobrarse nuevas presas.

De vez en cuando miraba a Kurato ese raptor carmesí tenía una seria expresión en el rostro que no dejaba entrever sus emociones si bien la sangre que discurría fresca por heridas reabiertas o cortes que no habían tenido tiempo a cerrarse por sus escamas hasta la tierra manchando como hacia el mismo ligeramente los cuerpos de sus jinetes con alunas gotas de su sangre y eso, la vista de tantas heridas sobre su cuerpo le preocupaba aunque en su rostro siguiese existiendo la mueca de felicidad por ayudarla.

Una bonita casita, un magnifico refugio para la mayor parte de las inclemencias a las que te puede someter un entorno como aquel y ahora lo tenían ante sus ojos, apenas sin dudarle y se preguntaron si fuera seguro entrar atravesaron el umbral de la puerta erguidos por primera vez desde que recogieron a sus amigas, pudieron sentir inmediatamente el alivio del peso a sus espaldas y nada más cerrar la puerta a sus espaldas ignorando completamente el hechizo que existía sobre aquel lugar.

-Es solo temporal…- dijo Kurato, cruzándose de brazos unos minutos después de la entrada en aquella casa dejando a su serpiente enroscada junto con Sofía.
-¿El que es temporal?- pregunto Veluzi si bien en su interior se imaginaba la respuesta.
-Esta tranquilidad…quiero que sepas que por mucho que fuese a afectar a nuestra vida y ten por seguro que por lo menos a la mía si, tener de nuestro lado a estas raptoras no cambiara nuestro juego, seguiré siendo tu peor pesadilla y te perseguiré hasta el fin del mundo hasta darte muerte-
-O hasta que seas capaz de ver lo inútil y estúpido de tu odio hacia mi-
-En todo este tiempo no fuiste capaz de convencerme, ahora eso no ha cambiado y sinceramente dudo que alguien lo consiga nunca…buenas noches Veluzi mañana ya volveré a intentar matarte- dicho esto se alejo dejándolo pensativo por algunos instantes en todo lo que conocía a aquel raptor.

La voz de Zatki le saco de aquel silencio y quietud al que estaba sometido.
Dejo que todas sus pertenecías se le deslizaran por las escamas hasta dar con ellas en el suelo y se quedo al lado del fuego mirando hacia abajo donde descansaba esperándole aquella reptiliana, por un momento mientras se agachaba una cierta sensación de duda le asalto la mente pero mientras terminaba de tumbarse a su lado recordó el día pasado y finalmente quiso creer que no le importaría a ella lo que iba a hacer.
Y así abrazado a ella al lado de la lumbre logro conciliar el sueño aquella noche que daba por terminado el día en que tanto había cambiado su vida.

Si bien la noche también podía atraer alguna sorpresilla cuando menos agradable.
Se despertó mucho más adentrada la noche mientras los otros tres raptores dormidos, mientras dormitaba abrazado a Zatki notando con sumo placer como cada escama de su piel desprendía un suave y atractivo calor del que no quería desprenderse y solo lo abandono cuando decidió buscar por el lugar a ver si encontraba algo más de leña con la que alimentar el fuego.

Se levanto pesadamente separándose de el cuerpo que dormía de aquella raptora y miro por el lugar parando su vista para ver a Kurato y a Sofía descansando junto, una sonrisa apareció en su rostro sin que supiese porque, al instante dejo de mirarlos y se encamino hacia la puerta de la casa pensando por un momento que podría haber madera afuera o podría coger algo de algún árbol, afuera una serie de chillidos le llamaron la atención haciendo que mirase a un pequeño punto claro recubierto de nieve que apenas se distinguía de todo el paisaje.

Se acercó hacia la criatura y la tomo en brazos delicadamente con casi el mismo cuidado que había tenido con Zatki anteriormente, aunque el pequeño hurón quisiera huir sus patitas congeladas no le pudieron poner a salvo de lo que le parecía un nuevo depredador del bosque.

Veluzi sintió pena por aquel pequeño y congelado animal más aun cuando se le paso por la cabeza que podría morir si no le ayudase, mirándole a esos ojillos pequeños y curiosos y olvidándose por completo de la leña volvió adentro, sin descubrir la particular inteligencia que mostraba aquella criatura, la dejo junto al fuego tomándose un momento para volver a pasar sus brazos alrededor del cuerpo de la raptora y acariciando al hurón con la punta de su cola se durmió intentando recordar por que había salido afuera.


Veluzi, plateado paladin de hielo.


Detras de mi un demonio, a mi lado un ángel y delante una vida, ¿tendra fin mi viaje y mis preguntas respuesta?

El demonio encontró un tesoro sin buscarlo, el mio lo encontré bajo el agua.

http://www.cuentosdenoreth.com/t125-un-nuevo-veluzi
avatar
Veluzi Gedber

Mensajes : 275
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Kurato el Dom Ene 08, 2012 1:11 am

No sudaba, su condición de reptil normalmente le impedía expulsar algo por los poros más que aquel veneno que recibía su piel sin embargo se puede decir que este reptil sudaba sangre mientras a sus espaldas transportaba a aquella ex-esclava hacia su libertad.
Ese día había recibido más golpes y cortes y le habían metido más venenos en vena que nunca antes ni siquiera cuando fue torturado por su antiguo señor sin embargo en aquellos momentos tratando de huir con aquella serpiente haciendo temblar su cascabel encima de su cresta y aquella otra criatura sobre sus hombros tristemente vestida, solo verla le hacia sonreír a pesar de todo lo pasado el dolor se disolvía en presencia de aquellos ojos que robaron algo desde un primer momento oculto entre densas nubes de ira, odio, dolor y deseos de venganza más o menos como ocurrió durante su tortura si bien allí fue menor ese reparamiento del dolor aunque solo fuese debido a que la tenía delante a ella siendo torturada también cosa que no le producía demasiado agrado la verdad incluso teniendo en cuenta que las ropas de esta habían desaparecido en esos momentos, cosa de lo que por otra parte apenas se percato, por su parte no podía permitirse aquellos pensamientos durante la carrera, su mente solo se centraba en poner un pie delante de otro procurando no tropezar impulsado no solo por su deseo de verla a salvo si no también por el miedo que tenia a que si fallase la capturasen y volviese en presencia de aquella zona malparida, por eso apenas para frotarse alguna zona dolorida o indicarle que se moviese levemente para que no acabase cubierta de sangre y el se debilitase apenas decrecía su velocidad aunque esto consumía rápidamente sus fuerzas.

Aunque como solía hacer no exteriorizó sus sentimientos aquellas paredes que les cobijarían aquella noche le pareció la más grande de las bendiciones que alguien podría esperar a recibir, no tardaron mucho tiempo tras verla en adentrarse en ella y dejar atrás a sus perseguidores, estaba agotado, se apoyo contra la pared intentando mantenerse erguido.

-Es solo temporal…- dijo, cruzándose de brazos unos minutos después de la entrada en aquella casa dejando a su serpiente enroscada junto con Sofía.
-¿El que es temporal?-
-Esta tranquilidad…quiero que sepas que por mucho que fuese a afectar a nuestra vida y ten por seguro que por lo menos a la mía si, tener de nuestro lado a estas raptoras no cambiara nuestro juego, seguiré siendo tu peor pesadilla y te perseguiré hasta el fin del mundo hasta darte muerte-
-O hasta que seas capaz de ver lo inútil y estúpido de tu odio hacia mi-
-En todo este tiempo no fuiste capaz de convencerme, ahora eso no ha cambiado y sinceramente dudo que alguien lo consiga nunca…buenas noches Veluzi mañana ya volveré a intentar matarte-
Tras aquel breve discurso mientras la raptora aun trataba de encender el fuego se tumbo al lado de Sofía que estaba ya durmiendo e hizo como en la celda, se abrazo a ella lentamente pues temía despertarla y la pego contra él, respirando tranquilamente mientras dejaba que el cansancio y las heridas del día hicieran mella en él y cediese al sueño.

Las llamas danzantes que empezaban sin piedad a devorar la madera extendiéndose como una plaga desde la primera chispa dejando a su paso la madera ennegrecida con un color de ébano que representaba los más profundos temores de la gente durante su vida, surcado por pequeñas grietas en su madera al rojo vivo brillando como estrellas en la noche dando testimonio del infierno que dentro de aquel lugar se vivía dándole un aspecto más tenebroso a las futuras cenizas mientras se consumían para dar a aquellos reptiles calor y luz, eso junto con la relajante respiración, el firme pulso y el angelical, o al menos a si le pareció a él, rostro de Sofía fue lo último que vio, sintió y oyó durante aquel día.


Kurato, oscuro caballero carmesí



Entrometete en mis asuntos y moriras, preguntame y mueres, no me respondas y dejaras de respirar, atacame y te desangraras, ni me retrases ni me des falsas pistas ni me traiciones porque entonces te reducire a una amorfa y sanguinolienta masa de carne y huesos pero sobretodo, ni se te ocurra mirar a Sofia por que entonces saborearas los nueve círculos del infierno en cada cacho de tu piel.

Sentimientos, palabras y personas que te hacen cambiar una vida entera y que tus viejas metas se combiertan en polvo bajo el deseo de estar con ellos.

http://www.cuentosdenoreth.com/t251-veneno-perpetuo#1760
avatar
Kurato

Mensajes : 86
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Sofi el Dom Ene 08, 2012 5:13 am

Y, curiosamente, el veneno de su piel no hacia efecto en ella… y ella comprendió que su responsabilidad en la vida seria… amar.

Sofia se acurruco entre los brazos de Kurato tan pronto y como el se acostó junto a ella. En esta pausa momentánea, los cuatro reptiles tuvieron sus momentos de descanso… y así, los copos de nieve comenzaron a caer en aquella gélida noche, donde el sol, aun tardaría un poco en salir. El ultimo día del año según el calendario notheriano, en el que, para variar, cuatro seres encontraban su felicidad.

Los cambios se dan en formas extrañas. A veces sin darse cuenta… se dice que no hay casualidades, sino destinos. Cada camino de los seres de noreth tiene muchas salidas y Sofia, ahora había encontrado la suya. No sabía que le esperaba, a donde irían o que pasaría. No tenia ni idea de lo que vivirían, de los acontecimientos que pronto, vidrian a cambiar sus vidas… mas de lo que ya se habían transformado. De lo único que estaba muy segura, era de que, estaba en brazos del único ser que seria capaz de trastornar todo su mundo para bien… y eso le gustaba.


El fuego amenazo con apagarse. Sofia abrió los ojos un segundo, mirando a Zatki acurrucada… increíble que después de tanto tiempo, estuvieran ahora juntas. Luego miro a Kurato y faltaba un reptil… que pronto regreso con leña y un animal entre brazos. Sonrío, sintiéndose enormemente satisfecha de la conclusión de su primera aventura, no había muerto y encontró prácticamente un tesoro. Cerro los ojos… y agradeció por la conclusión de un año tan difícil… y un inicio tan maravilloso.



Simpleza, libertad y Calidad. ¡Arriba mis compañeros! hagamos de este un sitio magico, un lugar apacible y un reposo para nuestras mentes.

El rol, es aquella oportunidad de mostrar tu rostro tal cual,
es aquella bendicion de ocultarte tras una mascara
es el viaje fantastico que nunca realizaras,
es la vida en un plano, que jamas existira.
El rol, como tal, es la magia, el jugueteo y la diversion del que es capaz de tomar un lapiz y, con palabras... vivir.
By MA

Tenia que ponerlo :ebe :
Spoiler:


Ficha de sofi. http://www.cuentosdenoreth.net/t1999-sofia-siempre-a-tu-servicio
avatar
Sofi

Mensajes : 442
Edad : 29
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Zatki el Dom Ene 08, 2012 5:15 am

Y ella pudo comprender, que su aventura iniciaba ahí. Logro captar que, junto a el, podría ser feliz…
Y que los regalos que trae la vida… siempre son los menos esperados, sin mencionar que, el final de un año, es el inicio de otro… -


Zatki se acurruco sobre Veluzi. Era feliz… realmente feliz, sin importar sus heridas o las vivencias, ella era tremendamente feliz sabiendo que Veluzi estaba ahí. No le preocupaba la comida o el abrigo… solamente que siguiera con ella.

Ho, hermosos solsticios de inviernos que traes consigo la alegría a cuatro reptiles. ¡Que este próximo año te colme de prosperidades y alegrías! Bendito sea el momento en que se cruzaron por vez primera, hace tan poco tiempo… su vida, ahora cambiaba.

Abrió los ojos de golpe… habría jurado que Veluzi se levanto, pero ahí estaba… y no solo el, sino, una creatura bastante curiosa. Zatki observo el pequeño ser, peludo y sonriente… tal parecía que Veluzi le había salvado la vida. El animalito temblaba un poco, seguro tenia frío. Levantándose, lo abrazo con ternura, sonriendo. -¿Quieres viajar con nosotros? – Pregunto, a lo que el animal respondió con una voz suave y tierna –me encantaría…- dijo y zatki no tuvo problema en que hablara. –Soy ZAtki, el es Veluzi, ella Sofia y el Kurato… -el animalito se acomodo en su cuello, disfrutando del calor –pues yo soy Sir Luk, un placer… -el huron hablaba curioso, como los hombres ricos de alta sociedad –me gustan ustedes… y creo que me gustaría viajar con ustedes. –

Y así fue, como consta en esta historia, que cuatro raptores iniciaron sus caminos en compañía de los seres que pronto, serian los amores de su vida. Entrando en la cabaña de Diana, que en estos momentos se encontraba con Bastian, pagando una gran deuda, su aventura inicio. Los caminos que destino tejió para ellos son aun intrigantes y misteriosos… sin mencionar, los giros que sus vidas tendrán en el futuro… pero eso, mis queridos…

Ya es otra historia.

Fin.



Adquiere la fuerza de tu pasado....

Entre el fuego y la plata, la oscuridad y la luz. ¿Podre sanar al herido y acompañar al solitario?- Zatki... -la fuerza del corazón.


tenia que ponerlo :ebe :
Spoiler:
avatar
Zatki

Mensajes : 59
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuerza oculta, hielo plateado, veneno carmesí y bella libertad

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 10 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.