Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha de Shirei y Baku
por Alegorn Hoy a las 1:47 am

» Rastro sin huellas [Privado]
por Eshed Dylan Hoy a las 12:36 am

» Miedos [Privada con Celeste Shaw]
por Kromul Ayer a las 9:34 pm

» Asfet.
por Skurk Äsping Ayer a las 7:10 pm

» Un Dios entre Nosotros.
por Strindgaard Ayer a las 4:59 am

» Misión Fallida: Hijra de Shirei y Baku
por Shirei Ayer a las 4:53 am

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Dahanajan Dess Ayer a las 2:55 am

» Fuego y Hielo
por Dahanajan Dess Ayer a las 1:53 am

» Lobo a la brasa [Privada con Dahanajan Dess] (En construcción)
por Skam Miér Mar 20, 2019 11:49 pm

» Reglas de Noreth
por Shirei Miér Mar 20, 2019 8:57 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Mortal.

Ir abajo

Mortal.

Mensaje por Lady Sylvanas el Vie Ago 16, 2013 9:57 pm

La vida realmente es una tómbola, una bola que gira y gira y gira y cuando menos te lo esperas caes de bruces contra el piso de la cruel realidad. Debido a mis incontables paseos por los bosques estaba exhausta y me subí a un árbol donde improvisé una hamaca para dormir fuera de  los animales del piso, pero la verdadera razón es que yo estaba por encima de los demás, así que debía dormir en lo más alto, pero eso es otra Historia. Nos concierne cómo terminé amarrada a un árbol, rodeada de lo que parecían personas salvajes.

Era una historia larga.... venía de mi mansión, complacida con la fiesta que se había librado allí, pero como era de esperar no me quedaría mucho tiempo en ella puesto que mi alma es libre y no es para estar encerrada como una bestia a la cual le privan de libertad, me dirigía... sinceramente caminaba en direcciones aleatorias, esperando encontrar alguna aventura, alguna pelea, o inclusa alguna elfa con la cual pasar la noche, me gustaba cuando se resistían y lo hacía por la fuerza, pero nuevamente eso es otra historia; caminé tanto que mis piernas no daban más, parecían gelatina de lo temblorosas y cansadas que iban, por primera vez en mucho tiempo, las orejas me pesaban , aquellas grandes extensiones que sobresalían de entre mi cabello hacia atrás, que en tiempos pasados no muy lejanos parecía mas bien no estar, esta vez si marcaban su existencia al asemejarse con cargar a dos orcos en cada oreja, signo de que ya mi hermoso cuerpo no daba más, pero al ser más que los demás no me podían ver durmiendo en cualquier lado, se acercaba la noche y mis párpados cada vez se hacían más y más pesados, así que tuve que tomar una medida desesperada. Escalé un árbol de 2.5 metros aproximadamente y me recosté en tres ramas que hacían una especia de horqueta, sobre la cual puse ramas que corté con mis dagas, colgué mi arco en una de las ramas, junto con el carcaj y me dispuse a descansar.

Fiesta, fiesta..... fanfárrea se debutaba en el centro de la sala de la mansión Brisaveloz, los criados limpiaban el desorden y los invitados desordenaban, mientras que arriba mi nariz acariciaba el abdomen de otra elfa, subiendo por su cuerpo, pasando sus hermosos senos y pisándome en el cuello de la susodicha, besando y acariciando su feminidad, exploraba su cuerpo en busca de puntos propicios para el placer, el hecho que también fuera una elfa me daba algo de experiencia en ese sentido y buscaba morder su enormes orbes y acariciar sus piernas como nunca, de repente una luz cegadora entró en la habitación y se desapareció la escena; abrí los ojos mientras el sol me pegaba justo de lleno en la cara, tomé mi arco y mi carcaj y descendí el árbol rápidamente, estaba sudada y por acción de esto las ramas se adherían a mi cuerpo, caminé unos cuantos metros y avisté un río, llegué me desnudé y procedí a bañarme y asearme.

Salí del agua, me vestí y tome algo de agua, más arriba de donde me había bañado, seguí mi camino cuando de repente sentí un pequeño piquete en el cuello del lado derecho, así como si me hubiera mordido un insecto, de pronto mis piernas no respondían a las órdenes que mi cerebro demandaba y mis párpados parecían dos soles ocultándose, me desmayé en el piso del bosque, inconsciente. Desperté y observé rápidamente que tenía un dardo encajado en la zona que minutos,  horas o incluso días atrás había sentido; dirigí mis ojos hacia adelante y vi como unos ojos oscuros me miraban de frente, fijos a mi cuerpo un ser humanoide que a simple vista daba miedo; Naturalmente me intenté poner de pié, pero se me hizo inútil debido a que estaba atada con lianas a un árbol, mi arco y mi carcaj estaban cerca  y mi espada descolgada, por suerte mis dagas en su lugar. Descolgué la vista del humanoide y la dirigí hacia atrás , habían unos 15 o 17 más, parecidos pero no iguales.

Que... ¿Qué quieren de mi?

Tu... tu... tu suci...a... yo la... la... la....-Volteó hacia el otro ser cercano-¿cómo decir?

Valar animal, decir valar

Lavar.... decir lavar-Dijo otro acercándose

Sí, si, lavar tu yo lavar

No comprendía nada de lo que me decían pero volteando unos metros más vi una especie de latón montado al fuego, imaginaba que me cocinaría, lógico, con lo rica que era, pero no entendía que querían decir con lavar o valar, luego de un rato comprendí que estos bichos eran de color claro y mi piel era oscura, "me querían quitar lo sucio". Rápidamente otro se acercó posó su nariz en la parte descubierta de mi abdomen y me olió, luego subió hasta la sección donde se encontraban mis pechos y al llegar a mi cara se encontró con un regalo mío, le escupí un ojo, lo que le propinó bastante irá y me mandó a desatar, en su idioma, al hacerlo, tomé mi daga derecha de mi brazo con la mano izquierda e hice lo mismo con mi daga izquierda y mi mano derecha, propinándole a los dos que desamarraban en ese momento dos cortes al nivel de la garganta quedando muertos al instante corrí en torno al latón y pude apreciar que contenía agua, di una patada bastante débil a la madera que lo sujetaba por lo que tuve que dar dos más y esta se movió de lugar, causando que el agua se derramase y cayera encima de los que me perseguían , retorciéndose de dolor en el piso, devolví por mi arco y mi carcaj y tan pronto como los tomé y colgué salí de la extraña  aldea corriendo lo más rápido que pude, extrañamente, no parecía que me seguían.

Mientras corría en el bosque una vara de una rama se enganchó en mi peto, rompiendo parte de él, sólo una raja a nivel de la costura de la armadura, me paré a revisar eso y fue cuando me dí cuenta que un nuevo humanoide, más grande me perseguía, reanudé mi marcha veloz , desenfundando mi arco y armándolo con una flecha. Paré entonces y le hice frente al bicho, apuntando a la cabeza disparé la flecha y esta, con el movimiento impactó en su pecho, no parecía haberle hecho daño, así que tomé otra de mis flechas, pero esta vez de metal, apunté y disparé; impactó en medio de los ojos, haciendo caer al "engendro", dándome oportunidad para salir corriendo. Casualmente una carreta pasaba por un camino, me recosté a la sombra de un árbol y me confundí con el mismo en la oscuridad, cuando pasó corrí y me guindé de la parte trasera de la misma, esta se tambaleó y recuperó la estabilidad. Mi aventura había terminado, afortunadamente sólo había sufrido rasguños por las corridas en el bosque y la armadura, ligeramente rajada. Había tenido Suerte.
Lady Sylvanas
Lady Sylvanas

Mensajes : 11
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Mortal.

Mensaje por Mister Orange el Sáb Ago 17, 2013 11:19 pm

Ok, aceptable el hijra, procedo a dar color.
Mister Orange
Mister Orange

Mensajes : 1109
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Mortal.

Mensaje por Lady Sylvanas el Dom Ago 18, 2013 5:31 am

Gracias Sir :3 Por favor, si me puden dar mis diamantes y experiencia correspondiente del Hijra estaré muy agradecida x3 
Lady Sylvanas
Lady Sylvanas

Mensajes : 11
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Mortal.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.