Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha de Mivam Durotar
por Mivam Hoy a las 5:50 am

» Urna
por Amelie Winter Hoy a las 2:27 am

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Karasu Ayer a las 4:50 pm

» Ficha de Shirei y Baku
por Alegorn Ayer a las 1:47 am

» Rastro sin huellas [Privado]
por Eshed Dylan Ayer a las 12:36 am

» Miedos [Privada con Celeste Shaw]
por Kromul Jue Mar 21, 2019 9:34 pm

» Asfet.
por Skurk Äsping Jue Mar 21, 2019 7:10 pm

» Un Dios entre Nosotros.
por Strindgaard Jue Mar 21, 2019 4:59 am

» Misión Fallida: Hijra de Shirei y Baku
por Shirei Jue Mar 21, 2019 4:53 am

» Fuego y Hielo
por Dahanajan Dess Jue Mar 21, 2019 1:53 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Anormalidades de la normalidad

Ir abajo

Anormalidades de la normalidad

Mensaje por Circe el Jue Sep 26, 2013 7:05 pm

-Eh ¡vamos! Una mocosa alada tendría que hacer algo mejor que eso.

Gritó el enano borracho, con cada palabra salía casi la misma cantidad de vino que había metido en su sucia boca en el trago anterior. En una mano tenía una botella de ron, en la otra una jarra de vino. MI jarra de vino.

___________

Se preguntarán cómo yo, podría haber terminado en una situación similar. Pues bien, os lo relataré gustosa si me invitan con una de esos cántaros de cerveza. Miré a los presentes. Todos tenían poco más de mi edad, el barco se meció con suavidad y un humano apresurado me extendió su propio jarro. Sonreí ante su gesto, y mientras saboreaba lentamente aquél elixir dorado rememoré aquella tarde/noche.

___________

Vagaba por las montañas del Norte de Drakenfang, unos días atrás había entrado en una competencia de arco en un poblado cercano, donde gané algunas monedas y por supuesto, en ese momento me encontraba en una taberna gastándomelas con el mayor regocijo del mundo, cuando un enano borracho comenzó a lanzar improperios al dueño del lugar y sus ayudantes.

El lugar era reducido, por lo que era muy difícil ignorar la situación. Los presentes eran unas treinta personas de distintas razas, lo único en común era que las únicas mujeres que estábamos eran las dos camareras antropomorfas y yo, en mi rincón.

Cuando el volumen comenzó a elevarse la situación comenzó a tensarse. Un minotauro se estiró frente al pequeño motor de ruidos y se hizo un silencio sepulcral en la sala. Convengamos que de por si esa raza impone respeto debido a tal presencia, pero éste era descomunal. Creo que a todos nos pasó por la mente que si el grandote usaba como juguete al pelirrojo barbón en poco tiempo la vieja taberna quedaría reducida a escombros.

Dada la situación, terminé mi trago y me levanté de mi silla para escabullirme como era mi costumbre, pero cuando enderecé mi cuerpo me tambalee. “Genial” pensé mientras encaminaba a la puerta lo más derecha posible. “probablemente tiene la culpa de esto ese enano chamuyero .

Me quedaban dos o tres mesas para llegar a la puerta. Había pasado con éxito el punto en el que se desarrollaba aquel conflicto, cuando sentí que algo no me dejaba avanzar. Supongo que en una situación similar y un poco menos bebida mi primera acción hubiera sido tomar mi guadaña y limpiar el camino, pero ya era entrada la tarde y la verdad que entre el sueño, el cansancio del viaje que venía emprendiendo y las copas lo único que atiné a hacer fue inclinarme hacia delante para hacer más fuerza.

Cuando me di cuenta que en realidad no era un objeto, sino una persona la que me retenía de las alas me di vuelta… perdiendo la compostura. Tras de mí, se encontraba un humano, de bellas facciones, joven y fuerte. Sonreía de una forma casi mística mientras balbuceaba algunas palabras que no terminé de comprender.

___________

Hice una pausa para ver el rostro de mis compañías. “Estos marineros, debí haber llegado en el momento de más tedio…”. Me hice una nota mental de preguntar a dónde se dirigía el barco por cortesía.

Todos parecían estar atentos a mi relato, sus rostros expectantes me urgían a continuar y así lo hice.

_________

Entonces el “trato” para que todo terminara en paz –idea del comerciante humano que me había retenido- fue una competencia entre el enano y yo. Aparentemente alguien había visto mis habilidades con el arco y de alguna forma surgió la idea de enfrentarme a un duelo con el pequeño.

El reto consistía en darle a los puntos vitales de un pelele a cierta distancia. El enano con sus hachas y yo con mis flechas. El que ganara tenía ración doble de una bebida a elección además de comida y cama por una noche en la taberna.

Elegí como mi bebida el vino y cuando me disponía a darle una probada el pequeñajo saltó y tomó la jarra llevándosela a la boca en sucios segundos. De no haber sido porque alguien fuerte me lo evitó le hubiera entrado a golpes. El enano se reía de mi enojo y con ello alguno de sus humores entraron en mi querido elixir.

Muy bien, esto es absolutamente personal. Me mordí el labio inferior y en menos de lo que canta un gallo me encontraba en el aire con el arco y una flecha en mano. Apunté un tiempo menor al necesario ya que comenzaba a ver borroso. Por lo que con un ojo cerrado le di el visto a mi brazo para que liberara la flecha a la parte más grande del borrón gris del monigote.

Algunos gritos y coreos se escucharon en el suelo. Bajé el arco y observé dos veces al monigote. No lo podía creer, la flecha no estaba en el corazón del muñeco… ¡Había errado!.

Una ola de abucheos inundó la burbuja que había formado a mi alrededor. Miré fulminante al suelo y un sonido sepulcral invadió el lugar. Ignoré al enano y saqué con lentamente otra saeta. Una brisa refrescante me envolvió y comencé a visualizar mi objetivo con seriedad por primera vez en mucho tiempo. Disparar desde las alturas no es la cosa más sencilla del mundo, pero para un divium es parte de su honor.

La cuerda se tensó lentamente, mientras esperaba que la diosa de los vientos me bendijera para un exitoso tiro. Exhalé y el proyectil cortó el aire con una nueva trayectoria.
Circe
Circe

Mensajes : 37
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Anormalidades de la normalidad

Mensaje por Arañita man el Jue Sep 26, 2013 8:05 pm

Bien, un bonito hirja y con un final abierto, algo poco común de ver. Me gusta. Noreth te recibe con los brazos abiertos ^^ En un momento pido tu color.

Pero antes, debe atender a los siguientes consejos para que en sus futuros post tenga en cuenta algunos factores que usted podría mejorar para embellecer sus narraciones:

Debería evitar separar los párrafos a las cuatro o cinco líneas, ya que los párrafos se separan más bien por escenarios o partes concretas Es decir, usted puede colocar en un párrafo la descripción amplia de un lugar, un momento amoroso de su pj en el que describa sus emociones, el desarrollo de unas acciones o de lo que su pj piensa... Hay miles de ejemplos. No le pido tampoco que escriba párrafos descomunales, ni que todos tengan que ser extensos, yo sólo le aconsejo que de vez en cuando se alargue, y así el post se podrá leer con más desenvoltura.

Otra cosa más a tener en cuenta es la lógica. Las montañas Drakenfang son visitadas y/o habitadas especialmente por humanos, algunos antropomorfos (como los minotauros), enanos y en escasas ocasiones por diviums (a su pj no lo tengo en cuenta al ser viajera errante). Ésto es por el pequeño detalle que colocó en el post, "una taberna visitada por todo tipo de razas". No es el lugar favorito de los elfos, ni tampoco el de un vampiro o el de un orco. A la hora de informarse acerca de la ambientación, puede mandarme un privado o echarle un vistazo a las descripciones de los lugares (recomiendo más lo primero), o preguntarle también a las personas del foro en la chatbox. De cualquier manera, mírese el tema de la lógica, está muy valorada en Noreth.
Arañita man
Arañita man

Mensajes : 47
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.