Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Campaña] La Ciudad de Oro, Dinas Aur.
por Frank Morgan. Lun Sep 17, 2018 2:43 am

» Noche de Muerte [Campaña]
por Strindgaard Dom Sep 16, 2018 11:14 am

» Tentrei, la Balada Carmesí
por Tentrei Iskusstvo Jue Sep 13, 2018 4:39 pm

» Almena Ysun
por Bizcocho Miér Sep 12, 2018 12:41 pm

» Izvir van Rhamis | En construcción
por Bizcocho Mar Sep 11, 2018 12:15 pm

» No tuvo caso...
por Tentrei Iskusstvo Dom Sep 09, 2018 9:50 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Balka Dom Sep 09, 2018 9:01 pm

» Sangre, Perfume y Sueños Alados [Priv. Celeste]
por Tanets Iskusstvo Jue Sep 06, 2018 10:50 pm

» El Cuervo sobre el Muerto
por Katarina Jue Sep 06, 2018 9:33 pm

» Perdición en la Noche (Partida Libre)
por Etlhan VII Jue Sep 06, 2018 4:43 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El Comienzo de un Gran Herrero [Solitaria]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: El Comienzo de un Gran Herrero [Solitaria]

Mensaje por Héredor Magnusson el Lun Mar 17, 2014 9:58 pm

Cap11 Espectro



Ya sabía que no conseguiría nada ensartando su cuerpo etéreo con la hacha, pero aun asi lo volvi a intentar, mientras se abalanzaba.  Otro intento en vano, traspaso mi hacha llego a mi, sentí su mano gélida nuevamente impulsandome hacia atrás y hacia el suelo, en un movimiento circular. Atravezando mi cuerpo y el suelo y dejandome en el piso.

Me quede un rato pensando en el suelo, cansado… ¿cansado?
Todo era extraño, me sentía agotado… Entiendo, era el fantasma ese.

Me levante, no lo veía, estaba escondido, me dirigí hacia la antorcha que aun tenia incrustada en las piedras, y la saque. El espectro vino nuevamente a por mi, desde mi espalda. Me gire rápidamente con la antorcha, y la reacción del espectro fue evitar el fuego y volver a atravesarme.

Sentí nuevamente esa corriente gélida que recorría mi cuerpo. Y más agotado, al principio era difícil de darse cuenta, pero con las pasadas, era obvio. Cada vez que me atravesaba parte de mi energía se esfumaba. Pero por lo visto evita el fuego. Por algo será.

De repente salio de entre las rocas, se dirigía hacia mi, y hacia su encuentro iba mi hacha, el espectro iba confiado a traspasar nuevamente mi hacha. Pero antes de llegar susurre a mi arma.

-Enciendete “Kaunaz”-
Acto seguido la runa brillo fuerte estalló en la runa y unas llamas brotaron y cubrieron la hoja de mi arma enseguida. La arma envuelta en fuego atravesó el espectro, rasgandolo por la mitad, la estela donde había pasado estaba quemandose, era como aire que se quemaba, una visión extraña.

El espectro horrorizado comenzó a gritar, no me quede contemplando a ver que pasaba, no tarde nada en reaccionar y lance un segundo tajo oblicuo, rasgando otra vez al espectro. El ser ese cayo en el suelo, era increíble que siquiera podía hacer eso. Pensaba que atravesaría todo el camino hacia abajo hasta el mismísimo infierno. Pero ahi estaba una cosa medio incorpórea gaseosa prendida en fuego en varias partes.

Me acerqué a él con el hacha en mano, aun tenia fuego la hoja, iluminaba algo mas la camara donde nos encontrabamos.

-Maldita sea- susurraba el espectro

-lo único que quería era vender lo que encontré maldita sea, pero todo cayó- seguía balbuceando. Si tuviera que adivinar, parecen las últimas palabras de alguien antes de morir… pero era un espectro, se supone que ya lo estaba, era algo irónico.

-Supongo que he sido un idiota ¿no?- dijo mirándome con esos cuencos vacíos donde deberían de haber ojos- Intentar proteger mi hallazgo después de que me cayera encima, debajo de esos escombros esta mi cadáver, podrías … rar … cuerpo?-

El fuego lo consumía poco a poco ya llegaba a su cara cuando hablaba, y por esa misma razón, consumió sus últimas palabras junto a lo que quedaba de su ser, pero esas ultimas palabras, me las imaginaba.


Última edición por Héredor Magnusson el Jue Mar 20, 2014 2:17 pm, editado 1 vez
avatar
Héredor Magnusson

Mensajes : 104
Link a Ficha y Cronología : Héredor
La Herrería Rúnica de Héredor

Nivel : 3
Experiencia : 220 / 1500

Volver arriba Ir abajo

Re: El Comienzo de un Gran Herrero [Solitaria]

Mensaje por Héredor Magnusson el Mar Mar 18, 2014 11:18 pm

Cap12  Epílogo.



Lo último que quedaba del espectro acabo incinerándose, y donde antes estaba, ya no quedan ni cenizas, no se ni que fue exactamente lo que se estaba quemando en ese lugar, pero no cabía duda de su existencia.

Al poco de desaparecer, y yo aun estando atónito, mi hacha finalmente amenazó con apagarse en un par de pestañeos, y se apago.

-así que este era el límite- dije mirando con detalle el arma.

No tenía ni rastro de quemaduras, ni defectos, la runa que antes brillaba, aún tenía una tenue luz, y acabaría apagándose también. Baje la guardia en la que había estado todo ese tiempo, y mire alrededor.  Fui a por mi pico, y decidido, comencé a picar, en donde apareció el fantasma por primera vez.

Estuve un buen rato, dandole duro a la pica, consegui varias gemas interesantes en mi camino, y varias rocas partidas las fui retirando y poniendo a un lado, mientras seguía excavando. No soy consciente del tiempo que estuve en aquella empresa, pero de repente me tope con algo más duro de lo normal, di un par de picadas más para confirmar, y luego pique alrededor. Debajo de las rocas se entreveia algo metálico y brillante. Seguí picando alrededor y retirando piedras hasta finalmente poder sacarlo.

Era un cadáver, totalmente seco y descompuesto, el caer debajo de toda esa piedra no solo lo mato, si no que medianamente lo preservo. Era un humano, mediría cerca de uno ochenta en vida. Tenía en la mano una pica y una ligera expresión de terror en el rostro. Sin embargo, y para mi sorpresa portaba una elegante armadura de acero enano, aunque poco detallada en cuanto a decoraciones. Este humano seguramente se mandó a pedir uno y no tenía demasiado dinero para pagar por extras.

Después de sacarlo, repare en que tambien tenia un saco con mas gemas de las que yo estaba extrayendo de las rocas mientras buscaba su cadáver. Murió por avaricia, seguramente se habría quedado a intentar llevarse sus gemas mientras todo se venía abajo. Cogí un saco que llevaba, hice dos cortes en lados opuestos para abrirlo como una manta, y tendí al cadáver en el saco. El saco originalmente estaba destinado a llevar minerales, joyas, etc. Pero por grande que fuera, no servirá para meter a alguien de 1,80, por lo que partiendolo conseguía mayor envergadura.

Cogí las joyas también, y las coloque encima del cadáver. Cogí las dos puntas de la recién improvisada camilla de tela, y arrastre al cadáver afuera.

Tarde más en volver, obviamente llevaba peso extra, pero a paso constante, llegue el pesado cadáver hasta la bóveda donde había dejado el vagón. Subi el cadaver, tapandolo relativamente con mi bolsa de viaje, me subí yo tambien, y emprendí mi viaje de vuelta.

El viaje comenzó bien, pero cuando faltó poco para mi parte más odiada, caí en la cuenta de la tortura que sería. Pronto me vi abrazado a un cadáver que bien podría estar décadas bajo tierra y maldiciendo mi suerte. La situación era irónica, yo muerto de miedo y aferrado a un muerto. Pero no podía evitarlo, y maldecía por ello. Era una imagen patética y despreciable. Después de largos minutos eternos, en los que empecé a darme cuenta que el muerto no había perdido del todo su mal olor. Volvimos finalmente a la zona menos inclinada. Y pude sacar mi cabeza del vagón para poder respirar.

….

Tiempo después llegue, con el cadáver, a la posada, cabaña o lo que sea.

Entre algo asfixiado, en parte por la subida con el muerto en brazos que tuve, y mire a Mortis.

-Afuera, tengo un conocido que perdió la vida en las cuevas- Mortis se me quedó mirando horrorizado.

-Espero que usted se ocupe de darle un entierro, no tiene que ser grande, un ataúd, una tumba, poco más- Mortis me miraba con desaprobación, y con una mueca en la cara y luego le tendí un saco que al abrirse reveló que estaba lleno de joyas.

-Este es el pago por la estancia, la comida y los servicios extras de funeraria, espero que sea más que suficiente para usted-

Mortis se quedó mirando las joyas dubitativo y luego me miró.

-No hay problema señor cliente, yo me encargare de todo- sonrio y se guardo el saco.  

….

Me quede un par de dias mas, habia guardado suficientes joyas para mi viaje de regreso, y supervisaba que efectivamente Mortis se ocuparía, ya entendía un poco a ese humano, solo le interesaba el dinero, y no se molestaba ni en rememorar los nombres de quienes le pagaban. Las cosas sucedieron rápido, y pronto llegó un ataúd, y empezaba a  cavar una tumba en el bosque.

Deje al humano, aún desconocido para mi y para todos con ropajes decentes en el ataúd, esta noche lo enterarian, pero yo partía ya.
-Nunca supe tu nombre, por lo que tu tumba no lo tendrá, pero espero que con esto ya no estes atormentado, y consigas tu descanso eterno- Con ello me despedí, con un par de gemas y una armadura de acero enano algo destrozada. Pasare a visitar al amigo que me hice antes de irme.
avatar
Héredor Magnusson

Mensajes : 104
Link a Ficha y Cronología : Héredor
La Herrería Rúnica de Héredor

Nivel : 3
Experiencia : 220 / 1500

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.