Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Junglas de Lustria
por Strindgaard Dom Mayo 19, 2019 5:37 am

» [Campaña] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Amelie Winter Dom Mayo 19, 2019 1:40 am

» Un Dios entre Nosotros.
por Azura Vie Mayo 17, 2019 9:05 pm

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Karasu Vie Mayo 17, 2019 3:34 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Strindgaard Vie Mayo 17, 2019 12:18 pm

» [Reclutamiento y OFF] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Rimbaud Vie Mayo 17, 2019 3:54 am

» Encuentro desafortunado
por Shirei Jue Mayo 16, 2019 3:23 am

» Reglas de Noreth
por Adorno Azurbanipal Dom Mayo 12, 2019 3:03 am

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Sáb Mayo 11, 2019 4:59 pm

» Nas~
por Alegorn Vie Mayo 10, 2019 1:53 am



Cruel despertar H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
Cruel despertar SiUh6o7
Cruel despertar KRfbrcG
Cruel despertar 9fBXn98

Cruel despertar

Ir abajo

Cruel despertar Empty Cruel despertar

Mensaje por Kyr'am el Vie Jun 13, 2014 3:33 am

La luz de la luna golpeo en su rostro por primera vez en un milenio, la brisa acariciaba sus mejillas y su cabello ondeaba al viento, los faldones de su armadura intactos pese al tiempo golpeaban contra sus piernas haciéndole notar sus extremidades, por primera vez en siglos Kyr’am se sentía vivo, pero esas sensaciones no durarían, sabia que la voluntad que lo había traído a este mundo podía también acabar con su vida, o lo que es peor con su existencia, no podía permitirse no informar a su señor Lluuhgua después de haber estado siglos en Noreth sin informar, no podía demorarse mas o el daño seria irreparable.
Camino entre bosques y montañas durante horas en busca de un ápice de civilización, pero todo parecía en vano, necesitaba encontrar a alguien para ponerse en contacto con su señor o seria demasiado tarde, pues Kyr’am sabia que su señor se preguntaría porque después de tanto tiempo la esencia de uno de sus siervos había vuelto al mundo.

-*Si no encuentro pronto a alguien creo que lo pagare muy caro*-

Un sonido perturbo su concentración a su espalda, pero desaparecio tan pronto como habia aparecido, eso le estaba poniendo nervioso, algo poco comun en su ser.

-¿Hay alguien hay?-

Dijo dirigiendo su mirada hacia un roble cercano.

-Se que estas hay, sal no te are daño-

Unos ojos Azules como el invierno y cautivadores le miraron con curiosidad, era una niña de unos 10 años, su pelo era dorado como el oro y relucía con los rayos de luna que dejaban pasar las copas de los árboles.

-¿Quien eres pequeña, te has perdido como yo?-

Kyr’am mostró una sonrisa amable y cautivadora que inundo el corazón de la niña de confianza.

-No, no me perdí vivo tras esos arboles de allí, ¿tu quien eres tus ropas son extrañas?-

Dijo la niña mientras se aproximaba, con paso confiado aunque ágil, se notaba que caminaba por el bosque con frecuencia.

-¿Soy Kyr’am, pero puedes llamarme Kyr y tu como te llamas pequeña?-

La niña a penas le miraba a los ojos ya, parecía examinarlo de arriba abajo con la mirada, hasta que se planto frente a el y le dijo.

-Soy katherine y mi padre es el protector de este bosque, parece que te has perdido, mi padre seguro que querrá ayudarte, siempre ayuda a los que se pierden-

La niña decidida le cogió de la mano y lo llevo hasta una cabaña iluminada, en la cual un hombre esperaba en el porche armado hacha de leñador. El hombre al ver a la niña dijo.

-Katherine te dije mil veces que no deambules por el bosque a estas horas, es peligroso-

La niña bajo la mirada al suelo avergonzada, pero no replico hasta que su padre hubo acabado su discurso para después mirar a Kyr’am.

-¿Tu quien eres?-

Kyr’am musito algo, pero antes de que pudiera decir nada coherente la niña se adelanto y dijo.

- Es Kyr papa, estaba perdido en el bosque y le traje aquí, dado que siempre me dices, que es peligroso el bosque para los que no lo conocen-

El hombre frunció el ceño, mientras escudriñaba a Kyr’am, para finalmente suspirar de alivio.

-Bueno, ya esta hecho así que pasa dentro Katherine y ayuda a tu madre con la cena, dile que seremos uno más-

La niña obedeció a regañadientes a su padre y entro dentro de la cabaña.

-Perdona a mi hija, suele ser muy impulsiva, pero dime ¿Qué trae a un guerrero hasta estos lugares tan alejados?-

En ningún momento el hombre había soltado el hacha de entre sus robustos brazos, algo que no sorprendió en absoluto a Kyr’am.

-Me llamo Kyr’am, me aleje de mi grupo y me eh perdido, hacia mucho que no me pasaba esto, es embarazoso, pero seria tan amable de indicarme como llegar al pueblo mas próximo, no querría molestar a su encantadora familia con mi presencia-

El hombre relajo, la postura, parecía que había decidido que Kyr’am no era una amenaza.

-Tranquilo, pasa muy en ocasiones, les pasa a los rastreadores y por tu armadura supongo que eres cazador, el pueblo mas cercano esta a unos 4 kilómetros al sur, pero caminar por estos bosques de noche es muy peligroso, y mas si no lo conoces bien, ven sígueme, mi mujer esta preparando jabalí estofado y le queda delicioso, pero no permito armas en mi casa-

El hombre dejo su hacha encima de la mesa del porche al igual que Kyr’am su lanza y su espada y entraron en la vivienda, pero no era idiota, así que se guardo el cuchillo de caza en el muslo y entro tras aquel extraño hombre. La primera impresión del lugar fue acogedora, en la chimenea había un delicioso jabalí asándose mientras una hermosa mujer de unos 30 años le echaba especias y le sonreía a Katherine.

-Cariño este es nuestro invitado Kyr’am, ella es mi esposa Persefone-

La mujer era hermosa como los primeros rayos de sol que se reflejan en la nieve, sus labios eran rosados y sus ojos azules brillaban alumbrados por el fuego, Kyr’am le hizo una reverencia para seguidamente decirle a aquel hombre.

-Tiene usted una hermosa esposa y una hija adorable, señor-

El hombre fue a decir algo, pero lo único que se escucho fue el grito de terror de la mujer al ver como el cuchillo de Kyr’am se deslizaba rápidamente por la garganta de aquel hombre, haciendo brotar de la herida una enorme cantidad de sangre, para seguidamente caer al suelo ahogándose en su propia sangre.

-No es nada personal mi señora, pero tengo que hacer una llamada-

La niña estaba desencajada por el terror, su rostro reflejaba la atrocidad que sus hermosos ojos acababan de presenciar, la madre tan solo gritaba como una loca mientras aquel demonio, le arrancaba la ropa y la lanzaba contra el cuerpo inerte de su marido.

-Tranquila mi señora, su pequeña no morirá si hace lo que le digo-

Dijo este mientras mostraba una sonrisa repelente y aterradora en su rostro, y con la mano acariciaba los cabellos rubios de la niña.

-Por favor déjala marchar, es solo una niña-

Decía la madre entre sollozos mientras se aferraba al cuerpo todavía caliente de su marido.

-Todavía no, mi señora Persefone, todavía necesito a su hija-

Dijo mientras se aproximaba a la mujer desnuda cubierta de la sangre de su marido.

-Primero le are ver como su madre disfruta-

La mujer forcejeaba por zafarse del agresor, pero Kyr’am era mas fuerte que ella y la violo sobre el cuerpo todavía caliente de su marida, mientras le decía a la pequeña niña.

-Tranquila, tu madre no sufre, solo disfruta de la inminente muerte-


Acometida tras acometida la mujer se resistía menos, y pese a detestar a Kyr’am, no podía impedir sus impulsos, el placer la embargaba como un torrente por todo su cuerpo, pero en el preciso instante del clímax, noto una punzada en el estomago, el cuchillo de Kyr’am la había penetrado como si de mantequilla se tratase, la sangre goteaba a borbotones, bajo la horrorizada mirada de su amada hija.

-Perdóname Kathe….-

Antes de haber terminado la frase el cuchillo se retorció bajo la mano de Kyr’am, haciendo que muriera en una espiral de placer y agonía. Tras incorporarse Kyr’am se aproximo a la pequeña y dijo.

-Ahora bebe esto y prometo devolverte a tus padres-

Katherine miro la copa que le entregaba aquel demonio cubierto de la sangre de sus padres, pero sin dudarlo bebió, lo que causo una gran satisfacción en Kyr’am.

-Mi señor tu humilde siervo te invoca aparece, ante mi-

La niña se convulsiono y sus ojos comenzaron a teñirse de negro para finalmente con una voz siniestra y aterradora decir.

-Tu, hacia tiempo que te creía muerto, quizás debería acabar yo mismo con tu existencia por haber desaparecido tanto tiempo-

Una mirada de la niña poseída basto para que a Kyr’am se le helara la sangre.

-Mi señor, no fue culpa mi esos bastardos que me invocaron, después de ver lo que hice me sellaron-

Una presión comenzó en el cuello del demonio, como si alguien le asfixiara, levantándole un par de palmos del suelo.

-Esperas que te perdone después de un milenio de ausencia-

La presión era cada vez más fuerte y era como si el corazón le ardiera por dentro.

-¡Por favor mi señor se lo suplico, no le fallare, lo juro!-

-Tus juramentos no valen nada Kyr’am be Runi, me has fallado-

Kyr’am soltó un grito de dolor y sus ojos comenzaron a llorar sangre, pero de pronto callo al suelo de rodillas y una risa aterradora resonó en la habitación.

-Idiota, las guerras no se ganan matando a tus propios soldados, quien te crees que te libero de tu cautiverio tras mil años, te crees que no disfrute viendo como masacrabas a esa patética aldea y sembrabas el caos, te crees que no disfrute viéndote torturar y violar a esta familia, parece que no lo entiendes Kyr’am ¡Todo lo que eres y haces me pertenece!… y por ahora me satisface como causas la muerte y el caos-


Kyr’am suspiro aliviado, pues su señor le reservaba grandes planes por lo que decía.

-¿Que queréis que haga por vos mi señor?-

-Simplemente haz lo que mejor se te da, causa la muerte y el caos hay por donde vayas, pero ten cuidado mi joven siervo, no eres el único que causa la muerte por este mundo y me molestaría haber gastado energía en liberarte. para que un puto caza demonios de mierda te exterminara, créeme lo que te haría uno de ellos no se puede comparar a lo que seria mi ira-

-No señor, no le fallare-

La cara de Kyr’am estaba desencajada por el horror de imaginar los tormentos que le causaría su señor Lluuhgua si le fallara. y se acordó del precio que había pagado, su alma a cambio de la vida. ¿Valía la pena ese precio? Esa era la pregunta que se había hecho durante mas de un milenio, había renunciado a su humanidad por servirle, pero Lluuhgua pese a ser cruel siempre había sido fiel a su palabra y el no iba ser menos.

-Antes de que sigas tú camino toma esto-

La sangre que había en el suelo se arremolino convirtiéndose en un anillo de plata el cual cayo delante de Kyr’am.

-Siempre que necesites mis palabras, solo debes besar el anillo y mi voz resonara en tu mente, pero recuerda esto, si me fallas de nuevo, no habrá dioses que te protejan de mi cólera, ni perdón para ti Kyr’am-


Las luces de la habitación se extinguieron y la niña cayo al suelo muerta, con sus ojos inexpresivos como la luna y lagrimas de sangre recorriendo sus mejillas.

Kyr’am cogió el anillo y se lo puso en el dedo, pero antes de eso marcharse definitivamente de ese lugar, le prendió fuego hasta los cimientos, pues no iba a pasar por alto las advertencias de su señor, tras coger sus armas, prosiguió su camino, pues no le quedaba otra causar la muerte y el miedo tal como su señor deseaba.


Anillo de sangre:
El anillo que le entrego a Kyr'am su señor, es un anillo corriente de plata el cual le permite hablar a traves de la mente con su señor cuando este lo desea o cuando Kyr'am lo besa.

Peso:15gr
img:

Cruel despertar 51djRGYtUqL._SY300_

Kyr'am
Kyr'am

Mensajes : 61
Nivel : 3
Experiencia : 330 / 1500

Volver arriba Ir abajo

Cruel despertar Empty Re: Cruel despertar

Mensaje por Mister Orange el Vie Jun 13, 2014 9:39 pm

Ok, todo en orden, se le dará color y los respectivos diamantes y exp. Es libre de rolear en el foro ya.
Mister Orange
Mister Orange

Mensajes : 1109
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.