Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» A Hope's Tail
Hoy a las 8:32 pm por Gar'Shur

» El deber de un jefe
Hoy a las 3:44 pm por Varok

» Strindgaard
Hoy a las 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Hoy a las 1:19 pm por Bizcocho

» Pero sin presiones eeh!
Hoy a las 12:37 pm por Lujuria

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


[evento leyenda] El visitante en el sombrero de seda. La historia de Eneomanos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[evento leyenda] El visitante en el sombrero de seda. La historia de Eneomanos.

Mensaje por Necross Belmont el Lun Ago 11, 2014 7:24 pm

Valashia, un reino que desde que nació ha sido conflictivo, una tierra donde la sangre de los inocentes es vertida diariamente.  Cuatro son las naciones que actualmente luchan entre sí, matando a sus hermanos, y contaminando más la tierra. En tiempos antiguos, también eran cuatro, pero una de estas ciudades, desapareció en la oscuridad.

Donde Shading, Dalkia y Halteese  tenían sus límites fronterizos establecidos, en el centro exacto de las tres ciudades, existía una que colindaba, Xerxes. Pueblo desértico, de una esperanza de vida corta, donde el calor era insoportable, pero había vida en esa ciudad.

La vida, como se dijo, fue difícil para la gente de Xerxes, no había lugar para cultivar, el agua era escasa, pero la gente humilde  vivía feliz. Adoraban sus tierras, vivían en la miseria, pero eran felices.

Gracias a los oasis del desierto, la gente creo vida, tenían animales, verdes campos, gente feliz después de todo. Eso, hasta que la gran guerra entre Shading, Dalkia, y Halteese se desato.  En los grabados de la historia de Valashia, la guerra entre ciudades siempre ha existido, pareciera que tienen tendencia a la muerte, quizás los dioses prepararon todo esto para acabar con los humanos, quizás ellos sabían lo que pasaría con Xerxes.

La ciudad desértica, estaba en medio del conflicto, las tropas de las ciudades aledañas usaron esas tierras como campo de batalla, la lucha real era para conquistar el desierto, y así expandir la ciudad ganadora.

El pensamiento egoísta hizo que los habitantes de Xerxes despreciaran a sus ciudades hermanas, atacaron sin previo aviso, masacraron  a su estirpe sin razón válida; solo el egoísmo de la humanidad y la posibilidad de expansión, parecía ser la razón más grande.  En el gran palacio de la ciudad desértica la gente se reunió en busca de asilo. Allí, un joven con espíritu luchador, un joven  llamado Nuculais, comenzó a relatar que él conocía la manera de desterrar a los invasores y detener la masacre.

El joven Nuculais practicaba magia, de la más oscura, y esa que es capaz de levantar entidades de otros mundos. Nuculais conto que sabía de un ser, tan poderoso que podría llevarse a los invasores y así mantener la paz de esta tierra; que solo pediría a cambio devoción total, era un demonio, de un reino lejano, perdido entre el tiempo, y fuera de Noreth.

Mientras tanto, la guerra entre las tres ciudades continuaba,  la gran mayoría de perdidas estaban en Xerxes, civiles erróneamente asesinados, mujeres violadas, niños como esclavos, la situación era decadente.

El joven Nuculais, logro invocar a la esencia de la legión, y con ello, obtuvo un nuevo cuerpo, nuevas habilidades, y el espíritu del demonio unido para siempre con el suyo.



El gran poder que el joven Nuculais consiguió no fue suficiente para hacer retroceder a los invasores, aunque si logro diezmarlos. Por sí mismo, consiguió acabar con la gran mayoría, y cuando creía que ellos se rendirían, trajeron más tropas.

Viendo que Nuculais era demasiado poderoso, las tres ciudades se aliaron contra Xerxes, debían derrotar el mal común;  esto llevo a  más muertes, más decadencia. Los soldados Habían olvidado su humanidad, su capacidad de perdonar, el discernir entre el bien y el mal, ahora solo causaban caos. Nuculais pidió, imploro por más poder, necesitaba expeler el mal de sus tierras; la legión en su alma, le dijo que habría una manera de desterrar a los invasores, pero que el sacrificio para ello sería demasiado grande.

La legión le comento a Nuculais, que cada habitante de Xerxes debía acceder, que cada habitante debería firmar con sangre, o el trato no tendría efecto.  Los ciudadanos, alentados por el valor de Nuculais, aceptaron. Los que quedaban vivos, se cortaron la palma de la mano, y en el gran palacio dejaron su marca de sangre.

El trato fue suficiente para la legión, y de cada habitante de Xerxes, un halo negro comenzó a rodearlos, un vapor  totalmente negro  atrapaba sus cuerpos, sus ojos lloraban sangre, sus uñas crecían rápidamente. Los más jóvenes llegaron a su edad adulta, los más viejos se hicieron polvo, pero Nuculais, que era el contenedor de la legión, muto.



Su cuerpo cambio, creció, se volvió demoniaco. Nuculais quería más, quería mucho más, y la legión aprovecho eso. Del cuerpo del antes humano, se abrió el pecho, se dejó ver el corazón oscuro de Nuculais, y de allí, un rayo rojizo escapo. Y ese rayo rojizo, comenzó a absorber la energía de los que sobrevivieron al aura negra. Hombres, mujeres, y niños, fueron sacrificados a la legión, y sus cuerpos comenzaron a rodear el círculo rojo que había escapado de Nuculais.

La legión, con su nueva forma, creció de tamaño. El cuerpo destrozado del joven Nuculais, quedo en el piso, moribundo, fue absorbido por la legión, y esta entidad  lo hizo su centro, lo unió con la esfera roja antes mencionada.



Los soldados invasores veían como la legión crecía desmesuradamente, como absorbía las casas de Xerxes, como  devoraba toda vida cercana, como sus hermanos de armas eran atrapados para siempre, y sus cuerpos, eran usados como piel para la entidad.

Los soldados de Shading, Dalkia, y Halteese, se aterraron, el demonio a sus ojos devoraba todo, era incontenible, imparable. Pero eso no era todo lo que la legión era capaz de hacer.  Los cuerpos de los habitantes de Xerxes y de los soldados invasores,  aquellos que armaban  y protegían a la legión;  cayeron al piso, perdieron sus ropajes, solo quedo la piel y perdieron sus ojos, ahora no eran más que pedazos de carne caminantes. Y la legión los había enviado para cosechar más muertes.

Los mensajes sobre la inminente destrucción llegaron a los reyes de cada ciudad, entre ellos planearon como detener a la legión. Pero eso era imposible, no podía ser derrotado, no podía ser destruido, según ellos, se necesitaba otra entidad poderosa para hacerlas batallar, pero quizás el mundo se extermine más rápido si hacen algo así.

Pero quizás no era necesaria otra entidad de otra dimensión, quizás solo necesitaban la dimensión. El plan era encerrar a la legión en otro mundo, un mundo que un hechicero conocía por libros. Según esos libros, cualquiera que conozca el “corredor infinito” estaría condenado a pasar su eternidad en ese lugar. El mago del tiempo, Eneomanos,  hizo los conjuros necesarios para abrir la puerta al corredor.



Sacrifico su más grande tesoro, a su familia, era la única manera de que el encierro funcionara.  Y él lo hizo, obligado, pero lo hizo.

Antes de que la legión cruzara los límites de Xerxes, lograron detenerla. Para este punto de la historia, el armazón de la legión, era inmenso, su límite se perdía en el cielo, y la tierra se rompía en su base.

La entidad retomo su avance, no era suficiente la magia de Eneomanos.  Los soldados de las tres ciudades, sacrificando todo, decidieron atacar al demonio.  Se abrieron paso por su piel de humanos, pero al momento de intentar cortar la pared de carne, esta gritaba, sufría, los condenados por la legión vivirían por siempre, siendo la armadura del demonio.

Eneomanos, sacrificándose a sí mismo, logro llevarse a la legión al corredor infinito,  gracias a la ayuda de los soldados de Shading, Dalkia, y Halteese. El portal que abrió logro succionar al demonio, a más de un soldado, y al mago del tiempo.

Xerxes quedo completamente en ruinas, no había vida, y nunca más crecería nada en sus tierras, sus oasis se secaron, y las prendas de miles de personas quedaron volando en los cielos.
                                                                                 
<<_>>

Los años pasaron, la historia de la legión quedo grabada para siempre en la gente de Valashia. En los tiempos actuales, hay un culto que quiere despertar nuevamente al demonio, para  así limpiar el mundo de toda la maldad, de toda bondad… para borrar toda existencia.



¿Quién te conoce Invitado?
avatar
Necross Belmont
The Azure Knight

Mensajes : 1010
Edad : 97
Link a Ficha y Cronología : Necross Belmont
Un Hombre sin Lobo

Nivel : 7
Experiencia : 2630 / 3500

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.